Viajes

Guía de viaje Seychelles

Identificación

Seychelles: El paraíso en la tierra

Cerca del cielo

Introducción Seychelles Este pequeño paraíso tropical es muchas veces el destino elegido para una "luna de miel" de ensueño pero, ya sea para unas vacaciones románticas en pareja o para vacaciones en familia, las islas Seychelles son un destino privilegiado.
Este archipiélago es hospitalario en todos los sentidos, desde su naturaleza que no agrede (nada de animales invasivos que puedan malograr nuestra estadía) ni delincuencia de ningún tipo, ni maltrato de habitantes o autoridades, todo lo contrario pocos lugares son tan hospitalarios como las Seychelles.
Este archipiélago está conformado por 115 islas -muchas de ellas deshabitadas- esparcidas en más de 400.000 Km.2 sobre el Océano Indico, frente a las costas de Kenia, al noroeste de la isla de Madagascar. La isla más grande es Mahe y en ella se encuentra Victoria, la capital del país. Los seychellenses hablan criollo, francés e inglés.
De este lugar maravilloso, lo más conocido son sus espléndidas playas de una arena blanca, fina como el talco, bañadas por un mar tibio y transparente de un color turquesa que asombra y enmarcadas por una vegetación abundante.
Son el paradigma de las islas tropicales, hasta su eterna primavera las convierten en un destino sin agenda ni calendario. El fondo marino es excepcional en flora y fauna y diferentes actividades náuticas son ofrecidas por operadores turísticos, el senderismo es ideal, no dejaremos de asombrarnos ante la presencia de pájaros exóticos de plumajes coloridos o de plantas que crecen sin inhibiciones en un clima y un suelo propicio, como sus famosos cocoteros. No pasemos por alto que junto a las islas Galápagos comparte el privilegio de tener tortugas gigantes.
La isla de Mahe tiene el magnífico parque marítimo de Santa Ana y un jardín botánico hermoso. La isla de La Digue, menos urbanizada, tiene una playa que -se dice- es la más hermosa del mundo en Anse Source d'Argent.
Toda la historia de este archipiélago codiciado alternativamente por ingleses y franceses y utilizado por portugueses y piratas de todas las calañas se encuentra documentada en los museos de la capital.
Además de estas civilizaciones, los árabes plantaron bandera en el archipiélago en el siglo IX pero, los primeros colonizadores llegaron con los franceses en el año 1742 quienes fundaron Victoria en el año 1778. Los ingleses (como en tantos otros lugares) se instalaron por la fuerza en el año 1794 y comenzó así una sucesión de períodos de dominación inglesa y francesa sucesivamente. Hasta que en el año 1814 queda definitivamente en manos de los ingleses por una suerte de convenio de arrendamiento hasta que en el año 1976 las Seychelles se independizan completamente.

La mejor manera de llegar a este paraíso es en avión a la isla principal de Mahe que tiene, cerca de su capital, el único aeropuerto internacional. Debido a que la industria turística es la principal actividad en el archipiélago, su aeropuerto recibe vuelos de todos los rincones del mundo incluso vuelos económicos y es también el aeropuerto que despacha los vuelos domésticos hacia los aeródromos de las otras islas. El aeropuerto se encuentra a 10 Km. al sur de Victoria y ofrece todos los servicios para trasladarnos al centro de la ciudad, autobuses, taxis, alquiler de coche. Si alquilamos un coche debemos dirigirnos hacia el norte y el viaje no dura en coche más de 15 minutos.
Es conveniente realizar el arrendamiento de coche con anterioridad -sobre todo si nuestras vacaciones coinciden con la temporada alta- y debemos saber que, habiendo sido gobernada por los ingleses durante tanto tiempo, se conduce sobre la izquierda de la calzada.
El sistema de transporte público funciona de manera aceptable pero sólo hasta las 19.30h, es algo a tener en cuenta para no encontrarnos con la sorpresa, luego de una excursión, de que regresar a nuestro hotel presenta inconvenientes. Los enlaces entre las islas se pueden realizar en helicóptero (si somos millonarios) o en barco, en ferry o en vuelos domésticos con las islas más importantes: Praslin, Bird, La Digue, Denis, Desroches o Astove.
Las islas Seychelles ofrecen una amplia gama de hoteles de todas las categorías, hoteles Resort, hoteles Spa, estandarizados según las normas internacionales. La mayoría están en la isla Mahe, Praslin y La Digue. Al contrario de los que podamos suponer, el alojamiento en las islas más alejadas de Mahe es más exclusivo, son pequeños hoteles "boutique" bastante selectos, muy lujosos.
Es curioso saber que por una ley nacional, las construcciones en las islas no pueden superar (una manera de conservar el paisajismo) la altura de los famosos cocoteros del archipiélago. También se arriendan apartamentos o casas para vacaciones rurales, bungalows más económicos pero con todas las comodidades, sobre todo en las islas Mahe y Praslin.
Alojarse en casas particulares es posible y la oferta varía en precio y calidad aunque todas están supervisadas por la Oficina Nacional de Turismo y para ser habilitadas deben brindar al turista un mínimo de comodidades y confort. Al igual que en todas partes esta opción es la más económica, sabiendo además que el camping está absolutamente prohibido en todo el territorio nacional. También encontramos Bed&Breakfast con precios módicos.
Otra opción, para los que se animen, es alojarse en barcos que ofrecen no sólo el recorrido de todas las islas que forman parte del archipiélago sino también el hospedaje, con capitán y cocinero incluidos y para los que conocen las artes de la navegación es posible alquilar embarcaciones (sin personal a bordo) de todos los estilos y precios por día, semana o mes.

Puesto que llegamos a Victoria, en la isla Mahe, comenzamos nuestro recorrido por esta maravillosa isla, la más grande, sede de la capital y como corresponde, de todas las dependencias administrativas, embajadas y su puerto que es el único de envergadura en el archipiélago, los otros son amarraderos para embarcaciones de pequeño porte. Explorar esta ciudad es un deleite, pequeña y pintoresca, de estilo colonial, con templos religiosos de todos los credos. Podemos comenzar nuestra visita por el Bazar, suerte de mercado que ofrece desde alimentos hasta artesanías. Llegar hasta la Plaza de la Torre del Reloj, emblema de los seychellenses y centro geográfico de la ciudad.
Los únicos tres museos de la ciudad son dignos de conocer. El Museo de Historia donde se encuentra la "piedra fundacional" colocada por los franceses en el año 1756, el Museo de Historia Natural, que se encuentra en el centro de Victoria tiene una colección curiosa que va desde esqueletos de especies extinguidas hasta los restos de un navío que encalló en las islas en el año 1750, además de utensilios para la práctica de magia negra y el Museo del SPUP/SPPF siglas del partido político del líder France-Albert René que relata la gesta independentista. Caminar por esta capital es admirar mansiones coloniales, seguramente de familias dueñas de plantaciones, un buen ejemplo de la arquitectura particular del país la podemos observar en el edificio Kaz Zanana que además exhibe pinturas de un artista nativo muy apreciado. Un poco más lejos pero, siempre dentro de la capital está el magnífico Jardín Botánico y en él podemos embriagarnos con los perfumes de las especias más variadas.
En la zona del puerto se encuentran los muelles de las diferentes empresas que realizan los viajes a las islas menores y dos monumentos de envergadura: el Tres Alas, alegórico a la composición étnica de la población representada por los continentes asiático, africano y europeo y el Zonm Lib, homenaje en bronce a la independencia del colonialismo inglés. Una excursión inolvidable es recorrer la zona del Parque Marítimo Sainte Anne en una embarcación con piso de vidrio que nos permite ver todo sin mojarnos los pies, sale del puerto de Victoria y recorre las pequeñas islas Sainte Anne, Cerf, Long, Round y Moyenne y es una excursión que encantará a niños y adultos.

Si no arrendamos coche podemos instruirnos sobre el transporte público y saliendo de la capital recorrer los magníficos paisajes naturales de la isla.
Es en esta hermosa isla se encuentran las alturas más importantes del archipiélago: el Trois Freres y el Morne Seychellois, en esta última montaña se encuentra un Parque Nacional del mismo nombre que es ideal para el senderismo entre su hermosa y frondosa selva tropical. Hay más de 70 playas en Mahe, las playas Beau Vallon, Anse Intendence y Petite Anse son las más espectaculares pero todas son espléndidas, rodeadas de una vegetación exuberante, de una arena incomparable y de un mar maravilloso.
En esta isla se encuentra la "Cueva del Tesoro", mítica cueva donde la leyenda dice que el pirata francés Olivier Le Vasseur escondió oro y plata robados a los portugueses (¡el tesoro jamás fue encontrado!)

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true