Creta

Descubre la isla más grande de Grecia

Con sus 8.261 kilómetros cuadrados, Creta es la isla griega más grande. Llena de leyenda y mitología es la tierra del Minotauro, la tierra de Zeus y su belleza es incomparable. A medio camino entre Asia, África y Europa es la cuna de la civilización europea.

 

El azul de sus aguas contrasta con el blanco de sus montañas. El sol es el mejor de sus reclamos pero las posibilidades que la isla ofrece al viajero son infinitas. No dejes de visitar la playa de Balos, considerada la más bella del país, o la Garganta de Samaria, la más grande de Europa. Cuenta con una longitud de 16 kilómetros y una altitud de 1200 metros y puede visitarse desde mediados de abril hasta finales de octubre, hará las delicias de los amantes de la naturaleza y el senderismo. Hasta 10 yacimientos arqueológicos podrás encontrar en Creta, el más famosos el de Knossos, en Heraklion, la capital. Y como no, no dejes de saborear su comida, por algo se dice que la cocina cretense es la cocina de los dioses...

Descubre la magia

del país

Grecia, gusto por lo Mediterráneo

El espíritu mediterráneo, su cultura y tradiciones, su aura mitológica, un cálido clima y la siempre inspiradora brisa marina hacen que viajar a este país milenario, cuna de la civilización occidental, sea siempre una auténtica delicia. Grecia posee un rico patrimonio histórico salpicado de restos de civilizaciones pasadas.

 

Disfruta de los recintos arqueológicos de Olimpia, Delfos, Epidauro y Atenas, conoce sus hermosas islas en las que podrás bañarte en algunas de mejores playas del Mediterráneo, disfruta de su buen ambiente, encantadores pueblos costeros, rincones exclusivos y terrazas abarrotadas donde descansar y probar la exquisita gastronomía helena. Descubre Santorini, con su ambiente volcánico, aguas de un azul purísimo y románticas casas encaladas, las playas de la isla de Paxos, auténtico oasis de tranquilidad y belleza o las pintorescas calles de Mykonos...

Vive el ritmo mediterráneo

y relájate

Costumbres

Para unas vacaciones en Grecia sin preocupaciones lo mejor es adoptar la filosofía local: sigá, sigá (“despacio”, “despacio”). Dentro de este principio, se enmarca el ritual de la siesta, sobre todo en los meses de más calor. Como en todas partes, se valora la cortesía y el respeto, así que conviene hablar unas pocas palabras en griego.

 

Aunque rara vez se necesita vestir de manera formal, en las iglesias y monasterios es de rigor llevar ropa modesta (pantalones largos los hombres y faldas las mujeres). En los restaurantes la factura siempre incluye el recargo por el servicio, pero se agradecen las propinas; se suele dejar en torno al 10% si se está satisfecho con el servicio.

Información adicional

Organiza tu viaje

¿Cómo llegar?

¿Dónde alojarse?

Asistencia sanitaria

Moneda

Divisas y tasas

Documentación