Ir a la home de Logitravel.com

Guías de Viajes de Comunidad Valenciana

Comunidad Valenciana

Comunidad mediterránea por excelencia

Comunidad Valenciana
  1. Guías de viajes
  2. Europa
  3. España
  4. Comunidad Valenciana

Mar, fuego y vanguardia en un enclave excepcional

Mar, fuego y vanguardia en un enclave excepcional
El Antiguo Reino de Valencia es lo que hoy día constituye la actual Comunidad Valenciana(o Comunitat en valenciano). Un territorio con una historia fascinante a sus espaldas, que ha llegado a nuestros días conservada en forma de un importantísimo legado monumental y patrimonial. Dicha historia está también presente en un gran número de tradiciones que se remontan a épocas inmemoriales, y en  una gastronomía cuya excelencia ha llegado a todos los puntos del planeta. Y sin embargo esta comunidad, situada al este de la Península Ibérica y cuyo litoral se ve permanentemente bañado por el Mediterráneo, también tiene una proyección de futuro que la convierte en una de las regiones con más movimiento artístico, cultural, deportivo y arquitectónico de nuestro país.

El magnífico clima que disfruta la Comunidad Valenciana (que actualmente es Nacionalidad Histórica) es sólo uno de los muchos motivos por los cuales miles de viajeros y turistas, procedentes de toda España y otros países, visitan cada año alguna de sus hermosas localidades. Puede ser por la fantástica ciudad de Valencia, que conjuga sabiamente tradición y modernidad, gracias a su casco antiguo y sus construcciones de vanguardia; tal vez por las larguísimas y doradas playas de la Costa del Azahar, cuyas aguas tranquilas invitan al baño y al relax; o quizás por sus parques naturales, sierras, lagunas y montes, perfectos para la práctica del senderismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza. El caso es que las tierras valencianas tienen mucho que ver y que admirar. El territorio está formado por tres provincias: Valencia, Castellón y Alicante; cada una de ellas disfruta de una fuerte personalidad propia que la hace única e inconfundible, siempre como parte de un fuerte sentimiento de pertenencia a la historia valenciana.

La gastronomía de este antiguo reino es punto y aparte. No hemos de olvidar que estamos en tierras de arroces por excelencia; de hecho, el que tal vez sea el plato más internacionalmente conocido de la cocina española, la paella, tiene en esta comunidad su cuna y su referente. Paellas hay muchas, y de muchos tipos... Tal vez, tantas como cocineros y cocineras que las preparan. Pero desde luego, en ningún lugar del mundo alcanzan el punto y el sabor de las que se preparan en tierras valencianas. Además de los mil y un arroces que podremos degustar, la gastronomía valenciana nos sorprenderá también con una gran variedad de pescados y mariscos frescos, ensaladas, guisos de carne, potajes, repostería y un largo etcétera de exquisiteces.

Las tradiciones culturales son otro de los motivos por los cuales se impone una visita al Levante valenciano. Porque, ¿quién no ha oído hablar de las célebres Fallas? Esta espectacular fiesta da fe de la intensa relación que los valencianos tienen con el fuego y la pólvora. Mascletás, fuegos de artificio, petardos, cohetes... Forman parte de las múltiples celebraciones que tienen lugar en las distintas localidades, entre las cuales merece la pena destacar eventos como la mágica Noche de San Juan y las hogueras en las playas.

No cabe duda: las tierras valencianas son un paraíso de cultura, relax, ocio y diversión. Un lugar para no olvidar.

Naturaleza, patrimonio y costa en armonía

Naturaleza, patrimonio y costa en armonía
Por derecho propio, la provincia que da nombre a la comunidad tendrá el honor de comenzar este recorrido. La costa de esta región, de nada menos que 126 kilómetros de longitud, recibe el nombre de Valencia Terra i Mar. Sus playas, al igual que muchas de las del Levante, tienen una fina arena dorada y un equipamiento estupendo, con todos los servicios. La playa de la Malvarrosa se encuentra en la capital; sus casi dos kilómetros de extensión se ven galardonados año tras año con la merecida Bandera Azul. En la ciudad de Valencia y sus alrededores también podemos disfrutar de otras playas, como El Saler, El Pinedo, La Devesa y el Recatí. Pero si de playas se trata, no es cuestión de reducirse a la capital; en otras localidades costeras encontraremos hermosos arenales, playas y calas para descubrir y disfrutar, como por ejemplo en Sagunto, Sueca, Gandía, Cullera, L'Alboraya y muchas otras encantadoras ubicaciones. Volviendo a la ciudad de Valencia, hay que destacar la perfecta combinación de tradición y vanguardia que muestra su trazado. A su precioso casco antiguo, formado por las calles del Barrio del Carmen, se le unen estupendos jardines como el Botánico o los Jardines de Monforte, así como magníficos edificios y monumentos entre los que destacan la Catedral con el famoso Miguelete, la Lonja de la Seda, los distintos palacios (antiguos y modernos), las Torres de Quart, los Mercados modernistas y, por supuesto, la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde la arquitectura del internacional arquitecto valenciano Santiago Calatrava cobija un recinto tan interesante como espectacular. Entornos naturales como la Albufera, la Sierra de Mariola, el Parque Natural del Turia o la Sierra Calderota, entre otros, completan la gran oferta de esta bella provincia.

Pasando ya a tierras alicantinas, uno de sus atractivos más destacables es su clima. Alicante tiene a gala tener el mejor clima de la Península Ibérica, lo que ha llevado a que miles de turistas acudan todos los años a disfrutar de sus vacaciones. Entre las muchas playas de su litoral cabe destacar las de la propia ciudad de Alicante, como El Saladar, El Postiguet, San Juan y la Albufereta, o las del Campello; pero dentro de la Costa Blanca, también encontraremos estupendos arenales en localidades como Villajoyosa, Alfaz del Pí, Altea, Benidorm, Calpe, Denia, Elche, Jávea y un largo etcétera. Además, estos lugares también tienen un hermoso patrimonio para admirar así como una importante presencia de restos arqueológicos. En Alicante capital podremos disfrutar de un buen paseo por el Puerto, la playa de El Postiguet y el Paseo Marítimo, y también visitar enclaves como el Castillo de Santa Bárbara y sus magníficas vistas, el Museo Arqueológico o la antigua ciudad romana de Lucentum. Otros lugares que no deben dejar de visitarse en la provincia de Alicante son Elche, con su Palmeral y su Misterio (ambos Patrimonio de la Humanidad), Alcoy y su celebración de Moros y Cristianos, la comarca de la Marina Alta, los pueblos montañosos del interior, la comarca del Vinalopó y sobre todo Orihuela, una bellísima ciudad monumental. Sin olvidarnos, por supuesto, de los espacios naturales de excepción que se encuentran en la región, como las Lagunas de la Mata y Torrevieja, el Macizo del Montgó o el Peñón de Ifach.

Castellón es la provincia con la que concluimos nuestra rápida visita a la Comunidad Valenciana. La tradición turística de la costa, con ejemplos como las localidades de Benicassim, Oropesa y Peñíscola entre muchas otras, se da la mano con un interior sorprendentemente montañoso. De hecho, es una de las provincias con más montañas de nuestro país. La capital tiene como nombre completo Castellón de la Plana, y su casco antiguo es perfecto para visitar pausadamente, contemplando sus hermosas plazas y sus avenidas que dan al mar. La Lonja, el Casino modernista o la Concatedral son buenos ejemplos de su patrimonio. Además, en el litoral costero es posible visitar playas excepcionales, bien cuidadas y limpias, como las de Oropesa de Mar, Benicarló, Benicassim o Vinarós; también hay que destacar la Reserva Natural de las Islas Columbretes, uno de los destinos más apreciados por los amantes del submarinismo internacional. El interior también guarda atractivas sorpresas, como la comarca del Maestrazgo, la de Els Ports con ciudades amuralladas como Morella, L'Alt Palencia donde se ubica la localidad de Segorbe, y hermosos entornos naturales como el Desierto de las Palmes o la Sierra de Irta.

Tierra de arroces en medio de magníficas huertas

Tierra de arroces en medio de magníficas huertas
Tres son los referentes de la Comunidad Valenciana en lo que se refiere a gastronomía: los arroces, la huerta y las naranjas. Productos naturales y elaboraciones milenarias que con el transcurso de los años, han obtenido una difusión internacional. La excelencia de las materias primas, tanto de la huerta como de los arrozales o el mar, da como resultado elaboraciones tan exquisitas como renombradas. Los arroces son por méritos propios las estrellas en cualquier restaurante o casa que se precie. Probablemente sea en estas tierras donde se elaboren los mejores del mundo; comenzando por la emblemática paella y sus múltiples variedades, podemos continuar por preparaciones tan deliciosas como el arroz a banda, el arroz negro, el arroz con costra... Y así hasta, casi, el infinito, junto con la también tradicional fideuá.

Pero no sólo de arroz vive la gastronomía valenciana. Los pucheros y guisos se benefician de las excelentes hortalizas de la huerta, así como de productos como los pescados y mariscos mediterráneos. Las zarzuelas marineras y las sopas y calderetas de pescado comparten mesa y mantel con el tombet del Maestrazgo (el caldo o el cocido), la olleta de las zonas de montaña en el interior, y los guisos y asados de conejo o cordero. Los pescados son protagonistas por excelencia de preparaciones a la brasa, a la parrilla, al horno o a la sal, destacando la lubina, el sargo o los deliciosos salmonetes fritos. También hay que destacar las salazones de huevas o mojamas, y mencionar muy especialmente la excepcional gamba roja de Denia, cuyo sabor y textura han superado las fronteras de nuestro país.

Los postres típicos de esta región muestran una clara influencia árabe, con una fuerte presencia de los frutos secos, la miel y el aceite de oliva. Los pattisets de almendra o boniato, polvorones, mazapanes, el arnadí de Játiva (hecho con calabazas), las monas o panquemados y las almojábenas son buenos ejemplos. Y por supuesto, el famosísimo turrón de Jijona, así como el chocolate de Villajoyosa. Dentro del apartado de bebidas, el refresco por antonomasia de la Comunidad Valenciana es la horchata, esa dulce y fresca bebida que se elabora con chufa, sobre todo en la zona de Alboraya. El café licor de Alcoy y la mistela, que se prepara en distintas zonas, son característicos de la zona.

Moros y Cristianos, Fallas y Misterios, noches de pólvora

Moros y Cristianos, Fallas y Misterios,  noches de pólvora

Estamos en tierra de fuego, luz, noche, color, sonido... La Comunidad Valenciana es una tierra amante de la pólvora y los cohetes. No hay celebración que se precie en este territorio que no se vea acompañado del característico retumbar de las explosiones y la presencia de la luz y el fuego, con rituales que tienen su raíz en tradiciones paganas con siglos de antigüedad. La pólvora, además, siempre va acompañada por representaciones e imágenes que evocan tradiciones milenarias. Las fiestas valencianas por antonomasia son las Fallas, una celebración que atrae a miles de visitantes de todo el mundo. Entre el 12 y el 19 de marzo, las calles y plazas se pueblan con las características construcciones hechas de papel, estructuras de metal, madera, pintura y otros materiales inflamables. El humor y la imaginación se desbordan en estos inmensos grupos escultóricos, que tendrán su homenaje y su final en la noche de la Cremá, de la cual únicamente se salvará una figura: el ninot indultat. Las Fallas se celebran en la capital, Valencia, pero otras localidades de la Comunidad tienen también sus propias Fallas.

Además de esta noche de fuego, la festividad de Moros y Cristianos es otra de las más emblemáticas. Declarada de Interés Turístico Internacional, al igual que las Fallas, su epicentro se localiza en Alcoy, aunque en diferentes fechas podemos encontrar celebraciones parejas en muchos otros pueblos. Los desfiles de las comparsas de moros y cristianos, con su acompañamiento musical, coreografías y presencia del fuego y la pólvora, son realmente inolvidables. En Alcoy, esta celebración tiene lugar alrededor del 23 de abril, día de San Jorge.

Otra celebración muy especial es el Misterio de Elche o Misteri d'Elx, toda una tradición religiosa que se celebra entre el 11 y el 15 de agosto, y cuyo punto culminante es la representación teatral que tiene lugar todos los años, y que escenifica la muerte y ascensión de la Virgen a los cielos. Se trata de un drama sacro-lírico que se divide en dos actos, y se realiza en la Basílica de Santa María de la localidad alicantina. Esta obra se ha venido representando sin interrupción desde el siglo XIV, escrita en valenciano antiguo y con acompañamiento de música medieval, barroca y renacentista.

Junto con estas interesantísimas muestras de tradición cultural, otras fiestas y romerías vienen a animar el calendario festivo de las noches de la Comunidad Valenciana. Las hogueras o Fogueres de Sant Joan, que se encienden la noche del 23 de junio para festejar el solsticio de verano, son habituales en playas, plazas y solares; los valencianos en general celebran intensamente esta noche iluminada por las llamas, con música, conciertos y baños nocturnos. Además, también podemos destacar el color y alegría de los carnavales (sobre todo los de Vinaroz), el recogimiento de la Semana Santa, el Rosario de la Aurora, el Corpus Christi, la divertida Tomatina de Buñol, la Fiesta del Arroz en Sueca... Mil y un eventos que constituyen un motivo más entre un millón para planificar desde hoy mismo nuestra próxima visita a la Comunidad Valenciana.
 

Comunidad Valenciana

En esta sección de guías de Comunidad Valenciana encontrarás las guías de viaje de los principales destinos de Comunidad Valenciana. Con estas guias descubrirás la mejor información del destino elegido: lugares para visitar, consejos de viaje, gastronomía, y mucho más.