Recorre a tu aire los lugares más emblemáticos de Dubái, Bangkok e Isla de Phuket

Comenzaremos nuestro viaje en Dubái. Esta moderna urbe perteneciente a los Emiratos Árabes Unidos rivaliza con las principales ciudades del mundo en casi todo. Y es que en Dubái todo es a lo grande. Aquí el lujo y la opulencia se mezclan con la cultura árabe y las propuestas culturales más punteras. Descubre uno de los rincones más singulares del planeta salpicado de insólitos edificios futuristas, multitud de propuestas de ocio y entretenimiento y un skyline imposible. Durante tu estancia podrás disfrutar del shopping en sus gigantescos centros comerciales; saborear un delicioso té en el Burj Khalifa, el edificio más alto del planeta; practicar el snowboard en Ski Dubai, la estación de nieve artificial más grande del mundo, rodeada de desierto y que encontrarás dentro del centro comercial Mall of The Emirates; y tomar el pulso a la ciudad conduciendo un Porche o un Ferrari. 

Posteriormente, volaremos a Tailandia. Nuestra primera parada será Bangkok, la cosmopolita capital tailandesa. Ubicada a orillas del río Chao Phraya, esta ciudad ultramoderna fascina a más de doce millones de turistas extranjeros cada año con sus 300 monasterios y templos thais -encabezados por el Gran Palacio Imperial, los Wats del Buda reclinado y del Buda Esmeralda o el Templo del Amanecer- su centro histórico, sus apreciables rascacielos y terrazas con bar, sus espectaculares spas, sus cientos de mercados y su deliciosa gastronomía.

Nuestra última parada será la Isla de Phuket, la mayor isla de Tailandia. Situada en el extremo sur del país y unida a la península de Malaca (península malaya o península de Malasia) por un puente, Phuket ofrece grandes playas de fina y blanca arena, coquetas calas rocosas, paisajes sorprendentes, tratamientos de spa, visitas culturales y alojamientos de ensueño a precios muy competitivos. Además desde ella podrás explorar otras islas cercanas como las Phi Phi, así como realizar excursiones en canoa por la bahía de Phang Nga. ¿A qué esperas para reservar tu plaza? ¡No querrás volver a casa!

Descubre el programa de viaje

Tailandia

Día 1: España - Dubái

Vuelo con destino a Dubái. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 2: Dubái

Día libre. Alojamiento.

Día 3: Dubái

Día libre. Alojamiento.

Día 4: Dubái - Bangkok

Traslado al aeropuerto para coger un vuelo con destino a Bangkok. Llegada y traslado al hotel seleccionado. Resto del día libre. Alojamiento.

Día 5: Bangkok

Día libre. Alojamiento.

Día 6: Bangkok

Día libre. Alojamiento.

Día 7: Bangkok - Phuket

Traslado al aeropuerto para coger un vuelo con destino a Phuket, una isla del litoral tailandés famosa por su magnífico clima, sus espectaculares playas y sus numerosas atracciones turísticas. Llegada y traslado al hotel seleccionado. Resto del día libre. Alojamiento.

Día 8: Phuket

Día Libre. Alojamiento.

Día 9: Phuket

Día libre. Alojamiento.

Día 10: Phuket

Día libre. Alojamiento.

Día 11: Phuket - España

A la hora previamente acordada, traslado al aeropuerto para coger un vuelo de regreso a España.

Subida a la torre Burj Khalifa

Disfruta de las vistas que te ofrece el espectacular Burj Khalifa

Con una altura de 828 metros de altura –algo más si contamos su antena–, la torre Burj Khalifa es actualmente el edificio más alto del mundo. Situado en la ciudad de Dubái, sin duda ofrece una de las mejores vistas de ésta, por lo que merece la pena enfrentarse al vértigo y disfrutar de la panorámica que nos ofrecen sus miradores.   

Se trata de un auténtico prodigio de la ingeniería, por lo que se tardaron varios años en su construcción y en la que participaron miles de personas de varios países. Abrió sus puertas a principios del 2010 y, además de disponer de diversos pisos residenciales –algo insólito hasta el momento–, cuenta con dos miradores desde los que se obtienen una visión de Dubái realmente espectacular.  

El primer mirador que se abrió se encuentra en la planta 124, a más de cuatrocientos metros de altura, mientras que el segundo de ellos –de inauguración más reciente– se encuentra varios pisos más arriba, alcanzando una altura de 555 metros y siendo así el mirador más alto del mundo.

Hay que tener en cuenta que las entradas para subir deben reservarse con cierta antelación, pues tienden a agotarse con bastante rapidez, especialmente durante las horas del atardecer, el mejor momento para realizar el ascenso.

¿Sabías que...

…en lengua árabe, la palabra burj significa “torre”? Anteriormente este edificio fue conocido con el nombre de Burj Dubai –la Torre Dubái– y, al ser inaugurado en 2010, le arrebató el título de edificio más alto del mundo a la Torre Taipei 101, con una altura de unos 500 metros y ubicada en la ciudad taiwanesa de la que recibe su nombre.   

Si comparáramos el Burj Khalifa con uno de los rascacielos más conocidos del mundo, el Empire State Building de Nueva York, veríamos como éste sólo llegaría a la mitad del edificio dubaití, por lo que no debe sorprendernos que sea visible desde más de noventa kilómetros de distancia.

Paseo en barco por la ría de Dubái

Explora la capital del emirato desde otra perspectiva

La capital del emirato de Dubái está dividida por una ría conocida como Dubai Creek, que separa la ciudad en dos partes que conforman los históricos barrios de Deira y Bur Dubai. Unidos hoy día por varios puentes, un túnel y pequeños taxis acuáticos que transportan a los peatones.  

Conocida ya por los antiguos griegos, en la actualidad existe la posibilidad de realizar un agradable paseo en barco por sus aguas, que se introducen tierra adentro durante unos diez kilómetros aproximadamente.  

Actualmente las ribas de Dubai Creek se han convertido en una de las mejores zonas para pasear por la ciudad y sin duda es muy recomendable realizar un paseo en barco para disfrutar de una perspectiva de la ciudad totalmente original, especialmente durante el atardecer. Algunas opciones ofrecen incluso cena a bordo.

Un poco de historia

Dubai Creek fue durante el siglo XX el puerto más importante de toda la región, pues llegaban a sus aguas numerosas embarcaciones que comerciaban con países africanos y asiáticos. Aunque sus características no permitían el transporte a gran escala, sirvió de base para los dhows procedentes de estos lugares y convirtió Dubái en un importante enclave comercial.

A ello hay que añadir que la extracción de perlas marinas –que fue un importante sector económico de la ciudad durante mucho tiempo– se basó inicialmente en sustracciones realizadas precisamente en Dubai Creek, así como el desarrollo de un importante sector pesquero que aprovechó la amplia vida marina de la ría. 

VIVE UNAS VACACIONES DIFERENTES

Contempla un skyline imposible desde el cielo

Contemplar el gigantesco skyline de Dubái es siempre un auténtico espectáculo. Aún más si se divisa desde el cielo. La ciudad te ofrece magníficas excursiones en helicóptero que te permitirán disfrutar de las mejores vistas del Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo y símbolo de Dubái; la Palmera Jumeirah, una increíble isla artificial que representa la imagen de la ciudad; el Mundo, un conjunto de 300 islas artificiales que desde el aire forman el mapamundi; y el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo con 828 metros de altura.

Podrás elegir entre diferentes tours y vivir una experiencia inolvidable. ¿A qué esperas?

Tour de 12 minutos. Con esta opción, tendrás la oportunidad de disfrutar de las vistas de Dubai Festival City, Dubai Creek, el campo de golf Deira Golf Club, Puerto Rashid, la carretera Sheikh Zayed, Dubai Downtown y Burj Khalifa.

Tour de 17 minutos. En este vuelo se te ofrece la oportunidad de atravesar la ciudad por Dubai Downtown hasta llegar a la Palmera Jumeirah, el Burj Al Arab y el hotel Atlantis.

Tour de 22 minutos. Esta última opción es la más completa y la más recomendable ya que se sobrevuela la costa, la zona más espectacular de Dubái,  y los proyectos que se han ido estableciendo sobre el agua. ¡No te lo pierdas!

No te lo pierdas

Además, desde lo alto, podrás contemplar la espectacular Fuente de Dubái que mide 275 metros de longitud (un 25% más que las Fuentes del Bellagio) y cuenta con 6.600 focos y 50 video proyectores para iluminar el agua. Sus impulsores son capaces de lanzar el agua a más de 150 metros de altura.

Visitar el mercado flotante de Damnern Saduak

Sumérgete en un espectáculo incomparable navegando por los canales

Pocas estampas resultan más características de este país asiático que sus mercados flotantes. Sin duda, se trata de  un estallido de color, olores y sensaciones que nadie debería perderse en su primera visita a Tailandia. De ahí que descubrir el mercado de Damnern Saduak resulte una asignatura obligada durante tu estancia en Bangkok. Y para que pruebas comprobarlo, te invitamos a no dejar pasar esta increíble excursión, con la que disfrutarás de momentos irrepetibles.

Esta aventura se inicia a primera hora de la mañana, saliendo de nuestro hotel en Bangkok con dirección a Damnern Saduak. Una vez allí, realizaremos un emocionante paseo en barca para vivir en primera persona su vibrante día a día, marcado por el ajetreo de los comerciantes, quienes venden sus productos de barca a barca o desde su propia embarcación a la orilla.

Huelga decir que te sorprenderán la gran variedad de bienes y productos que allí se pueden comprar, aunque destacan los productos del campo. ¿Hay mejor ocasión para poner en práctica tus dotes de negociación?

Tras el paseo, nos acercaremos al espectacular Phra Pathom Chedi. Situado en Nakorn Pathom, se trata del monumento budista más alto del mundo.

Para redondear esta increíble visita, degustaremos un suculento almuerzo en Samphran Riverside y, por último, disfrutaremos de un espectáculo cultural en el Jardín de las Rosas que nos acercará un poco más a la cultura local. A lo largo de la función, veremos representaciones de una boda tailandesa, la ordenación de un monje, una demostración de muay thai (boxeo tailandés), una lucha de espadas y, finalmente, danza clásica y folclórica de todos los rincones de Tailandia. 

¿Sabías que…

…al boxeo tailandés también es conocido como el “arte de las ocho armas”?

Este sobrenombre que recibe el muay thai se debe a que, a diferencia de otras variantes del boxeo, se practica utilizando los dos puños, los dos codos, las dos rodillas y los dos pies. Por este motivo, se trata de una disciplina muy exigente, en la que los boxeadores pueden perder más de 1.000 calorías en una hora.

Asimismo, el muay thai es también un símbolo nacional de la historia y la identidad del reino de Tailandia. Sus orígenes hay que buscarlos en el muay boran, una variante tradicional que entronca con las artes marciales. De todos modos, no hay que perder de vista que en otras zonas del sudeste asiático también existen disciplinas similares, como el prodal, propio de Camboya; el muay lao, de Laos; el tomoy, vigente en Malasia, o el lehwei, de Myanmar (la antigua Birmania).

