Viajes

Guía de viaje Munich

Identificación

Munich: Entre el arte y la cerveza

Munich, la perla de Bavaria

Introducción Munich Munich es, después de Berlín, la ciudad más visitada de Alemania gracias al prestigio de sus museos, a la belleza de sus monumentos y a la calidad de sus tiendas.

Sus monumentos del siglo XVIII son obras maestras del estilo rococó mientras que los construidos en el siglo XIX se identifican con el neo clasicismo.

Munich es una ciudad profundamente marcada por los soberanos de Wittelsbach: su residencia de verano, el castillo de Nymphenburg, así como la residencia en el centro de la ciudad, testimonian sobre la riqueza y la importancia de esta familia. A ella se debe el renombre internacional de la ciudad que comenzó en el siglo XIX y que perdura en nuestros días.

El mundo entero también sabe de la alegría de esta ciudad que se manifiesta todos los años -atrayendo turistas de todas partes- en la célebre "Oktoberfest" y no es un privilegio menor el marco excepcional que le brinda a Munich la presencia de los Alpes, sólo a una hora de carretera se encuentran las primeras estaciones de esquí.

Munich también constituye un importante polo científico e industrial apoyado por los desarrollos de la Universidad Ludwig-Maximilians-Universität, una de las más importantes de Alemania.

También esta ciudad es el centro alemán de la industria editorial y de los medios, casi todos los productos de la televisión y el cine alemán se producen en Munich.

München, tal su nombre en alemán, tiene su origen en el siglo IX, cerca de una abadía benedictina, etimológicamente significa "hogar de los monjes". Es a partir del año 1518 que la ciudad comienza a desarrollarse cuando el duque sajón “Enrique, el León” dota a la ciudad de un mercado y de fortificaciones. El ducado de Baviera fue cedido en el año 1240 al conde Otto Von Wittelsbach por el Emperador Barbarroja. Esta dinastía, así iniciada, mantuvo el poder por casi 740 años, hasta el año 1918.

Es durante el siglo XIX que Munich comenzó su verdadero esplendor. Se convocaron arquitectos y constructores de renombre para diseñar calles, plazas, monumentos, museos.

Casi la mitad de la ciudad fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial. Su reconstrucción fue lenta pero total y durante los últimos veinte años Munich conoce un crecimiento sostenible.

Munich ocupa un lugar central en Europa y es posible abordarla desde todos los medios de transporte.

Llegar a Munich en tren es muy cómodo ya que la estación de trenes se sitúa a sólo 2 Km. de la plaza Santa Maria, pleno centro de la ciudad. Esta estación de trenes es una de las más grandes de Alemania y enlaza con todas las regiones y casi todas las ciudades de Europa. También desde la misma salen y llegan todos los transportes públicos de Munich.

El aeropuerto de Munich es el segundo en importancia del país. Llegan vuelos internacionales desde todos los rincones del mundo. Tiene varias terminales, una para los vuelos internacionales, otra para los vuelos nacionales, otra únicamente para la compañía nacional, otra para los vuelos chárter, otra para los jets privados y taxis aéreos e incluso tiene una terminal únicamente para la compañías israelíes donde los pasajeros pasan directamente del avión a una zona de seguridad. De todos modos todas confluyen ya sea en el Terminal 1 o en la Terminal 2 y ambas se integran en el centro del aeropuerto.

Desde el mismo aeropuerto salen los trenes S1 y S8 (valor del billete 8 €) con dirección a varias estaciones de Munich incluyendo la Hauptbahnhof y Ostbahnhof que además de los trenes de cercanía realizan enlaces nacionales e internacionales. La duración del trayecto es de aproximadamente 45 minutos.

La central aeropuertaria también ofrece el servicio de taxis o autobuses, incluso limusinas, para acercarse hasta el centro de la ciudad de Munich u otro destino en la región y el servicio de alquiler de coches.

El acceso a Munich en coche se puede hacer desde cualquier ciudad de Europa, las carreteras son muy buenas y la Autopista A8 (autobahn) lleva directamente a la ciudad.

Es casi imprescindible llegar a Munich con reservación. Si disponemos de coche lo mejor es albergarse en los alrededores de la ciudad y si nuestra estadía va a coincidir con una festividad debemos realizar las reservaciones, por lo menos, con dos meses de anticipación y saber que los valores aumentan, en algunos lugares casi un 100%.

Como en toda Alemania, en Munich encontramos hoteles de todos los estilos y categorías. También es posible en esta ciudad albergarse en hostales, en casas particulares, en pensiones, en los ya célebres Bed and Breakfast y en Albergues Juveniles (es necesario reservar y ser miembro de la Asociación Internacional de Albergues Juveniles) debemos conocer bien, porque no en todas partes son iguales, cuáles son las condiciones y prestaciones en el albergue que elijamos, también en Munich hay albergues juveniles nacionales que, en general ofrecen un servicio de mejor calidad que los pertenecientes a la red internacional, El turismo rural está particularmente desarrollado en Baviera y es posible encontrar cerca de Munich un lugar especial para nuestras vacaciones, más económico, más tranquilo y estando bien comunicados gracias a un excelente servicio de trasporte público.

Munich ofrece además un estilo de hospedaje muy particular es la famosa "tienda". Este es el lugar más económico de la ciudad, se encuentra a 15 minutos del centro, el trasporte público se encuentra a 300 metros del lugar, no existen restricciones de ningún tipo, obedece a una concepción ecológica y sin fines de lucro. Personas mayores y familias con niños también son bienvenidos, se puede optar por hospedarse en la "tienda", inmenso dormitorio comunitario o plantar en el suelo la nuestra. Ofrece todos los servicios.

Las oficinas de turismo nacional y regional ofrecen listados completos de todas las opciones disponibles para hospedarse en Alemania.

Antes de comenzar el tour por la ciudad debemos saber que la ciudad de Munich ofrece al turista un abono de trasporte llamado "Welcome Card" que permite al visitante utilizar libremente todos los medios públicos así como aprovechar descuentos en entradas a museos, castillos, visitas guiadas, restaurantes...
Esta tarjeta puede adquirirse en la estación central Hauptbanhof, en el palacio de gobierno "Rathaus" y en las oficinas de turismo:
  • 1 día, 7,50€ por persona y 12,50€ para dos personas; 3 días, 17,50 €por persona y 25,50€ para dos personas para ser utilizada en la zona urbana.
  • 1 día, 13 € por persona y 22,50€ para dos personas; 3 días, 32€ por persona y 48€ para dos personas e incluye toda la red de trasporte, urbana y suburbana.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true