Ir a la home de Logitravel.com

Guías de Viajes de Vietnam

Vietnam

Paisajes de ensueño en el sudeste asiático

Vietnam

Innegable atractivo histórico, cultural y paisajístico

Innegable atractivo histórico, cultural y paisajístico
Vietnam: Paisajes de ensueño en el sudeste asiáticoPese a haber sido escenario de uno de los pasajes más aciagos de la historia del siglo XX, la República Socialista de Vietnam (87,4 millones de habitantes) es también un territorio con un innegable atractivo histórico, cultural y paisajístico, que lo convierte en un territorio propicio para el desarrollo de la actividad turística.
 
Sita en el sudeste asiático—, Vietnam es el más oriental de los países de la península Indochina, en la que ocupa una superficie de 331.690 km2. Los Estados con los que comparte frontera son los siguientes: China, al norte; Laos, al noroeste, y Camboya al sudoeste. Geográficamente, se pueden distinguir en la zona tres regiones bien delimitadas. En primer lugar, habría que aludir a Annam, un sistema montañoso que une el norte y el sur en el flanco occidental y que abarca prácticamente dos terceras partes del territorio vietnamita, mientras que las otras dos áreas son las planicies litorales de la Cochinchina y Tonkín.

El clima en Vietnam, de tipo monzónico, presenta veranos calurosos en el sur e inviernos fríos en la zona septentrional. No es extraño, en efecto, que los termómetros superen los 35 °C en gran parte del país. En cualquier caso, hay que tener muy en cuenta la presencia de tifones durante la temporada estival, especialmente en el norte y el sudoeste, por lo que ésta constituye la época menos recomendable para visitar la zona. Por otro lado, las precipitaciones son especialmente abundantes entre los meses de mayo y octubre, período en el que se registran medias de 2.000 mm.

Las raíces históricas de Vietnam hay que buscarlas en el delta del río Rojo, territorio que permaneció bajo el dominio chino por espacio de unos 1.000 años. No obstante, el pueblo vietnamita alcanzó la independencia en el siglo XIII, iniciando también una política expansiva hacia el sur que les permitió someter, en el delta del Mekong, a los jemeres y los shampa. En 1802, el país se constituyó como unidad política bajo el reinado del primer emperador: Gia-Long. Sin embargo, los franceses iniciaron la colonización de la zona en 1858, que en 1884 pasaría a formar parte de la Unión Indochina junto con Laos y Camboya.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas japonesas tomaron Indochina, acción que motivó el surgimiento de un movimiento independista: el Vietminh, encabezado por el líder comunista Ho Chi-minh. La finalización de la contienda dio pie a la independencia del país y a la proclamación de la República (1945). Pese a todo, los intentos de Francia por hacerse de nuevo con Vietnam desencadenaron la guerra de Indochina (1946-1954), que se saldó con la derrota gala en Dien-Bien-Fu y con la división del país en dos mitades: Vietnam del Norte (auspiciada por la URSS y China y encabezada por Ho Chi-minh) y Vietnam del Sur (gobernada por el dictador proestadounidense Ngo Dinh). En el marco de la guerra fría, se constituyó en este último Estado el Frente Nacional de Liberación de Vietnam o Vietcong, un grupo guerrillero que en 1960 inició la lucha armada para derrocar a Ngo Dinh. La muerte del mandatario en 1963 durante un golpe promovido por EE.UU. —a los que los había dejado de interesar la presencia de un hombre de paja católico y corrupto— intensificó la llegada de soldados estadounidenses a la zona, al tiempo que los dos gigantes socialistas dotaban de armamento a las huestes de Ho Chi-minh: comenzaba así la guerra del Vietnam, sin duda uno de los capítulos más cruentos de la segunda mitad del siglo XX. El año 1968 marcaría el principio del fin de las aspiraciones militares norteamericanas, a resultas de la derrota militar del Têt en Saigón y otras plazas fuertes de Vietnam, que llevaría a la firma de un armisticio en 1973, supeditada a que Vietnam del Norte no invadiese Vietnam del Sur. Aun así, Hanoi traicionó el pacto: en 1975, se produjo la toma de Saigón y la reunificación del país: nacía así la República Socialista de Vietnam (1976). Ya en 1991, EE.UU. restablecería las relaciones diplomáticas con Hanoi, dando paso así a un período de recuperación de lenta normalización política y económica.

La lengua oficial es el vietnamita, también llamado anamita. En cuanto a la moneda en curso, se utiliza el dong vietnamita, abreviado como VND (un euro equivale a 24,7 dongs, aproximadamente). Sin embargo, en gran parte del territorio nacional también se acepta el dólar estadounidense como forma de pago.

Para entrar en Vietnam, es imprescindible disponer de un pasaporte con una vigencia mínima de seis meses de validez desde la fecha de llegada al país. Además, se debe tramitar el correspondiente visado. Considerando que un gran número de turistas  combinan su estancia con visitas a otros Estados fronterizos —como Camboya o Laos—, se recomienda solicitar un visado de múltiples entradas. Éste puede obtenerse en la Embajada de Vietnam en Madrid (C/ Segre, 5). Por lo que respecta a las vacunas, no hay ninguna obligatoria.

A la hora de contratar vuelos a Vietnam desde España, diferentes aerolíneas enlazan los principales aeropuertos con las ciudades vietnamitas de Hanoi (la capital del país), Ciudad Ho Chi-minh, Da Nang, Banmethuot y Dien Bien Phu. De esta lista, las dos primeras opciones son, con diferencia, las más económicas.

En cuanto a los hoteles en Vietnam, el país dispone de una extensa red de establecimientos hoteleros, así como apartamentos y casas rurales, a precios sensiblemente inferiores a los del continente europeo. Por otro lado, la oferta de alojamiento se concentra especialmente en Hanoi y en Ciudad Ho Chi-minh, las dos ciudades principales del país.

Minorías étnicas, yacimientos arqueológicos e increíbles paisajes naturales

Minorías étnicas, yacimientos arqueológicos e increíbles paisajes naturales
Vietnam: Paisajes de ensueño en el sudeste asiáticoSeguidamente, se resumen algunos de los principales atractivos turísticos en Vietnam.
  • Cái Bè: Emplazado en el impresionante delta del Mekong —en el sudoeste del país— y en la provincia de Tiên Giang, este enclave es ampliamente conocido por su colorido y bullicioso mercado flotante. Asimismo, algunos operadores turísticos ofrecen la posibilidad de contratar un crucero por el río, que permitirá descubrir cómo discurre el día a día de los lugareños.
  • Can Tho: Se trata de una de las principales localidades situadas en el delta del Mekong. Como principal aliciente, destaca el bullicioso mercado flotante de Cai Rang, el único en su género —juntamente con el de Cái Bè— por lo que respecta al sudoeste del país. En él, los comerciantes venden todo tipo de alimentos, aunque destacan las frutas producidas por agricultores locales. El mercado abre al amanecer y cierra con la caída del sol.
  • Ciudad Ho Chi-minh: Conocida como Saigón antes de la unificación del país (1975), sus seis millones y medio de habitantes la convierten en la mayor ciudad de la República vietnamita. Se encuentra situada al norte del delta del Mekong, junto al río Saigón, y en el pasado fue capital del protectorado francés de la Cochinchina (1862-1954) y de Vietnam del Sur (1954-1975). Durante la dominación gala, esta ciudad albergó un centro metropolitano presidido por bellos edificios oficiales y avenidas arboladas. Sin embargo, durante la guerra del Vietnam se perdieron casi todos sus referentes arquitectónicos. Asimismo, tras la finalización de la contienda (1975), muchos establecimientos de ocio fueron clausurados. Hoy, la ciudad da cabida a un centro comercial e industrial que acoge el puerto más importante del país. Como lugares más emblemáticos, descuellan la pagoda de Thien Hau, la catedral de Notre Dame, el antiguo edificio de Correos de Raigón, el mercado de Binh Tay y Chinatown.
  • Ha Long: Situada en las inmediaciones del río Rojo y en el golfo de Tonkín —un brazo del mar de la China Meridional—, esta bahía da cobijo a cerca de 1.600 islas e islotes calcáreos que constituyen un marco de extraordinaria belleza. Debido a su accidentada orografía, gran parte de estos territorios siempre han estado deshabitados, aunque en las inmediaciones aún se desempeñan numerosas actividades tradicionales. Algunos de sus accidentes geográficos más famosos son la isla de Tuan Chau y las grutas de las Sorpresas, de Dau Go y de Thien Cung. El enorme valor paisajístico y ecológico ha llevado a Ha Long a ingresar en la lista del Patrimonio de la Humanidad (1994, 2000).  
  • Hanoi: Capital del país desde 1979, Hanoi también tuvo este estatus en tiempos de la Indochina francesa y del desaparecido Vietnam del Norte. Se trata de una moderna urbe situada  a orillas del río Rojo y con unos antecedentes históricos que retrotraen a la Prehistoria. Debido a su proximidad con la China, los conquistadores oriundos del gigante asiático la eligieron como principal centro político. Gran parte legado arquitectónico correspondiente al antiguo reino de Vietnam fue destruido por los bombardeos estadounidenses entre 1964 y 1975. Los ataques también afectaron diques, carreteras, campos de cultivo y hospitales, que tuvieron que ser reconstruidos. Pese a todo, la ciudad aún conserva algunas muestras de arquitectura colonial francesa. Entre sus enclaves más emblemáticos, se cuentan el templo de Ngoc Son —sito en mitad del lago Hoa Kiem—, el templo de la Literatura, la casa y el mausoleo de Ho Chi Minh, el lago Ho Tay, el Museo de Bellas Artes, el teatro Than Long —donde se representan espectáculos de marionetas de agua— y el mercado de Hang Be. Del mismo modo, vale la pena pasear por el casco antiguo —o barrio de las 36 Calles—, que en el pasado dio cabida a numerosas actividades económicas tradicionales.  
  • Hôi An: Inscrita en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en 1999, la ciudad vieja de Hôi An fue un importantísimo puerto mercantil del mar de la China Meriodinal entre los siglos XV y XIX. Como herencia de este periodo, aún conserva interesantes edificios de la época y un peculiar trazado urbanístico, en el que se combinan diversos estilos arquitectónicos que han dotado a Hôi An de una marcada personalidad. Entre sus alicientes, cabe subrayar su animado mercado y su  magnífico puente cubierto de estilo japonés, construido 400 años atrás.
  • Huê: Pese a los graves daños sufridos durante la guerra del Vietnam, la ciudad de Huê —capital de la provincia de Thua Thien, situada en el centro del país— aún está considerada como la más bella localidad vietnamita. Convertida en capital del Vietnam unificado en 1802, Huê pasó a ser el centro del poder político, cultural y religioso en tiempos de la dinastía Nguyên y hasta la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Entre su legado arquitectónico más remarcable, destacan la Ciudad-Capital, la Ciudad Imperial, la Ciudad Púrpura Prohibida y la Ciudad Interior, enmarcadas todas ellas en un magnífico entorno natural. En 1993, el conjunto monumental de Huê fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.  
  • My Son: Entre los siglos IV y XIII, la costa del actual Vietnam dio cabida a una civilización sin parangón y entroncada culturalmente con el hinduismo: el reino de Champa. Durante buena parte del mismo, la capitalidad política y religiosa recayó en la ciudad de My Son, donde aún siguen en pie un conjunto de imponentes torres-santuarios. Debido a su buen estado de conservación y a su indudable relevancia histórica, este enclave fue incorporado a la Lista del Patrimonio de la Humanidad  en 1999.
  • Phong Nha-Ke Bang: Este Parque Nacional —sito en la provincia de Quang Binh en Vietnam, a unos 450 km al sur de Hanoi— acoge la formación kárstica más antigua e importante de todo el continente asiático. Asimismo, ha ido evolucionando desde el Paleozoico,  período que se remonta 500 millones de años atrás. La estampa que ofrece este enclave natural dista mucho de ser homogénea, y destaca por sus espectaculares grutas y ríos subterráneos. Phong Nha-Ke Bang forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde el 2003.
  • Sa Pa: Situada al noroeste del país, esta ciudad fronteriza de alta montaña —y que da nombre a uno de los distritos de la provincia de Lào Cai— constituye una de las áreas más frecuentadas por el turismo. Fundada por los franceses en tiempos de Indochina, su perímetro destaca por sus imponentes paisajes alpinos y por sus extensas plantaciones de arroz distribuidas en terrazas. Asimismo, los visitantes podrán descubrir aldeas que parecen ancladas en el pasado, y en la que aún perviven las formas de vida más tradicionales. Un claro ejemplo se encuentra en la vecina aldea de Ma Tra, en la que residen gentes de la etnia hmong. Por otro lado, al oeste de Sa Pa, se yergue majestuoso el Fan Si Pan, el pico más elevado del país, con 3.143 m de altura sobre el nivel del mar. La cima se halla, a su vez, en la hermosa reserva natural de Hoang Lien Son, que bien merece ser descubierta.
  • Ta Van: Sito en el noroeste de Vietnam, y más concretamente en el valle de Muong Hoa, este pintoresco pueblo ha dado la espalda a la civilización para preservar las ancestrales formas de vida de la etnia giay. Pese a todo, los habitantes de la zona dominan el francés, herencia del período en el que el país formó parte de Indochina.

Los ecos de la gastronomía china

Los ecos de la gastronomía china
Vietnam: Paisajes de ensueño en el sudeste asiáticoSin duda, la cocina vietnamita comparte con la de sus tres vecinos —China, Laos y Camboya— numerosas afinidades culinarias. En el caso de estos dos últimos países, se podría hablar de su  pasión por el nuoc mam, una salsa de pescado con sabor intenso. Además, este condimento es uno de los ingredientes básico de la salsa más popular de Vietnam: el nuoc cham, muy picante. No obstante, huelga decir que su principal referente gastronómico es el gigante asiático, nación de la que incluso llegó a formar parte durante más de un milenio. No en balde, los vietnamitas aún siguen el precepto chino del yin y el yang en los fogones, según el cual los alimentos yin enfrían el cuerpo, mientras que los yang les proporcionan calor. Asimismo, adoran el contraste de texturas: esponjosas y crujientes, blandas y duras, frescas y secas...

Por regla general, en Vietnam, todos los alimentos se cocinan con agua, mientras que las verduras se sirven crudas o cocidas. El aceite se convierte, pues, en un producto difícil de encontrar en las despensas del país.

En lo que atañe a los ingredientes más recurrentes de la gastronomía vietnamita, cabe reseñar el protagonismo que adquiere el ajo como condimento, especialmente en el sur. Otro producto muy utilizado es el piñón, que crece con facilidad en la zona. Del mismo modo, no hay que perder de vista como referentes la carne, el pescado y las verduras, que sirven para enriquecer sopas —un plato indefectible en cualquier mesa vietnamita—, convirtiéndolas en un consistente plato único. Como ejemplo, podría mencionarse el bun bo hue (sopa de fideos con carne y limoncillo).

Entre las especialidades más renombradas de la cocina vietnamita, destacan algunas propuestas a base de carne como el tak ch'im (pollo aromático), el cha dum (pan de carne de cerdo), el boxao mang (ternera con bambú) o el dui ga nhot thit (muslos de pollo rellenos). A su vez, los frutos del mar también se han granjeado un lugar preferente, con sugerencias como el chao tom (brochetas y albóndigas a base de langostinos) o el muc don thit (calamares rellenos). Todas estas recetas se pueden servir acompañadas de otro complemento indefectible: el sambal kacang (salsa de cacahuete)

De los ritos religiosos a las celebraciones de inspiración política

De los ritos religiosos a las celebraciones de inspiración política

A continuación, se detallan algunas de las principales festividades de Vietnam, consignadas según su orden de aparición en el calendario.

  • Año Nuevo occidental: Se celebra el 1 de enero y es un festivo de ámbito nacional.
  • Tet Nguyen Dan (Año Nuevo vietnamita): La fecha exacta de celebración varía cada año, ya que viene determinada por el calendario lunar, aunque oscila entre el 19 de enero y el 20 de febrero, aproximadamente. En cualquier caso, se trata de la festividad más importante del país, hasta el punto de que los primeros actos conmemorativos arrancan una semana antes. Heredera de las tradiciones budistas, taoístas y confucianas, los fieles creen qeu los dioses visitan la Tierra en este período, tras el cual regresan al cielo coincidiendo con la víspera del año nuevo. Para protegerse de los malos espíritus durante estos días, los campesinos colocan frente a sus casas el llamado cay neu (o 'árbol-señal'), un poste de bambú de cuyo extremo pende una tablilla de barro con un trozo de tela amarilla. Asimismo, hasta su prohibición en 1995, la población lanzaba petardos para ahuyentar al demonio Na A y su consorte. Ya en el primer día del Têt, la población suele rendir culto a sus antepasados. Tanto la víspera del Año Nuevo como los tres días posteriores son festivos.
  • Aniversario de la fundación del Partido Comunista Vietnamita: Las celebraciones correspondientes se llevan a cabo el 3 de febrero.
  • Fiesta de la Pagoda Thay (o del Maestro): Esta festividad se extiende del quinto al séptimo día del tercer mes lunar (entre marzo y abril, si la extrapolamos al calendario occidental) y tiene lugar en la localidad de Sai Son, sita en el distrito de Quoc Oai. Mediante esta celebración se rinde homenaje al maestro budista Tu Dao Hanh, quien llegó a convertirse en el monarca Ly Than Ton. A su vez, también se le atribuye la creación del arte de las marionetas de agua. Este espectáculo, juntamente con otras actividades lúdicas, de desarrolla a lo largo de los tres días de festejos, teniendo como escenario el pabellón Thuy Dinh.
  • Fiesta de la Pagoda Huong (o de los Perfumes): Se trata de la fiesta más prolongada de Vietnam, ya que se extiende desde el sexto día del primer mes lunar al decimoctavo día del tercer mes (entre febrero y mayo, aproximadamente). Con motivo de estos fastos, el distrito (o huy?n) de My Duc (a 69 km de Hanoi) acoge a numerosos peregrinos que acuden a los santuarios, pagodas y grutas a rezar.
  • Tet Thanh Minh (Fiesta de los Difuntos): Se celebra en el tercer mes del calendario lunar (hacia el mes de abril). A lo largo de la misma, la población realiza ofrendas a los seres queridos ya fallecidos.
  • Fiesta de la Pagoda Phuong: Tiene lugar en el municipio de Thach Xa (distrito de Thach That) el sexto día del tercer mes lunar (durante el mes de abril). El marco elegido para los festejos es la pagoda de Tay Phuong, consagrada a Buda. El interior del templo alberga notables tallas correspondientes al período de la dinastía Lê tardía (1428-1776).
  • Ngày Giai Phóng (Día de la Liberación o de la Reunificación): Cada 30 de abril, se conmemora el aniversario de la conquista de Saigón (capital del antiguo Vietnam del Sur y actual Ciudad Ho Chi-minh) a manos del Vietcong, acaecida en 1975. Esta fecha es festiva en todo el país. No obstante, cada localidad tiene su propio programa de celebraciones, que suelen organizarse entre finales de abril y comienzos del mes de mayo.
  • Día Internacional del Trabajo: Tiene lugar el 1 de mayo y, al igual que en Occidente, se trata de un día festivo de ámbito nacional.
  • Tet Doan Ngo (solsticio de verano): Coincide  con el quinto día del quinto mes lunar (hacia el mes de junio). En ella, los fieles dan gracias a los dioses por la cosecha anual.
  • Día Nacional de la República Socialista de Vietnam: Se celebra el 2 de septiembre, fecha en la que se produjo la independencia del país y la proclamación de la República (concretamente en 1945). Es una jornada festiva en todo el país.
  • Tet Trung Thu (fiesta del Otoño Medio): Se festeja el decimoquinto día del octavo mes y pretende homenajear a los niños y niñas del país.