Viajes

Guía de viaje La Gomera

Identificación

La Gomera: La isla montañosa

La Gomera, el misterio entre rocas y nubes

Introducción La Gomera Un silbido entre montañas, un lagarto que se esconde en los riscos, un mar de nubes que cubre el bosque húmedo, las naves de Colón atracando en un pequeño puerto? Todas estas imágenes dan fe del misterio que envuelve a La Gomera, el secreto mejor guardado para el viajero que se acerque a visitar las Islas Canarias. Tan pequeña como se lo permiten sus 396,72 km2 de extensión, la isla de La Gomera alberga atractivos para todos los gustos, pero sobre todo para aquéllos que busquen algo distinto y muy especial en sus viajes. Playas, gastronomía, monumentos de la época colombina? La Gomera se transforma, sin darnos cuenta, en un lugar donde el tiempo pasa, sin saber nunca a dónde nos llevará.

Poblada por menos de 23.000 habitantes, el reducido tamaño de esta delicada isla alberga multitud de espacios naturales protegidos. Pero su patrimonio histórico no es nada desdeñable, sobre todo si tenemos en cuenta que fue destino de avituallamiento para las naves de las expediciones que iban y volvían de las Américas, en tiempos de Cristóbal Colón. Los monumentos de la era colombina pueblan San Sebastián de la Gomera, la capital de la isla (perteneciente, por otra parte, a la provincia de Santa Cruz de Tenerife) y puerto principal de acceso a su territorio. El patrimonio inmaterial también es importante en la isla, especialmente en lo que respecta al famoso silbo gomero, una tradición popular que se remonta siglos atrás y que constituyó durante mucho tiempo una vía de comunicación entre las distintas regiones de la isla, separadas por una orografía difícil de salvar.

Pero es fundamentalmente la Naturaleza la protagonista de esta mágica isla. El Parque Natural de Garajonay encabeza la amplia lista de espacios protegidos (que cuenta con un total de diecisiete), que se ofrecen al viajero para recorrer de distintas formas: a pie, a caballo? Otros espacios naturales de interés, que no dejarán indiferente a ningún amante de la Naturaleza, son la Reserva Natural de Benchijigua, el Parque Natural de Gajona o el Monumento Natural de los Órganos. Merece la pena que nuestra visita a La Gomera se extienda el tiempo suficiente para conocer todos estos maravillosos enclaves.

Y desde luego, no podemos olvidar que La Gomera es ante todo una isla, cuyas costas ofrecen todo tipo de atractivos a los amantes del mar. Calas abruptas y solitarias esperan a los amantes de la Naturaleza en estado puro; pero también hay bellas playas de arena donde relajarse tomando el sol y disfrutando del dolce fare niente? Y qué decir de los fondos marinos, todo un paraíso para los fanáticos del submarinismo o el buceo a pulmón. Su abundancia de vida marina, aguas cálidas y trasparentes y fauna típica de los mares subtropicales atraen anualmente a aficionados de todo el mundo.

Aunque parezca imposible, aún quedan cosas que hacer y que ver en La Gomera. Desde apuntarse a una ruta para avistar cetáceos, en embarcaciones que parten diariamente desde el sur de la isla, hasta visitar estupendos campos donde practicar el golf o conocer y comprar la artesanía de la isla, nuestros días en La Gomera no nos dejarán ni un solo momento para el aburrimiento.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true