Descubre la fascinante biodiversidad y la historia del país de Brahma

Sorpréndete ante una India que despliega con igual magnificencia tesoros artísticos y maravillas naturales. En los parques de Pench, Kanha y Bandhavgar, asistirás al incomparable espectáculo de contemplar a los míticos tigres de Bengala, leopardos, ciervos manchados, osos perezosos y otros animales que difícilmente pueden avistarse en otros lugares del mundo, inmersos en un entorno natural único.

Además, en las ciudades de Delhi, Benarés, Agra y Jaipur podrás tomar el pulso aun país de honda tradición espiritual y artística, y que desde tiempos remotos ha fascinado a los viajeros.

¿Lo hubieras imaginado antes? Ahora es el momento de comprobarlo por ti mismo y de acumular recuerdos indelebles imbuidos de arte y vida salvaje.

Descubre el programa del viaje

India

Día 1: España-Delhi

Volaremos con destino a Delhi, capital de la India. Llegada, recibimiento tradicional por parte de nuestro representante y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 2: Delhi

Tras el desayuno, realizaremos una visita guiada por Vieja Delhi y Nueva Delhi. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 3: Delhi-Nagpur-Pench

Después de desayunar, nos dirigiremos al aeropuerto para tomar vuelo a Nagpur. Llegada y salida por carretera hacia Pench, donde pasaremos la noche. Cena y alojamiento. 

Día 4: Pench

Día en régimen de pensión completa, en el que podrás aprovechar para recorrer el Parque Nacional de esta población en vehículo privado. Alojamiento.

Día 5: Pench-Kahna

Después del desayuno, salida por carretera hacia el Parque Nacional de Kanha. Llegada, check-in en el hotel de la categoría seleccionada, almuerzo, cena y alojamiento.

Día 6: Kahna

Jornada en régimen de pensión completa. Durante la misma, podrás desplazarte en vehículo privado para descubrir la abundante fauna del Parque Nacional. Alojamiento.

Día 7: Kanha-Bandhavgarh

Desayuno y salida por la carretera hacia el Parque Nacional de Bandhavgarh. Llegada, check-in en el hotel, almuerzo, cena y alojamiento.

Día 8: Bandhavgarh

Jornada en régimen de pensión completa en el Parque Nacional de Bandhavgarh. Durante el día de hoy, se realizarán dos salidas de safari en vehículos privados para descubrir la riqueza natural de este emplazamiento. Alojamiento.

Día 9: Bandhavgarh-Benarés

Tras el desayuno, nos dirigiremos a Benarés. Con su crisol de santuarios, templos y palacios, edificados en varios niveles desde la orilla del Ganges, se trata de la ciudad más sagrada para los hindúes. Alojamiento.

Día 10: Benarés-Sarnath-Benarés

A primera hora, y después de desayunar, efectuaremos un paseo en barco por el Ganges, el río sagrado más famoso del país. A continuación, recorreremos la ciudad de Benarés, visitando la Universidad, los templos de los Monos y de la Madre India y realizando un recorrido por las estrechas calles de los mercados. A continuación, nos acercaremos a Sarnath, el lugar donde Buda predicó por primera vez. Regreso a Benarés, donde, al atardecer, asistiremos a las ceremonias de la oración vespertina en un crucero a orillas del Ganges. Alojamiento.

Día 11: Benarés-Agra

Por la mañana, desayunaremos y nos desplazaremos al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a Agra. Llegada y traslado al hotel. Por la tarde, visita al fuerte Rojo, que fue construido por el emperador Akbar en el siglo XVI, y a una colección privada de artesanía. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 12: Agra-Fatehpur Sikri-Abhaneri-Jaipur

Desayuno y visita al Taj Mahal, un monumento de belleza única. Al acabar, salida por carretera hacia Jaipur, haciendo un alto en el camino para recorrer Fatehpur Sikri, antigua capital de imperio mogol que fue construida por Akbar en siglo XVI, y Abhaneri, poseedora de interesantes pozos abiertos. La ruta diaria concluye en Jaipur. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Día 13: Jaipur-Amber-Jaipur

Desayuno y subida al fuerte de Amber en elefante. Posteriormente se recorrerá el Palacio de la Ciudad, el Jantar Mantar —un antiguo observatorio astronómico— y el exterior del Palacio de los Vientos, antes de asistir a una demostración de artesanía local. Al final del día, daremos un paseo para explorar los exóticos mercados de Jaipur. Por la tarde, salida para conocer un templo hinduista, donde podremos presenciar la ceremonia de Aarti. Por la noche, cena incluida en el Narain Niwas Palace, seguida de un espectáculo de danzas folklóricas. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 14: Jaipur-Delhi

Desayuno en el hotel y tiempo libre hasta la hora acordada para el traslado por carretera al aeropuerto de Delhi.

Día 15: Delhi-España

Vuelo a España. Llegada y fin de nuestros servicios. ¡Esperamos volverte a ver muy pronto!

Visitar la tumba de Humayun, en Delhi

¡Contempla uno de los monumentos funerarios más hermosos de la India!

Como en muchos otros casos, el alumno —en este caso, el impresionante Taj Mahal— ha eclipsado a su maestro: el hipnótico mausoleo de Humayun, un fascinante monumento funerario que se alza junto a Mathura Road, en Delhi, y en que alberga la tumba del segundo emperador mogol, Humayun (1508-1556). Sin embargo, a pesar de que no contar con la fama de la célebre construcción de Agra, para la que sirvió de inspiración, lo cierto es que resulta una visita obligada para todos aquellos que viajen a la capital de la India. Además, no hay que perder de vista que se trata del primer ejemplo de mausoleo mogol con jardín.

Este espectacular recinto, iniciado en 1565, fue erigido por orden de la mayor de las viudas de Humayun, Bega Begum, y diseñado por el arquitecto persa Mirak Mirza Ghiyath. Según el libro Babur Nama, Begum obedeció así a los deseos de su esposo. Y además, con gran acierto, ya que para la construcción del complejo se eligió una magnífica piedra arenisca roja, combinada con otra en tonos amarillo y con mármol blanco y negro. Una técnica que ya se había utilizado en tiempos del sultanato de Delhi, pero que, pese a todo, dio un magnífico resultado.

La tumba de Humayun posee una altura de 47 m, y una amplitud de 91 m. Su espectacular cúpula doble, coronada por un remate en forma de media luna de estilo persa, tiene una capa externa que soporta un revestimiento de mármol blanco.   

El diseño de su exterior, en el que predomina la sencillez y la simetría, contrasta con la rica ornamentación del interior. Allí, en las tumbas de sus cámaras, reposan las mujeres de Humayun y Dara Shikoh, el hijo erudito del emperador Shah Jahan (curiosamente, el artífice de la construcción el Taj Mahal). Asimismo, el recinto también da cabida a la tumba octogonal, la mezquita del noble Isa Khan (1547) y el sepulcro del barbero favorito de Humayun (1590-1591). En cuanto al Arab ki Sarai, éste sirvió de residencia a los masones persas que levantaron el mausoleo.

Una vez dentro, tampoco hay que perderse las jaalis, preciosas celosías talladas en piedra que constituyen uno de los rasgos más definitorios del arte mogol.

En 1993, el mausoleo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Sabías que...

…el diseño del mausoleo de Humayun se basa en la descripción del Paraíso que aparece en el Corán?

Durante el Imperio mogol, los emperadores, fieles seguidores del Islam, consideraban que todos los lugares en los que moraran antes y después de su muerte debían imitar el Paraíso. Por esta razón, debían recrear el cahar bag (es decir, los cuatros ríos de los que se hace eco el libro sagrado de los musulmanes) y el hast bihist (ocho paraísos).

En el caso de este monumento, vemos cómo el cahar bag, reproducido mediante cuatro canales, dividen la superficie del recinto, de 120.000 m², en cuatro partes iguales. Estos recuadros se subdividen a su vez en otros 36, siendo los cuatro cuadrados los que acogen el mausoleo propiamente dicho. En su interior, se halla la tumba de Humayun, que tardó ocho años en construirse.

En los jardines adyacentes, los canales centrales se pierden bajo la estructura de la tumba para reaparecer poco después. Esta característica parece remitir nuevamente a los versos coránicos, que aluden a algunos ríos subterráneos que fluyen bajo el jardín del Paraíso.

Admirar la Universidad Hindú de Benarés y su museo

Asómbrate ante una de las mejores colecciones de pintura india del país

No todo es espiritualidad en la efervescente Benarés: más allá del bullicio de sus atestados ghats junto al Ganges y del fervor religioso que se respira en sus templos, esta ajetreada ciudad también da cabida a instituciones culturales de gran calado. Sin ir más lejos, una de ellas es la Universidad Hindú de Benarés (Benarés Hindu University), un lugar que no hay que dejar de descubrir.

Aunque sus orígenes se remontan mucho tiempo atrás —de hecho, muchos la consideran como la Universidad más antigua del mundo, superando incluso a la de Bolonia—, la institución actual fue fundada por Madan Mohan Malviya (1861-1946), un eminente conocedor del sánscrito.

De grandes dimensiones, su campus alberga el Museo Bharat Kala Bhavan, famoso por acoger una de las mejores colecciones de pintura india del país. De hecho, sus casi 12.000 obras abarcan un período que va del siglo XI al XX, y que te ayudarán a familiarizarte con la tradición artística del subcontinente asiático. A pesar de que todas descuellan por su belleza, las más valiosas son unas miniaturas de la época mogol y, más concretamente, un retrato del emperador Shah Jahan, el impulsor de la construcción del Taj Mahal. Igualmente interesante resulta la sección de escultura, con unas 2.000 piezas que van del 300 a.C. al 1400. Entre ellas, conviene referirse a una estatua del siglo X que recrea la boda de Shiva y Parvati, así como otra del dios Visnú, representado como Varaha, del siglo XI.

¿Sabías que...

…según la mitología hindú, Benarés es la ciudad favorita de Shiva, el dios de la destrucción y una de las tres deidades más importantes de esta religión?

No obstante, de acuerdo con la tradición, la morada del dios no se halla en esta ciudad, sino en el monte Kailash, una montaña sagrada del Himalaya de 6.714 m de altitud y situada en el Tíbet.

Al igual que ocurre con las advocaciones de la Virgen María en la tradición católica, existen numerosas maneras de representar a Shiva. En una de ellas, esta divinidad adquiere la apariencia de un bailarín cósmico denominado Nataraja. El rostro femenino que muestra sobre su cabello corresponde a la diosa Ganga, protectora de la eternidad y la pureza. En su frente, Shiva también luce una luna, que es una metáfora el paso del tiempo, y un tercer ojo que encarna su poder destructivo. En cuanto a la serpiente que lleva enroscada alrededor del cuello, este reptil es el símbolo de la energía cósmica. Bajo su pie, también suele aparecer un demonio, que alude el ego y la soberbia que los creyentes deben erradicar.

Otra representación de Shiva es Ardhanarishwara, una divinidad andrógina que muestra el vínculo inquebrantable entre la materia y la energía. Asimismo, también aparece representado con el aspecto del toro Nandi, una alegoría de la constancia, y como Neelkantha. En este caso, Shiva exhibe un cuello de color azul, al haber bebido delante de otros dioses agua envenenada de los océanos.

Descubrir el mausoleo de Itimad-ud-Daulah en Agra

Maravíllate ante lo mejor del arte islámico

La orilla oriental del río Yamuna alberga, a apenas 4 km de distancia del incomparable Taj Mahal, uno de los reclamos más llamativos de Agra: el soberbio mausoleo de Itimad-ud-Daulah. De pequeñas dimensiones pero de una elegancia que enamora, esta construcción ha sido descrita como “un joyero de mármol”. Y no sin razón, como podrás comprobar por ti mismo/a.

Rodeado de jardines, el recinto da cabida a la elegante tumba de Itimad-ud-Daulah, un tesorero que vivió en tiempos del Imperio mogol. Encargadas en 1622 por la hija del difunto —Nur Jahan, la esposa favorita de Jahangir—, las obras tardaron seis años en concluirse. En cualquier caso, la espera valió la pena, ya que el mausoleo aúna una magnífica combinación de colores, taracea de piedra y celosías.

Por todo ello, y desde el punto de vista estilístico, esta obra maestra está considerada como como el edifico mogol más innovador del siglo XVII. Además, su construcción marca la transición entre la arquitectura maciza de arenisca roja promovida por Akbar y el refinamiento del Taj Mahal.

Entre sus elementos más remarcables, cabe referirse a la cúpula, en forma de dosel y muy diferente de las cúpulas convencionales de la época; la cámara funeraria, rematada con un techo de estuco burilado, pintado y dorado en forma de estalactitas, y con ataúdes de mármol amarillo que parecen de madera; el pabellón superior, cerrado con celosías de mármol; los mosaicos, los alminares coronados por templetes abiertos y los motivos florales que decoran el interior. Sin duda, un auténtico regalo para los sentidos.

¿Sabías que...

…en la ornamentación de este mausoleo y del Taj Mahal se empleó una técnica de origen florentino conocido como pietra dura?  

Según parece, este procedimiento fue importado por el emperador Jahangir y se desarrolló en Agra bajo el nombre de pachikari. Esta fórmula consiste en incrustar diminutas esquirlas de piedras preciosas y semipreciosas en el mármol, para formar elaborados dibujos con motivos florales.

En el casco antiguo de Agra, algunos artesanos aún conservan libros de diseño que recogen algunos de las complejas ornamentaciones que se llevaron a cabo durante la construcción del Taj Mahal. En cualquier caso, estos patrones del siglo XVII aún siguen utilizándose en la actualidad.

Sea como fuere, el mausoleo de Itimad-ud-Daulah puede jactarse de ser el primer edificio mogol en el que se puso en práctica la pietra dura. Basta con observar sus superficies de mármol pulido, delicadamente taraceada con piedra, para constatar su asombroso resultado.

Contemplar el Taj Mahal desde el jardín de Mehtab, en Agra

Asómbrate ante una de las estampas más emblemáticas de la India

Aunque en nuestro viaje no faltaremos a la cita con el monumento más icónico de la India, el maravilloso Taj Mahal, estamos seguros de que te encantará tener la oportunidad de continuar admirando su imponente silueta sin prisas, desde la distancia y en uno de los rincones más sugerentes de Agra. No nos equivocamos, ¿verdad?

En ese caso, no te lo pienses mal: a la hora del crepúsculo, no dudes en acercarte al hipnótico jardín de Mehtab o de la Luz de la Luna (Mehtab Bagh).

Este espacio singular de estilo persa acoge el último de los 11 jardines mogoles que salpican la orilla este del río Yamuna, justo delante del majestuoso Taj Mahal y el fuerte de Agra. El primero de ellos es otro reclamo turístico que también merece la pena descubrir: el Ram Bagh o Arambag, conocido como jardín del Descanso y construido por el emperador Babur en 1526.

En el caso del jardín de Mehtab, el recinto original fue embellecido con pasarelas blancas, pabellones diáfanos, piscinas (incluyendo una de planta octogonal con 25 surtidores) y fuentes, que se alzaban entre árboles frutales y narcisos.

Sin embargo, las inundaciones —una de ellas está documentada en una carta escrita por Aurangzeb en 1652 y dirigida a su padre, el emperador Shah Jahan— y los frecuentes robos de materiales para la construcción por parte de los habitantes de Agra estuvieron a punto de acabar con este precioso jardín, hasta el punto de abocarlo a la ruina. De hecho, en la década de los noventa del siglo pasado, la existencia de este vergel era pasto del olvido, y el lugar permanecía cubierto de vegetación salvaje y limos aluviales. Afortunadamente, los arduos trabajos de restauración acometidos en 1994 acabarían devolviéndole parte del esplendor perdido.

¿Sabías que...

…según las anotaciones del viajero francés Jean-Baptiste Tavernier (1605-1689), los terrenos que hoy ocupa el jardín de Mehtab fueron el espacio elegido para levantar un segundo Taj Mahal, idéntico al que conocemos pero en mármol negro?

De acuerdo con esta versión, la obsesión por la simetría durante la edificación del famoso mausoleo, fue tal que su impulsor, el emperador Shah Jahan, llegó al extremo de ordenar la construcción de otro edificio exactamente igual (con la salvedad del color de la fachada), destinado a albergar el sepulcro del mandatario.

Sin embargo, el curso de los acontecimientos abortaría el proyecto: en 1658, Aurangzeb, hijo de Shah Jahan, derrocó a su padre y dispuso que éste recibiera sepultura en una cripta situada en el Taj Mahal ya existente, lo que dejaba sin sentido el propósito de erigir un monumento gemelo. Y he aquí la mayor ironía de todas: precisamente, la tumba de Shah Jahan es lo único que rompe la simetría de este asombroso edificio. 

Esta hipótesis cobraría aún más fuerza de la mano del arqueólogo británico A. C. L. Carlleyle, ya que en 1871, llevó a cabo unas excavaciones en un antiguo estanque que parecían evocar la base del fallido mausoleo de color de azabache. Sorprendente, ¿verdad?

Hacer una escapada a Sanganeer, en las proximidades de Jaipur

Familiarízate con la artesanía de India y llévate a casa un recuerdo único

Tras efectuar nuestra visita guiada por los principales monumentos de Jaipur, no dejes de aprovechar tu estancia en esta fascinante localidad del Rajastán para conocer uno de los secretos mejor guardados de sus inmediaciones: la alegre ciudad de Sanganeer, donde podrás admirar la artesanía textil del país. Situada a 15 km al suroeste de Jaipur, esta población debe su bien merecida fama a su algodón estampado de gran calidad.

En la actualidad, la mayoría de los estampadores y tintoreros forman parte de un gremio, que comercializa sus tejidos a precios no demasiado elevados en diversos establecimientos. En cualquier caso, nada de esto sería posible sin la presencia en la zona de un riachuelo muy especial, cuyas aguas poseen una combinación de minerales que ayudan a fijar el tinte. ¡Anímate a ir de tiendas y elige tu prenda favorita!

De todos modos, no sólo de telas vive Sanganeer: sin ir más lejos, esta población también destaca por la producción artesanal del papel y por la famosa cerámica azul de Jaipur, con la que se fabrican vasijas y jarrones con diseños indios, persas y turcos.

Tampoco debes pasar por alto el templo de Shanghiji, un santuario jainista del siglo XI profusamente decorado con relieves y oculto en el casco antiguo amurallado. Te aseguramos que te gustará.

¿Sabías que...

…la ropa y los accesorios sirven para indicar la casta a la que pertenece cada persona?

Por ejemplo, los integrantes de las dos castas superioresla de los brahmanes y la de los nobles lucen un vistoso cordón sagrado que los distingue como seres que han “nacido dos veces”. En el extremo opuesto, se sitúan las castas inferiores de los artesanos y, por último, los parias o intocables, que son quienes utilizan las ropas más humildes.

Además, las mujeres llevan joyas y adornos específicos para cada casta o grupo social.

Pese a la gran heterogeneidad cultural y étnica que caracteriza a la india, es muy frecuente que los hombres usen el tradicional dhoti, una especie de bombachos, y sombrero a lo Gandhi. A su vez, la prenda femenina por excelencia es el sari, considerada por muchos como la vestimenta más sencilla y elegante del mundo, consistente en un extenso velo que nunca llega a cubrir el rostro.

En cuanto a los musulmanes, que representan una décima parte del total de la población india, éstos se distinguen por el típico fez, un gorro de piel de cordero. También resultan inconfundibles los sijs, debido a sus largas barbas y sus turbantes, bajo los que ocultan una larguísima melena que no se cortan en la vida.

Saborear un té chai en el Rambagh Palace de Jaipur

Degusta una de las bebidas más típicas de la India en un antiguo palacio

Si eres de los que disfrutan teniendo entre las manos una exquisita taza de té humeante, te invitamos a disfrutar de uno de los mejores de la India en un entorno único: el fastuoso hotel Rambagh Palace.

Aunque este edificio es en la actualidad un ejemplo de elegancia y refinamiento, sus orígenes son muchos más modestos. Construido en 1835 como un pequeño pabellón de jardín con cuatro estancias para la nodriza de Ram Singh II, el lugar se transformó en un pabellón de caza después de la muerte de la mujer, acaecida en 1856.

Algún tiempo después, al regresar de Inglaterra, el hijo de Ram Singh II, Madho Singh II, lo convirtió en una zona de recreo real, dotada de pistas de tenis y squash, un campo de polo y una piscina cubierta. Ya en 1933, pasó a ser la residencia oficial del hijo adoptivo y heredero de Madho Singh II, Man Singh II. Éste remodelo el interior, añadiendo un cuarto de estilo chino negro y rojo, con baños de mármol negro, arañas de cristal Lalique, una mesa iluminada y una espléndida fuente.

Circundada de exuberantes jardines, el recinto se transformó en un hotel en 1957, cuando Man Singh II decidió trasladarse al Raj Mahal Palace, un edificio algo más reducido.

El servicio es impecable, por lo que te garantizamos una velada inolvidable.

¿Sabías que...

…el té chai, una mezcla de té con especias y plantas aromáticas, es una de las bebidas más arraigadas y apreciadas de la India, y muy especialmente en el sur del país?

También conocido como masala chai, se puede adquirir en numerosos puestos ambulantes, a través de vendedores a los que se conoce como chai wallahs.

Su receta original incluye especias como el cardamomo, el anís estrellado, el clavo de olor, la canela o el jengibre. No obstante, en el oeste de la India también se le añade pimienta negra y lo preparan con té verde en vez de té negro. Además, le suelen añadir almendras, e incluso, azafrán. En su versión más común, acostumbra a preparase con leche, pero también se elabora con agua.

Actualmente conocido y consumido en todo el mundo, el té chai presenta no pocos beneficios para la salud: fortalece el sistema inmunológico, mantiene a raya los niveles de colesterol y ayuda a reducir la presión arterial. Y por si esto fuera poco, hay quien habla de sus propiedades afrodisíacas. ¿Se le puede pedir más a una bebida?

España-Delhi

¿Estás listo/a para vivir una experiencia realmente diferente en uno de los países más misteriosos de Oriente, repleto de reclamos naturales y culturales? En ese caso, te damos la bienvenida a la misteriosa India, el segundo país más poblado del mundo y un destino que te enamorará.

Confía en nuestra experiencia y deja la organización de este viaje en nuestras manos. Tú sólo tienes que presentarte en el aeropuerto dos horas antes de la salida de tu vuelo con destino a Delhi, la vibrante capital india. Tras aterrizar, uno de nuestros representantes nos obsequiará con un recibimiento tradicional y nos acompañará al hotel en el que nos alojaremos.

Después de dejar el equipaje en la habitación, y siempre en función de la hora de llegada, podrás empezar a explorar esta increíble urbe a tu aire. Capital de varios imperios desde hace 3.500 años y tercera ciudad más importante de la India, Delhi constituye un envidiable compendio de arquitectura e historia antigua. Tan sólo debes fijarte en las hipnóticas calles de Vieja Delhi, que atesoran magníficas construcciones mogolas de los siglos XVI y XVII. Tampoco desmerece Nueva Delhi, con edificios gubernamentales y palacetes levantados por los británicos en la década de 1930.

Si el tiempo disponible lo permite, te recomendamos aprovechar la noche asistiendo a algún concierto, como los que se llevan a cabo en el India International Centre (y que suelen ser gratuitos). Otra magnífica opción es disfrutar de un musical de Bollywood en cualquier cine. No te preocupes demasiado por el idioma de la película: el verdadero espectáculo empezará cuando el público se ponga en pie para bailar y cantar al ritmo de la banda sonora de la película. ¡Te quedarás de piedra!

Si es posible, intenta hacer algún desplazamiento en el metro de Delhi, verdadero orgullo ciudadano de la capital india. Este medio de transporte, que comenzó a proyectarse en 1984, se inauguró en el 2002. Alojamiento.

Resumen del día

Volaremos a Delhi, la capital de la India. A nuestra llegada, uno de nuestros representantes nos brindará un recibimiento tradicional y nos acompañará al hotel, donde pasaremos nuestra primera noche en el subcontinente asiático.

Delhi

Tras el desayuno, visitaremos los principales reclamos de Vieja Delhi, en compañía de nuestro guía.

Durante nuestro itinerario, pasaremos por el fuerte Rojo o Lal Qila, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2007 y considerado como uno de los más opulentos fuertes de la época del imperio mogol.

A continuación, nos dirigiremos a la mezquita del Viernes o Jama Masjid, la mayor del país. Levantada en 1656 sobre un promontorio natural por el emperador mogol Shah Jahan —el padre del célebre Taj Mahal—, cuenta con tres maravillosas cúpulas de mármol blanco y negro, dos alminares gemelos que flanquean la arcada central y un enorme patio. Las obras duraron seis años, precisaron de la intervención de 5.000 obreros y costaron la friolera de un millón de rupias.

También nos espera un original paseo en rickshaw por Chandni Chowk, una vieja calle comercial, y que nos permitirá contemplar el Raj Ghat, un memorial que rinde tributo a Mahatma Gandhi. Se trata de una losa de mármol negro que señala el punto en el que el líder pacifista fue incinerado, el 31 de enero de 1948, un día después de haber sido asesinado en su residencia de Blair House, en Nueva Delhi. 

Por la tarde, visitaremos Nueva Delhi, recorriendo, entre otros lugares, el mausoleo de Humayun, tumba del emperador mogol que le da nombre e incluido en la lista del Patrimonio Mundial en 1993, y el Qutub Minar, el alminar de ladrillo más alto del mundo. Iniciada en 1199 por el fundador del sultanato de Delhi, esta torre de 74 m de piedra arenisca roja forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

El recorrido concluye por la zona de los edificios gubernamentales: la Puerta de la India (1921-1931), que rinde tributo a los más de 90.000 soldados indios que murieron en las guerras afganas de 1919; el Palacio Presidencial y el Parlamento. Por último, visitaremos un interesante templo de la comunidad sikh. Regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, nuestro guía nos acompañará en un completo itinerario por las calles de Vieja Delhi y Nueva Delhi. Regreso al hotel y alojamiento.

Delhi-Nagpur-Pench

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, nos despediremos momentáneamente de Delhi para desplazarnos al aeropuerto. Desde allí, tomaremos un vuelo con destino a Nagpur, una ciudad localizada al noreste del Estado de Maharashtra y con una población de 2,5 millones de habitantes.

Tras aterrizar, saldremos en autocar hacia Pench, perteneciente al distrito de Chhindwara y al Estado de Madhya Pradesh. Su nombre deriva del río homónimo, que fluye a través del Parque Nacional de Pench de norte a sur, dividiendo este espacio protegido en dos mitades. Llegada y alojamiento.

Pench es una joya por descubrir que rivaliza con cualquier diamante por su brillantez. La Reserva de Tigres ha sido uno de los secretos mejor guardados entre los amantes de la naturaleza, gracias a su gran variedad de flora y fauna. La población de ciervos moteados se encuentra en la parte alta, donde también habitan una gran variedad de sambares y nilgós. Además, una vez allí, podrás apreciar que otras criaturas comparten su hábitat como el jabalí, el oso perezoso, el dhole, la mangosta y gato de la jungla. Asimismo, el Parque es también el hogar del célebre tigre de Bengala y del leopardo. Cena y Alojamiento.

Resumen del día

Iniciaremos la jornada desayunando en el hotel, antes de desplazarnos al aeropuerto para volar a Nagpur. Llegada y traslado por carretera a Pench. Cena y alojamiento.

Pench

Día en régimen de pensión completa en Pench, para que puedas recorrer, por la mañana y por la tarde, el Parque Nacional en vehículo privado, con la posibilidad de avistar su rica fauna en un entorno natural único.

Poseedor de una superficie de 758 km², su área protegida está cubierta de pequeñas colinas, cuya altitud oscila entre los 425 m y los 620 m sobre el nivel del mar. El lugar también se caracteriza por sus acusadas variaciones térmicas, que van desde los 4°C en diciembre hasta los 42°C en mayo.

Una vez allí, verás que el suelo está cubierto de un tupido laberinto de hierbas, arbustos y árboles. Entre las especies arbóreas más relevantes, cabe destacar el mahua, de gran importancia para la vida silvestre y los pueblos tribales de la región. De hecho, las flores de este árbol son ingeridas por mamíferos y aves, y son recolectadas por los indígenas como alimento y para elaborar cerveza.

En la actualidad, el Parque da cabida a 39 especies de mamíferos, 13 de reptiles y tres de anfibios. Dentro de este generoso catálogo, encontramos los chitales, los nilgais, los jabalíes y los chacales, sin olvidar los leopardos indios, los puercos espines, los monos, los zorros, las hienas rayadas o los antílopes de cuatro cuernos.

A su vez, el parque es también generoso en aves también. De acuerdo con una estimación de las autoridades, este espacio alberga más de 210 especies, incluyendo algunas de tipo migratorio. Así, durante tu visita, podrás contemplar pavos reales, urracas, ánades rabudos, garcetas, garzas, oropéndolas y martines pescadores, entre otros plumíferos.

Regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Después del desayuno, dispondrás de un día entero en régimen de pensión completa. A lo largo de esta jornada, podrás recorrer el Parque Nacional en vehículo privado. Alojamiento.

Pench-Kahna

Después del desayuno, partiremos por carretera hacia el Parque Nacional de Kanha. A nuestra llegada, haremos el check-in en el hotel  y disfrutaremos de un régimen de pensión completa (incluye el almuerzo, la cena y el alojamiento).

Kanha es uno de los Parques Nacionales más remotos y extensos de la India, ya que cubre 940 km² de bosque y pastizales ligeramente boscosos, en el que se puede apreciar una gran cantidad de ríos y riachuelos. Además, se trata del más grande del Estado de Madhya Pradesh y del centro de la India.

En este Parque, podemos encontrar una gran variedad de vida silvestre, incluyendo leopardos, ciervos moteados, sambares y, por supuesto, los indefectibles tigres. Aunque la vida silvestre puede ser vista durante toda la temporada, los avistamientos aumentan durante los meses más calurosos del mes de marzo y abril, debido a que los animales se mueven fuera de la cobertura de los árboles en busca de agua.

Resumen del día

Desayunaremos en el hotel, justo antes de salir en autocar hacia el Parque Nacional de Kanha. Llegada, check-in en el hotel, almuerzo, cena y alojamiento.

Kanha

Tras el desayuno, tienes por delante una intensa jornada en régimen de pensión completa para que puedas recorrer el Parque Nacional de Kanha en vehículo privado.

Los paisajes que caracterizan este enclave destacan por ser pastizales abiertos que han surgido de campos de cultivo de pueblos abandonados, evacuados para dar paso a los animales salvajes. Asimismo, también encontrarás frondosas áreas de bosque, jalonadas de abundantes especies de plantas trepadoras, arbustos y flores en el sotobosque, sin perder de vista un amplio abanico de plantas acuáticas.

Entre los animales que podrás admirar durante tu paso por el Parque Nacional de Kanha, cabe referirse a los tigres, leopardos, chacales y ciervos. Mención aparte merecen los emblemáticos barasinghas (Rucervus duvaucelii), una especie de cérvidos autóctona que es el orgullo del lugar. A diferencia de los ciervos que habitan en los pantanos norteños, estos animales se adaptan perfectamente a la vida en suelos duros.

Fuera de los límites del Parque, tendrás la oportunidad de avistar algunos animales nocturnos, como los zorros, las hienas, las civetas, los puercos espines, los rateles y las liebres. A su vez, también hay muchas especies de tortugas y anfibios, que se encuentran en las inmediaciones de las masas acuosas.

Concluido este increíble tour, regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, disfrutarás de un día en régimen de pensión completa para visitar en vehículo privado el Parque Nacional de Kanha. Regreso al hotel y alojamiento.

Kanha-Bandhavgarh

Después del desayuno, salida por la carretera hacia el Parque Nacional de Bandhavgarh. Llegada y check-in en un hotel de la categoría que hayas elegido.

Situado entre las colinas de Vindhya (en el Estado de Madhya Pradesh) y con una superficie de 168 km², este Parque Nacional aúna una amplia variedad de hábitats y un gran número de tigres. Más de la mitad del área está cubierta por bosques de sal y hay tramos de bambú y pastizales.

Dentro de este espacio protegido, se halla la antigua fortaleza de Bandhavgarh y sus cuevas, que datan desde el siglo I a.C. En el pasado, este edificio estuvo ocupado por el marajá de Rewa, hasta que fue designado como Parque Nacional en 1968.

Además de los tigres, en este espacio protegido también habitan ejemplares de chousinghas (pequeños antílopes de cuatro cuernos), chinkaras (gacelas), nilgais (toros azules), jabalíes, chacales, muntjaks (venados), sambares, ciervos moteados, gatos salvajes, hienas rayadas, puercos espines, rateles, macacos y langures de cara negra, entre otros animales.  Asimismo, en los meses de marzo y abril, los gaúres (bisontes indios), se movilizan a la parte baja de las colinas y se dirigen a las praderas centrales.

Dado que este Parque es relativamente nuevo, todavía hay fundadas esperanzas de añadir más aves a la lista de unas 250 especies ya compiladas por los funcionarios forestales.

La estancia en la zona incluye el almuerzo, la cena y el alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel y desplazamiento en autocar hasta el Parque Nacional de Bandhavgarh. Llegada, check-in en el hotel, almuerzo, cena y alojamiento.

Bandhavgarh

Desayuno en el hotel y día en régimen de pensión completa para explorar en vehículo privado el Parque Nacional de Bandhavgarh, en el que habitan 37 especies de mamíferos, 80 más de mariposas y varios tipos de reptiles. Todo ello sin dejar de lado sus maravillosos paisajes: no en balde, cada año, la exuberancia y la tranquilidad de los pastizales invita a numerosas parejas de grullas sarus a reproducirse durante la temporada de lluvias. Se trata de las grullas más altas del mundo, ya que miden entre 1,5 m y 1,8 m de altura.

Tal como y adelantamos en la explicación del día anterior, uno de los mayores atractivos de este Parque es el tigre, ya que cuenta con una elevada concentración de estos felinos. En efecto, en sus 105 km2 abiertos al público viven entre 44 a 49 tigres, según las estimaciones realizadas en el año 2012. En este sentido, hay un dicho sobre el Parque que afirma lo siguiente: “En cualquier otro Parque, eres afortunado si ves un tigre; en Bandhavgarh, tienes mala suerte si no ves (por lo menos) uno”.

La otra joya de la corona son los ya citados gaúres: en invierno del 2012, 50 animales de esta especie fueron trasladados a este espacio natural, a resultas de un proyecto destinado a la recuperación de estos sorprendentes bisontes indios.

Concluida este apasionante recorrido, regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Tras desayunar, te aguarda un día en régimen de pensión completa para recorrer el Parque Nacional de Bandhavgarh. Para que no pierdas detalle, se efectuarán dos salidas de safari en vehículos privados para descubrir la extraordinaria biodiversidad de la zona. Alojamiento.

Bandhavgarh-Benarés

Por la mañana, desayunaremos en el hotel y nos desplazaremos en autocar a Benarés o Varanasi, perteneciente al Estado de Uttar Pradesh y una de las más importantes ciudades sagradas de la India.

Considerada por muchos como la ciudad más antigua del mundo —los hindús aseguran que se fundó hace 5.000 años, a pesar de que los historiadores rebajan esta cifra a 3.000 años—, continúa siendo conocida entre los lugaremos por su antigua denominación: Kashi. A nuestra llegada, nos trasladaremos al hotel para el reparto de habitaciones.

Si el tiempo disponible así lo permite, te recomendamos dar un paseo por las calles del casco antiguo en rickshaw, o bien acercarte al templo Vishwanath o templo Dorado. A pesar de que es originario del siglo X, el edificio actual fue erigido entre 1750 y 1777, en sustitución de uno más antiguo que había sido devastado por Aurangzeb. Presta mucha atención a su majestuosa bóveda, recubierta con 800 kg de oro.

Y por supuesto, no dejes de contemplar la orilla del río sagrado que cruza la ciudad: el Ganges. Junto a los ghats, verás cómo los peregrinos llevan a cabo sus abluciones y ofrendas.

Alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, nos dirigiremos a la ciudad santa de Benarés por carretera. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Benarés-Sarnath-Benarés

Tras el desayuno, surcaremos el Ganges al amanecer, para ver cómo los peregrinos se purifican en sus aguas (lógicamente, sin molestarlos).

Acabada esta travesía, visitaremos la Universidad de Benarés, considerada como la más antigua del mundo (ver el apartado de “Experiencias recomendadas”) y los templos de los Monos (o de Durga) y de la Madre India. El primero de ellos destaca por su espectacular fachada rojiza y, como su nombre indica, por la presencia de macacos en los alrededores (ten en cuenta que se prohíbe acceder al interior a las personas no hinduistas). En cuanto al templo de la Madre India, también llamado de Bharat Mata, conviene subrayar que se trata de un santuario inaugurado en 1936 por Mahatma Gandhi.

Seguidamente, nos trasladaremos en autocar hasta la localidad de Sarnath. Situada a tan sólo 13 km de Benarés, esta población descuella por un parque repleto de ciervos en el que, según se dice, el príncipe nepalí Siddhartha Gautama (más conocido como Buda) pronunció su primer sermón tras haber alcanzado la iluminación. Allí se levanta una estupa, símbolo del budismo, circundada de jardines, un templo budista y un pequeño museo arqueológico.

Por último, regresaremos a Benarés, donde asistiremos a las ceremonias de la oración vespertina en un crucero por el Ganges.

Acabada la visita, regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

En esta ocasión, desayunaremos muy temprano, antes de llevar a cabo un paseo en barca por aguas del Ganges. Eso será antes de recorrer algunos de los lugares más emblemáticos de Benarés. A continuación, efectuaremos una escapada a Sarnath, el lugar donde Buda dio su primer sermón. Ya de vuelta Benarés, presenciaremos una ceremonia religiosa al atardecer junto al Ganges. Finalizada esta actividad, regreso al hotel y alojamiento.

Benarés-Agra

Desayuno en el hotel. Por la mañana, iremos al aeropuerto para volar hasta la ciudad de Agra, situada al oeste del Estado de Uttar Pradesh y mundialmente célebre por albergar el imponente Taj Mahal.  Tras aterrizar, asistencia por parte del personal de nuestra organización, traslado al hotel de la categoría seleccionada y check-in. 

Concluido el reparto de habitaciones, nos dirigiremos al majestuoso fuerte Rojo, construido entre 1567 y 1573 por el emperador Akbar y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1983. Sus imponentes edificios en piedra arenisca roja dibujan una media luna que se despliega junto al río Yamuna, delimitando un extenso recinto palaciego en el que confluyen diversos estilos arquitectónicos. Los cuarteles de la zona norte se agregaron en el siglo XIX, coincidiendo con la ocupación británica. Fue aquí donde Shah Jahan pasó sus últimos años, confinado por su propio hijo. Dice la leyenda que, estando en su lecho de muerte, pidió un espejo para poder ver el Taj Mahal por última vez, el lugar donde reposaba su esposa favorita.

A continuación, contemplaremos una colección privada que reúne piezas de trabajo de taracea de mármol —conocido como pietra dura—, así como gemas, joyería, tapicerías y bordados tridimensionales.

Finalizada la visita, te aconsejamos que no dejes de acercarte al mausoleo de Itimad-ud-Daulah, ni de admirar el Taj Mahal al anochecer desde el jardín de Mehtab (para más información, consulta el apartado “Experiencias recomendadas” en ambos casos). Alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, nos trasladaremos al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a Agra. Llegada y traslado al hotel. Por la tarde, visitaremos el fuerte Rojo, levantado por el emperador Akbar en el siglo XVI, y a una colección privada de artesanía. Regreso al hotel y alojamiento.

Agra-Fatehpur Sikri-Abhaneri-Jaipur

Por la mañana, desayunaremos en el hotel y visitaremos el asombroso Taj Mahal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983 y escogido como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo en el 2007 por votación popular.

Los trabajos de construcción, iniciados en 1631, se prolongaron durante 22 años y exigieron la intervención de entre 20.000 y los 26.000 obreros. Y si las cifras ya resultan desconcertantes, no lo es menos la razón que motivó su construcción: la devoción que el emperador Shah Jahan sentía por su esposa favorita, Aryumand Banu Begam, más conocida como Muntaz Mahal, quien falleció a los 38 años tras dar a luz a su decimocuarto hijo. La tradición afirma que, consciente de que iba a morir, pidió a su marido que levantara en su memoria un edificio único, algo que su afligido esposo cumplió con creces. La última voluntad de Muntaz Mahal costó 41 millones de rupias y requirió de media tonelada de oro.

Acabada la visita, nos dirigiremos a Jaipur por carretera, si bien haremos un alto en el camino para admirar la ciudad fantasma de Fatehpur Sikri, levantada entre 1571 y 1585 por Akbar en honor al santo sufí Salim Chisti, quien lo bendijo y anunció el nacimiento de su hijo. Pese a su majestuosidad, sólo albergó la capital mogola durante 14 años (transcurrido ese tiempo, fue abandonada debido a la escasez de agua). Sea como fuere, continúa siendo uno de los ejemplos más impactantes de las ciudades amuralladas de este período. Dotada de zonas públicas y privadas diferenciadas y bellos pórticos, también destaca por combinar elementos propios del arte islámico e hindú, lo que nos da una pista sobre la manera de gobernar de Akbar.

La siguiente parada será Abhaneri, una localidad conocida por sus monumentos medievales de la época de los rajputs. Entre ellos, cabe referirse a su imponente baori, un pozo en forma de tronco de cono invertido con varias terrazas unidas por tramos escalonados. Aunque la leyenda se escuda en cifras más remotas, tanto el estilo arquitectónico como las esculturas corresponden al siglo X.  

Continuación, llegada a Jaipur, traslado al hotel y alojamiento. 

Resumen del día

Tras el desayuno, visitaremos el Taj Mahal, el principal icono de la India. A continuación, salida en autocar hacia Jaipur, parando en ruta para visitar Fatehpur Sikri, la antigua capital de imperio mogol que fue construida por Akbar en siglo XVI, y Abhaneri, donde contemplaremos maravillosos pozos. Seguidamente, retomaremos nuestro recorrido hasta alcanzar Jaipur. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Jaipur-Amber-Jaipur

Desayunaremos en el hotel y realizaremos una excursión al fuerte de Amber. Esta localidad, antigua capital de los marajás de Jaipur, se encuentra a apenas 12 km de Jaipur y ofrece la oportunidad de subir hasta su monumento más destacado a lomos de un elefante.

El fuerte de Amber fue la ciudadela de los kachhawaha hasta 1727, fecha en la que la capital se trasladó a Jaipur. Pese a todo, los gobernantes posteriores siguieron frecuentando el lugar para rendir culto a Shila Devi, la diosa protectora de la familia. Aunque la ciudadela se fundó en 1592 por orden del marajá Man Singh I sobre los restos de una antigua fortaleza del siglo XI, el cuerpo central lo forman otros edificios añadidos por Jai Singh I en el siglo XVII.

De vuelta a Jaipur, visitaremos el Palacio de la Ciudad, levantado en el siglo XVII por deseo de Sawai Jai Singh II y residencia de los gobernantes de Jaipur desde la primera mitad del siglo siguiente. También admiraremos el Jantar Mantar, el mayor y mejor conservado de los cinco observatorios que Sawai Jai Singh II mandó erigir. El recinto, construido entre 1728 y 1734, atesora un insólito conjunto escultórico de 16 instrumentos de piedra al que alguien definió con mucho acierto como “el paisaje de piedra más lógico y realista”.

Por supuesto, también nos detendremos brevemente en el Hawa Mahal o palacio de los Vientos, un encantador edificio construido por el marajá Sawai Pratap Singh en 1799.

A continuación, seremos testigos de la riqueza artesanal de la región: corte y pulido de piedras preciosas, cerámica azul y estampado de tejidos a mano. Y para redondear la mañana, daremos un paseo por los animados mercados de Jaipur.

Por la tarde, visitaremos un templo hinduista, donde participaremos en la ceremonia de Aarti.

Eso será antes de la exquisita cena (incluida), que podremos degustar en el Narain Niwas Palace. Por último, asistiremos a un espectáculo de bailes folklóricos.

Regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, subiremos al fuerte de Amber a lomos de un elefante. De regreso a Jaipur, visitaremos el Palacio de la Ciudad, el Jantar Mantar —un antiguo observatorio astronómico— y el palacio de los Vientos (lo contemplaremos desde el exterior), antes de acercarnos a un centro de artesanía regional. Asimismo, recorreremos los mercados de esta localidad. Por la tarde, salida para conocer un templo hinduista y asistir a la ceremonia de Aarti. Por la noche, cenaremos en el Narain Niwas Palace y disfrutaremos de un espectáculo de danzas folklóricas. Regreso al hotel y alojamiento.

Jaipur-Delhi-España

Nuestras vacaciones llegan a su fin: tras dos semanas descubriendo los tesoros naturales y culturales de la India, llega el momento de hacer de nuevo las maletas y regresar a casa.

En cualquier caso, después de desayunar en el hotel, tendrás la posibilidad de apurar tu estancia en Jaipur. Te aconsejamos que no dejes de degustar un reconfortante té chai en el lujoso Rambagh Palace o de hacer una escapada a la vecina Sanganeer, una población muy conocida por sus tejidos de algodón estampados de gran calidad (consulta el apartado “Experiencias recomendadas” para obtener más detalles de estas dos propuestas).

Asimismo, a unos 9 km de Jaipur, te toparás con el magnífico Nahargarh o fuerte del Tigre. Esta construcción se alza sobre una zona que en el pasado estuvo recubierta de frondosos bosques, y en la que reinó la tribu de los meena hasta que fue derrotada por los kachhawaha. Las fortificaciones, reforzadas por Jai Sinh II, se ampliaron a posteriori. Provista de numerosos patios y terrazas, esta edificación posee una cámara superior que sirvió de mirador a las cortesanas.

A la hora convenida, nos dirigiremos de nuevo al aeropuerto de Delhi para tomar el avión de vuelta a España.

Con la llegada a la ciudad de origen, concluyen nuestros servicios. Esperamos que este viaje haya respondido a tus expectativas, y que, sobre todo, tengas ganas de regresar a la India para seguir descubriendo los misterios del subcontinente asiático.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas. 

Resumen del día

Desayuno en el hotel y tiempo libre hasta el momento de ir al aeropuerto de Delhi, desde donde cogeremos el avión de regreso a España. Llegada y fin de nuestros servicios.

Hoteles

Selecciona una categoría
Hoteles previstos (o similares) en Benarés
Hoteles previstos (o similares) en Jaipur
Ramada Jaipur
****
Govind Marg, Raja Park, Jaipur.

Ubicación del establecimiento Ramada Jaipur te permite disfrutar de una ubicación estupenda en Jaipur, en el distrito financiero y a poca distancia de Templo de Birla y Museo de Indología. Este hotel de 4 estrellas se encuentra muy cerca de Bazar de Bapu y Estadio Sawai Mansingh.Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 159 habitaciones con aire acondicionado y televisor LCD. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por satélite y conexión a Internet por cable y Wi-Fi de pago. El cuarto de baño está provisto de bañera o ducha y secador de pelo. Las comodidades incluyen caja fuerte, escritorio y teléfono directo.Servicios de ocio, spa y Premium Con gimnasio y muchas otras instalaciones recreativas a tu disposición, no te quedará ni un minuto libre. Se ofrece también conexión a Internet Wi-Fi (de pago) y tienda de recuerdos o quiosco.Para comer Si tienes hambre, pasa por el restaurante de este hotel, que ofrece desayunos, almuerzos y cenas o utiliza el servicio de habitaciones las 24 horas. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge.Servicios de negocios y otros Tendrás conexión a Internet de alta velocidad por cable (de pago), centro de negocios y check-out rápido a tu disposición. Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen salas de reuniones para grupos pequeños y sala de recepciones. Se ofrece servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) de pago (a petición), así como un aparcamiento gratuito.

Holiday Inn Jaipur City Centre
****
No. 1, Sardar Patel Marg, Nehru Sahkar Bhawan, C-Scheme, 22 Godam Circle, Jaipur.

En pleno corazón de Jaipur, Holiday Inn Jaipur City Centre está a poca distancia de Auditorio Birla y Estadio Sawai Mansingh. Este hotel de 4 estrellas se encuentra muy cerca de Templo de Birla y Museo de Indología. Disfruta de una estancia fabulosa en una de las 172 habitaciones con decoraciones diferentes, todas equipadas con chimenea. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por satélite y conexión a Internet por cable y wifi gratis. Las comodidades incluyen caja fuerte, escritorio y la posibilidad de solicitar cunas gratuitas. Con centro de bienestar y muchas otras instalaciones recreativas a tu disposición, no te quedará ni un minuto libre. Tienes también una terraza en la azotea y una terraza donde sentarte a contemplar el paisaje. Encontrarás también conexión a Internet wifi gratis, servicios de conserjería y tienda de recuerdos o quiosco. Si quieres pasar un día de compras, aprovecha el servicio de transporte disponible (de pago). Acércate a uno de los 4 restaurantes o a la cafetería de este hotel para comer algo. Disfruta de un cóctel gratuito de bienvenida todos los días, donde podrás conocer a otros huéspedes mientras tomas un bocado. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge. Tendrás centro de negocios, una zona de ordenadores y check-in rápido a tu disposición. ¿Estás organizando un evento en Jaipur? En este hotel tienes a tu disposición 334 metros cuadrados de espacio con centro de conferencias, zonas para conferencias y salas de reuniones. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte desde el aeropuerto hasta el hotel (a petición) y servicio de traslado desde la estación de trenes.

Hoteles previstos (o similares) en Nueva Delhi
Crowne Plaza New Delhi Okhla
*****
Plot No. 1, Community Centre, Nueva Delhi.

Si te alojas en Crowne Plaza Hotel New Delhi Okhla, en Nueva Delhi (Delhi), estarás a poca distancia de Hospital Indraprashtha Apollo y Lotus Temple. Este hotel de 5 estrellas se encuentra muy cerca de Deshbandhu College y Fuerte Tughlaqabad. Te sentirás como en tu propia casa en una de las habitaciones con aire acondicionado, minibar y reproductor de DVD. La conexión a Internet wifi gratis te mantendrá en contacto con los tuyos; también podrás ver tu programa favorito en el televisor con canales por cable. El baño privado con ducha está provisto de secador de pelo y albornoces. Las comodidades incluyen caja fuerte, escritorio y la posibilidad de solicitar cunas. Para un relax sin igual, nada como una visita al spa. Aprovecha las instalaciones recreativas, que incluyen piscina al aire libre, bañera de hidromasaje y sauna. Encontrarás también conexión a Internet wifi gratis, servicios de conserjería y servicio de canguro (de pago). El servicio de transporte (de pago) te llevará a varios puntos imprescindibles de la zona. Descubre los deliciosos platos de los 2 restaurantes y la cafetería de este hotel. Y si no te apetece salir, puedes llamar al servicio de habitaciones las 24 horas. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge. Tendrás centro de negocios, servicio de limusina o coche con chófer y una zona de ordenadores a tu disposición. Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen centro de conferencias, zonas para conferencias y salas de reuniones. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) (a petición) y servicio de traslado desde la estación de trenes.

Hoteles previstos (o similares) en Agra
Hoteles previstos (o similares) en Parque Bandhavgarh
Hoteles previstos (o similares) en Parque Nacional de Kanha
Chitvan Jungle Lodge
***
Village Samapur,Post Mukki,Tehsil Baihar,D.Balagha , Parque Nacional de Kanha.

En Chitvan Jungle Lodge gozarás de una buena ubicación en Mukki, con fácil acceso al aeropuerto, a poca distancia de Parque nacional de Kanha y Mukki Gate. Este hotel de 4 estrellas se encuentra a pocos kilómetros de Templo Joda. Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 12 habitaciones con frigorífico y minibar. Las habitaciones disponen de balcón. El cuarto de baño está provisto de ducha y bañera combinadas, secador de pelo y zapatillas. Las comodidades incluyen escritorio, agua embotellada gratuita y teléfono. Servicios de ocio, spa y Premium Disfruta de tus momentos de ocio con instalaciones como piscina al aire libre, gimnasio y piscina al aire libre de temporada. Encontrarás también tienda de recuerdos o quiosco, tiendas en el establecimiento y televisor en el vestíbulo. Para comer Siéntate a tomar algo en el restaurante de este hotel, que ofrece vistas al jardín y mesas al aire libre (cuando el tiempo lo permite), o aprovecha el servicio de habitaciones con horario limitado. Disfruta de un cocktail gratuito de bienvenida con canapés todos los días, donde podrás conocer a otros huéspedes mientras tomas un bocado. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge. Servicios de negocios y otros Tendrás conexión a Internet de alta velocidad por cable (de pago), check-in rápido y check-out rápido a tu disposición. Si estás organizando una reunión en Mukki, este hotel pone a tu disposición 162 metros cuadrados de espacio para eventos. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) (a petición) y aparcamiento con asistencia gratuito.

Hoteles previstos (o similares) en Kohka

Guía de
India

¿Cuántos tesoros culturales y naturales caben en 3,3 millones de km²? ¿Cuánta diversidad se oculta tras los 1.250 millones de personas que ocupan el segundo país más poblado del mundo? ¿Por qué el subcontinente asiático ha sido, desde hace más de 5.000 años, un lugar de peregrinación y uno de los mayores reductos de espiritualidad del planeta?

Éstas son sólo algunas de las numerosas preguntas que suscita uno de los secretos mejor guardados de Oriente: la fascinante India. Una república cautivadora y sorprendente que puede jactarse de albergar el mayor collage étnico e idiomático de la Tierra, con permiso del continente africano. Y para muestra, un botón: en la década de los años sesenta, un censo revelaba que en el país se hablaban más de 1.600 lenguas y dialectos. Este sobrecogedor mosaico humano, además de ser uno de los muchos encantos de este territorio, ha lastrado secularmente el desarrollo de los 28 Estados que lo componen, aunque le ha permitido conservar intacta esa idiosincrasia que hace de él un lugar único.

Lo mismo ocurre con la religión: a pesar de que un 80% de los habitantes de la india profesa el hinduismo, este credo convive con otras muchas confesiones, como el Islam —en el que se enmarca el 10% de los indios—, el budismo, el sijismo, el jainismo, el judaísmo, el cristianismo, el bahaísmo, el zoroastrismo y el animismo.

Aunque la historia de este ingente país se pierde en la noche de los tiempos, la primera fecha destacable es el año 321 a.C., año en el que Chandragupta fundó el Imperio Maurya, que en muy poco tiempo logró extenderse de Bengala a Afganistán. En el siglo I, la invasión de los yue-che dio pie a la aparición de un nuevo imperio, que perduró hasta el siglo III. En 711, la irrupción de los árabes motivó la aparición de un sultanato turcoafgano, previo a la llegada de los primeros portugueses, a comienzos del siglo XVII, y de los mogoles, quienes pusieron fin al orden político establecido. Sin embargo, el Imperio mogol haría aguas en 1717, mientras Gran Bretaña, Holanda y Francia luchaban por hacerse con el dominio colonial a través de sus respectivas Compañías de Indias. Serían los británicos quienes lograrían llevarse el gato al agua, especialmente a partir de 1757, fecha en la que se estableció un dominio inglés en el noroeste del país. Gracias a numerosas victorias militares, éste se ampliaría durante el siglo XIX, en un proceso que culminó con la coronación de la reina Victoria como emperatriz de la India en 1877.

Entretanto, este territorio iba dando sus primeros pasos hacia la independencia, como la creación del Congreso Nacional Indio (1885), la obtención de derechos electorales limitados (1892) o la puesta en marcha de una Constitución que establecía la división de poderes entre el Gobierno central y los Gobiernos provinciales (1935). Sin embargo, la emancipación efectiva de la India tuvo lugar en 1947, poco antes de que su principal artífice, el líder pacifista Mahatma Gandhi, fuese asesinado.

Con este telón de fondo, no es difícil intuir todo lo que la India puede ofrecer a los 5 millones de viajeros que la visitan cada año. Y es que, más allá del bellísimo Taj Mahal, el mausoleo más admirado y célebre del mundo, este país asiático depara al recién llegado una constelación de gratos recuerdos, entre los que no faltan una de las tradiciones culinarias más apreciadas y una sociedad hospitalaria y acogedora como pocas, para la que el tiempo tiene un valor relativo. Algo impensable en el marco de la acelerada y Europa.

En tus próximas vacaciones, no dejes de descubrir la hipnótica tierra de Brahma: un país de ensueño y diferente que te enamorará.

Inscripción en sánscrito
¿Sabías que...

…el sánscrito, el idioma indoeuropeo más antiguo del que se tiene noticia, surgió en la India en torno al año 2500 a.C.?

Además, ésta fue la lengua culta de los primeros pueblos que habitaron el este de Europa y el oeste de Asia desde finales del Neolítico, aunque su uso se ha prolongado hasta nuestros días. De hecho, el sánscrito se emplea actualmente como lengua litúrgica en el hinduismo, el budismo y el jainismo. Como curiosidad, baste decir que el Kamasutra, el tratado sobre sexualidad más célebre del mundo, se escribió en este idioma en el siglo III.

En cuanto a los primeros textos en sánscrito que se conocen, hay que referirse a los Veda, escritos en un registro arcaico llamado sánscrito védico. Estos valiosos documentos han llegado hasta nosotros gracias a su carácter religioso y su función ritual.

Además, entre el 1800 y el 1200 a.C. —es decir, el período védico—, surgió el sistema de castas que aún en la actualidad sirve para estructurar la sociedad india.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para viajar a la India, necesitarás un pasaporte con una validez mínima de seis meses. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España aconseja que lleves contigo fotocopias del pasaporte, visado y reservas de viaje, separadas de los originales, ya que así, en caso de robo o pérdida, te ahorrarás muchos problemas burocráticos.

Además, también tendrás que presentar un visado, que deberá tramitarse antes de entrar en el país (ten en cuenta que no está prevista la emisión de visados en frontera).

Si tu estancia y el correspondiente visado se prolongan más allá de los 180 días, es obligatorio que te registres dentro de los primeros 14 días de estancia en la India. Aquellas personas que excedan la duración prevista en su visado pueden ser multadas, arrestadas y procesadas.

A su vez, la entrada ilegal en la India constituye un delito grave que puede comportar penas de prisión. Del mismo modo, es importante que tu visado sea acorde con la actividad que vas a desarrollar en India. Los visados no se cambian de categoría una vez en el país, por lo que no es posible entrar con un visado de turismo y luego sustituirlo por uno de estudios o trabajo. Por otro lado, recuerda que ya no es necesario esperar dos meses para volver a India con el mismo visado.

En caso de pérdida o robo del pasaporte, deberás obtener un visado de salida. Para ello, tendrás que presentarte con la denuncia del robo o pérdida hecha ante la policía local, dos fotografías de carnet y una carta de la Embajada española. Procura realizar este trámite lo antes posible, ya que tu petición puede demorarse varios días.  

La Embajada de España en la India se halla en 12, Prithviraj Road, Nueva Delhi 110011. También hay un Consulado General en Mumbai, situado en Markers Chambers IV, 7th Floor; 222 Jamnalal Bajaj Road, Nariman. Point. Mumbai  400021.

Vacunas y salud

Para las personas residentes en España, no hay ninguna vacuna obligatoria (sólo se exige la vacuna contra la fiebre amarilla a los viajeros procedentes de áreas infectadas). En cualquier caso, se recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y B, el tétanos y las fiebres tifoideas.

En general, las condiciones sanitarias del país están por debajo de los estándares europeos, aunque en las grandes ciudades es posible recibir asistencia médica muy avanzada (aunque costosa) en los hospitales privados, que exigen el pago por adelantado. El dengue es endémico en todo el país, y no tiene tratamiento. No hay que descartar tampoco las fiebres tifoideas, la malaria, la hepatitis A, B, C y E, el chikungunya (un virus que transmiten ciertos mosquitos) y la tuberculosis. Por otro lado, hay que prestar atención a los animales callejeros, ya la rabia sigue vigente en el país.

En las grandes ciudades, la calidad del aire es muy deficiente, por lo que puede agravar enfermedades respiratorias existentes o provocar alergias.

Por lo que respecta a los medicamentos, la infraestructura sanitaria se aleja mucho de las normas europeas en las grandes ciudades y puede llegar a ser totalmente inexistente en los medios rurales. De ahí que la provisión de productos farmacéuticos sea muy irregular. Por esto, si tienes pensado viajar a la India y tomas algún tipo de medicación, es mejor llevártela consigo desde tu ciudad de origen. Lo mismo ocurre con los repelentes de insectos: ¡no te los olvides!

Por último, te recomendamos suscribir un seguro médico de amplia cobertura que cubra, además, la repatriación a España, y el rescate por avión, si tienes intención de realizar actividades de montaña.

Para cualquier información adicional, puedes dirigirte a tu centro de salud más cercano.

Ropa y material recomendados

A pesar de que la India es un país caluroso en líneas generales, la indumentaria dependerá de la época del año en que viajes y las zonas que vayas a visitar.  

De todos modos, te recomendamos llevar siempre ropa fresca y transpirable, en algodón o lino, y preferentemente de manga larga, ya que así minimizarás las picaduras de insectos y las quemaduras solares. A su vez, por motivos religiosos, es aconsejable que las mujeres traigan consigo un pañuelo para cubrir el cabello, así como pantalones y faldas largas, si tienen pensado acceder a algún santuario hindú o mezquita. Lo mismo ocurre en los templos sij con los hombres, a los que se les exige taparse la cabeza (no obstante, se les suele proporcionar un pañuelo a la entrada).

Por lo que respecta al calzado, decántate por unos zapatos cerrados (se aconseja sobre todo el calzado deportivo), aunque también vale la pena coger un par de sandalias.

Si tienes en mente visitar zonas montañosas en el norte del país de noviembre a marzo, no te olvides de poner en tu maleta ropa térmica, forros polares, gorros de lana, guantes y botas impermeables. Fuera de esta época, con una chaqueta normal para la noche será suficiente.

Asimismo, si tu viaje coincide con la época del monzón (de junio a septiembre), ten a mano un chubasquero y un paraguas.

Por último, ten presente que muchos hoteles para occidentales disponen de piscina, por lo que no está de más que incluyas en tu equipaje un traje de baño.

En cualquier caso, ten en cuenta que la ropa en la India es muy económica, por lo que si te has descuidado de alguna prenda, la podrás adquirir en destino por muy poco.

Diferencia horaria

La hora oficial en India a lo largo de todo el año es GMT+5:30, lo que implica una diferencia de tres horas y media más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de verano europeo (de finales de marzo a finales de octubre), y de cuatro horas y media más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda de curso legal en la India es la rupia, que se divide en 100 paise. Existen billetes de 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1.000 rupias, y monedas de 10, 25, 50 paise y de 1, 2, 5 y 10 rupias.

Ten en cuenta que el cambio de moneda en el mercado negro está castigado por la ley, por lo que deberás conservar los recibos de cualquier operación cambiaria. De todos modos, las agencias de cambio admiten euros sin problemas (actualmente, un euro equivale a 82 rupias, aproximadamente). No es aconsejable cambiar euros por dólares, ya que por este tipo de operaciones hay que pagar una comisión doble.

En cuanto al uso de las tarjetas de crédito, las más habituales se aceptan en restaurantes de cierto nivel y en hoteles para extranjeros. También las puedes utilizar para sacar efectivo del cajero, aunque por cada extracción deberás abonar una comisión equivalente a 8 o 9 euros.

Y un último consejo: recuerda que la rupia no es moneda convertible, por lo que deberás cambiarla antes de salir de la India.

Idioma

La India, la mayor entidad geográfica en diversidad cultural, lingüística y genética después de África, cuenta con dos grandes familias lingüísticas: por un lado, la indoaria, en la que se inscribe el 74% de la población, y por otro, la dravidian, que engloba un conjunto de lenguas utilizadas por el 24% de los indios. Asimismo, también encontramos las familias austro-asiática y tibetano-birmana. Todas ellas dan cabida a un total de 1.652 lenguas que abarcan la totalidad del subcontinente, según un censo realizado en 1961.

Aunque la Constitución reconoce el hindi —la lengua más extendida en la India— y el inglés como los dos idiomas de comunicación oficial para el gobierno nacional, ambos dejaron de funcionar como tales en 1965. Asimismo, la Carta Magna cita 23 lenguas admitidas como oficiales en diversos Estados. Son las siguientes: el asamés, el bengalí, el bodo, el cachemiro, el dogri, el gujaratí, el hindi, el canarés, el konkani, el maithili, el malayalam, el manipurí, el maratí, el nepalí, el oriya, el penjabi, el sánscrito, el santali, el sindhi, el tamil, el telugu, el urdo y el punyabí.

En Goa y otros territorios administrados por Portugal en el pasado, aún se emplea el portugués, aunque su uso cada vez es menor y tiende a desaparecer. Lo mismo ocurre con algunos idiomas criollos derivados de este idioma. A su vez, en la antigua colonia francesa de Pondicherry, el francés tiene consideración de idioma oficial y su uso continúa estando bastante extendido.

Hoy por hoy, el inglés, muy utilizado en las relaciones comerciales y por las empresas, ostenta la condición de "idioma oficial subsidiario". La inmensa mayoría de la población lo habla sin problemas, aunque la forma de pronunciarlo dista mucho de la dicción propia de territorios anglosajones como el Reino Unido o EE.UU.

Electricidad

La corriente eléctrica en la India funciona a 220 V/50 HZ, por lo que no necesitarás un adaptador de voltaje. Sin embargo, los enchufes en la India suelen ser de tres entradas (aunque también hay de dos, como los que usamos en España). En ese caso, puedes utilizar únicamente los dos orificios inferiores para enchufar tus aparatos eléctricos. Otra opción es pedir un adaptador en la recepción de tu hotel, o bien poner uno de tipo universal en tu maleta.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa para salir del país.

Compras

Los productos más típicos de la India son las joyas y la bisutería, la ropa (especialmente, las prendas de seda y algodón), las alfombras, los tapices y los artículos de marroquinería. Por supuesto, también merece la pena adquirir las típicas figuritas de elefantes en miniatura, recubiertas de pedrería. Del mismo modo, si viajas a Agra, ten en cuenta que la mayoría de sus hoteles ofrecen la posibilidad de encargar una carta astral personalizada.

Aduanas

Al entrar en el avión con destino a la India, te entregarán un formulario de desembarque que deberás cumplimentar y entregar en la zona de inmigración del aeropuerto de llegada.

Si llevas contigo más de 5.000 dólares estadounidenses en efectivo o una cantidad equivalente en otra moneda, tendrás que declararlo al entrar en la India, pasando por la zona conocida como red cannel (pasillo rojo). Si has de realizar este trámite, exige siempre el certificado correspondiente.

En cuanto a las mercancías de acceso contralado que se pueden introducir en la India (es decir, notificándolo), son las siguientes: 200 cigarrillos, 50 puros o 250 gramos de tabaco; 2 litros de 60 ml de perfume y 250 ml de agua de colonia y medicamentos para uso personal en cantidades razonables.

Además de los productos ilegales habituales, tampoco se permite entrar en el país con alimentos de origen porcino.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente