Conoce los secretos mejor guardados de la China imperial

¿Qué vas a hacer en tus próximas vacaciones? Si buscas un destino impregnado de magia, historia y edificios que te cortarán la respiración, China es tu mejor opción

Espectaculares templos y pagodas, palacios que acogieron a reyes y emperadores, una cultura milenaria, paisajes evocadores… Todos estos ingredientes confluyen en un gran país en el que te aguardan todo tipo de emociones: Pekín y su Ciudad Prohibida, Xi’an y su Ejército de Terracota, Guilin y los delicados paisajes que flanquean el río Li, Hangzhou y la poética estampa que nos brinda el lago del Oeste, Suzhou y la bucólica colina del Tigre, Shanghai y el siempre sereno jardín Yuyuan…

No te quedes en casa: ven con nosotros y descubre el fascinante pasado de una tierra lejana, mágica y única.
 

Descubre el programa del viaje

China

Día 1: España-Pekín

Vuelo a la capital de China, Pekín. Noche a bordo.

Día 2: Pekín

Tras aterrizar en Pekín, traslado al hotel y check-in a las 14:00 h. El resto del día lo tendrás a tu entera disposición para almorzar por tu cuenta y empezar a descubrir las maravillas de esta fascinante ciudad. Alojamiento.

Día 3: Pekín

Desayuno bufet en el hotel. A continuación, visitaremos la Ciudad Prohibida, la plaza de Tiananmen y el Palacio de Verano, efectuando también una parada para el almuerzo (incluido). Por la noche, asistiremos a un espectáculo de acrobacia. Alojamiento. 

Día 4: Pekín

Tras desayunar, efectuaremos una inolvidable excursión a la Gran Muralla (el almuerzo está incluido en el programa). De vuelta a la ciudad, haremos una parada en las inmediaciones de las instalaciones olímpicas para tomar fotos, sin entrar en los estadios. Por la noche, saborearemos una deliciosa cena en la que no faltará el típico pato laqueado de Pekín. Alojamiento.

Día 5: Pekín-Xi’an

Después de desayunar en el hotel, realizaremos una visita al templo del Cielo y almorzaremos (la comida está incluida en el precio del viaje). Por la tarde, saldremos en tren hacia Xi'an. Alojamiento.

Día 6: Xi’an

Por la mañana, tras el desayuno bufet, nos desplazaremos hasta el famoso Museo del Ejército de Terracota. Acabada la visita, disfrutaremos de un suculento almuerzo, antes de acercarnos hasta la Pequeña Pagoda de la Oca Silvestre (la contemplaremos sin subir). Alojamiento.

Día 7: Xi’an-Guilin

Desayuno en el hotel y, a la hora estipulada, traslado al aeropuerto para volar hasta Guilin, en el sur del país. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Día 8: Guilin

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, llevaremos a cabo un crucero por el río Li, mientras disfrutamos de bellísimos paisajes de montaña (almuerzo a bordo incluido). Por la tarde, de vuelta a Guilin, visitaremos la gruta de Flautas de Caña. Alojamiento.

Día 9: Guilin-Hangzhou

Desayuno en el hotel. A la hora fijada, nos desplazaremos al aeropuerto para volar rumbo a Hangzhou (almuerzo no incluido). Llegada, traslado al hotel, y alojamiento.

Día 10: Hangzhou

Desayuno bufet. A continuación, visitaremos el lago del Oeste, el templo del Alma Escondida y la pagoda de las Seis Armonías, además de disfrutar de un suculento almuerzo. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 11: Hangzhou-Suzhou

Después del desayuno, nos dirigiremos a Suzhou en tren o en autobús, donde visitaremos el jardín del Maestro de las Redes del Pescador y la colina del Tigre y almorzaremos (la comida está incluida en el programa). Traslado al hotel y alojamiento.

Día 12: Suzhou-Shanghai

Por la mañana, tras desayunar, nos trasladaremos a Shanghái en tren o en autobús. Tras el almuerzo (incluido en el precio del viaje), visitaremos el jardín Yuyuan, el barrio antiguo, el templo del Buda de Jade y el malecón de la ciudad. Regreso al hotel y alojamiento. Dependiendo del horario de llegada, no obstante, las visitas se podrán realizar al día siguiente.

Día: 13: Shanghai

Desayuno en el hotel y día libre a tu entera disposición para recorrer Shanghai por tu cuenta. En el caso de que no haya habido tiempo para realizar las visitas programadas para el día anterior, se efectuarían a lo largo de esta jornada. Alojamiento.

Día: 14: Shanghai-España

Desayuno en el hotel y traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a España. Dependiendo de la hora de salida, la llegada podría producirse al día siguiente. ¡Esperamos que haya sido una experiencia  única y que volvamos a vernos muy pronto!

Visitar un hutong de Pekín en rickshaw

¡Admira la arquitectura tradicional china!

No todo son rascacielos y grandes bloques de hormigón en Pekín. De hecho, en algunas calles del centro histórico, aún es posible encontrar maravillas como la Ciudad Prohibida y otras interesantísimas muestras de la arquitectura y el urbanismo más tradicionales de China. ¿Te apetecería conocerlas mientras paseas tranquilamente en rickshaw?

Esta actividad te permitirá descubrir de primera mano los llamados siheyuan, uno de los elementos más característicos de la capital del país. Estas construcciones consisten en un recinto cuadrado con habitaciones que encierran un patio central, normalmente dotado de vegetación. Los siheyuan se alzan sobre los no menos típicos hutong, calles y callejones que conectan el interior del casco antiguo. Muchos de ellos son tan angostos que ni tan siquiera permiten que los coches puedan circular, por lo que el uso del rickshaw es la mejor opción para recorrer estos pintorescos rincones de la antigua Pekín, cada vez más escasos.

El motivo de que los pekineses poco a poco fueran abandonando los siheyuan para instalarse en pisos es evidente, ya que estas viviendas carecían de agua corriente y de sanitarios.

¿Sabías que...?

...los primeros hutong datan del siglo XIII, momento en el que China estaba gobernada por la dinastía Yuan (1279-1368), originaria de Mongolia? 

De hecho, esta palabra deriva del término mongol huttog, que significa 'bien'. Y eso es precisamente lo que brindaban estas recoletas callejuelas: una cierta calidad de vida para la población local. No obstante, pese a esta preocupación de los mandatarios de la época por sus súbditos y sus innegables esfuerzos por adaptarse a la cultura china -hasta el punto de bautizar su dinastía con un nombre en mandarín-, la clara predilección del emperador Kubilai Khan por los extranjeros en la Administración en detrimento de la población local acabaría erosionando su imagen. Poco después, en 1368, una dinastía autóctona, la Ming, acabaría expulsando a los mongoles del trono de China.

<p>Dar un paseo nocturno por los lagos de Guilin<br></p>

¡Disfruta de rincones mágicos en el sur del país!

En China, se dice que una ciudad sin agua es una ciudad sin vitalidad. Sea como fuere, éste no sería el caso de la encantadora localidad de Guilin, bañada por dos ríos y dotada de hermosísimos lagos.

Precisamente, éstos son los lugares que te animamos a descubrir en esta actividad, consistente en un inolvidable crucero nocturno por los cuatro lagos que motean esta hermosísima población, y que se comunican entre sí: el Sha Hu, el Rong Hu, el Gui Hu y el recientemente excavado lago Mulong. Cada noche, un barco surca sus aguas y el cauce de los dos ríos.

Este espectacular recorrido pone a tu alcance una experiencia única: mientras la embarcación se desplaza lentamente, tendrás ocasión de maravillarte ante algunas de las más bellas estampas de China. Además, durante el trayecto, también podrás disfrutar de entretenidas actuaciones, que incluyen canciones populares locales y demostraciones de folklore tradicional chino. Estas representaciones, que se llevan a cabo a orillas de uno de los dos ríos, no pueden ser presenciadas por las personas que pasean por los alrededores de la zona turística.

Los ríos y los lagos están interconectados entre ellos mediante una red de 19 puentes, muchos de los cuales son reproducciones de los puentes más famosos de China y del extranjero. En la actualidad, este circuito se ha convertido en un gran parque temático que hace las delicias del visitante, gracias a sus jardines repletos de flores, árboles, césped y pabellones construidos siguiendo los cánones de la arquitectura china tradicional. Además, y a pesar de que se enmarca en el centro de Guilin, se trata de un lugar muy tranquilo. ¿A qué esperas para descubrirlo?

¿Sabías que...?

...a Guilin se la conoce como el sobrenombre de la Perla de China, debido a su extraordinaria belleza? 

Tal y como ocurre con el resto de la región sobre la que se asienta (Guangxi, situada en el sur del país), la ciudad se eleva sobre un relieve calizo formado hace 300 millones años. En él confluyen montañas de cimas redondeadas y colinas calcáreas, que dan pie a una estampa de gran valor paisajístico, y a la que habría que sumar los hermosísimos arrozales que cubren las terrazas cercanas a la población. 

En concreto, Guilin se alza sobre la orilla derecha del río Li, un fotogénico cauce fluvial que enlaza con la población de Yangshuo, otro de los grandes reclamos turísticos de la zona. Al oeste, se despliega una cadena de lagos, y al sur, discurren las plácidas aguas del río Taohua, afluente del Li. Entre los meses de noviembre y febrero, el caudal de las aguas se reduce considerablemente, lo que provoca que la navegación sea prácticamente imposible. De ahí que, en la medida de lo posible, procures que tu visita a Guilin no coincida con este período.

<p>Asistir al espectáculo nocturno Impresión del lago del Oeste en Huangzhou<br></p>

¡Asómbrate con un show único en la bellísima Hangzhou!

La importancia de los ríos y los lagos en China no es algo nuevo. De hecho, las principales culturas neolíticas se consolidaron junto a zonas con recursos de agua dulce, como la cultura de Yangshao (5000-3000 a.C.), surgida en los valles del río Amarillo o Huanghe y de sus afluentes, el Wen y el Fei; la de Dawenkou (4500-2700 a.C.), que se dio en la desembocadura del Huanghe; la de Longshan (2000-1850 a.C.), propia del curso medio y bajo de este río, pero que también acabaría alcanzando el río Azul o Yangzi, o la de Hongshan (4000-3000 a.C.), que se desarrolló a orillas del río Liao.

En cualquier caso, lo cierto es que los ríos y lagos sigan inspirando las artes escénicas en el gigante asiático. Sin ir más más lejos, el país cuenta en la actualidad con tres famosos espectáculos ligados al agua, que llevan por título Impresión de Liu Sanjie, Impresión de Lijiang e Impresión del lago del Oeste, que es el que os animamos a presenciar en Hangzhou, una de las ciudades más hermosas de la provincia de Zhejiang. Además de ser una excelente muestra de la extraordinaria riqueza cultural de esta localidad —en la que no faltarán los episodios históricos y algunos pasajes mitológicos—, esta propuesta también te permitirá disfrutar de un paisaje de gran belleza: el que nos brinda el fascinante lago del Oeste (Xi Hu), declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2011.

Cada día, alrededor de 1.800 personas se reúnen en la plaza desde la que se puede asistir a esta magnífica obra teatral, que se escenifica a diario entre las 19:40 h y las 21:00 h. La representación se compone de cinco partes —el encuentro, el enamoramiento, la despedida, el recuerdo y la impresión—, con las que tendrás la oportunidad de descubrir cómo es el arte dramático tradicional en el mundo chino. ¡No te lo pierdas!

¿Sabías que...?

...Hangzhou también es muy conocida por el té de Longjing, uno de los más apreciados de China?

Para que puedas familiarizarte con el cultivo de esta planta y su consumo, te recomendamos visitar el Museo del Té (abierto de las 08:30 h a las 16:30 h), situado en la encantadora Shuangfeng Cun (o 'aldea de los dos Picos'), al sur del lago del Oeste. Sus dependencias constan de cuatro edificios que ocupan una superficie de 3.100 m2, dotada de cinco salas de exposición. En ellas se explican la historia del té, sus variedades y su distribución, los utensilios empleados por las distintas dinastías para prepararlo, la ceremonia del té y la indumentaria utilizada en la misma y algunos aspectos tecnológicos y científicos ligados a la producción y comercialización de este producto.

Asimismo, también puedes acercarte hasta Longjing Cha Cun, que podría traducirse como 'aldea del Pozo del Dragón', cuyas laderas acogen el cultivo de la planta que nos ocupa. En los alrededores, encontrarás salones de té en los que podrás degustar el famosísimo té de Longjing.

Navegar por los canales de Suzhou

¡Apúntate a un relajante paseo en barco en un entorno de ensueño!

Para muchos, Suzhou es la ciudad del amor. Situada en la provincia de Jiangsu, a medio camino entre los lagos Tai Hu (al oeste) y Yanchen Hu (al este), esta población se ha ganado el sobrenombre de la Venecia de Oriente gracias a los bellísimos y románticos canales que la riegan, atravesados por preciosos puentes. Por eso, no es de extrañar que muchas parejas de recién casados elijan este lugar para el reportaje fotográfico de su boda o para su luna de miel.

Si tienes la suerte de visitar esta maravillosa ciudad, no debes pasar por alto la oportunidad de subirte a una embarcación y pasear por sus canales. Prepárate para experimentar la indescriptible sensación de adentrarte por este intrincado dédalo de vías de agua, mientras contemplas cómo transcurre la vida cotidiana de los habitantes de Suzhou.

Este inolvidable paseo en barca discurre entre la estación de tren y la zona de Pan Em, normalmente por el canal principal. No obstante, siempre puedes pedir al barquero que explore algunos canales secundarios, ya que suelen tener más encanto.

Durante la ruta, serás un/a espectador/a de excepción de las costumbres de la población. Dado que las puertas principales y traseras de las casas van a parar a los canales, podrás ver a hombres y mujeres lavando la ropa, paseando o, sencillamente, tomándose unos instantes de descanso. Todo ello en una atmósfera reposada y tranquila, ajena a la masificación propia de otros destinos turísticos. Los puentes, las casas, las farolas, las embarcaciones… Todos estos elementos del paisaje urbano conforman un sugerente collage que te cautivará. Asimismo, no debes olvidar que estarás navegando por las aguas del mítico Yangzi. ¡No dejes de disfrutar de esta increíble vivencia!

¿Sabías que...?

...los chinos vienen realizando importantes obras hidráulicas y de canalización desde hace unos 4.000 años?

Además, muchos de los mayores avances que han tenido lugar a lo largo de la historia están ligados a este tipo de proyectos. Buen ejemplo de ello son las construcciones acometidas en Guanxian por Li Bang en el año 202 a.C., que ayudaron a mejorar la irrigación de la provincia de Sichuan (una de las más fértiles de China, hasta el punto de ser considerada como el principal granero del país). A esto hay que sumar la creación del Gran Canal en el siglo VII, e incluso, los trabajos llevados a cabo por la primera dinastía local de la que se tiene constancia: la Xia (siglo XXI a.C.-1767 a.C.), a quien algunos autores le atribuyen la introducción de la ingeniería aplicada al control de los cauces fluviales y de las frecuentes inundaciones. 

El caso más reciente es de la faraónica presa de las Tres Gargantas, situada en el curso del río Yangzi. Concluida en el 30 de octubre del 2010, da cabida a la mayor planta hidroeléctrica del mundo. No obstante, este prodigio de ingeniería tiene una cara mucho menos amable, ya que obligó a millones de chinos a abandonar sus casas, condenadas a ser engullidas por el agua. La gran mayoría fue reubicada en los nuevos barrios de la ciudad de Chongqing y en sus inmediaciones. La película Naturaleza muerta (2006), de Jia Zhangke, se hizo eco de esta dramática situación.

<p>Hacer un crucero por el río Huangpu en Shanghai<br></p>

Sorpréndete desde el agua con la mayor ciudad asiática

Te invitamos a descubrir uno de los elementos más representativos del paisaje urbano de Shanghai: el Huangpu. De 113 km de longitud, es el río más largo de cuantos atraviesan esta enorme metrópolis del este de China. Su curso la divide en dos sectores claramente diferenciados: Pudong, a mano derecha, y Puxi, a su izquierda. Con una anchura media de 0,5 km y una profundidad de 11 m, no sólo sirve para abastecer de agua a la población local, sino que también alberga numerosos cruceros fluviales muy apreciados por los turistas.

Estos paseos dan comienzo en el muelle de Shiliupu, en el sur del emblemático barrio colonial del Bund, un rincón repleto de edificios que rememoran la ocupación británica de esta zona de la ciudad. Asimismo, todos aquellos que quieran adentrarse en uno de los ríos más importantes de China, el Yangzi, pueden acercarse hasta el punto en el que éste confluye con el Huangpu, y desde el que parten algunos cruceros.

Además de brindarte una vista privilegiada de los puentes que cruzan el río, desde la embarcación también podrás admirar los edificios que configuran el Bund. Entre ellos, descuellan construcciones como el Hotel Peace, con su inconfundible techo piramidal de color verde, o la Casa de la Aduana, presidida por su famosa torre del reloj. Justo detrás del Bund, arranca una zona repleta de rascacielos, que contrastan en altura y en diseño con las joyas del período colonial.

De regreso a Shiliupu, cuando pases junto a la terminal internacional de cruceros de Shanghai, podrás constatar que la nacionalidad de las compañías que operan estas rutas se corresponde con algunos de los enemigos históricos de China, como Japón. Sin embargo, sin la contribución de éstos a la economía local, es posible que Shanghai jamás hubiera llegado a ser la ciudad futurista y floreciente que hoy conocemos.

¿Sabías que...?

...la ciudad de Shanghai está estrechamente ligada al nacimiento y la historia del Partido Comunista de China? A priori, esta afirmación cuesta de creer, si contemplamos los espectaculares rascacielos que hoy se elevan sobre Pudong, o si tenemos en cuenta que Shanghai es el principal centro financiero del país y la sede de algunas de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo.

De todos modos, nada más lejos de la realidad. De hecho, el Primer Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, que tuvo lugar el 23 de julio de 1921, se celebró en esta localidad. El lugar exacto en el que se produjo la reunión, y que fue remodelado en 1998, da cabida a un museo en el que se explican los pormenores de este episodio decisivo para China y la geopolítica mundial. 

Ahora bien, este capítulo no sería el único que tendría como escenario las calles de Shanghai. Tras la muerte del líder nacionalista Sun Yat-sen en 1925, su sucesor, Chiang Kai-chek, fue víctima ese mismo año de un atentado atribuido al Partido Comunista. Este incidente motivó la entrada del partido nacionalista, el Guomindang, en las principales chinas en 1926 y, sobre todo, una contundente represión anticomunista que en 1927 tiñó de sangre Shanghai. En 1928, la práctica totalidad del territorio chino quedó controlado por el Guomindang, circunstancia que inauguró un período en el que se redujeron los privilegios de las potencias extranjeras con presencia en la zona.

España-Pekín

¿Estás preparado/a para conocer el fascinante País del Centro? Para ello, deberás presentarte con dos horas de antelación en el aeropuerto de salida para tomar tu vuelo hacia China. Tras aterrizar en la capital, Pekín-esto será al día siguiente, debido a la distancia a la que se encuentra y al cambio de horario-, uno de nuestros representantes nos recibirá en el aeropuerto y nos acompañará al centro urbano. A partir de este momento, ya podrás empezar a conocer este país mágico. 

En cualquier caso, no hay mejor manera de familiarizarse con Pekín que explorando desde ya sus rincones más destacados. Para que puedas aprovechar tu primer día en China, te aconsejamos acercarte al templo de los Lamas (o Yonghegong, situado en el número 12 de la calle homónima), considerado como el templo budista tibetano más importante que existe fuera del Tíbet. Además, es uno de los centros religiosos más populares de la capital china. Erigido en 1694 como palacio para el príncipe Yongzhen, en 1744 pasó a ser un importante monasterio en el que residía una comunidad de lamas. En la actualidad, el edificio acoge a monjes mongoles que se dedican al estudio de la medicina y la astronomía. En su interior, podrás admirar un espectacular buda de 28 m de altura

Asimismo, también podrás viajar al pasado en la pintoresca calle de Liulichang, repleta de construcciones tradicionales, o hacer compras en la moderna y espaciosa calle de Wangfujing, donde encontrarás todo tipo de establecimientos comerciales: tiendas de ropa y electrodomésticos, librerías, etc. Hacia la mitad de la misma, se despliega una callejuela con puestos de venta de comida de lo más peculiar, en los que tendrás la oportunidad de degustar los aperitivos más bizarros del recetario patrio, como caballitos de mar y escorpiones fritos, así como brochetas de invertebrados difíciles de identificar. No muy lejos de allí, en el 141 de Qianmen Lu, podrás admirar la iglesia del Sur (Nan Tang), la más antigua de Pekín (es originaria de 1605). Esta construcción se halla cerca de la parada de metro del mismo nombre (línea 2). Alojamiento.

Resumen del día

Salida del aeropuerto de origen con destino a Pekín . Noche a bordo y, a la llegada, traslado al hotel y check-in a las 14:00 h. El resto de la jornada podrás aprovechar para almorzar y empezar a recorrer por tu cuenta la capital china. Alojamiento.

Pekín

Después de desayunar, nos dirigiremos a uno de los mayores reclamos de Pekín: la Ciudad Prohibida, que albergó la residencia de los emperadores de las dos últimas dinastías -la Ming y la Qing-, y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. La construcción del recinto se inició en 1404 por orden del emperador Yongle. Actualmente, ocupa una superficie de 0,72 km², sobre la que se elevan 800 edificios con más de 9.000 estancias, dependencias que reúnen la mayor colección de estructuras de madera antiguas del mundo. Asimismo, también dan cabida a tres tronos imperiales y hermosos jardines palaciegos

A la salida, contemplaremos otro de los iconos de la ciudad: la espectacular plaza de Tiananmen. Ideada y construida dentro del plan urbanístico impulsado por Mao Zedong en 1949, no tardó de convertirse en el símbolo de la nueva China. Inspirada en la plaza Roja de Moscú y tristemente famosa por los luctuosos acontecimientos de los que escenario en 1989, este enorme espacio público mide 880 m de norte a sur y 500 m de este a oeste, lo que suma un total de 440.000 m2. En una de sus esquinas, se alza el mausoleo de Mao, en el que se expone el cuerpo del líder comunista. 

A continuación, disfrutaremos de un buen almuerzo (la comida está incluida en el programa) y, acto seguido, nos trasladaremos al Palacio de Verano (Yi He Yuan). Situado a 12 km del centro de la ciudad, se trata de un espectacular complejo palaciego ubicado a orillas del lago Kunming. El recinto, incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1998, fue erigido en 1750 por deseo del emperador Qianglong y reconstruido en 1899 por la regente Cixi. Ésta lo utilizó como su residencia temporal a partir de 1901 y, además, el lugar sería la sede del Gobierno chino hasta 1908. Entre sus principales monumentos, cabe referirse al original Barco de Mármol, la pagoda del Buda Fragante, el puente de los 17 Arcos y el Gran Corredor, un pasillo cubierto de más de 750 m de longitud que servía a Cixi para pasear en los días lluviosos. 

Por la noche, asistencia a un espectáculo de acrobacia. Alojamiento. 

Resumen del día

Tras desayunar en el hotel, realizaremos una visita guiada a la Ciudad Prohibida, la plaza de Tiananmen y el Palacio de Verano, efectuando también una pausa para el almuerzo (incluido en el precio del viaje). Por la noche, asistiremos a un espectáculo de acrobacia. Alojamiento. 

Pekín

Empezaremos el día desayunando en el hotel, antes de tomar un autocar que nos acercará a uno de los monumentos más emblemáticos e impresionantes del continente asiático: la Gran Muralla china. Declarada Patrimonio de Humanidad por la UNESCO en 1987 y escogida por votación popular como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo en el 2007, de ella se ha dicho que es la única construcción humana que puede distinguirse desde la Luna.

Su construcción dio comienzo en el siglo V a.C. y concluyó en el XVI, durante la dinastía Ming. En aquella época, la muralla contaba con una longitud de 20.000 km, que abarcaban desde la frontera con la península de Corea hasta el desierto del Gobi. No obstante, en la actualidad sólo se conserva alrededor de un tercio de este trazado: 8.851,8 km. En su mayor parte, esta estructura defensiva cuenta con una altura que oscila entre los 6 y los 7 m y entre los 4 y los 5 m de ancho. Para que puedas recorrerla sin problemas, te aconsejamos llevar calzado deportivo (evitando sobre todo las chanclas, aunque viajes en verano), gorra y protección solar. Tras la vista, repondremos fuerzas con un abundante almuerzo, incluido en el programa.

Por la tarde, de vuelta a Pekín, haremos una parada cerca del Nido del Pájaro, nombre con el que se conoce popularmente el Estadio Nacional, y el Cubo del Agua -es decir, el Centro Nacional de Natación- para que podamos hacer fotos (no entraremos en el estadio).  

Por la noche, asistiremos a una cena de bienvenida al país, en la que no faltará el delicioso pato laqueado, una de las recetas más populares de Pekín. Alojamiento.

Resumen del día

Después del desayuno, llevaremos a cabo una excursión a la Gran Muralla, con almuerzo incluido. De regreso, efectuaremos una parada en los alrededores del Parque Olímpico para sacar fotos a los estadios, sin acceder a ellos. Por la noche, disfrutaremos de una rica cena a base de pato laqueado, uno de los platos más conocidos del recetario de este país asiático. Alojamiento.

Pekín-Xi'an

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, nos desplazaremos hasta el templo del Cielo (Tien Tian), sin duda el edificio religioso más conocido de la capital china. Su disposición arquitectónica remite a la antigua creencia de un cielo redondo y de una tierra plana. Erigido en 1420, el recinto se convirtió en el centro de oración por excelencia de los emperadores durante las dinastías Ming y Qing, quienes rezaban para que hubiera buenas cosechas. Uno de sus edificios más remarcables es su altar circular, que data de 1530. Asimismo, tampoco hay que perderse el templo de los Antepasados Imperiales, hoy Parque Cultural del Pueblo. Desde 1998, este espectacular monumento forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Después de almorzar (la comida está incluida en el precio de viaje), tomaremos un tren de alta velocidad que nos llevará hasta nuestro próximo destino: la fascinante Xi'an, una de las antiguas capitales de China. Con 3.000 años de existencia a sus espaldas, la ciudad más importante de la provincia de Shaanxi es la única capital histórica del país que continúa amurallada, así como el punto de partida de la famosa Ruta de la Seda. A la llegada, nos trasladaremos al hotel, en el que pasaremos la noche.

Resumen del día

Tras el desayuno, visitaremos del templo del Cielo, justo antes de almorzar. Por la tarde, nos desplazaremos a la estación para tomar un tren de alta velocidad hacia Xi'an. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Xi'an

Después de desayunar en el hotel, descubriremos uno de los lugares más visitados del gigante asiático: el mundialmente famoso Ejército de Terracota, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Este impresionante tesoro arqueológico, descubierto en 1974 por cinco agricultores mientras cavaban un pozo, reúne 9.000 piezas y figuras de guerreros, caballos y carros de combate reproducidos a tamaño natural y realizados a finales del siglo III a.C. por orden del primer emperador chino, Qin Shi Huang Di, para que fueran los guardianes de su tumba. Algunas de las estatuas aún evidencian restos de policromía. 

Finalizada esta visita, almorzaremos (la comida está incluida en el programa) y, a continuación, admiraremos desde el exterior la Pequeña Pagoda de la Oca Silvestre, localizada dentro del templo de Jianfu, a 1 km al sur de la zona urbana de Xi'an. El recinto -erigido entre los años 707 y 710 de nuestra era, en tiempos de la dinastía Tang- sufrió graves desperfectos a finales de este período. No obstante, el templo sería remodelado durante la época Ming, completándose su reconstrucción en 1449. A finales de la dinastía Qing (1644-1911), se alzaron más edificios dentro del complejo, como la puerta de Nanshan.

Por la noche, te recomendamos visitar las torres de la Campana y el Tambor, o bien asistir a un espectáculo de danza y música de la dinastía Tang en el Gran Teatro Sunshine Beauty City. En este impresionante recinto, de estilo europeo y situado en el número 29 de la calle de South Huancheng, disfrutarás con lo mejor de las artes escénicas de uno de los períodos más florecientes de la historia de China. Alojamiento.

Resumen del día

Desayuno bufet en el hotel. A continuación, nos desplazaremos al lugar en el que se halla el célebre Ejército de Terracota. Almorzaremos y, por la tarde, podremos admirar por fuera la Pequeña Pagoda de la Oca Silvestre. Alojamiento.

Xi'an-Guilin

Desayunaremos en el hotel. Antes de que nos traslademos al aeropuerto, y dependiendo de la hora a la que salga nuestro vuelo a Guilin, te aconsejamos que aproveches para visitar el poblado neolítico de Banpo, situado a 6 km del centro urbano de Xi'an. Descubierto en 1953, fue habitado del 4000 al 3000 a.C. y es uno de los mejores ejemplos de la denominada cultura Yangshao. Las dependencias del área museística comprenden una superficie de 5 hectáreas y están rodeadas de un foso. Entre las estructuras que podrás contemplar, destacan algunas viviendas de planta circular y rectangular y silos. Estas casas, algunas de las cuales eran semiexcavadas, contaban con chimeneas en el centro y un techo realizado con paja y barro. Asimismo, el yacimiento también incluye una necrópolis, ubicada fuera del foso. 

A la hora acordada, iremos al aeropuerto para tomar un vuelo que nos llevará hasta la idílica Guilin, una ciudad de la sita en la Región Autónoma de Guangxi que se cuenta entre las más bucólicas de la China meridional, y en al que nos aguardan paisajes de ensueño. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar en el hotel, y a la hora convenida, nos desplazaremos hasta el aeropuerto de Xi'an para tomar un vuelo hasta Guilin, una de las localidades más bellas del sur de China. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Guilin

¿Preparado/a para conocer uno de los rincones más sorprendentes y fotogénicos del gigante asiático? Sin duda, los lugares que tendremos ocasión de admirar en estar jornada te dejarán un recuerdo imborrable. 

Empezaremos desayunando en el hotel y, a continuación, disfrutaremos de un inolvidable crucero por el río Li. Este fascinante recorrido, que realizaremos en algo más de 4 horas, dará comienzo al sur de la ciudad, cerca del parque de la Trompa del Elefante, y comprende los 80 km que separan Guilin de Yangshuo. Los hipnóticos paisajes de los que disfrutaremos a lo largo del trayecto son cautivadores: arrozales de un verde intenso, montañas de formas imposibles, pintorescas aldeas de pescadores... De hecho, uno de estos hermosísimos parajes aparece inmortalizado en los billetes de 20 yuanes. Asimismo, tendremos ocasión de almorzar mientras surcamos las aguas de este bellísimo cauce fluvial. El regreso a Guilin se efectuará en autobús. 

En cualquier caso, antes de volver al hotel, visitaremos la gruta de Flautas de Caña (Ludi Yan). Esta encantadora cueva se halla a unos 8 km al noroeste de la ciudad. Se trata de una gruta de 300 m que da cabida a curiosas formaciones geológicas de piedra caliza, y que destaca por la considerable altitud de su tramo central. Durante la guerra contra los japoneses, el lugar hizo las veces de refugio antiaéreo.  Alojamiento.

Resumen del día

Tras el desayuno, disfrutaremos de un crucero por el río Li, disfrutando a bordo de un suculento almuerzo. Por la tarde, de regreso Guilin, llevaremos a cabo una visita a la gruta de Flautas de Caña. Alojamiento.

Guilin-Hangzhou

Tras haber disfrutado de una de las estampas más bucólicas de China, llega el turno de descubrir otra maravillosa población en la que el agua es la nota dominante, y que durante siglos ha cautivado a los más ilustres poetas y pintores locales: Hangzhou

Sin embargo, dependiendo de la hora a la que salga nuestro vuelo, aún podremos apurar nuestra estancia en Guilin para acabar de conocer esta interesante localidad. Después de desayunar, uno de los lugares que no hay que dejar de contemplar es su casco histórico, donde se despliegan el Shan Hu (o lago de los Pinos, sobre cuyas aguas se reflejan dos espectaculares pagodas gemelas) y el Rong Hu (lago de los Banianos), que se hallan al este y al oeste de la ciudad, respectivamente. Entre ambos, se extiende la arteria principal de la ciudad: Zhongshan Lu, una calle dedicada al líder nacionalista chino Sun Yat-sen. Esta vía está atestada de restaurantes y tiendas, por lo que te brinda una magnífica oportunidad para realizar compras. 

A la hora convenida, nos trasladaremos al aeropuerto para tomar un vuelo hasta Hangzhou, una seductora ciudad situada en la provincia de Zhejiang, al este del país. Allí nos aguarda una antiquísima población convertida en uno de los mayores polos de atracción turística del territorio chino, con cerca de 20 millones de visitantes anuales. Sita cerca de la desembocadura del Fuchun (Qiantang), que vierte sus aguas en el mar Oriental de China por la bahía de Hangzhou, acoge uno de los puertos más visitados a nivel nacional y hermosísimos paisajes. ¡Te aseguramos que no te defraudará! 

A la llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel. A la hora establecida, nos trasladaremos al aeropuerto para tomar un vuelo a Hangzhou. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Hangzhou

Desayunaremos en el hotel y, a primera hora, realizaremos una visita que nos permitirá recorrer los lugares más bellos de Hangzhou. Nuestra primera parada será el lago del Oeste. Citado en innumerables textos de poetas chinos e inmortalizado hasta la saciedad por los artistas locales, la leyenda dice de él que surgió a raíz de la caída de una perla de la Vía Láctea. De escasa profundidad (1,8 m de promedio), posee un perímetro de unos 12 km y una extensión de 6,5 km². Dos diques, el Bai Di y el Sui Di, dividen esta superficie lacustre en tres partes. Sus aguas dan cabida a cuatro bellas islas, entre las que destacan la de Gu Shan -con un precioso pabellón construido en 1699 por el emperador Kangxi- y la de Xiaoying Zhou. A su vez, al norte del lago se localiza la tumba del general Yue Fei, comandante de las tropas de la dinastía Song, quien se enfrentó valientemente a los ejércitos invasores de la dinastía Jin. En el 2011, el lago fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

A continuación, nos trasladaremos al templo del Alma Escondida (Lingyin Si), un importante monasterio budista que se halla en la colina de Feilai Feng. Originario del año 326 d.C., fue reconstruido en el año 596, en tiempos de la dinastía Sui. Coincidiendo con el reinado de los Tang, las persecuciones contra los monjes budistas forzaron a la comunidad religiosa que vivía en él a abandonarlo en el 845, aunque acabarían regresando. Arrasado nuevamente durante la revuelta de Taiping, a mediados del siglo XIX, fue rehecho a comienzos del siglo XX. En la actualidad, el complejo monástico da cabida a 18 pabellones y 75 templos.

La última atracción que visitaremos será la Pagoda de las Seis Armonías. De planta octogonal, sus 60 m de altura comprenden siete pisos interiores y 13 exteriores. El edificio fue erigido en el año 970 d.C. y se cree que llegó a tener una altura de 150 m. En cuanto a su función, pudo servir como faro para guiar a los barcos que navegaban por el río Qiantang. Destruida en 1121 a causa de un incendio, la pagoda fue rehecha en ladrillo en 1153. El exterior de madera se le añadiría mucho más adelante, en 1899. Uno de los rasgos definitorios de esta pagoda es la presencia de 104 campanas, una por cada esquina del techo de cada piso, que suenan en cuanto se produce un pequeño golpe de viento. 

Tras finalizar esta increíble ruta, almorzaremos y tendremos tiempo para acabar de conocer Hangzhou por tu cuenta. Alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, realizaremos una visita que nos permitirá conocer tres de los mayores reclamos de Hangzhou: el lago del Oeste, el templo del Alma Escondida y la pagoda de las Seis Armonías. Almorzaremos tras este recorrido y, por la tarde, dispondremos del resto de la jornada libre para recorrer la ciudad a nuestro aire. Alojamiento.

Hangzhou-Suzhou

Un antiguo proverbio chino reza: “En el cielo está el paraíso; en la Tierra, Hangzhou y Suzhou”. Si ya hemos visto la primera de estas hermosísimas poblaciones: ¿cómo íbamos a perdernos la segunda?

Tras el desayuno, nos desplazaremos en autobús o tren hasta la mágica Suzhoucuyos magníficos jardines fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997 y el 2000. La ciudad se halla en el corazón de una tupida red de ríos y canales, algo muy habitual en las poblaciones que salpican la cuenca del delta del Yangzi. Con una antigüedad de más de dos milenios y una gran importancia estratégica gracias a la presencia del Canal Imperial, Hangzhou sigue ostentando un notable protagonismo, especialmente por lo que respecta a la llegada de turistas.

Una vez en Suzhou, almorzaremos y conoceremos el jardín del Maestro de las Redes del Pescador. Se trata del más pequeño de los jardines de Suzhou y se halla situado al sudeste de la ciudad. Construido a finales del siglo XII por orden de un viceministro de la dinastía Song, sería reformado en tiempos de la dinastía Qing. Los edificios se alzan en la zona este y corresponden al siglo XIX. El más importante es la biblioteca, precedida de un pequeño patio embellecido por un arco de piedra. A su vez, el complejo también da cabida a un salón de té.

La última atracción que visitaremos será la colina del Tigre (Huqiu Shan). Se cree que en ella está enterrado el rey He Lu, fundador de la ciudad. Según reza la leyenda, poco después de que se diera sepultura al monarca, se vio a un tigre blanco merodeando por la montaña. Ante esta visión, los lugareños consideraron que el animal era el guardián de la tumba de He Lu. En el siglo X, se erigió una pagoda de siete pisos en lo alto de la colina, de 47 m de altura y levemente inclinada.

Tras el recorrido, volveremos  al hotel para descansar y pasar la noche.

Resumen del día

Comenzaremos la jornada desayunando en el hotel y viajando hasta Suzhou en tren o autocar. Una vez allí, disfrutaremos de un buen almuerzo y efectuaremos una interesante visita al jardín del Maestro de las Redes del Pescador y a la colina del Tigre. Alojamiento.

Suzhou-Shanghai

Tras el desayuno, tomaremos un tren o un autocar, dependiendo de la disponibilidad, que nos llevará a la mayor ciudad de China: la imponente Shanghai, capital financiera por excelencia del llamado País del Centro. Además, alberga el puerto más importante del gigante asiático.

Una vez allí, almorzaremos y empezaremos a descubrir sus incontables atractivos. Lo primero que visitaremos será el jardín Yuyuan. Ubicado en el norte de la ciudad, se trata de uno de los más famosos del territorio chino. Según parece, fue proyectado entre 1559 y 1577 por el funcionario Pan Yunduan, quien tomó como referencia el estilo de los jardines Ming. No obstante, el complejo —que también llegó a funcionar como bazar— ha sido objeto de reformas en 1760 y 1957. En 1982, el lugar fue elevado a la categoría de Monumento Nacional.

En este recorrido tampoco faltará el casco antiguo. Fundado hace un milenio y rodeado de murallas en el pasado —aunque apenas queda rastro de las mismos—, el centro histórico de Shanghai es un dédalo de encantadoras y bulliciosas callejuelas repletas de mercados al aire libre. Atravesada por un canal, la zona aún conserva interesantes viviendas tradicionales de dos pisos.

A continuación, nos dirigiremos al templo del Buda de Jade (Yufo Si). Construido en 1882, este edificio alberga dos excepcionales budas birmanos de jade, que fueron traídos a China por el monje Hui Gen. El más venerado de los dos es una escultura sedente de casi 2 m de altura y 3 toneladas. El otro, en cambio, está recostado.

La última parada será el malecón de Shanghai. Sito a orillas del río Huangpu, este enclave permite gozar de unas vistas incomparables sobre barrio de Pudong. Este skyline, gestado durante los años noventa del siglo pasado y de aire futurista, da cabida a rascacielos tan emblemáticos como la sede del Banco de Desarrollo, la torre conocida como la Perla de Oriente, el Jin Mao, el Hotel Dongfeng o el Hotel Peace (con un techo de estructura piramidal y el color verde de su fachada).

Si debido al horario de llegada no pudiéramos disfrutar de esta visita, la aplazaríamos hasta el día siguiente. Alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, nos trasladaremos a Shanghai en autobús o en tren. Una vez allí, almorzaremos y disfrutaremos un recorrido que nos llevará el jardín Yuyuan, el barrio antiguo, el templo del Buda de Jade y el malecón de esta enorme metrópolis. Si no pudiéramos visitar estos lugares por falta de tiempo, la ruta se aplazaría hasta el día siguiente. Al finalizar, traslado al hotel y alojamiento.  

Shanghai

Este día lo tendrás a tu disposición para disfrutar por tu cuenta de las incontables atracciones de Shanghai, en régimen de alojamiento y desayuno. No obstante, recuerda que si no hubiéramos tenido tiempo de realizar las visitas programadas para la jornada anterior, las llevaríamos a cabo en las próximas horas.

En cualquier caso, hay lugares de los que no debes dejar de conocer. Entre ellos, destacan el antiguo barrio del Bund, repleto de una veintena de edificios de la época colonial, así como apacible y antiguo barrio francés. También resulta interesante acercarte hasta la plaza del Pueblo, que acoge el edificio gubernamental, el Museo de Shanghai, el Salón de Exposiciones de Planificación Urbanística y el Gran Teatro de Shanghai.  

Si te gusta la arquitectura religiosa, no debes perderte el templo de Longhua, sito en la calle homónima y presidido por una gran pagoda; el templo de la Paz, que se localiza en Nanjing Xi Lu, y la catedral de San Ignacio, dedicada al culto católico. Y si lo tuyo es la historia, tienes la opción de acceder a la casa del líder nacionalista Sun Yat-sen, que abre sus puertas en el número 7 de la calle de Xiangshan.

Asimismo, si lo que quieres es pasear y relajarte, puedes recorrer tranquilamente la orilla del Huangpu (o realizar un crucero por el mismo) o visitar el evocador barrio de Qibao, un bellísimo rincón surcado de canales.

Otra excelente elección es subir a alguno de los rascacielos más icónicos de Pudong, como la Torre Jin Mao, la Perla de Oriente o el Shanghai World Financial Center, todos ellos abiertos al público. Además, en el caso de este último edificio, podrás experimentar la increíble sensación de caminar sobre el vacío, ya que el suelo de su mirador es de cristal. ¡Literalmente, tendrás la ciudad a tus pies! Eso sí: elijas la opción que elijas, gozarás de unas vistas espectaculares. Si es posible, te aconsejamos que realices esta actividad coincidiendo con la puesta de sol.

Para poner el broche de oro a un día lleno de emociones, también puedes asistir a un espectáculo de acrobacias en la cuarta planta del hotel Portman Ritz Carlton (en el 1376 de Nanjing Lu). Los shows tienen lugar a las 19:30 h y a las 21:00 h. Ahora bien, si te apetece otra propuesta cultural, también puedes valorar la posibilidad de presenciar un concierto de jazz en el Hotel Peace, donde actúa una de las bandas chinas más prestigiosas de este género. Los recitales tienen lugar todos los días por la noche.

Resumen del día

Esta jornada, tendrás el día libre para recorrer Shanghai a tu aire, en régimen de alojamiento y desayuno bufet. Si el día anterior no hubiésemos tenido tiempo de realizar las visitas previstas para la 12.ª jornada, las efectuaríamos a lo largo de este penúltimo día en China.

Shanghai-España

Tras dos semanas conociendo las ciudades más fascinantes de China, llega el momento de regresar a casa. Sin embargo, en función del horario de salida de tu vuelo, tendrás la posibilidad de aprovechar tus últimas horas en Shanghai para acabar de disfrutar de la ciudad.

Una buena opción, sobre todo si quieres acabar de comprar regalos para los tuyos, es acercarte hasta el mercado de las Imitaciones, más conocido como Fake Market, situado en el 580 de Nanjing Xi Lu. Su nombre habla por sí solo: en él, podrás encontrar todo tipo de falsificaciones de primeras marcas de moda y complementos a muy buen precio. Asimismo, también puedes recorrer el Mercado de Antigüedades de Fuyou, en el número 459 de la calle de Fangbang Moyen. De todos modos, te recomendamos que tengas cuidado si quieres llevarte algo a casa, ya que algunos comerciantes intentan vender burdas reproducciones al precio de piezas antiguas. El mercado abre sus puertas de las 09:00 h a las 17:00 h.

Ahora bien, si te apetece relajarte antes del viaje de vuelta, también puedes disfrutar de un masaje. Para ello, te aconsejamos elegir cualquier establecimiento de los muchos que la cadena Dragonfly tiene en Shanghai.

A la hora estipulada, uno de nuestros representantes nos acompañará al aeropuerto, donde efectuaremos los trámites de facturación y embarque.

Con la llegada a la ciudad de origen (que podría producirse al día siguiente, dependiendo de la hora de salida),  finalizan nuestros servicios. Esperamos que el viaje haya sido de tu agrado y que el gigante asiático te haya cautivado tanto o más que a nosotros. Y por supuesto, que tengas ganas de regresar algún día a esta tierra milenaria. Si es así, estaremos encantados de acompañarte de nuevo.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas.

Resumen del día

Tras el desayuno y a la hora convenida, nuestro representante nos acompañará al aeropuerto para tomar el vuelo de vuelta a España. Regreso a la ciudad de origen (posiblemente, al día siguiente, dependiendo de la hora a la que salgamos de Shanghai) y fin de nuestros servicios.

Hoteles

Selecciona una categoría
Hoteles previstos (o similares) en Pekín - Beijing
Hotel Nikko New Century Beijing
*****
No. 6, South Road, Capital Gym, Pekín - Beijing.

Si te alojas en Hotel Nikko New Century Beijing, en Beijing (Xicheng), estarás a pocos minutos de Estadio Cubierto de la Capital y Acuario de Pekín. Este hotel de 4 estrellas se encuentra muy cerca de Templo de las Cinco Pagodas y Zoo de Pekín. Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 712 habitaciones con aire acondicionado, minibar y reproductor de DVD. La conexión a Internet wifi gratis te mantendrá en contacto con los tuyos; también podrás ver tu programa favorito en el televisor con canales por satélite. El baño privado con ducha y bañera combinadas está provisto de artículos de higiene personal gratuitos y secador de pelo. Las comodidades incluyen caja fuerte, escritorio y teléfono con y llamadas locales gratuitas. Servicios de ocio, spa y Premium Disfruta de tus momentos de ocio con instalaciones como piscina cubierta, sauna y baño turco. Otros servicios de este hotel incluyen conexión a Internet wifi gratis, servicio de niñera gratuito y sala de juegos electrónicos o de mesa. Para comer Descubre los deliciosos platos de los 2 restaurantes y la cafetería de este hotel. Y si no te apetece salir, puedes llamar al servicio de habitaciones las 24 horas. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge. Todos los días se sirve un desayuno bufé de pago. Servicios de negocios y otros Tendrás centro de negocios, servicio de limusina o coche con chófer y check-in rápido a tu disposición. Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen centro de conferencias, zonas para conferencias y salas de reuniones. Se ofrece servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) de pago (a petición).

Hotel Jen Upper East Beijing by Shangri-La
****
2 Dongsihuan Beilu (Ne 4Th Ring Road); Chaoyang Di, Pekín - Beijing.

Este hotel urbano está situado en una zona de primera en Pekín. Está cerca de numerosos lugares de interés turístico y de los distritos de negocios, lo que lo convierte en la base ideal tanto para el que viaja por negocios como para el que está de vacaciones. El aeropuerto internacional de Pekín está a unos 18 km del alojamiento.El hotel, construido en 2008, comprende 378 habitaciones y 27 suites, todas lujosamente diseñadas y equipadas. Este hotel está completamente climatizado y cuenta con vestíbulo con servicio de salida y recepción 24 horas, caja fuerte, guardarropa, cambio de divisas, ascensor, 2 restaurantes, cafetería, bar y salón. También se ofrecen instalaciones para conferencias y un centro de negocios muy bien dotado, además de conexión a Internet WiFi en las zonas públicas, servicio de habitaciones y de lavandería, y aparcamiento.El hotel ofrece una amplia selección de lujosas habitaciones para que tenga una estancia memorable. Las habitaciones y suites están decoradas en tonos cálidos y cuentan con iluminación de ambiente para crear un espacio acogedor en el que se sienta como en casa. Todas las habitaciones están dotadas de su propio cuarto de baño con ducha y bañera, secador de pelo, teléfono de línea directa, TV por cable/vía satélite, conexión a Internet, cafetera/tetera, nevera pequeña, aire acondicionado central, calefacción central, camas dobles, caja fuerte y set de plancha.Las instalaciones deportivas y de ocio del hotel incluyen un spa con 9 suites de tratamientos y un club de salud completamente equipado. Si le va la actividad, se alegrará al saber que el hotel tiene gimnasio y piscina cubierta climatizada.Podrá disfrutar de cocina china regional y de especialidades internacionales en los restaurantes del recinto. Además, el bar y el salón son el lugar perfecto para tomarse un café o un refrigerio. En la cafetería también podrá disfrutar de bufets en los que se mezclan las exquisiteces locales con la cocina internacional.

Hoteles previstos (o similares) en Hangzhou
Hoteles previstos (o similares) en Xi´an
Grand Noble Hotel Xi’an
*****
334 Dong Da Street, Xian Xian, Xi´an.

Este hotel cuenta con una práctica ubicación en el centro comercial y zona de compras y entretenimiento del centro de Xi'an, cerca de numerosas atracciones turísticas. Queda a solo 5 minutos de la estación de tren de Xi'an y está a solo 40 minutos del aeropuerto internacional de Xi'an-Xianyang.Este hotel urbano cuenta con un total de 468 habitaciones y suites bien equipadas. Es ideal tanto para los huéspedes que viajan por negocios como por placer y ofrece una completa selección de instalaciones gastronómicas, de ocio y para conferencias. Otras instalaciones a disposición de los huéspedes en este establecimiento climatizado incluyen zona de vestíbulo con recepción 24 horas y ascensor. Los huéspedes también pueden hacer uso de los servicios de habitaciones y de lavandería, y hay aparcamiento a disposición de los que lleguen en coche.Las habitaciones están repletas de encanto y personalidad, además de estar lujosamente decoradas y equipadas con un gran nivel. Todas vienen con ducha y ofrecen cama doble. Además, están equipadas con teléfono de línea directa, TV, conexión a Internet y caja fuerte. Otras comodidades estándar son cafetera/tetera, set de plancha, aire acondicionado y calefacción central.El gimnasio del hotel es de acceso gratuito para los huéspedes, quienes también se pueden relajar en la sauna o con un tratamiento de masaje por un suplemento.El hotel ofrece desayuno de bufet y almuerzo y cena en forma de menú.

Hoteles previstos (o similares) en Shanghai
Wyndham Grand Plaza Royale Oriental Shanghai
*****
2288, Pudong Avenue, Shanghai.

En Wyndham Grand Plaza Royale Oriental Shanghai gozarás de una ubicación céntrica en Shanghái, a poca distancia de Puente Yangpu y Estadio Yuanshen. Este hotel de 4,5 estrellas se encuentra muy cerca de Museo de Ciencia y Tecnología de Shanghái y Museo de los Refugiados Judíos de Shanghái. Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 523 habitaciones con decoraciones diferentes, dotadas de minibar y máquina de café espresso. Las camas cuentan con colchones Select Comfort y edredón de plumas para descansar plácidamente. Todas las habitaciones ofrecen también sofá cama. El televisor de plasma de 40 pulgadas con canales por satélite es ideal para los momentos de ocio. El baño privado con bañera y ducha independientes está provisto de artículos de higiene personal de diseño y secador de pelo. Servicios de ocio, spa y Premium Disfruta de tus momentos de ocio con instalaciones como centro de bienestar, piscina cubierta y bañera de hidromasaje. En este hotel de estilo Art decó encontrarás también conexión a Internet wifi gratis, servicios de conserjería y actividades para los niños/guardería. Para comer Descubre los deliciosos platos de los 4 restaurantes y la cafetería de este hotel. Y si no te apetece salir, puedes llamar al servicio de habitaciones las 24 horas. Disfruta de un cocktail gratuito de bienvenida con canapés, donde podrás conocer a otros huéspedes mientras tomas un bocado. Disfruta de tu bebida favorita en el bar o lounge o en el bar junto a la piscina. Servicios de negocios y otros Tendrás conexión a Internet de alta velocidad por cable (de pago), centro de negocios abierto las 24 horas y servicio de limusina o coche con chófer a tu disposición. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) (a petición) y aparcamiento con horario ampliado.

Guoman Hotel Shanghai
*****
Block 1, 388 Da Du He Road, Putuo District Shanghai, Shanghai.

Si te alojas en Guoman Hotel Shanghai, en Shanghái (Putuo), estarás a poca distancia de Cloud Nine Plaza y Templo Jing An. Este hotel de 4,5 estrellas se encuentra muy cerca de Centro internacional de gimnasia de Shanghái y Consulado General de Suiza. Te sentirás como en tu propia casa en una de las 442 habitaciones con aire acondicionado y televisor de pantalla plana. Las camas cuentan con colchones Select Comfort para descansar plácidamente. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por satélite y conexión a Internet por cable y wifi gratis. El baño privado con bañera y ducha independientes está provisto de cabezal de ducha tipo lluvia y artículos de higiene personal gratuitos. Para un relax sin igual, nada como una visita al spa, que ofrece masajes, tratamientos corporales y tratamientos faciales. Aprovecha las instalaciones recreativas, que incluyen centro de bienestar, piscina cubierta y bañera de hidromasaje. Otros servicios de este hotel incluyen conexión a Internet wifi (de pago), servicios de conserjería y servicio de peluquería. Acércate a uno de los 4 restaurantes de este hotel para comer algo, o aprovecha el servicio de habitaciones las 24 horas. Disfruta de un cóctel gratuito de bienvenida todos los días, donde podrás conocer a otros huéspedes mientras tomas un bocado. Relájate con un buen refresco en el 2 bares con salón. Se sirve un desayuno de pago. Tendrás conexión a Internet de alta velocidad por cable (de pago), centro de negocios y servicio de limusina o coche con chófer a tu disposición. ¿Estás organizando un evento en Shanghái? En este hotel tienes a tu disposición 1055 metros cuadrados de espacio con zonas para conferencias, salas de reuniones y una sala de reuniones.

Pullman Shanghai Jingan
*****
330 Meiyuan Road, Shanghai.

En Grand Mercure Shanghai Central gozarás de una ubicación céntrica en Shanghái, a poca distancia de Comunidad Artística M50 y Templo Jing An. Este hotel de 4,5 estrellas se encuentra muy cerca de Templo del Buda de Jade y Carretera Huanghe. Te sentirás como en tu propia casa en una de las 288 habitaciones con aire acondicionado, minibar y televisor LCD. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por cable y conexión a Internet por cable y wifi gratis. El baño privado está provisto de cabezal de ducha tipo lluvia y artículos de higiene personal gratuitos. Las comodidades incluyen caja fuerte, escritorio y teléfono. Con servicios como masajes o tratamientos faciales, te sentirás como nuevo. Aprovecha las instalaciones recreativas, que incluyen discoteca, centro de bienestar y bañera de hidromasaje. En este hotel de estilo art decó encontrarás también conexión a Internet wifi gratis, servicios de conserjería y servicio de peluquería. Acércate a uno de los 3 restaurantes de este hotel para comer algo, o aprovecha el servicio de habitaciones las 24 horas. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge. Se sirve un desayuno bufé de pago. Tendrás centro de negocios, check-in rápido y check-out rápido a tu disposición. ¿Estás organizando un evento en Shanghái? En este hotel tienes a tu disposición 450 metros cuadrados de espacio con zonas para conferencias y salas de reuniones. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) de pago y aparcamiento sin asistencia (de pago).

Hoteles previstos (o similares) en Guilin
Hoteles previstos (o similares) en Suzhou

Guía de
China

No es tarea fácil condensar en tan pocas líneas las incontables virtudes del país más poblado del mundoda cabida a más de 1.350 millones de habitantesy al tercero más extenso del planeta. De hecho, China cuenta con la mayor frontera existente, de 22.117 km, que limita con la cifra récord de 14 naciones: Vietnam, Laos, Myanmar, India, Bután, Nepal, Pakistán, Afganistán, Tayikistán, Kirguistán, Kazajstán, Rusia, Mongolia y Corea del Norte. Casi nada…

De ahí la gran variedad de paisajes que vertebran su generosa geografía. El abanico es prácticamente inagotable: las llanuras aluviales que se extienden junto a las costas del mar Amarillo y el mar de China Oriental, las planicies esteparias de Mongolia Interior, las idílicas colinas de siluetas imposibles que salpican el sur del país, los caudalosos cursos fluviales y los deltas de los dos ríos principales (el Huanghe y el Yangzi), que discurren por el centro-este del territorio chino; las mesetas y las escarpadas cumbres del Himayala en el oeste, los desiertos del Taklamakan y el Gobi… Y es que no es de extrañar que pintores y poetas de todas las épocas hayan quedado fascinados por esta explosión de belleza.

Sin embargo, este magnetismo no sólo es inherente a las maravillas naturales del llamado País del Centro. Prueba de ello son las magníficas y antiquísimas ciudades que, miles de años después de su fundación, siguen hipnotizando al viajero con su vasto patrimonio arquitectónico: Pekín, donde la imponente Ciudad Prohibida y la Gran Muralla continúan desafiando al tiempo; la ciclópea y pujante Shanghái, donde los ecos de la época colonial se funden con impactantes rascacielos futuristas, Xi’an y su soberbio Ejército de Terracota, Pingyao y sus construcciones tradicionales de las dinastías Ming y Qing, Hangzhou y su bucólico lago del Oeste, Shuzhou y sus fotogénicos canales, Luoyang y las rotundas grutas de Longmen, la vibrante y occidentalizada Hong Kong, la espiritual Lhasa

La razón de este torrente de monumentos y atracciones no admite discusión: posiblemente, China es la civilización viva más antigua del mundo —su primera dinastía imperial conocida, la de los Xia, se remonta al siglo XXI a.C.—, así como un centro de difusión cultural de primer orden, capaz de extender su influencia a algunos de sus vecinos mediante conquistas o bien a través de la recordada Ruta de la Seda. Japón, Corea o Vietnam son sólo dos de los territorios que han bebido con fruición de las artes, la arquitectura, la caligrafía y la filosofía chinas.

En relación con este último punto, no hay que perder de vista que China es la cuna de dos importantísimas corrientes filosóficas: el confucianismo y el taoísmo, así como uno de los países que más contribuyó a la difusión del budismo, que irrumpió en el país en el siglo I de nuestra era.

Artífice de avances que acabarían siendo adoptados en todo el mundo, como el papel, la pasta, la pólvora o la imprenta —su precursor no fue Gutenberg, sino Bi Sheng, quien alumbró su creación en el siglo XI—, la enigmática China sigue cautivando como el primer día. Fieles a sus usos y costumbres, los autodenominados hijos del cielo siguen moviendo el timón de un país que enamorará al visitante, desde el precioso momento en que le den la bienvenida con un cálido y sincero huan ying! (‘bienvenido/a’).

¿Quién podría resistirse?

Marco Polo
¿Sabías que...?

…los primeros europeos en llegar a China no fueron el célebre Marco Polo y sus hombres, sino dos religiosos?

Este viaje pionero fue promovido por el papa Inocencio IV, miembro de la aristocracia mercante genovesa, quien organizó en 1245 la primera misión diplomática europea a la corte del Gran Khan. El objetivo de esta expedición era doble: por un lado, pacificar a los mongoles, y por otro, conseguir que éstos suscribieran una alianza con Roma contra los musulmanes. Los encargados de desplazarse hasta el Karakorum, donde se hallaba la corte mongola, fueron los franciscanos Giovanni da Pian del Carpine, natural de Umbría, y Esteban de Bohemia. Más adelante, otros enviados del sumo pontífice también viajarían a China, así como al Tíbet (a la sazón independiente) y Asia Central.

Por lo tanto, Marco Polo debe conformarse con el honor de ser hijo de uno de los dos primeros mercaderes europeos que pisaron la corte del Gran Khan: Niccolò Polo. Precisamente, este acompañaría a su hijo en un segundo viaje, que les llevó al centro del poder imperial en 1275. A resultas de esta experiencia, Marco Polo acabaría escribiendo una de las más célebres obras de la literatura de viajes de todos los tiempos: Il milione. Pese a todo, hay autores que cuestionan la veracidad de cuanto se narra en el libro, sosteniendo que su autor no fue más allá de Constantinopla (la actual Estambul).

Entre sus páginas, Marco Palo incluía una descripción del suntuoso palacio de Kublai Khan en Pekín, un edificio de mármol con “habitaciones y pasillos dorados extraordinariamente decorados”, según reflejó el mercader en su controvertido relato.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para viajar a China, necesitarás estar en posesión de un pasaporte con una validez mínima de seis meses. Además, excepto para aquellos que viajen directamente a Hong Kong y Macao —en esas dos ciudades no se necesita ningún documento adicional en el caso de que la estancia no sea superior a 90 días en cada localidad—, necesitarás tramitar un visado de turismo.

Este tipo de visado, que te permite disfrutar de una estancia máxima de 60 días, tiene 90 días de validez. Es recomendable que verifiques, antes del viaje, la validez del visado ya que, en caso de permanecer en territorio chino con el visado ya expirado, recibirás una sanción mínima de 500 yuanes (alrededor de 50 euros) por estancia ilegal en China, hasta un límite de 5000 yuanes (unos 500 euros), o serás detenido entre tres y 10 días.

Puedes solicitar el visado turístico tanto en la Embajada de China en España (C/ Arturo Soria, 113, Madrid) como en el Consulado General (Av. Tibidabo, 34, Barcelona), así como en Hong Kong, Macao o Shenzhen (puedes consultar los detalles en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España). Por la vía ordinaria, se tramita en unos cinco días hábiles. Además, deberás solicitarlo presencialmente (aunque no es necesario que la gestión la realice la persona interesada), presentando el pasaporte, cumplimentando el formulario correspondiente y adjuntando una foto de carnet. En cualquier caso, hay algunas agencias de viajes que se hacen cargo de todas las gestiones.

De todos modos, ten presente que el visado turístico no permite acceso a la Región Autónoma del Tíbet. Para ello, será necesario solicitar un permiso especial para viajar a la zona. El único modo de obtenerlo es a través de una agencia de viajes, que lo tramitará e incluirá su precio en el coste de tu viaje. Aunque las tasas son económicas, el monto se dispara por la burocracia que lleva asociada, por lo que el precio final puede llegar a superar incluso al del propio visado. Si accedes al Tïbet en avión, estar en posesión del billete ya implica que el permiso ha sido concedido. En cambio, si lo haces en tren, deberás tener la autorización a mano, para mostrarla a las autoridades cuando te la soliciten. Los viajeros que accedan sin permiso pueden ser duramente castigados, incluso con penas incluso de prisión.

Asimismo, algunas zonas de China tienen prohibido el acceso a los ciudadanos y ciudadanas extranjeros, como ciertas áreas de las provincias de Xinjiang, Qinghai, Heilongjiang y Mongolia Interior.

En caso de viajar a Hong Kong y Macao y luego regresar de nuevo a China, deberás estar provisto de un visado de dos entradas, o bien, en caso de poseer un visado de una sola entrada, tendrás que solicitar un nuevo visado para volver a entrar en China continental. En este sentido, no olvides que es bastante difícil obtener un visado de turismo multientradas.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque son muy recomendables las vacunas contra el tétanos y la poliomielitis. Además, dependiendo de la zona que vayas a visitar, son aconsejables las de la difteria, la fiebre tifoidea y la hepatitis A y B.

Por otro lado, se exige el certificado de vacunación de fiebre amarilla para los extranjeros provenientes de países con riesgo de tener esa enfermedad, si bien no se aconseja la vacunación para viajar al país.

También debes considerar que existe el riesgo de contraer la malaria en la isla de Hainan y la provincia de Yunnan, así como en algunas provincias meridionales hay riesgo. En cualquier caso, no existe riesgo de malaria en las zonas urbanas y por encima de los 1.500 m de altitud.

Finalmente, si viajes a Yunnan, Hainan, Guangxi y Guizhou se aconseja la vacuna contra la encefalitis japonesa si tienes previsto visitar zonas rurales.

En cuanto a las condiciones sanitarias de China, éstas son las propias de un país en vías de desarrollo. En las grandes ciudades hay centros hospitalarios, con departamentos para extranjeros, donde se presta todo tipo de asistencia sanitaria, incluso operaciones quirúrgicas de cierta importancia. No obstante, en los municipios más reducidos y en las zonas rurales la asistencia médica es bastante precaria. Del mismo modo, te recomendamos consumir agua embotellada y evitar alimentos poco cocinados.

Para cualquier información adicional, puedes dirigirte a tu centro de salud más cercano.

Ropa y material recomendados

A pesar de que la extensión del China es prácticamente idéntica a la del continente europeo —lo que explica su diversidad climática—, el país se extiende principalmente en las zonas templadas y subtropicales. En general, el este, el sur y el suroeste son áreas cálidas, húmedas y lluviosas. En cambio, el norte es seco y ventoso.

Si viajas en primavera y en otoño, te recomendamos que lleves una chaqueta o un jersey sobre ropa ligera. En verano, lo mejor es apostar por prendas de algodón que sean frescas. Por último, en invierno deberás optar por prendas de abrigo, especialmente en el norte del país, donde deberás tener siempre a mano un abrigo de lana o una parka. Sin ir más lejos, los inviernos suelen ser duros en la capital, Beijing, al igual que ocurre con la nieve.

En cuanto a las precipitaciones, los últimos días de la primavera y el verano acostumbran a ser bastante lluviosos, sobre todo en las provincias del sur, por lo que te aconsejamos meter en tu maleta un paraguas o un buen chubasquero.

Por último, no te olvides de elegir un calzado cómodo. Si vas a visitar la Gran Muralla, apuesta ese día por unas zapatillas deportivas (nunca chanclas o zapatos abiertos) y, si la visita se produce en verano, pon en tu bolsa una gorra, gafas de sol y protección solar.

Diferencia horaria

La hora oficial en China a lo largo de todo el año es GMT+8. Por lo tanto, son seis horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de verano (de finales de marzo a finales de octubre) y siete horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda  oficial de China es el renminbi  (en mandarín simplificado, 人民币, que significa ‘moneda del pueblo’,) o yuan. Un euro equivale a 8,5 yuanes, aproximadamente. Tanto los euros como los dólares estadounidenses se pueden cambiar sin problemas en los bancos y oficinas de cambio oficiales (para ellos, deberás mostrar tu pasaporte en el momento de hacer la operación). Asimismo, los principales hoteles también ofrecen este servicio, aunque el tipo de cambio aplicado suele ser menos ventajoso.

Asimismo, algunos hoteles exigen a sus huéspedes un depósito durante su estancia que, por lo general, debe abonarse en yuanes, aunque a veces también aceptan los euros si la cantidad ofrecida es superior a la que nos piden.

En cuanto al uso de las tarjetas de crédito, éstas suelen admitirse en las grandes ciudades y en los hoteles para extranjeros.

Idioma

El idioma oficial de China es el mandarín, hablado en el norte, el centro y suroeste de la China continental y en Taiwán. En total, lo conocen unos 1.197 millones de hablantes, lo que equivale a 1 de cada 7 habitantes de la Tierra. Para escribirlo, se puede utilizar el sistema de escritura tradicional (vigente en Taiwán) o bien simplificado (que es el más habitual en la República Popular China).

No obstante, el territorio chino también cuenta con otras lenguas de gran importancia, como el wu, hablado por 77 millones de personas; el min, utilizado por 70 millones —sobre todo en el sur de Fujian y en Taiwán— y el cantonés, propio de otros 71 millones de chinos. La variante estándar de este último idioma es una de las lenguas oficiales de las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong (junto con el inglés) y Macao (junto con el portugués).

El dominio del inglés por parte de la población es bastante bajo o inexistente, aunque mejora en las grandes ciudades (como Shanghái, Beijing o Xi’an) y entre los más jóvenes, así como en los hoteles, mercados y otros servicios dirigidos al turismo internacional. En las área rurales y entre la gente de edad avanzada, el nivel de conocimiento de esta lengua es prácticamente nulo.

Electricidad

La corriente eléctrica en China funciona a 220V/50HZ. No obstante, los enchufes son diferentes de los de España, por lo que te aconsejamos que pongas en tu maleta un adaptador de enchufe universal con distintos tipos de patillas. En cualquier caso, si te olvidas de traerlo de casa, podrás encontrarlo fácilmente en numerosas tiendas de todo el país y en la mayoría de los hoteles.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa para salir del país.

Compras

Si visitas China, recuerda que su capital, Beijing, sigue destacando por su artesanía tradicional, centrada en la producción de alfombras, porcelana, cloissoné, esculturas y joyas de jade, marfil y realizadas con perlas de río. Por su parte, la ciudad de Hangzhou es muy conocida por la seda y el cultivo de té. Asimismo, otro de los objetos que no faltan en las tiendas de recuerdos de todo el país es el famoso Libro Rojo de Mao Zedong (disponible en mandarín e inglés), así como las antigüedades, los trabajos de caligrafía y las reproducciones exactas de primeras marcas de moda y complementos.

Aduanas

No se permite introducir en China o sacar del país animales, vegetales y comida, tales como embutidos, carne cruda, frutas, insectos, huevos, leche y sus derivados y otros productos efímeros. Asimismo, se prevén durísimas penas en caso de tenencia de armas y munición, material pornográfico, drogas ilegales y narcóticos tóxicos.

Al entrar, no podrás entrar en China con más de 20.000 yuanes en efectivo (y en cualquier caso, deberás notificar que traes moneda nacional). Asimismo, si llevas contigo objetos de un valor superior a 2.000 yuanes, 500 g de tabaco (o más), o de 1,5 litros de alcohol en adelante, tendrás que declarar estos bienes.

No hay restricciones específicas a la importación de moneda extranjera. No obstante, si sacas del país 20.000 yuanes o más, o bien el equivalente a 5.000 dólares de EE.UU., deberás declararlo, cumplimentando el correspondiente formulario de aduanas, por duplicado. De este modo, al salir del país, podrás acreditar la antigua posesión de cualquier cantidad sobrante, en previsión de un posible control aduanero. Lo mismo ocurre con el oro, la plata y otros metales preciosos.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente