Descubre Japón como más te gusta

Te presentamos un viaje para descubrir la magia, el misterio y los matices del país del Sol Naciente, con toda la libertad a la hora de organizar tu tiempo. Distribuye tu viaje como prefieras, en función de lo que te gusta y lo que te mueve. Nosotros te proporcionamos los vuelos de llegada y salida, el traslado de entrada, una visita en Tokio y Kioto para que te familiarices con el entorno, el alojamiento y los desayunos.

El resto lo decides tú. Para ello, ponemos en tus manos un recorrido que te llevará por Tokio, Kanazawa, Kioto y Osaka.

Estás a un paso de descubrir todo el esplendor de una cultura milenaria, la tradición y la modernidad de un país que te sorprenderá.

¿Hacemos las maletas?

Descubre el programa del viaje

Día 1: Ciudad de origen-Tokio

Vuelo a Tokio, la capital japonesa. Noche a bordo.

Día 2: Tokio

Llegada al aeropuerto de Narita o Haneda. Al aterrizar, efectuaremos los trámites de inmigración y nos dará la bienvenida un representante de nuestra organización, de habla castellana. Tras hacernos entrega de una tarjeta de transporte público urbano, válida en el metro de Tokio, Kioto y alrededores, nos acompañará a la oficina de JR y nos ayudará a activar el Japan Rail Pass (no incluido en el precio del viaje). Seguidamente, traslado al hotel en Tokio con asistente. Llegada al hotel y resto del día libre para actividades personales. La habitación estará disponible a partir de las 15:00 h. Alojamiento.

Día 3: Tokio

Desayuno y visita de media jornada por los lugares más representativos de Tokio, en transporte público y con un guía en castellano. Durante la visita conoceremos el santuario sintoísta de Meiji, el templo de Asakusa Kannon, Nakamise y el barrio de Shibuya, donde finalizaremos el recorrido. Resto del día libre y regreso por nuestra cuenta al hotel.

Día 4: Tokio

Desayuno. Día libre para seguir conociendo la capital japonesa, durante el que recomendamos visitar Ginza, la zona donde están todas las tiendas de lujo, Shinjuku, Odaiba o Harajuku.

Día 5: Tokio - Kanazawa

Desayuno y traslado por cuenta propia a la estación de Tokio o Shinagawa, donde tomaremos el tren a Kanazawa. Será el primer trayecto en el que haremos uso del Japan Rail Pass. Llegada a Kanazawa y traslado por cuenta propia al hotel.

Día 6: Kanazawa

Después de desayunar tendremos el día libre para conocer Kanazawa y sus alrededores. Recomendamos visitar Shirakawago, un precioso pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad. Alojamiento en Kanazawa.

Día 7: Kanazawa - Kioto

Desayuno y traslado por cuenta propia a la estación de Kanazawa para tomar un tren a Kioto, utilizando nuestro Japan Rail Pass. Al llegar a la antigua capital imperial tendremos el resto del día libre para empezar a explorarla por nuestra cuenta. Desde Kioto se pueden realizar también diferentes excursiones utilizando el Japan Rail Pass. Alojamiento en Kioto.

Día 8: Kioto

Desayuno. Jornada dedicada a visitar Kioto en transporte público, utilizando para ello el Japan Rail Pass y acompañados de un guía en castellano. Durante el recorrido visitaremos el santuario de Fushimi Inari, conocido por sus caminos de toriis bermellones, y el bosque de bambú de Arashiyama. El resto del día tendremos tiempo libre y volveremos al hotel por nuestra cuenta. Alojamiento en Kioto.

Día 9: Kioto

Desayuno y día libre para seguir descubriendo y enamorándonos de esta ciudad. Recomendamos visitar el templo de Kinkakuji, también conocido como el “Pabellón Dorado”, y el Castillo de Nijo.

Día 10: Kioto - Osaka

Tras desayunar, traslado por nuestra cuenta a la estación de Kioto para poner rumbo a Osaka usando el Japan Rail Pass. Al llegar nos trasladaremos por cuenta propia hasta el hotel y dispondremos del resto del día libre. Recomendamos visitar el Castillo de Osaka o el animado barrio de Dotombori.

Día 11: Osaka - Tokio

Después de desayunar nos trasladaremos a Tokio, usando el Japan Rail Pass y utilizando la línea Tokaido Shinkansen, en un trayecto de unas 3 horas en tren. Al llegar, traslado por cuenta propia al hotel de Tokio y resto del día libre. Podemos aprovechar el día para visitar lugares como la Plaza del Palacio Imperial o la Torre de Tokio.

Día 12: Tokio - Ciudad de origen

Desayuno en el hotel y, a la hora acordada, traslado por tu cuenta al aeropuerto para volar de regreso a España. Llegada a la ciudad de origen y fin de nuestros servicios.

ACUDIR A UNA SUBASTA DE SUSHI EN EL MERCADO DE TSUKIJI DE TOKIO

Una experiencia única para los amantes de la gastronomía japonesa

Si eres fan de la cocina nipona, no puedes dejar de conocer la meca de uno de sus ingredientes más valorados. Se trata, como no podía ser de otro modo, del mercado de pescado de Tsukiji, en el que se negocia diariamente la compra-venta de casi 3.000 toneladas de este preciado alimento. Esta cifra convierte a este recinto en el mayor mercado mayorista de pescado del planeta.

La subasta propiamente dicha tiene lugar de las 05:30 h a las 10:00 h, siendo el momento de mayor ajetreo la franja que va de las 05:30 h a las 06:15 h, aproxiamadamente. Durante este lapso, alrededor de 15.000 restauradores y vendedores de comida adquieren 450 tipos de productos del mar en 1.700 puestos de pequeñas dimensiones. Por lo general, los turistas —en su mayoría extranjeros, ya que este lugar no suele ser frecuentado por los propios tokiotas— asisten al espectáculo desde una zona especialmente acondicionada para ello.

Fuera del recinto, abre sus puertas el llamado mercado Exterior, donde también es posible adquirir pescado, algas deshidratadas y otros productos de procedencia marina. Además, en una de las calles adyacentes encontrarás paradas en las que venden sushi de gran calidad a muy buen precio, tempura y curry. Y por supuesto, un buen número de restaurantes y puestos de comida al aire libre en los que podrás desayunar tras haber asistido a la subasta.

¿Sabías que...

…el mercado de Tsukiji está especializado en la venta de maguro (atún) congelado, originario de lugares tan remotos como Nueva Zelanda o el Atlántico Norte?

En cualquier caso, no hay que perder de vista la difícil situación que atraviesa el atún rojo en el Pacífico: a pesar de los esfuerzos de las autoridades por mantener estable el número de ejemplares, la cifra ha ido disminuyendo progresivamente. De ahí que muchos gobiernos estén presionando a Japón para que intensifique los controles sobre la industria pesquera.

Actualmente, en el país del Sol Naciente se consume cerca del 30% de los 1,7 millones de toneladas de atún que se pescan anualmente en todo el mundo. Asimismo, allí es donde se come el 80% de este producto crudo, servido como sashimi y aprovechando siempre las mejores piezas capturadas. Su calidad es tal que los proveedores suelen exigir precios muy altos.

CONTEMPLAR UN COMBATE DE SUMO EN EL RYOGOKU KOKUGIKAN DE TOKIO

Sé testigo de uno de los deportes más ancestrales de Japón

¿Qué te parecería ver a los corpulentos y legendarios luchadores de sumo enfrentándose sobre el tatami? Si te apetece disfrutar de este espectáculo, no dejes de acercarte hasta el Ryogoku Kokugikan (o Estadio Nacional de Sumo) de Tokio, que abre sus puertas en un edificio inaugurado en 1985 y con capacidad para unos 10.000 espectadores.

Los combates más multitudinarios tienen lugar en domingo y cada luchador se bate una vez al día. Las luchas dan comienzo sobre las 14:30 h con los contrincantes peor clasificados y siguen en orden ascendente. Así, los mejores participantes se miden entre ellos entre las 17:00 h y las 18:00 h. Este duelo final enfrenta a los primeros clasificados, los yokozunas o grandes campeones, que son figuras muy respetadas en todo el país. Por eso, el número de espectadores va in crescendo a medida que avanza la tarde.

Por otro lado, si no eres amante de los grandes acontecimientos, también puedes optar por asistir a los combates que tienen lugar entre semana durante los primeros días del torneo, reservando tu entrada en tu hotel, en agencias de viaje o incluso, en las taquillas del estadio a partir de las 08:00 h del mismo día de la competición. Eso sí: únicamente se ponen a la venta unas 300 entradas económicas, que no se pueden comprar por Internet.

El recinto también da cabida al Museo del Sumo, en el que se exhiben los retratos de los yokozunas de los últimos dos siglos.

Del mismo modo, otra opción no menos interesante es visitar una escuela de sumo o beya. La mayoría están abiertas al público, aunque está terminantemente prohibido comer, hacer ruido o sacar fotos. Por lo general, los entrenamientos se llevan a cabo de las 04:00 h a las 10:00 h.

¿Sabías que...

…los adolescentes que ingresan en una escuela de sumo pueden pasar años sin regresar a sus casas o volver a ver a sus familias?

Asimismo, en el momento de entrar en la beya, los novatos deben de estar dispuestos a convertirse en los sirvientes de los luchadores adultos, hasta el punto de cocinar para ellos o de encargarse de la limpieza de la escuela. Además, se ven obligados a madrugar más que sus compañeros de más edad: mientras que estos últimos inician su entrenamiento a las 06:00 h, los más jóvenes tienen que estar en el tatami a las 04:00 h.

En cualquier caso, tanto los recién llegados como los más veteranos realizan una única comida diaria al mediodía, aunque ésta sea de lo más copioso. Se trata del llamado chanko-nabe, un estofado de vacuno, pescado, repollo, vegetales, tofu y fideos originario del siglo XIX y con un aporte calórico que puede superar las 10.000 kilocalorías. El famoso luchador Takamisugi, de 285 kg de peso, se hizo muy popular por haber ingerido 65 tazones de este estofado en una misma comida.

Una vez más, el chanko-nabe vuelve a ser motivo de discriminación, ya que los aprendices tienen que conformarse con lo que dejan los adultos. Tras la comida, unos y otros vuelven a los entrenamientos.

BAÑARSE EN UN ONSEN DE LA MONTAÑA SAGRADA DE KURAMA, CERCA DE KIOTO

Sumérgete en un torrente de naturaleza y espiritualidad

Debido a la gran cantidad de volcanes existentes en Japón, la geografía nipona es generosa en onsen, piscinas naturales de agua termal al aire libre que se han consolidado como uno de los mayores reclamos turísticos del país. Además, se han convertido en una válvula de escape para una población constantemente sometida al estrés, pero también en un lugar en el que se diluyen las diferencias sociales, ya que son frecuentados por hombres y mujeres de todas las edades y de cualquier condición. Incluso, hasta hace algunos años, era habitual encontrar a gente de ambos sexos bañándose juntos y desnudos, aunque hoy disponen de zonas separadas.

Por todo ello, ¿qué mejor manera de aprovechar tu estancia en Kioto que escapándote hasta el cercano monte Kurama, situado a tan sólo 12 km del norte de la ciudad? Allí encontrarás magníficos onsen asentados en un paraje natural de gran belleza, salpicado de cipreses y con unas vistas de ensueño. ¡Prepárate para decirle adiós al estrés!

Asimismo, podrás aprovechar tu visita a esta montaña sagrada para conocer el templo de Kurama. Este santuario fue fundado en el año 770 de nuestra era por el monje Gantei, para que protegiera la recién creada ciudad de Heian Kyoo (es decir, la actual Kioto). Actualmente, el lugar pertenece a la secta budista de Kurama Kyoo. Entre los principales atractivos de este grupo de edificios, conviene referirse a la Niomon o puerta de los Guardianes, situada a la entrada del complejo.

Y si tu estancia en Kioto se produce en la segunda quincena de octubre, no dejes de acercarte al monte Kurama para presenciar el festival del Fuego o Hi Matsuri, uno de los grandes acontecimientos anuales de la ciudad. Durante esta festividad, verás cómo los alrededores del templo se llenan de antorchas de más de 3 m de altura y 80 kg de peso.

¿Sabías que...

…Japón cuenta con más de 3.000 onsen?

Además de haber dado pie a una tradición milenaria, basada en el vínculo entre el ser humano y la naturaleza, los japoneses atribuyen a estos baños termales un origen divino. De hecho, según la tradición, los primeros en utilizarlos habrían sido dioses Oonamuchi y Sukuna-hikona, quienes, compadeciéndose de lo poco que viven las personas, crearon la medicina y los baños termales.

Con el paso de los siglos, el uso de estas piscinas naturales de agua caliente llegó a especializarse. Por ejemplo, fueron muy socorridas para mejorar la salud de los soldados heridos, práctica que se extendió hasta la Segunda Guerra Mundial.

Como curiosidad, cabe destacar que algunos onsen no admiten a clientes con tatuajes, ya que éste es uno de los distintivos de los miembros de la Yakuza, la mafia japonesa. En cualquier caso, esta norma carece de sentido en el caso de los turistas occidentales.

PRESENCIAR UN ESPECTÁCULO DE GEISHAS EN KIOTO

Conoce el secreto mejor guardado del Japón feudal

¿Has leído el best seller de Arthur Golden Memorias de una geisha? ¿Te emocionaste con la película inspirada en el libro, galardonada con tres Oscar y un Globo de Oro? Independientemente de cuál sea tu respuesta, en tu paso por Kioto no puede faltar una visitar al legendario distrito de Gion o al barrio de Pontocho donde las geishas, refinadas artistas expertas en música y baile, siguen maravillando a propios y extraños con su elegancia y delicadeza.

Aunque Kioto cuenta con cuatro zonas de geishas —Gion-Kobu, Miyagawa-cho, Kamishichi-ken y Pontocho—, te aconsejamos optar por esta última. En este mítico emplazamiento, que empieza a verse salpicado por las luces de neón y el hormigón, aún conserva un buen número de ochaya, casas de té de madera en la que las geishas asombran a los entusiasmados espectadores.

Las verdaderas geishas de Kioto reciben el nombre de geiko, término que podría traducirse como ‘hija de las artes’, y ostentan con orgullo una profesión que se remonta al siglo XVII. De todos modos, existe otro tipo de geishas, las maiko o aprendizas. Normalmente, estas chicas lucen un tocado de pelo especial y una llamativa vestimenta que incluye un obi colgante, zuecos koppori altos y un kimono interior con el cuello bordado. Cuando se conviertan en geiko, el cuello pasará a ser de color blanco, tradición conocida como eri-kae o ‘cambio de cuello’.

En cualquiera de las cuatro áreas que hemos apuntado anteriormente se organizan espectáculos públicos de geishas en primavera y en otoño. Fuera de esta época del año, no obstante, puedes contemplar a estas jóvenes sobre el escenario en ochaya, ryotei (restaurantes) y ryokan (hostales de lujo).

¿Sabías que...

…en contra de lo que muchos creen, las geishas no son prostitutas?

De hecho, esta palabra deriva de la combinación de vocablos kanji: gei (‘arte’) y sha (‘persona’), por lo que la traducción más correcta en castellano sería ‘artista’.

Sin ir más lejos, la labor de las geishas consiste en entretener a sus clientes a través del arte, la danza y la conversación, disciplinas para la que se requieren muchos años de duro aprendizaje. Aunque es cierto que hay chicas que pueden llegar a algo más, esto no es lo más habitual. Generalmente, las jóvenes que ofrecen servicios sexuales reciben el nombre de geishas onsen.

Eso sí: al igual que ocurre en la vecina China, algunas de estas jóvenes buscan a un danna o amante con una situación social acomodada que les costee una vivienda y las mantenga.

ASISTIR A UNA FUNCIÓN DE MARIONETAS EN EL TEATRO NACIONAL DE BUNRAKU DE OSAKA

Acércate a un género dramático único en el mundo

¿Te apetece presenciar un espectáculo realmente diferente? En ese caso, te invitamos a sacarle el máximo partido a tu estancia en Osaka asistiendo a un espectáculo de marionetas en el emblemático Teatro Nacional de Bunraku (Kokuritsu Bunraku Gekijo), situado en 1-12-20 Nippon-bashi Chuoku.

El recinto, inaugurado en 1984, es depositario de una tradición propia de la región de Kansai y destaca por los coloridos carteles que cuelgan del exterior. En ellos se anuncian sus singulares funciones de títeres, que tienen lugar en los meses de enero, abril, junio, julio, agosto y noviembre y que cuentan con programas de 20 días de duración. Además, también se organizan espectáculos de teatro kabuki, buyo (danza tradicional), hogaku (música tradicional) y otras disciplinas escénicas.

Una vez dentro, todo son ventajas: la acústica es inmejorable y, además, el teatro ofrece auriculares que te permitirán escuchar los diálogos en inglés en algunas representaciones. ¿Estás preparado/a para dejarte llevar por la magia de este entrañable e inolvidable show?

¿Sabías que...

...el teatro de marionetas en Japón está documentado desde el siglo XI?

En cualquier caso, lo cierto es que su consolidación definitiva no se produjo hasta la época Edo (1603-1868).

Durante gran parte del siglo XVII, el bunraku se basaba en textos ya existentes que cantaban las tragedias épicas clásicas. Todo cambió con la irrupción de Takemoto Gidayu (1651-1714), quien popularizaría la obra del dramaturgo de bunraku más famoso de todos los tiempos: Chikamatsu Monzaemon (1753-1724). Este autor confirió al teatro de marionetas una nueva técnica poética, narrativa y musical, al tiempo que dio pie a nuevas historias basadas en crónicas y acontecimientos históricos.

Además, contribuyó a que brillaran con luz propia los relatos que giraban en torno a amores imposibles (por ejemplo, de mercaderes con cortesanas), prohibidos por los estrictos códigos éticos de la época. Precisamente, éste el eje argumental de la obra cumbre de Chikamatsu: Los amantes suicidas de Sonezaki (Sonezaki Shinju), de 1703. Asimismo, esta obra, pasó a la historia del teatro nipón por ser la primera en el que el maestro titiritero —en este caso, Tatsumatsu Hachirobei (?-1734)— se mostró a su público sin la tradicional capucha negra que mantenía a los artistas en el anonimato.

Hacia 1740, se introdujeron mejoras en las técnicas de expresión y movimiento de los títeres, que hasta el momento eran poco más que una cabeza pegada a un vestido y fabricada por el propio titiritero. A partir de entonces, los títeres, de 1 m de altura, comenzaron a dotarse de mecanismos que enriquecían sus movimientos.

Una evolución similar fue la que experimentaron los personajes, que empezaron a clasificarse en las siguientes categorías: los danshichi o personajes de carácter fuerte; la fukeokama o madrastra; los kenbishi u oficiales; los komei u hombres; los wakaotoko o adolescentes, y finalmente, las okusan, que eran hermanas, esposas o mujeres de edad avanzada.

Ciudad de origen - Tokio

Más que un destino de vacaciones, Japón es una experiencia: una oportunidad para descubrir y descubrirse a uno mismo. Joya indiscutible de Asia oriental, esta tierra milenaria te cautivará por su impagable combinación de tradición y modernidad. Déjate seducir por el dinamismo de sus ciudades y la espiritualidad de sus templos, y descubre esta tierra de leyenda con total libertad.

Confía en nuestra experiencia y deja que nos ocupemos de todos los detalles. Tú sólo tendrás que estar en el aeropuerto de tu ciudad de origen entre dos y tres horas antes de la salida de tu vuelo a Tokio, la capital de Japón.
Resumen del día
Salida del vuelo con destino a Tokio, la capital japonesa. Noche a bordo.

Tokio

Tras pasar la noche a bordo, tomaremos tierra en el aeropuerto internacional de Narita o Haneda. Terminados los trámites de inmigración y aduana, un representante de habla castellana de nuestra organización nos dará la bienvenida. Asimismo, nos hará entrega de la tarjeta IC Pasmo, con un saldo de 1.500 yenes para usar en el metro de Tokio, Kioto y alrededores.

También nos acompañará a la oficina de JR y para ayudarnos a activar el Japan Rail Pass (no incluido en el precio del viaje). Por último, traslado al hotel en Tokio con el asistente. Llegada al hotel y resto del día libre para empezar a tomar el pulso a esta ciudad mágica (la habitación estará disponible a partir de las 15:00 h).

Alojamiento.
Resumen del día
Tras aterrizar en la ciudad de destino y efectuar los trámites aduaneros, un representante de habla castellana de nuestra organización nos recibirá y nos entregará la tarjeta IC Pasmo, válida para moverse por el metro de Tokio, Kioto y alrededores. El asistente nos acompañará a la oficina de JR y nos ayudará a activar el Japan Rail Pass (no incluido en el precio del viaje). Traslado al hotel en Tokio con asistente. Llegada al hotel y resto del día libre para tus actividades personales. La habitación estará disponible a partir de las 15:00h.

Tokio

Esta jornada arranca con el desayuno y la salida para iniciar una visita de medio día por la ciudad de Tokio, utilizando para ello el transporte público y acompañados de un guía en castellano.

Durante el recorrido conoceremos el santuario sintoísta de Meiji (1915-1921), en el barrio de Shibuya, que fue consagrado en 1920 y que está dedicado a los espíritus del emperador Meiji y de su esposa, la emperatriz Shoken.

También veremos el templo de Asakusa Kannon o Senso-ji, el más antiguo de Tokio (su construcción finalizó en el año 645 de nuestra era). Como su nombre indica, este edificio se halla en Asakusa, el distrito de geishas con más historia de la ciudad. Otro de sus reclamos es la arcada comercial de Nakamise, situada junto al pequeño parque de atracciones de Hanayashiki.

Nuestro tour también nos permitirá conocer el emblemático barrio de Shibuya, donde terminaremos la visita. A partir de entonces dispondremos del resto del día libre para seguir explorando la capital japonesa, volviendo al hotel por nuestra cuenta.
Resumen del día
Desayuno y visita de media jornada por los lugares más representativos de Tokio, en transporte público y con un guía en castellano. Durante la visita conoceremos el santuario sintoísta de Meiji, el templo de Asakusa Kannon, Nakamise y el barrio de Shibuya, donde finalizaremos el recorrido. Resto del día libre y regreso por nuestra cuenta al hotel.

Tokio

A lo largo de este día, después de haber desayunado, tendremos toda la jornada libre para seguir conociendo la capital japonesa. Se trata, por ejemplo, de un buen momento para ir de compras por Ginza, la zona donde se encuentran las tiendas más lujosas de la ciudad.

No hay que perderse tampoco los barrios de Shinjuku, Odaiba y Harajuku, cada uno de ellos con sus atractivos particulares. En el barrio de Shinjuku, por su parte, se halla la estación más concurrida del mundo, así como el edificio del Ayuntamiento de Tokio, obra de Tange Kenzo. En la parte oriental de este barrio, abre sus puertas el santuario sintoísta de Hanazono, fundado a mediados del siglo XVII. En su interior, encontrarás varias imágenes del dios Inari, el mismo que podrás contemplar también en Kioto.

El barrio de Odaiba se encuentra alojado en una isla artificial de la bahía de Tokio y cuenta con diversos atractivos turísticos, como una réplica de la Estatua de la Libertad, el centro comercial de DiverCity –y su emblemático Gundam gigante– o la iluminación nocturna del Rainbow Bridge. Harajuku, finalmente, se caracteriza por la presencia de las llamativas tribus urbanas.
Resumen del día
Desayuno. Día libre para seguir conociendo la capital japonesa, durante el que recomendamos visitar Ginza, la zona donde están todas las tiendas de lujo, Shinjuku, Odaiba o Harajuku.

Tokio - Kanazawa

Tras haber tomado el desayuno nos trasladaremos por nuestra cuenta a la estación de Tokio o de Shinagawa, donde tomaremos el tren para dirigirnos a Kanazawa. Será el primer trayecto en el que haremos uso del Japan Rail Pass.

Al llegar a Kanazawa nos trasladaremos por nuestra cuenta al hotel, donde pasaremos la noche.
Resumen del día
Desayuno y traslado por cuenta propia a la estación de Tokio o Shinagawa, donde tomaremos el tren a Kanazawa. Será el primer trayecto en el que haremos uso del Japan Rail Pass. Llegada a Kanazawa y traslado por cuenta propia al hotel.

Kanazawa

Una vez hayamos desayunado, tendremos el día libre para conocer Kanazawa y sus alrededores, realizando aquellas actividades o visitas que más nos apetezcan.

Nuestra recomendación es que no te pierdas la preciosa aldea de Shirakawa-go, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Esta localidad se halla aproximadamente a una hora y media en Nohi Bus desde Kanazawa (el tramo no está cubierto por el Japan Rail Pass).

Como podrás comprobar, la localidad destaca por sus típicas casas de tejado triangular de paja. Sus viviendas fueron construidas en un estilo arquitectónico conocido como gassho-zukuri o “construcción con las palmas de las manos juntas”. Este término se refiere a los edificios levantados con el tejado muy inclinado, para que así pudieran resistir mejor las nevadas.

De hecho, la nieve es un fenómeno bastante común en la zona, ya que Shirakawa-go se enmarca en un entorno de montaña.

Una curiosidad: no muy lejos de allí, esta sierra ha estado ligada históricamente a la destilación del sake, la bebida nacional de Japón.

El alojamiento tendrá lugar en Kanazawa.
Resumen del día
Después de desayunar tendremos el día libre para conocer Kanazawa y sus alrededores. Recomendamos visitar Shirakawago, un precioso pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad. Alojamiento en Kanazawa.

Kanazawa - Kioto

Tras tomar el desayuno nos trasladaremos por nuestra cuenta a la estación de Kanazawa para tomar un tren hacia Kioto, utilizando para ello nuestro Japan Rail Pass. Al llegar a la antigua capital imperial dispondremos del resto del día libre, durante el que podremos empezar a descubrir esta fascinante ciudad por nuestra cuenta.

Desde Kioto, además, utilizando el Japan Rail Pass pueden realizarse diversas excursiones de interés, como la visita de la ciudad de Nara, una de las capitales del Japón medieval. En esta urbe abre sus puertas el Todai-ji, un templo budista presidido por un buda gigante. Junto a él, se despliega el parque de los Ciervos Sagrados, en el que estos animales, considerados por los sintoístas como los mensajeros de los dioses, se mueven con total libertad.

Destaca también la ciudad de Kobe, situada a pocos kilómetros al suroeste de Kioto y famosa en todo el mundo por la calidad de su carne de vacuno; el magnífico castillo de Himeji, originario de 1346 y en uso hasta 1871 –y declarado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO–; y Kurashiki, una ciudad de medio millón de habitantes cuyo casco antiguo te impresionará.

El alojamiento tendrá lugar en Kioto.
Resumen del día
Desayuno y traslado por cuenta propia a la estación de Kanazawa para tomar un tren a Kioto, utilizando nuestro Japan Rail Pass. Al llegar a la antigua capital imperial tendremos el resto del día libre para empezar a explorarla por nuestra cuenta. Desde Kioto se pueden realizar también diferentes excursiones utilizando el Japan Rail Pass. Alojamiento en Kioto.

Kioto

Después de disfrutar del desayuno dedicaremos la jornada a visitar Kioto, algo que haremos en transporte público –usando el Japan Rail Pass– y en compañía de un guía en castellano. Durante el recorrido visitaremos el santuario de Fushimi Inari, originario del año 711. Su rasgo más característico es su larguísimo pasillo formado por pórticos o toriis rojos. Cada uno de ellos es una ofrenda a Inari, el dios principal del templo, realizada por algún hombre de negocios para obtener el favor divino en el ámbito profesional.

También tendremos ocasión de adentrarnos en el fascinante bosque de bambú de Arashiyama, un lugar perfecto para pasear entre antiguos templos. El resto del día dispondremos de tiempo libre para seguir disfrutando de la ciudad a nuestro aire, teniendo en cuenta que el regreso al hotel será por nuestra cuenta. El alojamiento tendrá lugar en Kioto.
Resumen del día
Desayuno. Jornada dedicada a visitar Kioto en transporte público, utilizando para ello el Japan Rail Pass y acompañados de un guía en castellano. Durante el recorrido visitaremos el santuario de Fushimi Inari, conocido por sus caminos de toriis bermellones, y el bosque de bambú de Arashiyama. El resto del día tendremos tiempo libre y volveremos al hotel por nuestra cuenta. Alojamiento en Kioto.

Kioto

Una vez hayamos desayunado, contaremos con todo el día libre para seguir explorando y enamorándonos de la ciudad de Kioto.

Recomendamos, por ejemplo, visitar el templo de Kinkaku-ji –o “pabellón de Oro”–. Este edificio fue erigido en la época Muromachi (1336-1573) y actualmente está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No hay que perderse tampoco el castillo de Nijo, que fue la residencia de los shogunes hasta la caída del feudalismo o bakufu (1868), y cuya elegancia sigue llamando la atención del viajero.
Resumen del día
Desayuno y día libre para seguir descubriendo y enamorándonos de esta ciudad. Recomendamos visitar el templo de Kinkakuji, también conocido como el “Pabellón Dorado”, y el Castillo de Nijo.

Kioto - Osaka

Finalizado el desayuno nos trasladaremos por nuestra cuenta hasta la estación de Kioto, donde pondremos rumbo a Osaka usando el Japan Rail Pass.

Una vez allí nos trasladaremos por cuenta propia al hotel y, a partir de entonces, dispondremos del resto del día libre. Recomendamos visitar el castillo de Osaka, conocido antiguamente como Ozaka-jo, uno de los mejor conservados de Japón en su género. Iniciado en 1583 y de ocho plantas, este edificio tuvo un papel decisivo en la unificación de Japón durante el período Azuchi-Momoyama, en el siglo XVI.

Para vivir una experiencia diferente, puedes asistir a una función de marionetas o bunraku en el Teatro Nacional de Bunraku (consulta el apartado “Experiencias recomendadas” para conocer más detalles). Ahora bien, si lo que te apetece es relajarte, visita el Spa World. Su gran capacidad —puede dar cabida a 5.000 personas— lo convierte en uno de los mayores de Japón.

Por la noche, te recomendamos dar un paseo por el barrio de Namba-Dontobori, famoso por sus bares, pubs y restaurantes. En muchos de ellos podrás degustar la carne de Kobe, que toma su nombre de una ciudad próxima a Osaka. Eso sí: ten en cuenta que esta delicia no es precisamente barata.
Resumen del día
Tras desayunar, traslado por nuestra cuenta a la estación de Kioto para poner rumbo a Osaka usando el Japan Rail Pass. Al llegar nos trasladaremos por cuenta propia hasta el hotel y dispondremos del resto del día libre. Recomendamos visitar el Castillo de Osaka o el animado barrio de Dotombori.

Osaka - Tokio

En esta ocasión, desayunaremos en Osaka y nos trasladaremos a Tokio con la línea Tokaido Shinkansen, en un trayecto en tren de unas tres horas usando el Japan Rail Pass.

Al llegar nos trasladaremos por nuestra cuenta al hotel de la capital japonesa, contando a partir de entonces con el resto del día libre. En este último día de viaje podemos aprovechar para visitar algunas atracciones más que encontramos en la ciudad.

Recomendamos no perderse el parque y la plaza del Palacio Imperial. Este majestuoso complejo, aunque fue reconstruido en el siglo XIX ha sido el hogar de los emperadores nipones durante siglos.

También hay que destacar la Torre de Tokio, concluida en 1958. Sus 333 metros de altura la sitúan por encima de la torre Eiffel de París, edificio en el que se inspira sin ambages. Su planta baja cuenta con un acuario y varios ascensores que suben hasta sus miradores, situados respectivamente a 150 m y a 250 m de altura, y desde los que gozarás de unas vistas sin parangón.
Resumen del día
Después de desayunar nos trasladaremos a Tokio, usando el Japan Rail Pass y utilizando la línea Tokaido Shinkansen, en un trayecto de unas 3 horas en tren. Al llegar, traslado por cuenta propia al hotel de Tokio y resto del día libre. Podemos aprovechar el día para visitar lugares como la Plaza del Palacio Imperial o la Torre de Tokio.

Tokio - Ciudad de origen

Tras casi dos semanas recorriendo uno de los países más fascinantes del continente asiático, nuestras vacaciones llegan a su fin. Desayunaremos en el hotel y, a la hora convenida, deberás trasladarte por tu cuenta al aeropuerto indicado en el programa de viaje, donde realizarás los trámites de facturación y embarque.

Durante el viaje, podrás descansar y recordar todas las emociones vividas: la moderna Tokio, las construcciones tradicionales de Shirakawa-go, la antigua capital imperial de Kioto, con sus maravillosos templos y el barrio de placer de Gion; el dinamismo de Osaka

Estamos seguros de que las imágenes de este fascinante país te acompañarán siempre. Con la llegada al aeropuerto de tu ciudad de origen, finalizan nuestros servicios. Deseamos que el viaje haya sido de tu agrado y que, en adelante, albergues un recuerdo imborrable de tu paso por Japón.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros online y redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas.

Resumen del día
Desayuno el hotel. A la hora estipulada, traslado por tu cuenta al aeropuerto para salir en vuelo regular de regreso a España. Llegada y fin de nuestros servicios. ¡Hasta pronto!

Hoteles

Elige categoría:
Hoteles previstos (o similares) en Kyoto
Hoteles previstos (o similares) en Tokio
Hoteles previstos (o similares) en Osaka
Hoteles previstos (o similares) en Kanazawa

Guía de
Japón

Sus habitantes mueven la cabeza como si dijeran que sí, pero en realidad están negando algo; las huelgas en las fábricas consisten en jornadas de trabajo maratonianas, cuyo objetivo es crear problemas en los almacenes y en la cadena de distribución; los taxis libres llevan una luz roja… Aunque estas circunstancias parecen sacadas del mundo al revés, lo cierto es que hacen referencia a la tercera economía mundial y a uno de los países que han adoptado con más éxito las formas de vida occidentales: Japón.

Situado en Asia oriental, este territorio reúne un total de 6.852 islas, aunque cuatro de ellas ocupan el 98% de su superficie: éstas son, de norte a sur, Hokkaido, Honshu —la mayor y más densamente poblada, y en la que se halla la capital nacional, Tokio—, Shikoku y Kyushu. Cada una de ellas está formada por una zona montañosa interior de origen volcánico —las montañas representan el 80% del suelo nipón— y rodeadas de angostas llanuras que se amplían a medida que se acercan al litoral. El techo del país se halla en Honshu, donde se eleva el majestuoso y emblemático Fujiyama, de

3.776 m de altitud.

De raíces milenarias, la historia de este país empieza a forjarse con la llegada, a partir del año 2500 a.C., de sucesivas oleadas de pueblos mongoles, que se establecieron en Hokkaido y Kyushu. La situación social del archipiélago no experimentaría grandes cambios hasta que, en el siglo V de nuestra era, la aparición del clan Yamato, que decía descender de la diosa Amaterasu, impuso su hegemonía imperial y adoptó la escritura china en el año 405. La irrupción del budismo en el ecuador del siglo VI daría paso a la aparición de diversas sectas y a enfrentamientos de los defensores de religión autóctona, el sintoísmo, con los partidarios de abrazar la religión de Buda.

Tras sucederse en el poder diversas dinastías imperiales, los shogunes —gobernantes de facto— controlaron el país desde los albores del siglo XVII hasta la caída del régimen feudal o bakufu en 1868, episodio que dio el pistoletazo de salida de la era Meiji o de la restauración imperial.

Sumida en una vorágine de modernización y de importantes victorias militares entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Japón acometió ambiciosos planes de expansión por el Pacífico, que le llevaron a participar en la Segunda Guerra Mundial, en la que caerían derrotados. Tras ser ocupados por las tropas estadounidenses, los japoneses emprendieron su particular milagro económico, que consagraría a su patrio como uno de los países más punteros del mundo en tecnología y a nivel financiero.

Sin embargo, este sorprendente logro no se les ha subido a la cabeza a los 127 millones de japoneses, un pueblo que sigue caracterizándose por su comedimiento y su espiritualidad (el 86% practica el budismo o el sintoísmo).

Si a todo esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más admiradas del mundo y un imaginario heterogéneo que aúna los ecos de geishas y samuráis y la estética del manga, no queda otro remedio que rendirse al innegable magnetismo único del país del Sol Naciente.

¿A qué esperas para descubrirlo por ti mismo/a?

Cerámica japonesa
¿Sabías que...

…la cerámica japonesa raku, cada vez más popular en los países occidentales, responde en realidad a fines rituales y encierra un significado religioso?

De hecho, los boles creados mediante esta técnica, de formas irregulares y asimétricas —fruto de su peculiar proceso de producción—, van mucho más allá de su función práctica, ya que condensan los valores propios de la ceremonia del té, conocida como wabicha o chanoyu. El motivo es claro: para un budista, cualquier objeto de la vida cotidiana es capaz de conducirnos a la iluminación.

A pesar el uso ritual de la cerámica en las ceremonias budistas fue un hábito importado de China, el raku es una invención puramente japonesa. Nacido hacia 1580 en Kioto de la mano del maestro Sen-no Rikyu, esta primera escuela de artesanos se ocupaba de la elaboración de objetos destinados a la ceremonia del té, especialmente los cuencos o chawan.

Estos recipientes se modelaban artesanalmente y se caracterizaban por sus formas austeras y simples. La asimetría de cada pieza, derivada de su fabricación manual, busca transmitir sensaciones táctiles a través del contacto de los dedos con la rugosa superficie del bol. Esto sirve para preparar los sentidos para la meditación. Además, la suavidad de la pasta empleada y su forma, que se adapta perfectamente a la palma de la mano, son dos de las razones por las que la cerámica raku ha gozado siempre de una gran aceptación.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para viajar a Japón, sólo necesitas presentar un pasaporte en regla. Si tu estancia es inferior a 90 días y no es por motivos laborales, no necesitarás tramitar ningún visado.

A tu llegada al país, te tomarán una fotografía y las huellas dactilares en el aeropuerto, como ocurre en otros países como Estados Unidos. No obstante, los menores de 16 años, los miembros del cuerpo diplomático o residentes con una acreditación oficial y las personas que visiten Japón invitados por el responsable principal de una institución oficial estarán exentas de realizar dicho trámite.

En caso de pérdida o robo del pasaporte, debes ponerte en contacto con la embajada española en Tokio, situada en 1-3-29 Roppongi, Minato-ku, Tokio 106-0032.

Vacunas y salud

No se exige ninguna vacuna para entrar en Japón.

En cuanto a las condiciones sanitarias, éstas son similares a las que hay en Europa, aunque en ocasiones se producen casos de intoxicación por la ingesta de alimentos crudos, especialmente en verano. Por eso, para estancias cortas, es recomendable contratar un seguro de viaje, ya que la atención médica en Japón es excelente, aunque bastante cara.

Por otro lado, las autoridades niponas han adoptado medidas para impedir el acceso al mercado de alimentos que puedan contener niveles de radiación por encima de los permitidos (puedes consultar sus mediciones en la página web del Ministerio de Educación, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón: http://www.mext.go.jp/english/). Sin embargo, recientemente se han detectado partidas de carne de vacuno contaminadas por forraje de las zonas afectadas. A pesar de que se han retirado del mercado inmediatamente, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de nuestro país aconseja no consumir ese tipo de carne por el momento.

Ropa y material recomendados

Dado que el clima que encontrarás en Japón variará notablemente en función de la zona que visites, debes tener muy presente las regiones que vas a recorrer a la hora de hacer la maleta. Si te diriges al centro de la isla de Honshu o al sur del país, te recomendamos que cojas de tu armario ropa ligera (camisetas de manga corta y shorts) y, en el caso de que tu estancia coincida con el invierno, prendas de abrigo. En cambio, si tienes intención de desplazarte al norte de Honshu o a la isla de Hokkaido, deberás optar por ropa gruesa, incluso si tus vacaciones son en verano.

Asimismo, aunque tu destino sean las áreas más meridionales del archipiélago, como Okinawa, no dejes de llevar contigo una chaqueta fina o un suéter si tu viaje tiene lugar entre marzo y mayo o entre septiembre y noviembre, ya que por las noches puede refrescar.

Por otro lado, también es recomendable tener a mano un impermeable o un paraguas plegable, sobre todo si vas a realizar tu visita entre mayo y octubre, la época más lluviosa del año.

Por otro lado, como en cualquier otro desplazamiento de larga distancia, no está de más incluir en tu equipaje un botiquín de primeros auxilios, o al menos, los medicamentos sin receta más habituales: antipiréticos, analgésicos, pastillas contra el mareo, etc., ya que adquirirlos en Japón puede resultar costoso y, para un extranjero, problemático.

Diferencia horaria

La hora oficial en Japón a lo largo de todo el año es GMT+9. Por lo tanto, son ocho horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y siete horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial de Japón es el yen (¥). Aproximadamente, un euro equivale a 144,35 yenes. En la actualidad, existen billetes en circulación de 1.000, 2.000 (aunque difíciles de ver), 5.000 y 10.000 yenes, y monedas de 1, 5, 10, 50, 100 y 500 yenes. Las monedas de 1 yen son de aluminio, mientras que las de 5 y 50 yenes tienen un agujero en el medio.

Por otro lado, las tarjetas de crédito más habituales se pueden utilizar como forma de pago en la mayoría de establecimientos del país. Además, su uso es muy común en las grandes ciudades, como Tokio, Kioto u Osaka. No obstante, ten en cuenta que la mayoría de los cajeros automáticos no aceptan tarjetas de crédito extranjeras. Para saber dónde puedes obtener efectivo, busca los logos de Cirrus y Plus en las entidades financieras y pide asesoramiento a tu banco antes de realizar tu viaje.

En cualquier caso, dado que la tasa de criminalidad en Japón es muy baja, llevar encima dinero en metálico es mucho menos arriesgado que en Europa o América.

Finalmente, por lo que respecta a los cheques de viaje, éstos pueden canjearse en las entidades bancarias autorizadas, en las oficinas de correos y en los grandes hoteles y centros comerciales.

Idioma

El japonés es el idioma oficial y, en general, la única lengua hablada en Japón. En algunas ciudades como Kioto y Osaka se utiliza una variante del mismo, aunque el estándar japonés (el que se emplea en la capital, Tokio) se ha popularizado en todo el país gracias a la televisión, la radio y el cine.

A pesar de que, fuera de los hoteles, son muy pocos los japoneses que dominan el inglés o alguna otra lengua extranjera, la población suele mostrar una gran disposición para ayudar y orientar a los turistas, por lo que, con un poco de buena voluntad (y gestualidad), se puede salvar la barrera idiomática. En cualquier caso, te aconsejamos que lleves contigo unas tarjetas con las preguntas más frecuentes.

Electricidad

En Japón, la corriente eléctrica es de 100 voltios, una tensión que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Asimismo, en Tokio y en el este del país la frecuencia es de 50 Hz, mientras que en las ciudades situadas en la parte occidental (como Kioto u Osaka) es a 60 Hz. Por lo que respecta a los enchufes japoneses, éstos son planos y con dos clavijas, como en Norteamérica. Por eso deberás llevar contigo un adaptador, o bien adquirir uno en cualquiera de las muchas tiendas de electrónica que hay en el país.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa para salir de Japón.

Compras

Sin duda, los artículos más típicos son los gadgets: teléfonos móviles de última generación, tabletas, ordenadores portátiles, cámaras fotográficas, reproductores de MP3 o MP4, etc. A su vez, también son muy populares los productos de artesanía lacados y esmaltados, así como las perlas. También puedes llevarte a casa uno de los tradicionales kimonos de seda a medida con su correspondiente obi, a pesar de que no resultan precisamente económicos. Igualmente, merece la pena hacerse con una ningyo, las hermosas muñecas japonesas tradicionales, o con una máscara teatral. Si pasas por Hakone, no dejes de adquirir las yosegi-zaiku o cajas mágicas, elaboradas siguiendo una técnica de marquetería única. Y si lo tuyo son los samuráis, puedes comprar una katana, aunque debes tener en cuenta que no te permitirán viajar con ella como equipaje de mano. Por descontado, los aficionados al manga tienen a su disposición un amplio abanico de cómics, libros, objetos y muñecos relacionados con este singular universo. No obstante, para los que busquen obras pictóricas más tradicionales, lo mejor es decantarse por los coloridos ukiyo-e, grabados que representan a actores teatrales o geishas.

Aduanas

Se pueden sacar del país sin recargo 500 gramos de tabaco (o 400 cigarros o 100 puros), tres botellas de 760 ml de alcohol, perfume (hasta 60 ml) y regalos y recuerdos por un valor máximo de 200.000 yenes (equivalentes a unos 1.385 euros). Sin embargo, debes de ser mayor de 20 años para poder llevarte a casa estos artículos.

Por otro lado, en Japón se aplica la libre circulación de divisas.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2023. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente