Escocia, 8 Días Añadir a Favoritos

Ruta por el Centro Escocés

A tu aire en coche

Escocia: Ruta por el Centro Escocés, a tu aire en coche

Recorre los parajes más asombrosos de Escocia

Prepárate para recorrer una de las rutas más completas de Escocia. Y hazlo al volante. Solo así podrás sentir de cerca todo lo que este país te tiene preparado. Un mar de sensaciones, tesoros y lugares difíciles de olvidar que convertirán estos 8 días en una experiencia inolvidable. El recorrido te llevará por las dos ciudades más importantes: Edimburgo y Glasgow. Dos urbes únicas que aúnan historia con modernidad, arte con gastronomía centenaria y con pubs que ofrecen una visión entretenida de ambos lugares. Al margen de las grandes y atractivas ciudades, esta Ruta recoge bellos paisajes naturales y las mejores ciudades que miran al mar de todo Escocia. Pittenween, Tarbert y Ayr son sólo un ejemplo. Esta Ruta seducirá también a los amantes de la historia y la cultura, que podrán visitar lugares únicos como las tumbas de los once reyes y reinas de Escocia, en Dunfermline, o la cuna del poeta Robert Burns, en Alloway. Pero no serán las únicas visitas que te dejarán con la boca abierta. También lo harán los paisajes que os esperan entre cada parada, casi a cada curva del camino. Y es que Escocia es el lugar ideal para disfrutar del coche. A derecha e izquierda, encontrarás una sinfonía de colores en los bosques o en los parajes que envuelven a cada uno de los lagos con los que te cruzarás en tu camino. Loch Awe, Loch Etive o Loch Lubnaig despertarán en ti sensaciones que hasta ahora no conocías. Son una fuente continua de estímulos que provocará que saques tu teléfono para hacer cientos y cientos de fotografías. La Isla de Mull, la de Iona y la de Arran colmarán tus expectativas y harán que te replantees si de verdad quieres volver a casa o, quizá, decidas quedarte a vivir aquí para siempre.

Servicios incluidos en el viaje

  • Vuelo ida y vuelta.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Edimburgo.
  • Régimen seleccionado en Edimburgo.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Oban.
  • Régimen seleccionado en Oban.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Ayr.
  • Régimen seleccionado en Ayr.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Glasgow.
  • Régimen seleccionado en Glasgow.
  • Coche de alquiler.

Servicios NO incluidos

  • Ferry Claonaig-Arran-Ayr.
Itinerario Completo

Día 1: España - Edimburgo

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Edimburgo y recogida del coche de alquiler. Desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad hay media hora de camino, pero servirá para que vayas practicando cómo es eso de conducir por la izquierda mientras el resto de pasajeros disfruta de las vistas. Dispones del resto del día para visitar la ciudad y para ir practicando el inglés con ese acento tan particular de la zona. Para ello, nada mejor que perderse por el Old Town o la Royal Mile. Es una zona llena de magia y donde todavía hoy se respira un encantador aire medieval, como por ejemplo en el Castillo de Edimburgo en donde podrás visitar sus habitaciones y contemplar las joyas de la corona escocesa. Una de las joyas del país, sin duda, es su whisky. En Edimburgo podrás asistir a la Scotch Whisky Experience, todo un lujo al alcance de tu mano. La reina tiene su residencia oficial en el Palacio de Holyroodhouse, una maravilla arquitectónica situada ante una montaña impactante. Pero para vistas, las que ofrece la colina de Calton Hill. Desde lo alto, podrás contemplar una panorámica inmejorable de la ciudad, con el mar de fondo. La animación nocturna también es una especialidad de la capital. Piérdete por los pubs en la búsqueda de una buena pinta antes de dormir. Alojamiento en Edimburgo.

Día 2: Edimburgo - Pittenweem - Elie - Crail - St. Andrews - Dunfermline - Edimburgo

A primera hora, salimos en nuestro coche de alquiler hacia Pittenween. Es un trayecto de aproximadamente una hora y media, cómodo, por una carretera de dos carriles y con una sorpresa: el imponente Forth Road Bridge. Sigue por la carretera de la costa hacia Pittenween, el primero de los pueblecitos de pescadores que visitaremos hoy. Te animamos a que des un paseo por el puerto de pescadores antes de acercarte hasta Elie, ya que vale la pena. Desde este punto, tendrás poco menos de 20 minutos hasta llegar a Crail. El tiempo que se te pasará volando por la majestuosidad de las vistas que os esperan. Crail es uno de los pueblos con más encanto del país. Te aconsejamos que hagas un alto en el camino para estirar las piernas antes de dirigiros hacia St Andrews. Conocida como la “Salamanca escocesa” agasaja al viajero con un animado ambiente universitario y una catedral imponente. Eso sí, aquí los acantilados quitan el aire. Ya que estás, haz una carrera en la playa, porque aquí se rodó la más famosa de la película “Carros de Fuego”. De St. Andrews te aconsejamos que vuelvas ya hacia Edimburgo. De camino, te recomendamos parar en Dunfermline y visitar las tumbas de los once reyes y reinas de Escocia que yacen aquí. Desde este imponente mausoleo real hasta nuestro destino, solo nos separan 40 minutos. Alojamiento en Edimburgo.

Día 3: Edimburgo - Stirling - Crianlarich - Oban

La Ruta prevista para hoy es prácticamente una línea recta y nos llevará a cruzar Escocia de este a oeste. La primera parada está prevista en Stirling, a poco más de una hora de camino desde Edimburgo. La carretera es muy cómoda. Por eso te animamos a hacer un pequeño rodeo para visitar los jardines escultóricos de Jupiter Artland, no te arrepentirás. Después de esta parada, continúa hacia Stirling, famosa por su monumento a William Wallace, el héroe escocés. Para ir abriendo apetito antes de comer, te recomendamos que pruebes los “pies”. Puedes degustarlos de camino a Crianlarich. Pasarás por el lago Lubnaig y continuarás cruzando kilómetros y kilómetros de bosques que te demostrarán que el color verde engloba centenares de variedades cromáticas. Los parajes son sobrecogedores. (Nota. La ruta de Stirling a Crianlarich te llevará 1 y 20 minutos). De Una vez en Crianlarich, lo mejor es comer aquí. Puedes optar por los tradicionales “haggis” o por probar el sabor de una trucha recién pescada. La ciudad está considerada la puerta de las Highlands y es un hervidero de senderistas. Después de visitar Crianlarich, nos espera poco más de una hora de trayecto hasta llegar a Oban, la última parada de esta jornada. Dejarás a tu izquierda el Loch Awe y a tu derecha el Loch Etive, donde el agua y el cielo en los días soleados parecen unirse. Nada más llegar a Oban, antes de aparcar el coche y de recorrer a pie la zona del puerto, saca la cámara de fotos y adéntrate en el anfiteatro romano McCaig’s Tower, un pedacito de Roma en las tierras altas. ¡Increíble! Alojamiento en Oban.

Día 4: Oban - Isla de Mull - Isla de Iona - Oban

La ruta que tienes preparada para hoy es inolvidable, así que nuestra recomendación es que exprimas bien el día. La ruta del día anterior no fue muy exigente, así que te animamos a que cojas el ferry que sale de Oban a las 6:45 hacia la Isla de Mull (Traslado en ferry no incluído en el precio). El trayecto dura una hora, pero te recomendamos que consultes los horarios con antelación. Es temprano, pero te ayudará a aprovechar bien el día y verás el amanecer desde el barco. Es un auténtico espectáculo. El ferry tarda una hora en conectar Oban con el puerto de Craignure y tiene un precio de unos 50 euros incluyendo el coche y dos personas. Una vez en Mull, estás listo para disfrutar del paraíso. Aquí hay más ovejas que personas, así que es muy frecuente verlas pastar libremente e invadiendo en rebaños la calzada. Por eso, y porque son carreteras de un solo carril, es mejor ir con calma y, aunque las distancias son cortas, calcula más tiempo del que te indique el GPS. Si perderte por la isla no te parece suficiente aventura, siempre puedes recorrer la principal ciudad de la isla, Tobermory, o disfrutar de la naturaleza. Si te apetece seguir conociendo islas y tienes tiempo, desde la Isla de Mull, en concreto desde Fionhport, sale un ferry hacia la Isla de Iona (traslado en ferry no incluído), una isla de apenas 8 kilómetros cuadrados, en la que únicamente viven 125 personas. En Iona no está permitido viajar en coche, así que tendréis que dejarlo en un aparcamiento que hay habilitado en el puerto antes de zarpar. El trayecto es corto, tarda unos 10 minutos, pero una vez en la isla podrás visitar las abadías a pie perfectamente. Calcula bien el tiempo y ten en cuenta que para regresar a Oban, tienes que volver a coger el ferry en Craignure. Alojamiento en Oban.

Día 5: Oban - Kilmartin - Isla de Arran - Ayr

Desayuna bien porque hoy tienes por delante un trayecto largo y apasionante. Si te apasiona la historia, al sur de Oban se encuentra Kilmartin Glen, el foco de una de las mayores concentraciones de sitios prehistóricos en Escocia. Proseguimos nuestro camino. Abandona Oban y, tras un trayecto en coche de una hora y media, llegarás a la estación marítima de Claonaig. Desde aquí te podrás embarcar en el ferry que te llevará rumbo a la Isla de Arran (Nota. Trayecto no incluido). Dura unos 50 minutos y desembarca en Lochranza, donde te espera su castillo. ¡Los fans de Tintín no os lo podéis perder! Después de descubrir el porqué, ya estarás preparado para continuar hacia Brodick, la capital. Si vas por la cara oeste asegúrate de visitar los seis monolitos de Machrie Moor. Si en cambio te decides por la del este, la bahía de Lamlash no te decepcionará. Vayas por donde vayas, disfruta de su naturaleza primitiva y ten en cuenta que por la tarde tienes que llegar a Brodick, porque desde aquí zarpa el ferry que te llevará hasta Androssan (Nota. Te recomendamos consultar los horarios con antelación). Una vez en tierra firme, te queda media hora de camino hasta llegar a la ciudad de Ayr. Un paseo por el centro puede ser una buena opción antes de cenar unos buenos “haggis, neeps and tatties”. Alojamiento en Ayr.

Día 6: Ayr - Alloway - Glasgow

El día de ayer fue intenso, así que para hoy te hemos preparado un itinerario más relajado. Te proponemos comenzar la mañana conociendo lo mejor de Ayr, ubicado en uno de los enclaves más bellos del país. Un paseo por el centro puede ser una buena opción antes de visitar la torre construida en honor a William Wallace, pasear por la playa de Ayr o salir al “green” en alguno de sus campos de golf si eres aficionado al deporte del Driver. Una vez exprimido Ayr, es momento de partir hacia el cercano Alloway, que está a tan sólo 10 minutos. Es la cuna de Robert Burns, el poeta más importante del país y, por tanto, visitar la que fue su casa es muy una de las citas obligadas. De hecho, los principales blogueros escoceses la catalogan como uno de los 22 lugares imprescindibles que debes visitar cuando viajas por el país. Un poco de cultura nunca viene mal, así que te aconsejamos que no te pierdas el Robert Burns Birthplace, un lugar donde encontrarás toda la información sobre el poeta. Cuando ya lo sepas todo sobre él, te recomendamos volver al coche y poner rumbo a Glasgow, nuestra última parada de hoy. Tendrás todo el día de mañana para explorar sin prisas la ciudad, así que no te agobies, tómatelo con calma y disfruta de su genuino ambiente mientras recorres sus plazas y comercios. Antes de dormir, no te olvides de cenar en algún local de moda de la ciudad y saborear una pinta. Alojamiento en Glasgow.

Día 7: Glasgow

Glasgow es la ciudad más grande de Escocia y su epicentro cultural. En esta vanguardista y moderna ciudad se dan cita lo último en cine, teatro, música, arquitectura, arte… Es por ello que tiene hasta 20 museos y galerías de arte como el Kelvingrove Art Gallery and Museum o el Glasgow School of Art, entre otros. Una de las más conocidas es la Colección Burrell. ¡No te la peirdas! También disfrutarás de las obras de Charles Rennie Mackintosh, ya que decoran gran parte de la ciudad. Pero lo mejor de Glasgow no es sólo esto, sino que también se ha convertido en el paraíso de las compras y de la vida nocturna. Un lugar perfecto donde despertar tu cultura hedonista y descubrir nuevas bandas locales. Déjate llevar y ¡disfruta! Alojamiento en Glasgow.

Día 8: Glasgow - España

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y tomar nuestro vuelo que nos llevará de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Notas importantes

  • - Este itinerario ha sido elaborado en colaboración con la Oficina Nacional de Turismo Británico (Visit Britain).
  • - Los trayectos en ferry ida/vuelta sugeridos son opcionales y no están incluidos en el precio final. Si tienes intención de embarcar el coche en un ferry es obligatorio que informes a la compañía de rent a car a la recogida del vehículo y que ésta te autorice. Según las condiciones recogidas en el contrato de alquiler y la compañía contratada, puede llevar una tasa/fee a pagar en destino.
  • - Si tienes previsto realizar una excursión en ferry a alguna de las islas de Escocia durante la Ruta, te recomendamos reservar el billete con antelación, puesto que los ferries ofrecen servicios limitados en ciertas épocas del año (especialmente en invierno) y tienen una capacidad de carga limitada. A menudo se llenan durante el fin de semana. (Si viajas en temporada alta, recomendamos reservar entre 4 y 6 semanas de antelación).
  • - Recuerda que en Reino Unido se circula por la izquierda.
  • - Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.
  • - Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.
  • - La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.
  • - Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

Edimburgo

Si estás buscando unas vacaciones especiales Edimburgo es tu destino, esta capital escocesa esconde infinidad de misterios y secretos que están esperando ser descubiertos en sus castillos y callejuelas. En Edimburgo encontrarás muchos museos de diversas temáticas ya que alberga una gran trayectoria cultural y algunos de ellos gratis.

Ver la guía completa

Pittenweem

Pittenweem es uno de esos pueblitos que aún no ha sido descubierto por el turismo y que se sigue conservando de la misma manera con los años. Ubicado en Escocia, este autóctono pueblo pesquero de la costa oeste, es muy acogedor; con sus casas de colores, barcos y con uno de los mejores chocolates calientes que puede probarse.

Elie

Elie es una aldea conocida por sus playas y campos de golf. Sin duda, la joya natural de todo el pueblo es su playa. Es una de las mejores por calidad de arena y extensión de toda la ruta turística y costera de Fife. La playa está en pleno pueblo, lo que le da una imagen de lo más pintoresca en ambos sentidos, tanto a la playa como al pueblo.

Crail

Crail es la viva definición de un pueblo con encanto. Desde la calle principal, las acogedoras callejuelas de piedra compiten para ver quién llega antes al puerto, protegido de las corrientes del Firth of Forth por un rompeolas. Junto a un puñado de embarcaciones, un puesto vende marisco y capturas frescas.

Saint Andrews

Ubicada en la costa oriental de Escocia, Saint Andrews es una de las poblaciones más antiguas e impresionantes de Escocia. Entre los principales reclamos de esta pequeña localidad, cabe destacar las ruinas de su castillo y de su catedral, que llegó a ser la mayor del territorio escocés. Actualmente, Saint Andrews cuenta con un pequeño núcleo histórico formado básicamente por cuatro calles, y con una de las universidades más prestigiosas del Reino Unido.

Dunfermline

Dunfermline es una ciudad pequeña, ideal para explorarla caminando y de fácil acceso en coche o en transporte público desde Edimburgo, cruzando los puentes del Firth of Forth; o durante un viaje hacia las Highlands. El corazón de Dunfermline reside en su abadía.

Stirling

En el corazón de Escocia encontramos Stirling, una antigua capital de la Edad Media. Entre las edificaciones conservadas en la actualidad, debemos destacamos la importancia del Castillo de Stirling, que fue construido en el s. XVII y ha sido condecorado con el título de Monumento Nacional. También podrás visitar el pueblo balneario de Bridge of Allan, aledaño a Stirling, o el Kings Park.

Crianlarich

Crianlarich, en la región de Stirling, es una ciudad que se halla apenas a nueve kilómetros al noreste de la cabecera del famoso y pintoresto Lago Lomond. El nombre en gaélico significa paso bajo, dada su ubicación geográfica.

Oban

Pese a su reducido tamaño (cuenta con algo más de 8.000 habitantes), la localidad escocesa de Oban es la mayor población de cuantas se hallan entre Helensburgh y Fort William. Se asienta sobre una hermosa bahía con forma de herradura, protegida por la isla de Kerrera. Más al norte, se despliega otra isla: la de Lismore, de perfil alargado, así como las montañas de Ardgour y Morvern. A su vez, los aficionados a la historia y la arquitectura no deben perderse el priorato de Ardchattan, que se eleva a las afueras de Oban.

Isla de Mull

Kilmartin

Kilmartin es un diminuto pueblo que se localiza en Argyll y Bute y es considerado como uno de los más populares en cuanto a visitas turísticas debido a su gran contenido prehistórico. Se pueden encontrar más de 350 monumentos antiguos en un radio de 6 millas, de los cuales 150 son prehistóricos.

Arran

Ayr

Alloway

Alloway se ubica en la región de Escocia. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, su oferta cultural y sus diversos lugares de entretenimiento.

Glasgow

Glasgow es la ciudad más grande de Escocia y da nombre al dialecto de la zona que es el “Glaswegian”. Conocida por sus astilleros, esta ciudad es la sede económica y comercial del país, además de uno de los destinos preferidos por los viajeros. Glasgow además ofrece infinidad de cultura: museos, teatros, ballet, ópera y arte en todo su esplendor.

Ver la guía completa