Viajes

Qué visitar en San Pablo

Identificación

San Pablo: Una ciudad para descubrir

Lugares de interés

Qué visitar en San Pablo Catedral da Sé: Praça da Sé. La catedral metropolitana de Sao Paulo es uno de los emblemas de la ciudad (junto a los rascacielos de la Avenida Paulista) y está ubicada en el centro histórico de la misma. Tiene una capacidad para recibir 8.000 personas y se destacan sus vitrales y detalles de ornamentación inspirada en la flora tropical. La Entrada es gratuita y se puede visitar de lunes a viernes de 8 a 19h, sábados de 8 a 17h, domingos de 8 a 13h y de 15 a 18h. La estación de metro más próxima es la Estación Sé.

Museu de Arte de Sao Paulo: 1578, Avenida Paulista. Este moderno edificio alberga la colección de pintura occidental más importante de América Latina con obras de Rembrandt, Van Gogh, Picasso, Rubens, Goya y de destacados maestros brasileros. Todos los domingos se desarrolla una interesante feria de antigüedades en las cercanías del museo. Entrada adultos R$ 15, niños gratis. Días martes entrada gratuita. Abierto de martes a domingo de 11 a 18h, los días jueves permanece abierto hasta las 20h.

Museu Paulista Iparanga: Parque da Independência, s/n.º - Ipiranga. Museo que depende de la Universidad de San Pablo (USP, debe pronunciarse "uspi") el sitio ideal para admirar las obras locales y comprender la evolución de la sociedad paulista durante los siglos XIX y XX. La colección del museo abarca pinturas, esculturas, muebles, objetos de la vida cotidiana y hasta coches. También presenta exposiciones temporarias. Entrada R$ 6, con libreta de estudiante mitad de precio. Abierto de martes a domingo de 9 a 17h.

Pinacoteca do Estado:
2, Praça da Luz. Interesante colección de artistas brasileros de los siglos XIX y XX en el barrio más cultural de Sao Paulo. Además de la Pinacoteca permanente se organizan exposiciones temporarias e itinerantes y este sitio tiene un lindísimo café en su terraza. Abierta de martes a domingo de 10 a 18h. Entrada R$6 todos los días menos los días sábado que es gratis.

Monasterio de São Bento: Largo de São Bento. Si bien su presencia en la ciudad se remonta al año 1600, según consta en los documentos que acreditan la cesión de tierras, este monasterio que se encuentra en el centro histórico de la ciudad fue construido y reconstruido muchísimas veces. El actual data de principios del siglo pasado. La particularidad de este monasterio es que en su basílica se celebra misa con Canto Gregoriano interpretado por los monjes del monasterio. Aquí también tienen lugar muchos conciertos de música de órgano. Abierto los lunes, martes, miércoles y viernes de 6 a 18.30h, los días jueves de 6 a 8h y de 11.30 a 18.30, los sábados y domingos de 6 a 12h y de 16 a 18.30h. Todas las misas de las 7 horas de los días de semana, la de las 6 de la mañana de los sábados y la misa de los domingos de las 10 horas son acompañadas por canto gregoriano y música de órgano. La estación metro más próxima es la estación de São Bento

Memorial do Imigrante: 1316 Rua Visconde de Parnaíba, Barrio de Brás. (Museo de la Inmigración) Este museo que se encuentra en las afueras de la ciudad recuerda a los inmigrantes llegados desde todos los horizontes y que hicieron grande a la ciudad. Los sábados y domingos un viejo tranvía refaccionado y un tren conducen a los visitantes (un valor agregado para un lindo paseo en familia). Entrada R$4. Abierto de martes a domingo de 10 a 17h.

Parque Ibirapuera: Avenida Pedro Alvares Cabral, Vila Mariana. Situado en el barrio Vila Mariana, este increíble parque es el pulmón verde de la ciudad. En el mismo parque se encuentran numerosos museos, parques temáticos, pabellones, salones de exposiciones y un planetario diseñado por el mundialmente famoso arquitecto Oscar Niemeyer (el mismo que diseñó la ciudad de Brasilia en la década de 1960), también hay circuitos para correr o caminar, alquiler de bicicletas, lagos que ofrecen botes en alquiler y restaurantes. Este parque es un sitio para visitar en -por lo menos- dos oportunidades. Abierto todos los días de 05 a 24h, próximo a la estación de metro Paraiso.

Parque Anhembi: Av. Olavo Fontoura, 1.209, Barrio Santana. Miles de metros cuadrados en un espacio multieventos (Arena Anhembi, Auditório Elis Regina, Palácio das Convenções, Pavilhão de Exposições, Sambódromo y Fórmula Indy) Siempre pasa algo en el Parque.

Edificio Altino Arantes: 24, Rua João Bricola. Uno de los edificios más alto de la ciudad, en el corazón del distrito financiero, nos permite ingresar a su terraza y tener una vista panorámica magnífica. Este edificio es propiedad del banco Banespa y su estilo se inspiró en el famoso Empire State Building de Nueva York. Para ingresar sólo debemos -por razones de seguridad- presentar un documento de identidad con foto actualizada. Abierto de lunes a viernes de 10 a 17h. La estación de metro más próxima es la Estación São Bento.

Zoológico de Sao Paulo: 4241, Avenida Miguel Stéfano, Água Funda. Ubicado en el municipio de Congonhas, suburbio de la capital, este increíble zoológico es uno de los más grandes del mundo. Presenta ejemplares de todo el mundo y muchas especies nativas de Brasil. El encuadre es fantástico con derroteros que suben y bajan, entre recreaciones de bosques tropicales. En el mismo zoológico hay un jardín botánico. Entrada adultos R$14; niños R$4. Abierto de martes a domingo de 9 a 17h. El zoológico ofrece también, dos veces por mes con reserva anticipada, un excepcional paseo nocturno que incluye, no sólo el recorrido guiado por el predio y la oportunidad de ver como los encargados alimentan a los animales, sino también un simpático refrigerio. Entrada R$ 75, niños de 5 a 10 años R$ 55, la cita es a las 19 horas. Puede solicitarse guía en idioma inglés. Otra atracción para toda la familia es el ZooSafari, un paseo de 4 Km. por un sendero donde se encuentran animales en libertad. Un minibus nos lleva directamente desde un sector del zoológico (portal Alameda Leão) hasta el safari. Entrada R$ 14, de martes a domingo de 10 a 16h.

Playcenter: 20, Rua José Gomes Falcão, Barra Funda. Increíble parque de diversiones con atracciones para todas las edades en una decoración magnífica. Este parque cuenta con una imponente montaña rusa que alcanza los 75 Km. por hora de velocidad. En algunas fechas especiales el parque se cierra a las 19h para reabrir una hora después para lo que se denomina "Noche de terror en el parque", un verdadero éxito de concurrencia y para el cual el parque se ambienta alrededor de un tema principal. Entrada R$39,90 con ingreso ilimitado a la mayoría de los juegos. Abierto los sábados y domingos de 11 a 19h., próximo a la estación de metro Barra Funda.

Las playas se encuentran muy cerca de la ciudad y es tan extenso el litoral paulista que incluso muchas se encuentran es su estado salvaje a pesar de estar cerca de pequeñas urbanizaciones en las que podemos encontrar toda clases de servicios e incluso una animada vida nocturna.

La zona de moda, en este momento es la de Sao Sabastiao, a 200 Km. de la ciudad. En esta región, más de 100 Km. de playa y de pequeñas calas se encadenan y brindan una gran cantidad de sitios, casi íntimos, de descanso y sosiego en un paisaje único. Algunas playas como Jureria es buscada por sus olas para la práctica de surf, Barra do Juna para practicar esquí náutico o windsurf, la Barra do Sahi para tomar sol y bañarse en un mar tranquilo y las playas de Mareisias y Caraguatatuba por su animada vida nocturna y sus restaurantes.

Frente a las costas de Sao Sabastiao se encuentra Ilhabela, una hermosa isla a la que se accede en ferry y es un verdadero paraíso. Esta isla cuenta con más 30 playas, montañas de más de 1000 metros de altitud y más de 300 cascadas, el paisaje perfecto para graficar nuestra idea del trópico. Estando de vacaciones tenemos una ventaja sobre los brasileros y es que podemos visitar esta isla de lunes a viernes y evitarla los fines de semana, cuando el aluvión de turistas la invaden.

También están las playas de Guarujá ciudad que supo ser en un tiempo el destino privilegiado de los paulistas para sus residencias secundarias o para pasar los fines de semana, a sólo 88 Km. del centro de la ciudad. Un poco más alejada está la paradisíaca playa de Ubatuba, donde un morro que emerge del mar divide las aguas y nos permite pasar en pocos pasos de un mar tan tranquilo como una alberca a un mar embravecido apto para la práctica del surf.

El Vale do Ribeira presenta más de cien grutas, muchas de las cuales están abiertas al público y presentan infraestructura para ser visitadas. Los sitios más importantes de este valle son Iporanga, a 330 Km. de Sao Paulo y Eldorado a 250 Km., el paisaje es increíble con cascadas, rápidos, diques naturales. En las grutas hay iluminación artificial y pasarelas que permiten el desplazamiento.

(El Vale do Ribeira está recorrido por la carretera Régis Bittencourt, una de los caminos más peligrosos de Brasil por sus deslizamientos de tierra, sin embargo durante la estación seca, de mayo a octubre, las lluvias son muy raras y siempre podemos informarnos en alguna oficina de turismo oficial sobre el estado del camino)

(Advertencia: tanto en la foresta tropical, como en las playas e incluso en la ciudad, los mosquitos brasileros son de temer y debemos contar con una buena cantidad de repelentes y no nos olvidemos que si bien San Pablo está construida en una planicie sus calles suben y bajan, un calzado cómodo se impone para recorrerla con comidad)
Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte