Ir a la home de Logitravel.com

Escapada Visita Jaén

Visita Jaén

Jaén, España

 | Desde 3 días / 2 noches

desde
70
Precio por persona

Descripción: Visita Jaén

Disfruta de una **escapada explorando la ciudad de Jaén** y descubre su variada **gastronomía**, la belleza de su **paisaje natural** y sus diferentes **monumentos** y **museos**, que aún conservan viva la memoria de su pasado esplendoroso. **Jaén, tierra del buen aceite**, entre sus **olivos** y sus **espacios naturales**, descubre el castillo, catedral, impresionantes muestras de **arte íbero, palacios e iglesias de estilo gótico, renacentista** o **barroco**. ¿Nos acompañas?

No te puedes perder ...

Los Baños Árabes de Jaén, construidos en el siglo XI, están ubicados en los sótanos del Palacio de Villardompardo. Cuentan con una extensión de 450 metros cuadrados, lo que los convierte probablemente en los más grandes de cuantos se pueden visitar en España. Hoy comparte escenario con el Centro Cultural "Baños Árabes", que alberga el Museo de Arte y Costumbres Populares y el Museo de Arte Naïf.

La Vía Verde del Aceite de Jaén tiene una longitud de 128Km. Todo su trazado, desde Jaén hasta el límite provincial, serpentea terrenos de campiña olivarera, salpicado por cortijos típicos andaluces. El nombre de Vía Verde del aceite se debe a que su infraestructura ferroviaria era ocupada anteriormente por un tren que comunicaba Jaén con Córdoba y Málaga y en el que se exportaba el aceite procedente de los olivares jiennenses.

Catedral de Jaén, un monumento de los siglos XVI-XVIII. Declarada Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Destaca su contenido en arte sacro (pintura, escultura, orfebrería, mobiliario, ornamentos, libros corales); así como un retablo de Pedro de Machuca y una Inmaculada Triunfante sobre el Pecado Original, de Sebastián Martínez.

Visita Jaén
día

1

LOS IMPRESCINDIBLES. Lo que no te puedes perder.

1º Tu primer día en Jaén puede comenzar visitando el Castillo de Santa Catalina, contemplando desde sus torres un paisaje único donde la ciudad se mezcla con infinitos olivares y grandes sierras. Al salir del Castillo sigue el camino empedrado para finalizar tu visita en la Cruz ¡Un selfi desde aquí es indispensable!

2º De camino al centro haz una parada en el mirador de la calle Duque desde donde la Catedral luce imponente entre coloridas callejuelas.

Catedral de Jaén: ya la has visto desde diferentes perspectivas pero no podrás hacerte una idea de su magnitud y belleza hasta que no te encuentres bajo sus bóvedas y columnas, recorras sus galerías y descubras una de las reliquias más importantes de la cristiandad: El Santo Rostro; la verdadera faz de Jesús.

4º ¿Sabes que en Jaén la bebida se acompaña con una tapa gratuita? Si acabas de salir de la Catedral estás en la zona perfecta para perderte por las tascas y bares con más solera de la ciudad. Las aceitunas de cornezuelo, la pipirrana, el choto al ajillo, migas con sus avíos y unas patatillas no pueden faltar en el tapeo jiennense.

5º Nos dirigimos hacía los orígenes de la ciudad, donde el agua juega un papel fundamental. La primera parada será para conocer los Baños Árabes más grandes y mejor conservados de Europa ubicados en el Palacio de Villardompardo que alberga el Museo Internacional de Arte Naïf, el Museo de Artes y Costumbres populares, numerosas actividades culturales y exposiciones temporales. Continúa el recorrido hasta llegar a la iglesia de La Magdalena, la más antigua de la ciudad construida sobre una mezquita árabe de la que aún conserva su minarete y patio de abluciones. Frente a ella, encontramos el Raudal del mismo nombre. Aquí nace la ciudad construida en época romana y la famosa Leyenda del Lagarto de Jaén, considerada uno de los diez Tesoros del Patrimonio Cultural Inmaterial de España.

“En tu paso por la ciudad no puede faltar nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra, pruébalo en una tostada, en nuestros platos y llévalo contigo a casa. No encontrarás un recuerdo mejor de Jaén, Jaén”.

El aceite de oliva virgen extra distingue con su sabor y aroma variadas ensaladas y sopas frías, como el gazpacho, la pipirrana o la ensaladilla de pimientos asados, platos deliciosos para degustar en los meses veraniegos. Las espinacas esparragadas al estilo Jaén, las habas, las collejas o las espinacas con piñones dan buena prueba de la rica huerta jiennense, sin olvidar el choto y el pollo al ajillo, el cordero al horno, el conejo, la perdiz escabechada, el lomo de orza, el potaje de habas y de berenjenas y el arroz caldoso.

Esta relación abandera la carta más autóctona que cubre la mesa y el mantel del buen yantar en Jaén. Otros platos que gozan de gran aceptación y popularidad son los flamenquines, las berenjenas fritas, el bacalao encebollado, los revueltos de setas silvestres, las migas con avíos, las albóndigas en caldo, las calabazas asadas, los andrajos, el cocido o el puchero de garbanzos. Muchos de estos platos están acompañados de las populares patatas a lo pobre, que en Jaén se sirven habitualmente con huevos, pimientos fritos y abundante aceite de oliva virgen extra.

En un almuerzo o una cena no pueden faltar postres como el arroz con leche, las gachas dulces, la leche frita y la rica repostería conventual realizada con mimo y siguiendo recetas tradicionales como la de las Bernardas, Santa Clara o las Carmelitas.

Las patatas fritas en aceite de oliva de las marcas de Casa Paco, Santo Reino y Oya, la cerveza elaborada en la capital y el anís Castillo de Jaén son otros productos de gran calidad íntimamente ligados a la tradición gastronómica de la ciudad.

día

2

ESPACIOS AUTÉNTICOS. Nuestro pasado, presente y futuro.

1º Aprovechamos esta jornada para seguir descubriendo el Conjunto Histórico comenzando por el Convento de Santo Domingo, sede del tercer Tribunal de la Inquisición en Andalucía en el que destaca un bello claustro renacentista considerado el mejor de la ciudad.

2º Adéntrate en la Judería y descubre la historia de uno de los personajes más ilustres: Hasday Ibn Shaprut, judío jiennense médico y diplomático de los califas de Al-Ándalus. Visita la Santa Capilla de San Andrés, posible sinagoga judía donde destaca una bella reja renacentista del Maestro Bartolomé que representa el árbol genealógico de la Virgen María o “Árbol de Jesé”.

3º Llega a la Fuente de los Caños, la más antigua de Jaén y accede desde su plaza al interior de los Baños del Naranjo, un espacio que desde el s. XI ha tenido muchos usos desde baños árabes a tahona, pescadería, carnicería y colegio. Desde allí acércate hasta el Refugio de Santiago, testimonio del bombardeo sufrido por la población civil en 1937 conocido también como el Guernica andaluz. Paseando llega a la bonita plaza de San Bartolomé y observa en el interior de su iglesia el artesonado mudéjar y una de las mejores 5 pilas bautismales de cerámica vidriada de España.

4º A poca distancia, el Salón Mudéjar del antiguo palacio del Condestable Iranzo conserva un magnífico artesonado del s.XV. Sigue por la calle Bernabé Soriano, conocida como la Carrera y detente en el Palacio Provincial, antiguo convento de San Francisco.

A la hora del aperitivo y el almuerzo, dirígete hacia el Barrio de San Ildefonso, un lugar con identidad propia y referente en la gastronomía local, especialmente desde que cuenta con dos Estrellas Michelín: “Baga” y “Dama Juana”. No dejes de visitar la Basílica Menor de S. Ildefonso, Convento de las Bernardas y el Parque de la Alameda.

Curiosidad: existe un acta notarial que recoge uno de los hitos históricos de mayor relevancia en la ciudad: el Descenso de la Virgen de la Capilla la madrugada del 11 de junio de 1430.

5º Para la tarde te proponemos un recorrido por los dos grandes museos de la ciudad: Museo de Jaén y Museo Íbero, situados en el Paseo de la Estación.

En el Museo de Jaén destaca su sección de Arqueología con una importante colección de piezas de la cultura ibera, que puedes contemplar con la exposición permanente del Museo Íbero.

No te pierdas la pinacoteca del Museo de Jaén con obras de Manuel Ángeles Ortiz, uno de los artistas andaluces de vanguardia del s. XX y un grabado de Picasso.

día

3

VÍVELO VERDE. Un entorno natural fascinante.

En tu visita a Jaén no puede faltar un recorrido por nuestro entorno natural: casi la mitad del territorio que ocupa el término municipal de Jaén está inmerso en el sistema montañoso de las Sierras Béticas. Ello se aprecia perfectamente cuando contemplamos los alrededores de la ciudad desde el castillo en el cerro de Santa Catalina, excelente mirador de la comarca. Más de un centenar de kilómetros cuadrados de masas arbóreas forestales, prados de montañas y cumbres rocosas se extienden hacia el sur. En concreto 4.363 Has. de bosques en las que se han declarado dos zonas protegidas, los parques periurbanos de Santa Catalina y Monte de la Sierra. Recónditas e inéditas rutas de montaña nos introducen en encantadores paisajes serranos poblados por una abundante fauna ibérica en las inmediaciones mismas del casco urbano. En esas mismas montañas se pueden practicar deportes de aventura como la escalada.

Otra de las peculiaridades del entorno de Jaén es la zona de transición entre la campiña y la sierra. Las lomas peinadas de olivares se van convirtiendo en un pintoresco paisaje de fuertes pendientes donde el bosque de olivos centenarios se ve salpicado por agrestes manchas de pinos, cornicabras, chaparros que anuncian la vecina sierra. Estas pendientes culminan en escarpados cerros como Los Zumbeles, Las Peñas de Castro, El Canjorro, la popular Peña de Jaén y multitud de otras elevaciones de fácil acceso desde donde se contemplan magníficas panorámicas de la ciudad y alrededores. La arquitectura rural está presente en las tradicionales caserías, peculiares cortijadadas típicas de la zona de Jaén.

Senderismo: el corredor verde de Jabalcuz es una excelente ruta que parte de la ciudad hasta los románticos Jardines de Jabalcuz, obra del mismo diseñador del Parque del Retiro. En ella podemos ver también los antiguos lavaderos de la Fuente de la Peña y la Ermita del Cristo del Arroz.

LINEAL DISTANCIA APROXIMADA: 6 KM DIFICULTAD: BAJA

Te puede interesar