Italia (Sicilia), 8 Días Añadir a Favoritos

Ruta por Sicilia, desde Palermo a Erice 7

A tu aire en coche

Desde 386  €  347  € 
Italia (Sicilia): Ruta por Sicilia, desde Palermo a Erice, a tu aire en coche

Descubre a tu aire el secreto mejor guardado del Mare Nostrum

Sicilia ofrece al viajero una mescolanza histórica, artística, cultural y gastronómica difícil de encontrar en otro lugar de Europa. Su genuina atmósfera, su ambiente marinero, el bullicio de su capital, sus genuinas ciudades y paisajes impactantes como los del volcán Etna convierten a este capricho del Mare Nostrum en el lugar ideal para disfrutar de la “dolce vita” italiana. Descubre al volante la Sicilia más auténtica, repleta de olores, sonidos y sabores. A tu aire, y gracias a tu coche de alquiler, vivirás experiencias únicas. Desde la cosmopolita Palermo a la medieval Erice, se despliega una interesante Ruta en coche que serpentea por hermosos paisajes. Durante el viaje te esperan templos griegos y enclaves arqueológicos como los de Tindari, Selinunte, Segesta y el Valle de los Templos de Agrigento; fabulosos enclaves romanos como la Villa Romana del Casale; espectaculares templos normandos como la Catedral de Monreale; hermosas playas como las de Cefalú y Giardini Naxos; ciudades barrocas como la elegante Siracusa... Históricas urbes como Palermo, Taormina y Catania invitan al viajero a perderse en sus miles de rincones con encanto, a descubrir sus monumentos e interesantes museos, a deambular por bulliciosos mercados como el de Ballaró (Palermo) y Pescheria (Catania), a disfrutar de una deliciosa gastronomía acompañada por los excelentes vinos y licores locales. Por rumbo a una tierra única que ya atrajo en el pasado a griegos, romanos, cartagineses, españoles, bizantinos, franceses...

Servicios incluidos en el viaje

  • Vuelo ida y vuelta.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Palermo.
  • Régimen seleccionado en Palermo.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Taormina.
  • Régimen seleccionado en Taormina.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Catania.
  • Régimen seleccionado en Catania.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Agrigento.
  • Régimen seleccionado en Agrigento.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Erice.
  • Régimen seleccionado en Erice.
  • Estancia en el hotel seleccionado en Palermo.
  • Régimen seleccionado en Palermo.
  • Coche de alquiler.

Servicios NO incluidos

  • Tasas de alojamiento en Sicilia pago directo en establecimiento.
Itinerario Completo

Día 1: España - Palermo

Sicilia seduce al viajero con fantásticas ciudades como Palermo. Importante puerto comercial desde los fenicios y enclavada junto a una amplia bahía, esta urbe es el punto de partida ideal para explorar la fascinante “Isla del fuego”. Expuesta durante siglos a la cultura de occidente y oriente, Palermo es hoy una ciudad activa y moderna que alberga un fascinante legado histórico e importantes testimonios artísticos y culturales. Su historia sigue presente en su trajín cotidiano y las calles del barrio antiguo guardan un seductor aire oriental. Siente su alma mediterránea y participa de su multitud de posibilidades de ocio y entretenimiento; viaja al pasado, concretamente al Siglo de Oro, paseando por Quattro Canti; reflexiona sobre la fugacidad de la vida en las impactantes Catacumbas de los Capuchinos; asiste a un concierto en el Teatro Massimo; vete de bar en bar por la concurrida y animada piazza Olivella; contempla el fabuloso Oratorio del Rosario (iglesia de San Domenico) obra del famoso artista Anton van Dyck; maravíllate ante el mestizaje cultural de la arquitectura siciliana en joyas como la Catedral y la Capilla Palatina -dentro del Palacio de los Normandos (siglo XII); conoce el importante pasado siciliano en el Museo Arqueológico Regional; descubre los milagros que se le atribuyen a Santa Rosalía, patrona de la ciudad; deambula sin rumbo por el colorido y bullicioso mercado de Ballaró... Y al caer la tarde, degusta la deliciosa gastronomía y los vinos sicilianos en las afamadas “trattorias” del casco antiguo... Alojamiento en Palermo.

Día 2: Palermo - Cefalú - Tindari - Taormina

Tras disfrutar de Palermo, ponemos rumbo a la encantadora ciudad de Taormina. De camino, hacemos parada en la localidad costera de Cefalú, situada a unos 69 kilómetros de la capital. Protegida por la famosa rocca di Cefalú, colina que ofrece una magnífica vista de la ciudad y del templo de Diana, este antiguo pueblo de pescadores de aire medieval cuenta con hermosas playas de arena dorada, buenas infraestructuras turísticas y un animado ambiente que atrae a turistas nacionales e internacionales. (Nota. Cefalú suele estar muy frecuentado en verano. En los meses invernales, la actividad se concentra en torno a la céntrica Corso Ruggero). Inmortalizado en la película “Cinema Paradiso”, es uno de los enclaves sicilianos que mejor conserva la huella normanda. En la plaza del Duomo te esperan joyas como la magnífica Catedral árabe - normanda (s.XII), con sus mosaicos bizantinos y su bello claustro, el monasterio de Santa Caterina (actual Ayuntamiento) y el Palacio Episcopal. Nos volvemos a poner en Ruta. Si dispones de tiempo, puedes visitar Tindari, donde es posible conocer los restos de la altigua polis griega de Tyndaris. Ubicada sobre una colina permite admirar sorprendentes panorámicas de la costa. Cerca se encuentra el querido Santuario de la Madonna Nera (Virgen Negra), uno de los principales puntos de peregrinación de la isla. La última etapa de la Ruta nos permitirá conocer la localidad más chic de Sicilia: la elegante Taormina. Ya en Taormina descubrimos una de las ciudades que mejor recogen el alma histórica de esta fascinante isla, con monumentos griegos, romanos, bizantinos, medievales... Primer centro turístico siciliano, la urbe es una joya medieval cubierta de buganvillas y perfectamente conservada. Salpicada de rincones románticos y encantadoras placitas, su belleza encandiló a escritores como Truman Capote, Thomas Mann o Goethe; a personajes de la realeza y aristocracia como Guillermo II; a artistas como Greta Garbo, Cary Grant, Orson Welles y Rita Hayworth... Hoy, un continuo goteo de turistas, la visitan cada día. Su monumental Teatro Greco (siglo III a.C.) con vistas al Etna, la bahía de Naxos y al mar Jónico es todo un espectáculo. Alojamiento en Taormina.

Día 3: Taormina - Volcán Etna - Castelmola - Giardini Naxos - Taormina

A primera hora, abandonamos Taormina para afrontar una de las etapas más excitantes del viaje: ¡la subida al imponente monte Etna! Una excursión imprescindible que podrás realizar siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Visitar el volcán en activo más grande de Europa te permitirá conocer la agitada actividad volcánica de la isla y disfrutar de vistas únicas. Su imponente silueta, que domina el este de la isla, acoge un entorno donde naturaleza, cultura e historia dan forma a un lugar único. (Nota. La excursión, que te llevará unas 3 ó 4 horas, no está incluida. Sigue siempre las normas de seguridad. Debido a la naturaleza impredecible del volcán, se recomienda hacer la excursión con un guía. El Etna tiene dos accesos principales, el sur y el norte. El sur es el más frecuentado por los turistas y el que permite una ascensión más fácil a los humeantes cráteres. Si se llega por carretera, hay que seguir las señales en dirección “Etna Sud” hasta el “Rifugio Sapienza”, a unos 18 kilómetros de Nicolosi. En este punto, hay que dejar el coche en el aparcamiento y planificar una subida que se divide en dos tramos. En el primer tramo, se puede subir haciendo trekking o en el teleférico “Funivia dell'Etna”. El segundo tramo hay que realizarlo a bordo de un autobús todoterreno. Un consejo: vete bien equipado con calzado cómodo, alguna prenda de abrigo y gafas de sol. Por la tarde, regresamos a Taormina. Si lo deseas, puedes desviarte hasta la cercana localidad medieval de Castelmola que, a pesar del turismo, ha sabido preservar su encanto milenario. Allí puedes visitar su castillo, situado a 530 metros de altura, con vistas al mar. (Nota. El centro de Castelmola no es transitable para vehículos. Te recomendamos aparcar a la entrada de la ciudad. Si quieres tomarte algo, el bar San Giorgio es toda una institución). Y si aprieta el calor y te apetece un chapuzón, por rumbo a las playas de Giardini Naxos. Alojamiento en Taormina.

Día 4: Taormina - Siracusa - Catania

Tras pasear por sus románticos rincones, abandonamos esta encantadora ciudad y nos volvemos a poner en Ruta, esta vez para descubrir alguno de los enclaves barrocos que esconde esta isla del Mare Nostrum. Nuestra siguiente parada será Siracusa (Patrimonio de la Humanidad), una fascinante ciudad forjada al calor de diferentes civilizaciones y culturas. Fundada en el 734-733 a.C. se extiende a lo largo del mar junto a la isla de Ortigia, unida a tierra firme por un puente. Considerada una de las ciudades más bellas de la Antigüedad, por sus calles pasearon personajes de la talla de Platón, Arquímedes y Esquilo. Gran parte de su atractivo reside en su maestría a la hora de combinar su pasado greco-romano con la arquitectura del s. XVIII, dando lugar a un conjunto espectacular y único. Hoy monumentos como el Templo de Minerva, transformado en Catedral cristiana, la Fontana de Aretusa, el templo de Apolo y el anfiteatro romano recuerdan al viajero ese glorioso pasado. (Nota. Puedes dividir la visita en dos etapas: una dedicada al Parque Arqueológico y otro a la isla de Ortigia). Después de comer nos dirigimos a Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia, situada a unos 66 kilómetros. Bien comunicada y con un animado ambiente nocturno, su elegante centro urbano barroco fue construido con la piedra volcánica que el Etna escupió en la erupción de 1669. (Nota. El centro de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad). En la animada piazza Duomo encontrarás algunos de sus principales puntos de interés como la Catedral consagrada a Santa Ágata, la fontana dell'Elefante, el mercado de La Pescheria... Si quieres ir de compras, puedes acercarte a via Etnea, que ofrece al viajero una buena combinación de cafés, tiendas y boutiques. Aprovecha para degustar la típica "pasta alla norma". Alojamiento en Catania.

Día 5: Catania - Villa Romana del Casale - Piazza Armerina - Valle de los Templos - Agrigento

Salida hacia Agrigento para descubrir su magnífico Valle de los Templos. De camino, aconsejamos hacer una parada en Piazza Armerina para visitar la magnífica Villa Romana del Casale, un rico refugio de caza del siglo III que pudo pertenecer al emperador Marco Aurelio Máximo. La Villa cuenta con 50 salas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sepultada bajo el lodo durante siglos, en los años cincuenta fue descubierta en perfecto estado de conservación. Los mosaicos romanos del suelo son magníficos y uno de los mejor conservados del mundo. (Nota. Para disfrutar del suntuoso complejo sin excesivas aglomeraciones, se puede visitar la Villa a primera hora de la mañana o a medio día, siempre que no haga excesivo calor. Para mayor comodidad, se recomienda aparcar en el aparcamiento de la propia Villa). Tras una hora y media de camino aproximadamente, llegamos al famoso Valle dei Templi (Valle de los Templos) de Agrigento. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la antigua Akragas fue el corazón de una de las ciudades más importantes y florecientes de la Magna Grecia. La acrópolis, que sobresale sobre un turquesa mar de fondo, fue considerada en el pasado como “la ciudad más bella de los mortales”. Hoy es uno de los enclaves más visitados de Sicilia. (Nota. El Museo Regionale Archeologico y el afamado Valle dei Templi se puede ver en unas 2 ó 3 horas aproximadamente. El Valle está dividido en tres sectores, todos cercanos al aparcamiento y a la oficina de información y venta de entradas). Antes de iniciar la Ruta de hoy te recomendamos consulta los horarios de visita y cierre tanto de la Villa Romana del Casale como del Valle de los Templos con el fin de que puedes organizarte y planificar el almuerzo. Terminamos el día paseando por el casco antiguo de Agrigento y disfrutando de la deliciosa gastronomía siciliana. Alojamiento en Agrigento.

Día 6: Agrigento - Selinunte - Segesta - Erice

A primera hora ponemos rumbo a Erice. De camino, nos esperan dos joyas arqueológicas de la isla: los yacimientos de Selinunte y Segesta, separados por una hora de trayecto aproximadamente, dependiendo del tráfico y la carretera que selecciones para llegar. El importante yacimiento arqueológico de Selinunte (s.VII a.C.) es uno de los enclaves más espectaculares que encontrarás durante la Ruta. Desde la cercana playa de Marinella puedes disfrutar del mar con vistas a las magníficas ruinas. Continuamos la Ruta hasta Segesta, uno de los templos dóricos más perfectos que existen en el mundo (siglo V a.C). Levantado en lo alto de un paraje solitario, son todavía muchas las leyendas que giran en torno a su construcción. Proseguimos la Ruta siguiendo las indicaciones hacia Trapani. Antes de llegar a esta ciudad, nos desviamos por la SP3 hasta Erice. A pesar de ser asaltada por los turistas en temporada alta, esta encantadora localidad situada a 750 metros de altura ha sabido preservar su encanto medieval y su imagen de cuento. Las vistas desde el monte Érix y el jardín del Balio son magníficas. Los días despejados incluso es posible divisar la costa de Túnez y el Etna. Próximo al jardín se encuentra el castillo de Venere y el templo de Venus, diosa muy vinculado al fascinante pasado de esta localidad famosa por su obras en cerámica y sus excelentes alfombras. Si dispones de tiempo puedes visitar Trapani. (Notas. Se recomienda consulta los horarios de visita y cierre de los yacimientos arqueológicos. La SP3 es una carretera estrecha y panorámica plagada de curvas. Si prefieres ahorrarte este trayecto de 14 kilómetros, puedes aparcar en Trapani y subir a Erice en el moderno teleférico panorámico Funivia. El teleférico se convierte en un excelente mirador desde donde contemplar la ciudad, el mar y las enormes extensiones de salinas). Alojamiento en Erice.

Día 7: Erice - Monreale - Palermo

La última jornada de este intenso viaje la dedicaremos a explorar a fondo la ciudad de Palermo y sus alrededores. A unos 30 minutos de la capital se encuentra Monreale y su imponente Catedral árabe - normanda que domina Palermo desde la famosa Cuenca del Oro (Conca d'Oro). La Catedral, mandada construir por el rey normando Guillermo II, es una de las maravillas del medievo y uno de los más bello ejemplo de arquitectura normanda que encontrarás en Sicilia. Sus 6.500 metros cuadrados de mosaicos, entre los que sobresale un enorme pantocrátor, son una auténtica joya. Aprovecha la visita para tomarte un café y un helado en la concurrida piazza Guglielmo, salpicadas de palmeras, bares y establecimientos con encanto. Desde la plaza puedes dirigirte al Belvedere con vistas magníficas a todo el golfo de Palermo. (Nota. La excursión a Monreale puede llevarte entre 3 y 4 horas. Para evitar grandes aglomeraciones, se recomienda visitarla a primera hora de la mañana o a última de la tarde). Finalizamos el día en Palermo, donde seguimos sorprendiéndonos con sus contrastes y la mezcla de estilos arquitectónicos como el normando, el florentino o el barroco. ¡Descubre sus planes nocturnos y sus restaurantes de moda! Alojamiento en Palermo.

Día 8: Palermo - España

Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y tomar nuestro vuelo que nos llevará de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Notas importantes

  • - Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.
  • - Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.
  • - La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.
  • - Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

Palermo

Palermo, capital de Sicilia, posee un importante patrimonio histórico y arquitectónico en el que confluyen una variedad de estilos infinitos. El turista podrá deleitarse con el mármol, con sus ricas zonas verdes, los monumentos que recorren el casco antiguo de Palermo, su Palacio Real o la Iglesia de San Juan de los Ermitaños. Esta ciudad mediterránea ofrece una gastronomía basada en el pescado y la pasta, así como una rica variedad de vinos de la región. Además Palermo es un puerto muy visitado por los cruceros.

Ver la guía completa

Cefalú

Cefalú presenta uno de los balnearios más importantes de Palermo, así como las famosas termas romanas. Situada en el Mediterráneo, esta provincia siciliana ofrece bonitas playas y paseos por sus calles, ofreciendo a los turistas que visitan Cefalú unas vacaciones relajadas. Además de la Catedral y su bello puerto pesquero, el Palacio de Osterio Magno es otro lugar de interés para los viajeros que visitan la antigua ciudad de Cefalú.

Taormina

Taormina es una ciudad cultural e histórica dentro del Mediterráneo, ofrece un rico pasado greco-romano y alberga leyendas en todos sus rincones. En verano se celebran multitud de festivales de arte, cine y música en el Teatro de la antigua Taormina. Las playas de esta región siciliana son otro reclamo importante para el turismo, así como sus hermosas calles. Entre los monumentos más destacados de Taormina cabe mencionar la iglesia de Chiesa de San Giuseppe o la Torre del reloj.

Castelmola

El verdadero monumento es la ciudad en sí, con un trazado de callejuelas empedradas, y con un planteamiento urbanístico que a diferencia de las mayorías ciudades sicilianas (exceptuando a Erice), ha respetado las antiguas casas de piedra, impidiendo nuevas edificaciones que alteren la fisonomía milenaria.

Giardini Naxos

Esta ciudad italiana situada al norte de Sicilia cuenta con un rico pasado histórico que se remonta a la Grecia clásica. En Giardini Naxos encontrarás uno de los balnearios más visitados de Italia, además de playas tranquilas, restaurantes que ofrecen la gastronomía y los caldos locales, así como una animada vida noctura, y es que Giardini Naxos no te dejará indiferente.

Siracusa

En Siracusa encontrarás tanto cultura histórica, como la renovación de Sicilia. Esta ciudad cuenta con un importante patrimonio arqueológico y entre otras cosas podremos visitar el Anfiteatro Romano, La Oreja de Dionisio o la Gruta de los Capuchinos. Otro atractivo de Siracusa son sus playas bañadas por el Mediterráneo, siempre repletas de actividad. Como buena isla italiana, sus platos más destacados son la pasta y el pescado y es que Siracusa nos brinda platos de la dieta mediterránea.

Catania

En Catania encontramos el Monte Elba un volcán que se mantiene inactivo pero que es uno de los reclamos turísticos más importantes de esta provincia siciliana. Otro de los atractivos de esta ciudad es la Piazza del Duomo gracias al elefante que se sitúa en la parte central de la fuente, ya que se ha convertido en uno de los símbolos de Catania. Además del reclamo cultural, podrás deleitarte con la Pescheria, es uno de los mercados más importantes al aire libre que ofrece el mejor pescado y marisco de Catania.

Piazza Armerina

Piazza Armerina es una pequeña localidad siciliana que floreció en la época romana y es muy conocida gracias a sus mosaicos de la Villa del Casale que narran escenas del período pontificio. Debemos destacar la elegancia de su Catedral datada en el s.XVIII y la famosa representación de disfraces de la época que se representa en Piazza Armerina en verano. Además Villa de Casale fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Agrigento

Agrigento es una de las ciudades más bellas de Sicilia que alberga parte de la huella de la antigua cultura clásica. El viajero podrá deleitarse en el Valle de los Templos, la Porta de Ponte de estilo medieval y situada en la parte vieja de la ciudad, su Catedral o el Museo de Arqueología. Para los que visiten esta ciudad en febrero, podrán disfrutar de la fiesta del almendro en flor para dar la primavera siciliana en Agrigento.

Erice

Erice es una turística localidad siciliana famosa por su arquitectura normanda y sus tradicionales dulces. Sus calles medievales y estrechas rebosan encanto por doquier, y la subida en funicular es una experiencia inolvidable.

Monreale

Monreale está situado en Sicilia, es un pequeño municipio de la provincia de Palermo. Famosa por la Catedral de Monreale, arquitectura de estilo árabe-normando del s. XII, toda una obra de arte y una de las más bellas, convirtiéndose en el edificio normando más importante de Europa. Antiguamente alrededor del siglo XI Monreale era el lugar de escape para los reyes normanos cansados de la guerra, un lugar tranquilo, con naturaleza a todo alrededor y también con zona de caza. En la actualidad Monreale es ula segunda ciudad más visitada por todo el turismo que va a Sicilia, después de Palermo. gracias a la naturaleza que le rodea, viñas, gastronomía, mosaicos de antiguo arte, catedral e historia que la componen.