0 Mensajes
Mis últimas búsquedas...
Viajes

Guía de viaje Estocolmo

Estocolmo: Estocolmo, belleza natural y sofisticación cultural

Ciudad inolvidable

Introducción Estocolmo Ideal para un fin de semana largo, una escapada romántica o destino para visitar y conocer durante unas inolvidables vacaciones rurales en sus proximidades.
Estocolmo está construida sobre 14 islas unidas por 57 puentes, por lo tanto hay agua por todos lados pero un agua tan pura y tan bien cuidada que podemos comer lo que pesquemos o bañarnos en el corazón de la ciudad sin temor a ningún tipo de polución.
Es un destino ideal para "descontracturarse" y descontaminarse del estrés. Las propuestas de Estocolmo son múltiples, diversas y variadas pero todas tienen algo en común, en Estocolmo se respira aire puro y paz.
Los grandes espacios con sus bosques sublimes y sus lagos casi míticos, la quietud absoluta, la inmensidad del paisaje... hacen que unas vacaciones en los alrededores de Estocolmo sean un alejamiento total del mundanal ruido y una visita a la capital es una vuelta a la civilización.
Estocolmo es una ciudad dinámica y moderna, con todas las ventajas y desventajas que eso encierra, pero antes que nada y lo que como latinos nos cuesta entender es el persistente sentido que los suecos tienen de la medida, del compromiso, del respeto de las reglas sin omitir un permanente cuestionamiento a la sociedad y la paz temperamental de la que hacen gala.

Sin lugar a dudas la forma más rápida y cómoda de viajar a Estocolmo es en avión. El "Aeropuerto Internacional Arlanda" se encuentra a 42 Km. del centro de la ciudad. Recibe vuelos de las grandes empresas internacionales y de las compañías de bajo costo, es el aeropuerto más importante de Suecia. El trayecto desde este aeropuerto hasta el centro de la ciudad puede realizarse utilizando trenes, autobuses o taxis. Los trenes expresos cubren el trayecto en 20 minutos.
En autobús el trayecto puede llegar a durar más de 45 minutos, las paradas se encuentran a las salidas de las terminales y tienen una frecuencia de salida de 10 minutos en los horarios pico.
Los taxis tardan un poco menos y también tienen su parada a las salidas de las terminales.
Otro aeropuerto que sirve a Estocolmo es el "Skavsta" que recibe mayoritariamente vuelos domésticos y vuelos europeos de algunas compañías de bajo costo. Este aeropuerto se encuentra localizado en Nyköping, a 100 Km. de Estocolmo. Autobuses, taxis y trenes realizan el trayecto entre el aeropuerto y el centro de la ciudad y debemos considerar como mínimo un viaje de una hora y media. Los taxis suelen tener una tarifa ya predeterminada hasta el centro de la ciudad y tardan un poco menos (alrededor de una hora), también pueden acercarnos hasta la estación de trenes que se encuentra a 7 Km. al igual que los autobuses de las líneas 515 y 715. Otro aeropuerto cercano a Estocolmo es el Aeropuerto Bromma que recibe vuelos domésticos, algunos vuelos internacionales y vuelos de bajo costo. Es el aeropuerto más antiguo de la región. Autobuses, minibuses y taxis nos conducen hasta el centro de Estocolmo. Algunos servicios expresos o rápidos tardan menos de 20 minutos en realizar el trayecto. Los autobuses de las líneas 110 y 152 tardan un poco más de una hora. Todos los servicios de transporte público se encuentran a la salida de la única terminal del aeropuerto.
Los tres aeropuertos cuentan con el servicio de alquiler de coche de las empresas internacionales más importantes.

Viajar en avión no es la única alternativa para llegar hasta la capital de Suecia, cada vez más Cruceros llegan a las grandes ciudades del Mar Báltico y recalan para poder visitar la capital, algo que podemos hacer solos o a través de los guías de los servicios turísticos.
Viajar en tren a Estocolmo es toda una aventura, se atraviesan paisajes de ensueño y el trayecto final entre Dinamarca y Suecia, que antes se realizaba en ferry, ahora se realiza cruzando el monumental puente de "Öresund" obra maestra de la ingeniería del siglo XXI. También debemos cruzarlo si viajamos en coche.
Tanto en coche como en tren debemos considerar, desde el sur del continente europeo, un poco más de 24 horas de viaje. El servicio ferroviario como las autovías son excelentes en Suecia, Dinamarca y Alemania, países que debemos atravesar, seguramente, para llegar a destino desde el sur del continente europeo.

Las autovías en Suecia son gratuitas pero pueden pasar a carretera (pasos a nivel, semáforos, etc.) durante un trecho y volver a ser autovía más tarde. Es obligatorio circular con luces de posición tanto de día como de noche, los radares sobran y están por todas partes, muchos están señalados en las rutas pero no en las grandes ciudades. ¡Atención!: los ciclistas y los peatones son prioritarios y los suecos tienen la costumbre de sus derechos adquiridos, por lo tanto cruzan sin mirar, sin importarles la circulación.
Viajar en autobús hasta Estocolmo es posible desde más de 500 ciudades del continente europeo.
Viajar a Estocolmo en ferry es posible desde los países escandinavos vecinos pero también desde Polonia o Alemania y, por supuesto, muchos cruceros llegan hasta la capital.
Alojarse en Estocolmo es un poco caro ya que la mayoría de los hoteles son del perfil "ejecutivo", acostumbrados a recibir pasajeros durante la semana y fuera de los meses de verano. Por esta razón es durante los fines de semana y los meses de verano que las tarifas tienen precios más económicos (a veces hasta un 50%) y hay más lugar.
No obstante podemos encontrar hoteles más modestos a un precio razonable incluso en el centro de la ciudad desde donde podemos hacer todos los recorridos a pie.
Si soñamos con unas vacaciones rurales y en familia, por lo tanto nuestra intención es alojarnos en los alrededores de Estocolmo, en alguna de las islas paradisíacas que ofrece este país, la ecuación cambia y sus precios son más elevados los fines de semana y durante los meses de verano.
Alojarse en casas particulares es posible en Estocolmo y las oficinas de turismo administran la oferta para nuestra seguridad. Los precios son un poco más elevados que en los albergues para la juventud o los hostales, pero mucho más económicos que los hoteles. También encontramos en esa modalidad la oferta de "vacaciones en la granja" donde se convive con las familias que alquilan habitaciones.
La oferta de arrendamiento de apartamentos en la ciudad, granjas en los alrededores, cabañas en las islas cercanas es abundante y, por lo general, se alquilan por períodos de siete días para grupos de dos a seis personas. La mayoría tiene un equipamiento excelente, otros son más modestos, por lo tanto hay para todos los gustos y presupuestos.
En Suecia hay más de 450 albergues para la juventud, se denominan "Vandrarhem", más de 300 de estos establecimientos están administrados por la Oficina Nacional de Turismo (Svenska Turist Föreningen) y se los considera "albergues estatales" para los cuales es necesario la carta de membresía internacional para gozar de una tarifa reducida (si no la tenemos igualmente podemos alojarnos pero los precios serán otros, más elevados, casi 5 € más por noche). Podemos adquirir la membresía en el mismo albergue por 17,50 €, aproximadamente.
Los albergues suecos no tienen límite de edad, se denominan "albergues para la juventud" por tradición pero hospedan a personas de todas las edades, sin límites. Son pintorescos edificios, generalmente construidos en madera, con muy pocos detalles de decoración pero con todos los servicios y de una pulcritud asombrosa. Las habitaciones pueden ser para dos personas o seis y muy pocos tienen dormitorios colectivos. Disponen de un salón, de cocina equipada donde podemos preparar nuestras propias comidas y baños comunes. La ropa de cama debe ser aportada por nosotros mismos o bien alquilarla. La mayoría cuenta -por un precio módico- con servicio de desayuno-buffet, que podemos considerar casi una comida completa lo que nos permite llegar hasta la noche con un pequeño tentempié mientras recorremos la ciudad. El servicio de limpieza de la habitación es pago y se factura aparte. Algunos de estos albergues sólo están disponibles en temporada alta, es decir, de mayo a septiembre y recepcionan pasajeros en horarios muy estrictos (de 8 a 10h y de 17 a 19h), debemos tenerlo en cuenta si hicimos reservaciones y llegamos a Estocolmo fuera de estos horarios.
Para los albergues privados, tipo hostales, la afiliación no es necesaria pero son más caros que los oficiales.

Con más de ocho siglos de historia y una vida cultural dinámica y de vanguardia, Estocolmo es una hermosa capital europea. Su arquitectura, sus espacios verdes, su aire puro y el agua en perfecta armonía la convierten en un hermoso destino. Esta capital posee el único parque nacional urbano en el mundo, es el Ecoparc, un verdadero pulmón verde.

Estocolmo
brinda una enorme variedad de museos y de atracciones de altísima calidad, la mayoría de ellas son accesibles a pie, y caminar por la ciudad es placentero, Estocolmo no es de esas ciudades con una circulación estresante de vehículos y peatones.
Podemos comenzar nuestro recorrido visitando el Ayuntamiento (Stadshuset) desde cuya torre podemos tener una vista panorámica de la ciudad. El casco histórico (Gamla stan) es una atracción imperdible y fascinante, su carácter histórico y medieval es uno de los mejor conservados del mundo.
Podemos deambular por sus estrechas y sinuosas calles llenas de escaparates de artesanías (¡bellísimas!) y de antigüedades, de galerías de arte y de cafés que invitan a entrar por su atmósfera acogedora. El Palacio Real (Kungliga Slottet) y la Catedral (Storkyrkan) se encuentran en este barrio.
A proximidades encontramos la isla Djurgården que reúne algunas de las ofertas culturales más queridas por los suecos y los turistas que visitan Estocolmo como el famoso Museo Vasa (visto en muchísimos documentales) el Skansen, el museo a cielo abierto más antiguo del mundo o el Centro Junibacken que recrea los escenarios de los cuentos de Astrid Lindgren.
En una ciudad edificada sobre 14 islas no pueden faltar los paseos en barco y existen numerosos periplos organizados por empresas de turismo con recorridos guiados y comentados.
Recordemos que además de las 14 islas que componen el área política de la ciudad, la misma se extiende más allá y son casi 30.000 las islas, islotes y peñascos registrados y que forman parte de la región.
Casi todo tiene un precio de entrada, y no son económicos, lo más conveniente es adquirir la "Stockholmskortet" que brinda entrada gratuita o a precio reducido en la mayoría de las atracciones, incluso volver a visitar alguna ya que su vigencia es por fechas y no por ingresos, también contempla el transporte público (autobús, tranvía, metro, trenes de cercanías o barco). En verano esta carta brinda la posibilidad de realizar recorridos guiados en bicicleta, barco o autobús completamente gratis (lamentablemente sólo en inglés).
Este pase turístico, la "Stockholmskortet" puede adquirirse en los centros de información al turista en el N° 14 de la calle Vasagatan o en hoteles, albergues, kioscos, existen más de 100 puntos de venta. Los precios son por adulto y por día: 1 día de visitas ilimitadas son 425 coronas suecas, 2 días 550 SEK y por 3 días el precio es de 650 SEK (1SEK= 0,11 Euros).

Otras guías de viaje:

Costa de Portugal:

Otros:

Footer Thawte