Viajes

Qué visitar en Logroño

Identificación

Logroño: Encrucijada de rutas en el Camino de Santiago

Una ciudad monumental rodeada de bodegas y naturaleza

Qué visitar en Logroño Un recorrido por Logroño capital nos llevará a contemplar magníficas edificaciones de todo tipo. Logroño, al igual que muchas antiguas ciudades de nuestro país, estuvo amurallada como protección contra las invasiones durante muchos años. De las antiguas murallas actualmente sólo se conservan la muralla de Revellín y la Puerta de Carlos I, emplazamiento de la conmemoración anual del asedio de los franceses. Además, siguiendo la hermosa ribera del Ebro nos encontramos también dos grandes puentes. El más antiguo recibe el nombre de Puente de Piedra y data del siglo XI, mientras que el otro está realizado en hierro y es una construcción característica del siglo XIX, también plena de encanto e interés arquitectónico.

Dejando los alrededores de la urbe y adentrándonos en su acogedor y bien cuidado casco histórico, el primer punto de interés lo constituye la Plaza del Mercado. En esta plaza se alza el hito monumental y religioso de Logroño, la Concatedral de Santa María La Redonda (así llamada por levantarse sobre el emplazamiento de una desaparecida iglesia románica de planta circular). Además del imponente porte del edificio, del siglo XV, en su interior se guardan tallas de Gregorio Fernández y una representación del Calvario de Miguel Ángel. En la misma plaza encontraremos el Mercado de Abastos, un edificio majestuoso que alberga multitud de puestos donde las materias primas de la máxima calidad se exponen ante los compradores. Un recorrido por este recinto, pleno de colores y aromas, es uno de los placeres inexcusables de cualquier visita a Logroño que se precie.

Otro templo a destacar de Logroño es Santa María de Palacio, con elementos románicos y góticos, acompañada en belleza y antigüedad por la Iglesia de San Bartolomé, erigida en el siglo XI y que conserva una torre mudéjar, siendo el único testimonio de arquitectura románica de la ciudad. Los palacios también salpican las calles con sus señoriales siluetas, además de los hitos correspondientes al Camino de Santiago, ubicados en la llamada Rúa Vieja: el Albergue de peregrinos, la Fuente de Peregrinos y la Iglesia de Santiago, impresionante templo del siglo XVI.

La belleza de la ciudad corre pareja a la del resto de la provincia. A las rutas por las bodegas, una actividad que no debe dejarse de lado cuando visitemos Logroño y La Rioja, se suma la Ruta de los Dinosaurios que conduce a los curiosos a contemplar las gigantescas huellas de los primeros habitantes de la Tierra. Aprovechando estos recorridos también podemos dirigir nuestros pasos hacia las tierras de Los Cameros y visitar el Parque Natural de Sierra Cebollera, una de las muestras más importantes de orografía glaciar de España. Esta zona es de una belleza increíble, plena de bosques y riscos escarpados sobrevolados por los majestuosos buitres. Y si nos desplazamos a los alrededores de Logroño, no podemos dejar de visitar el conjunto de San Millán de la Cogolla y sus monasterios de Suso y Yuso, cuna de la lengua española y que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Otros lugares del máximo interés son también Santo Domingo de la Calzada, con sus espectaculares murallas y la Catedral de San Salvador; Alfaro, con su propia y bellísima Colegiata; Haro, capital del vino y cuyos Carnavales tienen justa fama; y muchas otras bellas localidades que constituyen todo un tesoro dentro de la geografía de nuestro país
Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte