Viajes

Qué visitar en Biarritz

Identificación

Biarritz: La reina de las playas y la playa de los reyes

Puntos de interés destacados

Qué visitar en Biarritz Faro de la Pointe Saint Martin: Este hermoso faro de 73 metros de altura fue construido en el año 1830 sobre la punta de San Martin, un túmulo de rocas que separa geográficamente Biarritz de Anglet y fue modernizado en el año 1950. Si nos animamos, podemos subir sus 248 escalones y obtener una vista inigualable de los Pirineos y la costa. Abierto (según las condiciones climáticas) de enero a abril y de octubre a diciembre de 14 a 17h, sábados y domingos; durante las vacaciones escolares también de lunes a viernes; los meses de mayo, junio y septiembre abierto todos los días de 14 a 18h y durante los meses de julio y agosto de 10 a 13.30h y de 14 a 19h todos los días. Entrada 2,50€, grupos de 20 personas 2€.

Rocher de la Vierge: Esplanade des Anciens Combattants. (Roca de la Virgen) Es una enorme roca que fue horadada por Napoleón III para que la roca sirviera como puerto de refugio, los balleneros ya la utilizaban desde siempre para avistar la llegada de los cetáceos a la costa. Antiguamente la roca conectaba con la costa a través de un puente de madera que fue reemplazado por una magnífica pasarela de hierro diseñada por el genial Gustave Eiffel (el mismo de la torre de París). Cuenta la leyenda que, una vez, varios marineros deseaban entrar en el puerto de pescadores mientras una feroz tormenta les impedía el regreso y de pronto un rayo de luz los absorbió y los condujo al puerto sanos y salvos. Como agradecimiento colocaron la estatua de la Virgen en el año 1865. Este lugar es el emblema de Biarritz por excelencia, tanto como el Hotel du Palais, y un lugar para visitar por su historia y porque además desde lo alto de la roca se puede admirar toda la costa.

Hotel du Palais: No sólo es uno de los hoteles más importante de toda Francia es un lugar histórico. El hotel hoy se yergue orgulloso en el emplazamiento que ocupaba la "Villa Eugenia". Eugenia de Montijo adoraba el lugar desde pequeña y Napoleón III le regaló un palacio en el año 1855, más tarde, en el año 1893 la ciudad reconvirtió la "Villa" en el Hotel du Palais.

Biarritz no se limita a su bella arquitectura, a su singular urbanización y a sus apreciadas playas, también cuenta con museos interesantes y monumentos dignos de ser visitados.

Musée de la Mer: Esplanade du Rocher de la Vierge. (Museo del Mar) Conjuga museo y acuario. La colección del museo alberga cetáceos, objetos de pesca, etnografía, oceanografía, meteorología, maquetas, exposiciones temporarias y actividades interactivas. El acuario contiene más de 150 especies diferentes autóctonas del Golfo de Gasconia. También focas y tiburones. Abierto todos los días de 9.30 a 19h. Entrada adultos 8€, niños de 4 a 16 años 5,50€, menores gratis. Familias numerosas 28€.

Musée Asiatica: 1, rue Guy Petit. (Museo de Arte Oriental) El arte de China, India, Nepal y Tibet se encuentran representados en una colección única con objetos prehistóricos, máscaras antiguas, alhajas y objetos rituales. Abierto en julio y agosto y durante los recesos escolares de lunes a viernes de 10.30 a 18.30 y sábados y domingos de 14 a 19h. Entrada adultos 7€, niños de 8 a 12 años 2€, menores gratis.

Planète Musée du Chocolat: 14, Avenue Beaurivage. (Museo del Chocolate) Un lugar para aprender todo sobre este delicioso alimento, desde los Mayas hasta la actualidad. Utensilios, moldes, afiches publicitarios, también una formidable colección de esculturas realizadas en chocolate y una degustación para el recuerdo. Abierto de lunes a sábados de 10 a 12.30h y de 14 a 18.30h, sólo se puede ingresar hasta media hora antes del cierre. Durante los recesos escolares no cierran al mediodía. Entrada adultos 6€, estudiantes de 13 a 25 años 5€, niños de 5 a 12 años 4€, menores gratis.

Musée Historique: Rue Broquedis. Los amigos del Museo Histórico de Biarritz han reunido una interesante colección de diversos documentos que ilustran los períodos más importantes de la ciudad desde sus orígenes hasta la década de 1950. También brindan el servicio de visitas guiadas por la ciudad cada tercer sábado del mes, para la cual debemos inscribirnos con antelación. Este singular museo se encuentra situado en la antigua iglesia anglicana de St.Andrew's. Abierto de enero a junio y de septiembre a diciembre, de martes a sábado de 10 a 12.30h y de 14 a 18.30h; en los meses de julio y agosto de 10 a 13h y de 14.30 a 18.30h. Permanece cerrado los días lunes, domingos y feriados. Entrada general 4€, menores de 10 años, gratis.

Puerto Viejo:
Place du Port Vieux. Hoy es una playa tranquila y familiar pero, antiguamente, era el lugar donde los balleneros traían sus presas para el desguase.

Casino Municipal: 1, Avenue Edouard VII. Inaugurado en el año 1901, en el año 1929 fue enteramente renovado en estilo Art-Déco y nuevamente refaccionado respetando el estilo original en el año 1991. Desde su terraza se tiene una magnífica vista de la Grande Plage. Posee un teatro y diferentes salones para la organización de congresos y eventos. También alberga la piscina municipal calefaccionada y un casino concesionado por el grupo Barrière. Este edificio está clasificado como Monumento Histórico.

Marché Les Halles: Place Sobradiel. Mercado típico donde se pueden encontrar los mejores productos regionales y también comer deliciosos platos o tentempiés exquisitos. Muy animado tanto dentro del magnífico edificio construido en el año 1885 como en los alrededores. Abierto todos los días de 8 a 13h.

Villa Natacha:
110, rue d'Espagne. En la actualidad esta excelente construcción de estilo Art Nouveau alberga dependencias del Ayuntamiento y oficinas de la Dirección de Festivales. Construida en el año 1905 por arquitectos parisinos para un próspero comerciante de divisas fue clasificada como Monumento Histórico y comprada por la ciudad en el año 1978. El jardín se encuentra abierto al público permanentemente.

Iglesia Ortodoxa Rusa: 8, rue de l'Impératrice. A fines del siglo XIX, Biarritz era conocida como "la reina de las playas y la playa de los reyes", en muchos casos no era la fama de sus aguas medicinales cargadas de yodo y algas benéficas o la belleza del paisaje o lo fino de su arena, el motivo de la estadía en la ciudad también obedecía a razones de estado o conspiraciones varias. En el año 1892, luego de la alianza entre Francia y Rusia y bajo la iniciativa del zar Alejandro III, se erigió esta iglesia monumental "San Alejandro Nevski". De estilo bizantino maravilla por su cúpula pintada de azul y los íconos provenientes de San Petersburgo. Abierta los sábados de 15 a 18h y los domingos de 15.30 a 18h. Entrada libre y gratuita.

Église Sainte Eugénie: Place St.Eugénie. La Iglesia Santa Eugenia fue construida en el año 1898 y representa un hermoso estilo neogótico. Desde su exterior tenemos una hermosa vista panorámica del Puerto de Pescadores y en su interior una antigua cripta se utiliza para la realización de exposiciones temporarias, se pueden observar, además, hermosos vitrales.

Chapelle Impériale: rue Pellot. Era la capilla privada de Napoleón III y de Eugenia de Montijo quienes la construyeron en el año 1864, en las cercanías de su palacio de verano, en una mezcla de estilos romano-bizantino e hispano-morisco lograda con absoluta armonía, también posee una hermosa decoración de azulejos en sus muros. Esta capilla fue dedicada a la Virgen negra de México Nuestra Señora de Guadalupe y fue clasificada como Monumento Histórico. Abierta los meses de marzo, noviembre y diciembre los días sábado de 14.30 a 17h; los meses de abril, mayo y octubre de 14.30 a 18h; permanece cerrada los meses de enero y febrero. Entrada adultos 3€.

Église Saint Martin: Allée du Chanoine Manterola. Bellísima iglesia construida a mediados del siglo XII y luego restaurada en el año 1541. Presenta un estilo gótico y una nave de arcadas bajas. Además de ser la iglesia más antigua de Biarritz está consagrada a San Martín, santo patrono de la ciudad. Durante la Revolución fue teatro de sangrientos episodios y a principios del siglo pasado fue dotada del órgano más importante de la región. Se realizan maravillosos conciertos en su interior. Abierta todos los días de 7.30 a 19.30h.

Las playas de todo el país vasco son famosas por sus olas que convocan a los surfistas de todas las latitudes y especialmente las de Biarritz que además realiza concursos internacionales desde hace varios años.
Las más famosas son la Grande Plage (frente al Casino) y la Plage de la Côte des Basques (del otro lado del Rocher de la Vierge).
Los guías turísticos llaman al recorrido de la costa y sus playas entre Bayonne-Anglet-Biarritz, el recorrido "BAB" y es un paseo imperdible.

Muchos lugares hermosos se encuentran en las proximidades de Biarritz según nuestra motivación del momento. Sitios hermosos donde puede apreciarse la campiña, realizar senderismo en las montañas cercanas o lugares especiales para una restablecimiento a nuevo gracias a las virtudes de la talasoterapia y esto sin importar el período del año en que visitemos la región ya que Biarritz goza de un clima agradable siempre.

También, la vida nocturna de Biarritz es muy animada, fundamentalmente durante el período estival, siempre hay un restaurante especial, un concierto, un evento, una fiesta y, por supuesto, una ficha en los casinos.
Footer Thawte