Ríndete al encanto de Masái Mara, Ngorongoro y Zanzíbar

Prepárate para disfrutar como nunca de Kenia y Tanzania, dos países de África subsahariana que lo tienen todo para cautivarte.

Para empezar, en la Reserva Nacional de Masái Mara en territorio keniata, seremos testigos del desplazamiento de enormes manadas de ñus y cebras entre Kenia y Tanzania, buscando nuevos pastos. Eso será antes de entrar en tierras tanzanas, donde el mítico Ngorongoro nos regalará imborrables episodios del día a día de la fauna salvaje.

Y eso no es todo: antes de volver a España, recalaremos en la isla de Zanzíbar, también llamada  isla de los Sultanes, un paraíso donde nos esperan más de 30 playas que brillan con su blanca arena y un mar azul turquesa, y ciudades que parecen sacadas de antiguas películas de aventuras.

¿Dejarás que te lo cuenten?

Descubre el programa del viaje

Tanzania

Día 1: España-Nairobi

Volaremos a Nairobi, la capital de Kenia, desde el aeropuerto de tu ciudad de origen. Noche a bordo.

Día 2: Nairobi

Por la mañana, aterrizaremos en el aeropuerto internacional de Nairobi, donde efectuaremos los correspondientes trámites aduaneros y de inmigración, que incluyen la solicitud del visado. A la salida, nos dará la bienvenida un representante de nuestra organización, quien nos acompañará hasta nuestro hotel en Nairobi. Resto de la jornada libre para actividades personales y alojamiento.

Día 3: Nairobi-Reserva Nacional de Masái Mara

Terminado el desayuno, traslado al aeropuerto Wilson para tomar una avioneta (el vuelo y la comida están incluidos en el precio del viaje) con destino a la Reserva Nacional de Masái Mara. Tras el trayecto, recepción en la pista de aterrizaje e inicio de un vibrante safari en 4 x 4 por este fascinante espacio protegido. Cena y alojamiento.

Día 4: Reserva Nacional de Masái Mara

Después de desayunar, dedicaremos la jornada, que será en régimen de pensión completa, a realizar un safari fotográfico por la zona. Alojamiento en el lodge.

Día 5: Reserva Nacional de Masái Mara-Lago Victoria

De madrugada, empezaremos esta jornada en régimen de pensión completa, disfrutando de un safari opcional en globo (no incluido en el precio del viaje). Seguidamente, cruzaremos la frontera y accederemos a Tanzania a través del famoso lago Victoria. Al atardecer, daremos un paseo en barca por el mismo para contemplar la puesta sol y la riqueza de aves que abundan en la zona. Alojamiento.  

Día 6: Lago Victoria-Parque Nacional del Serengueti

Tras el desayuno, efectuaremos un paseo en barco para ver faenar a los pescadores. A continuación, pondremos rumbo al Parque Nacional del Serengueti, la prolongación natural de la Reserva Nacional de Masái Mara. Safari en 4 x 4. Por la noche, nos recibirá nuestro personal del campamento a nuestro regreso del safari y saborearemos una exquisita cena a la luz de la estrellas. Alojamiento.

Día 7: Parque Nacional del Serengueti

Jornada completa de safari en 4 x 4 y régimen de pensión completa. Alojamiento.

Día 8: Parque Nacional del Serengueti-Ngorongoro

Un día más, ponemos en tus manos una jornada en régimen de pensión completa. Esta vez, efectuaremos un safari por el Serengueti al amanecer, de camino hacia el área de conservación del Ngorongoro. Si el horario lo permite, se realizará una excursión opcional a la garganta de Olduvai, donde se han hallado fósiles correspondientes a los primeros homínidos. Antes de llegar a nuestro alojamiento, visitaremos un poblado masái de la región del Ngorongoro. Por la noche, alojamiento en nuestro campamento al borde del cráter del Ngorongoro, a 2.300 m de altitud. Alojamiento.

Día 9: Ngorongoro-Arusha

Al amanecer, descenderemos en vehículos 4 x 4 al interior de la caldera del Ngorongoro para realizar un inolvidable safari (almuerzo incluido). A continuación, nos trasladaremos a Arusha. Llegada y alojamiento.

Día 10: Arusha-Zanzíbar

A la hora fijada, iremos al aeropuerto para coger un vuelo con destino Zanzíbar. Traslado al hotel y alojamiento.

Día 11: Zanzíbar

Día libre en el régimen seleccionado. Alojamiento.

Día 12: Zanzíbar

Aprovecha esta nueva jornada libre en el régimen elegido para disfrutar de las playas de Zanzíbar.

Día 13: Zanzíbar-España

A la hora acordada, traslado al aeropuerto para tomar vuelo de regreso a España. Dependiendo del horario de regreso de su vuelo puede llegar a España el mismo día.

Día 14: España

Llegada a la ciudad de origen y fin de nuestros servicios. ¡Hasta pronto!

Visitar la Casa de Karen Blixen en Nairobi

¡Acércate al período colonial a través de la literatura y el cine!

La danesa Karen Blixen es internacionalmente conocida por su novela Memorias de África, que escribió bajo el pseudónimo de Isak Dinesen. En la misma, la autora rememora su vida entre 1914 y 1932, cuando residió en una plantación de café de Kenia junto a su marido, el sueco Bror von Blixen Finck.

Si quieres conocer los detalles de su paso por este país africano, no dejes de visitar la Casa de Karen Blixen, un interesantísimo museo que abre sus puertas en el inmueble en que vivió Blixen, en Karen Road, y que fue construido en 1912 por el ingeniero sueco Ake Sjogren. En su interior, encontrarás mobiliario original y utensilios que aparecían en la adaptación cinematográfica de la novela, así como fotos de la escritora.

De la mano de un guía, podrás descubrir en tercera persona cómo era la vida de los privilegiados colonos blancos en Kenia en la época de la ocupación británica.

En el exterior, es posible ver piezas de antigua maquinaria agrícola. Asimismo, la casa está circundada de un bonito jardín con vistas a las evocadoras colinas de Ngong, por las que Blixen sentía un gran afecto.

Como curiosidad, vale la pena apuntar que el museo se inauguró en 1986, tan sólo un año después del exitoso estreno cinematográfico de Memorias de África.

Si quieres completar la visita, puedes acercarte al restaurante Karen Blixen Coffee Gardens, que abre sus puertas más allá de Karen Road, en el edificio que fue la casa de un colono. 

¿Sabías que...

Memorias de África no es la única película ambientada en la Kenia colonial?

En efecto, a este clásico de 1985, protagonizado por Maryl Streep y Robert Redfod, habría que sumar otros títulos también basados en libros, y que destacaron en la gran pantalla. Uno de ellos es Nacida libre (1966), considerada como una de las mejores historias de animales de la historia; Caminar entre leones (1999), con Richard Harris y centrada en el vínculo de George Adamson con los leones del Parque Nacional de Kora; Soñaba con África (2000), con Kim Basinger, o El jardinero fiel (2005), en la que los actores principales son Ralph Fiennes y Rachel Weisz. Parte de esta película se rodó en el barrio de Kibera, en Nairobi, así como en rincones del norte del país que destacan por su innegable belleza paisajística.

A esta lista convendría añadir En un lugar de África (2001), un filme que narra la vida de una familia de refugiados judíos huidos de la Alemania nazi y que buscan una segunda oportunidad en una granja de Kenia. Este largometraje consiguió el Oscar a la mejor película en lengua extranjera.

Comer en el Carnivore Restaurant de Nairobi

¡La forma más deliciosa de familiarizarte con la cultura local!

Aprovecha al máximo tu paso por Nairobi y atrévete a degustar carnes realmente exquisitas —y exóticas— en uno de los asadores más importantes de África oriental. Incluso, ha logrado colarse entre los 50 mejores restaurantes del mundo, en un ranking elaborado por la revista británica Restaurant Magazine.

¿Su nombre? Hablamos, como no podía ser de otro modo, del archiconocido Carnivore Restaurant, un establecimiento al aire libre que abre sus puertas en el suburbio de Langata, en Nairobi. En él, disfrutarás de un irresistible bufet libre de carne de diversos tipos, entre los que destacan los siguientes: jirafa, ñu, avestruz de granja o cocodrilo. De todos modos, que no cunda el pánico, ya que tampoco faltan los sabores más clásicos, como la ternera, el cordero, el cerdo o el pollo.

En el pasado, también se preparaba carne de caza, pero la ley del 2004 que impedía esta actividad  obligó a sacar esta especialidad del menú.

La presentación es otro de los platos fuertes —nunca mejor dicho— del Carnivore Restaurant, ya que la carne se ensarta en espadas masáis, se asa sobre carbón y  se sirve sobre placas de hierro fundido. Asimismo, a pesar de la denominación del local, la carta también cuenta con una opción vegetariana.  

Y eso no es todo: este restaurante también ofrece la posibilidad de disfrutar del animado Simba Saloon, un local nocturno con capacidad para 2.500 personas, conexión a Internet, sala de juegos y seis bares. En ocasiones, acoge actuaciones de música en vivo a cargo de artistas locales e internacionales.

¿Te lo vas a perder?

¿Sabías que...

…la llegada de inmigrantes procedentes de la India a principios del siglo XX transformó la cocina keniata en profundidad?

En esas fechas, los colonos británicos necesitaban mano de obra cualificada para la construcción del ferrocarril y de los ranchos y granjas en los que establecerse. De ahí que fomentaran la llegada de trabajadores de otra de sus colonias, el subcontinente asiático. Y con ellos, llegaron sabores mucho más variados e intensos, como el arroz, el té o las especias.

La combinación entre estas nuevas opciones, la cocina autóctona tradicional y el sibaritismo británico inauguró una gastronomía renovada que todavía perdura en las principales ciudades de Kenia.

No obstante, en los pequeños pueblos y aldeas, las cosas siguen como si nada de esto hubiese pasado. Por ejemplo, en las zonas dedicadas al pastoreo, la población vive casi exclusivamente de la leche y, de manera puntual, de carne de res (el ganado sólo se sacrifica en ocasiones especiales, como cuando hay que llevar a cabo un ritual).

A su vez, las tribus dedicadas a la agricultura consumen principalmente sorgo, el cereal más extendido en África. Lo más habitual es que se tome machacado y convertido en un denso puré. Por otro lado, hay etnias cuyo alimento base es un tipo de banana, grande y poco dulce, que se cocina hasta que queda convertida en una masa uniforme. 

Hacer un safari en globo en la Reserva Nacional de Masái Mara

Sé testigo de la biodiversidad de Kenia desde una atalaya privilegiada

Si un safari fotográfico en un Parque Nacional es una experiencia inolvidable per se, imagínate el torrente de sensaciones que te embargará al contemplar lo mejor de la fauna y la flora de Kenia desde el aire. En concreto, desde la mejor atalaya que se nos ocurre: un globo aerostático.

Sin ir más lejos, ésta es una de las actividades más populares de la Reserva Nacional de Masái Mara. Además, esta salida no interferirá en tu programa de viaje, ya que los vuelos se llevan a cabo a primera hora de la mañana, que es cuando hay menos viento y cuando la atmósfera está más fría y estable.

Tras hacer tu reserva, los organizadores vendrán a buscarte a tu lodge y te llevarán hasta el punto de despegue, donde se procederá al hinchado del globo y al montaje de la cesta (si lo deseas, podrás echar una mano con estas tareas). Después, se iniciará el safari propiamente dicho, en un itinerario marcado por la dirección del viento, y con el seguimiento del globo por tierra con un vehículo todoterreno, para que tu seguridad sea completa.

Desde unos 1.000 m de altura, tendrás la oportunidad de contemplar las llanuras de la reserva y la abundante fauna que en ella habita —leones, guepardos, ñus, rinocerontes, hipopótamos…—  bajo la luz del amanecer. ¿Te lo imaginas?

Concluido el vuelo, y dependiendo de la opción contratada, se suele realizar un brindis con cava, se hace la entrega de los diplomas acreditativos firmados por el piloto y se sirve un delicioso desayuno al aire libre.

Consulta las condiciones y los precios y, sobre todo, no te pierdas la oportunidad de rendirte al mayor espectáculo de África desde las alturas. Te aseguramos que no te arrepentirás.   

¿Sabías que...

…los primeros tripulantes de un globo aerostático fueron una oveja, un gallo y un pato, que regresaron a tierra sanos y salvos?

La increíble historia de este medio de transporte se inicia con la imagen de dos hermanos franceses, Joseph-Michel y Jacques-Étienne Montgolfier, sentados junto a una fogata. Al ver el humo que ascendía de la misma, empezaron a interesarse por este fenómeno y decidieron investigar al respecto. Gracias a sus experimentos, llegaron a la conclusión de que el aire caliente era más liviano que el aire frío, y no dudaron en intentar sacar partido de esta propiedad.

Así, en septiembre de 1782, los Montgolfier lanzaron su primer prototipo de globo, y poco después, el 4 de junio de 1783, llevaron a cabo una demostración pública con un globo de diez metros de diámetro en un mercado francés, confeccionado con papel y tela.

No obstante, la prueba de fuego para los audaces hermanos tendría lugar en septiembre de aquel mismo año, cuando congregaron a 130.000 personas en los jardines de Versalles para admirar su globo. Entre los asistentes, no faltaron el rey Luis XVI, la reina María Antonieta y algunos cortesanos, que fueron testigos de cómo se elevaban en su interior los animales anteriormente citados. Así, las dos aves y la oveja protagonizaron una nueva versión, esta vez a pequeña escala, del arca de Noé. 

Un mes después, Jean-François Pilâtre de Rozier se convertiría en el primer ser humano en volar en globo.

Acercarse al cráter de Ngorongoro

Disfruta de los parajes más extraordinarios de Tanzania

Durante tu paso por Tanzania, y a tan sólo 120 km de la ciudad de Arusha, tendrás la posibilidad de maravillarte ante el imponente cráter de Ngorongoro, una de las calderas volcánicas más grandes del planeta.

Su origen hay que buscarlo en la explosión de un volcán gigante, cuyo colapso tuvo lugar hace 2 o 3 millones de años. Poseedor de una profundidad de más de 600 m, y recubierto de bosque y de un suelo fértil de unos 264 km2 de superficie, este espacio da cabida a sabanas, charcas saladas, lagos, pantanos y tierras áridas, que se enmarcan en un magnífico cráter de 20 km de diámetro.

Éste es el hogar de 25.000 animales de diversas especies, donde no faltan los denominados big five: leones, leopardos, búfalos, elefantes y rinocerontes, encontrándose estos últimos en grave peligro de extinción. A todo esto hay que sumar a los hipopótamos, otro de los grandes mamíferos de la sabana; los chacales, las hienas, los ñus, las gacelas de Thompson, los antílopes, las cebras y los impalas.

Asimismo, este enclave también es un excelente lugar para contemplar toda suerte de aves, como los buitres o las águilas, sin olvidar las aves acuáticas —como los flamencos— que se aproximan al lago Magadi, de escasa profundidad y circundado de volcanes extintos.

A este nutrido abanico de vida salvaje se suman los rebaños de las tribus masáis, quienes vigilan el ganado mientras pasta en el cráter.

A partir de la década de 1930, un gran número de turistas comenzó a visitar la caldera, animados por la entrada en servicio de un alojamiento junto a la boca del antiguo volcán. No obstante, a partir de la incorporación de la región a la zona de conservación de Ngorongoro en 1959, se han construido lodges adicionales. En 1979, el lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En la actualidad, unos 400.000 turistas anuales son testigos de este espectáculo natural sin parangón.

¿Estás preparado/a para ser uno de ellos?

¿Sabías que...

…el precio de la tanzanita, el mineral nacional del país, varía en función de cuál de sus tres colores es el que predomina?

Esta piedra semipreciosa, que se encuentra en las laderas del Kilimanjaro y que es una variedad de la zoisita —un hidróxido-silicato de calcio y aluminio—, posee tonalidades azules, rosáceas y violetas, lo que se conoce como tricoísmo o diversidad de color. Si el violeta es el  que más destaca, el valor de este popular souvenir se reduce.

Sin embargo, lo que muy pocas personas saben es que su color original es el marrón, y que adquiere los tres tonos antes citados tras someter a la tanzanita a una temperatura de 600°C. De este modo, se obtienen matices cromáticos que variarán dependiendo de la posición de la piedra y de la cantidad de luz que incida sobre su superficie.

Realizar el Tour de las Especias en Zanzíbar

¡Recorre los imponentes campos de cultivo zanzibareses!

Si quieres aprovechar al máximo tu paso por Zanzíbar, te invitamos a realizar una visita guiada a una plantación de clavo, vainilla, nuez moscada, cardamomo y otras especias, así como de diversas plantas medicinales y ornamentales y frutas tropicales. 

Como probablemente ya sabes, la historia de Zanzíbar no podría entenderse sin los condimentos antes mencionados, que forman parte del día a día de la población zanzibarí desde el siglo XVI. Además de ser una mercancía importante en las rutas comerciales, las especias constituyen una de las principales señas de identidad de la cocina suajili.

En este interesante recorrido, podrás contemplar las plantaciones que se despliegan en las afueras de Stone Town. Asimismo, ésta es también una oportunidad fantástica para ser testigo de la vida cotidiana en el campo y las zonas rurales de Zanzíbar, y de entrar en contacto con los lugareños.

 Además se te brinda la posibilidad de realizar un agradable paseo guiado a través de aldeas y plantaciones de especias. Una vez allí, verás cómo los trabajadores se suben a los árboles para comprobar el grado de maduración de las diferentes especias. Y si lo deseas, podrás saborear frutas exóticas locales, que también podrás adquirir.

¿Se te ocurre una manera mejor de aprovechar tu estancia en este magnífico archipiélago?

¿Sabías que...

…Zanzíbar recibe el sobrenombre de la isla de las Especias, debido a su producción de clavo, nuez moscada, canela y pimienta negra?

Esta denominación no debería de extrañarnos, ya que, desde antes de la dominación otomana, este cultivo empezó a ser habitual en el archipiélago. Este topónimo no oficial es similar al que se emplea en las islas Molucas, que forman parte de la actual Indonesia.

En aquel período, otro producto clave de la economía zanzibariana era el marfil, que se obtenía de los colmillos de los elefantes africanos; una actividad que, en la actualidad, sigue siendo muy lucrativa, a pesar de los esfuerzos gubernamentales por ponerle freno. El tercer pilar de la economía lo constituían los esclavos africanos, que convirtieron Zanzíbar en un importante centro esclavista del mundo árabe, en el que también participaron Arabia y la India.

Cuando aquello ocurría, el sultán de Zanzíbar controlaba una parte significativa de la costa oriental africana, conocida como Zanj, así como numerosas rutas comerciales africanas.

Escaparse a la isla de Kwale, en Zanzíbar

¡Explora uno de los secretos mejor guardados de Tanzania!

Decir adiós a la rutina en un marco idílico, nadar en aguas cristalinas y poco profundas o simplemente, tumbarse sobre un manto de arena blanca y dejarse acariciar por el sol tropical. Pare ello, nada mejor que acercarse a la preciosa isla de Kwale. Además, en este enclave paradisíaco, también podrás explorar y escalar un antiguo baobab, admirar hermosas formaciones de coral mientras buceas o ver a los cangrejos ermitaños en su hábitat natural.

Para llegar a este Edén en la Tierra, sólo tienes que apuntarte a la excursión de un día que te presentamos. Una vez en Kwale, podrás disfrutar de uno de los lugares más hermosos del archipiélago de Zanzíbar, donde abundan los manglares.

Y eso no es todo: también te servirán un delicioso almuerzo a base de pescado y marisco, con el que podrás saborear langosta a la parrilla. Y de postre, te ofrecerán jugosas frutas exóticas de temporada. Todo ello en un marco excepcional, a la sombra de los tamarindos y con un clima ideal. ¿Se puede pedir más?

Finalmente, y tras esta gratificante experiencia, podrás seguir explorando Zanzíbar a tu aire.

¿Te lo vas a perder?

¿Sabías que...

…en Zanzíbar se disfruta de una temperatura agradable durante todo el año?

Esta característica envidiable obedece a su privilegiada ubicación, cerca de la línea del ecuador. Además, el calor estival se ve contrarrestado por la intensa brisa del océano, que contribuye a este clima idílico que entusiasma a los turistas.

Otra particularidad del archipiélago es la utilización de la rafia, un material que se emplea en la confección de ropa, cuerdas y techumbres. Asimismo, también hay que referirse a una especie animal endémica de la isla de Unguja: el mono colobo rojo de Zanzíbar, del que sólo quedan 3.000 ejemplares.

España-Nairobi

Hemos creado para ti un itinerario de ensueño entre Kenia y Tanzania, con el que, gracias a los increíbles safaris que te brindamos, podrás admirar majestuosos animales salvajes en su medio natural. Te aseguramos que caerás rendido/a ante la Gran Migración, mientras contemplas paisajes de leyenda. Y para redondear tus vacaciones, te invitamos a relajarte en las increíbles playas de Zanzíbar.

Haz tu reserva y déjalo todo en nuestras manos. Tú sólo tendrás que presentarte en el aeropuerto de tu ciudad de origen entre tres y dos horas antes de que salga tu vuelo. Desde allí, viajaremos a Nairobi, la capital de Kenia, situada entre las praderas de Athi y la meseta de Kikuyu, a 1.662 m de altitud.  

Pasaremos la noche a bordo y, al día siguiente, aterrizaremos en el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta, que se encuentra a unos 15 km del centro de Nairobi. Tras bajar el avión, llevaremos a cabo los trámites de inmigración y recogida de equipajes, así como de obtención del visado. A la salida, uno de nuestros representantes nos recibirá y nos acompañará a nuestro hotel en Nairobi.

Finalizada la distribución de habitaciones, tendrás la tarde libre para comenzar a recorrer la capital keniata a tu aire.

Uno de los lugares que no puedes perderte es la Casa de Karen Blixen, donde residió la escritora danesa que alumbró Memoria de África, obra que fue llevada al cine en los años ochenta. A la hora de cenar, no dejes de acercarte al Carnivore Restaurant, en el que podrás probar las carnes de los más exóticos animales, e incluso, platos vegetarianos. Para conocer más detalles de ambas propuestas, consulta el apartado “Experiencias recomendadas” de esta guía.

Alojamiento.

Resumen del día

Tomaremos un vuelo a Nairobi, la capital de Kenia, desde cualquiera de las ciudades de origen indicadas en el programa del viaje. Tras pasar la noche a bordo y aterrizar en el aeropuerto internacional de Nairobi al día siguiente, realizaremos los trámites de inmigración y aduana, incluyendo la obtención del visado. A continuación, uno de nuestros representantes nos dará la bienvenida y nos acompañará por carretera hasta nuestro hotel en Nairobi. Reparto de habitaciones y tiempo libre. Alojamiento. 

Nairobi-Reserva Nacional de Masái Mara

La jornada arranca desayunando en el hotel y despidiéndonos de Nairobi para dirigirnos a la Reserva Nacional de Masái Mara, uno de los espacios protegidos más icónicos del país. Para ello, nos desplazaremos hasta el aeropuerto Wilson, desde donde tomaremos una avioneta (vuelo incluido en el precio del programa). Durante el trayecto, sobrevolaremos colinas tapizadas por praderas y salpicadas de acacias que nos ayudarán a evocar los hermosos paisajes de Memorias de África.

Después de aterrizar, el personal de nuestra organización nos recibirá en la pista de aterrizaje, antes de iniciar un safari en todoterreno que nos permitirá familiarizarnos con la vida salvaje de la zona (el almuerzo está incluido en el precio del programa).

Como nos explicará nuestro guía, este lugar debe su nombre a la presencia de la tribu de los masáis, una de las más conocidas de Kenia, y del río Mara.

Por la tarde, llevaremos a cabo un magnífico safari fotográfico por la zona. Ubicada en el suroeste de Kenia, esta reserva de 1.510 km2 de extensión y fundada en 1968 es una extensión del mítico Serengueti, un enclave que tendremos ocasión de descubrir más adelante. A lo largo del recorrido, tendremos la oportunidad de avistar los llamados big five: leopardos, leones, elefantes, búfalos y rinocerontes, de los que se calcula que hay unos 40 ejemplares. Además, también podrás ver hienas manchadas, impalas, elands, chacales y zorros, así como 450 especies de aves, como los avestruces y los cálaos.

Cena y alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar, nos dirigiremos al aeropuerto Wilson para tomar una avioneta (el vuelo y el almuerzo están incluidos en el precio del viaje) que nos llevará a la Reserva Nacional de Masái Mara. Tras aterrizar, recepción en la pista de aterrizaje e inicio del safari en 4 x 4. Cena y alojamiento.

Reserva Nacional de Masái Mara

Una vez hayamos desayunado, iniciaremos una jornada de safari para recorrer la Reserva Natural de Masái Mara.

Mundialmente conocido por sus espectaculares paisajes y su estallido de biodiversidad, Masái Mara es un lugar idóneo para contemplar uno de los mayores espectáculos naturales de África oriental.

Como ejemplo, basta referirnos a las migraciones de ñus a través del río Mara, desde las planicies del Serengueti, en Tanzania. Contemplar a estos maravillosos mamíferos desplazarse en manada es una experiencia verdaderamente única. Si tu viaje coincide con estos movimientos migratorios —normalmente, de agosto a noviembre—, te harás con un recuerdo imborrable de esta tierra.

Sin duda, uno de los animales que más llamarán tu atención son los leones, de los que hay entre 250 y 300 ejemplares dentro de los límites de la Reserva Nacional. Este dato hace que estemos ante una de las mayores concentraciones demográficas de leones en África.

Otros felinos que merecerán tu atención son los guepardos, de los que hay unos 50 ejemplares en la zona conocida como el Triángulo de Mara. Es el animal terrestre más rápido del planeta, al alcanzar los 115 km en pocos segundos.

Y qué decir del río Mara, donde hay una gran charca de hipopótamos, donde estos robustos animales calman su sed, se bañan y cuidan de sus crías.

Por la noche, cena y alojamiento. 

Resumen del día

Terminado el desayuno, disfrutaremos de una jornada completa de safari en el marco de la Reserva Natural de Masái Mara, con el almuerzo y la cena incluidos. Alojamiento.

Reserva Nacional de Masái Mara-Lago Victoria

Te ofrecemos una jornada de viaje en régimen de pensión completa en la que te esperan increíbles sorpresas.

De madrugada, quienes lo deseen podrán disfrutar de un safari opcional en globo (no incluido en el precio del viaje). Si decides apuntarte a esta actividad, sobrevolarás la zona coincidiendo con la salida del sol, antes de tomar tierra para desayunar y hacer un brindis con champán, en pleno corazón de la sabana, al más genuino estilo de los safaris de otras épocas.

Por la mañana, de camino a la salida del parque, podremos ver jirafas, hipopótamos, ñus, cebras y otros muchos animales salvajes en su hábitat natural. Después, atravesaremos la frontera y entraremos en Tanzania a través del lago Victoria, el segundo mayor lago del planeta. Por otro lado, esta superficie lacustre también se caracteriza por albergar en sus inmediaciones poblados de pescadores, lo que supone una excelente oportunidad de familiarizarse con la diversidad étnica tanzana. También conocido como Victoria Nyanza o Ukerewe, este lugar es muy conocido por su extraordinaria biodiversidad. En cualquier caso, también dispondremos de tiempo para el almuerzo (incluido en el precio del programa).

Al atardecer, efectuaremos una travesía en barco para rendirse ante la puesta de sol y de la gran diversidad de aves que pueden avistarse en la zona.

Cena y alojamiento.

Nota: tendrás que tener tu documentación a mano, ya que, en esta jornada, habrá que llevar a cabo los trámites de frontera para entrar en Tanzania. En algunos períodos del año, puede que el alojamiento en el lago Victoria no tenga lugar en el Lukuba Island Lodge —una isla privada dentro del lago—, sino en el Speke Bay Lodge, que abre sus puertas junto al lago.  

Resumen del día

Ponemos en tus manos una nueva jornada en régimen de pensión completa. A primera hora, se llevará a cabo un safari opcional en globo (no incluido en el programa). A continuación, saldremos de Kenia para entrar en Tanzania y descubrir su magnífico lago Victoria. Al atardecer, haremos una travesía en barca por el mismo para disfrutar de la puesta de sol y de la diversidad de aves de la zona. Alojamiento.  

Lago Victoria-Parque Nacional del Serengueti

Después del desayuno, disfrutaremos de una travesía en barco de tres cuartos de hora para observar a los pescadores y ser testigos de sus técnicas de pesca más arraigadas.  

Seguidamente, nos dirigiremos al Parque Nacional del Serengueti, una extensión natural de la Reserva Nacional del Masái Mara de Kenia. Cada año, entre los meses de agosto a noviembre, unos 1,5 millones de ñus, 250.000 cebras y 500.000 gacelas, seguidos en corto por leones y hienas, cruzan esta frontera en busca de pastos. Hablamos, como no podía ser otro modo, de la Gran Migración, uno de los espectáculos naturales más asombrosos del planeta.

Una vez allí, realizaremos un apasionante safari fotográfico en vehículos 4 x 4, lo que nos permitirá familiarizarnos con la fauna local.

Por la noche, nos recibirá nuestro personal del campamento a nuestra vuelta del safari y podremos reponer fuerzas con una magnífica cena a la luz de la estrellas, todo al más puro estilo Memorias de África.

Alojamiento.

Nota: el alojamiento se encuentra en el Serengueti, dentro del área de Seronera, catalogada como premium debido a su exclusividad y lejanía respecto a otros campamentos vecinos y a las carreteras principales. Podremos tomar parte, por la mañana y al atardecer, en un safari de más de una hora de duración que haremos totalmente solos hasta llegar a las principales carreteras del parque.

Resumen del día

Comenzaremos el día desayunando y realizando un paseo en barco para ser testigos de cómo faenan los pescadores locales. A continuación, nos desplazaremos por carretera al Parque Nacional del Serengueti. Safari a bordo de un todoterreno. Por la noche, nos recibirá nuestro personal del campamento para servirnos una deliciosa cena bajo las estrellas. Alojamiento.

Parque Nacional del Serengueti

¿Estás listo/a para disfrutar del segundo día en nuestro Safari Camp? Te animamos de olvidar las preocupaciones en este enclave de ensueño, situado en el centro del área de Seronera, en el Parque Nacional Serengueti. Y como en las jornadas precedentes, ponemos en tus manos una estancia en régimen de pensión completa, para que sólo tengas que preocuparte de vivir una experiencia única.

Los mejores safaris —o al menos, la que ofrece una mayor probabilidad de presenciar escenas de caza— son aquellos que se llevan a cabo al amanecer, cuando los animales de la sabana se despiertan y los depredadores nocturnos están todavía activos, y al atardecer. Por esta razón, aprovecharemos estos momentos para admirar a los llamados big five: leones, leopardos, búfalos, elefantes y rinocerontes.

Por lo que se refiere a los pájaros, cabe mencionar los flamencos, los avestruces, las cigüeñas, los estorninos, las gallinas de Guinea, los búhos reales, las abubillas, las avutardas y los pelícanos.

En esta ocasión, te brindamos un safari fotográfico en todoterreno. A lo largo del mismo, podremos acercarnos a las particularidades de este espacio protegido de 13.000 km2.

Y para redondear este séptimo día de viaje, dormiremos en uno de los mayores santuarios de fauna salvaje del planeta. Sus paisajes responden a la imagen mítica de África: grandes espacios, cielos azules moteados de nubes, de amaneceres frescos y atardeceres de fuego, y de noche, un firmamento tachonado de estrellas.

Alojamiento.

Resumen del día

Viviremos una emocionante jornada de safari a bordo de vehículos 4 x 4, en régimen de pensión completa. Alojamiento.

Parque Nacional del Serengueti-Ngorongoro

De nuevo, ponemos en tus manos una jornada en régimen de pensión completa.

A primera hora, efectuaremos un safari de camino hacia el área de conservación del Ngorongoro, sito en el norte de Tanzania y considerado como una de las Siete Maravillas Naturales de África. Entre los animales que viven allí, destacan el  avestruz, la cebra, el ñu, la gacela, el guepardo y el hipopótamo.

Sin embargo, antes de llegar allí, seremos testigos de las grandes particularidades del Parque Nacional del Serengueti, los kopjes, islas de rocas en un mar de hierba, y que son un enclave idóneo para avistar  leones, leopardos y guepardos encaramados a su punto más alto. Si el horario así lo permite, haremos una visita opcional a la garganta de Olduvai, donde se han encontrado muchos fósiles de los primeros homínidos.

Antes de llegar a nuestro alojamiento, nos acercaremos a un poblado masái de la región del Ngorongoro. Nuestro campamento te ofrecerá, además de vistas espectaculares sobre el cráter, una experiencia masái auténtica. En efecto, podrás convivir y disfrutar de una conversación y un buen vino en torno al fuego junto con los masáis que custodian el campamento. Estamos seguros de que esta vivencia te dejará un recuerdo indeleble. Alojamiento en nuestro campamento al borde del cráter, a 2.300 m sobre el nivel del mar.

Nota: nuestro alojamiento proporciona vistas asombrosas sobre el cráter del Ngorongoro. Por otro lado, este espacio ha sido galardonado por las autoridades del área de conservación del Ngorongoro en calidad a la mejor empresa del mundo en el ámbito del ecoturismo y conservación del medio ambiente. Cada viajero contribuye a una combinación única  entre turismo, vida masái, fauna salvaje y safaris.

Resumen del día

Otra jornada más, ponemos en tus manos una jornada en régimen de pensión completa. Al amanecer, haremos un safari fotográfico de camino al área de conservación del Ngorongoro. Esta vez, seremos testigos de otro de los grandes alicientes del Parque Nacional del Serengueti: los kopjes, islas de rocas rodeadas de hierba. Si el horario lo permite, visitaremos de forma opcional la garganta de Olduvai, donde se han localizado fósiles de los primeros homínidos. Antes de llegar al alojamiento, nos aproximaremos a un poblado masái de la región del Ngorongoro. Por la noche, alojamiento en nuestro campamento al borde del cráter del Ngorongoro, a 2.300 m de altitud. Alojamiento.

Ngorongoro-Arusha

A la salida del sol, bajaremos en 4 x 4 al interior de la caldera del Ngorongoro, para realizar un safari fotográfico. Ninguna reserva ofrece un espectáculo similar a la que nos brinda el cráter del Ngorongoro: una caldera volcánica con una profundidad de 600 m de profundidad y un diámetro de 20 km, donde es posible encontrar la mayor concentración permanente de vida salvaje de África oriental. Aquí viven animales salvajes y pastores masái, ofreciéndonos un mosaico impagable de fauna y diversidad étnica. 

Este paisaje espectacular está habitado por más de 40.000 pastores y dominado por el valle del Rift y los nueve volcanes de Ngorongoro, cuya formación se inició hace 4 millones de años. El único que se encuentra actualmente activo es el de Oldoinyo Lengai, que es también un monte sagrado para los masáis. El cráter del Ngorongoro, un volcán de grandes dimensiones que, en otros tiempos, quizá fuera más elevado que el mismísimo Kilimanjaro, es el lugar en el que se alimentan miles de ñus, cebras, búfalos, gacelas y leones, entre otras especies, lo que convierte a este enclave en un lugar que no admite comparación. Al contrario que lo que acontece en el Serengueti, estos animales no migran, ya que siempre hay agua en la zona. Almuerzo incluido.

Finalmente, después de habernos adentrado en la caldera del llamado volcán del Edén, nos trasladaremos hasta la ciudad de Arusha, una ciudad situada al norte de Tanzania y circundada de preciosos parques naturales. Además, esta urbe destaca por su animada vida nocturna.

Llegada y alojamiento.

Resumen del día

Muy temprano, descenderemos en todoterreno al interior de la caldera del Ngorongoro (el almuerzo está incluido). A continuación, nos dirigiremos a Arusha. Llegada y alojamiento.

Arusha-Zanzíbar

A la hora convenida, nos desplazaremos al aeropuerto de Arusha para tomar un vuelo que nos llevará hasta la región autónoma de Zanzíbar, y cuyo nombre se deriva de la expresión persa Zang-bar (‘Costa de los Negros’).

Como podrás comprobar in situ, éste es uno de los conjuntos insulares más bellos del océano Índico. Además, destaca por su pasado histórico bajo la influencia musulmana, portuguesa y persa.

Este bellísimo archipiélago del océano Índico, situado a unos 25 km de las costas africanas, está formado por dos islas: Unguja, también llamada Zanzíbar, y Pemba. A su vez, cabe destacar que Zanzíbar es un estado confederado que, con el de Tanganyika, forma la República Unida de Tanzania, que incluye otras islas más pequeñas. Entre ellas, destacan Chumbe, que es un parque natural, y Tumbatu, la única que, junto con la de Zanzíbar, está habitada de manera permanente.

Con una extensión de 2.460 km² y una población de 960.000 personas. La capital de esta región autónoma es Stone Town o la ciudad de Zanzíbar, en la que viven unos 250.000 habitantes, y cuyo caso antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Tras aterrizar en Zanzíbar, nos desplazaremos al hotel de la categoría seleccionada. Finalizado el reparto de habitaciones, podrás empezar a recorrer este lugar de ensueño con total libertad.

Alojamiento.

Resumen del día

Traslado al aeropuerto para coger un vuelo con destino Zanzíbar. Tras llegar a nuestro destino, nos   llevarán a nuestro hotel. Reparto de habitaciones y alojamiento.

Zanzíbar

Te invitamos a disfrutar de una jornada libre en el régimen que escojas, para puedas sacar el máximo partido a tu paso por Zanzíbar. 

Un buen lugar para empezar a explorar esta región autónoma es la atractiva Stone Town, uno de los enclaves más dinámicos de la isla de Unguja o Zanzíbar. En ella, te aguardan callejones sinuosos y antiguos edificios de estilo árabe que te enamorarán.

Uno de los reclamos de esta urbe que no puedes perderte es la Casa de las Maravillas o Beit el-Ajaib. Situada en Mizingani Road, fue levantada en 1883 para que sirviese de residencia a Barghash bin Said, segundo sultán de Zanzíbar. Tras la guerra anglozanzibaresa de 1896, esta imponente construcción tuvo que ser restaurada. En su interior, se exhibe una colección que te permitirá acercarte a la cultura zanzibaresa y suajili. Además, frente a ella, podrás admirar los magníficos jardines de Forodhani.

También te recomendamos conocer el Fuerte Viejo u Old Fort, ubicado en primera línea de mar, justo enfrente de los jardines ya referidos. Erigido en el siglo XVII para defender la isla de los ataques de los portugueses, es actualmente uno de los grandes alicientes de Stone Town.

También en el área de Forodhani, encontrarás un animado mercado nocturno en el que, además de cenar, se puede adquirir un amplio abanico de productos frescos, como pescado, marisco, carne y verdura.

La nómina de monumentos se completa con los baños persas, de 1850; la catedral de Cristo (1873), dedicada al culto ortodoxo, y la catedral de San José, católica y construida entre 1893 y 1897. 

Resumen del día

Te ofrecemos una jornada libre, en el régimen de estancia que elijas, para que disfrutes a tu aire de las playas de Zanzíbar.

Zanzíbar

Un día más, ponemos en tus manos una nueva jornada libre en el régimen de estancia que prefieras, y que te permitirá apurar tu paso por Zanzíbar.

Poseedor de una flora y fauna marina sin igual, este fascinante archipiélago también despliega playas paradisíacas y paisajes que cortan la respiración.

Nuestro consejo es que hagas una excursión a Jozani, una zona que está considerada como el último bosque indígena de Zanzíbar. Ubicado en el interior de la bahía de Chwaka, Jozani suele sufrir inundaciones que hacen posible este espacio natural pantanoso y salpicado de llamativos helechos. Para llegar hasta allí, puedes tomar el autobús 309 o 310 o un taxi, o bien apuntarte a un viaje organizado.

Otra magnífica elección es conocer Prison Island. Situada a tan sólo media hora de viaje en barco desde las costas de Zanzíbar, este lugar acerca al viajero a uno de los capítulos más oscuros de la historia zanzibaresa: el tráfico de esclavos. Cuando la esclavitud fue abolida, este enclave funcionó como un campo de concentración para personas aquejadas de enfermedades mortales y contagiosas. Afortunadamente, este aciago episodio quedó atrás. Hoy, la isla es una reserva natural de tortugas gigantes y un punto de visita obligada para quienes deseen contemplar las ruinas de la antigua prisión.

Por supuesto, también podrás disfrutar del sol y las playas del Índico, algunas de las cuales son perfectas para la práctica del buceo, como te detallamos en la casilla de “No te lo pierdas” de esta duodécima jornada. ¡Échale un vistazo!

Alojamiento. 

Resumen del día

Aprovecha esta penúltima jornada en Tanzania para disfrutar de todo lo que te ofrecen las playas de Zanzíbar, en el régimen seleccionado. 

Zanzíbar-España

Tras casi dos semanas recorriendo Kenia y Tanzania, con la mágica región de Zanzíbar, nuestras vacaciones tocan a su fin. Desafortunadamente, no nos queda otra opción que hacer las maletas y volver a España.

A la hora establecida nos trasladaremos al aeropuerto de Zanzíbar. Allí llevaremos a cabo los correspondientes trámites de facturación y embarque, antes de subir al avión.

Con la llegada al aeropuerto de origen en España —por la noche o al día siguiente, dependiendo de los horarios de la aerolínea—, daremos por finalizados nuestros servicios. Esperamos que esta gratificante vivencia haya sido satisfactoria tanto para ti como para tus acompañantes y que, en adelante, tengas un recuerdo imborrable de tu paso por Kenia y Tanzania.

¡No te olvides de compartir tus vivencias y sensaciones con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas. 

Resumen del día

A la hora acordada, traslado al aeropuerto para tomar un vuelo de regreso a España. Dependiendo del horario de regreso de tu vuelo, podrías alcanzar España el mismo día o al día siguiente. Llegada y fin de nuestros servicios.

Guía de
Kenia

Quienes deseen acercarse a todo lo que ofrece África subsahariana, difícilmente encontrarán una mejor puerta de entrada al continente que la misteriosa Kenia. De hecho, este país lo tiene todo para cautivar al visitante: paisajes de gran belleza, una extraordinaria diversidad de fauna y flora y un impagable mosaico cultural, reflejado en sus grupos étnicos. Y para conocer todos estos secretos de primera mano, nada mejor que los safaris por las vastas sabanas del valle del Rift, sin duda el principal reclamo turístico de esta fascinante nación.

Situada en el centro África y atravesada por el Ecuador, limita con un gran número de países y accidentes geográficos: Sudán y Etiopía, al norte; Somalia y el océano Índico, al este; Tanzania, al sur, y Uganda y el lago Victoria al oeste (no confundir con las cataratas del mismo nombre que se encuentran en Zimbabue, la antigua Rhodesia, en el río Zambeze). 

Con una población que en el 2015 alcanzaba los 46 millones de habitantes, y que sigue creciendo a un ritmo vertiginoso, Kenia puede presumir de ser uno de los lugares del planeta en los que se han hallado fósiles de homínidos con más de un millón de años de antigüedad. En efecto, hace unos 2,5 millones de años, ya había presencia humana en el norte del país, cerca de la orilla oriental del lago Turkana (antes, Rodolfo). Es en este punto donde, en 1972,  un equipo de paleontólogos y antropólogos dirigidos por el doctor Richard Leakey localizó fósiles anteriores a los del hombre de Java.

Aunque el interior de lo que hoy es Kenia no destacó en el pasado por atraer a población inmigrante, la zona costera ha sido frecuentada desde tiempos inmemoriales por árabes y asiáticos. Posteriormente, los portugueses y holandeses tomarían el relevo, antes de la llegada de los británicos, quienes fundarían colonias y la capital actual: Nairobi.

Durante el período colonial, las primeras caravanas que se aventuraron hacia el interior del país fueron organizadas por comerciantes y esclavistas de la costa, árabes y suajilis, una etnia formada por la mezcla de los primeros colonos árabes con las tribus locales. Sería en la penúltima década del siglo XIX cuando los ocupantes extranjeros dividirían África en zonas de interés para los europeos, lo que le supuso a Kenia convertirse en protectorado británico en 1895.

A partir de la Primera Guerra Mundial, los granjeros y cultivadores ingleses, muchos de ellos oficiales del ejército, consiguieron controlar las llamadas White Highlands o Mesetas Blancas, una de las zonas más fértiles y agradables del país, lo que comportó la expulsión de los numerosos habitantes africanos de la zona. Al mismo tiempo, aumentó el número de colonos indios, quienes habían participado en la construcción del ferrocarril a principios de siglo XX y como efectivos del ejército colonial en la represión de las revueltas indígenas.

En 1907, Nairobi fue declarada capital del protectorado, que se convirtió en la Colonial Real de Kenia en 1920, quedando excluidas únicamente las zonas costeras. Fue también en esta década cuando comenzaron a surgir entre las tribus los movimientos nacionalistas. Sus impulsores fueron las etnias masái, nandi, kipsigi y, sobre todo, kikuyu, que habían sido marginadas y expulsadas de sus mejores tierras antes de que éstas pasaran a manos de los europeos. Entretanto, sus ocupantes seculares fueron confiados en reservas creadas ad hoc por el poder colonial.

A partir de 1952, los nacionalistas tomaron las armas para enfrentarse a los colonos de las tierras altas, en una revuelta conocida como Mau Mau. El conflicto, de gran virulencia, no se pudo sofocar hasta 1956. Sin embargo, la lucha se prolongaría hasta 1960, con el balance de 11.000 guerrilleros, 2.000 civiles africanos, 50 militares y 30 civiles europeos muertos.

La independencia de Kenia llegaría en 1963 y, al año siguiente, se llevarían a cabo las primeras elecciones generales en la recién nacida república. Tras los comicios, Jomo Kenyatta fue nombrado presidente del país, cargo que ejerció de una forma más o menos dictatorial hasta su muerte en 1978. Sería sucedido por su número dos, Daniel Arap Moi.

En la actualidad, el día a día de Kenia está marcado por una clara africanización de la vida, la sociedad, la economía y la política del país. De hecho, en Kenia se ha desarrollado una clase comercial africana que participa activamente en los negocios, actividades y profesiones que estaban antes totalmente copadas por los blancos, como la industria, la banca, el transporte, la construcción o el turismo.

Además, Kenia se ha consolidado como el país más desarrollado y mejor preparando para el turismo de toda África oriental y central, contando con excelentes estructuras hoteleras. Esto, unido a su riqueza faunística, muy superior a la de África meridional, así como a sus agradables temperaturas y a la hospitalidad de sus gentes, hace de Kenia un destino perfecto para ser visitado en cualquier época del año.

¿Te lo vas a perder?

Diversidad étnica en Kenia
¿Sabías que…

…Kenia es un país que cuenta con una gran diversidad étnica, con 42 grupos?

La mayoría de la población keniata pertenece a las tribus bantús, que engloban a los kikuyus, los akambas y los luyas. No obstante, existen también miembros de tribus pertenecientes al grupo hamítico (gallas) y el grupo nilótico (luos y masáis).

Ahora bien, en Kenia también residen una minoría de asiáticos, especialmente indios y paquistaníes. El motivo de su presencia en este país africano hay que buscarlo a finales del siglo XIX, cuando Gran Bretaña instauró su protectorado sobre África oriental y comenzó la colonización del lugar.

Para la construcción del ferrocarril que conectaba las ciudades de Mombasa y Jusumu, los ocupantes británicos trajeron a más de 32.000 indios, que arraigaron en Kenia y que fueron los artífices de la minoría actual con orígenes en el subcontinente asiático. 

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para entrar en Kenia, es necesario disponer de un pasaporte con una validez mínima de 6 meses. Asimismo, e independientemente de cuál sea el motivo del viaje, quienes tengan la nacionalidad española necesitarán un visado.

El visado puede obtenerse en los aeropuertos de Nairobi y Mombasa, o bien en los principales puestos fronterizos terrestres del país, si bien esta última información debe verificarse oportunamente con la embajada. En cualquier caso, desde el 2015, también es posible conseguirlo mediante un sistema de solicitud online. Ésta ha de realizarse través del sitio web www.evisa.go.ke, en la que deberás registrarte y seguir los pasos para pedir el documento. En este último caso, si lo deseas, podemos ayudarte a tramitarlo.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Kenia, aunque se recomienda la de la fiebre amarilla, hepatitis A y B, fiebre tifoidea, polio, tétanos-difteria y enfermedad meningocócica. Además, se aconseja tomar medidas profilácticas contra la malaria.

Asimismo, se exige un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla a los viajeros, mayores de un año de edad, procedentes de países o en los que se haya hecho escala con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla.

Por otro lado, es altamente recomendable contratar un seguro médico internacional de viaje con la mayor cobertura posible, y que cubra el traslado en ambulancia o avión desde cualquier lugar de Kenia hasta Nairobi. De lo contrario, tienes que tener en cuenta que el traslado puede resultar enormemente difícil y caro. También se recomienda que incluya el servicio de repatriación en aviones medicalizados en casos de emergencias.

En tu día a día, es importante seguir las siguientes indicaciones:

  • Consume únicamente agua mineral hervida u envasada y refrescos embotellados
  • No tomes  hielo si no conoces su procedencia
  • Evita las verduras crudas

Por otro lado, ten en cuenta que la malaria es endémica únicamente en las orillas del lago Victoria (durante todo el año). En las demás zonas, los contagios sólo se producen durante la temporada de lluvias, en las áreas de costa y en las de menos de 1.500 m de altitud.

También se da una alta tasa de VIH y sida en todo el país, sobre todo alrededor del lago Victoria.

Nairobi cuenta con excelentes hospitales y médicos. Los dos hospitales más importantes de la capital son el Aga Khan Hospital y el Nairobi Hospital. En el resto de las ciudades, los hospitales están muy alejados de los estándares europeos. En las zonas rurales sólo hay dispensarios.  

De igual forma se aconseja consultar con la correspondiente embajada o o en los Centros de Vacunación Internacional (www.msc.es), también se recomienda ir al médico para informarse de cuáles son las vacunas que requieren más de una aplicación.

Ropa y material recomendados

Para realizar los safaris, te recomendamos optar por prendas cómodas y de tejidos naturales —preferentemente, de algodón o lino—, en vez de los anticuados trajes de safari que todavía pueden adquirirse en Nairobi. Eso sí: si optas por camisetas y pantalones largos, ayudarás a prevenir la aparición de picaduras. Además, ten en cuenta que por la madrugada y por la noche suele refrescar, por lo que no debes dejar de llevar ropa de abrigo en la maleta. Finalmente, si vas a escalar en monte Kenya, deberás llevar las prendas adecuadas.

Por otro lado, ten en cuenta que en el restaurante Mount Kenia Safari Club y algunos restaurantes de Nairobi y Mombasa no se permite llevar pantalones tejanos, camisetas, ni zapatillas de deporte a la hora de la cena, por lo que conviene traer en el equipaje ropa más formal o elegante.

En cuanto al calzado, se recomienda elegir botas o zapatillas cómodas y cerradas, acompañadas de calcetines.

A la hora de acceder a ciertas iglesias y mezquitas, hay que evitar los shorts y las camisetas de tirantes. Para estas visitas, llevar un foulard en el bolso o mochila puede ser de gran ayuda.  

Asimismo, también tienes que tener a mano gafas de sol, gorra o sombrero, crema solar de factor 50, protector labial, repelente antimosquitos, un pequeño botiquín —con vendas y apósitos, analgésicos, antisépticos, antiinflamatorios, termómetro y antibióticos contra la disentería— gotas potabilizadoras de agua y tu medicación de uso habitual.

Por otro lado, puede resultarte útil tener a mano unos prismáticos, saco de dormir, una toalla, un paraguas o chubasquero, una navaja de bolsillo, un adaptador de enchufes y una linterna. Incluso, no debes pasar por alto llevar una tarjeta de memoria extra para tu cámara, ya que comprarla allí suele ser caro.

También es aconsejable disponer de bolígrafos de colores, lápices, pinturas, libretas pequeñas y globos para regalar si se realiza visita a algún poblado (es más apropiado que caramelos y los niños lo aprecian más).

Asimismo, y dado que los vehículos no tienen mucha capacidad, por lo que es preferible utilizar bolsas de viaje y maletas blandas. Por último, es importante tener en cuenta que las aerolíneas internacionales tienen un límite de peso del equipaje de 20 kg, y los vuelos nacionales, de sólo 15 kg. 

Diferencia horaria

Kenia se rige por el huso GMT+3. Por lo tanto, el país va con una hora de adelanto respecto a la Península y Baleares en el horario de verano (de finales de marzo a finales de octubre), y con dos horas más durante el resto del año.

Como el país se encuentra en el Ecuador, el amanecer y el atardecer apenas varían a lo largo de los meses.

En el destino
Moneda

La moneda de Kenia es el chelín keniata (KES). Aproximadamente, un euro equivale a 111 chelines. Un chelín se divide en 100 céntimos, identificados con las letras KSh o el símbolo / = detrás de las cantidad, por ejemplo, 350 / =.

Algunos hoteles y compañías aéreas indican sus precios en dólares estadounidenses, si bien admiten pagos en moneda local. Los chelines son necesarios para pagar en tiendas, mercados y restaurantes. Para abonar el precio de trayectos cortos en taxi, refrescos y recuerdos, lo mejor es utilizar billetes pequeños.

Las tarjetas de crédito se pueden usar sin problemas para pagar alojamientos, safaris, excursiones y actividades y compras en tiendas selectas o en las principales cadenas de supermercados. En cambio, no se admiten en los pequeños comercios ni en la mayoría de los restaurantes. Además, los pagos con tarjeta incluyen una comisión de entre el 2% y el 5%, por lo que suele salir más a cuenta pagar en metálico.

Por otro lado, ten en cuenta que es fácil cambiar el dinero en efectivo en los bancos y las agencias de cambio. Casi todos los bancos disponen de cajero, y suele haber cajeros independientes en gasolineras y los principales centros comerciales de Nairobi y de la costa.

También es posible canjear cheques de viaje en chelines keniatas y, en algunos casos, en dólares estadounidenses. No obstante, este servicio lleva asociada una comisión de entre el 2% y el 5% del monto total de la operación, y acostumbra a ser menor en las oficinas de cambio que en los bancos. Por otro lado, en las localidades pequeñas, el canje puede ser muy lento por la falta de experiencia con este medio de pago. 

Idioma

A pesar de que en Kenia existe un gran número de lenguas indígenas, casi todo el mundo domina el inglés y el suajili, que aquí se denomina kisuajili, y que es el idioma oficial del país.

Los colonizadores británicos dotaron al suajili de forma escrita, transcribiendo directamente la pronunciación de los términos que utilizaban.  

A su vez, las lenguas nativas sólo suelen utilizarse en las zonas más remotas del país. 

Electricidad

La corriente eléctrica en Kenia es de 220-240 voltios y se utilizan enchufes cuadrados de tres clavijas. Para enchufes de dos clavijas o de otro tipo, será necesario el uso de un adaptador. En la recepción de los hoteles pueden obtenerse adaptadores, abonando un pequeño depósito recuperable.

Los lodges y campamentos remotos acostumbran a tener generadores propios que ofrecen suministro durante un tiempo limitado, por lo que no está de más llevar tener contigo una linterna. 

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa antes de salir de Kenia. Sin embargo, para los viajes que incluyan una estancia en las playas de Zanzíbar, una región autónoma de Tanzania, habrá que efectuar un pago por valor aproximado de unos 49 dólares estadounidenses al abandonar el territorio tanzano. 

Compras

Los artículos más típicos para adquirir en Kenia son las piedras preciosas y semipreciosas, como los rubíes, la malaquita o el colar, los abalorios, las espadas masáis, las tallas de ébano y los trabajos de artesanía en general. En este apartado, cabe referirse a los juguetes tradicionales, las cestas kiondoo, las sandalias suajilis, los batiks o unos tejidos de algodón utilizados por los hombres, y conocidos como kikoys. Para un regalo más recurrente, conviene tener en cuenta las camisetas de Tusker, la marca de cerveza más importante de Kenia. Por otro lado, el té y el café son dos cultivos muy habituales, y uno de los bienes que más se exportan en Kenia. 

Aduanas

Podrás introducir en Kenia objetos de tipo personal sin ninguna restricción. No obstante, tanto el alcohol como el tabaco están sometidos a ciertas limitaciones: por ejemplo, sólo podrás entrar con un máximo de 200 cigarrillos o 50 puros y un litro de alcohol. Del mismo modo, no podrás importar más de 250 ml de perfume.

Recuerda que está prohibido exportar antigüedades, cueros, pieles, armas, municiones, droga, pornografía, productos agrícolas y animales. Por otro lado, se aplican numerosas restricciones para la exportación de productos derivados de animales, y está prohibido exportar productos derivados de elefantes, rinocerontes y tortugas marinas.

Puedes comprar y sacar del país huevos de avestruz, siempre y cuando puedas demostrar que los has adquirido en una granja legal.

Por último, te recomendamos comprobar los permisos necesarios para exportar conchas, plantas e insectos.

Guía de
Tanzania

Te invitamos a acompañarnos en un apasionante recorrido por Tanzania, uno de los países más atractivos del mundo: una tierra salvaje y exótica que descansa sobre la costa este del continente y al sur del ecuador. Además, sus 883.749 km2 de superficie hacen de él la nación más extensa de África oriental.

Con una población de casi 45 millones de habitantes, esta república descuella por su vida salvaje y su diversidad étnica, y comparte su frontera con otros países africanos. Así, limita al norte con Kenia y Uganda; al oeste, con el Congo, Ruanda y Burundi, y al este con Malawi, Mozambique, Zambia y el océano Índico.

Sin duda, uno de los rasgos más llamativos de este territorio son sus idílicos paisajes. Compuesta fundamentalmente de llanuras y mesetas, Tanzania cuenta con un sistema montañoso que se despliega de norte a sudoeste, conformado por la meseta de Ufipa, la cadena de Mbeya y las montañas de Rungue, Usambara y Pare. Todo ello sin olvidar que la geografía de Tanzania puede jactarse de poseer la imagen más icónica de este destino: el majestuoso Kilimanjaro (5.891 m), que es el punto más alto de África y la montaña independiente más alta de la Tierra. Tal es la belleza de sus cumbres nevadas que el mismísimo Ernest Hemingway acabaría dedicándole una novela.

Asimismo, a 190 km al oeste de Dar es Salaam, una de las ciudades principales de Tanzania, se despliegan las montañas de Kipengere y de Livingstone.

No obstante, las particularidades no acaban aquí. El sistema de fractura continental de Tanzania, el mayor del mundo, también comprende el segundo lago más grande del planeta en volumen y profundidad (1.433 m): el lago Tanganica. Otra superficie lacustre notable es el lago Victoria, de 43.173 km2 y considerado como el tercero más extenso del mundo, tan sólo superado por el mar Caspio y el lago Superior.

Cuna de ríos tan emblemáticos como el Congo, el Zambezi o el mismísimo Nilo, Tanzania tiene el 50% de su superficie recubierta de pastos y diversos tipos de vegetación. Asimismo, gran parte de su territorio está conformado por Parques Nacionales como los del Serengueti —escenario de la Gran Migración de ñus y cebras—, Arusha, Tarangire, el Lago Manyara o la zona de conservación de Ngorongoro. En ellos, el viajero encontrará desde los llamados big five —leones, leopardos, búfalos, elefantes y rinocerontes— hasta antílopes, monos y numerosas aves.

Por otro lado, no hay que olvidar que es en Tanzania donde se han encontrado algunos de los fósiles de homínidos más antiguos de los que se tiene noticia. De ahí que esté considerada como una de las áreas habitadas más antiguas del mundo, y que sea un foco de interés para los arqueólogos.

Mucho después de que estos antepasados recorrieran lo que hoy es este espectacular país, hacia el año 1000 a.C., algunos pueblos caucásicos penetraron en la zona por el norte, procedentes del sur de Etiopía. En los primeros siglos de nuestra era, algunas tribus de habla bantú, conocedoras del trabajo del hierro y originarias de África occidental, hicieron lo propio. Fue entonces cuando se inició el comercio entre Arabia, la costa oriental de África y, probablemente, la India, en un período en el que los mercados estaban dominados por árabes y persas.

En 1498, el navegante portugués Vasco de Gama llegó al territorio de la actual Tanzania durante su primer viaje a la India. Portugal reivindicó la posesión de territorio en 1506, antes de que los lusos se instalaran en él. Tras su expulsión a manos de los árabes en el siglo XVIII, dos misioneros alemanes llegaron al Kilimanjaro. En 1857, los británicos John Speke y Richard Burton alcanzaron el lago Tanganica y, a finales del siglo XIX, los alemanes establecieron el protectorado sobre la actual Tanzania, mientras que los británicos hicieron lo propio con el sultanato omaní de Zanzíbar.

En 1919, Tanganica pasó a manos de Gran Bretaña y, en 1961, el país logró la plena independencia, adoptando un sistema de gobierno republicano al año siguiente. Las relaciones entre Gran Bretaña y Tanzania se romperían en 1966 a causa de las tensiones en Rodesia y, en 1968, se implantaría el suajili como único idioma oficial. Tan sólo dos años más tarde, en 1970, se nacionalizarían todas la escuelas y se fundaría la Universidad de Dar es Salaam.

Hoy, Tanzania, cuya capital es Dodoma, es un gran collage cultural y religioso que da cabida a musulmanes, cristianos y otros grupos indígenas con un sistema de creencias propio. La economía tanzana es principalmente agrícola, aunque el turismo y las exportaciones son otras fuentes de ingresos importantes para el país.

Afortunadamente, Tanzania no se ha visto afectada por la agitación política y las rivalidades tribales, lo que le ha ayudado a conservar gran parte de su esencia original.  

Con todos estos ingredientes, ¿a qué esperas para descubrir estos reclamos en primera persona?

Freddie Mercury
¿Sabías que…

…el cantante y compositor Freddie Mercury nació en Tanzania’

En efecto, el inolvidable autor de himnos como We Will Rock You, Somebody to Love o Bohemian Rhapsody y vocalista de Queen vino al mundo el 5 de septiembre de 1946 en Stone Town, una localidad de Zanzíbar. Además, su nombre en aquel entonces era Farrokh Bulsara.

Tras cursar estudios de piano en un internado de Bombay —la actual Mumbay—, en la India, no pasó mucho tiempo antes de que se uniese a su primera banda, The Hectics. En la década de 1960, la familia de Mercury se trasladó a Londres,  ciudad en la que el joven retomó sus estudios de música en la Ealing College of Art. Allí trabó amistad con numerosos músicos, lo que le ayudaría a catapultarse al estrellato más adelante.

Líder indiscutible del grupo de rock Queen, Mercury alcanzó la cima de las listas musicales de estadounidenses y británicas, al tiempo que ayudó a dar visibilidad al colectivo homosexual.

Sin embargo, una neumonía bronquial provocada por el sida segó prematuramente la vida de este artista irrepetible el 24 de noviembre de 1991, a los 45 años de edad.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para entrar en Tanzania, necesitarás un pasaporte con una validez mínima de 6 meses y al menos tres páginas en blanco. Además, ten en cuenta que si viajas desde el territorio continental de Tanzania a Zanzíbar, las autoridades zanzibarís llevarán a cabo un control de inmigración, por lo que es necesario que tengas a mano tu pasaporte.

Por otro lado, también necesitarás un visado, que se puede obtener a la llegada al país, tanto en el aeropuerto como en la frontera terrestre. Aunque el coste de las tasas se anuncia tanto en euros como en dólares estadounidenses, es más habitual el uso de esta última divisa.

Nota: se aplica un impuesto adicional de 5 dólares, que deberán pagarse en efectivo, en todas las salidas del aeropuerto de Zanzíbar.

Vacunas y salud

Para las personas que vienen directamente de España, no hay ninguna vacuna obligatoria, ya que la de la fiebre amarilla sólo es obligatoria si se procede de una zona infectada (no es el caso de nuestro país). Pese a todo, si se pretende entrar en Tanzania procedente de un país endémico, como sucede con todos sus países vecinos, se exige la vacunación.

No obstante, se ha observado que la reglamentación sanitaria en materia de vacunación se aplica de forma irregular en las fronteras. Por eso, y para evitar problemas de viaje y en la aduana, se aconseja viajar con la libreta de vacunación contra la fiebre amarilla.

En cuanto a vacunas recomendadas, se aconsejan las de la fiebre tifoidea, hepatitis A y B y tétanos-difteria.

Por otro lado, hay que tener presente que hay riesgo de malaria durante todo el año y en todo el país por debajo de 1.800 m de altitud.

Nuestro consejo es que visites el centro de vacunación internacional, puesto que esta información es de carácter orientativo y las medidas preventivas específicas deben ser indicadas por personal cualificado.

En cuanto a la atención sanitaria, suele ser deficitaria en todo el país, menos en algunos hospitales de Dar es Salaam. No obstante, para no tener que hacer frente a una factura elevada en caso de necesitar asistencia, te recomendamos contratar un seguro médico que cubra tanto de gastos médicos como de evacuación o repatriación sanitaria.

Ropa y material recomendados

A la hora de viajar Tanzania, lo ideal es llevar ropa ligera y cómoda, alguna camisa o camiseta de manga larga para protegerse de los insectos, chubasquero y prendas de abrigo, ya que las temperaturas caen por la noche.

En cuanto al calzado, lo más adecuado es optar por botas ligeras o zapatillas de deporte con calcetines.

Si viajas a las zonas de costa, opta por ropa de verano, pero sin perder de vista que la población es musulmana en su mayoría, y no conviene —sobre todo, en las ciudades— que las mujeres lleven ropa sin mangas o pantalones muy cortos.

Por otro lado, ten siempre a mano el bañador, ya que casi todos los hoteles tienen piscina.

En cuanto a los materiales recomendados, deberás traer contigo prismáticos, tarjetas de memoria para la cámara de fotos (en Tanzania son más caras), linterna, repelente de insectos, cacao para los labios, protector solar con FP 50. Además, no está de más meter en tu equipaje bolis de colores, lápices, pinturas, libretas pequeñas, globos, etc. para regalar a los niños si se realiza visita a algún poblado.

Por el contrario, es mejor no llevar artículos personales de valor, joyas o accesorios y elementos susceptibles de romperse fácilmente por golpes.

Asimismo, conviene subrayar que los vehículos no tienen demasiada capacidad, por lo que es preferible que te decantes por traer bolsas y maletas blandas.

Finalmente, recuerda que las aerolíneas internacionales tienen un límite de peso del equipaje de 20 kg, y los vuelos nacionales, de sólo 15 kg. En los vehículos, se recomienda encarecidamente utilizar maletas blandas o bolsas de viaje. Tampoco está de más llevar siempre en el equipaje de mano su neceser y todos sus medicamentos, así como una ropa interior y una prenda de ropa de abrigo, dado que las aerolíneas internacionales a veces tienen problemas de retrasos en la entrega del equipaje.

Diferencia horaria

Tanzania se rige por el huso GMT+3. Por lo tanto, el país va con una hora de adelanto respecto a la Península y Baleares en el horario de verano (de finales de marzo a finales de octubre), y con dos horas más durante el resto del año. 

En el destino
Moneda

La moneda de Tanzania es el chelín tanzano (TZS). Un euro equivale aproximadamente a 2.387,12 chelines, que se dividen de manera decimal.

No obstante, ten en cuenta que, en los Parques Nacionales, la mayoría de las agencias de safaris y hoteles exigen que el pago se haga en dólares. En cambio, para las facturas de restaurantes y cualquier otra compra, se recomienda pagar en chelines.

Se pueden cambiar euros, dólares americanos en casas de cambio, bancos, aeropuertos y hoteles, y conseguir dinero en efectivo en algunos cajeros automáticos (ATM) en Dar es Salaam y Arusha. Sólo algunos de los grandes hoteles turísticos tanzanos aceptan tarjetas de crédito, preferentemente Visa o MasterCard. Además, cuando lo hacen, suelen cargar una comisión del 3 o 5%.  

Por otro lado, los cheques de viaje resultan muy prácticos y son aceptados en muchos lugares para efectuar pagos, o cambiados por moneda local —excepto durante el viaje—, y están garantizados en caso de robo o pérdida. Si al final del safari todavía tienes moneda local, puedes canjearla por dólares en los bancos del aeropuerto.

Idioma

Aunque en Tanzania se hablan 127 idiomas, el suajili es el idioma nacional, empleándose como lengua franca y administrativa. En las zonas urbanas y turísticas, la población normalmente habla inglés.

Electricidad

La corriente eléctrica en Tanzania es de 240 voltios y se utilizan enchufes cuadrados de tres tomas planas. La mayoría de los hoteles tienen generadores de electricidad que únicamente funcionan por la mañana y por la noche. En la recepción de estos establecimientos, normalmente podrás obtener adaptadores pagando un pequeño depósito recuperable. 

Tasas del país

En las salidas que tienen lugar en el aeropuerto de Zanzíbar, habrá que pagar una tasa de aeorpuerto por valor aproximado de unos 49 dólares estadounidenses.

Compras

Entre los artículos más típicos de Tanzania, encontramos los makondes, esculturas fabricadas normalmente en ébano y procedentes de la región tanzana homónima, limítrofe con Mozambique. Asimismo, también merece la pena prestar atención a la esteatita o piedra de jabón, los kiondos, que son bolsas multiusos de vivos colores; la tanzanita, que es el mineral insignia de este país africano; los souvenirs masáis, las telas típicas conocidas como kikois y kangas y las marimbas, que son instrumentos musicales típicos del lugar.

Aduanas

Se prohíbe sacar del país especies vegetales y animales en peligro de extinción, así como artículos fabricados con estas especies, objetos de marfil y caparazones de tortuga. Por otro lado, si compras alfombras de piel de león, cebra o antílope, reclama el certificado CITES, que garantiza que el animal ha sido cazado legalmente.  

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente