Descubre los misterios de Siam y relájate en playas paradisíacas

Existe una Tailandia repleta de paisajes tropicales, de historia, de leyenda… De una belleza sobrecogedora que sorprende a propios y extraños, y que deslumbra por su riqueza, así como por la delicadeza y la solemnidad de sus preciosos templos.

Prepárate, porque estás a punto de sumergirte en un país donde todavía es posible vivir una aventura inolvidable. Donde puedes dormir sobre cabañas flotantes o montar en elefante atravesando la jungla. Donde aún viven tribus de montaña que todavía veneran a los árboles y las flores. Donde existen islas en las que la leyenda se transforma en realidad.

¿Vas a perderte todos estos tesoros? No te lo pienses más: ¡haz ya tu reserva y ven a descubrirlos con nosotros!

Descubre el programa del viaje

Días 1 y 2: España-Bangkok

Volaremos a Bangkok, la capital de Tailandia, pasando la noche a bordo. Tras aterrizar en nuestro destino, un representante nos dará la bienvenida y nos acompañará al hotel. El resto del día, podrás aprovechar para recorrer Bangkok a tu aire. Alojamiento.

Día 3: Bangkok

Desayuno en el hotel y, a continuación, visita guiada por los lugares más representativos de Bangkok. Alojamiento.

Día 4: Bangkok-Kanchanaburi

Tras el desayuno, visitaremos el célebre mercado flotante de Damnern Saduak y la pagoda de Nakorn Pathom, que alberga el monumento budista más alto del mundo. A continuación, retomaremos nuestro viaje, para visitar el Museo del Ferrocarril de Tailandia-Birmania, un cementerio de la Segunda Guerra Mundial y el legendario puente sobre el río Kwai. Todo ello antes de almorzar en un restaurante local y recorrer en barca el cauce del río hasta llegar al hotel en Kanchanaburi, donde asistiremos a una cena con una representación de danza mon. Alojamiento.

Día 5: Kanchanaburi-Ayutthahaya

Después del desayuno, tendremos ocasión de conocer un poblado de la etnia mon. Concluida esta actividad, visitaremos el Hellfire Pass o Corte del Infierno, realizado por los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial para construir la línea ferroviaria Tailandia-Birmania, también conocida como Vía de la Muerte. Efectuaremos este trayecto en tren o por carretera, antes de almorzar en un restaurante local y retomar nuestra marcha en autocar hasta Ayutthaya. Por la noche, visitaremos los templos iluminados de esta localidad. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 6: Ayutthaya-Lopburi-Sukhotai

Desayunaremos en el hotel y, muy temprano, nos pondremos en marcha para visitar el recinto arqueológico de Ayutthaya. Nuestra siguiente parada será Lopburi. Allí almorzaremos (la comida está incluida en el precio del viaje) y contemplaremos el templo de Phra Prang Sam Yot, el monumento más importante de esta localidad. Continuación del viaje, con parada en el templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat, en Phitsanuloke, hasta alcanzar Sukhothai. Llegada al hotel y alojamiento.

Día 7: Sukhotai-Sri Satchanalai-Lampang

Tras el desayuno, nos desplazaremos hasta el Parque Histórico de Sukhothai y el Parque Histórico de Sri Satchanalai-Chaliang, disfrutando de un almuerzo en ruta. Llegada a Lampang por la tarde, donde daremos un paseo en carruaje tirado por caballos desde el mercado local hasta Baan Sao Nak, una casa de madera de teca centenaria. La actividad incluye la visita al templo de Wat Don Tao. Llegada al hotel y alojamiento.

Día 8: Lampang-Phayao-Chiang Rai

Después del desayuno, visitaremos el Wat Phra Lampang Luang, uno de los templos más importantes del norte del país. En el camino hacia Chiang Rai, haremos una parada en Phayao para admirar el Wat Sri Khom Kham, sito a orillas de un lago. Llegada a Chiang Rai y almuerzo en un restaurante local. Por la tarde, visitaremos el museo conocido como la Casa del Opio. Traslado al hotel, check-in y alojamiento.

Día 9: Chiang Rai-Chiang Mai

Desayuno en el hotel y salida para dar un paseo en lancha rápida por el río Mae Kok y conocer las aldeas de las tribus que residen sobre la orilla de su cauce. Almuerzo en un restaurante local. Por la tarde, seguiremos la ruta hasta llegar a Chiang Mai. Traslado al hotel y alojamiento.

Día 10: Chiang Mai

Tras el desayuno, emprenderemos el viaje hacia un campamento de entrenamiento de elefantes. A continuación, disfrutaremos de un safari a lomos de estos paquidermos y un paseo en balsa por el río Mae Tang. Acabada la actividad, almorzaremos en una granja de orquídeas. Regreso al hotel y alojamiento.

Día 11: Chiang Mai-Phuket

Desayunaremos en el hotel y visitaremos un poblado de la tribu meo y el templo de Wat Phratat Doi Suthep. A continuación, volveremos al hotel para recoger nuestras pertenencias y nos desplazaremos al aeropuerto para tomar vuelo con destino a Phuket. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Día 12: Phuket

Desayuno en el hotel y día libre para disfrutar a tu aire de esta maravillosa isla. Alojamiento.

Día 13: Phuket

Tras desayunar en el hotel, dispondrás de otro día completo para acabar de descubrir Phuket a tu aire. Alojamiento.

Día 14: Phuket-España

Desayuno en el hotel y traslado al aeropuerto internacional de Phuket para volar de regreso a España. Llegada y fin de nuestros servicios. ¡Deseamos que haya sido una experiencia muy especial y que tengamos ocasión de volver a vernos muy pronto!

ASISTIR A UNA CENA-CRUCERO POR EL RÍO CHAO PHRAYA, EN BANGKOK

Contempla la ciudad iluminada mientras disfrutas de la mejor música en vivo

¿Existe un lugar mejor en Bangkok para contemplar la ciudad que las aguas del río Chao Phraya? Te garantizamos que con ninguna otra opción disfrutarás más de esta cosmopolita urbe. Por eso, te animamos a participar en una espectacular cena-crucero a bordo de una embarcación.

No tendrás que preocuparte de nada: nosotros nos encargaremos de todo. A la hora acordada, uno de nuestros representantes en la zona vendrá a buscarte a tu hotel y te llevará hasta el muelle, donde subirás a bordo de un barco con aire acondicionado y dotado de todas las comodidades.

Durante la travesía, desfilarán ante tus ojos las imágenes más impactantes del área metropolitana de Bangkok, cuyos templos y rascacielos iluminados dan paso a una panorámica nocturna única. De especial interés resulta el Palacio Real, cuya silueta te hipnotizará. Además de la capital tailandesa, también tendrás ocasión de contemplar la villa de Thonburi, que se alza sobre el banco derecho (occidental) del Chao Phraya.

Y entretanto, saborearás una riquísima cena bufet en la que no faltarán algunos platos típicos de la cocina tai. Todo ello amenizado con música en vivo.

¿Se puede pedir más?

¿Sabías que…

el nombre completo de la ciudad de Bangkok consta de 167 letras, y de 191 si nos fijamos en su transliteración más culta? Con semejante registro, no es de extrañar que sea el topónimo oficial más largo del mundo.

De hecho, el nombre ceremonial íntegro es el siguiente (toma aire si deseas leerlo en voz alta): Krung Thep Mahanakhon Amon Rattanakosindra Mahinthara Ayutthaya Mahadilok Phop Noppharat Ratchathani Burirom Udomratchaniwet Mahasathan Amon Piman Awatan Sathit Sakkathattiya Witsanukam Prasit,

Esta denominación tan poco manejable se traduce como sigue: “Ciudad de ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada con nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukarn”. 

DISFRUTAR DE UNA CENA TRADICIONAL Y DE UN ESPECTÁCULO DE DANZA EN BANGKOK

Acércate a la cultura tai tradicional

Si te encanta saborear los platos típicos de los países que visitas y, al mismo tiempo, quieres acercarte a la cultura autóctona, no dejes de asistir a esta magnífica cena, amenizada con música y danzas tradicionales de las diferentes regiones de Tailandia.  Sin duda, recordarás esta experiencia durante mucho tiempo.

Para empezar, degustaremos una abundante cena tradicional, servida al estilo clásico. Incluso, los comensales deberán quitarse los zapatos y sentarse en el suelo tal como lo hacen los propios tailandeses. Aunque al principio puede resultar chocante, no ha mejor manera de impregnarse de la vida local. 

Y para redondear la velada, asistiremos a los más coloridos y llamativos bailes de este fascinante país. Algunas de ellas tienen cientos de años de antigüedad, ya que surgieron durante los primeros compases del reino de Siam.

Durante el desarrollo de la función, serás testigo de los numerosos puntos de contacto existentes entre el teatro y el baile. Además, la danza-drama moderna, conocida como lakhon phut (‘drama hablado’) y el lakhon rong (‘drama cantado’) fueron introducidos en el siglo XIX para acercar a Tailandia a la estética occidental. Una iniciativa en la que la monarquía tuvo mucho que ver: por ejemplo, el rey Rama IV, que gobernó entre 1851 y 1868, escribió, produjo y dirigió diversas obras de este tipo.  

¿Sabías que…

…los tailandeses se rigen por numerosas normas de cortesía en la mesa que, incluso, condicionan la manera de sentarse de los comensales?

Estas estrictas pautas varían en función de si se es hombre o mujer. Así, los varones deben tomar asiento con las piernas perfectamente cruzadas, mientras que las féminas deben hacerlo de lado, cargando el peso del cuerpo sobre la cadera. No obstante, tanto unos como otros han de procurar no mostrar en ningún momento las plantas de los pies, que han de llevarse desnudos.

Por otro lado, se considera de mala educación estar de pie o sentarse en una posición más elevada que el resto de las personas que rodean la mesa (mueble que, por cierto, no suele superar los 25 o los 30 cm de altura).

Otras reglas que conviene tener en cuenta es sonreír siempre e inclinarse cada vez que alguien ofrezca algo

CONOCER EL TEMPLO NEGRO DE CHIANG RAI

Entra en un museo realmente único

Para quienes visitan Chang Rai, el famosísimo templo Blanco es el árbol que no deja ver el bosque. Y ese espacio forestal no es otro que su medio gemelo (al menos, en el nombre): el espectacular templo Negro. De todos modos, su denominación esconde una pequeña mentira: en realidad, no se trata de un santuario, sino de un museo diseñado por el famoso artista tailandés Thawan Duchanee, fallecido en septiembre del 2014.

Su interior, donde se comercializan productos inspirados en la obra de Duchanee, destaca por una ornamentación un tanto tétrica, pero llamativa: de hecho, todos los edificios están decorados con pieles de animales o esqueletos. Tampoco faltan los cráneos de bóvidos, que visten las paredes en una exaltación del horror vacui. Esta atmósfera está presente incluso en los baños, donde se posible ver langostas disecadas o cortinas de pájaros de madera.

Aunque la descripción puede sonar excéntrica, lo cierto es que este lugar se ha consolidado como una de las grandes sorpresas para quienes viajan a Chang Rai. Pese a no figurar en la mayoría de las guías y contar con pocas visitas, muchos de quienes se acercan hasta allí lo recomiendan. Habrá que ver si la reciente muerte de Duchanee contribuye a dar más notoriedad a este singular museo. 

¿Sabías que…

…pese a ser relativamente pequeña, la ciudad de Chiang Rai destaca por albergar una gran cantidad de cafeterías de estilo occidental y de gran calidad?

Esto se debe a dos motivos: por un lado, al hecho de que los mejores granos de café de Tailandia proceden en las zonas más alejadas de esta provincia. Y por otro, a la alargada sombra de las instituciones. Nos explicamos: buena parte de los proyectos agrícolas reales que se han llevado a cabo durante los últimos 30 años tenían como objetivo apartar a los habitantes de las áreas montañosas del cultivo de otra planta mucho menos edificante: el opio.

Entre las cafeterías más prestigiosas de Chiang Rai, destacan BaanChivitMai Bakery (en Th. Prasopuk), Doi Chaang@Art (en Th. Rattanakhet) y Wawee Coffe (en Th. Singkhlai, a la altura de Th. Si Koet).

REGATEAR EN EL BAZAR NOCTURNO DE CHIANG MAI

Llévate un recuerdo inolvidable de tu paso por Tailandia

La ciudad de Chiang Mai es el centro artesano del país, ya que acoge un rosario inagotable de pequeñas fábricas y talleres familiares. Asimismo, esta urbe se eleva en una encrucijada de rutas comerciales que enlazan con destinos tan exóticos como Bali o Katmandú, grandes compradoras de antigüedades y tejidos, así como pequeñas aldeas de Laos, el sur de China, Myanmar (la actual Birmania) y Vietnam.

Y para que puedas comprobarlo, te aconsejamos que no te pierdas uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad: su vibrante bazar nocturno. Este enclave es la herencia de las primeras caravanas de comerciantes procedentes de la provincia china de Yunnan, que se detenían aquí en su ruta entre Simao (China) y Mawlamyaing (en el golfo de Martabán, Myanmar).

En la actualidad, en este bazar se pueden adquirir todo tipo de souvenirs. El lugar más concurrido es la calle peatonal de Th. Chang Khlan desde Th. Tha Phae a Th. Loi Kroh. En este tramo, también se hallan edificios destinados a actividades comerciales, como el mercado nocturno de Chian Mai, repleto de antigüedades y piezas de artesanía. Al otro lado de la calle, encontrarás el bazar nocturno de Galare, donde predominan la ropa de calidad y los enseres para el hogar.

Por otro lado, si no te gustan las aglomeraciones, te recomendamos el mercado de Anusan, menos claustrofóbicos y con productos típicos del mundo rural, como gorros de lana y pastillas de jabón elaboradas a mano. 

¿Sabías que…

…al igual que ocurre en China, la seda natural que se producen en Tailandia es el tejido estrella del país?

Sin ir más lejos, la típica indumentaria de estilo tailandés consiste en pantalones muy holgados y saco a conjunto, confeccionados en gruesa seda de vivos colores.

En cualquier caso, el vestido más espectacular de este país asiático es el vestido de gala que lucen los bailarines y bailarinas en las fechas más señaladas. A lo espectacular de esta indumentaria se suma un peinado realmente llamativo, consistente en un ostentoso tocado en forma de pagoda que recuerda la silueta de los templos locales.

Los trajes que llevan los artistas en las festividades se ajustan perfectamente al cuerpo, y combinan seda, hilo dorado y adornos de pedrería, así como unas enormes hombreras. Este atuendo, de origen ancestral, se inspira en las prendas que utilizaban los monarcas y guerreros del antiguo reino de Siam. 

REALIZAR UN CRUCERO POR LAS ISLAS PHI PHI

Admira las bahías más hermosas del sureste asiático

Si visitas Phuket, no puedes dejar de aprovechar tu estancia en la zona para adentrarte en uno de los parajes costeros más fascinantes de Tailandia. Para ello, te animamos a participar en un  crucero por las Phi Phi.

A la hora acordada, te recogerán en tu hotel y te acompañarán hasta el puerto, donde embarcarás en una experiencia inolvidable bordeando impactantes acantilados de 300 m de altura. Estas fotogénicas vistas forman parte del Parque Nacional Marino de Krabi, situado a 48 km de Phuket y en las costas del mar de Andamán.

Gracias a este crucero, disfrutarás de una agradable travesía en un barco con aire acondicionado y saboreando un delicioso tentempié a bordo a base de refrescos y dulces. Desde el barco, podrás extasiarte ante la isla de Phi Phi Le, donde se rodó la película La playa (2000), protagonizada por Leonardo DiCaprio. Esto será antes de llegar a nuestro destino principal, Phi Phi Don, donde dispondrás de tiempo libre para bañarte en sus playas de arena blanca y aguas de color  turquesa. Desde allí, tomarás una barca para explorar los increíbles arrecifes de coral de la bahía de Samhat. Si lo deseas, podrás admirarlos de cerca haciendo snorkel, ya que te proporcionarán el material necesario. 

Tras esta experiencia única, podrás reponer fuerzas con un almuerzo bufet (incluido en el precio de la actividad) y dar una última vuelta en barco para que puedas contemplar las más bellas bahías de Asia antes de regresar a tu hotel.

¿Sabías que…

Ewan McGregor fue la primera opción de Danny Boyle, el director de La playa, para dar vida a Richard, personaje que acabaría interpretando Leonardo DiCaprio?

Sin embargo, el estudio prefería al protagonista de Titanic, por lo que decidió contratar a la estrella antes de que Boyle pudiese intervenir. En cualquier caso, la historia es más enrevesada de lo que pudiera parecer en un primer momento: aunque el propio McGregor culpa a los productores de lo ocurrido, se dice que el actor dejó de hablarse con Boyle a raíz de este incidente.

Otra curiosidad acerca del filme es que la escena en la que se recrea un videojuego con DiCaprio en la jungla se inspiró en el videojuego Banjo-Kazooie, tal y como asegura el director de la cinta. Asimismo, el rodaje exigió que se aplanara la playa en la que se llevó a cabo la filmación (Maya Bay), para lo que se emplearon varios tractores.

España-Bangkok

¿Estás preparado/a para conocer el secreto mejor guardado del sudeste asiático? Nos referimos, como no podía ser de otro modo, a la cautivadora Tailandia. Y para que esta experiencia mágica salga a pedir de boca, sólo tendrás que presentarte en el aeropuerto dos horas de antelación respecto al horario del vuelo a la capital tailandesa: Bangkok, conocida como la Ciudad de los Mil Templos.

Pasaremos la noche a bordo y, tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Don Muang, nuestro representante nos recibirá y nos acompañará al hotel, donde efectuaremos el reparto de habitaciones. A partir de este momento, tendrás libre el resto de la jornada para empezar a conocer Bangkok a tu aire.

Esta vibrante urbe, que es también el primer puerto del país, se asienta a unos 40 km del golfo de Tailandia y a la orilla del río Chao Phraya. Generosa en canales (indispensables para drenar las filtraciones ribereñas), muchos de sus habitantes viven en casas que descansan sobre pilotes, o bien en balsas y lanchas. Pero si este rasgo que resulta de por sí llamativo, no lo es menos su rosario de templos, el Palacio Real, la Universidad de Chulalongkorn (1917), la Biblioteca Nacional y el Museo Nacional, que exhibe antiguas reliquias y objetos que pertenecieron a la monarquía. En la parte vieja de la urbe, anteriormente circundada de una muralla, hallarás también los edificios gubernamentales. ¡Tú eliges qué deseas descubrir! Alojamiento.

Resumen del día

Vuelo con destino a Bangkok (noche a bordo). Nuestro representante nos recibirá en el aeropuerto y nos acompañará al hotel. A partir de este momento, tendrás el resto de la jornada a tu disposición para empezar a recorrer la capital tailandesa con total libertad. Alojamiento.

Bangkok

Tras desayunar, iniciaremos una visita guiada que nos llevará a descubrir los principales alicientes de Bangkok. Entre ellos, destaca el Palacio Real, en el que vivieron los reyes de Siam de la dinastía Chakri, iniciada en 1782 y todavía vigente. Erigido por el rey Buda Yodfa Chulaloke, también conocido como Rama I (1737-1809), sirvió como la residencia real hasta 1946 y aún se utiliza para albergar recepciones de líderes políticos.

Junto al gran palacio, se alza el templo del Buda de Esmeralda (Wat Phra Keo), probablemente el más conocido de los templos reales y el más importante del país. Este impactante edificio da cabida a numerosas ceremonias religiosas en las que participa el propio rey. En algunas de ellas, el monarca cambia personalmente las elaboradas vestimentas de la impresionante imagen del buda que preside el complejo, tallada en una sola pieza de jade verde o cuarzo jaspeado.

A continuación, también tendremos la oportunidad de visitar el templo de Wat Pho, conocido por dar cabida a uno de los budas reclinados más grandes del mundo, y el Wat Traimit que da cabida al llamado Buda de Oro, la estatua de oro macizo más importante del planeta. Al finalizar, regresaremos a nuestro hotel. Alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel y ruta guiada por los lugares más representativos de la capital de Tailandia. Alojamiento.

Bangkok-Kanchanaburi

Por la mañana, después de desayunar, nos despediremos de Bangkok y tomaremos un autobús en dirección al norte de Tailandia. Tras recorrer 120 km, visitaremos el mercado flotante de Damnern Saduak. Allí realizaremos un emocionante paseo en barca para vivir en primera persona su vibrante día a día, marcado por el ajetreo de los comerciantes, quienes venden sus productos de barca a barca o desde su propia embarcación a la orilla.

Huelga decir que te sorprenderán la gran variedad de bienes y productos que allí se pueden comprar, aunque destacan los productos agrícolas. ¿Hay mejor ocasión para poner en práctica tus dotes de negociación?

Después, también haremos una parada en la pagoda de Nakorn Pathom para ver el Phra Pathom Chedi, considerado como el monumento budista más alto del mundo.

Después, nos dirigiremos a Kanchanaburi. Allí visitaremos el Museo del Ferrocarril de Tailandia-Birmania, el cementerio en el que descansan más de 6.000 prisioneros de la Segunda Guerra Mundial y el célebre puente sobre el río Kwai. Recorreremos sus aguas a bordo de una barca, mientras disfrutamos de un paisaje selvático que te enamorará. El paseo concluye en nuestro hotel, donde asistiremos a una cena-espectáculo de danza mon. Alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel y traslado al mercado flotante de Damnern Saduak y la pagoda de Nakorn Pathom. A continuación, nos dirigiremos a Kanchanaburi para visitar el Museo del Ferrocarril de Tailandia-Birmania, un cementerio de  guerra y el mítico puente sobre el río Kwai. Seguidamente, almorzaremos y daremos un paseo en barca por el río hasta alcanzar nuestro hotell, donde disfrutaremos de una cena amenizada con un espectáculo de danza mon. Alojamiento.

Kanchanaburi-Ayutthahaya

Desayunaremos en el hotel, justo antes de visitar un poblado de la etnia mon. Este grupo, cuyos origen se halla en el oeste de China, viven actualmente en la zona oriental de Birmania y en el centro-oeste de Tailandia. Una vez acabado este interesante recorrido, nos desplazaremos en barco hasta el muelle del Resotel.

La siguiente actividad programada consistirá en una visita al Hellfire Pass o Corte del Infierno, realizado por los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, para construir la faraónica línea ferroviaria que conecta Tailandia y Birmania. También se la conoce como el Ferrocarril de la Muerte, puesto que muchos de los convictos eran forzados a trabajar hasta su extenuación. Aprovechando nuestro paso por la zona, tendremos la oportunidad de recorrer parte de su trazado. No obstante, ten en cuenta que sólo podremos optar por el tren dependiendo del horario de llegada del mismo a la estación, por lo que habrá un tiempo de espera de unos 45 minutos. Si por razones organizativas no fuera posible desplazarnos en ferrocarril, realizaríamos el recorrido por carretera. Acto seguido, nos servirán la comida en un restaurante local.

Tras la ruta, retomaremos nuestro recorrido en sentido norte hasta alcanzar Ayutthaya, la antigua capital de Siam, que fue arrasada por los birmanos en 1776. Una vez en esta localidad, nos trasladaremos al hotel, donde podremos dejar las cosas en nuestra habitación.

Al caer la noche, daremos un paseo por el casco antiguo de la ciudad para contemplar sus antiguos templos iluminados y sacar fotos. Regreso al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Tras desayunar en el hotel, haremos una visita a una aldea de la etnia mon y nos trasladaremos al Hellfire Pass o Corte del Infierno, realizado por los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial para construir la línea ferroviaria Tailandia-Birmania, también conocida como Vía de la Muerte. Efectuaremos este trayecto en tren o por carretera, antes de almorzar en un restaurante local. Después, continuaremos en vehículo hacia el norte, hasta Ayutthaya. Por la noche, visitaremos los templos iluminados de esta localidad y podremos fotografiarlos desde el exterior. Regreso al hotel y alojamiento.

Ayutthaya-Lopburi-Sukhotai

Después de desayunar, nos trasladaremos en autocar hasta el lugar en el que se erigía la antigua ciudad de Ayutthaya. Construida en la confluencia de los ríos Lopburi, Nam Pasak y Chao Phraya en 1350, fue la segunda capital del antiguo Siam y destacó por sus espectaculares templos y palacios. En 1955, el primer ministro birmano visitó el lugar e hizo un donativo de 200.000 bahts, en compensación por el saqueo que llevaron a cabo las tropas de su país dos siglos atrás.

Entre los lugares que visitaremos, cabe referirse a los templos de Wat Yai Chai Mongkol, Wat Phra Nan Choeng y Wat Phra Sri Sanphet. Este último merece una atención especial: levantado en el siglo XIV, fue el mayor santuario de Ayutthaya. En el pasado, su interior dio cabida un buda de 16 m de altura y recubierto de 250 kg de oro. Una escultura legendaria que, desgraciadamente, fue fundida por los conquistadores birmanos.

Retomaremos nuestro viaje tras la visita. Después del almuerzo, haremos una visita al Phra Prang Sam Yot, un santuario hindú que es el principal icono de la localidad de Lopburi. Su estructura de laterita y arenisca fue construida siguiendo los cánones de la arquitectura local y embellecida con  yeso. Junto al edificio, se levantan tres torres que representan la trinidad de las principales divinidades hindúes: Brahma, el creador; Visnú, el preservador, y Shiva, el destructor. Coincidiendo con el reinado del rey Narai, el santuario pasó a ser un recinto consagrado al culto budista.

También tendremos ocasión de conocer el templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat (o Wat Yai), en Phitsanuloke, erigido a orillas del río Nan en la segunda mitad del siglo XIV. Por último, continuaremos hasta Sukhotai. Llegada al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel y visita al recinto arqueológico de Ayutthaya. Continuaremos nuestro recorrido hasta Lopburi y, tras el almuerzo, nos acercaremos al templo de Phra Prang Sam Yot, el monumento más importante de la población ya mencionada. También pararemos en el templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat, en Phitsanuloke, antes de alcanzar Sukhothai, donde pasaremos la noche.

Sukhotai-Sri Satchanalai-Lampang

A primera hora, desayunaremos en el hotel y nos trasladaremos hasta el Parque Histórico de Sukhothai. Esta ciudad, fundada en 1238, fue el primer reino tailandés verdaderamente independiente que disfrutó de una época dorada bajo el reinado de Ramkhamhaeng, al que se le atribuye la creación del alfabeto tailandés. Sus magníficos templos y monumentos forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1991.

El tour incluye una visita al Museo Nacional de Ramkhamhaeng, así como los templos de Wat Sa Sri y Wat Sri Chum, cuyo interior alberga uno de los mayores budas sedentes de Tailandia.

El lugar que visitaremos a continuación será el Parque Histórico de Sri Satchanalai-Chaliang, enclave que no tardaría en adquirir una innegable importancia estratégica. De hecho, a lo largo del siglo XIII, el reino de Sukhothai consolidó su poder en las llanuras centrales mediante la construcción de diversas ciudades satélites, la más importante de las cuales fue Sri Satchanalai. En el centro de la urbe, encontramos el templo de Wat Chang Lom, poseedor de una gran estupa en forma de campana que sigue el estilo de Sri Lanka. Hacia el sur, se levanta otro templo, el Wat Chedi Jet Thaeo, que también tendremos ocasión de descubrir. Finalmente, dedicaremos un tiempo a admirar el santuario de Wat Nang Phaya, ornado con relieves de delicado estuco de la época de Ayutthaya.

Tras esta espectacular visita, saborearemos un abundante almuerzo en ruta (incluido en el precio del viaje), antes de alcanzar la ciudad de Lampang. Allí daremos un paseo en carruaje tirado por caballos desde el mercado local hasta Baan Sao Nak, una hermosa casa centenaria construida en madera de teca. Por el camino, también visitaremos el templo de Wat Don Tao. Llegada al hotel y alojamiento.

Resumen del día

Empezaremos la jornada desayunando en el hotel y visitando los Parques Históricos de Sukhothai y Sri Satchanalai-Chaliang (el almuerzo en ruta está incluido). Alcanzaremos Lampang por la tarde, ciudad que visitaremos a bordo de un carruaje tirado por caballos. Traslado al hotel y alojamiento.

Lampang-Phayao-Chiang Rai

Tras el desayuno, visitaremos uno de los santuarios más afamados del norte de Tailandia: el Wat Phra That Lumpang Luang. Este edificio es muy conocido por sus impresionantes murales del siglo XVI, así como por su elegante arquitectura y sus interiores de vivos colores. El santuario se erige sobre una colina circundada de una muralla y cuenta con una gran colección de antiguos utensilios de madera.

Después de esta visita, retomaremos el viaje rumbo a la ciudad de Chiang Rai, capital de la provincia más septentrional de Tailandia. Para ello, recorreremos un valle circundado de espectaculares montañas, como las cimas de Doi Luang, Doi Khun Mae Fat y Doi Khun Mae Tam.

Este recorrido nos brindará unas vistas de ensueño, de las que disfrutaremos efectuando una parada junto al lago Phayao. Esta extensa superficie lacustre de agua dulce acoge una intensa actividad pesquera, que se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos para los habitantes de la zona. En Phayao, tendremos la oportunidad de acercarnos al Wat Sri Khom Kham, un templo que data del siglo XII y que se halla a orillas del lago.

Acto seguido, volveremos a subirnos al autocar hasta alcanzar Chiang Rai, donde almorzaremos en un restaurante local (la comida está incluida en el precio del viaje). Por la tarde, realizaremos una excursión para descubrir la Casa del Opio, un pequeño museo donde se exhiben diversos instrumentos utilizados en la siembra, la cosecha y el comercio de la planta infame, y donde también se muestran antiguas pipas de la región. Concluida la visita, traslado a nuestro hotel en Chiang Rai y alojamiento.. Por último, nos trasladaremos a nuestro hotel en Chiang Rai, donde pasaremos la noche. 

Resumen del día

Desayuno en el hotel y visita el templo de Wat Phra Lampang Luang. Por el camino, nos detendremos en la localidad de Phayao para visitar el Wat Sri Khom Kham, sito a orillas de un lago. Después de llegar a Chiang Rai, almorzaremos y visitaremos la Casa del Opio. Traslado al hotel y alojamiento.

Chiang Rai-Chiang Mai

Desayunaremos en nuestro hotel y, a continuación, efecturamos un paseo en lancha rápida por el río Mae Kok, disfrutando de unos paisajes extraordinarios y contemplando las tribus que viven junto al río.

A continuación, seguiremos nuestro recorrido hacia el Triángulo de Oro, área que es conocida por los lugareños como Sop Ruak, y en la que las aguas del río Mekong reciben las del río Ruak. Aquí es donde se unen las fronteras tres países: Laos, Myanmar y Tailandia. Durante el trayecto, efectuaremos una parada en un restaurante local para disfrutar de un generoso almuerzo (incluido en el precio del viaje).

La ruta concluye en Chiang Mai, conocida con el sobrenombre de la Rosa del Norte. Aunque en el pasado solía ser frecuentada especialmente por turistas mochileros, el perfil de quienes visitan esta población ha cambiado a los últimos años, gracias a su gran apuesta por las infraestructuras hoteleras y selectos restaurantes. En cualquier caso, además de equipamientos turísticos, la ciudad cuenta también con interesantes templos, como el Wat Chedi Luang y el Wat Phra Sing.

Llegada, alojamiento en el hotel de Chiang Mai.

Resumen del día

Después de desayunar, llevaremos a cabo un paseo en lancha rápida por el río Mae Kok para visitar las aldeas de las tribus que residen junto a él. A continuación, almuerzo en un restaurante local. Por la tarde, continuaremos con nuestra ruta por carretera hasta Chiang Mai. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Chiang Mai

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, visitaremos un centro de elefantes ubicado en el corazón de la selva. Allí tendremos ocasión de disfrutar de una experiencia única: veremos a estos simpáticos paquidermos bañándose en el río en compañía de sus cuidadores (mahouts) y pintando cuadros con la trompa. Para poder llevar a cabo esta destreza, estos animales son entrenados desde pequeños.

Nuestra aventura prosigue con un safari en elefante a través de la selva durante aproximadamente 45 minutos. A continuación, disfrutaremos de un viaje en balsas de bambú por el río Mae Tang a lo largo de otros 45 minutos. El regreso al punto de salida lo haremos en carros tirados por bueyes.

Nuestra siguiente parada será una granja de orquídeas, atracción, donde almorzaremos.

Por la tarde, visitaremos una aldea de la tribu meo, cuyos integrantes lucen llamativos trajes tradicionales de colores. A continuación, nos acercaremos hasta el Wat Phrathat Doi Suthep, situado a 1.050 m sobre el nivel del mar. El complejo data del XVI y se agrupa alrededor de un chedi de 32 m de altura de estilo birmano. Desde allí, gozarás de una magnífica vista sobre la ciudad de Chiang Mai.

Después, volveremos al hotel.

Si lo deseas, puedes acabar de aprovechar el día disfrutando de un masaje tailandés tradicional en el Centro de Masaje de la Cárcel de Mujeres de Chiang, situado en el número 100 de Th. Ratwithi y abierto de las 08:30 h a las 16:30 h. A pesar de que su nombre no es el más comercial posible, esta opción es totalmente segura. ¡Saldrás de allí como nuevo/a! Alojamiento.

Resumen del día

Tras el desayuno, visitaremos un campamento de elefantes. A continuación, daremos un paseo a lomos de estos paquidermos por la selva y navegaremos por el río Mae Tang en balsas de bambú. Regresaremos al punto de origen en un carro tirado por bueyes y visitaremos un jardín de orquídeas, en el que almorzaremos. Por la tarde, visita a una aldea de la tribu meo y al templo de Wat Phratat Doi Suthep. Regreso al hotel y alojamiento.

Chiang Mai-Phuket

En esta ocasión, desayunaremos en el hotel, recogeremos el equipaje y nos desplazaremos hasta el aeropuerto de Chiang Mai para tomar un vuelo con destino a la isla de Phuket, uno de los principales destinos turísticos de Tailandia y la pionera nacional de las vacaciones de sol y playa. Y es que si existe un paradigma de diversión tropical en el sureste asiático, ése es sin duda esta magnífica isla sita junto al mar de Andamán.

Una vez allí, nos trasladaremos al hotel seleccionado, donde tendrás ocasión de descansar del viaje o bien de empezar a recorrer este extraordinario lugar por tu cuenta.

Tras el reparto de habitaciones en el hotel, te animamos a aprovechar el resto del día para conocer la capital insular: ciudad de Phuket.

Entre los lugares que no debes de perderte, destacan el santuario de la Luz Serena (de mediados de la década de 1880), situado al final de un callejón de 50 m cercano al Bangkok Bank of Commerce de Th. Phang-Nga y muy conocido por las pinturas taoístas al aguafuerte que decoran sus muros.

Asimismo, también resulta recomendable recorrer las calles de Dibuk, Phang-Nga, Krabi y Thalang, Yaowarat, donde se alzan interesantes ejemplos de arquitectura sino-portuguesa. Una herencia que también puede descubrirse en el Museo Thai Hua (abierto de martes a domingo de las 13:00 h a las 20:00 h). Y si te gustan los museos, también puede conocer el Museo Filatélico de Phuket o la Number 1 Gallery (que abre sus puertas de las 10:30 h a las 19:30 h), sucursal de una de las galerías de artes más prestigiosas de Bangkok.

Otros alicientes no menos interesantes son el mercado diurno, perfecto para comprar ropa; la mansión del Phra Phitak Chyn Pracha, erigida por un magnate de las minas de estaño de comienzos del siglo XX, o la montaña de Khao Rang, desde donde gozaremos de una de las mejores vistas de la ciudad. Alojamiento.

Resumen del día

Desayuno en el hotel. A continuación, iremos al aeropuerto para volar a Pukhet. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

Phuket

Hoy dispondrás de toda esta jornada para disfrutar de los múltiples alicientes que te brinda la fascinante isla de Phuket.

Una de las posibilidades que no puedes perderte es hacer una excursión a las bellísimas islas Phi Phi en lancha rápida. Este lugar es mundialmente conocido por sus magníficos paisajes costeros, sus playas de arena blanca, sus aguas de color azul turquesa y su rica fauna y flora submarina. Si quieres disfrutar de esta actividad organizada, te recogeremos en el hotel entre las 08:30 h y las 09:00 h y te llevaremos hasta el puerto de Boat Lagoon, donde embarcarás con destino a las Phi Phi.

El programa del viaje incluye paradas en Phi Phi Le y, concretamente, en Maya Bay, donde se filmó la película La playa (2000), protagonizada por Leonardo DiCaprio, y otras bahías. Si lo deseas, podrás bañarte o hacer snorkel (el material está incluido en el precio de la salida). El almuerzo se servirá en un pequeño restaurante de la isla de Phi Phi Don. Por la tarde, haremos una última parada de una hora y media en la diminuta isla de Kai Nok, donde gozarás de unas vistas únicas. Sobre las 18:00 h estarás de regreso en tu hotel. Eso sí: si estás embarazada, no podrás subirte en lancha por seguridad. Como alternativa, te aconsejamos disfrutar de un inolvidable crucero por las Phi Phi (ver apartado “Experiencias recomendadas”).

Otra opción no menos recomendable es visitar Patong, el epicentro por antonomasia de la diversión y el ocio nocturno en la isla de Phuket. Aunque atestado de cadenas internacionales de restaurantes y cafeterías (Starbucks incluida), bien merece dedicarle un tiempo por espectacularidad. Allí podrás comprar, presenciar una velada de boxeo tailandés o bailar hasta el amanecer. Alojamiento. 

Resumen del día

Día a tu entera disposición para seguir disfrutando de la extraordinaria isla de Phuket. Alojamiento.

Phuket

En esta penúltima jornada en Tailandia tendrás las próximas horas libres para acabar de conocer la isla de Phuket.

Nuestro consejo es que no dejes de disfrutar de una excursión en canoa a la hermosísima bahía de Phang Nga, célebre por sus fascinantes formaciones calcáreas. Si decides apuntarte a esta propuesta, te recogeremos en el hotel a primera hora y te llevaremos al punto de embarque. Nuestra canoa se adentrará en grutas escondidas y serpentearás por bonitas lagunas llamadas hongs, y a las cuales sólo se puede acceder a determinadas horas del día. Además, por el camino también podrás ver monos, delfines y águilas pescadoras. ¡Déjate cautivar por este bellísimo espectáculo!

También efectuaremos paradas en las islas Kao Ping Kann y Koh Tapu (o isla Clavo), famosas por haber albergado el rodaje de una película de James Bond: El hombre de la pistola de oro (1974). Después del almuerzo (basado en recetas típicas tais no picantes), tendrás tiempo libre para darte un baño. El regreso a tu hotel será sobre las 17:30 h.

Por supuesto, también podrás aprovechar el día para desplazarte hasta algunas de las más bellas playas de la isla de Phuket. En el norte, no puedes perderte las de Hat Nai Yang, Hat Mai Kaho, Nai Thon, Bang Thao, Kamala y Surin. Asimismo, en la costa sur te esperan las playas de Karon y Kata. Y si te gustan los espacios verdes, nade mejor que recorrer la Real Reserva Natural y Forestal de Khao Phra Thaew, cuyos preciosos saltos de agua te enamorarán.

Asimismo, toda la isla de Phuket es perfecta para descargar adrenalina con todo tipo de deportes y actividades al aire libre: golf, paseos a caballo o en elefante, submarinismo, snorkel, surf, kitesurf

Y si deseas despedirte de Tailandia por todo lo alto, te recomendamos poner el broche de oro a tu viaje asistiendo a alguna cena espectáculo como la de Phuket Fantasea (disponible de viernes a miércoles). Se trata de un show similar a los que se llevan a cabo en Las Vegas y que te permitirá acercarte a la cultura tailandesa desde una perspectiva lúdica. En él disfrutarás de acrobacias, números pirotécnicos, actuaciones a cargo de 30 elefantes, trucos de magia, etc. Tu guía te proporcionará más información acerca de esta increíble experiencia. Alojamiento. 

Resumen del día

Hoy dispondrás de otra jornada libre para acabar de recorrer la isla de Phuket a tu aire y sin agobios. Alojamiento.

Phuket-España

Nuestras vacaciones tocan a su fin. Tras recorrer los lugares más emblemáticos del norte del país y la increíble isla de Phuket, llega el momento de hacer la maleta y volver a casa.

A la hora acordada, se llevará a cabo el traslado hasta el aeropuerto internacional de Phuket, sito a 32 km de la capital insular. Allí realizaremos los trámites de facturación correspondientes y tomaremos un vuelo de vuelta a España.

Durante el vuelo, tendremos ocasión de descansar y recordar las experiencias que hemos vivido a lo largo de estas increíbles vacaciones: Bangkok y sus innumerables canales y santuarios; la belleza serena de Ayuthaya; la majestuosidad del conjunto arqueológico de Sukhothai; Lampang y sus carros tirados por caballos; Chiang Rai y su fascinante templo Blanco, Chiang Mai y su campamento de elefantes, animales que nos han regalado un extraordinario paseo por la selva…

Tras aterrizar en nuestro destino, concluyen nuestros servicios. Esperamos que este viaje haya respondido a tus expectativas, y que, sobre todo, tengas ganas de regresar a Tailandia para seguir descubriendo otros de los incontables atractivos de este maravilloso país asiático. Si es así, estaremos encantados de acompañarte de nuevo.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas. 

Resumen del día

Traslado al aeropuerto internacional de Phuket para coger un avión con destino a España. Llegada y fin de nuestros servicios.

Hoteles

Selecciona una categoría
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Rai
Hoteles previstos (o similares) en Lampang
Hoteles previstos (o similares) en Bangkok
Hoteles previstos (o similares) en Chiang Mai
Hoteles previstos (o similares) en Ayutthaya
Hoteles previstos (o similares) en Tha Sao
Hoteles previstos (o similares) en Mueang Kao

Guía de
Tailandia

En un país cuyo nombre significa ‘Tierra de los libres’, no es de extrañar que la diversidad sea la nota dominante. Y es que en este destino mágico conviven sin fricciones ascetas y polígamos de las tribus de montaña; ciudades cosmopolitas como Bangkok y playas tropicales casi vírgenes; modernos resorts y pueblos que, pese a su belleza, permanecen ajenos al boom del turismo…

Todo esto y mucho más es Tailandia: un territorio cuyo suelo también es rico en contrastes. Así, sus 513.115 km² —un poco más que España— se vertebran en cuatro zonas bien diferenciadas: el norte, surcado de imponentes cadenas montañosas; la vasta planicie central, que comprende gran parte del delta del río Cha Phraya y una extensa región agrícola muy poblada irrigada por numerosos canales; la meseta de Jorat, situada en el noreste y de escasa elevación, y por último, las colinas del sur, abundantes en riqueza mineral (con el estaño como punta de lanza) y bendecidas por magníficas islas y playas.

Pero si variada resulta su geografía, no lo es menos su apasionante historia. Una trayectoria que arranca 5.000 años atrás, cuando la zona que hoy ocupa Tailandia fue ocupada por los pueblos australo-asiáticos mon y jemer. Éstos eran los habitantes de la zona cuando, en el siglo I d.C., llegaron allí los tais procedentes de China, y se asentaron en los deltas de los ríos Mekong y Menam. En el siglo VI, los mons fundaron el reino de Dvaravati; en 1238, los tais se constituyeron en el reino de Sukhotai, y en 1350, los siameses establecieron el reino de Ayutthaya junto al Cha Phraya. La unificación de los distintos territorios llegó en 1776 de la mano de Taksin, rey de Thonburi, y en 1782, Rama I fundó la dinastía Chakri (aún reinante) e instaló la capital en Bangkok.

En 1826, los británicos derrotaron a los birmanos y lograron la franquicia para importar opio en Siam. Más adelante, el rey Rama IV (1851-1868) les concedió, al igual que a los franceses y estadounidenses, derechos de comercio y extraterritorialidad, antes de que su sucesor, Rama V (1868-1910), aboliera la esclavitud y modernizara el país. En 1932, una revolución convirtió la monarquía absoluta en otra de carácter constitucional, y en 1939, el país abandonó el nombre de Siam para adoptar su denominación actual.

Hoy, Tailandia es uno de los centros turísticos más apreciados del sureste asiático. Y no sólo por sus extraordinarios paisajes y playas, sino por su patrimonio arquitectónico en forma de magníficos templos. Un aspecto en el que ha influido decisivamente el budismo theravada, que es la religión del 94% de los 67 millones de habitantes de este país indispensable.

Si a esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más prestigiosas del mundo, entenderemos por qué la tierra tailandesa es uno de esos lugares que deben visitarse por lo menos una vez en la vida.

Aniversario de Rama IX
¿Sabías que…

…algunos tailandeses se visten todos los lunes con una prenda amarilla, para recordar que ése es el día en que nació Bhumibol Adulyadej (Rama IX), el actual rey de Tailandia?

Ésta es sólo una prueba del respeto reverencial que existe en este país hacia la figura de su monarca, el noveno mandatario de la dinastía Chakri y en el trono desde 1946.

Otros ejemplos de la protección de que es objeto Rama IX es la prohibición de criticarle (la ley prevé penas de prisión para aquellos que se atrevan a hacerlo en público) o el hecho de que las carreteras del país exhiban enormes fotografías del mandatario. En este último caso, llama la atención que se trate de imágenes antiguas: en ellas, el rey muestra un aspecto juvenil… pese a que vino al mundo en 1927.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español/a, necesitarás un pasaporte con una validez superior a seis meses para entrar en Tailandia. En el caso de que tu estancia sea turística, no tendrás que tramitar el visado.

El plazo máximo de permanencia en este país será de 30 días si accedes por vía aérea, y de 15 días si lo haces por la frontera terrestre. Asimismo, debes de tener presente que no os posible extender ese plazo cuando la entrada se ha efectuado sin visado. Por otro lado, cualquier estancia superior a 30 días con fines turísticos exige la obtención previa del visado en una Embajada o Consulado de Tailandia. Las autoridades tailandesas no permiten entrar y salir del país indefinidamente cada 15 o 30 días, y podrían llegar a denegarte la entrada si consideran que resides ilegalmente en el país.

También debes de tener en cuenta que superar el límite de estancia permitido es considerado un delito grave. Éste se castiga con una pena de 500 baths (unos 12 euros) por día de estancia, hasta un límite de 20.000 baths (alrededor de 483 euros).

Por otra parte, es ilegal residir y trabajar en Tailandia sin el correspondiente visado y permiso de trabajo. Si tu intención es instalarte en este país, deberás tramitar tu visa en las Embajadas o Consulados de Tailandia.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria para aquellos visitantes que no procedan de un país afectado por la fiebre amarilla. De todos modos, se recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y B para aquellos viajeros que no hayan sido vacunados contra las mismas o que no hayan padecido esta enfermedad; la vacuna contra la fiebre tifoidea, sobre todo para quienes viajen por su cuenta y sin garantías sobre el control de alimentos y agua que van a ingerirse, y la vacuna contra el tétanos y la difteria, para evitar las complicaciones que se puedan derivar de una herida, una quemadura o un arañazo.

También se recomienda la vacuna contra la encefalitis japonesa a quienes visiten zonas rurales; contra la gripe y contra la rabia, enfermedad de la que son portadores algunos animales salvajes.

A su vez, el Ministerio de Sanidad tailandés ha alertado de la alta prevalencia de dengue, agravada por el inicio de las lluvias. El mayor número de casos se ha registrado en el centro y norte del país. Los síntomas del dengue son parecidos a los de la gripe: fiebre, dolor muscular, náuseas y escalofríos. Si tienes fiebre, debes acudir inmediatamente al médico y excluir la opción de automedicarte. Tomar aspirinas (ácido acetilsalicílico) puede ser peligroso. A pesar de que el dengue se cura con reposo, en ciertas variantes puede ser mortal. Evita las picaduras de mosquitos, causantes de la transmisión de la enfermedad, empleando para ello repelentes especiales para zonas tropicales.

Como en muchos otros países no occidentales, no se debe beber agua no embotellada. Asimismo, te aconsejamos comer verduras y frutas previamente lavadas con agua y algún desinfectante y peladas.

Por otro lado, también hay una elevada incidencia de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo del sida.

Si viajas a Tailandia, te aconsejamos contratar un buen seguro médico. En este sentido, ten en cuenta que los hospitales sólo aceptan los pacientes previa garantía del pago. En general, los centros hospitalarios, particularmente en Bangkok, son de alto nivel y con un personal muy cualificado. Sin embargo, son caros: de ahí la conveniencia de estar cubierto por un seguro. Si decides contratarlo, recuerda que desde el 22 de mayo del 2014, una junta militar ha asumido la administración del país y ha instaurado la ley marcial, que en octubre del 2014 aún seguía vigente.

En relación con esta cuestión, ten en cuenta que, bajo esta ley, la mayor parte de los seguros de viaje y seguros médicos no cubren las eventualidades que puedan suceder durante el viaje, por lo que te recomendamos encarecidamente consultar con tu compañía aseguradora sobre las posibles exclusiones antes de viajar a Tailandia.

Ropa y material recomendados

Independientemente de la época del año en la que realices el viaje, te aconsejamos llevar contigo ropa fresca y ligera (el algodón y el lino son tejidos ideales para el clima tropical de Tailandia). Por descontado, en tu equipaje debes incluir bañador para disfrutar de las playas y spas del país.

Si tienes previsto viajar en enero o diciembre, o bien prevés visitar las áreas montañosas del norte del país —como Chiang Mai, Chang Rai o Pae—, te recomendamos meter en tu maleta alguna camisa o camiseta de manga larga, así como un suéter o una chaqueta fina para las noches, ya que a esas horas suele refrescar. Del mismo modo, tener a mano un chubasquero te será de gran utilidad, tanto si llueve como si tienes previsto realizar un viaje en barco.

Por otro lado, no olvides que en algunos hoteles de lujo o en determinados locales y restaurantes se debe llevar ropa adecuada durante la cena.

Si tienes intención de visitar templos budistas, recuerda que los hombres deben usar pantalones largos, y las mujeres, una indumentaria que no sea demasiado corta o ajustada. También tendrás que descalzarte siempre antes de acceder a un recinto sagrado o a una casa particular. Lo mismo ocurre si participas en alguna comida o cena tradicional. De lo contrario, este descuido será visto como una grave falta de respeto.

Por último, ten siempre al alcance un buen repelente antimosquitos específico para zonas tropicales, ya que estos insectos son transmisores de enfermedades como el dengue.

Diferencia horaria

La hora oficial en Tailandia a lo largo de todo el año es GMT+7. Por lo tanto, son seis horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y cinco horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es el La moneda en curso es el bath tailandés o THB (1 euro equivale a unos 41,35 baths), que se divide a su vez en 100 satangs. Actualmente, hay monedas de 25 y 50 satagans y de 1, 2, 5 y 10 baths. Las piezas más antiguas tienen los números únicamente en tai, mientras que las nuevas también incluyen los números arábigos. La moneda de 2 baths, introducida en el 2007, resulta algo confusa, ya que se asemeja mucho a la de 1 bath por su tamaño y diseño.

En cuanto a los billetes, los hay de 20 baths (verde), 50 baths (azul), 100 baths (rojo), 500 baths (violeta) y 1.000 baths (beis). Hasta la década de 1990, se utilizaban billetes de 10 baths. Aunque éstos están hoy fuera de circulación, aún se puede ver alguno de forma esporádica, por lo que debes rechazarlo si alguien intenta ofrecértelo al darte cambio.

Por lo que respecta a las tarjetas de débito emitidas en tu país de origen, éstas te permiten retirar dinero en efectivo en los cajeros automáticos de Tailandia, aunque sólo en baths. Del mismo modo, esta forma de pago es aceptada por la mayoría de hoteles, restaurantes y hoteles del país, sobre todo Visa, MasterCard y American Express.

A la hora de cambiar euros por baths, encontrarás el mejor tipo de cambio en los bancos, a pesar de que casi todos cobran comisiones. 

Idioma

El idioma oficial de Tailandia es el tai o siamés, originario de la India y con influencias del sánscrito y el pali. En la mayoría de hoteles, restaurantes y tiendas de los centros turísticos y de las principales ciudades entienden y hablan el inglés. Sin embargo, el conocimiento de esta lengua entre la población es limitado. Lo mismo ocurre con otros idiomas occidentales, entre ellos el español, cuyo grado de conocimiento es muy escaso.

Electricidad

La corriente eléctrica en Tailandia tiene una potencia de 220 voltios y una frecuencia de 50 hercios. Sin embargo, en este país se emplean diversos enchufes: de tipo A (dos clavijas planas), B (tres clavijas planas), C (dos clavijas cilíndricas) y F (dos clavijas redondas y más gruesas, habituales en aparatos de gran potencia, como aires acondicionados o calentadores). Por eso, te recomendamos que pongas en tu maleta un adaptador.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa antes de entrar o salir del país. Aunque hace algunos unos años sí había que pagar una cuota al abandonar Tailandia (unos 700 baths, equivalentes a 15 euros), las autoridades locales optaron por repercutir dicho importe en los precios de los billetes de avión, con el fin de favorecer la llegada de turistas.

Compras

Los productos nacionales más típicos son la seda tailandesa, las antigüedades, la artesanía en madera, las esculturas de bronce, la cerámica (destacando la roja de Dan Kwian o la de cinco colores, benjàrong, típica del centro del país), los artículos lacados, el marfil, las sombrillas de papel de arroz y las piedras preciosas y semipreciosas (ten en cuenta que Tailandia es uno de los mayores exportadores de esta mercancía a nivel mundial). Si optas por adquirir alguna gema, hazlo en establecimientos que te ofrezcan garantías, ya que los vendedores ambulantes suelen ofrecer piedras auténticas, aunque de una calidad inferior a la anunciada.

También es habitual que los turistas se hagan tatuajes rituales o que disfruten del tradicional masaje tailandés en templos budistas y establecimientos acondicionados para ello. Por otro lado, no olvides que Tailandia está considerado como uno de los mayores paraísos del shopping a escala internacional.

Aduanas

La ley de aduanas prohíbe introducir más de 200 cigarrillos (un cartón) por persona. Si te excedes de esta cantidad, la multa es de 467,50 baths (alrededor de 10 euros) por paquete si los cigarrillos son para consumo propio, o de 701,25 bahts (unos 29 euros) si son para uso comercial. El límite de alcohol que se puede introducir en Tailandia es de un litro por persona. Esta ley se aplica tanto a viajeros con destino a Tailandia como a aquellos que están en tránsito.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2017. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente