Viajes

Guía de viaje Puerto Rico

Identificación

Puerto Rico: La isla de las mejores bahías bioluminiscentes del mundo

El Archipiélago caribeño de los bucaneros

Introducción Puerto Rico Pensar que la costa caribeña se limita a un generoso abanico de playas paradisíacas sólo puede ser sinónimo de una circunstancia: no haber tenido nunca la oportunidad de descubrir los numerosos atractivos de Puerto Rico. Una climatología privilegiada, sol a raudales, un mar de color azul turquesa, paisajes de ensueño, bellas muestras de arquitectura colonial, deportes de aventura, bahías bañadas por aguas que brillan en la oscuridad... ¿Se le puede pedir algo más a un destino turístico?

Ubicado al este de la República Dominicana y acariciado por el Atlántico (al norte) y el mar del Caribe (al sur y al este), Puerto Rico es un archipiélago compuesto por tres islas principales: Puerto Rico, Culebra y Vieques. Todas ellas, junto a Mona y otros territorios insulares menores, forman un Estado Libre Asociado a los EE.UU. de 3,7 millones de habitantes y 9.000 km2. Desde el punto de vista geográfico, la cordillera Central recorre la isla de Puerto Rico de oeste a este y da paso a un territorio cuajado de contrastes, que abarca desde los fascinantes bosques pluviales del noreste hasta las áreas boscosas secas del sector suroriental.

Mención aparte merece su excepcional clima tropical, cálido y húmedo, que se cuenta entre los más agradables del mundo. Sus temperaturas medias oscilan entre los 22,7º C en invierno y los 29,4º C en la temporada estival.

Sin embargo, las bondades de la climatología local se dan la mano con otros alicientes: la densa y apasionante historia de este cautivador rincón del Caribe, que ha dejado un generoso legado en forma de ciudades de aire colonial. Descubierta por Cristóbal Colón en 1493, la isla de Puerto Rico (bautizada inicialmente como Borinquen) fue colonizada por Juan Ponce de León en 1508, después de que éste sometiera a los indígenas taínos. Agotados los metales, los españoles decidieron explotar la agricultura de la isla, lo que supuso la introducción de esclavos venidos principalmente de África y Antillas menores. Pese a obtener su Estatuto de Autonomía en 1897 tras años de lucha, los EE.UU. lo anularon al derrotar a España en la guerra hispanoamericana de 1898. A su vez, el Tratado de París reconoció la soberanía de EE.UU. en la isla. Hubo que esperar hasta la aprobación de la Ley Jones de 1917 para que los puertorriqueños recuperaran un cierto grado de autogobierno, y hasta 1952 para que el archipiélago alcanzara su actual estatus de estado libre asociado.

Estos antecedentes explican por qué los dos idiomas oficiales de la isla son el español y el inglés, a pesar de que el primero es de largo el más utilizado por los lugareños. No obstante, su estrechísima vinculación con EE.UU. está presente en su moneda (el dólar estadounidense), los ingresos per capita (los más elevados de todo el Caribe y Latinoamérica) y los requisitos para entrar en Puerto Rico. Éstos son idénticos a los que se aplican en EE.UU. Es por ello que no se precisa visado (siempre y cuando el pasaporte del viajero se haya expedido por un país incluido en el Programa de Exención de Visado de los EE.UU., entre los que se cuenta España). Por lo tanto, están exentos de realizar este trámite los ciudadanos españoles que viajen como turistas y no permanezcan en Puerto Rico por un período superior a 90 días. En cualquier caso, deberán cumplimentar online el formulario ESTA antes de desplazarse a la zona: http://spanish.madrid.usembassy.gov/
 Por otro lado, pese a tratarse de una isla caribeña, no se precisa ninguna vacuna.

Reservar vuelos a Puerto Rico no comporta ninguna dificultad. De hecho, el territorio puertorriqueño ?y especialmente su capital, San Juan? está conectada por vía aérea con un buen número de capitales europeas, entre las que se incluyen Madrid. A su vez, también es fácil localizar conexiones desde Nueva York, Florida y las principales ciudades de la costa Este de USA.
Puerto Rico dispone de varios aeropuertos (San Juan, que recibe todos los vuelos nacionales e internacionales). Además del aeropuerto regional que se encuentra en Isla Grande desde donde se vuela a Vieques y Culebra, Aguadilla que recibe algunos vuelos desde US, Ceiba desde donde se vuela a Vieques y Culebra si se está en la zona Este y Ponce (también pequeño aeropuerto regional), a los que se suman los de las islas de Culebra y Vieques. Además, no hay que perder de vista la magnífica red de carreteras que recorren el territorio puertorriqueño, y que facilita enormemente la movilidad en vehículo privado.

Por lo que atañe a los hoteles en Puerto Rico, el recién llegado dispondrá de una amplísima oferta adaptada a todos los presupuestos y a cualquier necesidad: desde los establecimientos hoteleros de las grandes ciudades ?con San Juan a la cabeza? hasta los grandes complejos o resorts, pasando por coquetos y recoletos hostales junto a la playa o en el corazón de las montañas.

Una vez allí, las opciones de ocio resultan tan variadas como atrayentes: recalar en algunas de las más de 250 playas que cubren el litoral de Puerto Rico, realizar todo tipo de actividades deportivas ?tales como el snorkel, el buceo a pulmón, el submarinismo, el surf, el kite boarding o los paseos en kayak?, disfrutar de una tarde de compras en sus incontables outlets y centros comerciales, retroceder hasta la época de la dominación española admirando sus señoriales ciudades coloniales y sus fortificaciones... Por todo ello, puede afirmarse que Puerto Rico, más que un archipiélago, es una gratísima experiencia. Un auténtico regalo para los sentidos que espera a ser paladeado sin prisas, como si de un delicioso ron caribeño se tratara.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true