Viajes

Guía de viaje Jordania

Identificación

Jordania: Un país que recibe con los brazos abiertos

Pequeño país entre dos mares

Introducción Jordania Jordania es un pequeño país encerrado entre numerosos vecinos y con dos mares, el mar Muerto y el mar Rojo pero con muy poca costa -sólo 26 Km.- el 75% de su territorio es desértico y durante milenios fue poblado por nómades, hoy muy poca población rural continúa esta cultura.

Diferentes civilizaciones ocuparon el lugar y dejaron vestigios maravillosos, de los más importantes en Oriente Medio: romanos, cruzados, omeyas y por supuesto la increíble Petra, ciudad esculpida en la roca por los nabateos.
Jordania nos invita a seguir la sombra de Lawrence de Arabia y vivir su increíble aventura desde el puerto de Aqaba al oasis de Azraq pasando por el espectacular valle Rum, más conocido como Wadi Rum o "valle de la luna" viviendo todas las tradiciones del mundo árabe montando un camello...

Jordania recibe a cada visitante como se recibe a un huésped de honor, los Beduinos pueden invitarnos a sus míticas tiendas de piel de cabra y enseñarnos hospitalidad: ceremonia del té, comida exótica para saciar al más hambriento, café como sólo ellos lo saben preparar...toda la magia del legendario Oriente como siempre lo imaginamos.

Jordania cuenta con tres aeropuertos internacionales, dos de los cuales - Queen Alia y Marka- se encuentran en su capital, Amman y el otro en Aqaba, el King Hussein.

El aeropuerto Queen Alia es el de mayor tráfico aéreo con vuelos internacionales directos desde y a todo Oriente Medio, África y algunas capitales europeas, este aeropuerto tiene una terminal dividida en dos sectores y se encuentra a 32 Km. de Amman, autobuses directos y taxis nos llevan al centro de la ciudad y una línea de autobuses regulares parten con una frecuencia de media hora, todos los medios de transportes brindan servicio durante las 24 horas. También podemos alquilar un coche en el aeropuerto a compañías internacionales o nacionales, con o sin chofer.
En Jordania existe un único vuelo doméstico que cubre el trayecto Amman-Aqaba dos veces por día a un precio realmente módico. Es un viaje que vale la pena realizar nada más que para contemplar el desierto.

Si alquilamos un coche en Amman y pensamos entregarlo en Aqaba, por ejemplo, debemos saber que se debe pagar un suplemento que a veces es importante y también debemos saber que si alquilamos un coche a una compañía local los mismos son renuentes a devolver el depósito.

La señalización en los lugares turísticos también está en inglés y algunas personas hablan esta lengua pero, aunque no lo hablen, los jordanos son amables y siempre tratarán de ayudarnos, orientarnos y ser útiles en lo que puedan.
¡Atención a los límites de velocidad porque hay radares por todos lados!

La única línea ferroviaria de Jordania cubre el trayecto Damas-Amman en 8 horas.
En Amman existe como transporte público -además de los autobuses y taxis- un sistema de "taxis colectivos" identificados con color blanco que realizan trayectos fijos con capacidad para cuatro pasajeros, no salen hasta que no estén ocupadas las cuatro plazas pero son mucho más rápidos que los autobuses y más económicos que los taxis tradicionales, identificados con el color amarillo.

Todas las ciudades cuentan con transporte público de autobuses y minibuses que brindan servicios satisfactorios y regulares. Los minibuses son más económicos pero, igual que los "taxis colectivos" no parten hasta tener su capacidad colmada.
En Jordania el auto-stop está prohibido por ley pero, siempre se encuentra un conductor que nos lleva, es de rigor compartir los gastos si el trayecto es más o menos largo.

Los hoteles de Amman, Petra y Aqaba cubren todas las categorías, todos los presupuestos y brindan todos los servicios, según nuestras necesidades, incluso los de dos y tres estrellas ofrecen más de lo que otros hoteles de la misma categoría brindan generalmente en otros países. Los precios son módicos, son lugares muy limpios y confortables y muchos ofrecen descuentos a partir de cierta cantidad de días. Algunos presentan un único inconveniente, no siempre tienen calefacción en invierno y puede hacer mucho frío, sobre todo durante la noche. Si viajamos en invierno debemos informarnos correctamente.

También es posible, en estación baja, regatear el precio en alguno de estos hoteles que no pertenecen a las grandes cadenas hoteleras.

Siendo Jordania un país de Beduinos es posible acampar en cualquier lugar salvo en las zonas de frontera, recordemos que este país es políticamente un lugar seguro y tranquilo, no tiene disturbios internos ni problemas con sus vecinos. En algunos lugares como Dana, Wadi Mujib, Ajlum y Wadi Rum hay infraestructura adecuada para acampantes. Reiteramos que las noches en invierno suelen ser muy pero muy frías, si viajamos en esa estación del año y pensamos acampar llevemos un buen equipo de invierno -además debemos saber que lo único que encontraremos en Jordania es "agua y comida"- todo lo necesario para acampar debemos llevarlo con nosotros porque no lo encontraremos allá, casi con seguridad.

Durante mucho tiempo se creyó que lo único que se podía hacer en Jordania era visitar la legendaria ciudad de Petra (¡más legendaria luego de la película de Indiana Jones!) evidentemente no podemos visitar este hermoso país y evitar Amman o Petra pero, son muchos más los atractivos que ofrece Jordania en la actualidad.

Desde el hermoso y siempre verde Valle del Río Jordán hasta la belleza del Mar Rojo y sus Spa de lujo, pasando por el mítico Mar Muerto -a más de 400 metros bajo el nivel del mar y con una densidad en sales minerales que nos impide sumergirnos- el desierto o los oasis, Jordania es, indudablemente, aventura y cultura.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true