Viajes

Guía de viaje Hungría

Identificación

Hungría: El antiguo imperio de los magiares

Grandes planicies y hermosos paisajes

Introducción Hungría  La República de Hungría (en lengua propia, Magyar Köztársaság, que significa 'tierra de magiares') es un Estado de Europa central sin salida al mar, con una extensión de 93.030 km² y una población de más de 10 millones de habitantes. Éste limita al norte con Eslovaquia y Ucrania; al este, con Rumanía; al sur, con Serbia y Croacia, y al oeste, con Austria y Eslovenia.

Su territorio, formado mayoritariamente por planicies, se divide en tres grandes regiones: la Gran Llanura, que ocupa el sur y el sureste del país; el Transdanubio o Dunántúl, una sinuosa área que se extiende en el flanco occidental y que posee como principal elevación los montes de Mecsek (de carácter volcánico), y las montañas del norte, en la que se alzan, entre otros, los macizos de Bacón, Börzsony, Bükk y Matra. La cima más alta del país es el pico de Kékes, que registra 1.014 m sobre el nivel del mar. En lo que atañe a la red hidrográfica, ésta es de escasa densidad, y presenta como río principal el Danubio, que baña el país de norte a sur y a lo largo de 410 km. Igualmente, Hungría cuenta con numerosos lagos, el mayor de los cuales es el Balatón (su superficie es de 596 km²).

La climatología dominante es de tipo continental, con veranos cálidos e inviernos muy fríos, con promedios térmicos que no alcanzan los 0 °C. La temperatura media anual en las llanuras es de 11 °C, mientras que ésta se sitúa en los 8 °C en las zonas montañosas. Desde el punto de vista de la vegetación, en la Gran Llanura abundan las especies propias de la estepa, mientras que en la zona septentrional y en el oeste son comunes los bosques caducifolios (especialmente los de hayas y robles).

Desde el punto de vista étnico, el grupo más numeroso es el de los magiares, un pueblo oriundo de las estepas de Europea del Este que se asentó en lo que hoy es Hungría en el siglo IX. A su vez, el país cuenta con colectivos minoritarios, como los eslavos del sur (croatas y serbios), los germanos, los eslovacos y los rumanos. Por otro lado, los ciudadanos de etnia gitana son aproximadamente unos 700.000. En el ámbito religioso, dos terceras partes de la población húngara profesan el catolicismo, mientras que los protestantes suman una quinta parte del censo, aproximadamente.

La historia de Hungría arranca con sucesivas ocupaciones a manos de celtas, sármatas, romanos, hunos, lombardos y ávaros, que precedieron la llegada de Carlomagno (742-814). En el siglo IX, sin embargo, los magiares fundaron la dinastía Arpads. Dos siglos después, Esteban I (ca. 975-1038) consolidó el cristianismo y consolidó el feudalismo. Tras el 1301 ?año de la desaparición de los Arpads?, se instauró la casa de Anjou, que en el siglo XIV conquistaría Dalmacia, Valaquia y Polonia, convirtiendo así al país en la principal potencia de Europa central. Ya en el siglo XV, Matías Corvino implantó en Hungría una dinastía autóctona. En el siglo XVI, los otomanos se instalaron en el centro del país, pero en el XVII, Austria, que detentaba el control del oeste y el noroeste del país, pasó a controlar toda Hungría. A finales del siglo XVIIII José II de Habsburgo-Lorena, que reinó en Hungría entre 1780 y 1790, declaró oficial la lengua alemana. En 1848, los liberales se impusieron en la Dieta (o Asamblea) y precipitaron la abolición de la servidumbre.  Poco después, en 1867, se creó el Imperio de Austria-Hungría, que perduraría hasta 1918, momento en que la revolución encabezada por Miháy Karoly se proclamó la independencia del país, que precedió, un año después, la instauración de la República Soviética Húngara. Sin embargo, ésta sólo duró 133 días, tras los cuales se restauró la monarquía (1920).

En el marco de la Segunda Guerra Mundial, Hungría se alió con las potencias del Eje en 1941. Una vez acabada la contienda, se proclamaría la República Popular Húngara (1949). Pese a acontecimientos como el levantamiento que encabezó Imre Nagy contra el gobierno estalinista en 1956 (y que fue sofocado por el ejército de la URSS), Hungría fue un Estado satélite de la URSS gobernado por János Kádar. La situación se prolongó hasta el colapso del bloque soviético en 1989, que motivó la dimisión del dirigente y el inicio de un largo tránsito que conduciría al país a la adopción de una economía de mercado y un régimen pluripartidista en 1990. El 1 de mayo del 2004, Hungría entró a formar parte de la Unión Europea, mientras que en el 2010 hizo públicas ante el resto de países del continente el delicado momento que atravesaba su economía.

El idioma oficial del país es el húngaro, que deriva del urálico. A su vez, la moneda en curso es el florín húngaro, que se subdivide en 100 fillér (1.000 florines húngaros equivalen a unos 3,5 euros).

Dado que se trata de un Estado miembro del espacio Schengen, sólo se requiere de un  DNI (o en su defecto, pasaporte) en vigor para entrar en Hungría. Si la estancia es inferior a tres meses, no es necesario obtener el correspondiente visado. Del mismo modo, tampoco existe ninguna vacuna obligatoria. Para recabar más información, se recomienda contactar con la Embajada de Hungría en España (C/ Ángel de Diego Roldán, 21, Madrid).

En lo que atañe a la reserva de vuelos a Hungría, cabe reseñar en este país funcionan en la actualidad cinco aeropuertos: el de Budapest Ferihegy, el de Debrecen, el de Gyor-Pér, el de Pécs Pogány y el de Sármellék. No obstante, si se viaja desde algunas de las principales ciudades españoles, lo más práctico y económico es optar el primero de ellos, que corresponde a la capital del país.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true