Viajes

Guía de viaje Noruega

Identificación

Noruega: Entre cielo, mar, montañas y un sol que no se apaga nunca en verano.

Entre los fiordos, el mar y las montañas

Introducción Noruega El país más hermoso del mundo, dicen los noruegos sin sonrojarse (algunos turistas también). Noruega es el triunfo de la naturaleza en su expresión más bella. Un permanente juego de me ves...no me ves entre los fiordos, el mar y las montañas. Paisajes románticos, glaciares que deslumbran con el brillo del sol, un bosque respetado y amado hasta en las grandes ciudades (¡que parecen aldeas de cuento!) una fauna exuberante donde podemos avistar incluso ballenas, osos blancos y miles de aves en las islas Lofoten.

Existen muchísimas razones para viajar a Noruega aunque -debemos reconocerlo- no es un viaje económico.
El viaje a Noruega en avión es, evidentemente la forma más simple de llegar pero, también es posible viajar en tren, coche o ferry.
Todas las empresas aéreas llegan hasta Oslo, su capital, incluso las de bajo costo y muchas llegan también desde el continente hasta la ciudad de Bergen y otras.
Llegar desde el aeropuerto a la ciudad no ofrece ninguna dificultad, Oslo Gardermoen se encuentra a 50 Km. del centro, los taxis tienen una tarifa fija, bastante económica comparada con los precios de otros servicios.
Si optamos por alquilar un coche en el aeropuerto debemos tomar la E18.
También una línea de trenes nos lleva hasta la capital en aproximadamente 20 minutos y una línea de autobuses tarda aproximadamente 50 minutos. (¡Atención! el aeropuerto de Sandefjord queda a 100 km. de la ciudad y el autobús que nos lleva cuesta tanto como un pasaje de avión).
Podemos tomar un ferry hacia Noruega desde Alemania, Gran Bretaña, Dinamarca o Suecia.
Viajar a Noruega en ferry puede ser una aventura y no un medio de transporte. Desde Dinamarca podemos embarcarnos desde varios puertos, no sólo en Copenhague.
Desde Alemania debemos embarcarnos en Kiel.
Desde Suecia, en Stromstad.
Con respecto al tren, una extensa y eficiente red de trenes comunica a Noruega con el resto de los países escandinavos y con el continente.
El viaje en tren se realiza hasta Suecia (Malmo) y de allí a Noruega, desde España debemos considerar unas 40 horas pero, los trenes son muy confortables y poseen coches-cama.
También hay autobuses si preferimos ese tipo de transporte.
Viajar en coche a Noruega generalmente se hace desde Dinamarca vía Suecia.
En Noruega, los peajes son automáticos, todos los coches pasan, si no tenemos el "Autopass" se toma una fotografía de la matrícula del coche y se envía la orden de pago por correo, si no deseamos recibir la factura podemos pagar el monto del peaje en alguna gasolinera. Lo más conveniente es comprar el "Visitors Payement" y los sucesivos montos se debitan de la tarjeta de crédito.

Noruega ofrece todo tipo de alojamiento, sus campings -una manera de disfrutar toda esta explosión descarada de belleza natural- están abiertos desde mediados de junio hasta mediados de agosto y son sumamente confortables y más económicos que los albergues para la juventud. Casi todos poseen cocinas comunitarias y lavavajillas, están bien mantenidos y equipados. Los campings situados en las riveras de los fiordos o del mar son menos fríos y es inevitable enamorarse del paisaje. El camping salvaje está tolerado si no invadimos la privacidad de los habitantes que, por lo general, reciben muy amigablemente al viajero. En las islas Lofoten es muy popular. Muchísima atención con el fuego, está absolutamente prohibido encender fogatas en los bosques y en campo abierto entre el 15 de abril y el 15 de septiembre. El cartel "Camping Ikke tillatt/forbud" significa "prohibido acampar".
La mayoría de los camping tienen simpáticas cabañas para alquilar, se llaman "Hytter", casi todas tienen calefacción, hornilla eléctrica y nevera, es posible alquilarlas por un valor de 240 a 1.200 € por semana. Muchas casas particulares, sobre todo al norte de Noruega, disponen de "Hytter" para los turistas, es conveniente reservar con anticipación y llegar al lugar antes de las 16 horas, incluso en verano.

En muchas zonas alquilan las pintorescas casitas de pescadores (pintadas de rojo, sobre pilotes), sobre todo en las zonas portuarias. También, muchos faros desafectados de las funciones para las que fueron construidos se han reciclado como alojamientos para turistas.

¡Atención insomnes! las noches en verano son realmente muy cortas y la claridad puede ser una tortura para algunos, además es casi imposible encontrar en Noruega ese tipo de antifaz que permite bloquear la luz, es aconsejable llevarlos en la maleta como equipaje de viaje.

Los Albergues para la Juventud de Noruega son los más caros del mundo, aunque los precios varían (entre 18 € y 30 € por persona, para las personas que no son miembros de la Federación Internacional de Albergues para la Juventud es aún más caro, ¡mejor asociarse!) pero, no hay límites de edad, se puede reservar telefónicamente y sus comodidades son similares a las de un hotel modesto. Las habitaciones más caras son la dobles, los niños menores de 15 años pagan la mitad y los menores de cuatro años no pagan.
El alojamiento en casas particulares se acrecienta día a día, con cada temporada crece la oferta para abastecer el turismo nacional e internacional. Este tipo de alojamiento es ideal para una escapada romántica o vacaciones rurales porque están, en su mayoría, localizadas lejos del centro de las ciudades, no sirven comida pero disponen de una cocina.
Alojándonos en casas particulares rápidamente comprendemos la fama de la limpieza en Noruega, como los japoneses ¡se descalzan al entrar!
En las zonas rurales o en las aldeas, este tipo de alojamiento está señalizado con un cartel que reza: "Rom" o "Husrom" y seguidamente "Ledig"= libre, "til leie "= se arrenda o "med Kjokken" con cocina.
Muchos de estos sitios están catalogados por las oficinas de turismo locales como Bed and Breakfast o Vacaciones Rurales.

Los hoteles en Noruega son prácticamente inaccesibles porque sus tarifas son exorbitantes, la mayoría de los pasajeros son personas que viajan a Noruega por negocios y por esa razón también, las tarifas de fin de semana son más baratas.
Son las grandes cadenas hoteleras las que monopolizan la actividad. Durante el verano cierran convenios para contingentes con muchas agencias de turismo y es posible obtener un mejor precio.
Existen algunos sistemas como "cheques de hotel" o "fjord-pass" que presentan ciertas ventajas si lo nuestro, indefectiblemente, es la comodidad del hotel. Los establecimientos tipo SPA, Ressort, "Hotel Boutique" son raros pero, en algunas regiones de los fiordos podemos llegar a alojarnos en verdaderos palacios de época. Los llamados "De Historiske Hotel" (hoteles históricos de Noruega) son, simplemente, para millonarios.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true