Viajes

Guía de viaje Pirineo Aragonés

Identificación

Pirineo Aragonés: Impresionantes montañas para el disfrute del esquí

Tierra noble de altos contrastes

Introducción Pirineo Aragonés Parques naturales, valles, altas montañas y estaciones de esquí de primer orden. Todos estos atractivos engloban los Pirineos Aragoneses, una impresionante zona con paisajes abruptos, para practicar deportes de riesgo, monumentos arquitectónicos en sus valles y una gastronomía llena de tradiciones.

Entre sus atractivos podemos citar rincones como la comarca de la Jacetania, con sus pistas de esquí; los valles de Tena y de Aragón, con pueblos pequeños pero con gran encanto; y la Ribagorza, con Benasque al frente; el Parque Natural de los Valles Occidentales, el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara; y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Las mejores estaciones de Europa

El Pirineo Aragonés presume de contar con inmejorables estaciones de esquí, por las que pasan miles de usuarios cada temporada. Unas estaciones que se renuevan con nuevas pistas, servicios y actividades para el disfrute de toda la familia.

Se dividen en el Valle de Aragón: con Candanchú y Astún; el Valle de Tena: con Formigal y Panticosa, y algo más alejado el Valle de Biescas, con Cerler como la cota más alta. Los dos primeros agrupan una gran cantidad de visitantes, tanto por su fácil accesibilidad como por la ventaja de disponer de 4 estaciones de primer nivel, muy cerca entre si, pues sólo están separadas por 40 Km. Por su parte, Cerler es uno de los mejores parajes para la práctica del esquí en invierno y actividades durante todo el año.

Astún
La estación cuenta con 3 pistas verdes de 745 m, 4 azules con 13,1 km, 22 rojas de 17,2 km, 9 negras de 8,1 km y un circuito permanente de esquí de fondo de 4 km, ubicado en la zona de los Lagos. La estación ha sido escenario de importantes eventos y competiciones deportivas, siendo eje central del turismo de este valle.
Candanchú

Es la estación de esquí más antigua de España. Justo al lado de Astún, y a sólo 1 km del Puerto de Somport, hacia Francia, es una estación de fuerte carácter familiar, pues posee una gran cantidad de pistas para los que quieren iniciarse en este deporte. Sus alojamientos y atractivos turísticos la convierten en un destino ideal para veranear.
Formigal
¡Para los más atrevidos! Cuenta con 137 km esquiables, 25,5 de ellos con equipos de producción de nieve artificial, lo que asegura nieve para toda la temporada. Sus más de 100 pistas repartidas por cuatro valles la convierten en toda una referencia del esquí nacional.
Panticosa
Es una de las modernas del valle, pues reúne una oferta asequible de servicios, tanto para el que busca una escapada en familia, la práctica del esquí deportivo y un ambiente tranquilo que sirve para relajarnos. Consta de 35 km esquiables, distribuidos en 41 pistas de diferentes niveles, siendo una estación pequeña y agradable.
Cerler
Nos encontramos con la estación más alta del Pirineo Aragonés. Situada en el Valle de Biescas y Benasque, ofrece zonas esquiables de máxima altura donde llegar a cimas sorprendentes. Contiene el mayor desnivel esquiable con 1.130 metros.

Esquiar en Pirineo Aragonés

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true