Perfil
Origen
Reserva ahora...
Soporte...
Social...
Cambiar país...

Billetes de Barco y Ferry+Hotel de Valencia a Formentera

Buscador de Ferries

 Salida
7
Martes
Julio
 Regreso
8
Miércoles
Julio

 Guía de Formentera  Relajación y tranquilidad lejos de las multitudes

Kilómetros de playas, puestas de sol y rincones mágicos

El viajero que vaya a Formentera buscando lo mismo por lo que es famosa su hermana Ibiza (las dos Pitiusas), tendrá que darse la vuelta y cambiar de destino. Porque si algo tiene que ofrecer esta bellísima joya del Mediterráneo es relajación y tranquilidad, lejos de las multitudes y la famosa marcha que pueblan los veranos de la Isla Blanca. Formentera es un pequeño paraíso situado en el archipiélago de las Baleares, al sur de Ibiza: la más pequeña de las Baleares habitadas. Su costa, con muchos entrantes y recortes, ofrece nada menos que ochenta y dos kilómetros de costa plagada de extensiones de arena blanca y dorada. En forma de recónditas calas o largas playas, la encontraremos gentilmente bañada por las aguas cristalinas y turquesas del Mar Mediterráneo. Sus poco más de nueve mil habitantes se consideran afortunados de vivir en este auténtico paraíso natural, y por esa razón en la isla se fomenta un turismo basado en el desarrollo sostenible y la conservación del entorno.

De la costa al interior; de la playa al faro

Veinte kilómetros de arena blanca, aguas azules y cristalinas, pequeñas calitas y enormes playas pueblan el litoral de Formentera. Son playas no masificadas (aunque en verano los turistas aumentan considerablemente, siempre se pueden encontrar encantadores rincones solitarios…), y la mayoría se enorgullece de ofrecer todo tipo de servicios. Los amantes del turismo cómodo y familiar tienen una cita en Es Pujols, donde además de pasar el día disfrutando de la arena y el mar, podrán acudir al mercadillo hippie que se monta todos los atardeceres, o disfrutar de sus restaurantes, zonas de compras y deportes náuticos.

La cocina mediterránea más especial

Los productos artesanales son un punto y aparte en la gastronomía de la Pitiusa. Los quesos son deliciosos y se realizan a base de leche de cabra; en cuanto a embutidos, podemos destacar la sobrasada (que comparte Formentera con el resto de las Baleares) y el botifarró. Mieles de tomillo y romero se producen también en la isla, sin olvidarnos de los delicados xereques, higos partidos y secados al sol que se sazonan con flor seca de tomillo e hinojo, para desupués volverlos a juntar.

Tradiciones y música junto al mar

Formentera es un enclave privilegiado para la música. Tanto en lo que se refiere a conciertos de música clásica (representada por sendos festivales que se celebran durante el verano), como a muchos otros conciertos de jazz, rock, pop…, en la isla, las noches de verano podremos escuchar bellas notas junto al mar por doquier.  Lejos del bullicio y las célebres noches de Ibiza, en Formentera es más común disfrutar de fiestas en chiringuitos playeros, que se prolongan hasta el amanecer.


 Navieras con Ferry Valencia - Formentera