0 Mensajes
Mis últimas búsquedas...
Viajes

Qué visitar en Letonia

Letonia: Luz y color a orillas del mar Báltico

Un paraíso de acantilados, grutas y bosques

Qué visitar en Letonia Además de Riga, una capital espléndida, las ciudades más visitadas son Valmiera y Cesis pero no son las únicas. Daugavpils, Jurmala, Liepaja, Rezekne, Sigulda, Talsi -entre otras- también convocan turistas nacionales e internacionales.

Sus costas, de más de 500 Km. sobre el mar Báltico, son hermosas y la ciudad de Jurmala es su mejor estación balnearia, un complejo de balneoterapia ofrece tratamientos de fangoterapia, los enamorados de la naturaleza encontrarán en Livonia, llamada "la Suiza del norte" un paraíso de acantilados, grutas, bosques...en la provincia de Zemgale los amantes de la historia se sorprenderán con la sucesión de castillos y mansiones, entre los cuales sobresale el palacio de Rundale, con sus salones, su Gran Galería y su museo con importantes obras de arte...en la región de Kurzeme podemos visitar la aldea de Kudilga que conserva intacto todo el encanto del siglo XVII, no muy lejos se encuentra la cascada del río Ventas, paraíso de los salmones; en Liepaja el lago del mismo nombre, sus festivales musicales, su puerto, su museo, la edificación Art Nouveau; muy cerca la ciudad de Ventspils muy popular en verano por sus playas y su parque temático; en la región de Latgale la mejor artesanía letona y la Basílica de Aglona, sitio de peregrinaciones y de un sublime estilo barroco.

En el norte de Letonia se encuentra la hermosa región de Vidzeme, con el increíble valle del río Gauja, maravilla natural y cultural por la cantidad de vestigios históricos que encierra puesto que la civilización se estableció en esas frías latitudes 2000 años antes de Cristo.
Dicen los letones que Cesis es la ciudad más "letona" del país. Situada en el noreste del país, en el nacimiento del río Gauja, Cesis posee un castillo en piedra edificado en el año 1206 por caballeros alemanes de la Orden Livónica o Hermanos Livonios de la Espada, quienes permanecieron allí hasta el siglo XVI.
Toda la ciudad fue creciendo alrededor de este castillo y conoció un largo período de prosperidad cuando formaba parte de la Liga Hanseática (federación de comerciantes del mar Báltico). Al igual que la ciudad de Riga, Cesis podía acuñar moneda y se piensa que fue cuna del pabellón nacional. Guerras y epidemias destruyeron y diezmaron la ciudad como a tantas otras y no fue hasta fines del siglo XIX que Cesis volvió a prosperar. Su antiguo casco medieval, las ruinas del castillo y la Iglesia de San Juan son las principales atracciones de la ciudad.
En el parque del castillo de Cesis se organizan eventos populares muy animados. No muy lejos se encuentra la Iglesia de San Juan construida en siglo XIII, aún hoy impresiona por su altura y apariencia exterior, en su interior es posible ver lápidas finamente realizadas y un órgano majestuoso.
El casco histórico conserva su trazado medieval con sus calles adoquinadas y sus casas antiguas muy bien preservadas.
Además de conocer su acerbo cultural las vacaciones en Cesis brindan la posibilidad de una total evasión gracias a una infinidad de propuestas de excursiones. Circuitos salvajes en montaña, senderismo, visitas a aldeas y lugares próximos llenos de encanto, de tradiciones y de una cultura diferente que parece detenida en el tiempo.
El río Gauja es uno de los más frecuentados del país y junto a sus afluentes recibe gran cantidad de turistas deseosos de practicar deportes náuticos o simplemente relajarse en un ambiente espectacular. La infraestructura turística es la adecuada y brindan un excelente servicio de alojamiento y gastronomía.

Para muchos, el valle de Gauja es el lugar elegido para pasar sus vacaciones y realizar excursiones a muchos lugares de interés cultural y natural, también este valle es el centro de los deportes de invernales. Podemos esquiar en Valmiera.

Parque Nacional Gauja: Con una superficie de más de 90.000 hectáreas contiene un área protegida que representa una reserva natural de flora y fauna muy importante y es uno de los parques de Letonia mejor preparados para el senderismo.
Los bosques cubren casi la mitad del parque. En el parque y en todo el valle del río Gauja encontramos innumerables vestigios de castillos, iglesias, viviendas, molinos, sitios arqueológicos, esculturas y monumentos de todo tipo que trazan la historia y la cultura de la región.

Castillo Turaida: Construido en el siglo XIII, desde su torre se tiene una magnífica vista panorámica del valle.

Iglesia de Madera: Construida en el año 1750, guarda homenaje a la Rosa de Turaida (joven de destino trágico) todos los recién casados dejan ofrendas florales a su memoria.

Cuevas de Gutman y Víctor: que forman parte de la leyenda de la Rosa de Turaida, se dice que es en esta cueva que se encontraban furtivamente la joven, perteneciente a la nobleza y su amante plebeyo y que aquí fueron sorprendidos, provocando -la negativa de Rosa de terminar la relación- su fin trágico en el cadalso.

Museo de Historia: exposición de objetos de la vida cotidiana de los antiguos habitantes de la región.

Amato Zvarta: arrecifes rocosos de deslumbrante belleza.

Museo Araisi: en el lago del mismo nombre, al sur de Cesis, es un pueblo lacustre que se cree vikingo y que pertenecería a los comienzos de la Edad Media.

Castillo Krimulda: se accede por teleférico desde la localidad de Sigulda.

Castillo Satezele: al sur de Sigulda.

Letonia es un país pequeño y aún se encuentra saliendo del aislamiento pero, desde sus riquezas naturales hasta su patrimonio cultural hacen que, sin importar donde estemos, nuestra estadía sea inolvidable.

Footer Thawte