Viajes

Guía de viaje Jamaica

Identificación

Jamaica: Ritmos que transmiten paz y libertad

Conoce Jamaica: La isla del reggae

Introducción Jamaica

En la actualidad es común asistir a alguna discoteca y bailar con los amigos un poco de reggae. Es un ritmo muy singular y agradable, sinónimo de paz y libertad. Pero al día siguiente la fiesta acaba y hay que volver al trabajo y la rutina. ¿Qué le parecería pasar sus vacaciones en la tierra originaria del reggae? Si usted se siente interesado en el descanso tropical, las playas y la buena música, entonces tiene que aprovechar los atractivos viajes caribe a la bella y exótica Jamaica.

Se trata de una nación que forma parte de las Grandes Antillas, en el Mar Caribe. No es una isla muy extensa, sin embargo su cultura y costumbres se han extendido a gran parte del mundo y muchos de sus elementos, hasta el día de hoy, son parte de la vida de muchos jóvenes.

El territorio de Jamaica es predominantemente accidentado en su interior. Son numerosas verdes montañas las que hay en el interior y estas sólo permiten la existencia de un pequeño litoral. Sin embargo, es en estos bordes costeros donde las principales comunidades han sentado sus bases.

La mejor época en la que uno puede ir siempre dependerá de las particularidades climáticas. Generalmente, por su ubicación caribeña, es un país de clima tropical. Los vientos del Mar Caribe influyen también para que el calor no sea excesivo. Los días nublados a lo largo del año no llegan a sumar un mes.

Los días de mayor calor son en julio, debido a la temporadaza veraniega. Por otro lado, en el invierno (enero) la temperatura llega a sufrir una ligera baja, pero que permite aún sentir el calor. De modo que para días soleados cualquier día del año es bueno ya que en promedio anual la temperatura es de unos 26 grados.

Por otro lado, si no desea llegar a Jamaica y encontrarse con una temporada de lluvias que le impida ir a las playas, viaje entre enero y julio. Por la predominancia del calor, cuando haga sus maletas, procure poner ropa ligera para mantenerse fresco. Una ventaja que usted debe considerar cuando viaje a Jamaica, es que será muy difícil que se tope con un temporal de huracanes como suele suceder en otros rincones del Caribe.

Por suerte en Jamaica, sus cadenas montañosas actúan como barreras naturales que sirven para repeler los vientos. Además, las mismas montañas llegan a ser grandes atractivos del país debido a su belleza excepcional de entre todas las islas caribeñas. En el lado este pueden ubicarse, por ejemplo, las montañas azules. De estos destaca el Monte azul, por ser la zona más alta de toda Jamaica.

Cuando usted llegue a esta maravillosa tierra se percatará de la gran importancia que tiene para ellos la religión y la cultura. La valoración de lo musical y ese aire de misticismo es lo que ha hecho que muchos estándares de la forma de vida jamaiquina se hayan transmitido a la comunidad mundial.

El ritmo natural de la zona es por excelencia, el reggae. Este ritmo propio del país ha ido experimentando a lo largo de los años diversas variaciones como el raggas, el earlyreggae, el reggaemufin, etc. Al llegar al país todavía podrá percatarse la gran devoción que tienen los jamaiquinos por el máximo representante del reggae en la historia: Bob Marley. Este curioso y desaparecido personaje fue el vocero de la cultura rasta a nivel mundial.

Otros géneros musicales oriundos de Jamaica son el Dub, el Ska, el Calypso, Ragga, el Mento, etc. El cantante Bob Marley es considerado por los jamaiquinos no sólo como un icono musical, sino también como figura religiosa que llegó para establecer y difundir algunas de las bases del principal culto religioso de la isla: el rastafarismo.

Otra característica que hace de Jamaica un gran destino para las vacaciones es que su gente es muy cálida y amigable. Los jamaiquinos tienen siempre férrea voluntad para todas las cosas. Un claro ejemplo de ello está evidenciado con la práctica futbolística que continúa aún y que les valió llegar al mundial en el año 98.

Sin embargo, el episodio que más le llamará la atención en los clubes deportivos de la isla, son los recuerdos de la selección de trineo. Los jamaiquinos viven siempre orgullosos de sus deportistas en esta disciplina, a pesar de que se trata de un deporte de invierno y que no tiene los equipamientos ni las condiciones climáticas necesarias en la isla. Aún así, la selección de trineo participa hasta la actualidad en las competiciones olímpicas con muy buenos resultados. En el atletismo Jamaica también destaca gracias a Asafa Powell, quien hace unos tres años logró convertirse en el hombre más rápido del planeta.

Durante su estancia en Jamaica, es muy recomendable realizar compras. Esta actividad puede realizarse tanto en tiendas especializadas así como en pequeños mercados. Los productos que más destacan son los que provienen de la cultura rasta, de modo que son predominantes los colores rojos, verdes y amarillos. Muchos de esos productos están hechos a mano, por obra de expertos artesanos.

Uno puede adquirir en los mercados jamaiquinos ropa bordada, telas coloridas, dibujos, cerámica natural, ojotas, sombreros abultados, etc. Por suerte, no sólo pueden adquirirse los productos en las tiendas sino también en los mismos establecimientos donde son fabricados. Muchos de ellos se ubican en la avenida principal de Kingston y otros en la periferia de Montego Bay. Se pueden pedir artículos hechos a medida así como también imitaciones de piezas antiguas (como de los restos arqueológicos encontrados en Port Royal, por ejemplo).

Highgate Village es una comunidad ubicada entre las montañas jamaiquinas. En este lugar usted puede comprar por precios módicos, hermosos muebles y adornos hechos con materiales naturales. Las maderas y las cortezas de los árboles de la región son el principal elemento para la fabricación. Los turistas compran muchos de estos productos no sólo porque son de precios cómodos (si uno es perspicaz puede regatear), sino también porque los diseños tropicales y agrestes son de gran atractivo. Por otro lado, usted no puede regresar a casa sin llevarse un ron de Jamaica. Esta es la bebida predilecta de la zona del mismo modo en que lo es para muchos países del Caribe. Y no piense que puede llegar a cualquier tienda del mundo y pedir una botella de Rumona. Esta bebida sólo la encontrará en Jamaica y a buenos precios.

Por suerte en Jamaica, las políticas de turismo implementadas por el gobierno permiten la mejora de las diversas infraestructuras. Los hoteles en Jamaica son de primera calidad y pueden encontrarse en Ocho Ríos, Kingston, Montego Bay, etc. Precisamente por esos detalles es que el turismo forma parte importante en la economía del país.

Sus fértiles suelos no sólo permiten la manutención de las familias sino también aumentan la oferta gastronómica para los visitantes que vienen muy interesados en probar los picantes sabores jamaiquinos. Se cultiva el maíz, las naranjas, los plátanos, el jengibre, la caña de azúcar (ingrediente primordial para la preparación del ron) y muchas especias.

Como referencia para el turismo activo, si uno logra contactar en las oficinas de turismo con un grupo que realice excursiones al interior de las montañas, uno podrá toparse en el camino con más de dos centenares de especies en cuanto a la flora se refiere. Los artesanos suelen usar de manera moderada, árboles como el cedro, la caoba, el ébano, etc. En cuanto a la fauna destacan las coloridas aves que parecen de fantasía (colibríes y papagayos, sobre todo).

En Jamaica también podrá visitar una gran cantidad de museos dedicados a exhibir piezas diversas de la isla antes de la conquista. En estos establecimientos uno puede encontrar reliquias hechas por las tribus arawak, quienes habitaron Jamaica hace más de 600 años. Otra de las actividades importantes es visitar Kigston, ya que al ser la capital del país congrega ahí gran cantidad de bibliotecas, teatros, y sobre todo a la Universidad de las Antillas, a donde llegan muchos de los jóvenes del Caribe que desean tener una profesión.

Un detalle más que lo hará sentir a gusto en esta tierra tropical, son las facilidades en cuanto al transporte. A pesar de ser una isla de poca extensión, Jamaica cuenta con una gran red ferroviaria tanto para el transporte de personas como para el de materias primas. Las carreteras también brindan facilidades para viajar de un lugar a otro, ya sea en autobús o en coche.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true