Viajes

Guía de viaje Porto Santo

Identificación

Porto Santo: La paradisíaca isla dorada del archipiélago de Madeira

Paraíso cercano

Introducción Porto Santo Porto Santo, Puerto Santo, el puerto "salvador"...el primer contacto de los portugueses con el archipiélago luego de una terrible tempestad que los apartó de la ruta fijada y los llevó hacia esta isla donde pudieron refugiarse y salvar milagrosamente sus vidas.

Una maravillosa playa de arena fina, un mar impecable y calmo, la denominada "isla dorada" del archipiélago, se encuentra a tan sólo 40 Km. de la isla principal y en menos de 40 minutos podemos alcanzarla en avión o en dos horas y media de un placentero viaje en ferry.

Las islas de Madeira y Porto Santo (habitadas) más las islas Selvagens y Desertas (deshabitadas) forman parte del mítico archipiélago portugués que se encuentra en el océano Atlántico, a tan sólo 500 Km. de la costa africana.
Porto Santo es, podría decirse, lo contrario a Madeira, la isla mayor del archipiélago, famosa por su exuberante flora. El suelo de Porto Santo es de origen calcáreo, es árido y casi imita el paisaje lunar, no obstante, la isla brinda siempre unas vacaciones soñadas para todos.
Sus aguas turquesas y su clima templado pueden ofrecernos el marco ideal para una luna de miel, una escapada romántica, unas vacaciones de total descanso o la más loca de las aventuras.
Ecologistas, familias o enamorados, todos tienen algo especial para disfrutar este destino, ninguno se sentirá defraudado porque Porto Santo tiene todo para ofrecer.
Las playas de Porto Santo tienen características que no se presentan en muchos sitios. La arena de sus más de 9 Km. de playa presenta propiedades terapéuticas especiales, además de ser muy fina, tiene un gran contenido de carbonato de calcio, el agua que rodea la isla es abundante en iodo, magnesio y calcio, es límpido como pocas veces se encuentra en los sitios turísticos y representan, junto a la calidad de la arena, un excelente tratamiento para los cuerpos fatigados y cansados del estrés de la vida moderna.
Lo que la naturaleza no nos brinda espontáneamente, de modo natural, siempre podemos obtenerlo en una sesión de talasoterapia en el único centro especializado con que cuenta el archipiélago y que se ocupa tanto de nuestro aspecto estético como de enfermedades orgánicas como artritis, reuma, circulación sanguínea o de trastornos musculares producidos por el cansancio, el sedentarismo, una enfermedad de la que nos estamos recuperando o simplemente para mimarnos y volver más renovados que nunca.
Para los deportistas, además de senderismo, la isla brinda la posibilidad de practicar golf, tenis, equitación, submarinismo...

La ciudad principal de esta hermosa isla es Vila Baleira, rodeada por un paisaje que no nos deja indiferentes y que nos invita a disfrutar de los días de playa o a caminar o a andar en bicicleta por los innumerables senederos de la isla, una isla que es absolutamente diferente a su hermana mayor, Madeira, pero igualmente atractiva.

Viajar a Porto Santo en avión es posible en un viaje directo desde la ciudad de Lisboa, dos veces por semana durante todo el año. Durante la temporada alta también es posible viajar desde las ciudades de Porto, Faro y desde París. También se organizan vuelos charters desde Inglaterra, Italia, Alemania, Francia y España durante la temporada alta.
El aeropuerto de Porto Santo se encuentra a dos escasos kilómetros de la ciudad de Vila Baleira. Este aeropuerto también recibe vuelos de Funchal, la capital del archipiélago, ubicada en la isla de Madeira.
El traslado desde el aeropuerto a nuestro destino lo debemos realizar en taxis cuyos valores promedios son de aproximadamente € 4 hasta el centro de Vila Baleira y de € 8 hasta la localidad de Porto Abrigo, uno de los destinos más concurridos en Porto Santo.

Este aeropuerto también cuenta con la posibilidad de arrendar coche ya que se encuentran delegaciones de las grandes empresas internacionales y también brindan el servicio cinco empresas portuguesas.
También podemos viajar a Porto Santo en ferry desde la isla de Madeira, el viaje dura aproximadamente 2.30 horas, los ferrys parten desde Funchal.
Si arrendamos una embarcación particular, el puerto de recreo de Porto Santo cuenta con numerosos muelles de amarre dotados de los servicios de agua y electricidad para las embarcaciones, además de instalaciones sanitarias, servicios de lavandería y otras comodidades.

La isla posee hoteles de 5, 4 y 3 estrellas. Muchos son hoteles resort y hoteles Spa. Residenciales y pensiones, algunos con pocas habitaciones y responden más al estilo hotel boutique que al estilo de una pensión económica, otros pueden llegar a tener más de 25 habitaciones y, por lo general, sus precios son más accesibles. Porto Santo cuenta también con un albergue para la juventud, la "Pousada de Juventude" con capacidad para 64 personas que pueden optar por dormitorios comunitarios de 5 ó 4 camas y dos habitaciones dobles para personas con movilidad reducida, dispone de múltiples servicios y, si bien no hay toque de queda, después de las 0 horas sólo se puede ingresar cada dos horas. Debido a que es el único albergue para la juventud es conveniente realizar reservaciones con anticipación. También hay hostales, un poco más caros.
La isla cuenta con un único camping con una capacidad para 800 personas, en un espacio que llega hasta las dunas de la playa. Este camping está arbolado, parquizado y es seguro, entre los servicios que ofrece hay salones de usos múltiples, Internet, televisión, bar y electricidad, todo lo necesario para una estadía confortable.

La isla se caracteriza por tener sus hermosas playas en la costa sur y en la costa norte hermosos miradores escondidos aquí y allá, entre las montañas. Sus escasos 42 Km. cuadrados de superficie y lo hermoso de su paisaje nos permite recorrerla con placer cuando no estamos, simplemente, disfrutando las virtudes de su playa en un merecido "dolce farniente".

La ciudad principal de la isla es Vila Baleira, a la vera del mar. Una ciudad detenida en el tiempo, su paz y armonía nos invitan a recorrerla sin prisa. Entre sus principales atracciones está la casa en la que vivió Cristóbal Colón durante su estadía en la isla. El centro de la ciudad se encuentra en el Largo do Pelourinho, a su alrededor se ubican el Ayuntamiento, el Tribunal de Justicia, la iglesia Nossa Senhora da Piedade que data del siglo XVI y las oficinas públicas y privadas, además de los servicios. También los bares y restaurantes.
La calle desciende hacia el mar y se cruza con el paseo Infante Dom Enrique que se prolonga por el viejo muelle, sitio obligado de muchos pescadores. En el área se encuentra el mercado de frutas y hortalizas y la planta de desalinización del agua. Desde aquí podemos tomar la rua Maximo de Souza para desembocar en la calle peatonal, rua João Gonçalves.
Pero, el atractivo principal de Porto Santo son sus playas:

Playa do Penedo
: considerada una de las mejores y de las menos abarrotadas de bañistas. Dispone de la famosa bandera azul, es una playa urbanizada que cuenta con un restaurante, un centro de primeros auxilios, seguridad y lugar para dejar el coche.

Playa de Cabeco: esta en la zona de hoteles y es la preferida por los que conocen los efectos terapéuticos de su arena, se encuentra a unos 4 kilómetros, aproximadamente, del centro de Vila Baleira, se ofrecen servicios para realizar actividades de todo tipo.

Playa de Calheta: es una playa muy especial de Porto Santo, se forman naturalmente como piscinas o lagos entre rocas y dunas. También es una playa urbanizada, ostenta la famosa bandera azul y tiene todos los servicios como restaurantes, vestuarios, duchas, primeros auxilios, etc.

Playa de Fontinha: es probablemente una de las preferidas por los habitantes de Madeira, tiene unos 700 metros de largo, su arena es fina y el mar es muy tranquilo, es una de las playas preferidas por las familias con niños pequeños.

Playa de Pedras Pretas: no es tan turística, es una de las preferidas de los habitantes de la isla. No está urbanizada ni brinda servicios como para merecer la bandera azul pero, tiene un bar, una ducha improvisada y guardavidas.

Playa de Prainha: una playa muy pequeña en medio de un desierto, una playa ideal para parejas. En esta playa hay servicio de restaurante, vestuarios, hamacas y sombrillas. No es de fácil acceso y no tiene seguridad.

Playa Ponta: está ubicada en el centro de Ribeira Brava en una zona muy animada por la cantidad de bares y restaurantes y es una de las playas más concurrida. Se organizan juegos de volleyball y se alquilan canoas. La playa es excelente aunque un poco pequeña durante la temporada alta.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False false