Asistir a una cena-crucero por el río Chao Phraya

Contempla la ciudad iluminada mientras disfrutas de la mejor música en vivo

¿Existe un lugar mejor en Bangkok para contemplar la ciudad que las aguas del río Chao Phraya? Te garantizamos que con ninguna otra opción disfrutarás más de esta cosmopolita urbe. Por eso, te animamos a participar en una espectacular cena-crucero a bordo de una embarcación.

No tendrás que preocuparte de nada: nosotros nos encargaremos de todo. A la hora acordada, uno de nuestros representantes en la zona vendrá a buscarte a tu hotel y te llevará hasta el muelle, donde subirás a bordo de un barco con aire acondicionado y dotado de todas las comodidades.

Durante la travesía, desfilarán ante tus ojos las imágenes más impactantes del área metropolitana de Bangkok, cuyos templos y rascacielos iluminados dan paso a una panorámica nocturna única. De especial interés resulta el Palacio Real, cuya silueta te hipnotizará. Además de la capital tailandesa, también tendrás ocasión de contemplar la villa de Thonburi, que se alza sobre el banco derecho (occidental) del Chao Phraya.

Y entretanto, saborearás una riquísima cena bufet en la que no faltarán algunos platos típicos de la cocina tai. Todo ello amenizado con música en vivo.

¿Se puede pedir más?

¿Sabías que…

el nombre completo de la ciudad de Bangkok consta de 167 letras, y de 191 si nos fijamos en su transliteración más culta? Con semejante registro, no es de extrañar que sea el topónimo oficial más largo del mundo.

De hecho, el nombre ceremonial íntegro es el siguiente (toma aire si deseas leerlo en voz alta): Krung Thep Mahanakhon Amon Rattanakosindra Mahinthara Ayutthaya Mahadilok Phop Noppharat Ratchathani Burirom Udomratchaniwet Mahasathan Amon Piman Awatan Sathit Sakkathattiya Witsanukam Prasit,

Esta denominación tan poco manejable se traduce como sigue: “Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukarn”. 

Visitar los canales de Bangkok y el templo de la Aurora

Déjate seducir por uno de los rincones más pintorescos de la capital tailandesa

¿Quieres conocer la esencia más genuina de Bangkok y, al mismo tiempo, maravillarte ante una de las joyas arquitectónicas de la capital? Si es así, te invitamos a sumarte a este sugerente recorrido, en el que podrás contemplar los canales del río Chao Phraya y, además, extasiarte ante uno de los templos más espectaculares de la ciudad.

Iniciaremos el recorrido en el cauce fluvial que riega las calles de Bangkok, y que alimenta los numerosos canales que atraviesan el trazado urbano. En ellos, seremos testigos del peculiar día a día de los habitantes de la zona, que viven del agua y por el agua. Por el momento, te escatimaremos los detalles, para que esta estampa te sorprenda aún más.

Durante el recorrido, también efectuaremos una parada en uno de los iconos más famosos de Bangkok: el templo de la Aurora o Wat Arun. Este imponente edificio debe su nombre a Aruna, el dios hindú del alba, ya que, según cuenta la leyenda, el rey Taksin llegó a la salida del sol a la devastada ciudad de Ayutthaya, en octubre de 1767.

La torre central del santuario (o prang) posee una altura de 82 m, lo que la convierte en la más alta de Bangkok. No menos llamativo resulta su estilo arquitectónico, de factura jemer, que evoca a los templos camboyanos. En las esquinas del templo, verás otros cuatro prangs de menor altura, si bien todas ellas están decoradas con porcelana china. Por lo que atañe a su ornamentación, también te llamarán poderosamente la atención los guardias chinos que custodian el recinto, y que te transportarán por un momento al arte y la cultura del gigante asiático. ¡No te lo pierdas!

¿Sabías que…

…Bangkok es una ciudad con una influencia marcadamente china, lo que también se refleja en su arquitectura?

De hecho, la presencia del gigante asiático en Bangkok es incluso anterior a su fundación, cuando Thonburi Si Mahasamut no pasaba de ser un pequeño puerto comercial chino junto al río Chao Phraya. En la década de 1780, coincidiendo con el reinado de Ranma I, se contrató mano de obra china para construir la nueva capital tailandesa. No obstante, los chinos ya estaban instalados en la zona, y fueron reubicados en los distritos de Yaowarat y Sampeng (la actual Chinatown).

Además, también durante el reinado de este monarca, fueron muchos los habitantes que empezaron a prosperar: no era extraño verles controlar tiendas y negocios. Los europeos que visitaron la ciudad en la década de 1820 se sorprendieron del gran número de barcos comerciales chinos que había, hasta el punto de creer que esta nacionalidad era la que más abundaba en Bangkok. Y no sólo eso: los nuevos ricos chinos dieron pie al nacimiento de las primeras élites de Tailandia, además de la realeza (los denominados jôw sŏoa o señores del comercio).

Ya en tiempos de Ranma III, la ciudad empezó a asimilar numerosos rasgos de la cultura del llamado País del Centro, como el diseño, la moda, la literatura y, por supuesto, la gastronomía. Por si fuera poco, los matrimonios sino-siameses se multiplicaron, por lo que, a principios del siglo XX, resultaba casi imposible hacer una distinción clara entre ambas etnias.

Realizar un crucero por las islas Phi Phi

Admira las bahías más hermosas del sureste asiático

Si visitas Phuket, no puedes dejar de aprovechar tu estancia en la zona para adentrarte en uno de los parajes costeros más fascinantes de Tailandia. Para ello, te animamos a participar en un  crucero por las Phi Phi.

A la hora acordada, te recogerán en tu hotel y te acompañarán hasta el puerto, donde embarcarás en una experiencia inolvidable bordeando impactantes acantilados de 300 m de altura. Estas fotogénicas vistas forman parte del Parque Nacional Marino de Krabi, situado a 48 km de Phuket y en las costas del mar de Andamán.

Gracias a este crucero, disfrutarás de una agradable travesía en un barco con aire acondicionado y saboreando un delicioso tentempié a bordo a base de refrescos y dulces. Desde el barco, podrás extasiarte ante la isla de Phi Phi Le, donde se rodó la película La playa (2000), protagonizada por Leonardo DiCaprio. Esto será antes de llegar a nuestro destino principal, Phi Phi Don, donde dispondrás de tiempo libre para bañarte en sus playas de arena blanca y aguas de color  turquesa. Desde allí, tomarás una barca para explorar los increíbles arrecifes de coral de la bahía de Samhat. Si lo deseas, podrás admirarlos de cerca haciendo snorkel, ya que te proporcionarán el material necesario. 

Tras esta experiencia única, podrás reponer fuerzas con un almuerzo bufet (incluido en el precio de la actividad) y dar una última vuelta en barco para que puedas contemplar las más bellas bahías de Asia antes de regresar a tu hotel.

¿Sabías que…

Ewan McGregor fue la primera opción de Danny Boyle, el director de La playa, para dar vida a Richard, personaje que acabaría interpretando Leonardo DiCaprio?

Sin embargo, el estudio prefería al protagonista de Titanic, por lo que decidió contratar a la estrella antes de que Boyle pudiese intervenir. En cualquier caso, la historia es más enrevesada de lo que pudiera parecer en un primer momento: aunque el propio McGregor culpa a los productores de lo ocurrido, se dice que el actor dejó de hablarse con Boyle a raíz de este incidente.

Otra curiosidad acerca del filme es que la escena en la que se recrea un videojuego con DiCaprio en la jungla se inspiró en el videojuego Banjo-Kazooie, tal y como asegura el director de la cinta. Asimismo, el rodaje exigió que se aplanara la playa en la que se llevó a cabo la filmación (Maya Bay), para lo que se emplearon varios tractores.

EXPERIENCIAS ÚNICAS

Visita lugares únicos como el Santuario de la Luz Serena, el Mercado Ranong Road y Put Jaw

Aunque el motivo de llegar hasta la isla no es otro que disfrutar de sus sorprendentes playas, vale la pena en algún momento descubrir la verdadera Phuket. Y es que la Perla de Andamán fue durante siglos una importante base comercial para los navegantes de todos los orígenes. De hecho, aún quedan restos de la arquitectura sino-portuguesa, que es una mezcla de influencias chinas y occidentales, en la ciudad de Phuket. Prueba de ello son las casonas del siglo XIX que fueron levantadas por los magnates chinos del estaño y el caucho, y que todavía se conservan.

Entre los lugares que no debes perderte, destacan el Santuario de la Luz Serena (de mediados de la década de 1880), situado muy cerca del famoso Banco de Comercio de la Península de Phang - Nga. Este templo es muy conocido por las pinturas taoístas al aguafuerte que decoran sus muros.

Asimismo, vale la pena recorrer las calles de Dibuk, Phang-Nga, Krabi y Thalang, Yaowarat, donde encontrarás interesantes monumentos de la arquitectura sino-portuguesa. Y es aquí donde localizarás algunos de los museos más interesantes que ofrece la ciudad como el Museo Thai Hua (abierto de martes a domingo desde las 13:00h hasta las 20:00h) y el Museo Filatélico de Phuket o la Number 1 Gallery (abierta de las 10:30h hasta las 19:30h), sucursal de una de las galerías de arte más prestigiosas de Bangkok.

Otros lugares que también merecen la pena descubrir son el Mercado de Ranong Road que se anima a primera hora de la mañana, perfecto para comprar ropa; Put Jaw, el templo taoísta chino más antiguo de la ciudad; la mansión del Phra Phitak Chyn Pracha, erigida por un magnate de las minas de estaño de comienzos del siglo XX; o la colina de Khao Rang, desde donde disfrutarás de una de las mejores vistas de Phuket.

Y muy cerca de la ciudad, concretamente en la playa de Rawai, podrás observar a las comunidades de pescadores que diariamente viajan a los islotes de Ko Lon, Ko Aeo y Ko Hi en búsqueda de perlas. Y es que, en este lugar del mundo, se ha conseguido crear la perla cultivada más grande del planeta.

El consejo de nuestros expertos

Si quieres disfrutar del masaje tradicional, una de las experiencias más típicas de Tailandia, en la ciudad de Phuket no te será difícil encontrar lugares en los que dejarte mimar por los masajistas locales. De hecho, en cualquier calle, por pequeña que sea, te toparás con lugareños ofreciendo este servicio desde la puerta de su negocio. La calidad de los mismos es variable, aunque por las tarifas que aplican, tampoco se puede exigir el nivel de un centro profesional. En cualquier caso, si te apetece regalarte un masaje inolvidable, puedes acudir a cualquier spa (en los hoteles de lujo, encontrarás uno), donde te ofrecerán un trato individualizado y profesional a cargo de personal totalmente cualificado. Y por supuesto, con las máximas garantías de calidad e higiene.

EXCURSIONES INOLVIDABLES

Descubre hermosas islas, sorprendentes paisajes y cuevas sumergidas

Durante tu viaje a Phuket tendrás la oportunidad de disfrutar de una excursión en canoa a la hermosísima bahía de Phang Nga, considerada la zona más espectacular de la isla, acompañado en todo momento por guías expertos de habla inglesa.

Si decides apuntarte a esta excursión, tendrás que reservarla a través de alguna de las numerosas empresas o agencias de viajes que encontrarás en Phuket. Una vez contratada la excursión y a la hora acordada, los organizadores te trasladarán al punto de embarque y comenzarás esta emocionante ruta en canoa por uno de los lugares más paradisiacos e increíbles de Phuket.

Durante el recorrido te adentrarás en grutas escondidas y atravesarás bonitas lagunas llamadas hongs, y a las cuales sólo se puede acceder a determinadas horas del día. En ellas, descubrirás un laberinto único de manglares, como parte de un ecosistema que ha permanecido oculto durante siglos. Además, durante toda la ruta podrás ver monos, delfines y águilas pescadoras.

RUTA POR LAS ISLAS KAO PING KANN Y KOH TAPU

Posteriormente, nos dirigiremos en dirección a las islas Kao Ping Kann y Koh Tapu (o isla Clavo), donde se encuentra la famosa roca de James Bond, así llamada porque en la isla se rodaron algunas de las escenas más famosas de la película El hombre de la pistola de oro, protagonizada por Roger Moore en 1974. Y podrás ver como ahí sigue, en pie, ese pedazo de piedra fotografiado millones de veces en todos los folletos turísticos de Phuket

En estos hermosos lugares, realizaremos una parada y tendremos la oportunidad de disfrutar de un delicioso baño. Además aquí también podrás conocer a los habitantes de Phang Nga. Son los los llamados chao lei -los "gitanos del mar"- que llevan permaneciendo en las costas orientales del Mar de Andamán desde hace cientos de años. De piel oscura, se cree que este pueblo es de origen malayo. Lo que más te sorprenderá de ellos es su gran resistencia cuando se sumergen bajo el agua, pues bucean a pulmón libre durante varios minutos a 60 metros de profundidad en busca de perlas y caracolas.

Finalmente, podremos disfrutar un exquisito almuerzo basado en recetas típicas tais no picantes y, antes de partir, contarás con tiempo para darte otro chapuzón en este increíble lugar. ¡No te lo pierdas!

Información útil

La bahía de Phang Nga está considerada la zona más espectacular de la isla. En un escenario que a muchos recuerda la bahía de Halong, en Vietnam, Phang Nga muestra curiosas y espectaculares formaciones rocosas que surgen verticalmente del mar, algunas de las cuales llegan a sobrepasar los 300 metros de altura. Este lugar fue hace miles de años parte integrante de la isla, pero tras el retroceso de la última glaciación, hace más de 10.000 años, quedó cubierto por el mar. Este juego visual se hace especialmente atractivo si se hace desde un barco.

Guía de
Emiratos Árabes

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) tienen una superficie de más de 83.000km² y –a excepción de ciudades, oasis y las zonas montañosas del norte– cerca del 97% de ésta es zona desértica. El país se compone por una federación de siete emiratos autónomos –Dubái, Abu Dhabi, Sharjah, Ras Al Khaimah, Umm Al Quwain, Fujairah y Ajman–, de entre los que Abu Dhabi es la capital. Situado geográficamente en la Península Arábiga, limita con Omán y Arabia Saudí y está bañado por el Océano Índico. De los aproximadamente ocho millones de personas que conforman su población la mayoría de ellos son musulmanes y el árabe es la lengua oficial –aunque buena parte de los jóvenes dominan el inglés.        

Debido a su ubicación el clima de los Emiratos Árabes es árido y subtropical, siendo muy poco frecuente y regular la presencia de lluvias. Mientras que durante el invierno las temperaturas generales oscilan entre los 10° y los 14°, los veranos de la zona costera pueden llegar a temperaturas que rozan los 50°. Por ello la época más apropiada para visitar la zona es la que tiene lugar entre los meses de noviembre a marzo, con temperaturas que basculan entre los 25° y los 35°.  

En la época moderna los EAU han basado su economía en la explotación del petróleo y el gas natural, lo que les ha valido ser uno de los países más ricos del mundo, además de disponer de una de las economías con mayor crecimiento anual. Aunque hay que decir también que durante los últimos años se han ido diversificando los sectores económicos del país, con una importante inversión en infraestructuras, transportes, comercio y turismo

Por su parte, la población del país ha experimentado también un importante aumento durante la última década –aunque la gran mayoría de sus habitantes son de origen extranjero–, así como la esperanza de vida, que se sitúa cerca de los 75 años. Por lo que respecta a la religión, aunque bien es cierto que existen algunas minorías religiosas, la inmensa mayoría de los ciudadanos del país son musulmanes –sunnitas en su mayoría–, y la religión islámica sigue teniendo un importante peso en las costumbres sociales

Dicho todo esto, solamente hay que dejarse llevarse una vez estemos en los Emiratos Árabes y disfrutar de los placeres que nos ofrece este país.

¡No te pierdas esta interesante experiencia!

Diversidad cultural en EAU
La sociedad emiratí

La población autóctona de los emiratos es descendiente de las tribus árabes que durante siglos han dominado este territorio. Algunos de los clanes y familias más relevantes y poderosas de la historia de la región siguen teniendo hoy día un importante papel, como es el caso de las familias reales de Abu Dhabi y Dubái.

El impresionante crecimiento económico y desarrollo social de los países del Golfo trajo consigo la llegada de población de otras regiones –árabes, iraníes, indios, europeos, etc.–, convirtiéndose así en una sociedad diversa y multicultural. A pesar de que ello no ha implicado necesariamente una igualdad entre ellos, hay que decir que ha supuesto cierta apertura y tolerancia con respecto a sus costumbres y cultos religiosos.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

No se necesita visado para ciudadanos españoles para entrar en los Emiratos Árabes Unidos por una estancia inferior a 90 días (resto de nacionalidades consultar con su embajada respectiva). Es suficiente con tener el pasaporte en vigor, con una validez de más de seis meses y sin ningún sello de Israel.

Vacunas y salud

No se requiere de ninguna vacunación especial para visitar los EAU. A pesar de que la calidad de los hospitales y clínicas del país son equiparables en las principales ciudades del país a los europeos, pero los elevados precios hacen aconsejable contratar un seguro de viaje. Hay que recordar también que existen algunos medicamentos que están prohibidos, por lo que en algunos casos se debe consultar con la embajada.  

Es recomendable traer consigo protección solar y algún repelente contra picaduras de insectos, así como algunas pastillas anti-diarreicas. Los trastornos gastrointestinales se pueden prevenir, en la medida de lo posible, evitando la exposición al sol, reduciendo el consumo de verdura cruda y bebiendo agua embotellada.

Ropa y material recomendados

Además de vestir con ropa y calzado cómodos, especialmente durante las excursiones que vayan a realizarse, hay que tener en cuenta que se trata de un país muy conservador, por lo que conviene llevar pantalones largos y camisas o camisetas sin tirantes.

Se recomienda llevar gorra o sombrero y gafas de sol, y si la visita se realiza durante el invierno, puede resultar útil llevar consigo una prenda de abrigo para cuando se vaya de noche al desierto. 

Diferencia horaria

La hora oficial en los EAU es GMT+4, lo que supone que ahí hay dos horas más que en España.

En el destino
Moneda, cajeros y cambio de divisas

La moneda oficial en EAU es el Dírham Emiratí (AED). Aunque el tipo de cambio se fija a diario –puede consultarse en Internet–, para tener una referencia aproximada puede decirse que 1€ equivale aproximadamente a 4,11 AED. Cada dírham se divide en cien fils y existen billetes de 5, 10, 20, 50, 100, 200, 500 y 1.000, mientras que las monedas más corrientes son las de 1 dírham y las de 5, 10, 25 y 50 fils.  

Las oficinas de cambio y los bancos cambian normalmente las principales divisas internacionales –como el euro– y se pueden encontrar cajeros automáticos en las principales calles del centro de las ciudades, los hoteles y los centros comerciales.

Las tarjetas de crédito más usuales en España –Visa, American Express, etc.– se aceptan en la mayoría de los restaurantes y hoteles más turísticos y de más nivel.

Electricidad

No se necesita ningún adaptador especial para viajar a los EAU, pues los enchufes son igualmente de dos patillas y el voltaje de 220v.

Idioma y religión

Aunque la lengua árabe es el idioma oficial en todo EAU, la mayor parte de sus habitantes hablan inglés perfectamente –especialmente aquellos que se dedican al turismo–, por lo que aquellos que dominen este idioma no deberían tener ningún problema para comunicarse con la población local. 

Por su parte, el Islam es la religión oficial de los Emiratos Árabes Unidos, practicada por buena parte de sus habitantes, aunque también están permitidas otras prácticas religiosas. 

Aduanas

La ley de los EAU permite introducir libres de impuestos hasta 200 cigarrillos o dos kilos de tabaco, dos litros de vino y otros dos de licores –esto último solamente para aquellos no musulmanes que entren por vía aérea–.

La importación de divisa está sujeta a su declaración si supera los 100.000 dirhams (20.000 euros aproximadamente).

Llamadas telefónicas

Para llamar a los EAU desde España hay que marcar el  00 + 971 (prefijo del país) + prefijo de cada emirato.

Contrariamente, si queremos llamar a España desde los EAU hay que marcar 00 + 34 (prefijo español).

Alcohol y drogas

Por tratarse de un país con normativas especiales al respecto, en caso de duda rogamos consultar debidamente con su embajada antes de viajar.

Guía de
Tailandia

En un país cuyo nombre significa ‘Tierra de los libres’, no es de extrañar que la diversidad sea la nota dominante. Y es que en este destino mágico conviven sin fricciones ascetas y polígamos de las tribus de montaña; ciudades cosmopolitas como Bangkok y playas tropicales casi vírgenes; modernos resorts y pueblos que, pese a su belleza, permanecen ajenos al boom del turismo…

Todo esto y mucho más es Tailandia: un territorio cuyo suelo también es rico en contrastes. Así, sus 513.115 km² —un poco más que España— se vertebran en cuatro zonas bien diferenciadas: el norte, surcado de imponentes cadenas montañosas; la vasta planicie central, que comprende gran parte del delta del río Cha Phraya y una extensa región agrícola muy poblada irrigada por numerosos canales; la meseta de Jorat, situada en el noreste y de escasa elevación, y por último, las colinas del sur, abundantes en riqueza mineral (con el estaño como punta de lanza) y bendecidas por magníficas islas y playas.

Pero si variada resulta su geografía, no lo es menos su apasionante historia. Una trayectoria que arranca 5.000 años atrás, cuando la zona que hoy ocupa Tailandia fue ocupada por los pueblos australo-asiáticos mon y jemer. Éstos eran los habitantes de la zona cuando, en el siglo I d.C., llegaron allí los tais procedentes de China, y se asentaron en los deltas de los ríos Mekong y Menam. En el siglo VI, los mons fundaron el reino de Dvaravati; en 1238, los tais se constituyeron en el reino de Sukhotai, y en 1350, los siameses establecieron el reino de Ayutthaya junto al Cha Phraya. La unificación de los distintos territorios llegó en 1776 de la mano de Taksin, rey de Thonburi, y en 1782, Rama I fundó la dinastía Chakri (aún reinante) e instaló la capital en Bangkok.

En 1826, los británicos derrotaron a los birmanos y lograron la franquicia para importar opio en Siam. Más adelante, el rey Rama IV (1851-1868) les concedió, al igual que a los franceses y estadounidenses, derechos de comercio y extraterritorialidad, antes de que su sucesor, Rama V (1868-1910), aboliera la esclavitud y modernizara el país. En 1932, una revolución convirtió la monarquía absoluta en otra de carácter constitucional, y en 1939, el país abandonó el nombre de Siam para adoptar su denominación actual.

Hoy, Tailandia es uno de los centros turísticos más apreciados del sureste asiático. Y no sólo por sus extraordinarios paisajes y playas, sino por su patrimonio arquitectónico en forma de magníficos templos. Un aspecto en el que ha influido decisivamente el budismo theravada, que es la religión del 94% de los 67 millones de habitantes de este país indispensable.

Si a esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más prestigiosas del mundo, entenderemos por qué la tierra tailandesa es uno de esos lugares que deben visitarse por lo menos una vez en la vida.

Aniversario de Rama IX
¿Sabías que…

…algunos tailandeses se visten todos los lunes con una prenda amarilla, para recordar que ése es el día en que nació Bhumibol Adulyadej (Rama IX), el actual rey de Tailandia?

Ésta es sólo una prueba del respeto reverencial que existe en este país hacia la figura de su monarca, el noveno mandatario de la dinastía Chakri y en el trono desde 1946.

Otros ejemplos de la protección de que es objeto Rama IX es la prohibición de criticarle (la ley prevé penas de prisión para aquellos que se atrevan a hacerlo en público) o el hecho de que las carreteras del país exhiban enormes fotografías del mandatario. En este último caso, llama la atención que se trate de imágenes antiguas: en ellas, el rey muestra un aspecto juvenil… pese a que vino al mundo en 1927.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español/a, necesitarás un pasaporte con una validez superior a seis meses para entrar en Tailandia. En el caso de que tu estancia sea turística, no tendrás que tramitar el visado.

El plazo máximo de permanencia en este país será de 30 días si accedes por vía aérea, y de 15 días si lo haces por la frontera terrestre. Asimismo, debes de tener presente que no os posible extender ese plazo cuando la entrada se ha efectuado sin visado. Por otro lado, cualquier estancia superior a 30 días con fines turísticos exige la obtención previa del visado en una Embajada o Consulado de Tailandia. Las autoridades tailandesas no permiten entrar y salir del país indefinidamente cada 15 o 30 días, y podrían llegar a denegarte la entrada si consideran que resides ilegalmente en el país.

También debes de tener en cuenta que superar el límite de estancia permitido es considerado un delito grave. Éste se castiga con una pena de 500 baths (unos 12 euros) por día de estancia, hasta un límite de 20.000 baths (alrededor de 483 euros).

Por otra parte, es ilegal residir y trabajar en Tailandia sin el correspondiente visado y permiso de trabajo. Si tu intención es instalarte en este país, deberás tramitar tu visa en las Embajadas o Consulados de Tailandia.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria para aquellos visitantes que no procedan de un país afectado por la fiebre amarilla. De todos modos, se recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y B para aquellos viajeros que no hayan sido vacunados contra las mismas o que no hayan padecido esta enfermedad; la vacuna contra la fiebre tifoidea, sobre todo para quienes viajen por su cuenta y sin garantías sobre el control de alimentos y agua que van a ingerirse, y la vacuna contra el tétanos y la difteria, para evitar las complicaciones que se puedan derivar de una herida, una quemadura o un arañazo.

También se recomienda la vacuna contra la encefalitis japonesa a quienes visiten zonas rurales; contra la gripe y contra la rabia, enfermedad de la que son portadores algunos animales salvajes.

A su vez, el Ministerio de Sanidad tailandés ha alertado de la alta prevalencia de dengue, agravada por el inicio de las lluvias. El mayor número de casos se ha registrado en el centro y norte del país. Los síntomas del dengue son parecidos a los de la gripe: fiebre, dolor muscular, náuseas y escalofríos. Si tienes fiebre, debes acudir inmediatamente al médico y excluir la opción de automedicarte. Tomar aspirinas (ácido acetilsalicílico) puede ser peligroso. A pesar de que el dengue se cura con reposo, en ciertas variantes puede ser mortal. Evita las picaduras de mosquitos, causantes de la transmisión de la enfermedad, empleando para ello repelentes especiales para zonas tropicales.

Como en muchos otros países no occidentales, no se debe beber agua no embotellada. Asimismo, te aconsejamos comer verduras y frutas previamente lavadas con agua y algún desinfectante y peladas.

Por otro lado, también hay una elevada incidencia de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo del sida.

Si viajas a Tailandia, te aconsejamos contratar un buen seguro médico. En este sentido, ten en cuenta que los hospitales sólo aceptan los pacientes previa garantía del pago. En general, los centros hospitalarios, particularmente en Bangkok, son de alto nivel y con un personal muy cualificado. Sin embargo, son caros: de ahí la conveniencia de estar cubierto por un seguro. Si decides contratarlo, recuerda que desde el 22 de mayo del 2014, una junta militar ha asumido la administración del país y ha instaurado la ley marcial, que en octubre del 2014 aún seguía vigente.

En relación con esta cuestión, ten en cuenta que, bajo esta ley, la mayor parte de los seguros de viaje y seguros médicos no cubren las eventualidades que puedan suceder durante el viaje, por lo que te recomendamos encarecidamente consultar con tu compañía aseguradora sobre las posibles exclusiones antes de viajar a Tailandia.

Ropa y material recomendados

Independientemente de la época del año en la que realices el viaje, te aconsejamos llevar contigo ropa fresca y ligera (el algodón y el lino son tejidos ideales para el clima tropical de Tailandia). Por descontado, en tu equipaje debes incluir bañador para disfrutar de las playas y spas del país.

Si tienes previsto viajar en enero o diciembre, o bien prevés visitar las áreas montañosas del norte del país —como Chiang Mai, Chang Rai o Pae—, te recomendamos meter en tu maleta alguna camisa o camiseta de manga larga, así como un suéter o una chaqueta fina para las noches, ya que a esas horas suele refrescar. Del mismo modo, tener a mano un chubasquero te será de gran utilidad, tanto si llueve como si tienes previsto realizar un viaje en barco.

Por otro lado, no olvides que en algunos hoteles de lujo o en determinados locales y restaurantes se debe llevar ropa adecuada durante la cena.

Si tienes intención de visitar templos budistas, recuerda que los hombres deben usar pantalones largos, y las mujeres, una indumentaria que no sea demasiado corta o ajustada. También tendrás que descalzarte siempre antes de acceder a un recinto sagrado o a una casa particular. Lo mismo ocurre si participas en alguna comida o cena tradicional. De lo contrario, este descuido será visto como una grave falta de respeto.

Por último, ten siempre al alcance un buen repelente antimosquitos específico para zonas tropicales, ya que estos insectos son transmisores de enfermedades como el dengue.

Diferencia horaria

La hora oficial en Tailandia a lo largo de todo el año es GMT+7. Por lo tanto, son seis horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y cinco horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es el La moneda en curso es el bath tailandés o THB (1 euro equivale a unos 41,35 baths), que se divide a su vez en 100 satangs. Actualmente, hay monedas de 25 y 50 satagans y de 1, 2, 5 y 10 baths. Las piezas más antiguas tienen los números únicamente en tai, mientras que las nuevas también incluyen los números arábigos. La moneda de 2 baths, introducida en el 2007, resulta algo confusa, ya que se asemeja mucho a la de 1 bath por su tamaño y diseño.

En cuanto a los billetes, los hay de 20 baths (verde), 50 baths (azul), 100 baths (rojo), 500 baths (violeta) y 1.000 baths (beis). Hasta la década de 1990, se utilizaban billetes de 10 baths. Aunque éstos están hoy fuera de circulación, aún se puede ver alguno de forma esporádica, por lo que debes rechazarlo si alguien intenta ofrecértelo al darte cambio.

Por lo que respecta a las tarjetas de débito emitidas en tu país de origen, éstas te permiten retirar dinero en efectivo en los cajeros automáticos de Tailandia, aunque sólo en baths. Del mismo modo, esta forma de pago es aceptada por la mayoría de hoteles, restaurantes y hoteles del país, sobre todo Visa, MasterCard y American Express.

A la hora de cambiar euros por baths, encontrarás el mejor tipo de cambio en los bancos, a pesar de que casi todos cobran comisiones. 

Idioma

El idioma oficial de Tailandia es el tai o siamés, originario de la India y con influencias del sánscrito y el pali. En la mayoría de hoteles, restaurantes y tiendas de los centros turísticos y de las principales ciudades entienden y hablan el inglés. Sin embargo, el conocimiento de esta lengua entre la población es limitado. Lo mismo ocurre con otros idiomas occidentales, entre ellos el español, cuyo grado de conocimiento es muy escaso.

Electricidad

La corriente eléctrica en Tailandia tiene una potencia de 220 voltios y una frecuencia de 50 hercios. Sin embargo, en este país se emplean diversos enchufes: de tipo A (dos clavijas planas), B (tres clavijas planas), C (dos clavijas cilíndricas) y F (dos clavijas redondas y más gruesas, habituales en aparatos de gran potencia, como aires acondicionados o calentadores). Por eso, te recomendamos que pongas en tu maleta un adaptador.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa antes de entrar o salir del país. Aunque hace algunos unos años sí había que pagar una cuota al abandonar Tailandia (unos 700 baths, equivalentes a 15 euros), las autoridades locales optaron por repercutir dicho importe en los precios de los billetes de avión, con el fin de favorecer la llegada de turistas.

Compras

Los productos nacionales más típicos son la seda tailandesa, las antigüedades, la artesanía en madera, las esculturas de bronce, la cerámica (destacando la roja de Dan Kwian o la de cinco colores, benjàrong, típica del centro del país), los artículos lacados, el marfil, las sombrillas de papel de arroz y las piedras preciosas y semipreciosas (ten en cuenta que Tailandia es uno de los mayores exportadores de esta mercancía a nivel mundial). Si optas por adquirir alguna gema, hazlo en establecimientos que te ofrezcan garantías, ya que los vendedores ambulantes suelen ofrecer piedras auténticas, aunque de una calidad inferior a la anunciada.

También es habitual que los turistas se hagan tatuajes rituales o que disfruten del tradicional masaje tailandés en templos budistas y establecimientos acondicionados para ello. Por otro lado, no olvides que Tailandia está considerado como uno de los mayores paraísos del shopping a escala internacional.

Aduanas

La ley de aduanas prohíbe introducir más de 200 cigarrillos (un cartón) por persona. Si te excedes de esta cantidad, la multa es de 467,50 baths (alrededor de 10 euros) por paquete si los cigarrillos son para consumo propio, o de 701,25 bahts (unos 29 euros) si son para uso comercial. El límite de alcohol que se puede introducir en Tailandia es de un litro por persona. Esta ley se aplica tanto a viajeros con destino a Tailandia como a aquellos que están en tránsito.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente