Viajes

Guía de viaje Hong Kong

Identificación

Hong Kong: La esencia de Occidente en China

Introducción

Introducción Hong Kong No existen demasiados lugares en los que se den la mano el pragmático modo de vida occidental y la espiritualidad oriental. Sin embargo, el sur de China da cobijo a uno de estos enclaves privilegiados: la Región Administrativa Especial de Hong Kong (término cuya traducción significa ?puerto fragante?). Con tan sólo 1.108 km² y siete millones de habitantes ?distribuidos entre la península de Kowloon y diversas islas?, este pequeño territorio bañado por el mar de la China Meridional debe sus particularidades históricas a su situación geográfica. Un estratégico emplazamiento portuario que, en el siglo XIX, se convirtió en el objeto de deseo de las potencias comerciales europeas.

Así, la derrota del ejército chino frente a Gran Bretaña en la Primera Guerra del Opio motivó que la isla de Hong Kong fuese cedida a los vencedores en 1841. Ya en 1860, y después de que China perdiese también la Segunda Guerra del Opio, los británicos se hicieron con el control de Kowloon y la isla de Stonecutters. A estos  territorios se sumarían más adelante otros como New Kowloon o la isla de Lantau, que fueron arrendados a Gran Bretaña por un período de 99 años, desde el 1 de julio de 1898 y hasta el 30 de junio de 1997.

En diciembre de 1941, en el marco de la Segunda Guerra Mundial y un día después de atacar la base estadounidense del Pearl Harbour, el ejército japonés doblegó a los aliados en la batalla de Hong Kong y tomó posesión de la colonia británica. No obstante, la zona volvería a ser controlada por los británicos en septiembre de 1945, tras la rendición incondicional del ejército nipón.

Los años 60 y 70 del siglo pasado asistirían a un espectacular desarrollo económico por parte de Hong Kong, que pasaría a considerarse como uno de los denominados Tigres Asiáticos (junto con Corea del Sur, Taiwán y Singapur). Asimismo, su despegue industrial fue parejo a un extraordinario crecimiento urbanístico. Dada la escasez de espacio edificable ?sólo es habitable una cuarta parte de su superficie total?, Hong Kong se vio abocado a grandes concentraciones demográficas respaldadas por la construcción masiva de los rascacielos que hoy dibujan su skyline.

El 1 de julio 1997, la República Popular China recuperó el control de Hong Kong, aunque, como a la vecina Macao, dotó a la región de un estatus especial que le permitirá preservar su economía capitalista hasta el 2047. Esta situación se resume bajo la fórmula siguiente: "un país, dos sistemas", acuñada por el ya desaparecido presidente chino Deng Xiaoping. Un año después quedar de nuevo en manos de China, Hong Kong acusó mucho más que el resto del país la crisis financiera que sacudió los mercados del país. No obstante, tras unos años de debilidad, la zona volvió a situarse en unos altísimos índices de crecimiento económico.

La moneda que se utiliza en la región es el dólar de Hong Kong (equivalmente a 10 céntimos de euro, aproximadamente). En cuanto al idioma, en la zona se habla el cantonés, una de las lenguas meridionales de china, y el inglés, legado de su etapa como colonia británica.

Para entrar en Hong Kong no se precisa ninguna vacuna. Como único requisito, se debe estar en posesión de un de un pasaporte con una vigencia mínima de seis meses. Sin embargo, si se desea entrar en China desde allí, es necesario estar provisto de un visado de dos entradas, o bien, en caso de carecer de un visado de una única entrada, se tendrá que tramitar un nuevo visado para entrar de nuevamente a la China continental. Las gestiones pueden realizarse tanto en la Embajada de China en España (C/ Arturo Soria, 142, Madrid) como en el Consulado General (Av. Tibidabo, 34, Barcelona) y en la Oficina del Comisionado Chino en la Región Administrativa Especial de Hong Kong. El visado tiene que solicitarse de manera presencial, aunque quien efectúa la gestión no sea la persona interesada. Si esto no es posible, algunas agencias se ofrecen a realizar los trámites oportunos.

En la actualidad, diversas aerolíneas europeas y asiáticas ofrecen vuelos a Hong Kong desde las principales ciudades españolas. En la actualidad, todos los trayectos cuentan por lo menos con una escala hasta alcanzar el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, (también llamado de Chep Lap Kok). Aunque las tarifas son variables, se pueden encontrar billetes desde unos 600 euros por trayecto.

En cuanto a los hoteles en Hong Kong, cabe destacar que existe una amplia oferta hotelera. Pese a todo, dada su condición de capital financiera y de polo de atracción del turismo de negocios, los precios de las pernoctaciones superan claramente las tarifas que imperan en el resto del país.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true