Viajes

Guía de viaje Manchester

Identificación

Manchester: La ciudad inglesa de la música y la fiesta

Manchester, capital inglesa de la diversión

Introducción Manchester Manchester es una ciudad realmente dinámica que asombrará al turista acostumbrado a percibirla como una ciudad para vivir y trabajar.

Las manifestaciones artísticas y culturales tienen un lugar en Manchester, tanto en edificios, que son un ejemplo artístico, como en la música electrónica que fomentan los nuevos músicos y que son una parte indisoluble de la identidad de esta ciudad, así como sus dos universidades y su equipo de fútbol local el ?Manchester United?.

Manchester emergió de antiguas ruinas romanas, desde sus orígenes su pueblo se orientó a la industria y es a partir del siglo XIV ?cuando se instalaron tejedores flamencos- que la ciudad comenzó una producción y un comercio pujante con las colonias del nuevo mundo. La ciudad se convirtió en el centro de la industria textil algodonera que fue decididamente impulsada por la Revolución Industrial y por las cercanías del puerto de Liverpool (lo que explica en parte la rivalidad de ambas ciudades). 

Durante la Segunda Guerra Mundial, fue severamente bombardeada por la aviación alemana y comienza, en el período de la pos guerra, la declinación de esta ciudad, acentuada por cada crisis económica.

Una detonación del Ejército de Independencia Irlandés destruyó en 1996 una superficie enorme de comercios y oficinas y la ciudad inició un audaz programa de renovación de sus monumentos y edificios.

Viajar en avión a Manchester es quizás, la manera más sencilla de llegar a la ciudad. Su aeropuerto internacional se encuentra a 16km. del centro de la ciudad y muchos vuelos internacionales hacen escala para continuar su viaje hacia el continente. También llegan desde el continente vuelos chárteres o de bajo costo, así como de grandes empresas nacionales.

Desde el aeropuerto todas las comodidades están disponibles para llegar a la ciudad, el autobús y el tren tienen salidas cada 15 o 30 minutos, hay servicios de taxis y de alquiler de autos.

Si preferimos viajar en tren, todas las grandes ciudades de Inglaterra ofrecen enlaces con la ciudad de Manchester, su estación de trenes es la Manchester Piccadilly, en el centro. Desde Londres el viaje transcurre en 2.40h.
El viaje en autobús desde Londres tarda un promedio de más de seis horas.

Si optamos por viajar en nuestro propio auto debemos llegar a Inglaterra y desde donde nos encontremos converger en alguna de las autopistas que van hasta Manchester. La señalización es óptima.

El sistema de transporte local es eficiente, completo y rápido -salvo los autobuses durante las horas punta- podemos trasladarnos en autobuses, trenes, metro (no el tradicional que todos conocemos sino el "metrolink" conformado por tranvías) y taxis.

Como en todas las grandes ciudades de Inglaterra, el alojamiento cubre todas las expectativas. Hoteles de grandes cadenas internacionales, hoteles de diseño, hostales, Bed and Breakfast, albergues, hoteles económicos, apartamentos para turistas, albergue en casas particulares...

Visitando Manchester debemos ir hacia el norte de la ciudad para admirarnos ante la magnífica catedral de estilo romano edificada en 1421, está considerada una de las más bellas de Inglaterra, no muy lejos se encuentra el Chestam's Hospital que era la casa parroquial y que también se puede visitar.

Dirigiéndonos hacia el sur encontraremos la iglesia Saint Anne, edificada en el siglo XVIII y el Royal Exchange hermoso exponente del estilo neoclásico.

Siguiendo nuestro camino por las calles de la ciudad encontraremos la biblioteca John Rylands que tiene el lujo de poseer obras incunables. El Town Hall (Ayuntamiento) es también digno de ser conocido ya que su estilo neo gótico es sorprendente y su interior es admirable.

No podemos tampoco, dejar de conocer el importante y colorido Barrio Chino de Manchester que constituye una comunidad fuertemente representada y muy antigua en la ciudad.

Pero lo más sorprendente de Manchester son su intensa vida nocturna, se la conoce por esta razón como "Madchester" (mad=loca) y el delirio que provoca su equipo de fútbol. Cuando el ?Manchester United? juega partidos internacionales, la ciudad se ve colmada de turistas.

Pero este aspecto de Manchester, muy atractivo para muchos, no logra opacar las atracciones culturales que la ciudad posee. El barrio bohemio "Bohemian Northern Quarter" , con tiendas espectaculares o -al mejor estilo de San Francisco, en Estados Unidos- el Gay Village, que concentra a la mayor comunidad homosexual, no sólo de Inglaterra, sino también de toda Europa y también es visitado por los turistas que llegan hasta la Manchester.

Si nos alojamos en la ciudad podemos tomarnos momentos de paz recorriendo el Peack District, en la región de Derbyshire, un hermoso parque nacional por los paisajes y la vida silvestre que alberga y la famosa Chatsworth House, pero además la zona es dueña de un importante patrimonio cultural por los pequeños pueblos que se encuentran en las adyacencias y que debemos conocer: Bakewell, Charleston.

Si nos encantan las ciudades y su trepidante vida, Manchester ofrece una vida nocturna febril. No siempre Manchester nos brinda música clásica, podemos escuchar jazz en Manchester's Northern Quarter o bailar hasta las primeras horas del día siguiente en el Student Quarter. Podemos salir de copas y recorrer los pubs victorianos de Rusholme o frecuentar el jet set de Manchester (jugadores de fútbol, artistas...) en la exclusiva zona de Quays. Lo mejor de la música de moda está en Deansgate y lo más popular, además de estar en el Student Quarter lo encontramos en el Manchester Gay Village donde también se vive hasta la madrugada. En la zona de Oxford Road además de pubs hay pequeños teatros de comedia.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Footer Thawte