Viajes

Fiestas en Islandia

Identificación

Islandia: A medio camino entre el hielo y el fuego

Tradiciones vikingas y fiestas a lo largo del año

Fiestas en Islandia La segunda quincena de enero y la primera de febrero es tiempo en Islandia para celebrar el antiguo Mes de Thor o fiesta de Thorrablöt. La comida y la bebida son las protagonistas de todos los eventos de esta fiesta, que tiene sus raíces en la tradición vikinga. Los platos antes mencionados (el tiburón fermentado bajo tierra o la cabeza de cordero) son habituales en las mesas, y estas fechas son las más indicadas para probarlos. A finales de febrero también hay una festividad importante en el país: la Fiesta de las Luces del Invierno. Son tres días de eventos, todos ellos dedicados a la luz, que se utiliza para iluminar las larguísimas noches boreales. El lugar de celebración es el parque Laugardalur, en Reikiavik.

La Semana Santa también se celebra en las tierras islandesas; además, en el mes de abril, concretamente el día 20, se da la bienvenida a los días más largos de la primavera y el verano. Ya en junio es el momento de que los marineros celebren su día especial, concretamente el día 5 de este mes, un evento que se festeja en todas las costas del país. El 17 de junio es la fiesta más importante del año, el Día de la Independencia, cuando se celebra la liberación de Islandia con respecto al dominio noruego, algo que sucedió en 1944.

Los meses de verano, julio y agosto, se celebra el acontecimiento cultural más importante del calendario festivo: el Festival de Música de Skalholt. Además, el 5 de agosto comienza el Festival Nacional en Vestmannaeyjar y en el mismo mes se celebra la Maratón de Riekiavik. Y ya hasta diciembre no encontramos más fiestas de gran relevancia; eso sí, a finales de año se celebran por todo lo alto las fiestas navideñas, con tradiciones antiguas y muy especiales como el "Gato Navideño" (un gato gigante que devora a quien el día 25 no lleve una prenda de ropa nueva que le hayan regalado y bordado) o los "viejitos islandeses". Se trata de trece duendes o trolls que antiguamente se mencionaban para asustar a los niños, pero que hoy día han tomado un cariz más agradable. Si antes robaban los tesoros de los hogares, hoy traen regalos para los niños y los adultos. Para terminar, la fiesta de Año Nuevo es sin duda la más importante y festejada del año.

Tradiciones especiales, sol de medianoche, géiseres y volcanes, fiordos y hielo... Islandia es tan mágica y mitológica como su nombre y todo lo que evoca. Viajar a este país es hacerlo a un mundo de hadas, duendes y encantamientos anclado firmemente en el presente, y que el viajero a buen seguro nunca olvidará.
Logitravel S.L.- Agencia de viajes on-line con el CI. BAL 471, 2004 - Todos los derechos reservados
Footer Thawte