Viajes

Guía de viaje Malta

Identificación

Malta: La joya del Mediterráneo

Magníficas costas

Introducción Malta Situada entre Italia, Túnez y Libia, la República de Malta es sin duda un compendio de todo lo que el mar Mediterráneo y su cultura han ido depositando en Europa a lo largo de los siglos. Durante las últimas décadas, el archipiélago maltés ha ido convirtiéndose poco a poco en un destino turístico excepcional, aunque lo cierto es que estas paradisíacas islas todavía conservan lugares plenos de encanto, donde el tiempo parece haberse detenido. Sus inigualables costas rocosas y playas, bañadas por un mar de un azul casi imposible, se alían con los bosques y pueblos del interior y con todos los vestigios arqueológicos y arquitectónicos, dejados por las culturas que desde hace milenios han habitado las islas de Malta.

La República de Malta consta de cinco islas, de las cuales la Isla de Malta es la más grande y densamente poblada. Esta isla es además la más rica en cuanto a cultura y patrimonio, y también la que más recursos turísticos y de ocio posee. No hay que olvidar que muchos viajeros y turistas acuden a la isla en busca de sus magníficas costas, perfectas sobre todo para la práctica del buceo y del esnórkel. En Malta hay gran cantidad de playas; muchas de ellas son de roca, pero también es posible encontrar preciosas y amplias playas de arena dorada, bañadas por las aguas azules del Mediterráneo, como si de un paraíso se tratara. Golden Bay, Bahía Mellieva, San Julián (cuya playa ha sido rellenada con arena para acondicionarla)... En todas ellas podremos buscar y encontrar nuestro propio lugar al sol. Además, también merece la pena coger una embarcación y hacer excursiones a las islas vecinas de Gozo y Comino, donde encontrar y descubrir otras playas excepcionales.

La naturaleza ha sido excepcionalmente generosa con el archipiélago maltés. Además de sus increíbles costas y sus hermosas playas, también hay preciosas grutas marinas para descubrir en Malta, así como enclaves perfectos para la práctica del senderismo o la escalada. Los senderos del centro y el sur de la isla son llanos y suaves, idóneos para recorrerlos pausadamente en bicicleta; en el norte, las sendas son más empinadas y lo mejor es hacer rutas a pie. Otra opción muy atractiva (toda una tradición en el archipiélago) son las rutas a caballo, una magnífica forma de explorar las islas.

La gran cantidad de culturas que pasaron a lo largo de los siglos por Malta han dejado interesantes vestigios arqueológicos y arquitectónicos en la isla, hasta tal punto que el país cuenta con tres enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde la preciosa ciudad de La Valetta hasta la Ciudadela de Medina o Rabat, el visitante puede perderse en la inmensidad de las construcciones que sobreviven al paso de los siglos. Arquitectura, arte, vestigios prehistóricos... Un auténtico paraíso para los amantes de la antigüedad y la cultura. Y desde luego, no hay que olvidar que Malta es puro Mediterráneo, y esto convierte a la isla en un lugar estupendo para disfrutar de la gastronomía más deliciosa y de una vida nocturna de excepción. No hay tiempo para el aburrimiento en la Isla de Malta.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False false