Viajes

Guía de viaje Riga

Identificación

Riga: Una capital que se reinventa cada día

Histórica y monumental ciudad

Introducción Riga Riga es la capital de Letonia, uno de los nuevos-viejos países del mar Báltico. Fundada en el año 1201 por un sacerdote alemán, Albert von Buxhoeveden, supo ser una importante ciudad de la Liga Hanseática, alianza que reunía a los países del mar Báltico y orbitaba alrededor del poder alemán.
Independizado de la órbita soviética en el año 1991, este pequeño y hermoso país, sufrió una profunda depresión económica ya que perdió muchas de las industrias que motorizaban la economía de la región. No obstante, Letonia y particularmente su capital, Riga, se mostraron como los más pujantes, luego del desmembramiento de la región en sus tres nuevos países: Estonia, Letonia y Lituania.
Riga es la ciudad más importante y más grande, la de mayor desarrollo político, económico y cultural de la región. También posee a la juventud más dinámica y la vida nocturna más animada de los tres estados. Cuna de destacados intelectuales y algunos Premio Nobel, entre todos sus hijos pródigos se destacan Sergéi Eisenstein, director de cine y Mikhail Baryshnikov, bailarín, actor y coreógrafo, ambos reconocidos mundialmente.

Esta hermosa ciudad, además de su casco histórico medieval, posee un centro financiero y cultural de marcado estilo "Art Nouveau" que llevó a la UNESCO a declararlo "Patrimonio de la Humanidad". La ciudad está dividida en sector oriental y occidental por las aguas del río Daugava que desemboca en el Golfo de Riga.
El mar tiene una influencia benéfica sobre el clima de la ciudad haciendo que sus estaciones no sean tan extremas como en el interior del continente y a escasos 30 Km. de la ciudad se encuentran las playas más bonitas del mar Báltico, por esa razón Riga también se destaca como ciudad costera.
Pero, debemos admitirlo, en Riga la humedad es una constante y en verano puede llover muchísimo, aunque se compensa con la cantidad de horas de sol, casi 18 horas a fines del mes de junio. En invierno, al contrario, los días son muy cortos y en noviembre ya nieva.

Viajar a la capital de Letonia en avión es el modo más simple y rápido para llegar desde el sur de Europa o del resto del mundo. El aeropuerto internacional de Riga recibe vuelos de muchas compañías internacionales, también vuelos de bajo costo y vuelos domésticos. Este aeropuerto, el "Riga International Airport" se encuentra a sólo 13 Km. del centro de la capital, autobuses, taxis, minibuses expresos garantizan nuestro traslado. Muchos hoteles, si hemos reservado con antelación pasan a retirarnos. La línea de autobuses N°22 realiza el trayecto en aproximadamente 30 minutos y en taxi debemos considerar un trayecto de 15 minutos. También podemos alquilar un coche en el aeropuerto. Si deseamos viajar en tren, la estación central se encuentra en pleno centro de la ciudad, es la "Centrâlâ Stacija" pero, salvo que nuestra ciudad de origen se encuentre en la misma Letonia o en Rusia deberíamos realizar tantos trasbordos y enlaces que el viaje nos llevaría un tiempo enorme y por otro lado, los trenes de larga distancia sufren demoras, cancelaciones y están en muy mal estado, no así los trenes de cercanías.
En el caso de encontrarnos en la ciudad de Moscú, debemos considerar hasta Riga un viaje de más de 16 horas.
La costa de Letonia posee 11 puertos con un intenso tráfico de transbordadores. Los mayores puertos de pasajeros están en las ciudades de Riga, Ventspils y Liepaja. La terminal de ferrys de Riga está ubicada a menos de 2 Km. del centro de la ciudad y es posible llegar al mismo utilizando los tranvías 5, 7 y 9.
Las conexiones de ferry con Estocolmo, Colonia y Lubeck son diarias.
Más sencillo que en tren o en ferry es viajar a Riga en autobús. Hay varias compañías que conectan a la ciudad de Riga con ciudades de toda Europa, la Estación Internacional de Autobuses de Riga (Autoosta) está ubicada en Pragas 1, al lado de la Estación Central del ferrocarril.
Viajar a Riga en coche es posible por la red de autopistas y carreteras principales. Debemos tener en cuenta que la tolerancia de alcohol es "Cero" y que las multas por infracciones de tránsito se pagan en el mismo momento. Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad y llevar las luces encendidas permanentemente. Si conducimos desde el oeste de Europa lo más conveniente es tomar la E30 que comunica Berlín con Riga, atravesando Polonia o llegar hasta la "Vía Hanseática", carretera que pasa por Gdansk, Kaliningrado y Siauliai o la "Vía Báltica" que va desde Varsovia a Tallin pasando por Riga. Estas vías, las autopistas y las carreteras están en buen estado pero, no es el caso de los caminos secundarios, algo que debemos considerar si viajamos a Riga en nuestro propio coche.

Riga ha renovado casi todos los hoteles heredados de la época soviética y lo ha hecho muy bien. Les ha brindado calidez y confort.
Los que permanecen originales carecen de esta calidez y confort pero son, en revancha, mucho más económicos, sobre todo si no cuentan con baño privado.
El tipo de alojamiento más íntimo como los Bed&Breakfast, las pensiones, el alojamiento en casas particulares y los residenciales están más desarrollados en las pequeñas localidades del interior, donde incluso encontramos pequeñas hosterías con servicio de sauna, que en la misma capital.
Los albergues para la juventud y los hostales están conociendo un buen impulso en Riga y no tanto en el interior.

Como muchas cosas en este país, los mejores albergues y hostales los encontramos en las localidades costeras o balnearios, puesto que han sido muy bien renovados, otros están en camino de ser refaccionados y otros están, francamente, inhabitables o siguen igual que en la era soviética. Algunos de los albergues sólo tienen dormitorios comunes, pero otros brindan habitaciones privadas con 2, 3 ó 4 camas.
El alquiler de apartamentos para turistas se está convirtiendo en una industria rentable en Riga y encontramos una oferta importante con apartamentos desde 40 dólares por día en temporada alta, la mayoría dispone de un ambiente con una cama de dos plazas, baño privado y pequeña cocina, no muy lejos del centro de la ciudad.
También hay Apart-Hotel con servicio de mucama.

Riga es una ciudad que se puede visitar caminando, nada queda lejos y menos si contamos con una estadía de varios días. También existen muchísimas visitas guiadas, según nuestros intereses. Pero, si deseamos salir del circuito turístico y tener una impresión más acabada de la vida de la ciudad el transporte público está compuesto por autobuses, trolebuses y tranvías, todos de la misma compañía, aunque es necesaria una tarjeta diferente para cada uno. Estas tarjetas pueden adquirirse en kioscos o las expenden los mismos conductores.
La "RigaCard" centraliza todos los medios de transporte y puede adquirirse en el aeropuerto, en muchos hoteles, en la oficina de turismo y en agencias de viaje.
También cuenta la ciudad con trenes de cercanías, eléctricos y confortables.
Las estaciones de trenes y autobuses se encuentran en el límite sudeste del casco antiguo, a penas a unos pocos pasos y la terminal del trasbordador sólo está a unos 500 metros hacia el norte de la parte vieja. El servicio de taxis es muy eficiente, se lo puede parar en la vía pública o bien solicitar el servicio telefónicamente. Como en todas las ciudades del mundo, los turistas son un festín para los taxistas, por esa razón lo más conveniente es tratar de fijar el precio antes de iniciar el viaje, seguramente en el hotel o donde nos hospedemos nos orientarán sobre el precio lógico del viaje que deseamos realizar.
Si vamos a permanecer en la ciudad y sus alrededores, quizás arrendar un coche no sea una buena idea ya que en el centro de la ciudad el aparcamiento es carísimo y los capitalinos conducen de modo muy agresivo y rápido.

Riga es un destino excelente para una escapada romántica o para detenernos por unos días más si vamos en viaje de negocios o -para no desperdiciar la oportunidad- si decidimos pasar unas largas vacaciones anuales en este país beneficiándonos de sus precios módicos y de su oferta turística. Además, desde que ingresó a la Unión Europea, en el año 2004, no son necesarias formalidades para ingresar al país. Si venimos de otras latitudes, las visas para Lituania no ofrecen mayores dificultades.
Riga tiene un encanto que salta a la vista por su historia y su arquitectura. El edificio emblemático de la ciudad es el conocido como "Casa de las Cabezas Negras" (Melngalvju nams), magnífico edificio medieval construido en ladrillo rojo, de estilo Renacentista Holandés. Este edificio fue destruido durante la guerra y reconstruido totalmente según el edificio original luego de la caída del muro de Berlín. Se encuentra enfrente del Ayuntamiento de la ciudad.
País mayoritariamente ortodoxo, Riga desborda de templos con las típicas cúpulas orientales. No podemos dejar de ver la Catedral de Riga (Catedral de San Jacobo), sede del arzobispado y la Catedral de la Natividad.
Pero, no obstante contar con una población mayoritariamente ortodoxa también hay muchos templos de otras confesiones que son dignos de admirar y visitar.
El casco antiguo (Vecrïga) es el centro histórico de la ciudad, se encuentra en la orilla oriental y posee una increíble sucesión de edificios construidos durante la Edad Media y posteriores. En esta zona están las torres de San Pedro, de San Jacobo y la torre de la Catedral.
En la zona Este del casco antiguo -a orillas del canal que fuera en otros tiempos el foso defensivo de la ciudad- hay parques y bulevares encantadores creados en el siglo XIX.
Los sitios emblemáticos, además de la "Casa de las Cabezas Negras" son el Castillo de Riga, residencia presidencial, las iglesias de San Salvador y de San Pedro, la primera data del año 1857 y la de San Pedro, de estilo gótico, data del año 1660 y, por supuesto, la Catedral de la ciudad.

Los museos de Historia de Riga, uno al lado de la Catedral y el Museo de Guerra en la famosa Torre de la Pólvora. Más allá del casco antiguo y del centro de la ciudad se encuentra la zona de compras de Riga, en un elegante damero de calles amplias, cerca de Elizabetes iela. Las construcciones de vanguardia se encuentran en el Norte de la ciudad, entre las calles Elizabetes, Alberta y Strelnieku.

La noche en Riga es tan animada y la oferta tan importante que muchas empresas ofrecen salidas nocturnas recorriendo bares y discotecas hasta las 5 de la madrugada. Riga tomó muy en serio la "globalización" y es, de las tres repúblicas de la región (las otras son Estonia y Lituania) la más occidental y la que más rápido adoptó las nuevas costumbres.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False false