Viajes

Guía de viaje Lanzarote

Identificación

Lanzarote: Una bella isla en las Canarias

La isla del Fuego

Introducción Lanzarote En las Islas Afortunadas, las Hespérides, o más comúnmente conocidas Islas Canarias se encuentra la volcánica isla de Lanzarote, perteneciente a la provincia de Las Palmas. Dicen que ninguna isla es igual a otra y que entre todas se conforma una paisaje variopinto. Pues nada más cercano de la realidad ya que a diferencia de sus hermanas occidentales, Lanzarote, al ser la más oriental, posee un peculiar paisaje volcánico que le aporta un carácter mágico, diferente y sorprendente.

Las Islas Canarias se encuentran ubicadas a tan sólo 100 kilómetros del Continente Africano. En concreto, Lanzarote se encuentra a una distancia de 1000 km de la Península Ibérica y a 140 de la costa africana. Tiene una superficie de 845,93 km. y una población de 135.000 habitantes y, además, junto a sus costas se hallan los islotes o islas menores de La Graciosa- la única poblada-, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste.

Lanzarote es un sitio perfecto para pasar las vacaciones en cualquier estación, ya que esta isla posee el privilegio de mantener durante todo el año temperaturas suaves y agradables, con una media anual en torno a los 22º C, a lo que se suma la peculiaridad de los vientos alisios que dan la oportunidad de practicar diversas actividades deportivas náuticas, entre las que destacan el buceo, surf o el windsurf.

Pero, no sólo su agradable tiempo hace de Lanzarote un sitio especial e incluso único. Este destino es tan atractivo para el viajero por ser un lugar privilegiado de largas playas de arena blanca y pequeñas calas recónditas, además de por ofrecer un paisaje que en su conjunto muestra un museo natural al aire libre. Un paisaje propio e inventado gracias a la imaginación de los isleños agricultores y al amor que sentía por esta isla su máximo defensor y representante en el exterior, Cesar Manrique, cuya huella queda estampada en cualquier rincón de la isla.

Como no podía ser de otra manera, Lanzarote está bajo la protección de la Reserva de la Biosfera de la Unesco, posee el Parque Nacional de Timanfaya, seis centros turísticos y más de 15 museos y galerías de arte que muestran la rica cultura conejera (denominación coloquial de los isleños), en la que se entremezcla con armonía las más añejas costumbres, la cultura tradicional y la rica fauna y flora local.

Como su diferenciada naturaleza, su historia es igual de atractiva, ya que se origina de la mano de pueblos de ascendencia bereber hace aproximadamente dos mil años. Desde este principio, la isla se creó y desarrolló a través de la combinación de culturas, como la fenicia y romana, hasta que el normando Jean de Bethencourt, a las órdenes de la Corona española, inició en el sur de Lanzarote el proceso de conquista de todo el Archipiélago. Así, desde siempre, Lanzarote ha estado poblada por la diversidad de razas que luchaban por un mismo fin: sobrevivir a pesar de la lejanía insular y de la escasez de agua característica de la isla.

Son pocos los rastros que quedan en la actualidad de sus primeros pobladores, aunque quedan algunas iglesias, monasterios y palacetes anteriores al XVII, pero sigue arraigado en su población muchas costumbres añejas que aún perviven. No obstante, sin duda, al hablar de cultura y patrimonio, en la visita a Lanzarote es imprescindible conocer Los Jameos del Agua, El Monumento al Campesino, el Mirador del Río, La Cueva de los Verdes, el Jardín de Cactus, el Castillo de San José y, por supuesto, la Casa Museo de Cesar Manrique, para conocer realmente qué es Lanzarote y su integración entre naturaleza y arte.

En cuanto a gastronomía, la ser un destino de Calidad, la isla lo ofrece todo a través de su buena, variada y cualificada oferta en restaurantes. Desde la gastronomía tradicional canaria, que ofrecen productos típicos de la tierra, hasta el más amplio menú nacional e internacional, con platos procedentes de todo el mundo. Pero sin duda, lo que no se puede perder el turista al visitar Lanzarote es su variada gama de vino, su pescado fresco y su queso de cabra, avalado por por la Denominación de Origen.

Como sucede con todo destino turístico importante, los interesados en visitarlo no tienen por qué preocuparse pues dispone de todas las vías de acceso posibles. Para comenzar, cuenta con varios puertos que conectan ferries Lanzarote con el resto de Archipiélago Canario, y por ende, con el resto de España y de Europa. Los que gusten de este tipo de transporte deben saber que el paisaje que se puede apreciar es incomparable, además, es común que cuadrillas de delfines persigan la embarcación hasta el final del recorrido. Tampoco tiene que preocuparse el turistas de encontrar Lanzarote, ya que la oferta es muy amplia y variada.

Por otra parte, los que prefieren llegar por vía aérea tampoco tendrán que pasar por ningún inconveniente pues Lanzarote  nunca faltan, ya que además cuenta con un aeropuerto de gran capacidad. En caso de no conseguir un vuelo directo, siempre es posible hacer escala en alguna de las islas, lo cual no toma más de unos minutos.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true