Viajes

Guía de viaje Filipinas

Identificación

Filipinas: Miles de islas en un archipiélago con sabor español

Crisol de culturas

Introducción Filipinas Bajo el nombre de Filipinas se define un país formado por alrededor de siete mil islas situadas en el océano Pacífico, cerca de las islas Molucas y de Indonesia, y que pertenece al continente asiático. De todas las islas que conforman la nación, más del noventa por ciento de la población se agrupa en sólo once de ellas, entre las cuales las más grandes e importantes son Mindanao y Luzón. A pesar de su ubicación en Asia el archipiélago filipino es muy especial para nuestro país, ya que fue colonia española durante alrededor de tres siglos. Este hecho ha dejado una impronta notable que se percibe en el idioma, los usos y costumbres, la cultura, la religión y la gastronomía. Un viaje a Filipinas puede ser el viaje de nuestra vida, no sólo por la lejanía y el exotismo del país, sino porque realmente es un lugar increíble en lo que se refiere a paisajes, playas y cultura.

Para los amantes de la naturaleza, decir que en Filipinas están algunas de las mejores playas del mundo, o por lo menos así han sido calificadas. Enormes extensiones de arena blanca, cocoteros, aguas azules y cálidas con el acompañamiento de arrecifes coralinos que harán las delicias de los amantes del submarinismo y el buceo a pulmón. En las islas existen magníficas playas turísticas, pero también arenales prácticamente vírgenes esperando a que el viajero los descubra... Todo un paraíso para conocer y disfrutar. Pero las bellezas naturales no sólo radican en las costas. El archipiélago de Filipinas es de origen volcánico, lo que genera espectaculares parajes de montaña plagados de selvas y vegetación tropical. En las islas de mayor tamaño es posible visitar lugares increíbles y sitios perfectos para la práctica del senderismo, la escalada o simplemente, para contemplar altísimas cumbres y majestuosos volcanes rodeados de frondosa vegetación.

Las ciudades filipinas también son dignas de conocerse, y merece la pena dedicarles unos días. Como suele ser habitual en los países en desarrollo, en capitales como Manila podemos encontrar espectaculares contrastes. Los rascacielos relucientes de cristal y acero conviven con los mercados y viviendas de la gente del pueblo, eso sí, sin apenas mezclarse. Sin embargo, si algo merece la pena conocer en Filipinas es a sus gentes, increíblemente hospitalarias y alegres. Estas gentes mantienen viva en muchas formas la cultura hispana, por ejemplo en su profunda religiosidad (que hace que celebraciones como la Semana Santa o la Navidad se celebren casi con mayor intensidad que en la propia España) o su gastronomía. La cocina filipina es excelente y deliciosa, ya que toma lo mejor de las distintas influencias de las que se nutre: la cultura indígena de las islas, la colonización española, la presencia china y las actuales influencias de otros países como EEUU, italia, Japón... Desde los arroces hasta los pescados y los mariscos, hay infinidad de exquisitos platos que merece la pena probar. Y desde luego, si es posible, también es interesante visitar el país cuando se celebren algunas de sus fiestas, llenas de sentimiento, colorido y alegría.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true