Explora el mayor paraíso de América

Te damos la más calurosa bienvenida a uno de los secretos mejor guardados del istmo americano: la asombrosa Costa Rica, un país pequeño en extensión, pero inmenso en biodiversidad, paisajes volcánicos, selvas, bosques lluviosos y playas bañadas por las aguas del mar del Caribe y el océano Pacífico. 

Embárcate en una aventura que te llevará por los Parques Nacionales Torguero y del Volcán Arenal, los seductores paisajes de Monteverde y, como no podía ser de otro modo, a la costa de Puerto Viejo y Manuel Antonio. ¿Por qué elegir un destino costero cuando puedes tener los dos?

¿Te lo vas a perder?

Descubre el programa del viaje

Costa Rica

Día 1: España-San José

Salida en vuelo regular con destino a San José de Costa Rica. En el aeropuerto, nos dará la bienvenida nuestro representante, que nos acompañará a nuestro hotel.

Día 2: San José- Tortuguero

Después de desayunar, nos dirigiremos hacia el este del país, atravesando el Parque Nacional Braulio Carrillo y efectuando una parada en Guapiles, donde nos servirán un desayuno típico de la zona. Al acabar, continuaremos el viaje hasta llegar a nuestro hotel. Allí almorzaremos y, por la tarde, visitaremos la pequeña población de Tortuguero. Por último, disfrutaremos de una suculenta cena en el hotel. Alojamiento.

Día 3: Tortuguero

Estancia en régimen de pensión completa en el hotel. Durante la jornada, disfrutaremos de diversas actividades, como senderismo o recorrer en barca los canales del Parque Nacional Tortuguero. Al caer la noche, y si el viaje tiene lugar entre febrero y octubre, tendrás la posibilidad de efectuar una visita opcional a la playa, siempre en pequeños grupos y acompañado de guías especialistas. Cena y alojamiento.

Día 4: Tortuguero-Caribe

Tras desayunar en el hotel, partiremos hacia la ciudad de Limón, uno de los puertos más importantes del país. Desde esta localidad, continuaremos hasta nuestro hotel en Puerto Viejo o Cahuita. Después del reparto de habitaciones, dispondremos del resto del día libre para comenzar a recorrer esta atractiva área, conocida como el Caribe Sur costarricense.

Día 5: Caribe

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, tendremos todo el día libre para disfrutar de la playa y de otras atracciones que se hallan en las inmediaciones de esta costa caribeña, como sus playas de arena blanca, el Parque Nacional Cahuita o el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo, situado más al sur.

Día 6: Caribe-Arenal

Después del desayuno, saldremos bordeando la costa hacia Limón y continuar hacia la ciudad de La Fortuna, situada en el interior del país y en las laderas de la cordillera de Tilarán. Una vez allí, dejaremos nuestro equipaje en nuestras habitaciones y dispondremos de tiempo libre para conocer los atractivos turísticos de la zona, entre los que destacan el impactante volcán Arenal. Alojamiento.

Día 7: Arenal

Terminado el desayuno, tendremos el día libre para efectuar algunas de las múltiples actividades que pueden llevarse a cabo en Arenal, como visitar el Parque Nacional o la población de La Fortuna, una ciudad inicialmente agrícola que hoy cuenta con una amplia oferta de restaurantes y establecimientos comerciales. Alojamiento.

Día 8: Arenal-Monteverde

Desayuno en el hotel. A continuación, nos dirigiremos a Monteverde bordeando el lago Arenal y atravesando la fascinante cordillera de Tilarán. Tras llegar al hotel y dejar nuestras pertenencias en las habitaciones, tendremos la tarde libre para comenzar a recorrer la zona. Alojamiento.

Día 9: Monteverde

Tras desayunar en el hotel, dispondremos del día libre para disfrutar de algunas de las numerosas actividades que se pueden realizar en Monteverde, como el senderismo, diversos deportes de aventura, el canopy -consistente en atravesar un bosque con tirolinas instaladas en la copa de los árboles-, adentrarse en el impresionante bosque nuboso -repleto de una abundante vegetación, en la que destacan una amplia variedad de orquídeas- o visitar una granja o una plantación del típico café costarricense, donde podremos conocer trabajos artesanos y labores de hace 50 años. Alojamiento.

Día 10: Monteverde-Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Desayuno en el hotel y, a la hora establecida, partiremos hasta Quepos y Manuel Antonio. Llegada, reparto de habitaciones y resto del día libre para disfrutar de este sorprendente enclave. Alojamiento. 

Día 11: Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Estancia en régimen de alojamiento y desayuno. Tendremos el día libre para seguir disfrutando de la costa del Pacífico y de este bello entorno, del relax en sus playas o de las múltiples actividades y hermosísimos paisajes que ofrecen los alrededores de Manuel Antonio.

Día 12: Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Seguiremos disfrutando de nuestra estancia en régimen de alojamiento y desayuno. Al igual que la jornada anterior, dispondremos del libre para seguir visitando la zona, disfrutando del mar y de las distintas actividades y excursiones que pueden realizarse.

Día: 13: Playas del Pacífico: Manuel Antonio-San José-España

Desayuno. A la hora estipulada, saldremos hacia el aeropuerto internacional Juan Santamaría, en San José. Desde allí, tomaremos un vuelo regular de regreso a España. Noche a bordo.

Día 14: España

Llegada a España y fin de nuestros servicios. ¡Esperamos verte otra vez con nosotros!

Visita al Parque Nacional Tortuguero

¡Conoce uno de los rincones con mayor biodiversidad de Costa Rica!

Declarado Parque Nacional en 1975, Tortuguero te cautivará por dar cabida a un sorprendente muestrario de fauna y flora, imposible de admirar en otras latitudes del planeta.

Entre los diversos hábitats que encontrarás en este fascinante espacio protegido, destaca la vegetación litoral, los bosques altos -con árboles de hasta 40 m de altura-, los bosques pantanosos y sobre lomas, las ciénagas y los pantanos herbáceos.

Por lo que respecta a los animales, podrás contemplar cerca de 170 especies de reptiles y anfibios -como cocodrilos, caimanes, iguanas, sapos o lagartijas-, 300 tipos de aves -entre las que se cuentan loros, tucanes y garzas- y 60 mamíferos diferentes: monos, jaguares, perezosos de tres dedos, tapires, murciélagos pescadores, manatíes (en peligro de extinción, y de los que se cree que no hay más de 100 ejemplares en el parque)...

¿Sabías que...

...por su situación geográfica, Tortuguero es una de la zonas más húmedas y lluviosas de Costa Rica?

A diferencia de lo que ocurre en otras áreas del país, las lluvias son abundantes durante todo el año, por lo que en este caso no se podría hablar de la existencia de una estación seca como tal. En cualquier caso, la mejor época para visitar el parque son los meses en los que las precipitaciones son más escasas: febrero, abril y noviembre. Eso sí, debes tener en cuenta que en este último mes es difícil llevar a cabo una de las actividades más interesantes de Costa Rica: presenciar el desove de las tortugas en la playa, ya que el período de anidación suele extenderse de febrero a octubre.

Los chaparrones son muy habituales: comienzan de repente, duran escasos minutos y acaban de golpe. Sin embargo, a causa de los vientos alisios, a veces se desatan tormentas que pueden durar varios días. Por eso, te aconsejamos que lleves siempre un impermeable contigo.

Puentes colgantes en Arenal

Un emocionante paseo a través de las maravillas naturales de Costa Rica

¿Te gustaría sumergirte en la naturaleza más exótica y conocer la fauna y la flora de este sorprendente país? En ese caso, no puedes perderte esta actividad: organizada por la entidad Puentes del Arenal, dedicada a la divulgación y la conservación ambiental, este agradable paseo te acercará a uno de los secretos mejor guardados de Costa Rica.

La propuesta consiste en un sugerente itinerario por una reserva natural privada de 600 acres, con una abundante vegetación y una extensa variedad de aves y mamíferos.

Para acceder a este pequeño paraíso, nos adentraremos en una zona montañosa por un sendero de 3,1 km perfectamente acondicionado y apto para todos los visitantes. A partir de allí, atravesaremos 15 puentes -seis de los cuales son colgantes-, con todas las medidas de seguridad y un diseño realmente espectacular.

Durante el paseo, serás testigo privilegiado de la inmensidad del bosque, recorriendo sus puentes a diferentes alturas, que llegan a alcanzar los 60 m sobre una imponente cañada. ¿Te imaginas gozar del paisaje desde esta magnífica atalaya?

Mientras disfrutas de esta apacible caminata, también podrás contemplar una gran variedad de especies animales: mariposas, aves -entre las que se cuentan los colibríes-, anfibios, reptiles y, sobre todo, sorprendentes mamíferos, como los monos aulladores, los monos araña o los adorables perezosos.

Información útil

Estás a punto de descubrir un modo diferente de ver el bosque. Para participar en esta actividad, no necesitas ningún entrenamiento previo ni ninguna indumentaria especial: basta con llevar ropa y calzado cómodos, que te permitan caminar sin problemas, como si realizaras cualquier otro recorrido en plena naturaleza.

Los puentes colgantes por los que discurre el recorrido son puentes fijos y anclados en los extremos por pilares y con todas las medidas de seguridad. De hecho, todos ellos disponen de barandillas, lo que te permitirá cruzarlos con total seguridad.

Esta actividad es apta para todo el mundo, independientemente de su forma física. De todos modos, no es recomendable para quienes sientan vértigo o miedo a las alturas.

¡No olvides tus prismáticos y tu cámara de fotos! Te aseguramos que no pararás de utilizarlos.

Baños termales en Arenal

Relájate en un balneario situado a los pies de un volcán

Junto al volcán Arenal, se despliegan las termas de Tabacón, una importante red de manantiales, pozas termales y ríos propios de los lugares con actividad volcánica. Aunque en Costa Rica es posible encontrar otros enclaves similares, no hay ninguno que sea tan conocido y valorado como éste, por lo que constituye un lugar de visita obligada.

Las aguas del complejo turístico Tabacón tiene una composición química singular: el 97% procede de la lluvia, mientras que un 3% tienen como origen el magma, lo que le confiere una propiedades excepcionales para nuestra salud y bienestar.

El centro dispone de cinco manantiales a diferentes temperaturas, que oscilan entre los 25 y los 50°C. Dos de ellos fluyen a través de los jardines, mientras que otro más frío tiene como origen la selva tropical. Estos cauces forman las piscinas y cascadas naturales con las que se llenan las piscinas del complejo. Asimismo, las instalaciones del balneario están perfectamente acondicionadas para que disfrutes de un baño relajante en contacto con la naturaleza.

Las aguas de Tabacón, por su combinación de minerales y sus múltiples temperaturas, ofrecen numerosos beneficios, además de ser el remedio perfecto para los músculos tensos y cansados.

Asimismo, dependiendo de la hora en la que se efectúen la visita, esta actividad también incluye un suculento almuerzo o cena. ¿Existe mejor manera de poner el broche de oro a esta placentera jornada?

Información útil

No hay duda de que los baños termales tienen numerosas propiedades terapéuticas. Para poder beneficiarte de ellas sin contratiempos, es importante que sigas nuestras recomendaciones. Por ejemplo, no es aconsejable permanecer en las termas más de 15 minutos seguidos. Cuando la temperatura del agua es elevada, es importante que los baños sean de corta duración, para prevenir así posibles mareos.

También es recomendable que esperes un mínimo de una hora después de comer para introducirte en el agua y que lleves chanclas cómodas y seguras, ya que algunas zonas pueden ser resbaladizas.

Por último, si padeces hipertensión, problemas cardíacos o estás esperando un bebé, deberás consultar con tu médico si puedes participar en esta actividad.

Canopy en Monteverde

Experimenta la sensación de sobrevolar un bosque virgen

El canopy es una de las actividades más famosas, típicas y excitantes de Costa Rica. Sin duda, disfrutar de esta experiencia te dejará un recuerdo imborrable.

Además, es muy fácil de practicar, ya que consiste en deslizarse en tirolina entre los árboles, atravesando el bosque mediante un sistema de cables que une diversas plataformas sujetas a troncos. Así, el recorrido se efectúa saltando y cruzando estas líneas de cables. Lejos de lo que pudiera parecer, la seguridad es total, ya que los participantes van siempre sujetos a un arnés.

Y en este caso, tendrás un aliciente añadido: no sólo llevarás a cabo la actividad en uno de los cables de mayor longitud del país, sino también en el único localizado en un bosque virgen costarricense. En concreto, el recorrido consta de 15 cables y 18 plataformas. Desde cualquiera de ellos podrás gozar de espectaculares vistas, realizando un itinerario de cerca de 2 km de longitud.

La sensación que experimentarás durante todo el trayecto es totalmente indescriptible: te sentirás como si estuvieras volando, mientras admiras a vista de pájaro la espectacular vegetación de este lugar mágico.

Recuerda que no necesitas experiencia previa para practicar esta actividad, ya que es apta para quienes nunca han utilizado una tirolina.

El consejo de nuestros expertos

Es necesario prestar atención a las indicaciones e instrucciones que nos brindarán los organizadores antes de comenzar la actividad y para cada salto. En cada uno de ellos, deberás comprobar que todos los elementos están bien colocados. Asimismo, es importante llevar la ropa y el calzado adecuados y no subir a la tirolina con objetos frágiles o de valor (anillos, teléfonos móviles, etc.). De lo contrario, te podrías sentir incómodo/a durante la actividad, y éstos podrían caerse a lo largo del recorrido. Por último, y aunque se trata de una experiencia emocionante, debes tener presente que el canopy no es recomendable para aquellos que sufran vértigo o miedo a las alturas.

Paseo a caballo y catarata de Tocorí en Manuel Antonio

Disfruta de un apacible recorrido y de un paisaje de ensueño

No encontrarás un entorno más idílico para pasear a caballo: sin duda, el paisaje costarricense te cautivará de principio a fin. Además, los animales que participan en esta actividad están acostumbrados a este tipo de itinerarios, por lo que son perfectos tanto para principiantes como para los jinetes más experimentados.

Para iniciar esta fascinante experiencia, saldremos a primera hora hacia la espectacular catarata de Tocorí, situada en la reserva del mismo nombre. Además de admirar este fantástico salto de agua -y poder bañarnos en él-, tendremos la ocasión de contemplar la belleza de la fauna y la flora locales.

A continuación, nos dirigiremos a los establos, donde recibiremos las instrucciones y el material necesario para llevar a cabo el paseo sin contratiempos. Cuando estés preparado/a, subirás a lomos de tu caballo.

Cuando ya estés cómodo/a, comenzaremos la actividad, que nos llevará por maravillosos senderos. Nuestros guías serán los integrantes de una familia local, que nos brindará todo tipo de explicaciones sobre la historia del lugar, el entorno y el uso de las abundantes plantas medicinales que crecen en la zona.

Esta propuesta está abierta a todo el mundo, por lo que no necesitarás experiencia previa para realizar este inolvidable paseo.

¿Sabías que...?

Desde la época colonial, existe una gran tradición ecuestre en Costa Rica. De hecho, fueron los conquistadores españoles quienes llevaron los caballos hasta allí. Dada la ausencia de población indígena, estos nobles animales no tardaron en convertirse en unos compañeros indispensables para los recién llegados.

En cualquier caso, lo cierto es que el caballo sigue siendo el transporte más utilizado y eficaz en algunos rincones del país. Un territorio, recordemos, que se caracteriza por tener una geografía muy accidentada, repleta de montañas escarpadas, valles cubiertos de tupida vegetación y frondosos bosques prácticamente impenetrables (y en ocasiones, atravesados por ríos). Además, los caballos siguen siendo indispensables para las actividades ganaderas, por lo que no es extraño ver a los típicos vaqueros sobre sus cabalgaduras y vigilando las reses. Sin duda, esta estampa constituye un interesante reclamo para el viajero.

Este arraigo ha ido en aumento a lo largo de los años, y aún en la actualidad sigue reflejándose en los múltiples espectáculos y exhibiciones que se llevan a cabo: desde los rodeos hasta las apacibles montas, pasando por cabalgadas, festejos y ferias ecuestres que tienen lugar a lo largo de todo el año.

Durante el viaje, tú también tendrás la oportunidad de descubrir el innegable apego de los costarricenses hacia los caballos, mientras recorres algunos de los rincones más bellos de este territorio privilegiado.

Olvida tus preocupaciones en las playas de Manuel Antonio

¡Disfruta de bellísimas playas rodeadas de naturaleza salvaje!

¿Te gustaría tener la oportunidad de relajarte en algunas de las playas de arena blanca más hermosas de Costa Rica, acariciadas por el Pacífico y salpicadas de naturaleza selvática? ¿O medirte con las olas en uno de los rincones más apreciados por los amantes del surf? Si es así, no puedes dejar de descubrir la población de Manuel Antonio y sus inmediaciones, donde te aguarda un espectáculo paisajístico incomparable.

Siguiendo la ruta que conecta las poblaciones de Jacó, Quepos y Manuel Antonio, encontrarás uno de los principales destinos de sol del país: playa Espadilla Sur, un lugar perfecto para sufear y situado en el marco incomparable del Parque Nacional Manuel Antonio. Asimismo, esta reserva natural también alberga otras playas, como Puerto Escondido, a la que únicamente podrás acceder cuando desciende la marea, y Manuel Antonio, la más adecuada para disfrutar de un baño. Incluso, con un poco de suerte, también podrás contemplar alguno de los sorprendentes animales salvajes que viven en el Parque Nacional, como los monos carablanca o las iguanas. Y si te gusta caminar, los múltiples senderos del recinto te conducirán hasta un buen número de recoletas y maravillosas calas.

Del mismo modo, el recorrido Jacó-Quepos-Manuel Antonio también está salpicado de otros destinos de playa que bien merecen una visita, como Playa Hermosa, Esterillos, Playa Bejuco o Palo Seco.

Otra manera de disfrutar del Pacífico

Al margen de las opciones descritas, Manuel Antonio y sus alrededores ofrecen otras opciones de ocio relacionadas con las aguas del océano. Por ejemplo, la localidad de Quepos, de casi 17.000 habitantes, da cabida a uno de los puertos más importantes de la costa pacífica del país.

Diseñado para embarcaciones medianas y de poco calado, incluye una marina para yates y un amplio abanico de infraestructuras turísticas. Además de hoteles y restaurantes, en Quepos tienes a tu disposición un buen número de empresas especializadas en actividades y deportes náuticos, tales como el buceo, la pesca deportiva y excursiones marítimas, algunas de las cuales permiten avistar delfines. En algunos casos, es posible contratar estos servicios en las playas de la zona, donde hallarás restaurantes y quioscos en los que tomar un tentempié.

A su vez, a lo largo de los 7 km de carretera que separan Quepos de Manuel Antonio, se elevan numerosos hoteles para todos los bolsillos, ubicados cerca de la playa y muy bien comunicados. De hecho, desde Quepos parten continuamente autobuses que conectan esta población con Manuel Antonio y que funcionan hasta las 22:00 h, aproximadamente.

España-San José de Costa Rica

Estás a punto de descubrir uno de los países más singulares de Centroamérica y, sin duda, uno de los más bellos e interesantes por lo que respecta a sus atractivos naturales. Dos horas antes del inicio del viaje, deberás presentarte en el aeropuerto de origen para realizar los trámites de facturación y embarque. A continuación, viajaremos en vuelo regular hasta la capital del país, San José de Costa Rica, donde nos esperará uno de nuestros representantes para darnos la bienvenida y acompañarnos hasta nuestro hotel, donde pasaremos la noche y descansaremos del viaje.

Resumen del día

Volaremos desde la ciudad de origen hasta San José de Costa Rica. Nuestro representante nos recibirá en el aeropuerto y nos acompañará hasta el hotel.

San José-Tortuguero

Llega el momento de empezar a conocer este fascinante país. Tras desayunar, nos dirigiremos hacia el este, realizando un recorrido que nos permitirá descubrir los hermosos paisajes costarricenses. Uno de los parajes más singulares por los que pasaremos es el Parque Nacional Braulio Carrillo, un territorio de montañas salvajes cubiertas de bosques lluviosos, tapizados por una exuberante vegetación que se desliza hasta los bordes de la propia la carretera. Descendiendo hacia la costa, las vistas son cambiantes, con espacios de vegetación menos tupida, tierras llanas y fincas agrarias.

Al alcanzar Guapiles, haremos una parada para disfrutar de un típico desayuno. A partir de aquí, la ruta continúa en dirección noreste, bordeando el río Parismina, para adentrarnos, a través de una ruta sin pavimentación, en una extensa llanura con fincas ganaderas y plantaciones de banano, hasta el llegar al puerto ribereño para embarcar en lancha y comenzar la navegación a través de este sistema de canales naturales de gran belleza. En el transcurso de la ruta, tendremos la oportunidad de contemplar la peculiar y cautivadora naturaleza del lugar.

Tras este agradable paseo, llegaremos a nuestro hotel, situado al borde del canal y con construcciones rodeadas de jardines. Allí almorzaremos y, por la tarde, llevaremos a cabo una visita a la pequeña población de Tortuguero. En sus orígenes, sus habitantes vivían de la cacería y de la pesca. Aunque esta actividad aún se mantiene, esta localidad está cada vez más orientada al turismo y a la elaboración y venta de artesanías típicas. Por último, regresaremos al hotel para cenar y descansar de este día repleto de emociones.

Resumen del día

Tras desayunar en el hotel, nos dirigiremos a Tortuguero para descubrir esta población y los principales atractivos de la zona. Durante el trayecto, atravesaremos el Parque Nacional Braulio Carrillo y efectuaremos una parada en Guapiles, donde nos servirán un desayuno tradicional de Costa Rica.

Tortuguero

Seguiremos disfrutando, un día más, de régimen de pensión completa en el hotel. Durante esta jornada, tendremos ocasión de llevar a cabo diversas actividades, como pasear o navegar por los canales para admirar la vida salvaje que alberga el Parque Nacional Tortuguero, el más emblemático del país y el más recomendable para contemplar el desove de las grandes tortugas marinas.

Este magnífico espacio protegido consiste en una amplia llanura inundada, atravesada por un sistema natural de lagunas y canales navegables e interrumpida por algunos cerros de poca altura. Sus bosques se caracterizan por ser muy tupidos y por su notable diversidad botánica, con presencia de cocoteros en el litoral y bosques húmedos y pantanosos en el interior, con árboles que llegan a alcanzar grandes alturas. Esta exuberante vegetación es el hábitat perfecto para una rica y variada fauna. En este sentido, son especialmente abundantes los monos -congo, carablanca y colorado, fácilmente visibles-, así como los tucanes, las lapas verdes, los loros y las garzas. Del mismo modo, es relativamente fácil avistar cocodrilos, tortugas terrestres y de agua dulce, ranas, iguanas y basiliscos. Otros moradores de estos bosques, aunque más difíciles de observar, son algunos de mamíferos en vías de extinción, como el manatí, la danta (o tapir), el oso hormiguero y el jaguar. Finalizado este recorrido, regresaremos al hotel para descansar y degustar un delicioso almuerzo.

Por la tarde, dispondremos de tiempo libre para disfrutar de las instalaciones del hotel o efectuar algunas de las actividades y paseos que nos propondrá nuestro guía. Entre ellas, y si nuestro viaje se efectúa entre junio y octubre, podremos acercarnos a la playa para contemplar el desove de cuatro de las seis especies de tortugas marinas que hay en todo el mundo: la baula, la carey, la verde (chelonia mydas) y la caballera o cabezona. La tortuga carey llevan a cabo la anidación durante los meses de julio a octubre; la baula, de febrero a julio (con mayor frecuencia durante abril y mayo), y la verde y la caballera, de julio a octubre. Desde los distintos establecimientos hoteleros se organizan salidas especiales a la playa durante estos meses, siempre en pequeños grupos y acompañado de guías especialistas. Esta excursión no está incluida en los precios. Cena y alojamiento en el hotel.

Resumen del día

Disfrutando de un régimen de pensión completa, visitaremos al Parque Nacional Tortuguero. Al atardecer, y si tu viaje tiene lugar entre los meses de febrero a octubre, te ofreceremos la posibilidad de realizar una visita opcional a la playa, en pequeños grupos y acompañados de un guía especializado.

Tortuguero - Caribe

Tras el desayuno, nos desplazaremos hacia el interior a través de los espectaculares canales de Tortuguero. Disfrutaremos de un sabroso almuerzo en ruta y, seguidamente, retomaremos nuestro camino hacia la costa caribeña, hasta llegar a la ciudad de Limón. Sin duda, se trata de una de las urbes más importantes del país y una de las más antiguas de Centroamérica, ya que fue fundada en 1870 como puerto exportador de banano y grano. Desde Limón, el itinerario continúa en dirección sur, donde la carretera discurre bordeando la costa y enmarcada en un paisaje típicamente caribeño, con grandes cocoteros moteando la playa. Al llegar a nuestro hotel en Puerto Viejo o Cahuita, haremos el reparto de las habitaciones y dispondremos del resto del día libre para comenzar a recorrer y disfrutar de esta coqueta ciudad.

Esta encantadora zona se ha convertido en un atractivo lugar turístico salpicado de pequeños bares con agradables terrazas, restaurantes y tenderetes de artesanía. Todos estos reclamos nos invitan a pasear tranquilamente por sus calles, mecidos por la cálida brisa caribeña y una música jamaicana de fondo. A diferencia del resto del país, el Caribe costarricense se caracteriza por dar cabida a una publicación multirracial. En ella predominan los afrocaribeños de origen jamaicano, que siguen manteniendo su cultura musical.

Resumen del día

Después de desayunar, iremos a Limón, y desde allí, a nuestro hotel en la costa caribña. A continuación, dispondremos del resto del día libre para visitar esta singular ciudad caribeña y sus alrededores.

Caribe

Después del desayuno, disfrutaremos de un día libre para visitar las playas y otros muchos reclamos naturales cercanos que se encuentran en este lugar.

A pocos minutos de esta población, encontramos el Parque Nacional Cahuita. Junto con el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo, situado más al sur, constituye una de las áreas más hermosas del país, siendo un magnífico ejemplo de la vegetación típica de esta región.

Situado junto al río Sixaola, junto a la frontera con Panamá, y bañado por el mar del Caribe, este último rincón limita con varias reservas indígenas -como la de los bribríes- y el Parque Internacional de la Amistad. Con una extensión de 5.013 hectáreas continentales y otras 4.436 marinas, este magnífico refugio destaca por sus 15 km de playa y sus humedales, declarados de Importancia Internacional Especial, así como sus pantanos, sus lagunas y sus bosques inundados. Algunos de sus elementos más bellos son sus miles de cocoteros y las apacibles aguas caribeñas: cristalinas, poco profundas y con arrecifes cercanos a la costa. En ellos destaca el coral conocido como cuerno de arce. Además, en este entorno también son frecuentes las langostas y los pepinos de mar, así como las extensas praderas de algas y los peces de colores.

Del mismo, tampoco hay que perder de vista los bosques tropicales, llenos de palmeras, manglares, humedales y vegetación litoral. El lugar da cabida a una variada fauna, con pequeños mamíferos -especialmente de los atrevidos monos carablanca, que suelen acercarse confiadamente a los visitantes-, así como diversos tipos de aves en las áreas pantanosas y en los manglares.

Finalmente, no pierdas de vista que en la zona también se organizan excursiones a caballo, que discurren entre Playa Negra y el río La Estrella.

Resumen del día

Después de desayunar en el hotel, tendremos el día a nuestra disposición para seguir disfrutando de los múltiples atractivos naturales de esta costa caribeña, donde destacan sus playas, el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de  Cahuita o el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo.

Caribe – Volcán Arenal

Después de desayunar, saldremos hacia Limón y seguiremos hasta la ciudad de La Fortuna, en el interior del país, situada en las laderas de la cordillera de Tilarán y a los pies del impactante volcán Arenal.

Llegaremos a nuestro hotel a media tarde y dispondremos del resto del día libre para comenzar a disfrutar de los distintos atractivos que ofrece esta zona, entre los que cabe destacar sus pozos y ríos de aguas termales, que surgen alrededor del volcán.

Por supuesto, no hay que perder de vista el espectacular Parque Nacional del Volcán Arenal, que se extiende entre la cordillera de Tilarán y las llanuras de San Carlos, siendo su majestuoso volcán el elemento más característico y una de las principales atracciones naturales del país. Con un impresionante cono de 1.633 m de altura, dominando el entorno como un enorme vigía de piedra y reflejando su imagen en las aguas del lago, este paisaje es un auténtico regalo para los sentidos. Asimismo, los alrededores cuentan con una rica y variada vegetación y fauna, integrando distintos tipos de bosques y selvas tropicales a este bellísimo escenario.

Resumen del día

Tras desayunar, saldremos bordeando la costa hacia Limón y continuaremos hacia la ciudad de La Fortuna. Tras el reparto de habitaciones, dispondremos de tiempo libre para conocer los reclamos más importantes del lugar, entre los que sobresale el majestuoso volcán Arenal. Alojamiento.

Arenal

Comenzaremos la jornada desayunando en nuestro hotel y, a continuación, tendremos tiempo libre para disfrutar de las numerosas actividades que se ofrecen en esta zona.

El área de conservación cuenta con bosques muy húmedos y pluviales, regados por las lluvias tropicales y drenados por infinidad de cursos de agua permanentes. Entre ellos, cabe destacar el río Caño Negro, que desemboca en el lago Arenal (donde se organizan excursiones en kayak), así como diferentes saltos de agua, como la catarata de La Fortuna, cercana a la población homónima y con una caída de 38 m, que forma pozas aptas para el baño y de fácil acceso.

Del mismo modo, también resultan espectaculares los bosques de las zonas de alta montaña. En ellos habita una gran variedad de aves, entre las que destacan el quetzal y diversas especies en peligro de extinción.

Asimismo, la región abarca una serie de paisajes de gran belleza, y contrastes, con extensas zonas ganaderas y campos de cultivo. Los ríos subterráneos dan salida a diversas fuentes y pozos termales, siendo éste otro de los atractivos de la zona.

Por otro lado, también tendremos la oportunidad de disfrutar de un relajante baño termal. De hecho, la zona cuenta con un gran número de centros balnearios habilitados para la talasoterapia y masajes, en un remanso de paz constantemente vigilado por el volcán.

También podremos pasear por La Fortuna, una ciudad de origen agrícola y que hoy brinda a sus visitantes un extenso abanico de comercios y restaurantes, donde se puede saborear la excelente carne de vacuno de esta región y platos internacionales.

A este generoso abanico de propuestas se suma una inolvidable salida a caballo hasta la catarata de La Fortuna, o bien la posibilidad de realizar una excursión hasta las cavernas de Venado -recubiertas de estalactitas y estalagmitas- o hasta el paraje bañado por el río Celeste, donde podrás contemplar las espectaculares aguas de color azul claro que dan nombre al lugar.

Y por la noche, tendremos la posibilidad de participar en la caminata nocturna que organiza el Ecocentro Danaus, una pequeña reserva natural en la que podremos contemplar perezosos, caimanes, ranas, murciélagos, mariposas y diversas aves.

Resumen del día

Tras desayunar en nuestro hotel, dispondremos del día libre para disfrutar de las múltiples actividades que se pueden realizar en Arenal, como visitar el Parque Nacional o la población de La Fortuna. Alojamiento.

Arenal-Monteverde

Después del desayuno, saldremos por carretera hacia Monteverde. Efectuaremos la ruta bordeando el lago Arenal, para luego ascender por un escarpado camino que se desliza entre colinas, cerros y valles de la cordillera de Tilarán, justo antes de contemplar los pequeños núcleos de población agrícola que salpican las áreas más bajas. Continuaremos subiendo por un camino rústico, sin pavimentar, habitualmente envuelto en nieblas y lloviznas y moteado de vegetación.

Tras llegar al hotel, rodeado de jardines en los que revolotean los peculiares colibríes, dejaremos nuestras pertenencias en la habitación y dispondremos del día libre para comenzar a recorrer la zona, presidida por la espectacular Reserva Biológica de Monteverde.

Resumen del día

Tras desayunar en el hotel, nos desplazaremos hasta Monteverde bordeando el lago Arenal y atravesando la fascinante cordillera de Tilarán. Una vez allí, dispondremos de la tarde libre para conocer la zona.

Monteverde

Después de desayunar en el hotel, tendremos la jornada a nuestra entera disposición para disfrutar de innumerables actividades, ya que esta área es el destino perfecto para los amantes de los deportes de aventura y del senderismo. De hecho, diversas zonas han sido habilitadas con puentes colgantes que salvan preciosos riachuelos, y que te permitirán caminar apaciblemente entre una frondosa vegetación. Además, también encontramos instalaciones para la práctica del canopy (o tirolinas), con vibrantes recorridos en los que podrás experimentar la sensación de volar entre las altas copas de los árboles.

Por supuesto, también tendrás la oportunidad de pasear por el espectacular bosque nuboso, recubierto de musgos, líquenes, plantas epifitas y hermosas orquídeas que crecen sobre la vegetación arbórea. El lugar es también el hogar de infinidad de aves, entre las que se cuentan los diminutos colibríes.

Si te gusta conocer los oficios tradicionales, nada mejor que visitar una de las granjas típicas de la zona. En ellas podrás adquirir algunos de los famosos quesos o cafés que aquí se producen y, al mismo tiempo, ser testigo de las formas de vida propias de la década de 1950.

Y eso no es todo: cuando oscurezca, podrás disfrutar de una singular excursión por el bosque para observar cómo se comportan sus moradores al caer la noche, tanto los que desarrollan su actividad como los que descansan. Entre ellos, podremos ver perezosos, pizotes, puercoespines, zorros grises, ranas, aves, murciélagos e insectos.

Resumen del día

Tras disfrutar de un abundante desayuno en el hotel, dispondremos de un día libre en el marco incomparable de Monteverde. Allí tendremos la oportunidad de practicar numerosas actividades, como senderismo, deportes de aventura o canopy. Asimismo, también podremos visitar el bosque nuboso o una granja típica de la zona.

Monteverde-Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Tras desayunar en el hotel, y a la hora estipulada, tomaremos la carretera intercontinental para alcanzar la costa del océano Pacífico. El itinerario discurre hacia el suroeste del país, pasando por Puntarenas y bordeando la costa hasta llegar a Quepos y Manuel Antonio.

Este enclave es un encantador pueblo pesquero que ha crecido de la mano del Parque Nacional del mismo nombre. En los últimos años, la localidad ha ido extendiéndose a lo largo de la carretera que conduce a la playa y al parque (concretamente, sobre las laderas de la costa, desde las que se puede disfrutar de magníficas panorámicas y hermosos atardeceres sobre el mar). Este lugar es perfecto para disfrutar de los deportes de aventura o para dejarse caer por algunas de sus numerosas tiendas, mercadillos de artesanía, galerías de arte, restaurantes —en los que se sirven platos típicos y propios de la cocina internacional— bares y terrazas. Además, Manuel Antonio cuenta con una intensa vida nocturna.

A nuestra llegada, traslado al hotel, check-in y resto del día libre para que empieces a familiarizarte con este rincón único del litoral costarricense. Alojamiento.

Resumen del día

Después de desayunar en el hotel, partiremos hacia Quepos y Manuel Antonio, para conocer las más bellas playas del Pacífico. Llegada, traslado al hotel, reparto de habitaciones y resto de la jornada libre para que empieces a disfrutar de la zona a tu aire. Alojamiento.

Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Después del desayuno, tendrás toda la jornada libre para seguir disfrutando de este rincón privilegiado de playas vírgenes y bosques tropicales.

Uno de los lugares que no puedes dejar de explorar es el Parque Nacional Manuel Antonio (recuerda que los lunes permanece cerrado). Pese a ser uno de los más pequeños del país, es también uno de los más visitados, gracias a su fácil acceso y a su proximidad al centro de la población. A su vez, es uno de los más vistosos de Costa Rica: su interior acoge playas de arena blanca, islotes y puntas quebradas, envueltas con una tupida vegetación tropical que da cabida a una gran variedad de ecosistemas. Del mismo modo, también hay que detenerse en sus atractivos bosques, salpicados de árboles de gran altura, manglares y lagunas, en los que se refugian diversas especies de mamíferos y de aves. Ocasionalmente, sus playas son también utilizadas por las tortugas lora y verde como punto de desove. Dado que fue creado como un área recreativa, el parque también cuenta con senderos que permiten recorrer su bosque y acercarse a sus distintas playas, caletas, acantilados y miradores. Además, dispone de diversas áreas de descanso.

Otras actividades que pueden llevarse a cabo en el área de Manuel Antonio son las salidas a las islas Damas, los descensos de rafting en el río Naranjo, los itinerarios en kayak, el canopy y los paseos a caballo hasta la preciosa catarata de Tocorí.

Alojamiento.

Resumen del día

Tras el desayuno, tendremos el día libre para conocer la costa del Pacífico y sus inmediaciones, tomando el sol en sus hermosísimas playas de arena blanca o participando en algunas de las múltiples actividades que se organizan en la zona.

Playas del Pacífico: Manuel Antonio

Tras desayunar en nuestro hotel, tendrás el día a tu entera disposición para continuar explorando este fascinante territorio, disfrutando del mar y de la costa, y de las distintas actividades y excursiones que pueden realizarse por esta área. El abanico de opciones incluye tanto las excursiones terrestres como los deportes náuticos, incluyendo el buceo. Además, si lo prefieres, puedes relajarte dando un apacible paseo por la costa.

Si te apetece un relajante baño antes de regresar a España, no puedes perderte la playa de la Escapadilla. Además, allí encontrarás agencias de viajes que organizan salidas por los alrededores y paseos a caballo. 

Además, si quieres disfrutar de la deliciosa gastronomía tica, en Manuel Antonio encontrarás una nutrida oferta de restaurantes al alcance de todos los bolsillos, y ubicados en primera línea de playa.

Alojamiento.

Resumen del día

Un día más, desayunaremos en el hotel y tendremos tiempo libre para seguir disfrutando del maravilloso litoral del Pacífico.

Playas del Pacífico: Manuel Antonio-San José-España

Tras haber disfrutado de las maravillas de este acogedor país centroamericano, toca decir adiós a estas increíbles vacaciones. Tras desayunar, uno de nuestros guías en Costa Rica nos acompañará al aeropuerto Juan Santamaría de la capital, San José, donde realizaremos los trámites de facturación y embarque. Pasaremos la noche a bordo; un tiempo en el que podrás descansar y recordar todas las emociones vividas durante el viaje. En cualquier caso, estamos convencidos de que las hermosas imágenes de este fascinante país te acompañarán para siempre.

Con la llegada en la ciudad de origen, finalizan nuestros servicios. Deseamos que el viaje haya sido de tu agrado y que, en adelante, recuerdes las experiencias vividas con una sonrisa. y con ganas de volver a Costa Rica.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros online y redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas.

Resumen del día

Todo lo bueno se acaba: a la hora acordada, traslado al aeropuerto de San José y viaje de regreso a España en vuelo regular. Tras pasar la noche a bordo, llegada a la ciudad de origen.

Hoteles

Selecciona una categoría
Hoteles previstos (o similares) en San José De Costa Rica
Hoteles previstos (o similares) en Tortuguero
Hoteles previstos (o similares) en Monteverde
Hoteles previstos (o similares) en Volcán Arenal
Hotel Las Colinas Boutique
***
50M Sur Del Parque Central, Volcán Arenal.

Hotel Las Colinas te permite disfrutar de una ubicación estupenda en Fortuna, en un parque nacional y a poca distancia de Reno's International Mini Golf y Arenal Mundo Aventura. Este hotel se encuentra cerca de Ecoglide Arenal Park y de Ecotermales Fortuna. Habitaciones Te sentirás como en tu propia casa en una de las 18 con decoraciones diferentes habitaciones. Para los momentos de ocio, tienes un televisor con canales por cable y conexión a Internet por cable y wifi gratis. El cuarto de baño está provisto de ducha y secador de pelo. Las comodidades incluyen masajes en la habitación, además de un servicio de limpieza disponible todos los días y la posibilidad de solicitar tabla de planchar con plancha. Servicios de ocio, spa y Premium Relájate en el spa completo, que ofrece masajes y tratamientos faciales. Después de descubrir la fauna salvaje de la zona en un safari, disfruta de instalaciones como un tobogán de agua y bicicletas de alquiler. Otros servicios de este hotel incluyen conexión a Internet wifi gratis, tienda de recuerdos o quiosco y tiendas en el establecimiento. El servicio de transporte (de pago) te llevará a varios puntos imprescindibles de la zona. Para comer Tienes un restaurante a tu disposición para comer algo en Hotel Las Colinas. Todos los días se sirve un desayuno bufé caliente y frío gratuito. Servicios de negocios y otros Tendrás conexión a Internet de alta velocidad por cable (gratuita), una zona de ordenadores y check-in rápido a tu disposición. Pagando un pequeño suplemento podrás aprovechar prestaciones como servicio de transporte al aeropuerto (ida y vuelta) a horas precisas y aparcamiento sin asistencia gratuito.

Guía de
Costa Rica

Si existe un destino en el que la naturaleza sea la gran protagonista, ése es sin duda Costa Rica. Bañado a ambos lados por los océanos Atlántico y Pacífico y situado entre Nicaragua y Panamá, este enclave es todo un regalo para los sentidos y una experiencia en sí mismo.

De hecho, este país centroamericano se ha consolidado como uno de los principales destinos de turismo ecológico del mundo, gracias a su gran biodiversidad y sus paisajes llenos de contrastes, en los que conviven idílicas playas, volcanes, montañas -la más alta, el Chiripó Grande, alcanza los 3.800 m de altitud-, valles, praderas, tupidos bosques, selvas tropicales y ríos. Todos ellos son de fácil acceso para los visitantes, quienes tienen la oportunidad de disfrutar de una experiencia única mientras descubren sus hipnóticos paisajes. En este magnífico escenario, el país cuenta con una completa red de servicios e infraestructuras que permiten al recién llegado realizar todo tipo de actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza. Y todo ello con la hospitalidad que caracteriza a los costarricenses o ticos, como también se les conoce.

A pesar de su reducida superficie -51.100 km2, un poco más que la extensión de Aragón-. Costa Rica está considerado como el país con una mayor variedad de especies animales y vegetales del planeta.

A todo esto se une un clima envidiable. De hecho, la media anual no supera los 22°C en el área de la meseta Central. A su vez, en las tierras bajas próximas al mar del Caribe, el clima es húmedo y cálido, con unos valores medios de 27°C. En cuanto a las lluvias, el promedio anual oscila entre los 4.000 y los 5.000 mm, siendo especialmente abundantes en los bosques tropicales de la costa caribeña y en el suroeste, junto al pacífico. Estas precipitaciones se concentran sobre todo en la estación lluviosa, que va de mayo a noviembre.

Y eso no es todo: además de un paisaje de ensueño y de una gran diversidad biológica, Costa Rica también destaca por su gastronomía. A pesar de que su recetario empieza a estar influido por la cocina estadounidense, sus menús siguen estando dominados por recetas las tradicionales y los ingredientes propios del país, como el arroz, los frijoles o los tamales, unas pastas de maíz envueltas en hojas de banano y que se consumen en buena parte de América central. En las zonas costeras, el pescado es la base de excelentes guisos. En cualquier caso, en las zonas turísticas es fácil encontrar restaurantes hoteles inspirados en la cocina internacional.

¡No te pierdas esta experiencia única!

Costa Rica
¿Sabías que...?

...Costa Rica, pese a su escasa extensión, reúne el 4% de la biodiversidad del planeta?

 

Sin ir más lejos, este pequeño país mesoamericano atesora la mayor variedad de fauna y flora del mundo. Una riqueza de la que sus habitantes son plenamente conscientes. Fruto de su compromiso con la conservación ambiental, se ha creado una nutrida red de reservas y parques naturales y nacionales, que ocupan una cuarta parte de la superficie total de Costa Rica.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para entrar en Costa Rica, necesitas un pasaporte con una validez mínima de seis meses desde la fecha de salida. Además, en el caso de que tu vuelo tenga que hacer alguna escala en Estados Unidos, es imprescindible que sea de lectura mecánica. Asimismo, tendrás que estar en posesión de la correspondiente autorización electrónica, sin la cual las autoridades locales te podrían denegar el embarque. Esta autorización (Electronic System Travel Authorization, ESTA) sólo se puede solicitar a través de Internet. Para pedirla, puedes realizar el trámite a través de nuestra página web o en el siguiente enlace: http://usaevisitors.com

Vacunaciones y salud

No necesitas ninguna vacuna obligatoria para entrar en Costa Rica. Para cualquier información adicional, puedes dirigirte a tu centro de salud más cercano.

Ropa y material recomendados

Aunque todo dependerá de la zona del país que visites, es aconsejable que lleves ropa ligera y de algodón. En las regiones más elevadas, la temperatura puede ser más fría, especialmente por la noche, por lo que no está de más que pongas alguna chaqueta en tu maleta. Para las tierras bajas y las zonas costeras, lo mejor es llevar pantalones cortos y camisetas de tirantes. Asimismo, si tu estancia coincide con la época de lluvias o vas a realizar alguna actividad en un bosque tropical, te recomendamos que no descuides el chubasquero. El calzado tiene que ser cómodo y, en el caso de practicar algún deporte -como canopy, rafting o senderismo-, elige zapatillas o botas cerradas. Por último, no te olvides de la protección solar y del repelente de insectos.

Diferencia horaria

De finales de marzo a finales octubre, la diferencia con España es de 8 horas (una menos en Canarias). Por el contrario, si viajas de finales de octubre a finales de marzo, el desfase será de 7 horas

En el destino
Moneda

Aunque la moneda oficial del país es el colón, la mayoría de los establecimientos del país también admiten pagos con dólares estadounidenses. A la hora de hacer la conversión, un dólar equivale a unos 500 colones. Es posible que encuentres negocios en los que también acepten euros. Sin embargo, te aconsejamos optar por los dólares, ya que el precio nominal de los productos y servicios es el mismo en dólares y en euros y, dado que la moneda europea tiene un valor ligeramente superior al dólar, tus compras te resultarán más caras. Por supuesto, también puedes utilizar la moneda local. Es opción es quizás la más cómoda, ya que es posible que las tiendas más pequeñas no admitan moneda extranjera.

Electricidad

La corriente eléctrica es de 110/125V, con enchufe de tipo americano, por lo que necesitarás un adaptador de clavija plana. Te aconsejamos que lo traigas desde España, ya que algunos hoteles no disponen de ellos y en algunas zonas puede resultar difícil conseguirlos.

Tasas del país

El impuesto de salida del país no está incluido en el precio del viaje, ya que deberás abonarlo directamente a las autoridades antes de facturar tu equipaje. Actualmente, esta tasa es de 29 $, aunque la cuantía puede variar sin previo aviso.

Compras

El tipo de producto más típico de Costa Rica es la artesanía. Destacan los trabajos realizados en madera, barro o cuero, así como sus hamacas. En cuanto a la gastronomía, no dejes de regalar a tus familiares y amigos un paquete de delicioso café.

Aduanas

Como ocurre en cualquier otro país que no pertenezca al espacio Schengen, todos los pasajeros deberán pasar el control de aduanas. Además de los productos prohibidos, tampoco está permitido sacar del país frutas, verduras, alimentos de origen animal o animales vivos.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2016. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente