Emprende un viaje inolvidable por Bangkok, Bali y Singapur

Comenzaremos nuestro viaje en Bangkok, la cosmopolita capital tailandesa. Ubicada a orillas del río Chao Phraya, esta ciudad ultramoderna fascina a más de doce millones de turistas extranjeros cada año con sus 300 monasterios y templos thais -encabezados por el Gran Palacio Imperial, los Wats del Buda reclinado y del Buda Esmeralda o el Templo del Amanecer- su centro histórico, sus apreciables rascacielos y terrazas con bar, sus espectaculares spas, sus cientos de mercados y su deliciosa gastronomía.

Posteriormente, volaremos a Bali, conocida como la Isla de los dioses. Con una temperatura media de 30ºC, un idílico entorno, resorts de ensueños y mil y una actividades de ocio, no es de extrañar que para millones de viajeros de todo el mundo sea uno de los destinos más completos del planeta. Disfruta de su cultura y deliciosa gastronomía llena de personalidad junto a su acogedora población, siempre dispuesta a desvelarte todos los secretos que encierra esta tierra. Aquí encontrarás desde playas espectaculares, densas selvas con magníficos templos, hasta un volcán en actividad. Y recuerda, este tesoro del Índico no sólo es sinónimo de descanso y relax, sino de cultura, arte, surf y deportes acuáticos.

Y finalmente, descubriremos Singapur, la isla de moda del sudeste asiático que se encuentra unida al continente por dos puentes que conectan con Malasia. En esta moderna ciudad multicultural podrás vivir experiencias únicas como navegar por el río Singapur en barco, fotografiar los rascacielos más espectaculares del planeta desde el Parque de Merlion, pasear en trishaw por Little India, descubrir todos los encantos del barrio chino, comer en un hawker y disfrutar de una copa en Clarke Quay ¡No te lo pierdas y prepara las maletas!

Descubre el programa del viaje

Indonesia

Día 1: España - Bangkok

Vuelo con destino Bangkok. Noche a bordo.

Día 2: Bangkok

Llegada y traslado al hotel. Día libre. Alojamiento.

Día 3: Bangkok

Día libre. Alojamiento

Día 4: Bangkok

Día libre. Alojamiento.

Día 5: Bangkok - Bali

Traslado al aeropuerto para coger un vuelo con destino a la isla de Bali. Llegada y traslado al hotel elegido. Alojamiento.

Día 6: Bali

Día libre para disfrutar de la isla y sus playas. Alojamiento.

Día 7: Bali

Día libre para disfrutar de la isla y sus playas. Alojamiento.

Día 8: Bali

Día libre para disfrutar de la isla y sus playas. Alojamiento.

Día 9: Bali - Singapur

A la hora acordada traslado al aeropuerto para coger un vuelo con destino a Singapur. Llegada y traslado al hotel elegido. Alojamiento.

Día 10: Singapur

Día libre. Alojamiento.

Día 11: Singapur - España

A la hora acordada traslado al aeropuerto para coger un vuelo de regreso a España. ¡Feliz retorno a casa!

Visitar el mercado flotante de Damnern Saduak

Sumérgete en un espectáculo incomparable navegando por los canales

Pocas estampas resultan más características de este país asiático que sus mercados flotantes. Sin duda, se trata de  un estallido de color, olores y sensaciones que nadie debería perderse en su primera visita a Tailandia. De ahí que descubrir el mercado de Damnern Saduak resulte una asignatura obligada durante tu estancia en Bangkok. Y para que pruebas comprobarlo, te invitamos a no dejar pasar esta increíble excursión, con la que disfrutarás de momentos irrepetibles.

Esta aventura se inicia a primera hora de la mañana, saliendo de nuestro hotel en Bangkok con dirección a Damnern Saduak. Una vez allí, realizaremos un emocionante paseo en barca para vivir en primera persona su vibrante día a día, marcado por el ajetreo de los comerciantes, quienes venden sus productos de barca a barca o desde su propia embarcación a la orilla.

Huelga decir que te sorprenderán la gran variedad de bienes y productos que allí se pueden comprar, aunque destacan los productos del campo. ¿Hay mejor ocasión para poner en práctica tus dotes de negociación?

Tras el paseo, nos acercaremos al espectacular Phra Pathom Chedi. Situado en Nakorn Pathom, se trata del monumento budista más alto del mundo.

Para redondear esta increíble visita, degustaremos un suculento almuerzo en Samphran Riverside y, por último, disfrutaremos de un espectáculo cultural en el Jardín de las Rosas que nos acercará un poco más a la cultura local. A lo largo de la función, veremos representaciones de una boda tailandesa, la ordenación de un monje, una demostración de muay thai (boxeo tailandés), una lucha de espadas y, finalmente, danza clásica y folclórica de todos los rincones de Tailandia. 

¿Sabías que…

…al boxeo tailandés también es conocido como el “arte de las ocho armas”?

Este sobrenombre que recibe el muay thai se debe a que, a diferencia de otras variantes del boxeo, se practica utilizando los dos puños, los dos codos, las dos rodillas y los dos pies. Por este motivo, se trata de una disciplina muy exigente, en la que los boxeadores pueden perder más de 1.000 calorías en una hora.

Asimismo, el muay thai es también un símbolo nacional de la historia y la identidad del reino de Tailandia. Sus orígenes hay que buscarlos en el muay boran, una variante tradicional que entronca con las artes marciales. De todos modos, no hay que perder de vista que en otras zonas del sudeste asiático también existen disciplinas similares, como el prodal, propio de Camboya; el muay lao, de Laos; el tomoy, vigente en Malasia, o el lehwei, de Myanmar (la antigua Birmania).

Asistir a una cena-crucero por el río Chao Phraya

Contempla la ciudad iluminada mientras disfrutas de la mejor música en vivo

¿Existe un lugar mejor en Bangkok para contemplar la ciudad que las aguas del río Chao Phraya? Te garantizamos que con ninguna otra opción disfrutarás más de esta cosmopolita urbe. Por eso, te animamos a participar en una espectacular cena-crucero a bordo de una embarcación.

No tendrás que preocuparte de nada: nosotros nos encargaremos de todo. A la hora acordada, uno de nuestros representantes en la zona vendrá a buscarte a tu hotel y te llevará hasta el muelle, donde subirás a bordo de un barco con aire acondicionado y dotado de todas las comodidades.

Durante la travesía, desfilarán ante tus ojos las imágenes más impactantes del área metropolitana de Bangkok, cuyos templos y rascacielos iluminados dan paso a una panorámica nocturna única. De especial interés resulta el Palacio Real, cuya silueta te hipnotizará. Además de la capital tailandesa, también tendrás ocasión de contemplar la villa de Thonburi, que se alza sobre el banco derecho (occidental) del Chao Phraya.

Y entretanto, saborearás una riquísima cena bufet en la que no faltarán algunos platos típicos de la cocina tai. Todo ello amenizado con música en vivo.

¿Se puede pedir más?

¿Sabías que…

el nombre completo de la ciudad de Bangkok consta de 167 letras, y de 191 si nos fijamos en su transliteración más culta? Con semejante registro, no es de extrañar que sea el topónimo oficial más largo del mundo.

De hecho, el nombre ceremonial íntegro es el siguiente (toma aire si deseas leerlo en voz alta): Krung Thep Mahanakhon Amon Rattanakosindra Mahinthara Ayutthaya Mahadilok Phop Noppharat Ratchathani Burirom Udomratchaniwet Mahasathan Amon Piman Awatan Sathit Sakkathattiya Witsanukam Prasit,

Esta denominación tan poco manejable se traduce como sigue: “Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukarn”. 

Visitar los canales de Bangkok y el templo de la Aurora

Déjate seducir por uno de los rincones más pintorescos de la capital tailandesa

¿Quieres conocer la esencia más genuina de Bangkok y, al mismo tiempo, maravillarte ante una de las joyas arquitectónicas de la capital? Si es así, te invitamos a sumarte a este sugerente recorrido, en el que podrás contemplar los canales del río Chao Phraya y, además, extasiarte ante uno de los templos más espectaculares de la ciudad.

Iniciaremos el recorrido en el cauce fluvial que riega las calles de Bangkok, y que alimenta los numerosos canales que atraviesan el trazado urbano. En ellos, seremos testigos del peculiar día a día de los habitantes de la zona, que viven del agua y por el agua. Por el momento, te escatimaremos los detalles, para que esta estampa te sorprenda aún más.

Durante el recorrido, también efectuaremos una parada en uno de los iconos más famosos de Bangkok: el templo de la Aurora o Wat Arun. Este imponente edificio debe su nombre a Aruna, el dios hindú del alba, ya que, según cuenta la leyenda, el rey Taksin llegó a la salida del sol a la devastada ciudad de Ayutthaya, en octubre de 1767.

La torre central del santuario (o prang) posee una altura de 82 m, lo que la convierte en la más alta de Bangkok. No menos llamativo resulta su estilo arquitectónico, de factura jemer, que evoca a los templos camboyanos. En las esquinas del templo, verás otros cuatro prangs de menor altura, si bien todas ellas están decoradas con porcelana china. Por lo que atañe a su ornamentación, también te llamarán poderosamente la atención los guardias chinos que custodian el recinto, y que te transportarán por un momento al arte y la cultura del gigante asiático. ¡No te lo pierdas!

¿Sabías que…

…Bangkok es una ciudad con una influencia marcadamente china, lo que también se refleja en su arquitectura?

De hecho, la presencia del gigante asiático en Bangkok es incluso anterior a su fundación, cuando Thonburi Si Mahasamut no pasaba de ser un pequeño puerto comercial chino junto al río Chao Phraya. En la década de 1780, coincidiendo con el reinado de Ranma I, se contrató mano de obra china para construir la nueva capital tailandesa. No obstante, los chinos ya estaban instalados en la zona, y fueron reubicados en los distritos de Yaowarat y Sampeng (la actual Chinatown).

Además, también durante el reinado de este monarca, fueron muchos los habitantes que empezaron a prosperar: no era extraño verles controlar tiendas y negocios. Los europeos que visitaron la ciudad en la década de 1820 se sorprendieron del gran número de barcos comerciales chinos que había, hasta el punto de creer que esta nacionalidad era la que más abundaba en Bangkok. Y no sólo eso: los nuevos ricos chinos dieron pie al nacimiento de las primeras élites de Tailandia, además de la realeza (los denominados jôw sŏoa o señores del comercio).

Ya en tiempos de Ranma III, la ciudad empezó a asimilar numerosos rasgos de la cultura del llamado País del Centro, como el diseño, la moda, la literatura y, por supuesto, la gastronomía. Por si fuera poco, los matrimonios sino-siameses se multiplicaron, por lo que, a principios del siglo XX, resultaba casi imposible hacer una distinción clara entre ambas etnias.

Hacer "rafting" en el río Ayung

Desafía las aguas en una "zodiac" y con la selva tropical como telón de fondo

¿Te gustaría aprovechar al máximo tu paso por Bali para disfrutar del deporte al aire libre? En este sentido, no hay que olvidar que la oferta de actividades que brinda la isla se cuenta entre las más extensas y prestigiosas del mundo. Y para que puedas comprobarlo por ti mismo/a, nada mejor que experimentar la sensación indescriptible de practicar rafting en el río Ayung, situado al noroeste de Ubud. Actualmente, se pueden contratar numerosas excursiones organizadas a la zona, por lo que no tendrás que preocuparte de nada (tu guía te ofrecerá toda la información que necesitas).

Si te decantas por esta opción, te recogerán sobre las 08:00 h en tu hotel y te trasladarán al punto en el que se inicia la actividad, en un trayecto por carretera que te regalará fantásticas vistas panorámicas de los arrozales balineses. ¡Ten a punto tu cámara fotográfica!

Una vez en el lugar en el que se inicia la actividad, la empresa organizadora te proporcionará todo el material que necesitas para que esta actividad sea totalmente segura: casco, chaleco y remo. A continuación, bajarás por el Ayung en una embarcación de tipo zodiac, en la que habrá cuatro o cinco personas acompañadas de un instructor por cada lancha.

En total, recorrerás unos 8 km de aguas blancas, que discurren vigiladas por una exótica vegetación selvática completamente virgen e impactantes desfiladeros, mientras serpeas entre rápidos de nivel 2 y 3.

Por último, al incluir esta actividad, repondrás fuerzas con un delicioso almuerzo (incluido en el precio de la excusión), antes de regresar a tu hotel a las 14:30 h.

Información útil

Aunque contarás con un instructor desde el primer momento, hay algunas recomendaciones que debes de tener en cuenta para sacar el máximo partido a esta actividad.

Una precaución es llevar siempre una botella de agua fresca. Si la excursión dura media jornada, como en este caso, procura tener a mano medio litro de agua por personal. Si utilizas un camelback (para portar botellines) o una mochila, te asegurarás de tener el agua siempre al alcance mientras remas, lo que te permitirá estar permanentemente hidratado/a (en días muy calurosos, puedes perder hasta un litro de agua en un descenso rápido).

Por supuesto, también es importante prestar atención a las indicaciones que te facilitarán los monitores para saber cómo manejar correctamente tu equipo básico personal compuesto por chaleco, casco y remo. Al mismo tiempo, debes prestar atención a cómo funcionan las señales básicas de comunicación y a las instrucciones para ayudar a un/a compañero/a que ha perdido el equilibrio.

Visitar la isla de Lembongan

Acércate a las formas de vida tradicionales

Qué mejor manera de aprovechar tu estancia en Indonesia que realizar una excursión opcional en catamarán a la hermosa isla de Lembongan, situada a unos 20 minutos al sur de Bali.

Si optas por apuntarte a esta inolvidable actividad organizada, vendrán a recogerte al hotel a las 08:00 h, desde donde te trasladarán al puerto de Sanur. Allí tomarás un catamarán que te llevará a Lembongan. En este excepcional destino, disfrutarás de una playa y una piscina privada, perfectas para tomar el sol, bañarte o practicar deporte.

Asimismo, también realizarás una visita guiada por la zona, con la que podrás conocer de primera mano las formas de vida de los lugareños. Uno de sus pilares económicos es la importación de algas desde Japón, de las que extraen gelatina para elaborar productos destinados a la industria alimentaria y cosmética.

Y eso no es todo: si lo deseas, también podrán disfrutar del snorkel. Además, a la hora del almuerzo, degustaremos una exquisita barbacoa junto al mar (incluida en el precio de la excursión). Al acabar, te llevarán de vuelta a tu hotel en Bali.

No te lo pierdas

La isla de Lembongan lo tiene todo: desde magníficas playas para para los amantes del sol hasta sorprendentes arrecifes coralinos, muy adecuados para bucear. Además, los amantes de las aves avistarán numerosas especies en este enclave privilegiado.

Ten presente que algunos propietarios de embarcaciones locales ofrecen la posibilidad de pasear por la isla, lo que te permitirá descubrir todos sus alicientes. Entre este tipo de barcos, destacan los pinisis, unos típicos veleros indonesios originarios de las islas Célebes.

Sin duda, uno de los principales alicientes de Lembongan es la casa de las Cueva, situada bajo el mar y excava por un sacerdote balinés. La razón de este proyecto obedece a un enigmático sueño del religioso, en el que se le reveló que tenía que vivir en las entrañas de la madre Tierra. Aunque él falleció hace tiempo, su legado se ha convertido en uno de los grandes iconos de la isla.

Asistir a un espectáculo de danza “kecak”

Disfruta de una actuación llena de color y espiritualidad

Uno de los rasgos más estrechamente ligados a la cultura balinesa es el innegable protagonismo de la danza. Para que puedas comprobarlo por ti mismo/a, te invitamos a disfrutar de una excursión nocturna organizada al templo de Luthur Uluwatu, donde podrás deleitarte con una de las principales señas de identidad de la isla y admirar un magnífico reclamo arquitectónico.

La sobrecogedora ubicación del santuario no te dejará indiferente: en efecto, éste se alza sobre  un acantilado de 75 m, lo que lo convierte en uno de los edificios religiosos más bellos y singulares de Bali. Construido por el sacerdote hindú Dhang Hyang Nirarta en el siglo XVI, el templo te obsequiará con una estampa única durante la puesta del sol.

Además, disfrutaremos de un espectacular demostración de danza kecak. En este delicioso espectáculo participan más de 100 personas, quienes representarán un episodio del Ramayana, un texto épico indio atribuido al escritor Vālmīki. A lo largo de la función, podrás oír a los asistentes gritar ¡cak, cak, cak!, palabra que alude un instrumento musical de cuatro cuerdas típico de Indonesia.

¿Preparado/a para sumergirte en esta tradición mágica?

¿Sabías que...

…las danzas balinesas no son un mero espectáculo, sino que son una tradición muy antigua vinculada al hinduismo y sus dioses?

Durante las celebraciones religiosas, las danzas explican parte de la mitología de esta corriente religiosa, siempre acompañadas por el llamado gamelan, un conjunto de instrumentos que producen un tipo de música muy complejo.

Lo mismo podría decirse de la dificultad técnica que encierran estos bailes, y que hipnotizan al/a la espectador/a. Los milimétricos movimientos realizados con los ojos, los músculos de la cara, las manos, los pies y las caderas se coordinan al ritmo de la música, dando paso a un despliegue escénico sin parangón. Nada se deja al azar: tanto es así que existen numerosas maneras de codificar los gestos de las manos, y que reciben el nombre de mudras.

Por regla general, los personajes más recurrentes en las representaciones de danza son Rangda, que representa la encarnación del Mal, y Barong, caracterizado como un león o un dragón, quien simboliza lo divino.

NO TE LO PIERDAS

Cuenta con tres hermosas playas, varios campos de golf y un parque de atracciones de los Estudios Universal

Isla Sentosa, que es el principal lugar de entretenimiento de los singapurenses, es una pequeña isla de poco más de 5 kilómetros cuadrados con tres hermosas playas artificiales, varios campos de golf, hoteles de cinco estrellas y un parque de atracciones de los Estudios Universal, donde podrás disfrutar de algunas de sus atracciones más famosas como Transformers, Shrek 4D, Jurassic Park y Battlestar Galactica.

En esta isla, que jugó un papel estratégico durante la Segunda Guerra Mundial, los británicos instalaron aquí una fortaleza militar con la que trataron de hacer frente a la invasión japonesa. 70 años después, Sentosa ha sido convertida en otro mini parque temático, en este caso dedicado al turismo. De su rica historia sólo queda Fort Siloso, uno de los fuertes que los británicos construyeron durante la época colonial. Cada año, Sentosa crece gracias al terreno que se le sigue robando al Océano.

Descubre tu playa favorita:

Isla Sentosa ofrece tres pequeñas playas, que suman un total de 3,2 km de costa, donde podrás disfrutar de un cálido baño.

En Siloso Beach, que es la playa más joven y animada de Singapur, encontrarás varias redes de voleyball y una franquicia del Café del Mar, el famoso local de Ibiza.

En Palawan, que está repleta de bares y tiendas de recuerdos, encontrarás el puente colgante que lleva al extremo más meridional de Asia Continental.

Tanjong Beach es la playa más tranquila y se encuentra situada más al este de Sentosa.

Para ir de una playa a otra podrás utilizar el tranvía que recorre la costa y en todas ellas encontrarás aseos y duchas.

Información útil

Si quieres visitar Isla Sentosa, tendrás que pagar un pequeño peaje que te incluirá los siguientes medios de transporte:

Sentosa Express: Tren que comunica Sentosa con el centro comercial VIVO City (nivel 3). El precio del billete es de 3SGD por trayecto (aproximado).

Sentosa Bus: Conecta Isla Sentosa con el intercambiador de HarbourFront. El precio del billete es de 3SGD (aproximado).

Teleférico (Cable Car): Es la opción más recomendable pero también la más cara (18,9SGD ida y vuelta aproximado, niños 9,5SGD aproximado). El teleférico se toma en la torre 2 de HarbourFront y hace una parada intermedia en el Monte Faber (podéis bajar y luego volver a subir).

Taxi o coche de alquiler: Hay que pagar 2SGD por cada persona que accede a la isla (el coste es aproximado.

Para tomar el teleférico, el tren o el autobús debes coger la línea morada de MRT hasta HarbourFront. En este punto encontrarás señalizados los diversos medios de transporte.

VISITA EL LUGAR DONDE SE INVENTÓ ESTA BEBIDA

El Singapore Sling es uno de los cócteles asiáticos más conocidos a nivel mundial

El famoso cóctel Singapore Sling, que es la excelente combinación de ginebra, diversos tipos de zumo o la granadina, fue inventado por el camarero Ngiam Tong Boon en el Hotel Raffles, alrededor de 1915.

En esta época, como no estaba bien visto que las damas bebieran en público, Ngiam Tong Boon se encargó de que el color rosa de la bebida disimulara la ginebra, con el objetivo de que las mujeres inglesas pudieran también disfrutar de la bebida.

Por el Hotel Raffles, que además de ser considerado uno de los mejores del mundo y el mejor exponente de la época colonial de Singapur, han pasado personajes famosos como Charles Chaplin, Ava Gardner, John Wayne, Michael Jackson o la reina Isabel de Inglaterra, entre otros.

CONOCE TODOS LOS DETALLES DE SU HISTORIA

Con casi 130 años de historia en la ciudad, todo empezó en 1887. Fue en este año cuando Sir Stamford Raffles comenzó a dar alojamiento en 10 habitaciones. Posteriormente, doce años más tarde, se inauguró el edificio principal y, a principios del siglo XX, se convirtió en un símbolo del poder oriental. Después de la Segunda Guerra Mundial el hotel se aprovechó temporalmente como campamento de prisioneros aliados. En 1987, el Gobierno de Singapur lo calificó como Monumento Nacional y fue remodelado con un presupuesto de 160 millones de dólares.

No te lo pierdas

Muy cerca del hotel, a tan sólo 500 metros, localizarás el Teatro Ópera Esplanade (Esplanade - Theatres on the Bay), uno de los iconos de Singapur y uno de los centros artísticos más reputados del mundo. El Teatro Esplanade, que marcó un antes y un después en la arquitectura de Singapur, está formado por dos grandes salas: un teatro de 2.000 localidades y una sala de conciertos con 1.600 asientos. Además, en el recinto hay varios estudios más pequeños, un teatro exterior y un centro comercial.

CONOCE UNO DE LOS LUGARES MÁS FOTOGRAFIADOS DEL PLANETA

Este hotel de 5 estrellas ha revolucionado la arquitectura a nivel mundial

Situado en el corazón del distrito central de Singapur, concretamente en la desembocadura del río de Singapur, Marina Bay Sands es uno de los hoteles donde se acumula una de las mayores riquezas del mundo. Formado por una estructura de tres rascacielos, que simbolizan la suerte, el éxito y la longevidad, Marina Bay Sands está coronada por una “Infinity Pool” que ofrece una vista de 360 grados del horizonte de Singapur tanto de día como de noche, ya que su horario de apertura es de 6:00 a 23:00 horas.

Además, cuenta con espectaculares instalaciones que podrás visitar. Te recomendamos:

El Skypark, un parque al aire libre de más de 12.000 metros cuadrados que comunica las tres torres del hotel en la planta 57. Aquí encontrarás un mirador, una discoteca, un restaurante y su espectacular piscina 200 metros de altura y con 150 metros de longitud.

El casino, que además de ser el primero en instalarse en la ciudad, cuenta con más de 2.300 máquinas y 13 modalidades de juegos de mesa representados en más de 600 mesas.

El spa Banyan Tree, en el piso 55, ofrece una variedad de masajes en 15 habitaciones de diseño único, cada una con vistas panorámicas y utiliza la flor nacional de Singapur, la orquídea, como elemento clave en sus tratamientos.

Además, tendrás acceso directo a uno de los centros comerciales más importantes del mundo. ¡No te lo pierdas!

No te lo pierdas

Frente al Centro Comercial, en la bahía de Singapur, cada noche se celebra un espectáculo de luz, agua y sonido, donde se proyectan diferentes imágenes sobre enormes pantallas formadas por agua mientras una lluvia de colores inunda la zona. De acceso gratuito, te recomendamos asistir a este espectáculo que resulta sobrecogedor tanto si lo contemplas junto al centro comercial como desde el otro extremo de la bahía.

Guía de
Tailandia

En un país cuyo nombre significa ‘Tierra de los libres’, no es de extrañar que la diversidad sea la nota dominante. Y es que en este destino mágico conviven sin fricciones ascetas y polígamos de las tribus de montaña; ciudades cosmopolitas como Bangkok y playas tropicales casi vírgenes; modernos resorts y pueblos que, pese a su belleza, permanecen ajenos al boom del turismo…

Todo esto y mucho más es Tailandia: un territorio cuyo suelo también es rico en contrastes. Así, sus 513.115 km² —un poco más que España— se vertebran en cuatro zonas bien diferenciadas: el norte, surcado de imponentes cadenas montañosas; la vasta planicie central, que comprende gran parte del delta del río Cha Phraya y una extensa región agrícola muy poblada irrigada por numerosos canales; la meseta de Jorat, situada en el noreste y de escasa elevación, y por último, las colinas del sur, abundantes en riqueza mineral (con el estaño como punta de lanza) y bendecidas por magníficas islas y playas.

Pero si variada resulta su geografía, no lo es menos su apasionante historia. Una trayectoria que arranca 5.000 años atrás, cuando la zona que hoy ocupa Tailandia fue ocupada por los pueblos australo-asiáticos mon y jemer. Éstos eran los habitantes de la zona cuando, en el siglo I d.C., llegaron allí los tais procedentes de China, y se asentaron en los deltas de los ríos Mekong y Menam. En el siglo VI, los mons fundaron el reino de Dvaravati; en 1238, los tais se constituyeron en el reino de Sukhotai, y en 1350, los siameses establecieron el reino de Ayutthaya junto al Cha Phraya. La unificación de los distintos territorios llegó en 1776 de la mano de Taksin, rey de Thonburi, y en 1782, Rama I fundó la dinastía Chakri (aún reinante) e instaló la capital en Bangkok.

En 1826, los británicos derrotaron a los birmanos y lograron la franquicia para importar opio en Siam. Más adelante, el rey Rama IV (1851-1868) les concedió, al igual que a los franceses y estadounidenses, derechos de comercio y extraterritorialidad, antes de que su sucesor, Rama V (1868-1910), aboliera la esclavitud y modernizara el país. En 1932, una revolución convirtió la monarquía absoluta en otra de carácter constitucional, y en 1939, el país abandonó el nombre de Siam para adoptar su denominación actual.

Hoy, Tailandia es uno de los centros turísticos más apreciados del sureste asiático. Y no sólo por sus extraordinarios paisajes y playas, sino por su patrimonio arquitectónico en forma de magníficos templos. Un aspecto en el que ha influido decisivamente el budismo theravada, que es la religión del 94% de los 67 millones de habitantes de este país indispensable.

Si a esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más prestigiosas del mundo, entenderemos por qué la tierra tailandesa es uno de esos lugares que deben visitarse por lo menos una vez en la vida.

Aniversario de Rama IX
¿Sabías que…

…algunos tailandeses se visten todos los lunes con una prenda amarilla, para recordar que ése es el día en que nació Bhumibol Adulyadej (Rama IX), el actual rey de Tailandia?

Ésta es sólo una prueba del respeto reverencial que existe en este país hacia la figura de su monarca, el noveno mandatario de la dinastía Chakri y en el trono desde 1946.

Otros ejemplos de la protección de que es objeto Rama IX es la prohibición de criticarle (la ley prevé penas de prisión para aquellos que se atrevan a hacerlo en público) o el hecho de que las carreteras del país exhiban enormes fotografías del mandatario. En este último caso, llama la atención que se trate de imágenes antiguas: en ellas, el rey muestra un aspecto juvenil… pese a que vino al mundo en 1927.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español/a, necesitarás un pasaporte con una validez superior a seis meses para entrar en Tailandia. En el caso de que tu estancia sea turística, no tendrás que tramitar el visado.

El plazo máximo de permanencia en este país será de 30 días si accedes por vía aérea, y de 15 días si lo haces por la frontera terrestre. Asimismo, debes de tener presente que no os posible extender ese plazo cuando la entrada se ha efectuado sin visado. Por otro lado, cualquier estancia superior a 30 días con fines turísticos exige la obtención previa del visado en una Embajada o Consulado de Tailandia. Las autoridades tailandesas no permiten entrar y salir del país indefinidamente cada 15 o 30 días, y podrían llegar a denegarte la entrada si consideran que resides ilegalmente en el país.

También debes de tener en cuenta que superar el límite de estancia permitido es considerado un delito grave. Éste se castiga con una pena de 500 baths (unos 12 euros) por día de estancia, hasta un límite de 20.000 baths (alrededor de 483 euros).

Por otra parte, es ilegal residir y trabajar en Tailandia sin el correspondiente visado y permiso de trabajo. Si tu intención es instalarte en este país, deberás tramitar tu visa en las Embajadas o Consulados de Tailandia.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria para aquellos visitantes que no procedan de un país afectado por la fiebre amarilla. De todos modos, se recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y B para aquellos viajeros que no hayan sido vacunados contra las mismas o que no hayan padecido esta enfermedad; la vacuna contra la fiebre tifoidea, sobre todo para quienes viajen por su cuenta y sin garantías sobre el control de alimentos y agua que van a ingerirse, y la vacuna contra el tétanos y la difteria, para evitar las complicaciones que se puedan derivar de una herida, una quemadura o un arañazo.

También se recomienda la vacuna contra la encefalitis japonesa a quienes visiten zonas rurales; contra la gripe y contra la rabia, enfermedad de la que son portadores algunos animales salvajes.

A su vez, el Ministerio de Sanidad tailandés ha alertado de la alta prevalencia de dengue, agravada por el inicio de las lluvias. El mayor número de casos se ha registrado en el centro y norte del país. Los síntomas del dengue son parecidos a los de la gripe: fiebre, dolor muscular, náuseas y escalofríos. Si tienes fiebre, debes acudir inmediatamente al médico y excluir la opción de automedicarte. Tomar aspirinas (ácido acetilsalicílico) puede ser peligroso. A pesar de que el dengue se cura con reposo, en ciertas variantes puede ser mortal. Evita las picaduras de mosquitos, causantes de la transmisión de la enfermedad, empleando para ello repelentes especiales para zonas tropicales.

Como en muchos otros países no occidentales, no se debe beber agua no embotellada. Asimismo, te aconsejamos comer verduras y frutas previamente lavadas con agua y algún desinfectante y peladas.

Por otro lado, también hay una elevada incidencia de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo del sida.

Si viajas a Tailandia, te aconsejamos contratar un buen seguro médico. En este sentido, ten en cuenta que los hospitales sólo aceptan los pacientes previa garantía del pago. En general, los centros hospitalarios, particularmente en Bangkok, son de alto nivel y con un personal muy cualificado. Sin embargo, son caros: de ahí la conveniencia de estar cubierto por un seguro. Si decides contratarlo, recuerda que desde el 22 de mayo del 2014, una junta militar ha asumido la administración del país y ha instaurado la ley marcial, que en octubre del 2014 aún seguía vigente.

En relación con esta cuestión, ten en cuenta que, bajo esta ley, la mayor parte de los seguros de viaje y seguros médicos no cubren las eventualidades que puedan suceder durante el viaje, por lo que te recomendamos encarecidamente consultar con tu compañía aseguradora sobre las posibles exclusiones antes de viajar a Tailandia.

Ropa y material recomendados

Independientemente de la época del año en la que realices el viaje, te aconsejamos llevar contigo ropa fresca y ligera (el algodón y el lino son tejidos ideales para el clima tropical de Tailandia). Por descontado, en tu equipaje debes incluir bañador para disfrutar de las playas y spas del país.

Si tienes previsto viajar en enero o diciembre, o bien prevés visitar las áreas montañosas del norte del país —como Chiang Mai, Chang Rai o Pae—, te recomendamos meter en tu maleta alguna camisa o camiseta de manga larga, así como un suéter o una chaqueta fina para las noches, ya que a esas horas suele refrescar. Del mismo modo, tener a mano un chubasquero te será de gran utilidad, tanto si llueve como si tienes previsto realizar un viaje en barco.

Por otro lado, no olvides que en algunos hoteles de lujo o en determinados locales y restaurantes se debe llevar ropa adecuada durante la cena.

Si tienes intención de visitar templos budistas, recuerda que los hombres deben usar pantalones largos, y las mujeres, una indumentaria que no sea demasiado corta o ajustada. También tendrás que descalzarte siempre antes de acceder a un recinto sagrado o a una casa particular. Lo mismo ocurre si participas en alguna comida o cena tradicional. De lo contrario, este descuido será visto como una grave falta de respeto.

Por último, ten siempre al alcance un buen repelente antimosquitos específico para zonas tropicales, ya que estos insectos son transmisores de enfermedades como el dengue.

Diferencia horaria

La hora oficial en Tailandia a lo largo de todo el año es GMT+7. Por lo tanto, son seis horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y cinco horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es el La moneda en curso es el bath tailandés o THB (1 euro equivale a unos 41,35 baths), que se divide a su vez en 100 satangs. Actualmente, hay monedas de 25 y 50 satagans y de 1, 2, 5 y 10 baths. Las piezas más antiguas tienen los números únicamente en tai, mientras que las nuevas también incluyen los números arábigos. La moneda de 2 baths, introducida en el 2007, resulta algo confusa, ya que se asemeja mucho a la de 1 bath por su tamaño y diseño.

En cuanto a los billetes, los hay de 20 baths (verde), 50 baths (azul), 100 baths (rojo), 500 baths (violeta) y 1.000 baths (beis). Hasta la década de 1990, se utilizaban billetes de 10 baths. Aunque éstos están hoy fuera de circulación, aún se puede ver alguno de forma esporádica, por lo que debes rechazarlo si alguien intenta ofrecértelo al darte cambio.

Por lo que respecta a las tarjetas de débito emitidas en tu país de origen, éstas te permiten retirar dinero en efectivo en los cajeros automáticos de Tailandia, aunque sólo en baths. Del mismo modo, esta forma de pago es aceptada por la mayoría de hoteles, restaurantes y hoteles del país, sobre todo Visa, MasterCard y American Express.

A la hora de cambiar euros por baths, encontrarás el mejor tipo de cambio en los bancos, a pesar de que casi todos cobran comisiones. 

Idioma

El idioma oficial de Tailandia es el tai o siamés, originario de la India y con influencias del sánscrito y el pali. En la mayoría de hoteles, restaurantes y tiendas de los centros turísticos y de las principales ciudades entienden y hablan el inglés. Sin embargo, el conocimiento de esta lengua entre la población es limitado. Lo mismo ocurre con otros idiomas occidentales, entre ellos el español, cuyo grado de conocimiento es muy escaso.

Electricidad

La corriente eléctrica en Tailandia tiene una potencia de 220 voltios y una frecuencia de 50 hercios. Sin embargo, en este país se emplean diversos enchufes: de tipo A (dos clavijas planas), B (tres clavijas planas), C (dos clavijas cilíndricas) y F (dos clavijas redondas y más gruesas, habituales en aparatos de gran potencia, como aires acondicionados o calentadores). Por eso, te recomendamos que pongas en tu maleta un adaptador.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa antes de entrar o salir del país. Aunque hace algunos unos años sí había que pagar una cuota al abandonar Tailandia (unos 700 baths, equivalentes a 15 euros), las autoridades locales optaron por repercutir dicho importe en los precios de los billetes de avión, con el fin de favorecer la llegada de turistas.

Compras

Los productos nacionales más típicos son la seda tailandesa, las antigüedades, la artesanía en madera, las esculturas de bronce, la cerámica (destacando la roja de Dan Kwian o la de cinco colores, benjàrong, típica del centro del país), los artículos lacados, el marfil, las sombrillas de papel de arroz y las piedras preciosas y semipreciosas (ten en cuenta que Tailandia es uno de los mayores exportadores de esta mercancía a nivel mundial). Si optas por adquirir alguna gema, hazlo en establecimientos que te ofrezcan garantías, ya que los vendedores ambulantes suelen ofrecer piedras auténticas, aunque de una calidad inferior a la anunciada.

También es habitual que los turistas se hagan tatuajes rituales o que disfruten del tradicional masaje tailandés en templos budistas y establecimientos acondicionados para ello. Por otro lado, no olvides que Tailandia está considerado como uno de los mayores paraísos del shopping a escala internacional.

Aduanas

La ley de aduanas prohíbe introducir más de 200 cigarrillos (un cartón) por persona. Si te excedes de esta cantidad, la multa es de 467,50 baths (alrededor de 10 euros) por paquete si los cigarrillos son para consumo propio, o de 701,25 bahts (unos 29 euros) si son para uso comercial. El límite de alcohol que se puede introducir en Tailandia es de un litro por persona. Esta ley se aplica tanto a viajeros con destino a Tailandia como a aquellos que están en tránsito.

Guía de
Indonesia

Cuando se habla de Indonesia, asegurar que se trata de una tierra única no es un tópico. Y para muestra, un botón: la constelación de islas que conforman su territorio (17.508, para ser exactos) no sólo le han valido el sobrenombre de Collar de Perlas, sino que también convierten esta maravillosa tierra en el mayor Estado insular del planeta.

Situados entre el mar de China Meridional y los océanos Índico y Pacífico, estos archipiélagos de ensueño responden a características muy variadas. Al oeste, se despliegan las grandes islas de Sumatra, Borneo y Java. En el centro, se hallan las Célebes y la parte occidental de las pequeñas islas de la Sonda Oriental y la parte occidental de Nueva Guinea. En su mayoría, estas islas son montañosas y volcánicas y están acariciadas por numerosos mares interiores: el mar de Java, entre Java y Borneo; el mar de Flores, entre las islas Flores y Célebes; el mar de Banda, al sur de las Molucas; el mar de las Molucas, al oeste de las mismas, y el mar de las Célebres, al norte de las islas a las que da nombre.

En su conjunto, Indonesia es una prolongación de las cordilleras indochinas, dispuestas en dos alineaciones arqueadas. De ahí las imponentes elevaciones que jalonan su territorio, como el volcán Gunung Kerinci (3.805 m), situado en Sumatra; el Semerú (3.676 m), de Java, o el Rinjani (3.726 m), en la isla de Lombok. Sin embargo, el techo de Indonesia es el pico del Puntiak Yaya (5.020 m), sito en Nueva Guinea Occidental. Lo accidentado de la geografía del país explica por qué los ríos son más bien cortos (los de mayor caudal y longitud se localizan en Borneo y Sumatra).

Dejando al margen las particularidades geográficas de Indonesia, hay otro rasgo que caracteriza al país: con 242 millones de almas, es el cuarto país más poblado del mundo. A su vez, los 141 millones de personas censadas en Java hacen de ella la isla con un mayor número de habitantes del planeta.

Otra particularidad es que se trata del país con más musulmanes de la Tierra, ya que ésta es la religión del 88% de los indonesios. Este credo convive con las otras cuatro religiones oficiales: el catolicismo, el protestantismo, el budismo y el hinduismo, que es el credo hegemónico en la hermosa isla de Bali.

Con unos orígenes documentados en el siglo V a.C., Indonesia comenzaría a perder relevancia en la escena internacional en el siglo XIV, un siglo después de la llegada del Islam. Aunque en un primer momento su influencia se limitaba al norte de Sumatra, se expandió rápidamente por todo el archipiélago, lo que dio pie a la creación de sultanatos. Ya en el siglo XVI, la aparición de los primeros comerciantes europeos culminaría con la colonización holandesa en 1808, quienes acuñaron el topónimo de Indias Neerlandesas para referirse a la futura Indonesia.

Los primeros movimientos separatistas, que arrancaron en 1911, contribuyeron a alcanzar la independencia del país en 1945, que tuvo a Sukarno como primer presidente. Reemplazado en 1968 por el general Suarto, el país se abrió al capital foráneo con la ayuda de Estados Unidos, siendo escenario de un notable crecimiento interrumpido por la crisis financiera que en 1997 azotó los mercados asiáticos. La última gran fecha destacable fue 1999, año en el que Timor Oriental decidió separarse del país por votación popular.

Hoy, Indonesia es una tierra hospitalaria, provista de todos los servicios para cautivar al turista occidental y poseedora de una geografía, a caballo entre la playa y la montaña que enamora a propios y extraños, y que la convierte en un destino de visita obligada.

Islas de Indonesia
¿Sabías que...

…de las más de 17.000 islas que componen Indonesia, tan sólo 6.000 están habitadas? Además, tan sólo dos de estos territorios insulares, Java y Sumatra, ya concentran 200 millones de habitantes: es decir, allí viven 5 de cada 6 indonesios.

En un intento de corregir esta descompensación demográfica, el gobierno del país llevó a cabo una curiosa iniciativa hace unos 30 años, consistente en premiar con tierras y otros bienes a todas aquellas personas que se animaran a cambiar de residencia y a poblar otras zonas del país.

Otra particularidad tiene que ver con la enorme diversidad étnica de Indonesia, ya que este Estado acoge unos 350 grupos étnicos. Con este dato sobre la mesa, no es de extrañar que haya 700 dialectos oficiales, aunque la lengua oficial sea el indonesio o bahasa, un idioma derivado del malayo.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español/a, deberás presentar un pasaporte con una validez de seis meses o superior y que tenga, como mínimo, una página en blanco sin sello alguno por cada entrada que se vaya a hacer en Indonesia (ten en cuenta que el visado indonesio ocupa una página entera del pasaporte).

Además, no olvides que las autoridades indonesias deniegan la entrada a quienes posean un pasaporte en mal estado (como por ejemplo, con las tapas despegadas).

Cuando esto ocurre, el/la viajero/a es repatriado de forma inmediata y debe asumir los costes de su salida de Indonesia por vía aérea. Dado que la repatriación es instantánea y sin que la  persona afectada pueda salir del puesto fronterizo, no existe la posibilidad de expedir pasaportes de emergencia, ya que para ello la persona debe acudir físicamente a la Embajada de España en Yakarta.

Si tu estancia no supera los 30 días, no necesitarás visado si entras en Indonesia por los aeropuertos de Yakarta (Soekarno-Hatta), Bali, Medan, Surabaya o Batam, o por cuatro puertos marítimos (en las islas de Batam y Bintan). Sin embargo, la supresión del requisito de visado para españoles es reciente (junio 2015), y por tanto, no pueden descartarse fallos puntuales en su aplicación.

Si deseas estar en el país más de 30 días, tendrás que tramitar un visado, cuyo coste es de 35 dólares estadounidenses. Se puede conseguir en frontera por una validez de 30 días, renovable por el mismo precio y para otros 30 días. Las personas que a la llegada decidan no tramitar el visado, entrando por tanto gratuitamente, no podrán prorrogar su estancia en ningún caso.

Antes de viajar a Indonesia, los titulares de pasaporte diplomático y de servicio españoles deberán tramitar un visado de entrada en la Embajada de Indonesia en Madrid o en la Embajada de Indonesia en el país en el que estén acreditados.

La Embajada indonesia en Madrid (C/ Agastia, 65, 28043 Madrid; teléfono número 91 413 02 94, fax número 91 419 49 50) o sus consulados en Barcelona o Las Palmas de Gran Canaria pueden informar sobre los trámites y condiciones necesarias para la obtención de otras modalidades de visados.

En el caso de que tu viaje sea por negocios, asegúrate de que el visado que te expedirán corresponde a esta categoría y no a la de turista. Si esto ocurre, el error podría ocasionarte problemas con las autoridades locales.

Finalmente, si quieres visitar determinadas zonas de Papúa Occidental, deberás obtener un permiso especial. Para conocer los detalles, puedes dirigirte a la Embajada de Indonesia en España o a sus consulados.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria. De todos modos, las personas procedentes de África o Sudamérica que hayan residido en dichos continentes durante los seis meses anteriores a su entrada en Indonesia deberán acreditar que están vacunados contra la fiebre amarilla.

Como vacunas recomendadas, están la de la hepatitis B y el tifus. Aunque en las principales ciudades del país no existe riesgo de malaria, si viajas a las zonas rurales de Riau, Jambi, Papúa, y Nusa Tenggara Oriental y Occidental, es conveniente utilizar un buen repelente de mosquitos y telas mosquiteras de viaje.

Por otro lado, Indonesia es uno de los países afectados por la gripe aviar, por lo que antes de viajar debes consultar la página web del Ministerio de Sanidad y la de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este virus es endémico en Java, Sumatra, Bali y el sur de Sulawesi, con brotes esporádicos en otras zonas.

En cuanto a la calidad de los servicios médicos y sanitarios en Indonesia no es muy elevada, siendo imprescindible la evacuación a Singapur para los casos más serios. Igualmente, recuerda que no es extraño que los hospitales cobren cantidades muy elevadas a los turistas extranjeros, sobre todo en situaciones en que la atención médica urgente es imprescindible. Se ha detectado este tipo de abusos incluso en zonas muy turísticas como Bali. Por todo ello, te aconsejamos viajar con un seguro médico que cubra los gastos de una posible hospitalización.

En caso de necesidad, ten en cuenta que los mejores hospitales se hayan en la capital, Yakarta, Yoqyakarta y Bali.

Por otro lado, se recomienda no consumir alimentos crudos, frutas no peladas ni bebidas que no hayan sido envasadas de manera industrial.

Ropa y material recomendados

Dado que en Indonesia predomina un clima marcadamente tropical, te aconsejamos llevar indumentaria veraniega en tu maleta, y si es posible, de colores claros y tejidos naturales, como el algodón o el lino: camisas, camisetas, shorts, vestidos… De todos modos, ten en cuenta que la ropa es muy barata en Indonesia, por lo que vale la pena dejar un poco espacio en tu equipaje (¡seguro que te animas a comprarte algo!).

No obstante, no hay que perder de vista que este país también cuenta con zonas selváticas, en las que suele haber jornadas lluviosas. Por eso, vale la pena tener a mano un paraguas y un chubasquero, así como ropa de entretiempo: un jersey fino, una blusa, una sudadera, una camiseta de manga larga, mallas, pantalones largos… Por descontado, tampoco hay que olvidarse del traje de baño ni de la toalla.

En cuando al calzado, te aconsejamos llevar contigo unas bambas, si tienes en mente hacer excursiones a pie; unas chanclas o zapatillas abiertas, para las zonas más calurosas y costeras, y si deseas hacer snorkel, unas zapatillas que te permitan caminar por las rocas.

Por último, también deberías poner en la maleta una gorra, gafas de sol, crema solar, un repelente contra los insectos y telas mosquiteras.

Diferencia horaria

La hora oficial en Indonesia a lo largo de todo el año es GMT+8. Por lo tanto, son siete horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y seis horas más durante los meses restantes.

 

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es la rupia indonesia (IDR), normalmente abreviada como Rp.  Aproximadamente, 100.000 rupias indonesias equivalen a 7 euros.

Precisamente, éste el valor facial de los billetes de mayor, aunque también los hay de 50.000, 20.000, 10.000, 5.000 y 1.000 rupias. Las monedas, de aluminio, son de 500, 200, 100, 50 y 25 rupias.

El mejor lugar para canjear los euros por la moneda local son los bancos y las casas de cambio, encontrarás sin problemas en Java, Bali y Lombok. No obstante, si tienes en mente viajar a otros lugares asegúrate de cambiar dinero por adelantado. Los dólares americanos son los más fáciles de cambiar, pero no deben ser anteriores a 1999 o estar sucios, viejos o rotos. Los mejores cambios se ofrecen para billetes posteriores al año 2000. El horario de apertura de los bancos es de lunes a viernes, de las 08:00 h a las 12:30 h, y los sábados, de lsa 08:00 h a las 11:00 h.

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas en las ciudades mencionadas, siendo una buena opción para obtener rupias.

Por otro lado, no se aconseja el pago con tarjetas de crédito, ya que el fraude y la clonación son frecuentes. Visa y Mastercard son las más aceptadas, aunque su utilización suelen conllevar un recargo de entre el 2%  y el 5% del importe adquirido.

Idioma

Desde 1945, la lengua oficial de Indonesia es el indonesio o bahasa, pero en las zonas turísticas se habla el inglés. Asimismo, en las grandes ciudades hay personas con nociones de alemán y holandés. En total, este país asiático da cabida a 583 idiomas y dialectos, reflejo de la extraordinaria diversidad étnica que caracteriza a este territorio. Entre las lenguas más habituales, cabe referirse al acehnese, el batak, el sundanés, el javanés, el toraja, el buginés, el eramés y un extenso abanico de lenguas iranienses, con sus correspondientes dialectos.

Electricidad

Por regla general, la corriente eléctrica en Indonesia es de 220 voltios y 50 Hz, que es lo que encontrarás en la mayoría de los hoteles. Sin embargo, la potencia en algunas provincias es de 110 voltios, mientras que los enchufes pueden tener dos patas redondas o tres patas planas. Por eso, te recomendamos llevar contigo un adaptador universal, aunque algunos hoteles los facilitan a sus huéspedes.

Tasas del país

Al salir del país, todos los viajeros deberán abonar una tasa en el aeropuerto. Aunque ésta varía en función del aeropuerto de origen, el importe máximo es de 150.000 rupias indonesias (10,5 euros). 

Compras

Indonesia es el paraíso de las compras, y muy especialmente de los productos de artesanía. Durante tu estancia, encontrarás delicadas tallas de madera, batiks, sarongs confeccionados a mano (los tejidos de Sumba son muy apreciados), joyería de oro y plata, manualidades elaboradas con cuero y zinc, pinturas (sobre todo en Bali), porcelanas, máscaras de Java y Bali, marionetas para el teatro de sombras chinescas, muebles, antigüedades, trabajos de ratán, cestería y bambú, sin olvidar los abalorios hechos con conchas.

Si te gusta perderte en los grandes almacenes, Yakarta es la ciudad ideal. A su vez, en Sumba encontrarás una gran cantidad de pequeñas tiendas de artesanía. En cuanto a los mercadillos, Pasar Baru y Jalan Surabaya dan cabida a dos de los mejores de Indonesia.

Aduanas

Los visitantes que entren en el país pueden llevar consigo un máximo de un litro de bebidas alcohólicas; 200 cigarrillos (o 50 cigarros o 100 g de tabaco, excepto en el caso de los/as viajeros/as con pasaporte diplomático), una cantidad razonable de perfume para uso personal y bienes para uso personal con un valor máximo de 250 dólares por persona o 1.000 dólares por familia. Por otro lado, si viajas con un equipo fotográfico o un ordenador portátil, tendrás que declararlos  al entrar en Indonesia.

Entre los materiales prohibidos, destacan los narcóticos, las armas de fuego y la munición, televisores, radios, grabadoras, pornografía, fruta fresca, material impreso en chino y medicinas chinas. Todas las películas, videocasetes y DVD deberán ser depositados para ser inspeccionados por la Oficina de Censura.

Por otro lado, no se permite la importación o exportación de moneda indonesia por encima de las 50.000 rupias indonesias.

Guía de
Singapur

Situado entre Malasya e Indonesia, este atractivo país formado por 64 islas, entre las que destaca la Isla de Singapur, posee una vibrante cultura caracterizada por la mezcla de elementos de los variados grupos y etnias -principalmente chinos, británicos, malayos e indios- que durante siglos han conformado la historia del país.

El continuo contraste entre la espiritualidad de sus templos y los imponentes rascacielos, los exuberantes bosques y las lujosas urbanizaciones, los mercados y puestos de Chinatown frente a los más modernos y exclusivos centros comerciales, unido a su diversidad cultural y la variada oferta de ocio convierten a Singapur en un destino de lo más tentador.  

La deliciosa gastronomía fruto de la diversidad étnica de sus habitantes y la influencia de occidente es uno de los atractivos culturales de este país.

Los jardines botánicos de Singapur
No te lo pierdas

Te damos siete razones por las que tienes que visitar los jardines botánicos de Singapur:

1. Un oasis en plena ciudad donde poder desconectar.

2. Con más de 150 años de historia, en 2015 fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

3. El regio árbol Tembusu que aparece representado en los billetes de 5 SGD continúa vivo a día de hoy y se encuentra en los jardines botánicos. Se cree que tiene más de 150 años.

4. Se trata del único gran parque del sudeste asiático diseñado al estilo inglés.

5. La orquesta filarmónica de Singapur ofrece frecuentemente conciertos gratuitos para los visitantes de los jardines.

6. En su interior se encuentra el Jardín Nacional de Orquídeas con más de 60.000 plantas, uno de los mayores del mundo.

7. La entrada a los Jardines Botánicos es gratuita. El acceso al Jardín Nacional de Orquídeas tiene un coste de 5 SGD.

Información Útil

Preparando el Viaje
Documentación necesaria

Los ciudadanos españoles no necesitan tramitar un visado para viajar a Singapur como turistas. Las autoridades de inmigración emiten una autorización de un máximo de 90 días a la llegada al país. Para ello se exige mostrar el pasaporte en vigor con una validez mínima de seis meses, un billete de salida, prueba de que se dispone de fondos económicos suficientes para la estancia y certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para aquellos viajeros que en los seis días anteriores al viaje hubieran visitado un país donde la enfermedad es endémica.

Vacunación y salud

No se necesita ningún certificado de vacunación, a excepción de los viajeros que lleguen de una zona con riesgo de fiebre amarilla.

En los últimos años se ha dado un repunte del número de casos de dengue, enfermedad que se transmite a través de un mosquito y para la que no existe vacuna, por lo que es necesario protegerse contra la picadura.

Se recomienda contratar un seguro médico internacional que cubra los gastos ocasionados por un accidente o enfermedad inesperada y que, en caso necesario, cubra los gastos de repatriación.

Clima

El país goza de un clima tropical, cálido y húmedo durante todo el año. Las temperaturas oscilan entre los 23ºC y los 31ºC. 

Diferencia horaria

La diferencia horaria respecto a España es de 7 horas más en invierno y 6 horas más en verano.

Compras

Singapur es el paraíso para los amantes de las compras. Las opciones son muchas y variadas, desde disfrutar de un animado paseo por los 2,2 km de Orchard Road, donde convergen un gran número de tiendas y centros comerciales, restaurantes y otras muchas opciones de entretenimiento, a vivir una experiencia exclusiva que combine el lujo con una impresionante arquitectura e increíbles vistas en el imponente complejo Marina Bay Sands. Si prefieres los mercados o pequeñas tiendas, te animamos a recorrer las calles de Chinatown donde se alternan los puestos de comida tradicional con preciosas sedas y remedios orientales tradicionales. En el este de la isla, el mercado rural malayo de Geland Serai te ofrece toda una experiencia para los sentidos, con sus puestos de comida tradicional, las tiendas de comestibles y los tejidos coloridos.

En el Destino
La moneda

La moneda oficial es el dólar de Singapur (SGD), representada por el símbolo $.

Las monedas son de 5, 10, 20, 50 céntimos y 1 dólar y los billetes de 2, 5, 10, 50, 100, 500 y 1.000 dólares (SGD).

Si detrás de un precio aparecen dos signos de suma, indica que al importe hay que añadirle los impuestos.

Se puede cambiar dinero en los bancos y casas de cambio. Estas últimas se pueden encontrar en los centros comerciales más antiguos de la ciudad. 

Bancos y tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito más habituales como MasterCard y Visa se aceptan en casi todos los comercios y atracciones turísticas.

Corriente eléctrica

El voltaje es de 220-240 voltios. La mayoría de enchufes son de tres patas, similares a los utilizados en Reino Unido, por lo que es necesario el uso de un adaptador para cargar el teléfono o utilizar aparatos eléctricos.

Idiomas

Los idiomas oficiales son cuatro: inglés, chino mandarín, malayo y tamil. 

Seguridad

Singapur es uno de los países más seguros del mundo, en parte gracias a sus estrictas leyes y severas sanciones.

Son comunes las multas por infracciones tales como tirar chicles o papeles al suelo. 

Aduanas

No se permite la entrada de tabaco en Singapur, a menos que se pague una tasa. Es ilegal introducir chicles, petardos, material obsceno, encendedores en forma de arma, especies en peligro o productos derivados y grabaciones o publicaciones pirateadas.

Se permite la entrada de un 1 litro de vino, cerveza o alcohol duty free.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente