Viaja en el tiempo y déjate seducir por una cultura fascinante

¿Te imaginas poder pasear entre las ruinas de la imponente Teotihuacán, la mayor ciudad prehispánica del continente americano? ¿O contemplar el legado azteca que aún se conserva en Ciudad de México? Todo ello, sin renunciar a la oportunidad de admirar las más pintorescas calles y edificios de la época virreinal, o de disfrutar de la música tradicional mexicana mientras saboreas lo mejor de la gastronomía local, regada con un buen tequila.

Si es así, tenemos las vacaciones que necesitas: un sugerente recorrido por el corazón de México, con el que podrás conocer los lugares que adquirieron una mayor relevancia durante el período colonial: la vibrante capital del país, la siempre cautivadora Guadalajara, cuna del mariachi; las cautivadoras Guanajuato y Querétaro, las poblaciones en las que se gestó la independencia del país azteca, como Dolores Hidalgo o San Miguel de Allende...

Todo ello sin olvidar algunos rincones de gran belleza natural, como el Chapala, el mayor lago natural del país, o el sugerente Xochimilco. Ahora, esta increíble experiencia está al alcance de tu mano. ¡Haz ya tu reserva y deja que te ayudemos a disfrutar de unas vacaciones de ensueño!

Descubre el programa del viaje

México

Día 1: España - Ciudad de México

A nuestra llegada al aeropuerto de México realizaremos los trámites de entrada, recibiremos asistencia y nos trasladaremos al hotel. Resto del día libre. Al final de la tarde nuestro guía se pondrá en contacto con nosotros para darnos información sobre el inicio del circuito –o bien a través de carteles informativos localizados en la recepción del hotel–. Alojamiento.

Día 2: Ciudad de México

Visita panorámica de la ciudad, durante la que conoceremos la Plaza de las Tres Culturas y el centro histórico. Al final de la visita nos trasladaremos a la Basílica de Guadalupe, el templo católico más visitado de América. Por la tarde nos trasladaremos al barrio de Xochimilco, característico por sus canales, donde realizaremos un paseo en barca. En la noche incluimos un traslado a la Plaza de Garibaldi, repleto de cantinas, restaurantes y bares donde se sirven tacos y tequila, y donde cantan los Mariachis. Cena incluida en un restaurante típico.

Día 3: Ciudad de México - Morelia - Janitzio - Pátzcuaro

Salimos de Ciudad de México y, entre verdes paisajes, entramos en el estado de Michoacán y viajamos hacia Morelia, cuyo centro fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Allí tendremos tiempo libre para almorzar y para pasear por el centro. Seguiremos posteriormente hacia el lago de Pátzcuaro y embarcaremos hacia la isla de Janitzio en una travesía de 25 minutos. Después regresaremos para conocer la bonita población colonial de Pátzcuaro. Alojamiento.

Día 4: Pátzcuaro - Chapala - Tlaquepaque - Guadalajara

Saldremos hacia el estado de Jalisco, donde conocemos el lago de Chapala, el mayor lago natural de México. Una vez allí dispondremos de tiempo para pasear y para almorzar, continuando después el recorrido hasta Guadalajara. Al final de la tarde incluimos un traslado al barrio de Tlaquepaque, con sus calles pintorescas llenas de tiendas y de artesanos, pudiendo cenar en la animada plaza de El Parián.

Día 5: Guadalajara -Tequila - Guadalajara

Por la mañana, visita de Guadalajara, una metrópoli moderna que cuenta con un centro histórico colonial repleto de lugares de interés. Durante el recorrido entraremos en el Hospicio Cabañas, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Tras la visita saldremos hacia la población de Tequila, donde entraremos a la destilería de Mundo Cuervo para conocer el proceso de elaboración de esta famosa bebida (entrada y degustación incluida). Posteriormente, tiempo para pasear y para almorzar en el pintoresco pueblo de Tequila. Regreso a Guadalajara.

Día 6: Guadalajara - Guanajuato

Viaje hacia el Estado de Guanajuato, llegando a mediodía. Por la tarde visitaremos esta bellísima ciudad universitaria, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, incluyendo durante el recorrido la subida en funicular hasta el monumento de “El Pípila” para admirar la vista panorámica.

Día 7: Guanajuato - Dolores Hidalgo - San Miguel de Allende - Atotonilco - Querétaro

Entre montañas viajaremos a Dolores Hidalgo, cuna de la independencia mexicana, y tras ello conoceremos la localidad de San Miguel de Allende, de arquitectura virreinal y calles empedradas, disponiendo de tiempo para pasear y almorzar. Por la tarde conoceremos el Santuario de Atotonilco, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO (en ocasiones no se puede visitar el interior por los retiros que se realizan). Posteriormente llegaremos a Querétaro, que destaca por su centro colonial, su Plaza de Armas y sus animadas calles peatonales.

Día 8: Querétaro - Teotihuacán - Ciudad de México

Viajaremos a Teotihuacán, una de las ciudades más impresionantes del mundo antiguo, donde podremos admirar las pirámides del Sol y de la Luna (entrada y visita). Regreso a Ciudad de México, llegando a la hora del almuerzo.

Día 9: Ciudad de México - España

Después del desayuno, traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso, pasando la noche a bordo del avión.

Día 10: España

Llegada al aeropuerto de origen. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Pasear por el Bosque de Chapultepec en México, DF

Sumérgete en la mayor oferta de cultura y ocio de la capital mexicana

Si eres un enamorado del arte y la cultura, no puedes dejar de descubrir el Bosque de Chapultepec, un enorme parque se extiende por el límite occidental del centro de México, DF. Esta recomendación no es gratuita: de hecho, los fines de semanas llega a dar cabida a casi medio millón de personas, que se acercan a la zona para pasear o almorzar al aire libre. Sus incontables atractivos hacen de este rincón uno de los más especiales de la ciudad: lagos, bosques, prados, museos, un parque de atracciones, un zoo, numerosos restaurantes. La lista es interminable, y es capaz de satisfacer a cualquier visitante.

Uno de los puntos clave de este recorrido es el castillo de Chapultepec, un edificio de 1785 situado en lo alto de una colina, y que da cabida al Museo Nacional de Historia. Sus instalaciones albergan una interesante colección de carruajes y objetos que resumen algunos de los episodios más relevantes de la historia de México. Asimismo, en ellas podrás contemplar los lujosos aposentos del emperador Maximiliano y de su mujer, Carlota, así como las maravillosas vistas sobre el bosque que se disfrutan desde la terraza del castillo.

Sin embargo, antes de llegar a esta construcción, deberás reseguir un sinuoso camino que arranca en el monumento a los Niños Héroes, en la entrada principal del parque, pasando por el Museo del Caracol, donde tendrás ocasión de conocer los años que separan la independencia del país y la Revolución mexicana.

No obstante, el buque insignia de Chapultepec es el Museo Nacional de Antropología, que abre sus puertas en el paseo de la Reforma, en pleno corazón del parque. No muy lejos de allí, también podrás disfrutar de otros dos museos: el Museo de Arte Moderno y el Museo Rufino Tamayo, en el que se organizan muestras de arte contemporáneo.

Finalmente, hacia el oeste encontrarás el Jardín Botánico, el Museo Papalote, perfecto para quienes viajan con niños; un parque de atracciones y un interesante parque zoológico.

¿Sabías que...?

...el zoo de Chapultepec está considerado como el más antiguo del mundo, dado que ya había uno en la zona en tiempos del emperador Moctezuma (1398-1469). Sea como fuere, lo cierto es que México fue el primer país en crear un parque zoológico en Iberoamérica, ya que existen registros del funcionamiento de un zoo en el Bosque de Chapultepec desde 1908. No obstante, la construcción del recinto actual dio comienzo el el 6 de julio de 1923, aproximadamente 400 años después de la destrucción de la ciudad azteca de Tenochtitlán.

La inauguración se produjo un año después. Su fundador, el biólogo Alfonso Luis Herrera, centró su propuesta en mostrar a los mexicanos la fauna autóctona y del resto del mundo, en una colección que acabaría dando cabida a mamíferos, aves, reptiles y diversas especies acuáticas.

En la actualidad, el zoo acoge 1.400 animales de 240 especies. Entre las endémicas, destacan el conejo de los volcanes, el zacatuche o teporingo, el lobo mexicano, el mono aullador, el jaguar, el ocelote, la nutria de río, la cotorra serrana y la tarántula de rodillas rojas. Por lo que respecta a los animales foráneos, cabe referirse al panda gigante, sin olvidar el panda rojo, el gorila de tierras bajas, el león africano, el elefante asiático, el pingüino de Humboldt, el cóndor de los Andes o el faisán argos de Borneo.

El zoo, que se cuenta entre los más visitados del planeta -cada año recibe a cerca de 5,5 millones de personas-, está abierto de martes a domingo, de las 09:00 h a las 16:30 h, excepto el 1 de enero y el 25 de diciembre.

Navegar por los canales de Xochimilco, cerca de México, DF

Acércate a los más bellos jardines flotantes de origen azteca

Estar en la mayor metrópolis de América no implica tener que renunciar a unos instantes de descanso, en un rincón donde las costumbres de antaño continúan desafiando el paso del tiempo. Buena prueba de ello es el paraje de Xochimilco, repleto de jardines flotantes o chinampas, todos ellos bendecidos por sugerentes paisajes.

Situado al sur de México, DF, este enclave te permite navegar por sus floridos canales, mientras disfrutas de animadas rancheras interpretadas por mariachis. El origen de este lugar se remonta al período azteca, momento en el que, ante la escasez de terrenos aptos para la agricultura, se crearon islas artificiales o chinampas, sobre las que se empezaron a plantar productos destinados a abastecer Tenochtitlán.

En la actualidad, Xochimilco ocupa una extensión de 135 km² (más que la ciudad de Barcelona) e incluye el pueblo con la iglesia de San Bernardino de Siena, del siglo XVI, un museo arqueológico, el Parque Ecológico, el Museo Dolores Olmedo -que abre sus puertas en una hacienda de casi 400 años-, una zona de cultivos y viveros, canales y lagunas. Por este motivo, no es extraño que sea un lugar perfecto para los amantes de la ornitología, ya que es posible avistar numerosas aves.

Sin embargo, la actividad preferida de los visitantes es dar un paseo en unas embarcaciones tradicionales conocidas como trajineras. Éstas están decoradas con nombres escritos y techos de vivos colores, que protegen a sus pasajeros del sol. Durante el paseo, es posible que se acerquen hasta la barca canoas en las que se venden flores y comida.

Desde el año 1987, Xochimilco forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

¿Sabías que...?

...Xochimilco es uno de los poquísimos lugares del planeta en el que vive el ajolote o axolotl (Ambystoma mexicanum), un desconcertante anfibio con aspecto de salamandra que sólo habita en el valle de México?

A diferencia de lo que ocurre con las ranas, este animal no crece, sino que se desarrolla en su estado larval. Además, ha conseguido asombrar a los investigadores por su capacidad de regenerar algunas partes del cuerpo, como la cola, las patas y las branquias.

El ajolote ya era conocido por los indígenas prehispánicos, quienes lo consideraban el hermano mellizo de Quetzalcóatl, un dios que fue condenado a vivir como un monstruo acuático porque no se quiso sacrificar junto a otras divinidades para que el sol volviera a salir. Ya en el siglo XX, su presencia en los murales de Diego Rivera y en los escritos de Octavio Paz convirtieron a este animal en un símbolo de México.

Además, antiguamente se empleaba en medicina para combatir problemas respiratorios y de desnutrición infantil. A pesar de que actualmente está prohibida su venta para estos fines, en la práctica es posible conseguir una pareja en el mercado negro por el equivalente a unos 135 euros.

A pesar de ésta y otras medidas, lo cierto es que el ajolote se encuentra hoy en grave peligro de extinción. Aunque en un censo llevado a cabo en 1998 se encontraron 6.000 ejemplares por km², una década después, la cifra se había reducido a tan sólo 100, según la Academia Mexicana de Ciencias. Detrás de esta dramática evolución, que parece condenar a este peculiar anfibio a la desaparición, se halla la creciente contaminación de Xochimilco y sus alrededores.

Descubrir Guadalajara y la música ranchera

Acércate a los monumentos más representativos de esta fascinante población

La segunda ciudad en importancia del país te ofrece un amplio muestrario de monumentos que no debes dejar de admirar.

Un buen lugar para iniciar un recorrido por Guadalajara son las cuatro plazas que rodean la catedral, un solemne edificio que condensa diferentes estilos arquitectónicos, fruto de sus numerosas restauraciones. Flanqueando la plaza de Armas, encontrarás el Palacio Nacional, en el que Miguel Hidalgo abolió la esclavitud. Este episodio histórico se refleja en los murales que decoran la fachada de este edificio, obra del pintor jalisciense José Clemente Orozco (1883-1949).

Al norte, hallarás un rincón que no debes dejar de visitar: el Museo Regional de Guadalajara (1701), que abre sus puertas en un antiguo seminario. Allí tendrás ocasión de admirar interesantes piezas de la época prehispánica, pinturas religiosas y coloniales y muestras de artesanía indígena. Al este, se despliega el imponente teatro Degollado, de factura neoclásica, donde actúa la orquesta estatal y grupos folklóricos.

Otro de los lugares a los que también hay que dedicar tiempo es el Instituto Cultural Cabañas, que da cabida a obras de Orozco, cuyos murales decoran el interior de la cúpula de la capilla. Del mismo modo, también merece la pena que te acerques hasta el mercado de la Libertad, con numerosos puestos de artesanía y comida, y a la plaza de los Mariachis, repleta de restaurantes en los que podrás disfrutar de cenas y almuerzos amenizados con la música de los músicos que dan nombre a este punto neurálgico de Guadalajara.

¿Sabías que...?

...Guadalajara también se caracteriza por la larga tradición de sus mariachis.

Según se dice, el nombre de estas conocidísimas bandas de música mexicana tiene su origen en tiempos de la invasión francesa, acontecida en 1862. Se cuenta que, por aquellas fechas tuvo lugar una boda de rancheros en un poblado de Jalisco, al que llegaron unos soldados galos. Al ver la actuación de los mariachis, preguntaron qué se estaba celebrando en aquella fiesta, a lo que les respondieron: "C'est un mariage" ('es una boda'). A partir de ahí, los franceses comenzaron a referirse a estos grupos de música como marriach, término que acabó derivando en el de mariachi.

No obstante, éste no es la única conexión entre Francia y la música ranchera: de hecho, el actor y músico Manuel Esperón (1911-2011), uno de los más importantes compositores del género, era de ascendencia gala.

Saborear un tequila... en Tequila

Disfruta de la bebida nacional de México en la ciudad que la vio nacer

¿Qué mejor lugar para beber un tequila que la ciudad que le da nombre? Aunque tendrás ocasión de saborear este famosísimo producto en la visita que efectuaremos a la destilería Mundo Cuervo, también dispondrás de tiempo libre en la pequeña localidad de Tequila, situada a 60 km al noroeste de Guadalajara, donde podrás disfrutar de un interesante legado cultural e histórico. De hecho, en el año 2006, la UNESCO incluyó el paisaje agavero y las antiguas instalaciones industriales de Tequila en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

La zona en cuestión cubre las 34.658 hectáreas que se extienden entre la base del volcán Tequila y el profundo cañón de Río Grande. En ellas, se despliegan antiquísimas fábricas y paisajes de agaves azules, una planta empleada desde el siglo XVI para producir tequila y, desde hace al menos dos milenios, para elaborar bebidas fermentadas y textiles.

Asimismo, tampoco debes perderte el edificio religioso más importante de Tequila: la parroquia de Santiago Apóstol.

Además, si realizas el viaje entre finales de noviembre y mediados de diciembre, también tendrás la oportunidad de asistir a la Feria Nacional del Tequila, que incluye degustaciones, espectáculos de mariachis y espectáculos pirotécnicos.

¿Sabías que...?

...hay un tipo de tequila que se vende con un gusano en el interior de la botella. Concretamente, nos referimos al Mezcal, aunque aún hay quien cree -erróneamente- que se trata de una práctica habitual. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

El origen de esta peculiar receta, que obedecía fundamentalmente a una arriesgada estrategia de marketing, hay que buscarlo alrededor del año 1940. El gusano que se empezó a introducir en el envase era en realidad una larva de la polilla conocida como hypopta agavis, que vive en la planta de agave y que se utiliza para elevar la tasa de alcoholemia (por regla general, la del tequila oscila entre los 40° y 45°). No obstante, hallar este gusano en las plantas indicaba que éstas habían sido víctima de una epidemia y que, por lo tanto, la bebida resultante de su fermentación sería de menor calidad.

En todo caso, la inmensa mayoría de los tequilas que hoy se comercializan están libres de este enojoso inquilino, sólo apto para los estómagos más atrevidos.

Recorrer el casco antiguo de Guanajuato

Antigua plaza minera, ciudad universitaria... ¡Disfruta de su intensa historia!

Estás a punto de adentrarte en una de las ciudades mexicanas más auténticas. Y no sólo por su vasto patrimonio arquitectónico, sino también por su fascinante pasado, que la llevó a convertirse en uno de los núcleos de población más florecientes del país. No en balde, está considerada históricamente como una de las localidades más importantes de México y uno de los lugares indispensables para todos aquellos que quieran conocer la idiosincrasia de este territorio. Por todo ello, la UNESCO agregó a Guanajuato a la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Buena parte de la fama de esta población obedece a la riqueza de sus minas de plata, fundadas en el ecuador del siglo XVI. El viejo yacimiento minero de La Valenciana -una parte del cual sigue en funcionamiento-, se halla en lo alto, dominando la ciudad, junto a una iglesia del siglo XVIII que destaca por albergar tres hermosos altares barrocos.

Este enclave privilegiado comparte protagonismo con otro edificio al que también hay que prestar atención: la Alhóndiga de Granaditas, cuyas dependencias dan cabida al museo regional. Esta construcción, que en sus orígenes hizo las veces de granero, también se utilizó como fortaleza durante la guerra de la Independencia. Actualmente, se exhiben en ella interesantes piezas prehispánicas, altares, pinturas de temática sacra y objetos que datan de la época en la que México se independizó de España.

Por último, te aconsejamos que descubras el templo de la Compañía de Jesús, de mediados del siglo XVIII y provisto de una bellísima portalada; el bullicioso jardín de la Unión, el imponente teatro Juárez y, si buscas emociones fuertes, el Museo de las Momias.

¿Sabías que...?

...el Museo de las Momias da cabida a más de un centenar de cuerpos momificados de todas las edades, recuperados de un cementerio local donde se conservaron en buen estado gracias a la riqueza mineral del terreno?

El primer cuerpo momificado fue exhumado en 1865 del panteón de Santa Paula. Un hallazgo que precedió a otros tantos, los cuales suscitaron una gran curiosidad en todo México. Parte de su fama es deudora de algunas películas que se rodaron en los años setenta y que contribuyeron a dar a conocer este descubrimiento a lo largo y ancho del país.

En el 2007, el Gobierno Municipal rediseñó el viejo Museo de las Momias para modernizar y mejorar sus instalaciones, que cada año atraen a cientos de miles de visitantes.

En la actualidad, se están realizando estudios sobre las momias que permitirán conocer las causas del fallecimiento de cada cuerpo, su edad en el momento de la muerte y cuál era su entorno social y su aspecto facial en vida.

El museo se puede visitar de lunes a jueves, de las 09:00 h a las 18:00 h, y de viernes a domingo, de las 09:00 h a las 18:30 h.

Conocer el pueblo gringo de San Miguel de Allende

Disfruta de una población tradicional y evocadora, declarada Patrimonio de la Humanidad

Si buscas un lugar fotogénico y muy especial en el corazón de México, te recomendamos no perder detalle de San Miguel de Allende: una pequeña población que te enamorará. Tradicional y cosmopolita a la vez -en ella abundan los inmigrantes, los estudiantes y los turistas, procedentes en su mayoría de los EE.UU. -, la localidad te brinda una amplia oferta de cafeterías, bares, restaurantes y establecimientos en los que podrás encontrar todo tipo de recuerdos.

En el 2008, la UNESCO incluyó a San Miguel de Allende en la lista del Patrimonio de la Humanidad, distinción que explica por qué merece toda nuestra atención.

Un lugar de visita obligada es la siempre animada plaza de Allende, junto a la que se alzan las esbeltas torres de una iglesia neogótica que data de 1880 y que ha sido declarada Monumento Nacional. En una de las calles laterales, abre sus puertas la casa natal de Ignacio Allende (1769-1811), uno de los grandes protagonistas de la independencia mexicana. En la actualidad, el edificio da cabida al Museo Regional, cuyas instalaciones te permitirán conocer los detalles más relevantes sobre el pasado y la arqueología de la ciudad, así como algunas obras de arte contemporáneo.

Asimismo, no debes perderte la Casa del Mayorazgo, del siglo XVIII, en la que también tendrás ocasión de admirar una notable colección artística, ni el Centro Cultural Ignacio Ramírez, en el que se organizan interesantes exposiciones.

¿Sabías que...?

...el antiguo nombre de esta población era San Miguel el Grande? De hecho, su denominación actual rinde homenaje a uno de sus hijos más ilustres: Ignacio Allende, uno de los principales impulsores del movimiento por la independencia de México.

Nacido el 21 de enero de 1769 en el seno de una familia española de clase acomodada, inició su carrera militar en 1802, incorporándose al ejército virreinal de la Nueva España, donde consiguió ascender rápidamente.

En 1809, fue descubierto en una de las reuniones clandestinas a favor de la independencia celebrada en Valladolid (hoy Morelia) y fue invitado a participar en una conspiración orquestada en Querétaro. Aunque en un primero momento el movimiento independentista iba a estar liderado por él mismo y por el capitán Juan Aldama, una delación obligó a cambiar los planes y a hacer que esta responsabilidad recayera en el cura Miguel Hidalgo, quien protagonizaría el famoso grito de independencia.

No obstante, tras la derrota en la batalla de Puente de Calderón, Hidalgo fue destituido en favor de Allende. Una responsabilidad que no ostentaría durante mucho tiempo, ya que en Acatita de Baján sería traicionado por el realista Ignacio Elizondo, apresado y conducido a la ciudad de Chihuahua. Allí fue juzgado por insubordinación y fusilado el 26 de junio de 1811. Como advertencia, su cabeza fue colgada de una de las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas, en Guanajuato.

España - Ciudad de México

Te invitamos a vivir una experiencia especial en uno de los países más fascinantes y con más historia de Iberoamérica. Esta aventura da comienzo en el aeropuerto de tu ciudad de origen, donde deberemos presentarnos con dos horas de antelación para volar a Ciudad de México. Tras aterrizar, nos dará la bienvenida uno de nuestros representantes y nos trasladaremos directamente al hotel.  A partir de entonces, disfrutaremos del resto del día libre para empezar a recorrer la capital mexicana por nuestra cuenta. A última hora de la tarde, nuestro guía contactará con nosotros –ya sea directamente o mediante los carteles informativos situados en la recepción del hotel– para darnos información sobre el desarrollo del programa de viaje de los próximos días. El alojamiento tendrá lugar en la ciudad.

Entretanto, y dependiendo de la hora de llegada, podemos aprovechar el tiempo libre para tener una primera toma de contacto con la ciudad, que se cuenta entre las mayores del planeta. Una buena opción es dar un paseo por el apacible barrio de San Ángel, un encantador lugar de calles adoquinadas salpicadas de árboles y repleto de antiguas iglesias, museos y tiendas. También podemos visitar el barrio de Coyoacán, al sur de la ciudad, donde se encuentra el Museo Anahuacalli, diseñado por el célebre muralista y pintor Diego Rivera. Se trata de un edificio piramidal de piedra volcánica que da cabida a 60.000 piezas prehispánicas y al estudio en el que el pintor trabajó hasta su muerte, en 1957.

Mención aparte merece el Museo Nacional de Antropología, un lugar de visita obligada para todos aquellos que deseen conocer la evolución de los pueblos indígenas que poblaron México. Inaugurado a principios de los años sesenta del siglo pasado, esta institución recrea la historia de las civilizaciones más representativas en una muestra agrupada por áreas geográficas. Recorriendo sus instalaciones podrás conocer la génesis de los primeros colonizadores de América Central, siguiendo con las civilizaciones preclásicas (1700-200 a.C.) y las salas dedicadas a Teotihuacán, Tula (toltecas), los Méxica (aztecas) Oaxaca (mixtecas y zapotecas), el golfo de México (olmecas, huaxtecos y totonacas) y, por último, la sala maya.

Resumen del día

A nuestra llegada al aeropuerto de México realizaremos los trámites de entrada, recibiremos asistencia y nos trasladaremos al hotel. Resto del día libre. Al final de la tarde nuestro guía se pondrá en contacto con nosotros para darnos información sobre el inicio del circuito –o bien a través de carteles informativos localizados en la recepción del hotel–. Alojamiento.

Ciudad de México

A lo largo de esta jornada, continuaremos disfrutando de una de las mayores ciudades del mundo, realizando una visita panorámica por Ciudad de México, que nos permitirá conocer alguno de sus espacios más emblemáticos. Entre ellos, se cuentan la Plaza de las Tres Culturas y el centro histórico, en el que se alza la Plaza del Zócalo y la Catedral Metropolitana. Asimismo, también veremos el Templo Mayor azteca, el parque de Chapultepec, el Paseo de la Reforma y las principales avenidas de esta imponente ciudad.

Uno de los platos fuertes de esta ruta comentada será la basílica de Guadalupe, el templo católico más visitado de América, que alberga la emblemática Virgen de Guadalupe. Durante nuestra visita, podremos conocer la antigua basílica del siglo XVIII y el edificio moderno. Por la tarde, recorreremos el núcleo de Xochimilco, un lugar mágico por sus canales y jardines semiflotantes. Allí efectuaremos un paseo en trajinera, una típica embarcación embellecida con flores.

Y para redondear la jornada, nos trasladaremos al caer la noche hasta la plaza de Garibaldi. En ella encontraremos numerosas cantinas, restaurantes y bares en los que, además de servir los típicos tacos y la bebida nacional de México por antonomasia –el tequila–, suelen actuar los mariachis. Allí disfrutaremos de una deliciosa cena en un típico restaurante.

Resumen del día

Visita panorámica de la ciudad, durante la que conoceremos la Plaza de las Tres Culturas y el centro histórico. Al final de la visita nos trasladaremos a la Basílica de Guadalupe, el templo católico más visitado de América. Por la tarde nos trasladaremos al barrio de Xochimilco, característico por sus canales, donde realizaremos un paseo en barca. En la noche incluimos un traslado a la Plaza de Garibaldi, repleto de cantinas, restaurantes y bares donde se sirven tacos y tequila, y donde cantan los Mariachis. Cena incluida en un restaurante típico.

Ciudad de México - Morelia - Janitzio - Pátzcuaro

Tras conocer a fondo la capital mexicana, comienza una apasionante ruta que nos permitirá descubrir algunos de los mayores tesoros del país. Para ello, nos despediremos momentáneamente de Ciudad de México e iniciaremos un singular recorrido a través de bellísimos paisajes de un verde intenso, que nos conducirá al Estado de Michoacán. Allí nos dirigiremos hacia Morelia, su espléndida capital, una población que puede presumir de albergar un importante centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1991. En la ciudad tendremos tiempo libre para almorzar y para descubrir sus mayores alicientes, entre los que destaca su magnífica catedral.

Seguimos nuestro recorrido para acercarnos al hermoso lago de Pátzcuaro, sito en el corazón de la región purépecha. Al llegar a nuestro destino, iniciaremos un recorrido por sus aguas que, tras 25 minutos de travesía, nos llevará hasta Janitzio, una hermosa isla llena de vida y repleta de restaurantes y tiendas de artesanía.

Por la tarde nos acercaremos a Pátzcuaro, una bonita población en la que destacan la basílica de Nuestra Señora de la Salud, fundada en 1554 y reformada en 1883, y la encantadora Casa de los Once Patios, que hoy da cabida a un centro de artesanía que abre sus puertas a diario. Antiguamente, este inmueble albergaba el convento de Santa Catalina, erigido alrededor de 1743 sobre los terrenos que acogieron el desaparecido hospital de Santa Marta, fundado por Vasco de Quiroga.

Pasaremos la noche en este "pueblo mágico".

Resumen del día

Salimos de Ciudad de México y, entre verdes paisajes, entramos en el estado de Michoacán y viajamos hacia Morelia, cuyo centro fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Allí tendremos tiempo libre para almorzar y para pasear por el centro. Seguiremos posteriormente hacia el lago de Pátzcuaro y embarcaremos hacia la isla de Janitzio en una travesía de 25 minutos. Después regresaremos para conocer la bonita población colonial de Pátzcuaro. Alojamiento.

Pátzcuaro - Chapala - Tlaquepaque - Guadalajara

A primera hora, diremos adiós a Morelia y nos desplazaremos hasta el estado de Jalisco, donde conoceremos el mayor lago natural de México: el Chapala, de 1.100 km² de superficie y 80 km de longitud. Enmarcado en un bellísimo paisaje montañoso, este encantador paraje nos garantiza unas fotos únicas. Junto al lago, se halla la turística localidad de Chapala, por la que podremos pasear y en la que tendremos tiempo libre para almorzar.

A continuación, nos desplazaremos hasta Guadalajara. Lo primero que descubriremos de esta importante ciudad será el barrio de Tlaquepaque, característico por sus animadas calles, cuajadas de tiendas y puestos de artesanía. Uno de sus buques insignia es El Parián, una gran plaza repleta de restaurantes típicos en los que podremos disfrutar de una cena amenizada por los mariachis.

Resumen del día

Saldremos hacia el estado de Jalisco, donde conocemos el lago de Chapala, el mayor lago natural de México. Una vez allí dispondremos de tiempo para pasear y para almorzar, continuando después el recorrido hasta Guadalajara. Al final de la tarde incluimos un traslado al barrio de Tlaquepaque, con sus calles pintorescas llenas de tiendas y de artesanos, pudiendo cenar en la animada plaza de El Parián.

Guadalajara - Tequila - Guadalajara

Por la mañana realizaremos una visita por las principales calles y avenidas de Guadalajara, una moderna metrópoli que aún conserva un notable centro histórico de origen colonial, en el que desatacan su catedral, el mercado y la plaza Tapatía. Durante el recorrido también conoceremos el Hospicio Cabañas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tras estas visitas nos desplazaremos hasta la cercana población de Tequila y, una vez allí, visitaremos la destilería de Mundo Cuervo, la más antigua de América, donde se elabora tequila de manera artesanal desde hace 250 años. Recorriendo sus instalaciones, tendremos ocasión de conocer todo el proceso de producción, pasando por los hornos de mampostería para la cocción del agave, la sala de destilación –llena de alambiques de cobre– y las salas de añejamiento, en las que se concentran numerosas barricas. Además, tendremos ocasión de probar el excelente tequila que allí se obtiene.

Después de la visita, dispondremos de tiempo libre para pasear y almorzar en el fotogénico pueblo de Tequila. Por la tarde, regresaremos a Guadalajara, donde tendrá lugar el alojamiento.

Resumen del día

Por la mañana, visita de Guadalajara, una metrópoli moderna que cuenta con un centro histórico colonial repleto de lugares de interés. Durante el recorrido entraremos en el Hospicio Cabañas, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Tras la visita saldremos hacia la población de Tequila, donde entraremos a la destilería de Mundo Cuervo para conocer el proceso de elaboración de esta famosa bebida (entrada y degustación incluida). Posteriormente, tiempo para pasear y para almorzar en el pintoresco pueblo de Tequila. Regreso a Guadalajara.

Guadalajara - Guanajuato

Esta jornada comienza con la salida hacia Guanajuato, situada en el centro de México y cuna de la cultura de chupícuaro, la más antigua de la región antes de la llegada de los españoles. Llegaremos a mediodía y, por la tarde, realizaremos una visita por los rincones más representativos de esta hermosa ciudad universitaria, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Sin duda, sus pronunciadas pendientes, las angostas calles de su casco antiguo y sus iglesias te cautivarán. Asimismo, para que podamos gozar de unas vistas únicas, subiremos con el funicular hasta la zona de El Pípila. ¡No hay mejor mirador para contemplar Guanajuato!

Desde el punto de vista cultural, uno de los mayores alicientes de Guanajuato es el Festival Internacional Cervantino, que se celebra desde hace más de cuatro décadas en octubre, y que constituye un excelente escaparate del folklore de la zona. Tampoco hay que perderse –si las fechas del viaje coinciden– la Feria Estatal de León, una muestra de su gastronomía y artesanía que tiene lugar en enero y a comienzos de febrero, o el Festival Medieval de Guanajuato, que desde el 2005 se desarrolla durante tres días a finales de abril.

Resumen del día

Viaje hacia el Estado de Guanajuato, llegando a mediodía. Por la tarde visitaremos esta bellísima ciudad universitaria, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, incluyendo durante el recorrido la subida en funicular hasta el monumento de “El Pípila” para admirar la vista panorámica.

Guanajuato - Dolores Hidalgo - San Miguel de Allende - Atotonilco - Querétaro

Comenzaremos este día desplazándonos entre montañas hasta Dolores Hidalgo, la ciudad donde empezó a gestarse la independencia mexicana. De ahí que, sin perder de vista su ubicación geográfica, se la conozca popularmente como el “Corazón de México”. Poseedora de un intenso pasado colonial, esta localidad tiene como monumentos más significativos la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, la iglesia de San Gabriel y el corredor turístico Dolores Hidalgo.

La siguiente parada será una bellísima ciudad: San Miguel de Allende, una población repleta de arquitectura virreinal y calles adoquinadas que en el año 2008 entró a formar parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, gracias a su contribución cultural, y a su importante papel en la independencia de México. Allí podremos pasear y almorzar a nuestro aire.

Por la tarde, conoceremos el magnífico Santuario de Atotonilco, declarado igualmente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y conocido también como el “Santuario de Dios y de la Patria”. Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, no puede visitarse su interior debido a los retiros espirituales que allí se realizan.  

Finalmente, llegaremos a Querétaro, un importante núcleo colonial que –junto a sus misiones franciscanas situadas en la sierra Gorda– forma parte también del Patrimonio de la Humanidad. En la ciudad destaca su bellísimo centro colonial, la Plaza de Armas y sus animadas calles peatonales repletas de restaurantes.

Resumen del día

Entre montañas viajaremos a Dolores Hidalgo, cuna de la independencia mexicana, y tras ello conoceremos la localidad de San Miguel de Allende, de arquitectura virreinal y calles empedradas, disponiendo de tiempo para pasear y almorzar. Por la tarde conoceremos el Santuario de Atotonilco, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO (en ocasiones no se puede visitar el interior por los retiros que se realizan). Posteriormente llegaremos a Querétaro, que destaca por su centro colonial, su Plaza de Armas y sus animadas calles peatonales.

Querétaro - Teotihuacán - Ciudad de México

Además de conocer la fascinante herencia colonial de México, este viaje también nos permitirá sumergirnos en las culturas precolombinas a las que dio cabida este increíble territorio.

Para ello, nos dirigiremos a conocer Teotihuacán, un topónimo que en la lengua náhuatl significa "el lugar en el que los hombres se convierten en dioses", una de las ciudades más impresionantes de la época prehispánica. Esta localidad dio cabida a un antiguo lugar de culto sagrado y en ella, sin duda, creerás haber viajado al pasado cuando recorramos la Calzada de los Muertos o las pirámides del Sol y de la Luna.

Tras esta visita regresaremos a Ciudad de México, llegando a la hora del almuerzo.

Resumen del día

Viajaremos a Teotihuacán, una de las ciudades más impresionantes del mundo antiguo, donde podremos admirar las pirámides del Sol y de la Luna (entrada y visita). Regreso a Ciudad de México, llegando a la hora del almuerzo.

Ciudad de México - España

Todo lo bueno se acaba: tras más de una semana recorriendo uno de los países más increíbles de América Latina, las vacaciones llegan a su fin. Después del desayuno, a la hora fijada nos trasladaremos al aeropuerto de Ciudad de México, donde llevaremos a cabo los trámites de facturación y embarque para tomar el vuelo de regreso a España.

Pasaremos la noche a bordo; un tiempo en el que podrás descansar y evocar las emociones vividas a lo largo de este viaje de ensueño. En cualquier caso, estamos convencidos de que todos los rincones que hemos explorado juntos te acompañarán siempre.

Resumen del día

Después del desayuno, traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso, pasando la noche a bordo del avión.

España

Con la llegada a la ciudad de origen, finalizan nuestros servicios. Deseamos que el viaje haya sido de tu agrado y que, en adelante, se te escape una sonrisa cuando evoques todas las experiencias que hemos compartido en México. Y por supuesto, que tengas ganas de regresar a la tierra de los aztecas.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas.

Resumen del día

Llegada al aeropuerto de origen. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Hoteles

Selecciona una categoría
Hoteles previstos (o similares) en Zapopan
Hotel Plaza Diana
****
Av. Augustin Yañez 2760, Zapopan.

Ubicación del establecimiento En Guadalajara (Alrededores de Guadalajara), a pocos minutos de Museo Clemente Orozco y Los Arcos de Guadalajara se sitúa Plaza Diana Hotel. Este hotel se encuentra cerca de Centro de la Amistad Internacional y de Guadalajara WTC.Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 152 habitaciones con aire acondicionado y reproductor de DVD. La televisión con canales por cable y consola de videojuegos es ideal para entretenerse, y gracias a la conexión a Internet Wi-Fi gratis no perderás el contacto con el resto del mundo. El baño privado con ducha está provisto de secador de pelo y albornoces. Las comodidades incluyen escritorio, cafetera y tetera y teléfono directo.Servicios de ocio, spa y Premium No te pierdas las instalaciones recreativas a tu disposición, que incluyen piscina cubierta y gimnasio.Para comer Si tienes hambre, pasa por el restaurante de este hotel, que ofrece desayunos, almuerzos y cenas o utiliza el servicio de habitaciones con horario limitado. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge.Servicios de negocios y otros Tendrás centro de negocios, un punto de acceso a Internet y equipo audiovisual a tu disposición. Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen salas de conferencias o reuniones, salas de reuniones para grupos pequeños y salón de baile. Se ofrece servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) de pago (a petición), así como un aparcamiento con asistencia gratuito.

Hoteles previstos (o similares) en Querétaro
Hoteles previstos (o similares) en Pátzcuaro
Hoteles previstos (o similares) en Cuauhtemoc
Hotel Casa Blanca
****
La Fragua 7, Cuauhtemoc.

Ubicación del establecimiento Si te alojas en Hotel Casa Blanca, en Ciudad de México (Tabacalera), estarás a pocos minutos de Museo Nacional de la Revolución y de Monumento a Cristobal Colón. Este hotel para familias se encuentra cerca de Palacio de Bellas Artes y Torre Latinoamericana.Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 269 habitaciones con aire acondicionado, minibar y televisor de pantalla plana. Las camas cuentan con colchones con una capa de acolchado adicional, sábanas de algodón, edredón de plumas y colcha de plumas para descansar plácidamente. Disfruta de las vistas al patio desde tu propia habitación. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por cable y conexión a Internet por cable y Wi-Fi de pago. El baño privado con bañera o ducha está provisto de artículos de higiene personal gratuitos y secador de pelo.Servicios de ocio, spa y Premium Regálate momentos de relax solicitando los masajes, tratamientos corporales y tratamientos faciales. Aprovecha las instalaciones recreativas, que incluyen piscina descubierta, sauna y gimnasio. Encontrarás también conexión a Internet Wi-Fi (de pago), servicio de niñera (o guardería) y tienda de recuerdos o quiosco.Para comer Tienes un restaurante a tu disposición para comer algo en Hotel Casa Blanca. Apaga la sed con tu bebida favorita en el bar o lounge.Servicios de negocios y otros Tendrás centro de negocios, equipo audiovisual y cambio de divisas a tu disposición. Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen salas de conferencias o reuniones, salas de reuniones para grupos pequeños y sala de recepciones. Hay un aparcamiento gratuito disponible.

Hoteles previstos (o similares) en Marfil

Guía de
México

A nadie debería sorprenderle que México se cuente entre el selecto club de los 10 países más visitados del mundo, como tampoco debería de llamarnos la atención que la espectacular pirámide maya de Kukulcán, en el sitio arqueológico de Chichén Itzá, se haya convertido en el icono de buena parte de las agencias de viajes y en una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo por votación popular. O que su recetario haya cruzado el Atlántico y que hoy forme parte de nuestra mesa con total naturalidad, en forma de irresistible guacamole, enchiladas o tequila. Lo mismo que ocurre con la música ranchera y el mariachi, hábilmente integrados en la cultura global, y que han tenido como crisol un extraordinario territorio a caballo de dos continentes y de dos océanos.

Aunque fue Hernán Cortés quien descubrió esta joya para los europeos, el collage de civilizaciones que habían poblado la zona es tan extenso como su vasta herencia arqueológica: olmecas, zapotecas, toltecas, aztecas, mixtecas, mayas. Todos ellos han convertido este país en un territorio aún más mágico, si cabe. Un lugar que, ya en el siglo XIX, luchó con éxito para independizarse de España antes de sufrir la ocupación francesa, y que en la segunda década del siglo pasado conmocionó al planeta con su célebre Revolución.

Todo ello sin olvidar el encanto de sus ciudades, con su capital, México, DF, como punta de lanza. En ella, se despliegan rincones tan emblemáticos como la catedral metropolitana, la basílica de Guadalupe -uno de los santuarios más venerados por los mexicanos- o el hipnótico Bosque de Chapultepec, con su constelación de museos y su inagotable oferta de ocio, que incluye un parque de atracciones y el zoo más antiguo del mundo.

Y qué decir de su atmósfera colonial, presente en antiguas haciendas, iglesias y pintorescas calles de ciudades como Guadalajara, Guanajuato o Querétaro.

Mención aparte merecen sus principales destinos costeros: Acapulco, Cancún, Cabo San Lucas, Puerto Vallarta y la Riviera Maya, desde donde se pueden visitar impresionantes asentamientos mayas, como Tulum, Cobá y, yendo un poco más lejos, Chichen Itzá, Uxmal, Palenque o los complejos arqueológicos de la ruta Puuc, como Labná o Kabah.

No obstante, la grandeza del México prehispánico no es patrimonio exclusivo de la península de Yucatán: las piedras de otros yacimientos como Tajín, Tula o Teotihuacán, cerca de la capital mexicana, también nos hablan de una época de grandeza y poder que cautiva al visitante.

Y si a todo eso le sumamos un pueblo abierto, cosmopolita y hospitalario, así como la familiaridad del idioma, ¿se le puede pedir más a unas vacaciones?

Partido de pok-ta-pok
¿Sabías que...?

...en el siglo X a.C. ya se jugaba en el México de los olmecas al pok-ta-pok, una disciplina muy parecida al baloncesto actual?

En tiempos de los aztecas, éstos introdujeron algunas variantes, y empezaron a referirse a esta nueva modalidad como ollamalitzli, una especialidad que se practicó en el centro del país hasta el siglo XVI, coincidiendo con el comienzo de la época colonial.

Uno de los curiosos cambios que adoptaron los aztecas fue esta peculiar regla: si un jugador lograba que la pelota, de goma maciza, atravesara el anillo de piedra situado sobre la pista, podía quedarse con la ropa de los espectadores.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español y tu estancia en México es por motivos turísticos, sólo necesitarás presentar un pasaporte en vigor y un billete de avión de ida y vuelta para entrar en el país. No obstante, si tienes la doble nacionalidad hispano-mexicana, tendrás que mostrar el pasaporte mexicano, tanto al llegar a México como al salir. Esto es así porque, de conformidad con la legislación estatal, en ese momento debes identificarte como ciudadano mexicano.

Asimismo, no necesitarás visado si tu viaje es vacacional o bien responde a motivos laborales, siempre y estés contratado en una empresa extranjera. En ambos casos, el límite máximo de permanencia en México es de 180 días.

En caso de pérdida o robo del pasaporte, deberás dirigirte a la Embajada de España en México (Galileo, 114, Polanco, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, Distrito Federal, México) para que te expidan o documento provisional o salvoconducto para salir del país.

Vacunaciones y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria. Para cualquier información adicional, puedes dirigirte a tu centro de salud más cercano.

Por otro lado, es recomendable suscribir un seguro médico lo más amplio posible, con cobertura extensiva de gastos médicos durante toda la estancia y que incluya la repatriación o la evacuación médica a España. De hecho, los turistas españoles que viajan a México no están cubiertos por la Seguridad Social española, ya que la atención médica no está incluida en el convenio de Seguridad Social entre España y México. Aunque en el país se recibe una atención médica de calidad, ésta es bastante cara, y deberás pagarla si has contratado ningún seguro.

Ropa y material recomendados

Independientemente de la zona que vayas a visitar, te recomendamos usar siempre ropa y calzado cómodos. No obstante, si tienes pensado visitar ciudades que se encuentran a gran altura sobre el nivel del mar -como México, DF, Guadalajara o Guanajuato-, deberás llevar contigo ropa de abrigo. De junio a noviembre es período de lluvias en México, por lo que te aconsejamos el uso de impermeables y paraguas. Asimismo, si tienes previsto visitar zonas costeras -como Cancún, la Riviera Maya, Sian Ka'an o Acapulco-, no olvides de poner en tu maleta una crema solar con el máximo factor de protección (si puede ser, 50+), así como gafas de sol y una gorra.

Los meses más frescos son enero y febrero. A pesar de que los inviernos son mucho más suaves que en Europa, siempre es bueno tener a mano un suéter ligero y pantalones largos finos, ya que las temperaturas suelen bajar por las noches.

Diferencia horaria

La hora oficial en México a lo largo de todo el año es GMT-5. Por lo tanto, son seis horas menos que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y siete horas menos durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es el peso mexicano, que equivale a 0,06 euros. No obstante, en las principales zonas turísticas también se aceptan pagos en dólares estadounidenses y euros. En cualquier caso, si quieres realizar tus compras con una de estas dos monedas, es preferible optar por los dólares, ya que el valor nominal suele ser el mismo (por ejemplo, un producto costará 12 euros o 12 dólares), pese a que actualmente el valor del dólar es inferior al del euro.

Los cambios de euros o dólares a pesos mexicanos se pueden llevar a cabo en bancos y agencias de cambio de divisas y hoteles. Sin embargo, debes tener en cuenta que las casas de cambio suelen ofrecer unas condiciones más ventajosas que los hoteles y las entidades bancarias.

Las tarjetas de crédito más comunes (Visa, MasterCard y American Express) son normalmente admitidas en las tiendas, restaurantes y hoteles mexicanos.

Idioma

Aunque no existe ningún documento legal que recoja cuál es la lengua oficial del país, el español es el idioma más extendido en México: de hecho, lo utiliza más del 97 % de la población. Sin embargo, se han contabilizado otras 65 lenguas minoritarias, como el náhuatl (hablado por 1,5 millones de personas), el maya (idioma propio de casi 800.000 personas, y muy extendido en la península de Yucatán) y el mixteco, el tzeltal, el zapoteco y el tzotzil (cada una con un número de hablantes que oscila entre las 400.000 y las 500.000 personas).

Electricidad

El voltaje en México es de 110 voltios, en lugar de los 220 habituales en Europa, mientras que los enchufes son de patillas planas, en vez de redondas.

A pesar de que los principales hoteles ofrecen adaptadores a sus clientes, te recomendamos que no te olvides de llevar en tu equipaje al menos un adaptador. En cualquier caso, en las zonas más turísticas de México -por ejemplo, en Playa del Carmen-, podrás comprarlo por un precio asequible.

Tasas del país

Antes de tomar el vuelo de vuelta a casa, todos los turistas españoles con una edad de 2 años o más deben abonar en el aeropuerto una tasa de aproximadamente 55 euros o 1.000 pesos mexicanos en efectivo (el importe puede variar sin previo aviso). Esta cantidad no se puede satisfacer ni en dólares ni con tarjeta de crédito. Asimismo, tampoco se puede pagar mezclando pesos y euros, y sólo se pueden utilizar billetes, nunca monedas. La tasa se abonará en el mostrador de la compañía aérea, o bien justo antes de embarcar.

No obstante, salvo excepciones, sólo se paga si se viaja con un paquete vacacional en vuelos chárter, ya os vuelos regulares ya incluyen esta tase en el precio (aunque se vuele con compañías chárter, se considerará vuelo regular si se adquiere sólo el billete).

Compras

Si visitas México, no puedes dejar de adquirir objetos de plata y piel, antigüedades, joyas, pinturas y esculturas. Existen mercados ambulantes al aire libre (tiangis) en los que encontrarás un extenso abanico de piezas de artesanía y finos bordados de gran calidad.

Aduanas

Antes de embarcar, todas las maletas pasan por un escáner. Éste está provisto de un botón que aleatoriamente se enciende con una luz de color verde, lo que nos permite pasar sin problemas, o rojo. En este caso, las autoridades revisarán nuestro equipaje.

Cada viajero puede llevar consigo dos cámaras de foto o de vídeo, dos teléfonos móviles, un ordenador portátil, 10 DVD, 30 CD, 20 paquetes de tabaco, 3 litros de licor y 6 litros de vino. Por descontado, no hay que meter en la maleta productos inflamables, sustancias estupefacientes o comida.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2017. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente