Perfil
Origen
Reserva ahora...
Soporte...
Social...
Cambiar país...

Italia (Sicilia), 8 Días

Ruta por Sicilia, desde Palermo a Cefalú

A tu aire en coche

Desde 432  €  315  € 
Italia (Sicilia): Ruta por Sicilia, desde Palermo a Cefalú, a tu aire en coche

Playas, templos griegos, seductoras ciudades barrocas y pueblos medievales invitan al ensueño

La “Ruta por Sicilia, desde Palermo a Cefalú” está pensada para disfrutar al volante de uno de los paisajes más coloridos y bellos de Italia. Cruce de caminos desde hace más de veinticinco siglos, su espíritu mediterráneo y su mestizaje cultural convierten a esta isla europea en un lugar sorprendente. No importa si decides lanzarte a la carretera en busca de aventuras, hermosas playas de arena fina y aguas turquesa, magníficos templos de la Magna Grecia, hermosas iglesias y catedrales normandas, seductoras ciudades barrocas, encantadores pueblos medievales... Sicilia colmará todas tus expectativas. Te proponemos un viaje gastronómico, cultural y paisajístico salpicado de rincones románticos, momentos de relax, paisajes naturales de una intensa belleza, interesantes planes de ocio y diversión... ¡El plan es tu plan! Comenzamos la Ruta en Palermo y Monreale, dos enclaves que envuelven al viajero en una atmósfera mágica, fruto del mestizaje entre oriente y occidente. Seguimos en Ruta, recorriendo la privilegiada costa oeste donde conoceremos localidades tan seductoras como Erice, Trapani y Mazara del Vallo. La “Ruta por Sicilia, desde Palermo a Cefalú” es también un viaje a través de la historia. Podrás conocer el rico patrimonio de esta tierra en yacimientos históricos como el de Segesta, Selinunte, Agrigento y la “Villa Romana del Casale”. Y para descubrir el esplendor barroco siciliano visitaremos las bellas ciudades de Siracusa y Noto (ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad) y el centro histórico de Catalia, nuestra puerta de entrada al imponente Monte Etna, el volcán en activo más grande de Europa (3.340 metros de altura). Terminamos de explorar esta isla de película paseando por la bella y elegante ciudad de Taormina, descubriendo estampas típicas sicilianas en Savoca; y empapándonos de un inconfundible ambiente marinero en Messina y Cefalú.

Servicios incluidos en el viaje

  • Vuelo de ida y vuelta
  • Estancia en los hoteles seleccionados
  • Régimen seleccionado
  • Coche de alquiler
  • Seguro de viaje

Servicios NO incluidos

  • Tasas locales

Notas importantes

  • Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida de acuerdo a sus tiempos, gustos y necesidades
Itinerario Completo

Día 1: España - Palermo

Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Palermo y recogida del coche de alquiler. Sicilia seduce al viajero con fantásticas ciudades como Palermo. Importante puerto comercial desde los fenicios y enclavada junto a una amplia bahía, esta urbe es el punto de partida ideal para explorar la fascinante isla de Sicilia. Expuesta durante siglos a la cultura de occidente y oriente, Palermo es hoy una ciudad activa y moderna que alberga un fascinante legado histórico e importantes testimonios artísticos y culturales. Su historia sigue presente en su trajín cotidiano y las calles del barrio antiguo guardan un seductor aire oriental. Siente su alma mediterránea y su multitud de posibilidades de ocio y entretenimiento; viaja al pasado, concretamente al Siglo de Oro, paseando por Quattro Canti; reflexiona sobre la fugacidad de la vida en las impactantes Catacumbas de los Capuchinos, lugar de entierro de las clases altas; asiste a un concierto en el Teatro Massimo, el tercero más grande de Europa; vete de bar en bar por la concurrida y animada piazza Olivella; contempla el fabuloso Oratorio del Rosario (iglesia de San Domenico) obra del famoso artista Anton van Dyck; maravíllate ante el mestizaje cultural de la arquitectura siciliana en joyas como la Catedral y la Capilla Palatina -dentro del Palacio de los Normandos (siglo XII); conoce el importante pasado siciliano en el Museo Arqueológico Regional, uno de los más destacados en su especialidad en Europa; descubre los milagros que se le atribuyen a Santa Rosalía, patrona de la ciudad; deambula sin rumbo por el colorido y bullicioso mercado de Ballaró; degusta la deliciosa gastronomía y los vinos sicilianos en las afamadas trattorias del casco viejo... Alojamiento en Palermo.

Día 2: Palermo - Monreale - Erice - Trapani - Palermo

Exploramos la ciudad de Palermo y sus alrededores. A unos 30 minutos de la capital se encuentra el encantador enclave de Monreale y su imponente Catedral árabe - normanda. La Catedral, mandada construir por el rey normando Guillermo II, es una de las maravillas del medievo y uno de los más bello ejemplo de arquitectura normanda que encontrarás en Sicilia. Sus 6.500 metros cuadrados de mosaicos, entre los que sobresale un enorme pantocrátor, son una auténtica joya. Proseguimos la Ruta siguiendo las indicaciones hasta Trapani. Desde allí nos desviamos por la SP3 hasta Erice. A pesar de ser asaltada por los turistas en temporada alta, esta encantadora localidad ha sabido preservar su encanto medieval y su imagen de cuento. Las vistas desde el monte Érix y el jardín del Balio son magníficas. Los días despejados incluso es posible divisar la costa de Túnez y el Etna. Próximo al jardín se encuentra el castillo de Venere y el templo de Venus, diosa muy vinculado al pasado de esta localidad famosa por su obras en cerámica y sus excelentes alfombras. Seguimos en Ruta hasta Trapani, enclave al que llegamos tras volver a zigzaguear por la SP3. (Nota. La SP3 es una carretera estrecha y panorámica plagada de curvas. Si prefieres ahorrarte este trayecto de 14 kilómetros, puedes subir a Erice desde Trapani en el moderno teleférico panorámico Funivia. El teleférico, más rápido que el coche, se convierte en un excelente mirador desde donde contemplar la ciudad, el mar y las enormes extensiones de salinas). Ya en Trapani, disfruta de una “passeggiata” por su encantador centro histórico. Regreso a Palermo, situada a unos 107 kilómetros de distancia. Alojamiento en Palermo.

Día 3: Palermo - Segesta - Mazara del Vallo - Valle de los Templos - Agrigento

Dejamos atrás la capital para emprender una jornada legendaria en la que descubriremos dos de los enclaves históricos más importantes de la Isla italiana. El área arqueológica de Segesta será nuestro primer destino. Allí conoceremos uno de los templos dóricos más impresionantes que existen en el mundo (siglo V a.C). (Nota. Si visitas el recinto en época estival, se recomienda evitar las horas de más calor). Seguimos bajando hacia el sur, concretamente hasta Mazara del Vallo, un punto interesante para hacer una pequeña parada y disfrutar de su preciosa playa y ambiente marinero. Te sorprenderá comprobar como sobre las ruinas fenicias y normandas se ha reconstruido un elegante enclave barroco. Situada a unos 200 kilómetros de la costa de Túnez, sus guiños árabes son palpables, sobre todo en la fisonomía urbana de la Casbah, con sus genuinas callejuelas, arcos y patios. ¡No te pierdas su hermosa Catedral y la famosa estatua del “Sátiro Danzante”! Tras 1 hora y 50 minutos de camino, llegamos a nuestra siguiente parada: el famoso Valle dei Templi (Valle de los Templos) de Agrigento. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, este recinto fue el corazón de una de las ciudades más importantes y florecientes del mundo antiguo. La acrópolis, que sobresale sobre un turquesa mar de fondo, fue considerada “la ciudad más bella de los mortales”. Hoy es uno de los enclaves más visitados de Sicilia. (Nota. El Museo Regionale Archeologico y el afamado Valle dei Templi se puede ver en unas 2 ó 3 horas aproximadamente. Antes de ponerte en camino, consulta los horarios de visita y cierre para poder organizar la etapa de hoy. El Valle está dividido en tres sectores, todos cercanos al aparcamiento y a la oficina de información y venta de entradas). Terminamos el día paseando por el casco antiguo de Agrigento y disfrutando de la deliciosa gastronomía siciliana. Alojamiento en Agrigento.

Día 4: Agrigento - Villa Romana del Casale - Piazza Armerina - Catania

Tras deambular por el barrio medieval de Agrigento, visitar su Catedral y otros monumentos destacados, ponemos rumbo a la conocida Villa Romana del Casale, un rico refugio de caza del siglo III que se encuentra a tan sólo 15 minutos en coche de la localidad de Piazza Armerina. La Villa cuenta con 50 salas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sepultado bajo el lodo durante siglos, en los años cincuenta fue descubierta en perfecto estado de conservación. Los mosaicos romanos del suelo son magníficos y uno de los mejor conservados del mundo. (Nota. Para disfrutar del suntuoso complejo sin excesivas aglomeraciones, se puede visitar la Villa a primera hora de la mañana o a medio día, siempre que no haga excesivo calor. Para mayor comodidad, se recomienda estacionar el vehículo en el aparcamiento de la propia Villa). Ya en Piazza Armerina paseamos sin prisas por sus calles y disfrutamos de algunas de las estampas más auténticas de la Sicilia interior que encontraremos durante el viaje. (Nota. Si viajas a mediados de agosto, no te pierdas la famosa festividad del “Palio dei Normanni”). Por la tarde, ponemos rumbo a la animada y volcánica ciudad de Catania (Patrimonio de la Humanidad), situada a unos 66 kilómetros. Durante el camino, atravesamos tierras frutales y bellos paisajes. Situada en la costa oriental, a los pies del volcán Etna, Catania es la segunda ciudad más grande de Sicilia. La alegre urbe sorprende por su legado cultural, ya que ha sido ciudad griega, romana, bizantina, árabe, normanda, borbónica, sueva, angevina, aragonesa, española, italiana... Bien comunicada y con un destacado ambiente nocturno, su elegante centro urbano barroco fue construido con la piedra volcánica que el Etna escupió en la erupción de 1669. (Nota. El centro de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad junto a las ciudades del barroco tardío del Val di Noto). Alojamiento en Catania.

Día 5: Catania - Siracusa - Noto - Catania

¡Y llegamos a Siracusa (Patrimonio de la Humanidad)!, una fascinante ciudad forjada al calor de diferentes civilizaciones y culturas. Fundada en el 734-733 a.C. se extiende a lo largo del mar junto a la isla de Ortigia, unida a tierra firme por un puente. Considerada una de las ciudades más bellas del mundo antiguo, por sus calles pasearon personajes de la talla de Platón, Arquímedes y Esquilo. Gran parte de su atractivo reside en su maestría a la hora de combinar su pasado griego y romano con la arquitectura del s. XVIII, dando lugar a un conjunto espectacular y único. Hoy monumentos como el Templo de Minerva, transformado en Catedral cristiana, la Fontana de Aretusa, el templo de Apolo y el anfiteatro romano recuerdan al viajero ese glorioso pasado. (Nota. Puedes dividir la visita en dos etapas: una dedicada al Parque Arqueológico y otro a la isla de Ortigia). Seguimos descubriendo las bellas ciudades del barroco tardío del Val di Noto (Patrimonio de la Humanidad). Nuestra siguiente parda será Noto, una de las ciudades barrocas más bellas de Sicilia. Pasear por el elegante Corso Vittorio Emanuelle, salpicado de palacetes e iglesias barrocas, es una auténtica delicia. A esta avenida se asoman los lugares más monumentales de la ciudad. Puedes conocer la lujosa vida de la antigua nobleza visitando el exquisito palazzo Nicolaci di Villadorata. Regresamos a Catania para seguir disfrutando de su animado ambiente nocturno y sus deliciosas propuestas gastronómicas. Alojamiento en Catania.

Día 6: Catania - Volcán Etna - Taormina

Desde Catania, la excursión al monte Etna es imprescindible (siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Si necesitas información puedes dirigirte a la Oficina de Turismo de Catania o consultar la web de funiviaetna.com). Visitar el volcán en activo más grande de Europa te permitirá conocer la agitada actividad volcánica de la isla y disfrutar de vistas únicas de la región y de un insólito paisaje lunar salpicado de una genuina vegetación. Su imponente silueta, que domina el este de la isla, acoge un entorno donde naturaleza, cultura e historia dan forma a un lugar único. (Nota. La excursión, que te llevará unas 3 o 4 horas, no está incluida. Sigue siempre las normas de seguridad. Debido a la naturaleza impredecible del volcán, se recomienda visitar con un guía. El Etna tiene dos accesos principales, el sur y el norte. El sur es el más frecuentado por los turistas y el que permite una ascensión más fácil a los humeantes cráteres. Si se llega por carretera, hay que seguir las señales en dirección Etna Sud hasta el “Rifugio Sapienza”, a unos 18 kilómetros de Nicolosi. En este punto, hay que dejar el coche en el aparcamiento y planificar una subida que se divide en dos tramos. En el primer tramo, se puede subir haciendo trekking o en el teleférico “Funivia dell'Etna”. El segundo tramo hay que realizarlo a bordo de un autobús todoterreno. Un consejo: vete bien equipado con calzado cómodo, alguna prenda de abrigo y gafas de sol. Tras una de las excursiones más intensas de la Ruta, ponemos rumbo a la bella Taormina, una de las ciudades que mejor recogen el alma histórica de esta fascinante isla, con monumentos griegos, romanos, bizantinos, medievales... Primer centro turístico siciliano, la urbe es una joya medieval cubierta de buganvillas y perfectamente conservada. Salpicada de rincones románticos y encantadoras placitas, su belleza encandiló a escritores como Truman Capote, Thomas Mann o Goethe; a personajes de la realeza y aristocracia como Guillermo II; a artistas como Greta Garbo, Cary Grant, Orson Welles y Rita Hayworth... Hoy, un continuo goteo de turistas, la visitan cada día. Su monumental Teatro Greco (siglo III a.C.) con vistas a los picos del Etna, la bahía de Naxos y al mar Jónico es todo un espectáculo. Disfruta de una agradable "passeggiata" y respira el glamour que acompaña a las empedradas calles, coquetos comercios y terrazas con vistas al mar. Alojamiento en Taormina.

Día 7: Taormina - Savoca - Messina - Cefalú - Palermo

Iniciamos la última etapa de la “Ruta por Sicilia, desde Palermo a Cefalú” recorriendo un hermoso trazado costero salpicado de localidades llenas de tradición. Tras hacer una breve parada en Savoca, una de las localizaciones más auténticas de la Isla inmortalizada en la película “El Padrino”, proseguimos hasta Messina. Situada en la punta septentrional de la costa jónica siciliana, desde la ciudad se puede contemplar el estrecho que separa Sicilia del continente. Dinámica y llena de vida, Messina cuenta con un hermoso centro histórico en el que sobresale la Catedral y elegantes edificios del siglo XIX. De vuelta a Palermo, puedes pararte en la hermosa y agradable localidad costera de Cefalú, uno de los enclaves que mejor conserva la huella normanda. Un agradable enclave donde disfrutar de deliciosas especialidades de pescados en sus terracitas con vistas al mar. Inmortalizado en la película “Cinema Paradiso”, este antiguo pueblo de pescadores de aire medieval cuenta con hermosas playas, buenas infraestructuras turísticas y un animado ambiente que atrae a turistas nacionales e internacionales. Además de estirar la toalla y disfrutar del sol, podrás elegir entre diferentes actividades como practicar algún deporte náutico, avistar cetáceos o pasear por su casco histórico y descubrir joyas como la magnífica Catedral árabe - normanda (s.XII), el monasterio de Santa Caterina (actual Ayuntamiento) y el Palacio Episcopal. (Nota. Aparcar en Cefalú es verano no es tarea fácil. Se recomienda dejar el coche a las afueras). Llegamos a Palermo tras recorrer uno 69 kilómetros por la carretera que bordea la costa norte. En la capital, despedimos este viaje inolvidable en algunos de sus establecimientos de moda. Alojamiento en Palermo.

Día 8: Palermo - España

Nos dirigimos con tiempo al Aeropuerto, devolvemos el coche de alquiler y tomamos un vuelo que nos llevará hasta nuestro destino de origen. Fin del viaje y de nuestros servicios.

Palermo

Palermo, capital de Sicilia, posee un importante patrimonio histórico y arquitectónico en el que confluyen una variedad de estilos infinitos. El turista podrá deleitarse con el mármol, con sus ricas zonas verdes, los monumentos que recorren el casco antiguo de Palermo, su Palacio Real o la Iglesia de San Juan de los Ermitaños. Esta ciudad mediterránea ofrece una gastronomía basada en el pescado y la pasta, así como una rica variedad de vinos de la región. Además Palermo es un puerto muy visitado por los cruceros.

Ver la guía completa

Monreale

Monreale está situado en Sicilia, es un pequeño municipio de la provincia de Palermo. Famosa por la Catedral de Monreale, arquitectura de estilo árabe-normando del s. XII, toda una obra de arte y una de las más bellas, convirtiéndose en el edificio normando más importante de Europa. Antiguamente alrededor del siglo XI Monreale era el lugar de escape para los reyes normanos cansados de la guerra, un lugar tranquilo, con naturaleza a todo alrededor y también con zona de caza. En la actualidad Monreale es ula segunda ciudad más visitada por todo el turismo que va a Sicilia, después de Palermo. gracias a la naturaleza que le rodea, viñas, gastronomía, mosaicos de antiguo arte, catedral e historia que la componen.

Mazara del Vallo

En la costa sur de la Sicilia occidental encontramos la ciudad de Mazara del Vallo. Se trata de una ciudad acogedora y auténtica, con la típica hospitalidad siciliana. A ello le acompañan varias playas de arena fina o de roca, su mar de agua cristalina y su gastronomía para hacer de tu estancia una experiencia inolvidable

Agrigento

Agrigento es una de las ciudades más bellas de Sicilia que alberga parte de la huella de la antigua cultura clásica. El viajero podrá deleitarse en el Valle de los Templos, la Porta de Ponte de estilo medieval y situada en la parte vieja de la ciudad, su Catedral o el Museo de Arqueología. Para los que visiten esta ciudad en febrero, podrán disfrutar de la fiesta del almendro en flor para dar la primavera siciliana en Agrigento.

Siracusa

En Siracusa encontrarás tanto cultura histórica, como la renovación de Sicilia. Esta ciudad cuenta con un importante patrimonio arqueológico y entre otras cosas podremos visitar el Anfiteatro Romano, La Oreja de Dionisio o la Gruta de los Capuchinos. Otro atractivo de Siracusa son sus playas bañadas por el Mediterráneo, siempre repletas de actividad. Como buena isla italiana, sus platos más destacados son la pasta y el pescado y es que Siracusa nos brinda platos de la dieta mediterránea.

Catania

En Catania encontramos el Monte Elba un volcán que se mantiene inactivo pero que es uno de los reclamos turísticos más importantes de esta provincia siciliana. Otro de los atractivos de esta ciudad es la Piazza del Duomo gracias al elefante que se sitúa en la parte central de la fuente, ya que se ha convertido en uno de los símbolos de Catania. Además del reclamo cultural, podrás deleitarte con la Pescheria, es uno de los mercados más importantes al aire libre que ofrece el mejor pescado y marisco de Catania.

Savoca

Erice

Erice es una turística localidad siciliana famosa por su arquitectura normanda y sus tradicionales dulces. Sus calles medievales y estrechas rebosan encanto por doquier, y la subida en funicular es una experiencia inolvidable.

Piazza Armerina

Piazza Armerina es una pequeña localidad siciliana que floreció en la época romana y es muy conocida gracias a sus mosaicos de la Villa del Casale que narran escenas del período pontificio. Debemos destacar la elegancia de su Catedral datada en el s.XVIII y la famosa representación de disfraces de la época que se representa en Piazza Armerina en verano. Además Villa de Casale fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Noto

Al sur de Sicilia encontramos el bello pueblo de Noto, poblada desde hace más de quince siglos por romanos, sículos y árabes. Este municipio italiano alberga un pasado histórico que podremos apreciar en las múltiples edificaciones que lo revisten, entre los que destacamos la Catedral de Noto, que ha sido recientemente restaurada, así como la Iglesia de San Carlos Borromeo o la Porta Reale.

Taormina

Taormina es una ciudad cultural e histórica dentro del Mediterráneo, ofrece un rico pasado greco-romano y alberga leyendas en todos sus rincones. En verano se celebran multitud de festivales de arte, cine y música en el Teatro de la antigua Taormina. Las playas de esta región siciliana son otro reclamo importante para el turismo, así como sus hermosas calles. Entre los monumentos más destacados de Taormina cabe mencionar la iglesia de Chiesa de San Giuseppe o la Torre del reloj.

Messina

Messina es una antigua ciudad siciliana que data del s.VIII, su arquitectura da buena cuenta de ello ya que encontramos edificaciones de varias épocas. Podrás visitar su Catedral famosa por su torre y su reloj, la Fuente de Orione que es el símbolo de la ciudad de Messina o la Columna Madonna Della Letrera.

Trapani

La región de Trapani se ubica al oeste de la isla de Sicilia y es conocida por su influencia fenicia así como por sus salinas y su producción vinícola. Si visitas esta parte de la isla siciliana no puedes irte sin probar su típico Pesto alla Traponese de influencia genovesa acompañado normalmente de un rico cous cous.

Cefalú

Cefalú presenta uno de los balnearios más importantes de Palermo, así como las famosas termas romanas. Situada en el Mediterráneo, esta provincia siciliana ofrece bonitas playas y paseos por sus calles, ofreciendo a los turistas que visitan Cefalú unas vacaciones relajadas. Además de la Catedral y su bello puerto pesquero, el Palacio de Osterio Magno es otro lugar de interés para los viajeros que visitan la antigua ciudad de Cefalú.