Billetes de Barco y Ferry+Hotel de Dénia a Formentera

Buscador de Ferries

 Salida
26
Martes
Junio
 Regreso
27
Miércoles
Junio
Buscar Ferries Buscar Ferry + Hotel

 Guía de Formentera  Relajación y tranquilidad lejos de las multitudes

Kilómetros de playas, puestas de sol y rincones mágicos

El viajero que vaya a Formentera buscando lo mismo por lo que es famosa su hermana Ibiza (las dos Pitiusas), tendrá que darse la vuelta y cambiar de destino. Porque si algo tiene que ofrecer esta bellísima joya del Mediterráneo es relajación y tranquilidad, lejos de las multitudes y la famosa marcha que pueblan los veranos de la Isla Blanca. Formentera es un pequeño paraíso situado en el archipiélago de las Baleares, al sur de Ibiza: la más pequeña de las Baleares habitadas. Su costa, con muchos entrantes y recortes, ofrece nada menos que ochenta y dos kilómetros de costa plagada de extensiones de arena blanca y dorada. En forma de recónditas calas o largas playas, la encontraremos gentilmente bañada por las aguas cristalinas y turquesas del Mar Mediterráneo. Sus poco más de nueve mil habitantes se consideran afortunados de vivir en este auténtico paraíso natural, y por esa razón en la isla se fomenta un turismo basado en el desarrollo sostenible y la conservación del entorno.

De la costa al interior; de la playa al faro

Aunque en Formentera hay más lugares de interés que sus famosas playas, lo cierto es que, si por algo es famosa esta pequeña pero maravillosa isla, es por sus kilómetros de arenales. Su privilegiada temperatura y la gran cantidad de días de sol con que cuenta al año, convierten a las playas de la Pitiusa menor en paraísos para los viajeros sedientos de mar, luz y horas de sol. Llama la atención lo “salvaje” de estas playas, libres aún de construcciones que rompan la línea del paisaje; el desarrollo sostenible que se está fomentando en Formentera desde hace años y una política de conservación medioambiental muy estricta hacen que siga manteniendo el encanto de un paraíso casi virgen.

La cocina mediterránea más especial

Situada como está en el Mare Nostrum, es lógico que la gastronomía de Formentera sea una auténtica representación de cocina mediterránea. No en vano, la isla fue visitada e incluso conquistada por distintas culturas de orillas de este mar, que aportaron a la cultura culinaria sus ingredientes, técnicas y productos representativos. Formentera se enorgullece de tener muchos platos personales y distintivos, así como productos de elaboración artesanal que distinguen a su gastronomía de una forma muy especial.

Tradiciones y música junto al mar

Formentera es un enclave privilegiado para la música. Tanto en lo que se refiere a conciertos de música clásica (representada por sendos festivales que se celebran durante el verano), como a muchos otros conciertos de jazz, rock, pop…, en la isla, las noches de verano podremos escuchar bellas notas junto al mar por doquier.  Lejos del bullicio y las célebres noches de Ibiza, en Formentera es más común disfrutar de fiestas en chiringuitos playeros, que se prolongan hasta el amanecer.


 Navieras con Ferry Dénia - Formentera