0 Mensajes
Mis últimas búsquedas...
Viajes

Qué visitar en Roquetas de Mar

Roquetas de Mar: Playas de aguas azules y transparentes

Quince kilómetros de playas en el más bello entorno natural

Qué visitar en Roquetas de Mar Nada menos que dieciséis son los kilómetros a lo largo de los cuales se extiende la costa de Roquetas de Mar. Y un total de quince de estos kilómetros lo forman preciosas playas de aguas azules y transparentes, que los muchos turistas que visitan Roquetas año tras año disfrutan gracias al benigno clima de la zona. Además de su alta calidad en cuanto a entorno, limpieza y pureza de las aguas, las playas cuentan también con todo el equipamiento necesario para disfrutar de los días del verano. Son muchos los arenales que podemos destacar en la zona, comenzando en Playa de Cerrillos-San Agustín y terminando en Aguadulce.

La Playa de Cerrillos-San Agustín es perfecta para ?perderse?, ya que se encuentra en el paraje protegido Punta Entinas-Sabinar, lo que la aísla del bullicio turístico y las aglomeraciones. Pero para aquéllos que prefieran la comodidad y los accesos cercanos al centro hay otras playas, como la de la Urbanización de Roquetas de Mar o la de la Bajadilla, que se encuentran totalmente equipadas; en temporada alta tienen una ocupación alta, aunque lo cierto es que no alcanzan la saturación. Lo mismo podemos decir de la Playa de la Romanilla, mientras que la de Salinas o los Baños es más adecuada para practicar deportes náuticos como el windsurf o el kite-surf, debido a la presencia constante de fuertes vientos. Los Bajos o el Rompidillo es un arenal donde también es frecuente el viento; es una playa muy tranquila y con un hermoso entorno, sin apenas construcciones. Para terminar hay que mencionar la Playa de Aguadulce, una de las más concurridas del sur de la provincia, y con una estupenda oferta de ocio y establecimientos que cubren todas las necesidades de sus visitantes.

Si hemos pasado un buen día de playa y nos apetece a continuación conocer un poco más de la historia y la cultura de la localidad, es una buena idea darse un paseo por el Casco Antiguo de Roquetas de Mar. Está cerca del mar y lejos de las zonas turísticas, y en él podemos destacar el edificio del Ayuntamiento, situado en la Plaza de la Constitución, y la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, del S. XVIII. Eso sí, el edificio histórico más emblemático de Roquetas es el Castillo de Santa Ana, una fortaleza de los siglos XVI-XVII que guarda una historia plagada de leyendas sobre luchas y piratas. Aunque en el siglo XX se derrumbó por un terremoto (sólo se conserva parte de las murallas y la bella Torre de Roquetas), ha sido parcialmente rehabilitado y actualmente es un centro cultural. Merece la pena destacar los eventos que tienen lugar en este entorno, como las exposiciones y sobre todo, los conciertos del verano; y por supuesto, las magníficas vistas que ofrece sobre el mar. Otra construcción muy interesante es el Faro de Roquetas, recientemente recuperado y convertido en la actualidad en sala de exposiciones.

Los dos puertos deportivos de la localidad son también lugares óptimos para darse un buen paseo y disfrutar de la bella estampa de las embarcaciones. El de Roquetas tiene a su alrededor la mejor oferta gastronómica de la zona, mientras que el de Aguadulce pertenece a este complejo turístico y es el más importante de la provincia. Y si seguimos fijándonos en el mar, no debemos dejar de mencionar la célebre barrera de posidonia marina, una de las pocas praderas de este alga que se conservan en el Mediterráneo y que ha sido declarada Monumento Natural. La pradera de posidonia se ven perfectamente complementada por la Reserva Natural de Punta Entinas-Sabinar, un conjunto de dunas, playas y lagos de gran extensión, que va desde El Ejido hasta Roquetas de Mar; un lugar perfecto para los amantes de la observación de aves, ya que cuenta con más de un centenar de especies.

Otros puntos de gran interés para aquéllos que realmente deseen llegar a conocer Roquetas de Mar y su entorno natural son los Yacimientos Arqueológicos de Torrequebrada, con restos de la época fenicia; la Cueva Rupestre Los Letreros en las cercanías, donde entre sus antiquísimas pinturas podemos divisar el famoso Indalo (actualmente representación de la zona y símbolo de la buena suerte) y que son actualmente Patrimonio de la Humanidad; y la iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Aguadulce, construida en los años 70 del siglo XX y que constituye un bellísimo ejemplo de arquitectura contemporánea.

Footer Thawte