Perfil
Reserva ahora...
Soporte...
Social...
Cambiar país...

Las mejores ofertas en viajes y vacaciones a Lanzarote

Te ofrecemos amplia gama de ofertas de viajes y escapadas baratas a todos los destinos para tus vacaciones: paquetes vacacionales, vuelo+hotel, vuelo+hotel+traslados, vuelo+hotel+coche,...

Los destinos más buscados... desde Madrid

Puentes y Festivos a Lanzarote

Hoteles en Lanzarotedesde

Filtra por Nombre

Filtra por Categoría

Filtra por Valoración

Filtra por Precio

151€
máx. 1.406€
1.406€

Filtra por Población

Mostrando hoteles del 1 - 10
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • »
Beatriz Costa Teguise & Spa
Beatriz Costa Teguise & Spa
Beatriz Costa Teguise & Spa
Beatriz Costa Teguise & Spa
desde409€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
7,3
Aptos. Lanzarote Paradise
Aptos. Lanzarote Paradise
Aptos. Lanzarote Paradise
Aptos. Lanzarote Paradise
desde151€Vuelo+Hotel
7 Noches en Sólo Alojamiento
6,7
Riu Paraíso Lanzarote Resort
Riu Paraíso Lanzarote Resort
Riu Paraíso Lanzarote Resort
Riu Paraíso Lanzarote Resort
desde508€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
8,1
H10 Lanzarote Princess
H10 Lanzarote Princess
H10 Lanzarote Princess
H10 Lanzarote Princess
desde371€Vuelo+Hotel
7 Noches en Media Pensión
7,3
H10 Rubicón Palace
H10 Rubicón Palace
H10 Rubicón Palace
H10 Rubicón Palace
desde492€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
7,6
Beatriz Playa and Spa
Beatriz Playa and Spa
Beatriz Playa and Spa
Beatriz Playa and Spa
Beatriz Playa and Spa Puerto Del Carmen
desde429€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
6,9
Lancelot
Lancelot
Lancelot
Lancelot
Lancelot Arrecife
desde325€Vuelo+Hotel
7 Noches en Media Pensión
7,8
Vitalclass Lanzarote Sport and Wellness Resort
Vitalclass Lanzarote Sport and Wellness Resort
Vitalclass Lanzarote Sport and Wellness Resort
Vitalclass Lanzarote Sport and Wellness Resort
desde389€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
7,0
Sandos Papagayo Beach Resort
Sandos Papagayo Beach Resort
Sandos Papagayo Beach Resort
Sandos Papagayo Beach Resort
desde482€Vuelo+Hotel
7 Noches en Todo incluido
7,9
Iberostar Papagayo
Iberostar Papagayo
Iberostar Papagayo
Iberostar Papagayo
desde319€Vuelo+Hotel
7 Noches en Media Pensión
7,5

Curiosidades|Poner un pie en la 'Luna terrícola'

Poner un pie en la 'Luna terrícola'

Pisar la Luna es posible sin emprender un viaje espacial. Las caminatas guiadas por Timanfaya son lo más parecido a explorar un terreno sin huella humana pero con el peso de la gravedad

Mayte
Texto De:
Mayte
Publicado el:
08/08/2014 13:00:02
Etiquetas
Uno de los cráteres de Timanfaya
Uno de los cráteres de Timanfaya
Uno de los cráteres de Timanfaya
Uno de los cráteres de Timanfaya
Uno de los cráteres de Timanfaya

Uno de los cráteres de Timanfaya

"Magnífica desolación". Fueron las dos palabras que pronunció el astronauta Buzz Aldrin cuando, junto con Neil Amstrong, consiguió caminar sobre la Luna en los años 60. El hito histórico televisado en blanco y negro nos acercó a sus cráteres y así supimos que existía un lugar parecido en la Tierra.

Las montañas volcánicas de Timanfaya, en Lanzarote, producen esa sensación de la que hablaba Aldrin. Una desolación grandiosa al observar ese suelo yermo y sin apenas vida animal, consecuencia de dos erupciones históricas que cambiaron Lanzarote hace casi tres siglos.

Andrés Lorenzo, un testigo presencial de la catástrofe, relató en un manuscrito que el día primero de 1730, entre las nueve y las diez de la noche, "la tierra se abrió cerca de Timanfaya, y que "una enorme montaña se elevó del seno de la tierra y del vértice se escapaban llamas que continuaron ardiendo". Durante casi seis años hubo continuas erupciones que cubrieron de lava, escoria y cenizas está superficie que, según cuentan, era un vergel. Como testimonio de este episodio dramático quedaron cerca de 30 cráteres, y algunas leyendas como la trágica boda de la campesina y el joven rico que murieron mientras festejaban su primer día de casados.

Dicen que una roca la sepultó y su amado la rescató con una forja de cinco puntas. Loco de dolor, corrió con el cuerpo sin vida de la joven, mientras regaba el valle con su sangre, y desapareció en lo alto de una colina sosteniendo la forja. “¡Pobre diablo!”, lamentaron los supervivientes. Más allá de las leyendas, los escritos aseguran que los habitantes abandonaron sus hogares a tiempo y no hubo que lamentar ninguna muerte.

Pocos humanos han puesto sus pies en este paisaje rocoso del Parque nacional de Timanfaya, entre otras cosas por la peligrosidad de quemarse en su ardiente suelo que alcanza entre 100 y 120 grados. Dentro de autobuses, a modo de cohetes espaciales, puedes recorrer en sendero habilitado de 14 kilómetros y ver las lenguas de lava solidificadas a través del cristal. Una experiencia insuficiente para las almas aventureras que quieran sentir el corazón de esta cálida tierra.

Si la típica Ruta de los Volcanes en guagua, que entra con el precio de la entrada al Parque, se te queda corta, sé previsor y reserva con antelación una visita guiada a pie. Es gratis y sólo admite ocho personas.

Hay tres rutas distintas pero el itinerario de Tremesana es ideal para contemplar de cerca las peculiaridades geológicas y biológicas y la magnitud de la erupción del siglo XVIII con sus coladas lácticas, burbujas y cráteres. Durante tres horas atraviesas un sendero sencillo de 3,5 kilómetros y puedes interactuar con un guía que cuenta de viva voz los cruentos episodios que taparon de lava esta zona para siempre.

Podrás ponerte de cuclillas para contemplar la flora y fauna que habita en este paisaje. Pese a las duras condiciones climáticas, los líquenes se enfrentan a los húmedos vientos alisios y colonizan las lavas, cargando de belleza el paisaje, mientras el salado blanco habita donde el suelo es más inestable. En las laderas de los conos volcánicos se instala la ramalina, de color verde grisáceo, y puede que hasta sorprendas a un lagarto de Haría salir de algún escondite. Más adentro, en las cenizas depositadas sobre los volcanes más antiguos (islotes), pueden verse los cultivos del campesino lanzaroteño, quien ha sabido sacar provecho de este suelo.

Negros, rojos y ocres de lapilli (conocido como picón) y de lavas lisas se entremezclan con la escasa vegetación en una irreal mezcla de colores. Presta atención a los conos volcánicos más emblemáticos del Parque, que son la montaña de Timanfaya, la Montaña Rajada, la Caldera del Corazoncillo, el Volcán Nuevo del Fuego o del Chinero y las Calderas Quemadas.

Algunas aves crían al cobijo de los tubos volcánicos, desafiando la actividad volcánica que hierve en el interior de sus faldas; y el hedor a azufre se percibe en el ambiente. El número de animales vertebrados es limitado; sólo hay tres: las ratas negras, las musarañas canarias y el conejo. En cambio, el litoral, formado por acantilados de mediana altura y tan sólo dos zonas de playa (la Playa del Cochino y la Playa del Paso), tiene una rica y variada fauna marina como la estrella de mar, el pulpo, la sepia, la morena o policromado peje verde.

Una parada en el camino para introducirte en una burbuja volcánica y reposar. Luego retomas el camino serpenteando la Montaña Rajada y Pico Rajado donde las higueras achaparradas dan fe de un pasado en el que Timanfaya, sorprendentemente, era tierra de agricultores. Los antiguos pobladores de Yaiza y Uga se subían a sus camellos y recogían de esta zona los higos secos.

Prescinde del bus y por fin sabrás qué se siente al ser un astronauta terrícola fuera de su cohete. Pisar Timanfaya es un paso para el hombre, un gran paso para tu curiosidad.

Leer artículo completo...

Localización

Artículos relacionados...