Viajes

Guía de viaje Biarritz

Identificación

Biarritz: La reina de las playas y la playa de los reyes

Destino de lujo

Introducción Biarritz La historia de esta hermosa ciudad comenzó en la Edad Media como una pequeña aldea de pescadores de ballenas escondida entre las dunas. Poco a poco, las ballenas fueron emigrando a zonas menos hostiles y los pescadores debieron buscar otro oficio, algunos dicen que se dedicaron a la piratería. Hacia fines del siglo XVIII comienza la moda de los baños de mar, recomendados por médicos y especialistas para curar todo tipo de dolencias... son los comienzos de la talasoterapia.
En el siglo XIX, la Emperatriz Eugenia decidió construir en Biarritz su residencia secundaria, su esposo Napoleón III construyó la Villa Eugénie y toda la nobleza de Europa comenzó a frecuentar la aldea.
Hoy la residencia es conocida como el Hotel du Palais, un edificio majestuoso y uno de los ocho hoteles reconocidos por su excelencia en toda Francia.
En la actualidad esta magnífica ciudad continúa atrayendo ricos y famosos por su renombre internacional pero, también es la playa preferida por los jóvenes para la práctica del surf, tanto en verano como en los fríos días de invierno. Biarritz se encuentra a sólo 20 Km. de la frontera con España, sobre el Océano Atlántico y es una de las principales ciudades del territorio vascofrancés, pertenece al Departamento de Pirineos Atlánticos de la región de Aquitania. Viajar en avión a Biarritz es posible desde varias ciudades de Europa a través de vuelos directos y de bajo costo (Bruselas, Rótterdam, Dublín, Ginebra, Estocolmo, Londres, Bristol, Shannon, Birmingham, Helsinki, Marseille, Lyón, Niza, París y todas las semanas se agrega un destino)
El aeropuerto es conocido como Aeropuerto "Biarritz-Anglet Bayonne" pero, su nombre oficial es "Aeroport de Parme", se encuentra a 3 Km. del centro de la ciudad. La línea N° 6 de autobuses nos conduce hasta el centro de la ciudad los días de semana y los sábados, los días domingos y feriados el servicio lo realiza la Línea C. En este aeropuerto también podemos acceder a taxis y al alquiler de coches.

La estación de trenes "La Négresse" en las afueras de Biarritz recibe trenes de alta velocidad y trenes regulares, se encuentra en proximidades del centro, en la zona sudeste a sólo 3 Km. del centro y podemos acceder al mismo con las líneas de autobuses 2 y 9 de lunes a sábados y con la línea B los días domingos y feriados. Esta estación recibe trenes desde Paris, Madrid y Vintimille (Ventimiglia) y de muchas localidades intermedias.

Viajar en coche desde cualquier lugar de Europa es simple ya que la ciudad se encuentra intercomunicada con una importante red de autopistas desde España, Italia y la misma Francia. Desde Madrid debemos considerar sólo 550 Km.

No faltan alojamientos en esta ciudad que está acostumbrada al turismo desde sus orígenes y que puede albergar desde ricos y famosos que acuden al majestuoso Hotel du Palais hasta surfistas de todo el mundo que concurren a su famoso certamen internacional o durante todo el año para la práctica del deporte.
Además del histórico Hotel du Palais, el más lujoso, antiguo e histórico de la ciudad hay hoteles de cuatro, tres y dos estrellas. Muchos de ellos son además hoteles resort con actividades para toda la familia y otros son prestigiosos hoteles Spa con un excelente servicio de talasoterapia. También encontramos albergues para la juventud, hostales, Bed&Breakfast encantadores, residenciales, pensiones y alojamiento en casas particulares. Son particularmente acogedoras las Villas y existe una oferta variada de apartamentos para alquilar en la ciudad y casas rurales en los alrededores que nos permiten disfrutar de vacaciones rurales en un encuadre perfecto. Tanto el alojamiento en casas particulares como en pensiones es, en general, el más económico. En muchas viviendas particulares de personas mayores se alquilan las habitaciones vacías, este tipo de alojamiento suele estar registrado en las agencias inmobiliarias o en la propia comuna a través de su oficina de turismo bajo la denominación " chambres d'hôtes" (habitaciones para huéspedes) o "gîtes" (lugar donde quedarse).

Nada como caminar para conocer la ciudad.
Partiendo de la Place Clemenceau, tomamos hacia la derecha por la Avenida Victor Hugo, enseguida tomamos hacia la izquierda por la Place Bellvue y de allí la rue Mazagran.
Atravesando la Place Saint Eugénie y continuando por la izquierda por el Boulevard Maréchal Leclerc, doblamos hacia la rue Préfet Doux y atravesamos la Esplanade de la Vierge.
Pasamos por la Place du Port Vieux y tomamos el sendero de la Baleine. Tomamos desde allí hacia la izquierda y pasamos por la Perspective de la Côte des Basques. Desde allí, la doblamos hacia la izquierda y tomamos el sendero de los Corsaires y luego a la derecha la rue G. Larre.
A nuestra derecha encontramos la rue du Temple, luego la rue Monplaisir y de allí tomando la rue A. Augey y luego la rue S. Etcheverry para encontrarnos nuevamente en nuestro punto de partida, la Place Clemenceau.

Es impactante lo realizado por la nobleza europea en lo que originalmente era una pequeña aldea de pescadores. Las mansiones, palacios y villas de Biarritz nos hablan de un pasado esplendoroso al que más tarde se sumó la nueva burguesía que nació al amparo de la Revolución Industrial y que no escatimó recursos para competir con la nobleza y que a mediados del siglo XIX comenzó a instalarse en el balneario de moda.
En esa fiebre por mostrarse rico y poderoso, los edificios monumentales se suceden en estilos y formas variadas, acompañando también los accidentes geográficos de la ciudad. Encontramos edificios neogóticos como el Palacio Javalquinto que hoy ocupa la Oficina de Turismo, el Castillo Boulard de marcado estilo neorrenacentista o el estilo "Old English" de la Villa Françon junto al llamado estilo "neovasco" que se desarrolla fuertemente como arquitectura regional, también, a principios del siglo XX hace su aparición el estilo "Art-Déco" en edificios como el Casino Municipal, el Hôtel de Ville (Ayuntamiento), el Hotel Plaza y la Maison Basque. En este recorrido del centro vemos lo mejor de esta hermosa ciudad desde el punto de vista de su urbanismo, su calidad de vida, sus habitantes en el quehacer cotidiano.
Esta variedad de estilos arquitectónicos señoriales caracteriza a la ciudad y forma parte de su encanto junto a las atracciones naturales.
El centro nos invita a ver las tiendas o "boutiques" y las terrazas de los cafés a relajarnos.

Pero no es todo, si la playa no nos acapara todo el día hay muchas excursiones para realizar y muchas visitas que no nos defraudarán. Deportiva o coqueta, natural o sofisticada, entre mar y montaña, esta región y su ciudad aún seducen como sedujo a Eugenia de Montijo. Biarritz simboliza prestigio, elegancia y talasoterapia de primer nivel.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true