Disfruta de lo mejor de dos culturas asiáticas únicas

Estás a un paso de recorrer las ciudades más asombrosas de Japón: Osaka, Nara, Kyoto, Hakone y Tokyo. De este modo, tendrás la tranquilidad de no perderte nada de lo imprescindible del país del Sol Naciente, al tiempo que descubrirás algunas de las maravillas que esconde: castillos majestuosos, jardines flotantes, budas gigantes, parques por los que corren los ciervos, pabellones dorados, santuarios sintoístas, el cruce de semáforos más transitado del mundo, alguno de los distritos comerciales más concurridos de Asia...

Después, en Bali, podrás serenarte contemplando las terrazas de arroz, nadando en sus playas de ensueño y contemplando cómo discurre la vida cadenciosa del trópico.

¿Se te ocurre alguna propuesta mejor para un viaje inolvidable?

Descubre el programa del viaje

Día 1: España-Osaka

Volaremos a Osaka, una de las principales ciudades de Japón. Noche a bordo.

Día 2: Osaka

Llegada a Osaka. Después de aterrizar y realizar los trámites aduaneros, un representante de nuestra organización de habla española nos dará la bienvenida y nos acompañará al hotel (la habitación estará disponible a partir de las 15:00 h). Por la tarde, tiempo libre para actividades personales. Alojamiento.

Día 3: Osaka-Nara-Kyoto

Tras haber desayunado en el hotel, nos reuniremos en el lobby y para iniciar una visita guiada por Osaka. A lo largo de la misma, disfrutaremos de las vistas que brinda el observatorio del Jardín Flotante, en el edificio Umeda Sky. Seguidamente, partiremos hacia Nara para visitar el templo conocido como Todai-ji y el parque de los Ciervos Sagrados (almuerzo en un restaurante local incluido). Después de la visita, nos dirigiremos por carretera hacia Kyoto, donde visitaremos el santuario sintoísta de Fushimi Inari. Finalmente, traslado al hotel y alojamiento.

*En las salidas a partir del mes del mes de abril de 2018 se visitará el Castillo de Osaka en lugar del Observatorio del Jardín Flotante en el Edificio Umeda Sky.

Día 4: Kyoto

Después del desayuno, efectuaremos una visita guiada por Kyoto con un guía de habla castellana. El recorrido nos llevará hasta el templo de Tenryu-ji, el bosque de bambú de Arashiyama, el Kinkaku-ji o Pabellón Dorado y el castillo de Nijo. Almuerzo en un restaurante local, donde concluye el tour. Regreso al hotel por tu cuenta, tarde libre y alojamiento.

Día 5: Kyoto-Hakone

Desayuno en el hotel, reunión en el lobby del hotel y traslado a la estación de Kyoto en metro con asistente de habla española. Desde allí, tomaremos un tren bala hacia Odawara, sin asistente. Llegada a Odawara y recepción por parte de un guía de habla castellana, quien nos acompañará en una excursión por el Parque Nacional de Hakone. El recorrido incluye un pequeño crucero por el lago Ashi y una subida en teleférico al monte Komagatake (almuerzo en un restaurante local incluido). Después de la visita, traslado a tu hotel o ryokan (hotal tradicional japonés) en Hakone, en función de tu elección. Asimismo, dependiendo de la opción escogida, te servirán una cena bufet occidental o una cena típica japonesa, respectivamente.

Día 6: Hakone-Tokyo

Tras desayunar en el hotel, reunión en el lobby y salida hacia Tokyo por carretera. Llegada a la capital japonesa, urbe que visitaremos con un guía de habla española para conocer el santuario shintoísta de Meij, el templo de Asakusa Kannon, con su arcada comercial de Nakamise, y la torre de Tokyo. Almuerzo en un restaurante local y traslado al hotel.

Día 7: Tokyo

Desayuno en el hotel y día libre para sus actividades personales.

Día 8: Tokyo-Bali

Desayuno en el hotel y reunión en el lobby y traslado al aeropuerto en servicio regular con un asistente de habla española. Vuelo con destino Bali. Noche a bordo.

Día 9: Bali

Llegada al aeropuerto de destino, traslado al hotel y resto del día libre. Alojamiento.

Día 10: Bali

Jornada libre para disfrutar de las playas balinesas a tu aire. Alojamiento.

Día 11: Bali

En esta ocasión, te ofrecemos otra jornada libre para disfrutar a tu aire de Maldivas. Alojamiento.

Día 12: Bali-España

A la hora establecida, nos trasladaremos al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a España. Noche a bordo.

ASISTIR A UNA FUNCIÓN DE MARIONETAS EN EL TEATRO NACIONAL DE BUNRAKU DE OSAKA

Acércate a un género dramático único en el mundo

¿Te apetece presencial un espectáculo realmente diferente? En ese caso, te invitamos a sacarle el máximo partido a tu estancia en Osaka asistiendo a un espectáculo de marionetas en el emblemático Teatro Nacional de Bunraku (Kokuritsu Bunraku Gekijo), situado en 1-12-20 Nippon-bashi Chuoku.

El recinto, inaugurado en 1984, es depositario de una tradición propia de la región de Kansai y destaca por los coloridos carteles que cuelgan del exterior. En ellos se anuncian sus singulares funciones de títeres, que tienen lugar en los meses de enero, abril, junio, julio, agosto y noviembre y que cuentan con programas de 20 días de duración. Además, también se organizan espectáculos de teatro kabuki, buyo (danza tradicional), hogaku (música tradicional) y otras disciplinas escénicas.

Una vez dentro, todo son ventajas: la acústica es inmejorable y, además, el teatro ofrece auriculares que te permitirán escuchar los diálogos en inglés en algunas representaciones. ¿Estás preparado/a para dejarte llevar por la magia de este entrañable e inolvidable show?

¿Sabías que...

...el teatro de marionetas en Japón está documentado desde el siglo XI?

En cualquier caso, lo cierto es que su consolidación definitiva no se produjo hasta la época Edo (1603-1868).

Durante gran parte del siglo XVII, el bunraku se basaba en textos ya existentes que cantaban las tragedias épicas clásicas. Todo cambió con la irrupción de Takemoto Gidayu (1651-1714), quien popularizaría la obra del dramaturgo de bunraku más famoso de todos los tiempos: Chikamatsu Monzaemon (1753-1724). Este autor confirió al teatro de marionetas una nueva técnica poética, narrativa y musical, al tiempo que dio pie a nuevas historias basadas en crónicas y acontecimientos históricos.

Además, contribuyó a que brillaran con luz propia los relatos que giraban en torno a amores imposibles (por ejemplo, de mercaderes con cortesanas), prohibidos por los estrictos códigos éticos de la época. Precisamente, éste el eje argumental de la obra cumbre de Chikamatsu: Los amantes suicidas de Sonezaki (Sonezaki Shinju), de 1703. Asimismo, esta obra, pasó a la historia del teatro nipón por ser la primera en el que el maestro titiritero —en este caso, Tatsumatsu Hachirobei (?-1734)— se mostró a su público sin la tradicional capucha negra que mantenía a los artistas en el anonimato.

Hacia 1740, se introdujeron mejoras en las técnicas de expresión y movimiento de los títeres, que hasta el momento eran poco más que una cabeza pegada a un vestido y fabricada

por el propio titiritero. A partir de entonces, los títeres, de 1 m de altura, comenzaron a dotarse de mecanismos que enriquecían sus movimientos.

Una evolución similar fue la que experimentaron los personajes, que empezaron a clasificarse en las siguientes categorías: los danshichi o personajes de carácter fuerte; la fukeokama o madrastra; los kenbishi u oficiales; los komei u hombres; los wakaotoko o adolescentes, y finalmente, las okusan, que eran hermanas, esposas o mujeres de edad avanzada.

BAÑARSE EN UN ONSEN DE LA MONTAÑA SAGRADA DE KURAMA, CERCA DE KYOTO

Sumérgete en un torrente de naturaleza y espiritualidad

Debido a la gran cantidad de volcanes existentes en Japón, la geografía nipona es generosa en onsen, piscinas naturales de agua termal al aire libre que se han consolidado como uno de los mayores reclamos turísticos del país. Además, se han convertido en una válvula de escape para una población constantemente sometida al estrés, pero también en un lugar en el que se diluyen las diferencias sociales, ya que son frecuentados por hombres y mujeres de todas las edades y de cualquier condición. Incluso, hasta hace algunos años, era habitual encontrar a gente de ambos sexos bañándose juntos y desnudos, aunque hoy disponen de zonas separadas.

Por todo ello, ¿qué mejor manera de aprovechar tu estancia en Kyoto que escapándote hasta el cercano monte Kurama, situado a tan sólo 12 km del norte de la ciudad? Allí encontrarás magníficos onsen asentados en un paraje natural de gran belleza, salpicado de cipreses y con unas vistas de ensueño. ¡Prepárate para decirle adiós al estrés!

Asimismo, podrás aprovechar tu visita a esta montaña sagrada para conocer el templo de Kurama. Este santuario fue fundado en el año 770 de nuestra era por el monje Gantei, para que protegiera la recién creada ciudad de Heian Kyoo (es decir, la actual Kyoto). Actualmente, el lugar pertenece a la secta budista de Kurama Kyoo. Entre los principales atractivos de este grupo de edificios, conviene referirse a la Niomon o puerta de los Guardianes, situada a la entrada del complejo

Y si tu estancia en Kyoto se produce en la segunda quincena de octubre, no dejes de acercarte al monte Kurama para presenciar el festival del Fuego o Hi Matsuri, uno de los grandes acontecimientos anuales de la ciudad. Durante esta festividad, verás cómo los alrededores del templo se llenan de antorchas de más de 3 m de altura y 80 kg de peso.

¿Sabías que...

…Japón cuenta con más de 3.000 onsen?

Además de haber dado pie a una tradición milenaria, basada en el vínculo entre el ser humano y la naturaleza, los japoneses atribuyen a estos baños termales un origen divino. De hecho, según la tradición, los primeros en utilizarlos habrían sido dioses Oonamuchi y Sukuna-hikona, quienes, compadeciéndose de lo poco que viven las personas, crearon la medicina y los baños termales.

Con el paso de los siglos, el uso de estas piscinas naturales de agua caliente llegó a especializarse. Por ejemplo, fueron muy socorridas para mejorar la salud de los soldados heridos,

práctica que se extendió hasta la Segunda Guerra Mundial.

Como curiosidad, cabe destacar que algunos onsen no admiten a clientes con tatuajes, ya que éste es uno de los distintivos de los miembros de la Yakuza, la mafia japonesa. En cualquier caso, esta norma carece de sentido en el caso de los turistas occidentales.

PRESENCIAR UN ESPECTÁCULO DE GEISHAS EN KYOTO

Conoce el secreto mejor guardado del Japón feudal

¿Has leído el best seller de Arthur Golden Memorias de una geisha? ¿Te emocionaste con la película inspirada en el libro, galardonada con tres Oscar y un Globo de Oro? Independientemente de cuál sea tu respuesta, en tu paso por Kyoto no puede faltar una visitar al legendario distrito de Gion o al barrio de Pontocho donde las geishas, refinadas artistas expertas en música y baile, siguen maravillando a propios y extraños con su elegancia y delicadeza.

Aunque Kyoto cuenta con cuatro zonas de geishas —Gion-Kobu, Miyagawa-cho, Kamishichi-ken y Pontocho—, te aconsejamos optar por esta última. En este mítico emplazamiento, que empieza a verse salpicado por las luces de neón y el hormigón, aún conserva un buen número de ochaya, casas de té de madera en la que las geishas asombran a los entusiasmados espectadores.

Las verdaderas geishas de Kyoto reciben el nombre de geiko, término que podría traducirse como ‘hija de las artes’, y ostentan con orgullo una profesión que se remonta al siglo XVII. De todos modos, existe otro tipo de geishas, las maiko o aprendizas. Normalmente, estas chicas lucen un tocado de pelo especial y una llamativa vestimenta que incluye un obi colgante, zuecos koppori altos y un kimono interior con el cuello bordado. Cuando se conviertan en geiko, el cuello pasará a ser de color blanco, tradición conocida como eri-kae o ‘cambio de cuello’.

En cualquiera de las cuatro áreas que hemos apuntado anteriormente se organizan espectáculos públicos de geishas en primavera y en otoño. Fuera de esta época del año, no obstante, puedes contemplar a estas jóvenes sobre el escenario en ochaya, ryotei (restaurantes) y ryokan (hostales de lujo).

¿Sabías que...

…en contra de lo que muchos creen, las geishas no son prostitutas?

De hecho, esta palabra deriva de la combinación de vocablos kanji: gei (‘arte’) y sha (‘persona’), por lo que la traducción más correcta en castellano sería ‘artista’.

Sin ir más lejos, la labor de las geishas consiste en entretener a sus clientes a través del arte, la danza y la conversación, disciplinas para la que se requieren muchos años de duro aprendizaje. Aunque es cierto que hay chicas que pueden llegar a algo más, esto no es lo más habitual. Generalmente, las jóvenes que ofrecen servicios sexuales reciben el nombre de geishas onsen.

Eso sí: al igual que ocurre en la vecina China, algunas de estas jóvenes buscan a un danna o amante con una situación social acomodada que les costee una vivienda y las mantenga.

CONTEMPLAR UN COMBATE DE SUMO EN EL RYOGOKU KOKUGIKAN DE TOKYO

Sé testigo de uno de los deportes más ancestrales de Japón

¿Qué te parecería ver a los corpulentos y legendarios luchadores de sumo enfrentándose sobre el tatami? Si te apetece disfrutar de este espectáculo, no dejes de acercarte hasta el Ryogoku Kokugikan (o Estadio Nacional de Sumo) de Tokyo, que abre sus puertas en un edificio inaugurado en 1985 y con capacidad para unos 10.000 espectadores.

Los combates más multitudinarios tienen lugar en domingo y cada luchador se bate una vez al día. Las luchas dan comienzo sobre las 14:30 h con los contrincantes peor clasificados y siguen en orden ascendente. Así, los mejores participantes se miden entre ellos entre las 17:00 h y las 18:00 h. Este duelo final enfrenta a los primeros clasificados, los yokozunas o grandes campeones, que son figuras muy respetadas en todo el país. Por eso, el número de espectadores va in crescendo a medida que avanza la tarde.

Por otro lado, si no eres amante de los grandes acontecimientos, también puedes optar por asistir a los combates que tienen lugar entre semana durante los primeros días del torneo, reservando tu entrada en tu hotel, en agencias de viaje o incluso, en las taquillas del estadio a partir de las 08:00 h del mismo día de la competición. Eso sí: únicamente se ponen a la venta unas 300 entradas económicos, que no se pueden comprar por Internet.

El recinto también da cabida al Museo del Sumo, en el que se exhiben los retratos de los yokozunas de los últimos dos siglos.

Del mismo modo, otra opción no menos interesante es visitar una escuela de sumo o beya. La mayoría están abiertas al público, aunque está terminantemente prohibido comer, hacer ruido o sacar fotos. Por lo general, los entrenamientos se llevan a cabo de las 04:00 h a las 10:00 h.

¿Sabías que...

…los adolescentes que ingresan en una escuela de sumo pueden pasar años sin regresar a sus casas o volver a ver a sus familias?

Asimismo, en el momento de entrar en la beya, los novatos deben de estar dispuestos a convertirse en los sirvientes de los luchadores adultos, hasta el punto de cocinar para ellos o de encargarse de la limpieza de la escuela. Además, se ven obligados a madrugar más que sus compañeros de más edad: mientras que estos últimos inician su entrenamiento a las 06:00 h, los más jóvenes tienen que estar en el tatami a las 04:00 h.

En cualquier caso, tanto los recién llegados como los más veteranos realizan una única comida diaria al mediodía, aunque ésta sea de lo más copioso. Se trata del llamado chanko-nabe, un estofado de vacuno, pescado, repollo, vegetales, tofu y fideos originario del siglo XIX y con un aporte calórico que puede superar las 10.000 kilocalorías. El famoso luchador Takamisugi, de 285 kg de peso, se hizo muy popular por haber ingerido 65 tazones de este estofado en una misma comida.

Una vez más, el chanko-nabe vuelve a ser motivo de discriminación, ya que los aprendices tienen que conformarse con lo que dejan los adultos. Tras la comida, unos y otros vuelven a los entrenamientos.

ACUDIR A UNA SUBASTA DE SUSHI EN EL MERCADO DE TSUKIJI DE TOKYO

Una experiencia única para los amantes de la gastronomía japonesa

Si eres fan de la cocina nipona, no puedes dejar de conocer la meca de uno de sus ingredientes más valorados.

Se trata, como no podía ser de otro modo, del mercado de pescado de Tsukiji, en el que se negocia diariamente la compra-venta de casi 3.000 toneladas de este preciado alimento. Esta cifra convierte a este recinto en el mayor mercado mayorista de pescado del planeta.

La subasta propiamente dicha tiene lugar de las 05:30 h a las 10:00 h, siendo el momento de mayor ajetreo la franja que va de las 05:30 h a las 06:15 h, aproxiamadamente. Durante este lapso, alrededor de 15.000 restauradores y vendedores de comida adquieren 450 tipos de productos del mar en 1.700 puestos de pequeñas dimensiones. Por lo general, los turistas —en su mayoría extranjeros, ya que este lugar no suele ser frecuentado por los propios tokiotas— asisten al espectáculo desde una zona especialmente acondicionada para ello.

Fuera del recinto, abre sus puertas el llamado mercado Exterior, donde también es posible adquirir pescado, algas deshidratadas y otros productos de procedencia marina. Además, en una de las calles adyacentes encontrarás paradas en las que venden sushi de gran calidad a muy buen precio, tempura y curry. Y por supuesto, un buen número de restaurantes y puestos de comida al aire libre en los que podrás desayunar tras haber asistido a la subasta.

¿Sabías que...

…el mercado de Tsukiji está especializado en la venta de maguro (atún) congelado, originario de lugares tan remotos como Nueva Zelanda o el Atlántico Norte?

En cualquier caso, no hay que perder de vista la difícil situación que atraviesa el atún rojo en el Pacífico: a pesar de los esfuerzos de las autoridades por mantener estable el número de ejemplares, la cifra ha ido disminuyendo progresivamente. De ahí que muchos Gobiernos estén presionando a Japón para que intensifique los controles sobre la industria pesquera.

Actualmente, en el país del Sol Naciente se consume cerca del 30% de los 1,7 millones de toneladas de atún que se pescan anualmente en todo el mundo. Asimismo, allí es donde se come el 80% de este producto crudo, servido como shashimi y aprovechando siempre las mejores piezas capturadas. Su calidad es tal que los proveedores suelen exigir precios muy altos.

HACER "RAFTING" EN EL RÍO AYUNG

Desafía las aguas en una "zodiac" y con la selva tropical como telón de fondo

¿Te gustaría aprovechar al máximo tu paso por Bali para disfrutar del deporte al aire libre? En este sentido, no hay que olvidar que la oferta de actividades que brinda la isla se cuenta entre las más extensas y prestigiosas del mundo. Y para que puedas comprobarlo por ti mismo/a, nada mejor que experimentar la sensación indescriptible de practicar rafting en el río Ayung, situado al noroeste de Ubud. Actualmente, se pueden contratar numerosas excursiones organizadas a la zona, por lo que no tendrás que preocuparte de nada (tu guía te ofrecerá toda la información que necesitas).

Si te decantas por esta opción, te recogerán sobre las 08:00 h en tu hotel y te trasladarán al punto en el que se inicia la actividad, en un trayecto por carretera que te regalará fantásticas vistas panorámicas de los arrozales balineses. ¡Ten a punto tu cámara fotográfica!

Una vez en el lugar en el que se inicia la actividad, la empresa organizadora te proporcionará todo el material que necesitas para que esta actividad sea totalmente segura: casco, chaleco y remo. A continuación, bajarás por el Ayung en una embarcación de tipo zodiac, en la que habrá cuatro o cinco personas acompañadas de un instructor por cada lancha.

En total, recorrerás unos 8 km de aguas blancas, que discurren vigiladas por una exótica vegetación selvática completamente virgen e impactantes desfiladeros, mientras serpeas entre rápidos de nivel 2 y 3.

Por último, al incluir esta actividad, repondrás fuerzas con un delicioso almuerzo (incluido en el precio de la excusión), antes de regresar a tu hotel a las 14:30 h.

Información útil

Aunque contarás con un instructor desde el primer momento, hay algunas recomendaciones que debes de tener en cuenta para sacar el máximo partido a esta actividad.

Una precaución es llevar siempre una botella de agua fresca. Si la excursión dura media jornada, como en este caso, procura tener a mano medio litro de agua por personal. Si utilizas un camelback (para portar botellines) o una mochila, te asegurarás de tener el agua siempre al alcance mientras remas, lo que te permitirá estar permanentemente hidratado/a (en días muy calurosos, puedes perder hasta un litro de agua en un descenso rápido).

Por supuesto, también es importante prestar atención a las indicaciones que te facilitarán los monitores para saber cómo manejar correctamente tu equipo básico personal compuesto por chaleco, casco y remo. Al mismo tiempo, debes prestar atención a cómo funcionan las señales básicas de comunicación y a las instrucciones para ayudar a un/a compañero/a que ha perdido el equilibrio.

VISITAR LA ISLA DE LEMBONGAN

Acércate a las formas de vida tradicionales

Qué mejor manera de aprovechar tu estancia en Indonesia que realizar una excursión opcional en catamarán a la hermosa isla de Lembongan, situada a unos 20 minutos al sur de Bali.

Si optas por apuntarte a esta inolvidable actividad organizada, vendrán a recogerte al hotel a las 08:00 h, desde donde te trasladarán al puerto de Sanur. Allí tomarás un catamarán que te llevará a Lembongan. En este excepcional destino, disfrutarás de una playa y una piscina privada, perfectas para tomar el sol, bañarte o practicar deporte.

Asimismo, también realizarás una visita guiada por la zona, con la que podrás conocer de primera mano las formas de vida de los lugareños. Uno de sus pilares económicos es la importación de algas desde Japón, de las que extraen gelatina para elaborar productos destinados a la industria alimentaria y cosmética.

Y eso no es todo: si lo deseas, también podrán disfrutar del snorkel. Además, a la hora del almuerzo, degustaremos una exquisita barbacoa junto al mar (incluida en el precio de la excursión). Al acabar, te llevarán de vuelta a tu hotel en Bali.

No te lo pierdas

La isla de Lembongan lo tiene todo: desde magníficas playas para para los amantes del sol hasta sorprendentes arrecifes coralinos, muy adecuados para bucear. Además, los amantes de las aves avistarán numerosas especies en este enclave privilegiado.

Ten presente que algunos propietarios de embarcaciones locales ofrecen la posibilidad de pasear por la isla, lo que te permitirá descubrir todos sus alicientes. Entre este tipo de barcos, destacan los pinisis, unos típicos veleros indonesios originarios de las islas Célebes.

Sin duda, uno de los principales alicientes de Lembongan es la casa de las Cueva, situada bajo el mar y excava por un sacerdote balinés. La razón de este proyecto obedece a un enigmático sueño del religioso, en el que se le reveló que tenía que vivir en las entrañas de la madre Tierra. Aunque él falleció hace tiempo, su legado se ha convertido en uno de los grandes iconos de la isla.

ASISTIR A UN ESPECTÁCULO DE DANZA “KECAK”

Disfruta de una actuación llena de color y espiritualidad

Uno de los rasgos más estrechamente ligados a la cultura balinesa es el innegable protagonismo de la danza. Para que puedas comprobarlo por ti mismo/a, te invitamos a disfrutar de una excursión nocturna organizada al templo de Luthur Uluwatu, donde podrás deleitarte con una de las principales señas de identidad de la isla y admirar un magnífico reclamo arquitectónico.

La sobrecogedora ubicación del santuario no te dejará indiferente: en efecto, éste se alza sobre

un acantilado de 75 m, lo que lo convierte en uno de los edificios religiosos más bellos y singulares de Bali. Construido por el sacerdote hindú Dhang Hyang Nirarta en el siglo XVI, el templo te obsequiará con una estampa única durante la puesta del sol.

Además, disfrutaremos de un espectacular demostración de danza kecak. En este delicioso espectáculo participan más de 100 personas, quienes representarán un episodio del Ramayana, un texto épico indio atribuido al escritor Vālmīki. A lo largo de la función, podrás oír a los asistentes gritar ¡cak, cak, cak!, palabra que alude un instrumento musical de cuatro cuerdas típico de Indonesia.

¿Preparado/a para sumergirte en esta tradición mágica?

¿Sabías que...

…las danzas balinesas no son un mero espectáculo, sino que son una tradición muy antigua vinculada al hinduismo y sus dioses?

Durante las celebraciones religiosas, las danzas explican parte de la mitología de esta corriente religiosa, siempre acompañadas por el llamado gamelan, un conjunto de instrumentos que producen un tipo de música muy complejo.

Lo mismo podría decirse de la dificultad técnica que encierran estos bailes, y que hipnotizan al/a la espectador/a. Los milimétricos movimientos realizados con los ojos, los músculos de la cara, las manos, los pies y las caderas se coordinan al ritmo de la música, dando paso a un despliegue escénico sin parangón. Nada se deja al azar: tanto es así que existen numerosas maneras de codificar los gestos de las manos, y que reciben el nombre de mudras.

Por regla general, los personajes más recurrentes en las representaciones de danza son Rangda, que representa la encarnación del Mal, y Barong, caracterizado como un león o un dragón, quien simboliza lo divino.

VISITAR EL TEMPLO DE TANAH LOT AL ATARDECER

Admira uno de los ocasos más hipnóticos de Bali

Aunque Bali es un abanico inagotable de templos, el de Tanah Lot es uno de los que brillan con luz propia, hasta el punto de ser un punto de visita obligado para todos aquellos que viajen a la isla por vez primera.

Este majestuoso recinto se halla en un emplazamiento de gran belleza: un precioso islote situado a 100 m de la costa. Cuando cae el sol, la silueta de los santuarios se recorta sobre un horizonte incandescente. ¡No olvidarás nunca esta visión casi onírica!

Para alcanzar el templo, únicamente se puede acceder a pie cuando baja la marea. Para garantizar la seguridad de los turistas y los fieles, los acantilados que circundan la isla han sido reforzados con hormigón y se han hundido trípodes en el mar que funcionan como rompeolas.

Como su nombre indica, el templo se yergue en el punto en el que se encuentran la tierra (tanah) y el mar (lot). La tierra que se adentra en el agua está dedicado a Betara Tengah Segara, la diosa balinesa del mar, mientras que la tierra firme está consagrada a los dioses del Gunung Batukau. Su construcción se atribuye a Dang Hyang Nirartha, de quien se dice que aconsejó levantar el complejo para proteger Bali de las plagas y las epidemias, cuyo origen se hallaba, según sus propias palabras, en fuerzas malignas que emanaban del mar.

¿Sabías que...

…Bali se caracteriza por ser la única isla de Indonesia —el país con más fieles del Islam— cuya población es mayoritariamente hindú?

Sin ir más lejos, el 93% de los balineses declara ser devoto de este antiguo credo originario de la India. Según algunas fuentes, cuando se produjo la conquista del reino hindú-budista de Majapahit a manos de los musulmanes, la élite política y cultural buscó refugio en Bali. No obstante, existe una segunda teoría, defendida por el escritor francés Jean Couteau. Si hacemos caso de la misma, habría que mencionar historia de Dang Hyang Nirartha, un brahmán del reino de Kediri que se estableció en Bali en el siglo XVI para propagar su concepción del hinduismo.

En el siglo XIX, los científicos europeos se refirieron a Bali como “el último enclave hindú en el archipiélago”. Sin embargo, los propios balineses, herederos de Majapahit, ni tan siquiera habían oído hablar del término hindú por aquellas fechas.

En cualquier caso, Bali no es el único feudo hinduista de Indonesia: también hay grupos que siguen profesando estas creencias en el este de la vecina isla de Java, en regiones como Blitar y Tengger o en la localidad de Surakarta o Solo.

DEGUSTAR EL "RIJSTTAFEL"

Acércate a la gastronomía local con una receta con acento holandés

A pesar de que el buque insignia de los fogones balineses es el sate —brochetas de carne de pollo, cordero o cerdo aderezadas con salsa de cacahuete picante—, otra de las especialidades indonesias que no hay que dejar de probar es el rijsttafel, una delicia que se compone de unos 25 pequeños platos de carne, pollo y verduras con diversos grados de picante y que se sirve acompañado de varios tipos de arroz, presentado en bandejas. Normalmente, este ágape se reserva para ocasiones festivas, aunque tu estancia en la tierra de los dioses bien vale disfrutar de esta receta de nombre holandés, legado de los antiguos ocupantes de Bali.

Además, no hay que perder de vista que el cereal mencionado —conocido localmente como nasi— es la base de la dieta balinesa. El arroz puede consumirse frito (goreng) o al vapor (pusih), acompañado de verduras.

Una curiosidad: por influencia de la religión dominante en Bali (el hinduismo), en la isla ni se caza ni se pesca, ya que los lugareños consideran que tienen suficiente con la carne que obtienen en las granjas. De este modo, muestran su voluntad de no perturbar a la Madre Naturaleza.

¡Buen provecho!

¿Sabías que...

…las técnicas del cultivo del arroz en Bali apenas han sufrido cambios desde el Neolítico?

Esta circunstancia no obedece a la presunta desidia de los agricultores locales, sino a la accidentada orografía de la isla. Así, su escarpada superficie supone un freno para la mecanización, al tiempo que también dificulta las técnicas de irrigación, puesto que el agua fluye muy por debajo de las tierras cultivables.

Para dar solución a este problema, los balineses pusieron en marcha en el siglo IX de nuestra era un ingenioso sistema de canales, túneles y acueductos que desvían el agua desde los manantiales, situado en la cima de las montañas, hasta las comunidades que comparten el agua, y que reciben el nombre de subak. Gracias a este método, Bali exhibe una constelación de preciosos bancales verdes, cuya delicada silueta configura sus paisajes más genuinos.

A su vez, estos frondosos arrozales son el escenario de ofrendas a la diosa Dewi Sri —divinidad protectora de este cereal— durante sus distintas fases de crecimiento, lo que atestigua la importancia de esta actividad agrícola para la economía balinesa. En este sentido, no es extraño ver cómo los agricultores levantan un pequeño altar en una esquina del arrozal en honor de Dewi Sri, decorado con festones de hoja de palma hechos a mano.

España-Osaka

Estás a un paso de disfrutar de dos países inenarrables: por un lado, Japón, una tierra de leyenda que destaca por su espiritualidad y sus templos. Y por otro, Bali, la perla de Indonesia, donde tendrás la ocasión de explorar lo que, probablemente, sea lo más parecido al Edén en la Tierra.

Haz tu reserva y preparar la maleta: nosotros nos encargamos de todo lo demás. Tú sólo tendrás que hacer tu reserva, preparar tu maleta y presentarte en el aeropuerto de tu ciudad de origen entre dos y tres horas antes de la salida de tu vuelo a Osaka, la segunda ciudad más importante de Japón. Junto con Kobe y Kyoto, Osaka conforma el segundo centro industrial y urbano de Japón: la zona industrial de Keihanshin, donde viven unos 17,5 millones de personas.

Tras subir al avión y pasar la noche a bordo, aterrizaremos al día siguiente en el aeropuerto de Kansai. Terminados los trámites de inmigración y aduana, un representante de nuestra organización nos dará la bienvenida y nos acompañará a nuestro hotel (el check-in se hará sobre las 15:00 h). El resto de la jornada, la tendrás a tu disposición para empezar a recorrer Osaka por tu cuenta.

Para relajarte del largo viaje, te animamos a visitar el Spa World, cuya capacidad para 5.000 personas lo sitúan entre uno de los principales balnearios del mundo.

Por la noche, te animamos a asistir a una función de marionetas o bunraku en el Teatro Nacional de Bunraku (echa un vistazo a la sección “Experiencias recomendadas” para obtener más información sobre esta sugerencia). A la salida, y si quieres darte un pequeño capricho (nada económico, eso sí), prueba la carne de res de la vecina Kobe. No obstante, también tienes a tu alcance otra opción más económica: salir de copas por el animado barrio de Dontobori, muy conocido por su oferta de ocio nocturno.

Alojamiento.

Resumen del día
El viaje comienza volando a Osaka, una de las ciudades más importantes de Japón. Noche a bordo. Tras aterrizar y efectuar los correspondientes trámites aduaneros, un representante de nuestra organización nos dará la bienvenida y nos acompañará a nuestro hotel. Después del check-in (estarán disponibles a partir de las 15:00 h), tendrás tiempo libre para comenzar a conocer la ciudad por tu cuenta. Alojamiento.

Osaka-Nara-Kyoto

La jornada arranca desayunando en el hotel, antes de efectuar un recorrido por Osaka con un guía de habla hispana. Uno de los lugares que conoceremos será el Jardín Flotante. Éste se halla a 173 m de altura y en el edificio Umeda Sky, de 40 plantas y proyectado por el arquitecto Hara Hiroshi. Su construcción data de 1993.

*En las salidas a partir del mes del mes de abril de 2018 se visitará el Castillo de Osaka en lugar del Observatorio del Jardín Flotante en el Edificio Umeda Sky.

Tras el recorrido, nos dirigiremos a Nara por carretera. Esta población, que fue una de las capitales del Japón medieval, destaca por el estado de conservación de los templos.

Tras alcanzar esta localidad, visitaremos el Todai-ji, un recinto dedicado al culto budista en el que se venera la imagen de un buda gigante. Como no podía ser de otro modo, también accederemos al parque de los Ciervos Sagrados, en el que estos animales, considerados por los sintoístas como los mensajeros de los dioses, se mueven con total libertad. Si lo deseas, podrás acariciarlos y darles de comer. A continuación, almorzaremos en un restaurante.

Tras la comida, nos dirigiremos Kyoto, que fue la capital de Japón entre los años 794 y 1868. Además, se trata de la única gran ciudad nipona que no fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, lo que explica el gran número de templos que ahí se conservan.

Uno de ellos será el santuario que visitaremos con nuestro guía: el de Fushimi Inari. Fundado en 711, destaca por un largo pasillo formado por pórticos o toriis rojos. Cada uno de ellos es una ofrenda al dios Inari, la deidad principal del templo, a manos de hombres de negocios que le piden a cambio éxito en los negocios.

Concluida la visita, traslado al hotel y alojamiento. 

Resumen del día
Después de desayunar, nos reuniremos en el lobby del hotel para llevar a cabo un tour comentado por Osaka, acompañados de un guía de habla española, visitando el Jardín Flotante del edificio Umeda Sky. A continuación, partiremos por carretera hacia Nara para visitar el templo de Todai-ji y el parque de los Ciervos Sagrados (almuerzo en un restaurante incluido). Por último, pondremos rumbo hacia Kyoto, donde admiraremos el templo de Fushimi Inari. Llegada, traslado al hotel y alojamiento.

*En las salidas a partir del mes del mes de abril de 2018 se visitará el Castillo de Osaka en lugar del Observatorio del Jardín Flotante en el Edificio Umeda Sky.

Kyoto

Tras desayunar, efectuaremos un recorrido por alguno de los lugares más emblemáticos de Kyoto.

Lo primero que visitaremos el Tenyru-ji, templo principal de la escuela Rinzai. Este complejo fue levantado en 1339 en un antiguo edificio de la villa del emperador Go-Daigo, después de que un sacerdote viese en sueños a un dragón emergiendo de un río. El mayor reclamo de este templo es un jardín zen que data del siglo XIV.

Después, nos dirigiremos al sugerente bosque de bambú de Arashiyama, situado en la ciudad Kamakura, al noroeste de Kyoto. Eso será antes de conocer el templo de Kinkaku o Kinkakju-ji, también conocido como Pabellón Dorado. Denominado oficialmente Rokuon-ji, fue levantado por el tercer shogun Ashikaga, Yoshimitsu (1358-1408), quien abandonó el poder para tomar los hábitos. Durante su etapa monástica, el templo fue su villa de retiro.

A continuación, nos espera el castillo de Nijo o Nijo-jo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994. Aunque fue erigido en 1603 como residencia oficial del shogun Tokugawa en Kyoto, lo cierto es que no se usó demasiado. El complejo cuenta con cinco edificios interconectados interconectados, que dan cabida a 33 estancias.

Después de almorzar en un restaurante local (la comida está incluida en el precio del programa), tendrás la tarde libre para seguir recorriendo Tokyo a tu aire. Te recomendamos que no te pierdas el Heian Jingu, un santuario sintoísta que fue levantado en honor del emperador y de su familia en 1895. Su zona ajardinada, de 30.000 m2

de extensión, es de gran belleza.

Asimismo, no dejes de descubrir Daitoku-ji, un complejo formado por 22 templos que reúnen algunos de los jardines zen más hermosos de la ciudad, o el barrio de Gion, famoso por sus geishas (consulta el bloque “Experiencias recomendadas” de esta guía).

Alojamiento.

Resumen del día
Acabado el desayuno, efectuaremos una visita por Kyoto con un guía de habla española. Entre los lugares que tendremos ocasión de conocer, destacan el jardín del templo de Tenryu, el bosque de bambú de Arashiyama, el templo de Kinkaku (o Pabellón Dorado) y el castillo de Nijo. Almuerzo en un restaurante, regreso al hotel por tu cuenta, tarde libre y alojamiento.

Kyoto-Hakone

Empezaremos la jornada desayunando en el hotel y reuniéndonos en el lobby, desde donde iremos a la estación de ferrocarril de Kyoto en metro con un asistente de habla española. Una vez allí, saldremos de Kyoto hacia Odawara en el tren bala de JR Hikari, sin asistente.

En la estación de Odawara, nos espera un guía de habla española, quien nos acompañará por Parque Nacional de Hakone. Durante el paseo, haremos un pequeño crucero por el lago Ashi, antes de ascender en teleférico al monte Komagatake. Desde allí, contemplaremos unas magníficas vistas, hasta el punto de que, si el día es lo suficientemente claro, podremos atisbar el monte Fuji (sin embargo, estas condiciones no suelen darse en verano).

Después, nos llevarán a un hotel o ryokan (hotel tradicional japonés) en la localidad de Hakone, una bonita ciudad balneario originaria del siglo IX, y que se erige sobre los restos de un gran volcán que estuvo activo hace 3.000 o 4.000 años. Debido a su intensa actividad, la zona está repleta de manantiales de agua termal y chimeneas de vapor.

Por lo que respecta al alojamiento, si te decantas por un alojamiento de categoría C, te servirán una cena típica japonesa. En cambio, si eliges un hotel occidental de las categorías A o B, saborearás una sabrosa cena bufet occidental.

Alojamiento.

Resumen del día
Después de desayunar, reunión en el lobby del hotel y traslado a la estación ferroviaria de Kyoto en metro, asistidos por un representante de habla castellana. A nuestra llegada, tomaremos un tren bala hacia Odawara, sin asistente, ciudad en la que nos aguarda un guía para acompañarnos en una excursión por el Parque Nacional de Hakone. El itinerario incluye un breve crucero por el lago Ashi y una subida en teleférico al monte Komagatake (almuerzo en un restaurante local incluido). Después de la visita, traslado a tu hotel o ryokan (hotal tradicional japonés) en Hakone, en función de tu elección. Asimismo, dependiendo de la opción escogida, te servirán una cena bufet occidental o una cena típica japonesa, respectivamente.

Hakone-Tokyo

Tras el desayuno, nos reuniremos en el lobby y saldremos por carretera hacia Tokyo, la capital de Japón. Una vez allí, efectuaremos una visita con un guía de habla española.

Lo primero que descubriremos será el santuario sintoísta de Meiji, dedicado a los espíritus deificados del emperador Meiji y su mujer, la emperatriz Shoken. Su construcción dio comienzo en 1915, cinco años antes de su consagración, y fue concluida en 1921.

De allí, nos dirigiremos al templo de Asakusa Kannon o Senso-ji, que es el más antiguo de la ciudad. Según narra la leyenda, en el año 628 d.C., dos pescadores rescataron una estatua de la diosa Kannon o Guan Yin en el cercano río Sumida. Pese a que ambos intentaron devolver la inquietante figura al agua, ésta siempre volvía a su lado, lo que les hizo pensar en un milagro. Asombrados por lo ocurrido, decidieron construir un templo dedicado a esta divinidad, que se terminó en el año 645.

Cerca de este templo, se halla la arcada comercial de Nakamise, que se eleva junto al pequeño parque de atracciones de Hanayashiki.

Nuestra siguiente parada será la Torre de Tokyo. Finalizada en 1958, sus 333 m de altura la sitúan por encima de la torre Eiffel de París, en la que se inspira claramente. En su planta baja hay un acuario y diversos ascensores que suben hasta sus miradores, situados respectivamente a 150 m y a 250 m de altitud. Desde allí, disfrutaremos de fantásticas vistas sobre la ciudad. Actualmente, únicamente existe un edificio más alto en la capital japonesa: el Tokyo Sky Tree, de 634 m e inaugurado en mayo del 2012.

Acabada la visita, almuerzo en un restaurante (la comida está incluida en el programa de viaje), traslado al hotel y alojamiento.

Resumen del día
Desayunaremos en el hotel y, a continuación, nos reuniremos en el lobby y saldremos hacia Tokyo por carretera. A nuestra llegada, visitaremos la capital nipona con un guía de habla española, para conocer el santuario sintoísta de Meij, el templo de Asakusa Kannon, con su arcada comercial de Nakamise, y la torre de Tokyo. Almuerzo en un restaurante local y traslado al hotel. Alojamiento.

Tokyo

Una vez terminado el desayuno en nuestro hotel, tendrás el día libre para disfrutar de Tokyo a tu aire.

Si no te da pereza madrugar, nuestro consejo es que vayas al mercado de pescado de Tsukiji, donde podrás asistir a la subasta de sushi más popular del mundo (consulta el apartado “Experiencias recomendadas”).

Asimismo, también puedes visitar el barrio de Daiba, en el que podrás dar un relajante paseo en barco, o ir de compras por los barrios de Shinjuku. Allí se encuentra la estación más concurrida del mundo y la sede del Ayuntamiento, diseñada por Tange Kenzo. Asimismo, tampoco debes perderte el animado barrio de Shibuya.

Otros templo interesante es el santuario sintoísta de Hanazono, situado al oeste de Tokyo. Fundado en el siglo XVII, en su interior, se conservan unas imágenes del dios Inari, representado bajo la apariencia de un zorro, como pudimos ver en el Fushimi Inari de Kyoto. Asimismo, tampoco puedes perderte de Tenno-ji, sito en el distrito de Yanaka, y que cuenta con un bonito buda de 1690.

Mención aparte merece el Palacio Imperial, originario de 1590 y erigido por deseo del primer shogun Tokugawa, Ieyasu. Por desgracia, a causa de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, de esa etapa sólo se conserva su círculo interior. El resto, es corresponde a una reconstrucción posterior a 1945. No obstante sólo podrás visitarlo desde el exterior, menos el 23 de diciembre, cuando abre sus puertas con motivo del Año Nuevo y del aniversario del emperador Akihito. Eso sí: sus jardines son realmente impresionantes.

Por otro lado, si te apetece explorar otras ciudades, puedes apuntarte a una visita opcional a Nikko, sita a 140 km al norte Tokyo. Esta urbe da cabida a diversos santuarios y piscinas naturales al aire libre: los célebres onsen. Además, allí se halla el mausoleo de Tokugawa Ieyasu, en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1999.

Por último, si decides quedarte en Tokyo, no dejes de asistir a un espectáculo de sumo en el Kokugikan (consulta el apartado “Experiencias recomendadas”) o de apuntarte a un creativo taller de ikebana.

Alojamiento.

Resumen del día
Por la mañana, desayunaremos en el hotel y tendremos el día libre para actividades personales.

Tokyo-Bali

Después del desayuno, nos trasladaremos al aeropuerto en transporte público y en compañía de un asistente de habla hispana. Desde allí, tomaremos un vuelo con destino a la isla de Bali, uno de los principales reclamos turísticos de Indonesia.

Situada en el archipiélago de la Sonda y separada de la isla de Java por el estrecho de Bali, Bali cuenta con una población aproximada de 3,2 millones de habitantes y una superficie de 5.561 km2. Dotada de una orografía muy accidentada y con una intensa actividad volcánica, descuella por tener suelos muy fértiles y una notable actividad agrícola, que se refleja en la producción de frutas y verduras, maíz, arroz, caña de azúcar, café, tabaco y algodón.

Sea como fuere, lo cierto es que el turismo se ha consolidado como una de las mayores fuentes de ingresos para los hacendosos balineses.

Noche a bordo.

Resumen del día
Desayunaremos en el hotel, antes de reunirnos en el lobby para salir hacia el aeropuerto en transporte público con un asistente de habla castellana. Una vez allí, tomaremos un vuelo con destino a la isla indonesia de Bali. Noche a bordo.

Bali

Tras tomar tierra en el aeropuerto internacional Ngurah Raide —situado muy cerca de la capital ide la isla, Denpasar—, nos trasladaremos a un hotel de la categoría que hayas elegido. Concluido el check-in, tendrás el resto de los días a tu entera disposición para empezar a conocer esta tierra mágica.

Uno de los lugares que no puedes perderte es Batabulan, una población próxima a la capital insular. A pesar de que está a punto de convertirse en un barrio más de Denpasar, Batubulan continúa siendo una aldea en la que todavía perviven algunos oficios tradicionales, como la escultura de la piedra. Sin ir más lejos, paseando por sus calles, podrás ver no pocos artesanos esculpiendo figuras de temática religiosa o mitológica, e incluso, temas más actuales.

Uno de los materiales que emplean en su trabajo es la toba volcánica gris (paras), que se saca del lecho de los ríos. Al ser una materia prima muy maleable, se utiliza tanto en el ámbito de la escultura como en el de la construcción de edificios.

¿Te gustaría ver un edificio hecho con paras? Si es así, puedes dedicar un tiempo a conocer al Pura Puseh, ubicado en la carretera principal de Batabulan. El acceso es libre, pero se aconseja dejar un pequeño donativo.

Y si te gustan los animales, te recomendamos visitar el Elephant Safari Park Lodge, que abre sus en las proximidades de la ciudad de Ubud.

Alojamiento.

Resumen del día
Llegada, traslado al hotel y jornada libre para empezar a descubrir Bali.

Bali

Un día más, tendrás el día libre para que continúes sacando partido a tu paso por Bali.

Una magnífica opción consiste en reservar con antelación una escapada de un día a Yogyakarta, la capital cultural de Indonesia, situada en la isla de Java. Te aconsejamos que plantees esta oportunidad a tu guía lo antes posible, ya que de este modo podrás hacer tu reserva con tiempo.

Si eliges esta opción, vendrán a recogerte a tu hotel a primera hora y te conducirán hasta el aeropuerto de Denpasar, desde tomarás un vuelo en clase turista hasta Yogyakarta. Además, esta salida incluye el almuerzo en un restaurante y la visita a algunos de los templos locales más bellos.

El itinerario incluye el Palacio de Sultán, el mercado de las aves y las zonas de artesanos de Kota Gede. Seguidamente, te llevarán al templo de Borobudur, el mayor santuario budista del mundo, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1991. Asimismo, podrás admirar los templos de Pawon y Mendut y, por supuesto, los de Prambanan, en los que se hallan las esculturas de las tres principales deidades hindúes, Brahma, Shiva y Visnú. Este recinto también forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1991.

Concluido el recorrido, traslado al aeropuerto y regreso en avión, en clase turista, hacia Bali. Llegada y traslado al hotel.

Alojamiento.

Resumen del día
Jornada libre para que sigas explorando alguno de los lugares más emblemáticos de Bali. Alojameinto.

Bali

En esta penúltima jornada, podrás recorrer Bali a tu ritmo. Una buena opción es dirigirte a Kintamani, desde donde podrás contemplar el sobrecogedor volcán Batur (1.717 m) y su hermoso lago interior.

Del mismo modo, puedes hacer una inolvidable excursión a la isla de Lembongan, en cuyas playas podrás relajarte y bucear. Si te apetece apuntarte a esta actividad, habla con tu representante cuanto antes, con el fin de reservar la salida con anticipación.

Asimismo, te animamos a visitar la localidad de Batuan, donde contemplarás magníficos ejemplos de arquitectura popular, así como el bonito templo de Batuan o Pura Puseh, del siglo XI. En su patio central, está el Padmasana, un edificio de culto, mientras que, en patio posterior, verás el Wantilan Purbakala, que se utiliza como almacén de esculturas antiguas.

Si te gusta la artesanía, acércate a Mas, conocidas por sus hermosas tallas de madera, o Celuk, en los que encontrarás numerosos talleres de joyería.

Y por la noche, disfruta de una suculente mariscada en la playa de Jimbaran, donde saborearás lo mejor de la cocina marinera, mientras vives la sensación de cenar con los pies descalzos sobre la arena (echa un vistazo al apartado “Experiencias recomendadas” para conocer todos los detalles).

Alojamiento.

Resumen del día
Jornada libre para disfrutar de algunos de los lugares más impactantes de Bali.

Bali-España

Tras casi dos semanas recorriendo Japón y una de las islas más bellas del archipiélago indonesio, Bali, llega el momento de volver a casa. Desayunaremos en el hotel y, a la hora establecida, nos trasladaremos al aeropuerto de Denpasar, donde efectuaremos los trámites de facturación y embarque antes de subir al avión. Durante el vuelo, podrás descansar y rememorar todo lo que ha dado de sí este viaje.

Con la llegada a tu ciudad de origen, ponemos punto y final a nuestros servicios. Esperamos que esta experiencia haya sido muy especial para ti y que, en adelante, se te escape una sonrisa cuando evoques tu paso por Japón y Bali (y por supuesto, que tengas ganas de regresar). Da por hecho que nosotros estaremos encantados de acompañarte en el futuro.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros de Internet y en las redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas. 

Resumen del día
A la hora fijada, traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a España. Llegada y fin a la ciudad de origen y fin de nuestros servicios.

Hoteles

Elige categoría:
Hoteles previstos (o similares) en Kyoto
Hoteles previstos (o similares) en Tokio
Hoteles previstos (o similares) en Hakone
Hoteles previstos (o similares) en Osaka
Hoteles previstos (o similares) en Kyoto
Hoteles previstos (o similares) en Tokio
Hoteles previstos (o similares) en Hakone
Hoteles previstos (o similares) en Osaka
Hoteles previstos (o similares) en Kyoto
Hoteles previstos (o similares) en Tokio
Hoteles previstos (o similares) en Hakone
Hoteles previstos (o similares) en Osaka

Guía de
Japón

Sus habitantes mueven la cabeza como si dijeran que sí, pero en realidad están negando algo; las huelgas en las fábricas consisten en jornadas de trabajo maratonianas, cuyo objetivo es crear problemas en los almacenes y en la cadena de distribución; los taxis libres llevan una luz roja… Aunque estas circunstancias parecen sacadas del mundo al revés, lo cierto es que hacen referencia a la tercera economía mundial y a uno de los países que han adoptado con más éxito las formas de vida occidentales: Japón.

Situado en Asia oriental, este territorio reúne un total de 6.852 islas, aunque cuatro de ellas ocupan el 98% de su superficie: éstas son, de norte a sur, Hokkaido, Honshu —la mayor y más densamente poblada, y en la que se halla la capital nacional, Tokyo—, Shikoku y Kyushu. Cada una de ellas está formada por una zona montañosa interior de origen volcánico —las montañas representan el 80% del suelo nipón— y rodeadas de angostas llanuras que se amplían a medida que se acercan al litoral. El techo del país se halla en Honshu, donde se eleva el majestuoso y emblemático Fujiyama, de

3.776 m de altitud.

De raíces milenarias, la historia de este país empieza a forjarse con la llegada, a partir del año 2500 a.C., de sucesivas oleadas de pueblos mongoles, que se establecieron en Hokkaido y Kyushu. La situación social del archipiélago no experimentaría grandes cambios hasta que, en el siglo V de nuestra era, la aparición del clan Yamato, que decía descender de la diosa Amaterasu, impuso su hegemonía imperial y adoptó la escritura china en el año 405. La irrupción del budismo en el ecuador del siglo VI daría paso a la aparición de diversas sectas y a enfrentamientos de los defensores de religión autóctona, el sintoísmo, con los partidarios de abrazar la religión de Buda.

Tras sucederse en el poder diversas dinastías imperiales, los shogunes —gobernantes de facto— controlaron el país desde los albores del siglo XVII hasta la caída del régimen feudal o bakufu en 1868, episodio que dio el pistoletazo de salida de la era Meiji o de la restauración imperial.

Sumida en una vorágine de modernización y de importantes victorias militares entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Japón acometió ambiciosos planes de expansión por el Pacífico, que le llevaron a participar en la Segunda Guerra Mundial, en la que caerían derrotados. Tras ser ocupados por las tropas estadounidenses, los japoneses emprendieron su particular milagro económico, que consagraría a su patrio como uno de los países más punteros del mundo en tecnología y a nivel financiero.

Sin embargo, este sorprendente logro no se les ha subido a la cabeza a los 127 millones de japoneses, un pueblo que sigue caracterizándose por su comedimiento y su espiritualidad (el 86% practica el budismo o el sintoísmo).

Si a todo esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más admiradas del mundo y un imaginario heterogéneo que aúna los ecos de geishas y samuráis y la estética del manga, no queda otro remedio que rendirse al innegable magnetismo único del país del Sol Naciente.

¿A qué esperas para descubrirlo por ti mismo/a?

Cerámica japonesa
¿Sabías que...

…la cerámica japonesa raku, cada vez más popular en los países occidentales, responde en realidad a fines rituales y encierra un significado religioso?

De hecho, los boles creados mediante esta técnica, de formas irregulares y asimétricas —fruto de su peculiar proceso de producción—, van mucho más allá de su función práctica, ya que condensan los valores propios de la ceremonia del té, conocida como wabicha o chanoyu. El motivo es claro: para un budista, cualquier objeto de la vida cotidiana es capaz de conducirnos a la iluminación.

A pesar el uso ritual de la cerámica en las ceremonias budistas fue un hábito importado de China, el raku es una invención puramente japonesa. Nacido hacia 1580 en Kyoto de la mano del maestro Sen-no Rikyu, esta primera escuela de artesanos se ocupaba de la elaboración de objetos destinados a la ceremonia del té, especialmente los cuencos o chawan.

Estos recipientes se modelaban artesanalmente y se caracterizaban por sus formas austeras y simples. La asimetría de cada pieza, derivada de su fabricación manual, busca transmitir sensaciones táctiles a través del contacto de los dedos con la rugosa superficie del bol. Esto sirve para preparar los sentidos para la meditación. Además, la suavidad de la pasta empleada y su forma, que se adapta perfectamente a la palma de la mano, son dos de las razones por las que la cerámica raku ha gozado siempre de una gran aceptación.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para viajar a Japón, sólo necesitas presentar un pasaporte en regla. Si tu estancia es inferior a 90 días y no es por motivos laborales, no necesitarás tramitar ningún visado.

A tu llegada al país, te tomarán una fotografía y las huellas dactilares en el aeropuerto, como ocurre en otros países como Estados Unidos. No obstante, los menores de 16 años, los miembros del cuerpo diplomático o residentes con una acreditación oficial y las personas que visiten Japón invitados por el responsable principal de una institución oficial estarán exentas de realizar dicho trámite.

En caso de pérdida o robo del pasaporte, debes ponerte en contacto con la embajada española en Tokyo, situada en 1-3-29 Roppongi, Minato-ku, Tokyo 106-0032.

Vacunas y salud

No se exige ninguna vacuna para entrar en Japón.

En cuanto a las condiciones sanitarias, éstas son similares a las que hay en Europa, aunque en ocasiones se producen casos de intoxicación por la ingesta de alimentos crudos, especialmente en verano. Por eso, para estancias cortas, es recomendable contratar un seguro de viaje, ya que la atención médica en Japón es excelente, aunque bastante cara.

Por otro lado, las autoridades niponas han adoptado medidas para impedir el acceso al mercado de alimentos que puedan contener niveles de radiación por encima de los permitidos (puedes consultar sus mediciones en la página web del Ministerio de Educación, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón: http://www.mext.go.jp/english/). Sin embargo, recientemente se han detectado partidas de carne de vacuno contaminadas por forraje de las zonas afectadas. A pesar de que se han retirado del mercado inmediatamente, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de nuestro país aconseja no consumir ese tipo de carne por el momento.

Ropa y material recomendados

Dado que el clima que encontrarás en Japón variará notablemente en función de la zona que visites, debes tener muy presente las regiones que vas a recorrer a la hora de hacer la maleta. Si te diriges al centro de la isla de Honshu o al sur del país, te recomendamos que cojas de tu armario ropa ligera (camisetas de manga corta y shorts) y, en el caso de que tu estancia coincida con el invierno, prendas de abrigo. En cambio, si tienes intención de desplazarte al norte de Honshu o a la isla de Hokkaido, deberás optar por ropa gruesa, incluso si tus vacaciones son en verano.

Asimismo, aunque tu destino sean las áreas más meridionales del archipiélago, como Okinawa, no dejes de llevar contigo una chaqueta fina o un suéter si tu viaje tiene lugar entre marzo y mayo o entre septiembre y noviembre, ya que por las noches puede refrescar.

Por otro lado, también es recomendable tener a mano un impermeable o un paraguas plegable, sobre todo si vas a realizar tu visita entre mayo y octubre, la época más lluviosa del año.

Por otro lado, como en cualquier otro desplazamiento de larga distancia, no está de más incluir en tu equipaje un botiquín de primeros auxilios, o al menos, los medicamentos sin receta más habituales: antipiréticos, analgésicos, pastillas contra el mareo, etc., ya que adquirirlos en Japón puede resultar costoso y, para un extranjero, problemático.

Diferencia horaria

La hora oficial en Japón a lo largo de todo el año es GMT+9. Por lo tanto, son ocho horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y siete horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial de Japón es el yen (¥). Aproximadamente, un euro equivale a 144,35 yenes. En la actualidad, existen billetes en circulación de 1.000, 2.000 (aunque difíciles de ver), 5.000 y 10.000 yenes, y monedas de 1, 5, 10, 50, 100 y 500 yenes. Las monedas de 1 yen son de aluminio, mientras que las de 5 y 50 yenes tienen un agujero en el medio.

Por otro lado, las tarjetas de crédito más habituales se pueden utilizar como forma de pago en la mayoría de establecimientos del país. Además, su uso es muy común en las grandes ciudades, como Tokyo, Kyoto u Osaka. No obstante, ten en cuenta que la mayoría de los cajeros automáticos no aceptan tarjetas de crédito extranjeras. Para saber dónde puedes obtener efectivo, busca los logos de Cirrus y Plus en las entidades financieras y pide asesoramiento a tu banco antes de realizar tu viaje.

En cualquier caso, dado que la tasa de criminalidad en Japón es muy baja, llevar encima dinero en metálico es mucho menos arriesgado que en Europa o América.

Finalmente, por lo que respecta a los cheques de viaje, éstos pueden canjearse en las entidades bancarias autorizadas, en las oficinas de correos y en los grandes hoteles y centros comerciales.

Idioma

El japonés es el idioma oficial y, en general, la única lengua hablada en Japón. En algunas ciudades como Kyoto y Osaka se utiliza una variante del mismo, aunque el estándar japonés (el que se emplea en la capital, Tokyo) se ha popularizado en todo el país gracias a la televisión, la radio y el cine.

A pesar de que, fuera de los hoteles, son muy pocos los japoneses que dominan el inglés o alguna otra lengua extranjera, la población suele mostrar una gran disposición para ayudar y orientar a los turistas, por lo que, con un poco de buena voluntad (y gestualidad), se puede salvar la barrera idiomática. En cualquier caso, te aconsejamos que lleves contigo unas tarjetas con las preguntas más frecuentes.

Electricidad

En Japón, la corriente eléctrica es de 100 voltios, una tensión que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Asimismo, en Tokyo y en el este del país la frecuencia es de 50 Hz, mientras que en las ciudades situadas en la parte occidental (como Kyoto u Osaka) es a 60 Hz. Por lo que respecta a los enchufes japoneses, éstos son planos y con dos clavijas, como en Norteamérica. Por eso deberás llevar contigo un adaptador, o bien adquirir uno en cualquiera de las muchas tiendas de electrónica que hay en el país.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa para salir de Japón.

Compras

Sin duda, los artículos más típicos son los gadgets: teléfonos móviles de última generación, tabletas, ordenadores portátiles, cámaras fotográficas, reproductores de MP3 o MP4, etc. A su vez, también son muy populares los productos de artesanía lacados y esmaltados, así como las perlas. También puedes llevarte a casa uno de los tradicionales kimonos de seda a medida con su correspondiente obi, a pesar de que no resultan precisamente económicos. Igualmente, merece la pena hacerse con una ningyo, las hermosas muñecas japonesas tradicionales, o con una máscara teatral. Si pasas por Hakone, no dejes de adquirir las yosegi-zaiku o cajas mágicas, elaboradas siguiendo una técnica de marquetería única. Y si lo tuyo son los samuráis, puedes comprar una katana, aunque debes tener en cuenta que no te permitirán viajar con ella como equipaje de mano. Por descontado, los aficionados al manga tienen a su disposición un amplio abanico de cómics, libros, objetos y muñecos relacionados con este singular universo. No obstante, para los que busquen obras pictóricas más tradicionales, lo mejor es decantarse por los coloridos ukiyo-e, grabados que representan a actores teatrales o geishas.

Aduanas

Se pueden sacar del país sin recargo 500 gramos de tabaco (o 400 cigarros o 100 puros), tres botellas de 760 ml de alcohol, perfume (hasta 60 ml) y regalos y recuerdos por un valor máximo de 200.000 yenes (equivalentes a unos 1.385 euros). Sin embargo, debes de ser mayor de 20 años para poder llevarte a casa estos artículos.

Por otro lado, en Japón se aplica la libre circulación de divisas.

Guía de
Indonesia

Cuando se habla de Indonesia, asegurar que se trata de una tierra única no es un tópico. Y para muestra, un botón: la constelación de islas que conforman su territorio (17.508, para ser exactos) no sólo le han valido el sobrenombre de Collar de Perlas, sino que también convierten esta maravillosa tierra en el mayor Estado insular del planeta.

Situados entre el mar de China Meridional y los océanos Índico y Pacífico, estos archipiélagos de ensueño responden a características muy variadas. Al oeste, se despliegan las grandes islas de Sumatra, Borneo y Java. En el centro, se hallan las Célebes y la parte occidental de las pequeñas islas de la Sonda Oriental y la parte occidental de Nueva Guinea. En su mayoría, estas islas son montañosas y volcánicas y están acariciadas por numerosos mares interiores: el mar de Java, entre Java y Borneo; el mar de Flores, entre las islas Flores y Célebes; el mar de Banda, al sur de las Molucas; el mar de las Molucas, al oeste de las mismas, y el mar de las Célebres, al norte de las islas a las que da nombre.

En su conjunto, Indonesia es una prolongación de las cordilleras indochinas, dispuestas en dos alineaciones arqueadas. De ahí las imponentes elevaciones que jalonan su territorio, como el volcán Gunung Kerinci (3.805 m), situado en Sumatra; el Semerú (3.676 m), de Java, o el Rinjani (3.726 m), en la isla de Lombok. Sin embargo, el techo de Indonesia es el pico del Puntiak Yaya (5.020 m), sito en Nueva Guinea Occidental. Lo accidentado de la geografía del país explica por qué los ríos son más bien cortos (los de mayor caudal y longitud se localizan en Borneo y Sumatra).

Dejando al margen las particularidades geográficas de Indonesia, hay otro rasgo que caracteriza al país: con 242 millones de almas, es el cuarto país más poblado del mundo. A su vez, los 141 millones de personas censadas en Java hacen de ella la isla con un mayor número de habitantes del planeta.

Otra particularidad es que se trata del país con más musulmanes de la Tierra, ya que ésta es la religión del 88% de los indonesios. Este credo convive con las otras cuatro religiones oficiales: el catolicismo, el protestantismo, el budismo y el hinduismo, que es el credo hegemónico en la hermosa isla de Bali.

Con unos orígenes documentados en el siglo V a.C., Indonesia comenzaría a perder relevancia en la escena internacional en el siglo XIV, un siglo después de la llegada del Islam. Aunque en un primer momento su influencia se limitaba al norte de Sumatra, se expandió rápidamente por todo el archipiélago, lo que dio pie a la creación de sultanatos. Ya en el siglo XVI, la aparición de los primeros comerciantes europeos culminaría con la colonización holandesa en 1808, quienes acuñaron el topónimo de Indias Neerlandesas para referirse a la futura Indonesia.

Los primeros movimientos separatistas, que arrancaron en 1911, contribuyeron a alcanzar la independencia del país en 1945, que tuvo a Sukarno como primer presidente. Reemplazado en 1968 por el general Suarto, el país se abrió al capital foráneo con la ayuda de Estados Unidos, siendo escenario de un notable crecimiento interrumpido por la crisis financiera que en 1997 azotó los mercados asiáticos. La última gran fecha destacable fue 1999, año en el que Timor Oriental decidió separarse del país por votación popular.

Hoy, Indonesia es una tierra hospitalaria, provista de todos los servicios para cautivar al turista occidental y poseedora de una geografía, a caballo entre la playa y la montaña que enamora a propios y extraños, y que la convierte en un destino de visita obligada.

Islas de Indonesia
¿Sabías que...

…de las más de 17.000 islas que componen Indonesia, tan sólo 6.000 están habitadas? Además, tan sólo dos de estos territorios insulares, Java y Sumatra, ya concentran 200 millones de habitantes: es decir, allí viven 5 de cada 6 indonesios.

En un intento de corregir esta descompensación demográfica, el gobierno del país llevó a cabo una curiosa iniciativa hace unos 30 años, consistente en premiar con tierras y otros bienes a todas aquellas personas que se animaran a cambiar de residencia y a poblar otras zonas del país.

Otra particularidad tiene que ver con la enorme diversidad étnica de Indonesia, ya que este Estado acoge unos 350 grupos étnicos. Con este dato sobre la mesa, no es de extrañar que haya 700 dialectos oficiales, aunque la lengua oficial sea el indonesio o bahasa, un idioma derivado del malayo.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Si eres español/a, deberás presentar un pasaporte con una validez de seis meses o superior y que tenga, como mínimo, una página en blanco sin sello alguno por cada entrada que se vaya a hacer en Indonesia (ten en cuenta que el visado indonesio ocupa una página entera del pasaporte).

Además, no olvides que las autoridades indonesias deniegan la entrada a quienes posean un pasaporte en mal estado (como por ejemplo, con las tapas despegadas).

Cuando esto ocurre, el/la viajero/a es repatriado de forma inmediata y debe asumir los costes de su salida de Indonesia por vía aérea. Dado que la repatriación es instantánea y sin que la

persona afectada pueda salir del puesto fronterizo, no existe la posibilidad de expedir pasaportes de emergencia, ya que para ello la persona debe acudir físicamente a la Embajada de España en Yakarta.

Si tu estancia no supera los 30 días, no necesitarás visado si entras en Indonesia por los aeropuertos de Yakarta (Soekarno-Hatta), Bali, Medan, Surabaya o Batam, o por cuatro puertos marítimos (en las islas de Batam y Bintan). Sin embargo, la supresión del requisito de visado para españoles es reciente (junio 2015), y por tanto, no pueden descartarse fallos puntuales en su aplicación.

Si deseas estar en el país más de 30 días, tendrás que tramitar un visado, cuyo coste es de 35 dólares estadounidenses. Se puede conseguir en frontera por una validez de 30 días, renovable por el mismo precio y para otros 30 días. Las personas que a la llegada decidan no tramitar el visado, entrando por tanto gratuitamente, no podrán prorrogar su estancia en ningún caso.

Antes de viajar a Indonesia, los titulares de pasaporte diplomático y de servicio españoles deberán tramitar un visado de entrada en la Embajada de Indonesia en Madrid o en la Embajada de Indonesia en el país en el que estén acreditados.

La Embajada indonesia en Madrid (C/ Agastia, 65, 28043 Madrid; teléfono número 91 413 02 94, fax número 91 419 49 50) o sus consulados en Barcelona o Las Palmas de Gran Canaria pueden informar sobre los trámites y condiciones necesarias para la obtención de otras modalidades de visados.

En el caso de que tu viaje sea por negocios, asegúrate de que el visado que te expedirán corresponde a esta categoría y no a la de turista. Si esto ocurre, el error podría ocasionarte problemas con las autoridades locales.

Finalmente, si quieres visitar determinadas zonas de Papúa Occidental, deberás obtener un permiso especial. Para conocer los detalles, puedes dirigirte a la Embajada de Indonesia en España o a sus consulados.

Vacunas y salud

No hay ninguna vacuna obligatoria. De todos modos, las personas procedentes de África o Sudamérica que hayan residido en dichos continentes durante los seis meses anteriores a su entrada en Indonesia deberán acreditar que están vacunados contra la fiebre amarilla.

Como vacunas recomendadas, están la de la hepatitis B y el tifus. Aunque en las principales ciudades del país no existe riesgo de malaria, si viajas a las zonas rurales de Riau, Jambi, Papúa, y Nusa Tenggara Oriental y Occidental, es conveniente utilizar un buen repelente de mosquitos y telas mosquiteras de viaje.

Por otro lado, Indonesia es uno de los países afectados por la gripe aviar, por lo que antes de viajar debes consultar la página web del Ministerio de Sanidad y la de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este virus es endémico en Java, Sumatra, Bali y el sur de Sulawesi, con brotes esporádicos en otras zonas.

En cuanto a la calidad de los servicios médicos y sanitarios en Indonesia no es muy elevada, siendo imprescindible la evacuación a Singapur para los casos más serios. Igualmente, recuerda que no es extraño que los hospitales cobren cantidades muy elevadas a los turistas extranjeros, sobre todo en situaciones en que la atención médica urgente es imprescindible. Se ha detectado este tipo de abusos incluso en zonas muy turísticas como Bali. Por todo ello, te aconsejamos viajar con un seguro médico que cubra los gastos de una posible hospitalización.

En caso de necesidad, ten en cuenta que los mejores hospitales se hayan en la capital, Yakarta, Yoqyakarta y Bali.

Por otro lado, se recomienda no consumir alimentos crudos, frutas no peladas ni bebidas que no hayan sido envasadas de manera industrial.

Ropa y material recomendados

Dado que en Indonesia predomina un clima marcadamente tropical, te aconsejamos llevar indumentaria veraniega en tu maleta, y si es posible, de colores claros y tejidos naturales, como el algodón o el lino: camisas, camisetas, shorts, vestidos… De todos modos, ten en cuenta que la ropa es muy barata en Indonesia, por lo que vale la pena dejar un poco espacio en tu equipaje (¡seguro que te animas a comprarte algo!).

No obstante, no hay que perder de vista que este país también cuenta con zonas selváticas, en las que suele haber jornadas lluviosas. Por eso, vale la pena tener a mano un paraguas y un chubasquero, así como ropa de entretiempo: un jersey fino, una blusa, una sudadera, una camiseta de manga larga, mallas, pantalones largos… Por descontado, tampoco hay que olvidarse del traje de baño ni de la toalla.

En cuando al calzado, te aconsejamos llevar contigo unas bambas, si tienes en mente hacer excursiones a pie; unas chanclas o zapatillas abiertas, para las zonas más calurosas y costeras, y si deseas hacer snorkel, unas zapatillas que te permitan caminar por las rocas.

Por último, también deberías poner en la maleta una gorra, gafas de sol, crema solar, un repelente contra los insectos y telas mosquiteras.

Diferencia horaria

La hora oficial en Indonesia a lo largo de todo el año es GMT+8. Por lo tanto, son siete horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y seis horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial del país es la rupia indonesia (IDR), normalmente abreviada como Rp.

Aproximadamente, 100.000 rupias indonesias equivalen a 7 euros.

Precisamente, éste el valor facial de los billetes de mayor, aunque también los hay de 50.000, 20.000, 10.000, 5.000 y 1.000 rupias. Las monedas, de aluminio, son de 500, 200, 100, 50 y 25 rupias.

El mejor lugar para canjear los euros por la moneda local son los bancos y las casas de cambio, encontrarás sin problemas en Java, Bali y Lombok. No obstante, si tienes en mente viajar a otros lugares asegúrate de cambiar dinero por adelantado. Los dólares americanos son los más fáciles de cambiar, pero no deben ser anteriores a 1999 o estar sucios, viejos o rotos. Los mejores cambios se ofrecen para billetes posteriores al año 2000. El horario de apertura de los bancos es de lunes a viernes, de las 08:00 h a las 12:30 h, y los sábados, de lsa 08:00 h a las 11:00 h.

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas en las ciudades mencionadas, siendo una buena opción para obtener rupias.

Por otro lado, no se aconseja el pago con tarjetas de crédito, ya que el fraude y la clonación son frecuentes. Visa y Mastercard son las más aceptadas, aunque su utilización suelen conllevar un recargo de entre el 2%

y el 5% del importe adquirido.

Idioma

Desde 1945, la lengua oficial de Indonesia es el indonesio o bahasa, pero en las zonas turísticas se habla el inglés. Asimismo, en las grandes ciudades hay personas con nociones de alemán y holandés. En total, este país asiático da cabida a 583 idiomas y dialectos, reflejo de la extraordinaria diversidad étnica que caracteriza a este territorio. Entre las lenguas más habituales, cabe referirse al acehnese, el batak, el sundanés, el javanés, el toraja, el buginés, el eramés y un extenso abanico de lenguas iranienses, con sus correspondientes dialectos.

Electricidad

Por regla general, la corriente eléctrica en Indonesia es de 220 voltios y 50 Hz, que es lo que encontrarás en la mayoría de los hoteles. Sin embargo, la potencia en algunas provincias es de 110 voltios, mientras que los enchufes pueden tener dos patas redondas o tres patas planas. Por eso, te recomendamos llevar contigo un adaptador universal, aunque algunos hoteles los facilitan a sus huéspedes.

Tasas del país

Al salir del país, todos los viajeros deberán abonar una tasa en el aeropuerto. Aunque ésta varía en función del aeropuerto de origen, el importe máximo es de 150.000 rupias indonesias (10,5 euros). 

Compras

Indonesia es el paraíso de las compras, y muy especialmente de los productos de artesanía. Durante tu estancia, encontrarás delicadas tallas de madera, batiks, sarongs confeccionados a mano (los tejidos de Sumba son muy apreciados), joyería de oro y plata, manualidades elaboradas con cuero y zinc, pinturas (sobre todo en Bali), porcelanas, máscaras de Java y Bali, marionetas para el teatro de sombras chinescas, muebles, antigüedades, trabajos de ratán, cestería y bambú, sin olvidar los abalorios hechos con conchas.

Si te gusta perderte en los grandes almacenes, Yakarta es la ciudad ideal. A su vez, en Sumba encontrarás una gran cantidad de pequeñas tiendas de artesanía. En cuanto a los mercadillos, Pasar Baru y Jalan Surabaya dan cabida a dos de los mejores de Indonesia.

Aduanas

Los visitantes que entren en el país pueden llevar consigo un máximo de un litro de bebidas alcohólicas; 200 cigarrillos (o 50 cigarros o 100 g de tabaco, excepto en el caso de los/as viajeros/as con pasaporte diplomático), una cantidad razonable de perfume para uso personal y bienes para uso personal con un valor máximo de 250 dólares por persona o 1.000 dólares por familia. Por otro lado, si viajas con un equipo fotográfico o un ordenador portátil, tendrás que declararlos

al entrar en Indonesia.

Entre los materiales prohibidos, destacan los narcóticos, las armas de fuego y la munición, televisores, radios, grabadoras, pornografía, fruta fresca, material impreso en chino y medicinas chinas. Todas las películas, videocasetes y DVD deberán ser depositados para ser inspeccionados por la Oficina de Censura.

Por otro lado, no se permite la importación o exportación de moneda indonesia por encima de las 50.000 rupias indonesias.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2023. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente