Viajes

Guía de viaje Castilla y León

Identificación

Castilla y León: Vastas tierras de historia por los caminos de El Cid

Tesoros patrimoniales y entornos naturales de excepción

Introducción Castilla y León La comunidad de Castilla y León está formada por la fusión de dos territorios históricos, los reinos que bajo el mismo nombre se establecieron en la Península Ibérica antes de la formación de España como nación. Ubicadas en el norte de la meseta castellana, estas tierras ocupan toda la cuenca del río Duero situada en nuestro país, y conforman la comunidad autónoma más grande de España y la tercera mayor región de Europa. Castilla y León está habitada por más de dos millones y medio de pobladores, los cuales se concentran sobre todo en las capitales y ciudades de mayor tamaño. Es una región plena de arte e historia; lo cierto es posee el sesenta por ciento de todo el patrimonio histórico y monumental de España. Además, la comunidad castellano-leonense presume con justicia de ser una de las cunas del idioma español, sobre todo por enclaves como el monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos, donde se encuentran algunos de los primeros escritos realizados en nuestra lengua.

Las provincias que forman esta comunidad son Burgos, León, Palencia, Salamanca, Ávila, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

Además de sus indiscutibles tesoros patrimoniales, los entornos naturales de excepción son también abundantes en tierras de Castilla y León. Los ríos que recorren la región forman enclaves maravillosos, como las Hoces del Duratón en Segovia, los Arribes del Duero en Salamanca, el Cañón del Río Lobos en Soria... Además de magníficos picos y cordilleras como la Sierra de Gredos en Ávila, o los Picos de Europa en la zona de León. En esta vasta extensión podemos encontrar amplias llanuras plenas de trigales, tierras que el Cid Campeador recorrió tal y como lo narra su Cantar, pero también profundos valles, altas montañas, bosques intrincados, cursos de agua y sierras nevadas. La naturaleza alberga aquí a gran cantidad de especies de flora y fauna, y es un placer para el viajero poder contemplarlas en libertad.

Pero la naturaleza no es el único tesoro de Castilla y León. Cualquiera de las capitales de sus nueve provincias ofrecerá al visitante todo lo que pueda desear. El cosmopolitismo y la animación de las urbes más europeas se fusiona en estos lugares con la hospitalidad de las gentes más sencillas. La pequeña extensión de muchas de estas ciudades ofrece encantadores cascos antiguos peatonales que merece la pena recorrer relajadamente, disfrutando del bullicio de las calles y degustando pequeños tesoros de la gastronomía local, en forma de pinchos y tapas. Son lugares repletos de edificios monumentales, grandiosas iglesias y catedrales, vías empedradas de tiempos romanos, magníficos museos... Y restaurantes y mesones cuyas cocinas preparan diariamente los mejores productos de la tierra. En Castilla y León hay que detenerse por lo menos en una ocasión para probar alguno de sus antológicos asados y contundentes guisos, y degustar también sus excepcionales quesos y embutidos, acompañados de los deliciosos vinos de la región.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true