Viajes

Fiestas en Mahón

Identificación

Mahón: Desde los cartagineses hasta hoy

El caballón menorquín, el gran protagonista

Fiestas en Mahón Las fiestas patronales menorquinas parten de la propia historia del pueblo de Mahón, que conservan el carácter folclórico tradicional de la ciudad. Y, cómo no podía ser de otra manera, al ser pueblo menorquín, los mahoneses no dudan en festejar durante todo el año sus momentos más emblemáticos:

En enero se lleva a cabo las fiestas de Sant Antoni, que se celebra con música y bailes populares alrededor de una gran hoguera que torre los butifarrones y la sobrasada.

En junio, arranca el período de fiestas con la celebración de San Juan y la espectacular Fiesta de caballos, desarrolladas entre el 23 y 24 de junio. Durante la noche, la ciudad se llena de alegría con verbenas y la quemada de bujots; mientras que al día siguiente admira la solemnidad del desfile de caballos menorquines, el animal más elegante del mundo y el gran orgullo de los menorquines.

En agosto, tiene lugar la Fiesta Mayor en honor a San Cayetano. Se celebra el primer fin de semana y continúa en el tercer fin de semana del mes, primero en Llumacanes y luego en San Climent. Durante estos días las calles señoriales de la comarca se alegran con pasacalles, cabezudos, verbenas, bailes, actividades deportivas y, nuevamente, la autóctona Fiesta de caballos.

En noviembre le toca el turno, como víspera de San Antonio, a la fiesta popular dedicada a Santa Cecilia. En esta ocasión el Conservatorio de música ofrece un concierto en honor de Santa Cecilia, patrona de los músicos.

Pero, sin duda, la fiesta sin precedentes es la de Nuestra Señora de Gracia, su patrona, que tiene lugar la primera semana de septiembre. En este mes se organiza una majestuosa ceremonia en la que participan un grupo de caballeros, el "Replec", que hacen el paseo de la "Colcada" en caballo desde la Ermita de Gracia hasta la plaza del Ayuntamiento, punto de encuentro en el que el Caixer Batle acompañado del Caixer Capellà solicita el inicio del jaleo y el paseo del "Caragol" por el casco antiguo.

Con este inicio, entre el 6 y 9 de septiembre, Mahón se abarrota de gente con ganas de disfrutar de las numerosas actividades preparadas para los grandes festejos: ferias, Cabalgada, Fiesta de caballos, el Esclat de la Masclet, el tradicional Jaleo, el Volem vi y el mercado medieval gastronómico, que abarca todas las calles céntricas de Mahón y que permanece abierto hasta altas horas de la noche.

Mientras que, por la noche, el puerto de Mahón se vuelve peatonal y se decora con escenarios desde los que se ofrece a visitantes y turistas todo tipo de conciertos. Finalmente, el fin de las fiestas es anunciado por el impresionante espectáculo de los fuegos artificiales acuáticos
Footer Thawte