Descubre las impresionantes ciudades de Cracovia y Varsovia

Comenzaremos nuestro viaje en la turística Cracovia. Visitada cada año por turistas de todo el mundo, pasear por sus calles y plazas permite al viajero retroceder en el tiempo a un glorioso pasado medieval. Y es que Cracovia ha sido una de las pocas ciudades polacas que se mantuvo relativamente indemne tras la Segunda Guerra Mundial. Posee un rico legado cultural palpable en su centro histórico, declarado patrimonio de la Humanidad, cuajado de arquitectura gótica, barroca y renacentista de gran belleza. Durante tu visita podrás conocer joyas como el castillo de Wawel, residencia de los antiguos reyes y frontera del interesante barrio judío de la ciudad, y la basílica de Santa María. Podrás realizar interesantes excursiones al campo de concentración de Auschwitz, al Santuario de Częstochowa y a las minas de sal de Wielitcka, que se encuentran próximos a la ciudad.

Posteriormente, volaremos a Varsovia, la capital polaca y uno de los destinos favoritos de veraneo en Europa del Este. Y es que, a pesar de haber sido casi totalmente destruida en la Segunda Guerra Mundial, Varsovia es una ciudad que ha sabido resurgir de sus cenizas y, actualmente, conservar su esencia y encanto, sobre todo en su centro histórico, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El elegante Castillo Real, antigua residencia del rey de Polonia; el Rynek, la bulliciosa plaza del Mercado, repleta de restaurantes y tiendas; o el Palacio de la Cultura, el edificio más alto de Polonia, son sólo algunos de sus lugares más icónicos, repletos de leyendas y cultura. Pon rumbo a Polonia y descubre el encanto de sus ciudades.

Descubre el programa del viaje

Polonia

Día 1: España - Cracovia

Presentación en el aeropuerto a la hora indicada para embarcar con destino a la capital de Polonia. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 2: Cracovia

Día libre. Alojamiento.

Día 3: Cracovia

Día libre. Alojamiento.

Día 4: Cracovia - Varsovia

A la hora programada, traslado al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a Varsovia. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 5: Varsovia

Día libre. Alojamiento.

Día 6: Varsovia

Día libre. Alojamiento.

Día 7: Varsovia - España

A la hora programada, traslado al aeropuerto para coger un vuelo de regreso a España.

CONOCE UNO DE LOS PRINCIPALES SÍMBOLOS DE POLONIA

El famoso cuadro de La dama del armiño, de Leonardo da Vinci, se expone actualmente en su interior

Ubicado sobre la Colina de Wawel junto a la orilla del Vístula, el Castillo de Wawel, que fue trono de reyes durante más de cinco siglos hasta que el poder se trasladó a Varsovia, simboliza uno de los complejos arquitectónicos más apreciados del mundo y el emblema más representativo de Polonia.

El palacio renacentista que hoy se visita es del siglo XVI, aunque se conserva una residencia original, más pequeña, del siglo XI. Hay aposentos reales privados, la típica armería, el tesoro de la Corona y una auténtica joya pictórica: La dama del armiño, del genial pintor italiano Leonardo da Vinci.

Los más aventureros podrán acceder a la Cueva del Dragón donde disfrutarán de unas fabulosas vistas sobre el río Vístula y los barrios periféricos del oeste.

 

No te lo pierdas

Próxima al castillo se encuentra la grandiosa y milenaria Catedral de Wawel. Desde su construcción, este templo se convirtió en el centro del poder eclesiástico y monárquico de Polonia, por lo que constituyó el lugar de coronación tradicional de los monarcas polacos. Los puntos más destacados de este edificio son la Capilla y la Campana de Segismundo, el Mausoleo de San Estanislao y la Cripta.

EN EL CORAZÓN DE CRACOVIA

Bulliciosa y alegre, está repleta de animadas terrazas y edificios históricos

Diseñada en 1257, la siempre animada plaza del Mercado, constituye el centro de la ciudad y envuelve al visitante en una atmósfera única. Está salpicada de edificios históricos, casas burguesas, palacios medievales y animadas terrazas dominados por la Lonja de los Paños, un bello edificio renacentista del siglo XVI, donde localizarás puestos de artesanía que siguen manteniendo una tradición comercial transmitida de generación en generación y que se remonta a la Edad Media.

Los vendedores de flores y los artistas callejeros mantienen viva la magia de la plaza. Frente a los mercaderes, se exhiben elegantes joyas patrimoniales como la Torre del antiguo ayuntamiento del siglo XVI, que hoy sirve de espectacular mirador turístico.

La imponente Basílica gótica de Santa María, de ladrillo rojo y piedra caliza, que fue levantada por los habitantes de Cracovia para rivalizar con la catedral, es otro de los puntos de visita obligados.

UN LUGAR HISTÓRICO

A lo largo de los siglos, esta animada y hermosa plaza ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos como ceremonias, celebraciones y ejecuciones públicas, llegando incluso a adoptar el nombre de Adolf Hitler Platz durante la ocupación nazi.

Hoy la plaza del Mercado es todo un referente histórico, cultural y social para la población.

El consejo de nuestros expertos

Se recomienda visitar la plaza durante el festival de teatro callejero del mes de julio o en las vacaciones navideñas para ver sus encantadores Belenes. Además, en dichas fechas, se instala en Cracovia un mercado que dura un mes y cuyos puestos se disponen frente a la Lonja de los Paños. En cualquier época del año, puedes disfrutar de un paseo agradable en coche de caballos.

CREADAS HACE 15 MILLONES DE AÑOS

Cada año son visitadas por más de 800.000 personas.

A 14 kilómetros de Cracovia se encuentran las Minas de sal de Wieliczka, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978 y consideradas uno de los lugares más visitados del país.

Con una profundidad de 327 metros y una longitud superior a los 300 kilómetros, su visita permite adentrarse en diversas cámaras, lagos subterráneos y cientos de salas decoradas con esculturas talladas en roca salina.

La joya del lugar es la capilla de Santa Kinga, que es una verdadera iglesia de sal con retablos incluidos. A la salida, localizarás un museo que explica el porqué de esta original atracción turística que todo el que acerca a Cracovia incluye en su recorrido.

LAS MÁS ANTIGUAS DEL MUNDO

Las minas de sal de Wieliczka están consideradas las más antiguas del mundo en funcionamiento: llevan siendo explotadas desde el siglo XIII. Se trata de un inquietante mundo de pozos y cámaras de sal esculpido íntegramente a mano y famoso por las propiedades conservantes y curativas de su microclima. 

El consejo de nuestros expertos

El tiempo medio del recorrido, incluyendo visita en el Museo de las Salinas Reales de Cracovia, es de tres horas, aproximadamente.

Es conveniente llevar ropa de abrigo. La temperatura del subsuelo oscila entre los 14º y los 16º 

El Itinerario comprende unos 800 escalones, de los que 380 se encuentran al principio. Es conveniente llevar calzado cómodo.

Para poder tomar fotos y filmar hay que pagar un suplemento al comprar la entrada.

Visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau

Un homenaje a las víctimas de la barbarie nazi y una invitación a la reflexión

Sin duda, acceder a las instalaciones de este campo de concentración, el mayor de Auschwitz y el segundo en la zona, después de Auschwitz I, despierta sentimientos de tristeza e indignación. No obstante, conocer este lugar, que se halla a 70 km de Cracovia (Polonia), es indispensable para entender uno de los momentos más trágicos de la historia de Europa.

A diferencia de lo que ocurría en Auschwitz I y III, su función principal no era la de mantener a los presos como fuerza laboral, sino exterminarlos. Tal y como ocurre en otros lugares dedicados a recuperar la memoria del Holocausto, los guías te explicarán las condiciones de vida de los prisioneros sin omitir detalles, desde el momento de su llegada y hasta la liberación del campo a manos de las tropas soviéticas, que tuvo lugar el 27 de enero de 1945. Lejos de lo que pudiera parecer, el lugar no sólo daba cabida a judíos, sino también a soldados de la resistencia, intelectuales críticos con el nazismo, homosexuales y gitanos. En su momento de máxima ocupación, este campo llegó a acoger a 100.000 prisioneros.

Entre los personajes célebres que pasaron por Auschwitz-Birkenau, destacan Ana Frank, quien estuvo allí entre septiembre y octubre de 1944 (antes de ser enviada a Bergen-Belsen, donde murió de tifus), y Olga Lengyel, autora del famoso libro Los hornos de Hitler.

Entre sus dependencias, que se conservan en muy buen estado, habría que referirse a los antiguos barracones, las cámaras de gas, los hornos crematorios y una gran colección de objetos personales que fueron confiscados a los presos antes de ser asesinados.

¿Sabías que...

...1,1 millones de presos, el 90% de los que estuvieron en algunos de los tres campos de concentración de Auschwitz, perdieron la vida allí?

De ellos, cerca de un millón eran judíos, procedentes en su mayoría de las deportaciones llevabas a cabo en 1944 y originarios fundamentalmente de Hungría y Polonia. Sin embargo, también había franceses, holandeses, griegos, checos, eslovacos, belgas, alemanes, austríacos, yugoslavos e italianos, aunque en menor proporción.

Más de medio millón de personas murieron en las cámaras de gas de Auschwitz, mientras que la mayoría de los presos restantes falleció de hambre o a causa de diversas enfermedades.

DESCUBRE LA POLONIA MÁS ESPIRITUAL

En su interior se encuentra la venerada y milagrosa Madonna Negra

A medio camino entre Cracovia y Varsovia, localizarás el santuario de Czhestockowa, frecuentado por peregrinos llegados de todos los rincones del mundo y uno de los lugares imprescindibles para conocer y entender la arraigada identidad religiosa del pueblo polaco.

En el interior del monasterio se encuentra la conocida Virgen de Częstochowa, un cuadro pintado sobre una tabla que representa el busto de una Virgen negra con el Niño en brazos. Te sorprenderá conocer su historia ya que, a lo largo de la historia, ha sufrido varios atentados que le han dejado marcas en el rostro y el cuello.

El icono original fue destruido y, sobre sus restos, se colocó el actual. Se trata de una imagen de la Virgen a la que San Juan Pablo II tenía especial devoción y de la que mandó realizar una réplica en el altar de la capilla privada.

Información útil

UNA VIRGEN MILAGROSA Y QUERIDA POR LOS POLACOS

Los milagros atribuidos a la intercesión de Nuestra Señora de Czestochowa son innumerables. Uno de ellos es el conocido como el milagro de Vístula. Se puede resumir de esta forma: el 14 de septiembre de 1920, cuando el ejército ruso se estableció en el Río Vístula y se preparaba para invadir la ciudad de Varsovia, el pueblo recurrió a la Virgen María. Al día siguiente, fiesta de Nuestra Señora de los Dolores, el ejército ruso se retiró tras observar atónito cómo la Virgen María se aparecía en la ciudad sobre una nube.

 

DESCUBRE POLONIA Y VIVE EXPERIENCIAS ÚNICAS

Sube a la planta 30 del Palacio de la Cultura y disfruta de las mejores vistas de la ciudad

La capital de Varsovia es uno de los lugares más bonitos de Polonia. Una estilosa ciudad de pasado imperial con un importante legado histórico y cultural. La Ciudad Vieja (Stare Miasto), declarada Patrimonio de la Humanidad, es una de las zonas impresionantes de la urbe y, a pesar de haber sido destruida en un 90% durante la Segunda Guerra Mundial, fue reconstruida fielmente, volviendo a presentar su hermosa apariencia inicial. Es uno de los sitios más agradables y pintorescos del país, donde te recomendamos perderte por sus calles repletas de preciosas casas de colores y disfrutar del ambiente, de sus excelentes restaurantes, asistir a los conciertos que se celebran durante el verano…

EL PALACIO DE LA CULTURA, UN INMEJORABLE MIRADOR

Construido entre 1952 y 1955, el Palacio de Cultura sobresale en la fisionomía de la ciudad con sus 231 metros de altura y su imponente perfil. Regalado por el pueblo soviético a Polonia, el edificio fue considerado durante muchos años por los propios polacos como un símbolo de la dominación de la antigua URSS. Sin embargo, hoy es uno de los principales emblemas del país.

Te recomendamos subir al mirador que encontrarás en la planta 30 –que cuesta aproximadamente 10 zlotys-. Desde allí, las vistas panorámicas de Varsovia son únicas. Junto con las oficinas, el importante edificio alberga un auditorio, un cine, un teatro, una pista de patinaje sobre hielo y una discoteca-cafetería.

Un poco de historia

La Ciudad Vieja de Varsovia es uno de los lugares más pintorescos de la capital. Se constituyó a finales del siglo XIII alrededor del actual Castillo Real, antigua residencia de los duques de Mazovia. Destruida en su totalidad en la Segunda Guerra Mundial, como gran parte de la ciudad, fue posteriormente reconstruida hasta el más mínimo detalle. Una acción que demuestra el afán de superación del pueblo polaco  y por la que se ha declarado la zona Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

LLÉVATE A TU CASA LOS MEJORES RECUERDOS DE POLONIA

Visita las calles más comerciales repletas de tiendas y buen ambiente

Reserva tiempo para pasear sin prisas por las principales calles comerciales del centro repletas de exclusivas tiendas, centros comerciales y encantadores comercios de antigüedades y artesanía.

En sus comercios más tradicionales podrás adquirir el famoso ámbar del Báltico, que además de ser uno de los souvenirs más típicos de Polonia, es uno de los más conocidos y valorados del mundo. Otros productos que podrás comprar son hermosas joyas, vasijas e infinidad de objetos decorados en plata, además de numerosos productos de madera como cajitas, pequeños recuerdos e incluso completos juegos de ajedrez.

Por otro lado, los mejores lugares para comprar artesanía tradicional polaca son los mercadillos que se instalan semanalmente en diferentes puntos de la ciudad, especialmente en la Plaza del Mercado.

Información útil

Uno de los productos gastronómicos más demandados son los chocolates de Wedel, una famosa compañía chocolatera polaca con sede en Varsovia. Son especialmente famosas las chocolatinas Ptasie Mleczko, originalmente hechas de una crema de vainilla cubierta de chocolate. Hoy en día se pueden encontrar la crema sabor chocolate, fresa, limón o naranja.

DESCUBRE LA DELICIOSA GASTRONOMÍA POLACA

Elaborado con col agria y varios tipos de carne, embutidos, setas secas y ciruelas secas

La mejor manera de empaparse de la vibrante vida de las hermosas ciudades polacas es contemplarlas relajadamente desde las mesas de sus emblemáticos restaurantes y terrazas.

Los platos polacos comprenden una gran diversidad de ingredientes como la carne, la pasta y las especias. Las comidas típicas polacas se componen de diferentes platos entre los que se suelen incluir una sopa, un aperitivo, un plato principal generalmente compuesto por carne y un postre dulce.

PLATOS TÍPICOS

No puedes irte de Polonia sin probar sus platos más típicos como el Zurek, una sopa polaca preparada a base de harina de centeno y carne; la Zupa pomidorowa, una sopa de tomate con verduras y pasta o arroz, las Pierogi z mięsem, las famosas empanadillas de carne; y el exquisito Goulash, un estofado elaborado a base de carne de cerdo, cebolla y pimentón acompañado con ensalada de patata.

Y respecto a sus postres, los más conocidos son el Sernik krakowski, una sabrosa tarta de queso típica de Cracovia; el Torcik piszyngier, un postre preparado con barquillos de chocolate y poco de licor; y el Papieska kremowka, un pastel de hojaldre relleno de crema conocido como "pastel de crema papal" en honor a Juan Pablo II, quien dijo que durante la niñez le encantaba.

No te lo pierdas

Los bares de leche, conocidos en polaco como "bar mleczny", son una excelente opción para degustar los platos polacos a un precio más asequible. Estos establecimientos fueron fundados en 1960 por las autoridades comunistas para abastecer a todos los ciudadanos junto a su lugar de trabajo.

El nombre de estos bares procede del hecho de que tras su creación estos locales servían comidas basadas en los productos lácteos ya que en aquella época el consumo de carne estaba racionado.

Guía de
Polonia

Situado en la región de Europa Central, el nombre oficial del país es el de República de Polonia. Éste cuenta con una superfície que supera los trescientos mil kilómetros cuadrados, limitando en su frontera con numerosos países, como Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Eslovaquia, Lituania, República Checa o Alemania. Por la zona norte el país se encuentra con el Mar Báltico, que representa la única salida marítima de Polonia.

Con una población cercana a los cuarenta millones de habitantes –siendo uno de los países más poblados de Europa–, el Estado se organiza como una república parlamentaria unitaria, capitalizada por la ciudad de Varsovia. Desde el año 1999 Polonia se divide primeramente en dieciséis voivodías –o regiones–, que a su vez se subdividen en distintos powiats –o provincias–. Éstos, al mismo tiempo, se dividen en gminas –o municipios–, mientras que existen también algunas ciudades que reciben el estatuto de provincia. Aparte de la mencionada capital, las otras ciudades más importantes y pobladas del país son Cracovia, Łódz, Wroclaw, Poznan, Gdansk –o Dánzig– y Szczecin. La gran mayoría de sus habitantes proceden de grupos eslavos, siendo el polaco la lengua más común entre ellos, aunque habitan también en el país algunas minorías de ucranianos, alemanes y bielorusos.  

Aunque buena parte del territorio polaco es mayoritariamente llano, Polonia acoge en su país un tramo del sistema montañoso de los Cárpatos, la segunda cordillera más larga del continente europeo. Y precisamente esta parte –que se sitúa en la frontera con Eslovaquia– alberga los Montes Tatras, la parte más alta de la citada cordillera, con numerosos picos que superan los dos mil metros de altitud. Otras regiones montañosas las podemos encontrar en Beskidy, en las Montañas de los Gigantes o en algunos de los Parques Nacionales del País, como el de Bieszczady, el de Pieniński o el de Gorczański. Tanto en estas regiones de gran altitud como en los frondosos bosques del país encontramos multitud de animales como los ciervos, los osos pardos o los bisontes europeos, así como numerosas aves migratorias que acuden en verano para anidar.

Por otra parte, cabe destacar que la aparición de la nación polaca ha estado tradicionalmente muy vinculada a la adopción de la religión cristiana en el siglo X, pero a pesar de ello, desde sus inicios se caracterizó por acoger a personas de otros credos, ratificándolo con distintas leyes que se fueron dictando a lo largo de los siglos. Hasta la mitad del siglo XX se mantuvo esta posición, con la convivencia en el país de distintas comunidades de judíos, católicos, cristianos ortodoxos y protestantes, pero el transcurso de la Historia y los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial –que marcó enormemente a Polonia– cambiaron esa dinámica. 

Mini guía de viaje...
¿Sabías que...

...existen cerca de doce millones de polacos que actualmente viven fuera del país. Se encuentran principalmente en las antiguas repúblicas soviéticas más cercanas, en Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia, así como en diversos países de América del Sur.

El lugar con más habitantes de origen polaco en la actualidad es Chicago, con casi dos millones de personas, superando por poco incluso a la población que reside en la propia capital de Polonia.

Información práctica

Consejos para preparar tu viaje
Documentación necesaria

Como Polonia forma parte del Espacio Schengen, los ciudadanos españoles únicamente necesitan su DNI para poder visitar el país. Para ello hay que asegurarse que éste no va a caducar durante toda la estancia en el país. Para más seguridad, lo más recomendable es traer consigo también el pasaporte, que puede guardarse en un lugar seguro y usarse únicamente en caso de perder el DNI.  

Vacunas, Salud y Seguro médico

No hay ninguna vacuna obligatoria para entrar en Polonia y el país no presenta ninguna enfermedad o epidemia. En caso de que vayan a efectuarse numerosas salidas al campo o al bosque puede ser recomendable vacunarse contra la meningitis, que puede ser transmitida por las garrapatas de algunas regiones.

La atención médica que se encuentra en los centros y hospitales del país es, por lo general, bastante buena, especialmente en las grandes ciudades. Puede ser recomendable sacarse la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que permite ser atendido médicamente en caso de emergencia, así como contratar algún seguro de viaje que cubra los días de estancia en Polonia. 

Diferencia horaria

La hora local de Polonia coincide con la española, ya que se basa también en la UTC/GMT +1h, por lo que no será necesario adaptar nuestros relojes durante el viaje. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la diferencia de latitud hace que la salida y puesta del sol difiera considerablemente entre ambos países.  

En el destino
Moneda

A pesar de que Polonia forma parte de la Unión Europea desde el año 2004, no ha adoptado todavía el Euro como moneda de uso, por lo que la divisa en vigor en todo el país es el zloty (PLN), que se divide en cien groszy (céntimos). Justo antes de viajar es recomendable asegurarse del valor de cambio entre ambas divisas.

Existen también numerosos cajeros en todo el país, especialmente en los lugares más visitados por los turistas, por lo que en principio no debería haber problemas para sacar dinero una vez allí. Muchos establecimientos aceptan además el pago con las tarjetas más habituales y en las ciudades se encuentran casas de cambio donde cambiar divisas. 

Idioma

El idioma oficial de Polonia es el polaco, por lo que puede ser interesante aprender algunas palabras básicas para comunicarse con la gente local. Sin embargo, el inglés es una lengua muy extendida entre sus habitantes, especialmente entre los jóvenes y el personal dedicado al turismo, por lo que aquellos que dominen este idioma no deberían tener demasiados problemas para comunicarse con la mayoría de gente. Del mismo modo, entre los más mayores y en algunas regiones es posible encontrar también gente que hable el alemán o el ruso.   

Electricidad

Además de las clavijas de tipo C y E, el voltaje que se usa en Polonia es de 230V, con una frecuencia de 50Hz., por lo que no será necesario traer ningún adaptador para enchufar nuestros aparatos electrónicos.  

Aduanas

Además de las restricciones habituales en materia de seguridad aeroportuaria, hay que tener en cuenta que deberemos realizar una declaración en caso de entrar en Polonia con más de 10.000€ en efectivo.

Para salir del país habrá que tener en cuenta que la ley polaca es muy estricta con la protección de su patrimonio histórico, por lo que en caso de la compra de antigüedades u objetos antiguos habrá que informarse correspondientemente de las restricciones vigentes. 

Llamadas telefónicas

Aquellos que quieran realizar llamadas a España durante su estancia en Polonia deben marcar el prefijo internacional (00) + el prefijo del país (34) + el número del destinatario. Si, por el contrario, queremos llamar desde España a Polonia, deberemos marcar igualmente el prefijo internacional (00) + el prefijo polaco (48) + el número del destinatario.

Para ello puede ser recomendable activar la tarifa Roaming. Para aquellos que no sepan cómo hacerlo pueden contactar directamente con su compañía telefónica.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente