Viajes

Guía de viaje Turín

Identificación

Turín: Torino...la joya del Piemonte

Dolce Vita italiana

Introducción Turín Esta ciudad distinguida, capital de la provincia del mismo nombre en la región del Piemonte, con numerosos lugares para descubrir y disfrutar sorprende por muchas razones y la primera es, quizás, su limpieza, la segunda un encanto señorial, tranquilo, exquisito y por último la riqueza de su patrimonio cultural. Enclavada en las laderas de los Alpes, en el noroeste de Italia, está atravesada por el legendario río Po. Al igual que Milán es un poderoso centro industrial y económico.
 Fundada hace más de 2000 años por el emperador Augusto, donde ya vivían los taurinos sus primeros habitantes y de origen celta. En principio sólo era un fuerte militar útil para soportar el asedio de las tribus bárbaras.
 Dominada por lombardos y francos, sucesivamente, no es hasta la llegada a la región del Piemonte de los duques de Saboya en el siglo XV -quienes la eligen como capital del ducado- que Turín conoce su verdadero esplendor.
Sin embargo, la renovación urbanística de la ciudad recién llega con Carlo Emanuele I (1580-1630) quien ordena la primer expansión de la ciudad hacia el sur, ordenándola de manera lineal, rigurosa y hasta austera.
La Piazza San Carlo es el centro de este desarrollo. De la baja y alta Edad Media quedan aún la Puerta Mastio y el Duomo di San Giovanni, los edificios públicos que hoy podemos admirar datan de esa época, al igual que algunos palacios, iglesias y capillas.
Como muchas otras ciudades su población fue diezmada en 1630 por la epidemia de Peste Bubónica, puede verse una placa conmemorativa en la via Cardinal Massaia.
Entre los siglos XVII y XVIII, la ciudad fue asolada por los franceses que no cesaban en su intento por tomarla, estos asedios finalizan con la llegada de tropas austriacas aliadas. La Basílica de Superga fue construida entre 1714 y 1717 en conmemoración de ese triunfo. Vittorio Amadeo II, en el siglo XVIII, reorganiza el estado desde todos sus aspectos y pone especial empeño en la educación brindando un mayor desarrollo a la Universidad de Turín, de carácter libre, fundada en el siglo XV y que siendo privada pasa a la esfera estatal. En el año 1792, Vittorio Emanuele III entra en guerra con Francia que anexa el Piemonte una vez más durante 15 años. Durante esta ocupación se demuelen los muros perimetrales de la ciudad. Luego de años de mucha convulsión política y social, Turín asume un rol político y cultural a escala nacional que llega a su corolario en el año 1861 cuando es elegida capital de la península luego de la proclamación de la Unidad Italiana.
 El modernismo de la época se evidencia en la estación de trenes de Porta Nuova donde lo estético y lo funcional se complementan maravillosamente. Turín supo reconocer la Revolución Industrial y formar parte de ella constituyéndose en un polo importante de desarrollo, producción e investigación.
 La Primer Guerra Mundial la hizo crecer pero, la década siguiente la encontró definiéndose como la ciudad más antifascista de Italia. Verdaderas matanzas se vieron en esta ciudad y numerosos turinenses fueron deportados a campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. En la estación de Porta Nuova, una placa conmemorativa los recuerda. La ciudad recibió más tarde la Medalla de Oro por su labor durante la resistencia a la ocupación alemana. El período de pos guerra encuentra a la ciudad devastada y la empresa Fiat es su principal motor de recuperación.
 En los años '50 y '60, su ímpetu emprendedor revitaliza la ciudad y para el centenario de la Unidad Italiana, celebrada en el año 1961 nuevos edificios aparecen, sobre la margen izquierda del río Po, en el conjunto arquitectónico denominado Italia 61, de estilo conceptual. Esta bonanza industrial también da lugar a la aparición de numerosos barrios en los suburbios que opacan un poco la exquisita belleza de esta glamorosa ciudad. En el plano cultural, las primeras décadas del siglo XX vieron nacer un verdadero círculo de pensadores e intelectuales que dieron origen a numerosas teorías nuevas sobre sindicalismo y lucha obrera. Una placa sobre la Plaza Carlina recuerda al filósofo Antonio Gramsci, escritor y fundador del diario "L'Unita" Turín tuvo muchos hijos pródigos. Los más famosos Edmondo De Amicis y Emilio Salgari, escritores que fascinaron a niños y adolescentes del mundo entero. Cesare Pavese, escritor emblemático de Turín es reconocido como el escritor más importante de Italia del siglo XX. El "Caval'd brons" del escultor Carlo Marocchetti es un símbolo de la ciudad tanto como la Mole Antonelliana.
Federico Nietzsche quien vivió un año en Turín (1888/89) dijo de la ciudad: "Turín, paz aristocrática y un gusto uniforme que se manifiesta hasta en el color".
 También debemos a la ciudad de Turín la creación del famoso "vermouth" por Benedetto Carpano.

Seguramente no será en una sola visita que logremos descubrir todo lo que esta ciudad ofrece para visitar y conocer porque la lista es realmente larga, muy larga. Desde el punto de vista general, la ciudad presenta un casco histórico similar al de otras ciudades italianas: hermosos edificios con fachadas finamente trabajadas y grandes arcadas sobre hermosas avenidas o calles principales, hermosas plazas y parques, restaurantes pequeños y cafés con hermosas terrazas por todas partes, siempre coquetos y simpáticos donde se respira ese aire de "Dolce Vita" italiana. No obstante, Turín tiene muchísimos lugares casi escondidos y dos museos sin igual en toda Italia.

Podemos llegar a Turín desde cualquier lugar y en casi todos los medios de transporte. Si optamos por el viaje en avión, el Aeropuerto Internacional "Sandro Pertini" se encuentra a sólo 16 Km. de la ciudad y recibe vuelos internacionales y domésticos, incluidos los vuelos charters y los de bajo costo. Este aeropuerto ofrece todas las comodidades y está conectado con la ciudad a través de un servicio eficiente de autobuses, taxis y tren. También podemos alquilar un coche en el lugar.
 Los taxis se encuentran frente a la salida del sector de llegadas del aeropuerto y el servicio ferroviario a unos escasos 200 metros. Los trenes, con una frecuencia de media hora, nos dejan en la Estación Dora de Turín y el trayecto dura apenas 20 minutos. Los autobuses que realizan un viaje directo hasta la Estación de Porta Nuova o hasta la Estación de Porta Susa en 40 minutos tienen su parada enfrente de la salida del sector de llegadas y prestan servicio hasta la medianoche.

Si deseamos realizar nuestro viaje en tren, Turín posee cuatro estaciones con una red de intercambios, conexiones y trasbordos vastísima, desde cualquier lugar de Europa, un tren nos dejará en alguna de las cuatro estaciones de trenes (Porta Nuova, Susa, Lingotto y Dora) de Turín.
La Autostazione Terminal Bus, situada en Corso di Vittorio Emanuele II, pleno centro de la ciudad, está conectada a través de numerosas líneas con toda Italia y muchas ciudades de Europa. (La venta de pasajes se realiza de 6.30 a 19h.)
Si por el contrario deseamos viajar en coche, para poder recorrer además las hermosas zonas circundantes, Torino tiene autopistas y carreteras que conectan con la ciudad desde los cuatro puntos cardinales y garantiza el acceso desde y hacia la ciudad desde toda Europa. Su carretera de circunvalación permite además que si llegamos por el norte para alojarnos en el sur de la ciudad no tengamos que atravesarla después de un largo recorrido y poder pasar directamente a nuestro hotel.
 Llegan directamente hasta Turín las autopistas A4, desde Milán; la A5, desde Ivrea; la A6, desde Savona; la A21, desde Piacenza; si llegamos desde Francia, numerosos pasos son posibles. La autovía A32 comunica directamente con el túnel del Frejus, del gran San Bernardo y del Mont Blanc (Estas autopistas cobran peaje no así las excelentes autopistas del Piemonte).

 Torino es quizás la ciudad italiana menos promocionada a pesar de su encanto y eso, en cierto sentido tiene sus ventajas ya que no encontraremos los problemas de alojamiento que encontramos en otras ciudades. En Torino hay hoteles de todas las categorías desde 5 estrellas de lujo superior hasta pensiones donde alojarnos por 10 Euros, incluso hay un camping en el perímetro de la ciudad. Los albergues para la juventud son muchos y también sus precios y servicios, se pueden arrendar habitaciones en casas particulares por 20 Euros, los Bed&Breakfast son un poco más caros, desde 35 Euros y por supuesto, las regiones circundantes brindan el servicio de alquiler de viviendas para vacaciones rurales, refugios de montaña, campings, y también hoteles en las cercanías de la ciudad.
Donde dormir no presenta en la capital del Piemonte ningún inconveniente.

 Tampoco representa ningún problema recorrer la ciudad en transporte público o a pie, si nuestra intención es vivir Turín en una escapada romántica o es un destino para sólo algunos días. Pero si es fácil llegar a Turín desde cualquier lugar del mundo y con cualquier medio de transporte y es fácil recorrer la ciudad a pie también es fácil sentar base en Turín para descubrir la región que está -gracias a una excelente red de caminos, de vías férreas y de bici sendas- al alcance de todos sin importar si lo nuestro es una escapada romántica, unas vacaciones en familia, unos días de relax o incluso un viaje de negocios que podemos prolongar. Turín posee además algunos medios de transporte que son únicos en Italia y en el mundo. La navegación turística del río Po, el ascensor de la Mole Antonelliana y el autobús de dos pisos para el recorrido turístico de la ciudad son emprendimientos gestionados por el municipio y sus pasajes tienen precios módicos.
Para viajar en autobuses podemos adquirir los pases en quioscos de periódicos, máquinas expendedoras, tiendas o bares pero lo más conveniente es el Torino+Piamonte Card, tarjetas de 2, 3,5 y 7 días que brinda transporte gratuito e ingreso libre a numerosos sitios de interés. Existen varias tarifas, incluidas para menores de edad y muchas opciones, sólo debemos decidir cuál es la más conveniente a nuestros intereses. La más cara tiene un valor de &euro 35,00 para 7 días de viajes y entradas libres, se venden en las oficinas de turismo. También se pueden arrendar bicicletas y los clásicos scooter italianos en numerosos parques o en la sede de "Amici della Bicicletta" (Amigos de la bicicleta) en la Via Vittorio Amadeo 21.

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte
true getPixeles@logitravel@0@0@False true