Descubre el alma de un destino sorprendente

Déjate sorprender por los lugares que hacen de Japón el destino más singular de Asia. Este asombroso viaje organizado empieza en Tokio, una capital llena de contrastes, y continúa en Kawaguchiko, la idílica población de las montañas, y el museo al aire libre de Iyasi no Sato Nemba. Después, nos espera Nagoya, la tercera gran ciudad del país; la belleza delicada de Kioto, los paisajes rurales de los Alpes Japoneses en lugares como Tsumago y Matsumoto; el parque de los monos en Jigokudani, las aguas termales de Kusatsu y el enclave único de Nikko.

¿Vienes con nosotros?

Japón: Centro de Japón

Día 1: España - Tokio

Tomaremos un vuelo a Tokio, la capital japonesa. Noche a bordo.

Día 2: Tokio

Llegada a Tokio y traslado en transporte colectivo al hotel. Encuentro con el guía. Al final de la tarde, iremos en metro (billetes incluidos) a la animada zona de Shinjuku. Cena incluida de bienvenida en un restaurante, regreso al hotel y alojamiento.

Día 3: Tokio

Desayunaremos en el hotel y, a continuación, nuestro guía nos acompañará en un recorrido de unas cinco horas por algunos de los lugares más relevantes de Tokio (almuerzo incluido). Tarde libre y alojamiento.

Día 4: Tokio - Monte Fuiji - Kawaguchiko

Terminado el desayuno en el hotel, viajaremos hacia la las inmediaciones del monte Fuji. Conoceremos primero el Arakurayama Sengen Park y, a continuación, nos detendremos en Kawaguchiko. Visitaremos luego el santuario de Fuji Sengen y daremos un paseo en barco en el lago de Kawaguchiko. Tras la hora del almuerzo, emprenderemos la subida hacia el monte Fuji por la carretera que conduce a la Quinta Estación. Concluida la ruta, regresaremos a Kawaguchiko, con tiempo para pasear junto a su lago. Nos alojaremos en un ryokan (alojamientos tradicionales japoneses) y podremos disfrutar de su onsen (baño termal público). Cena tradicional japonesa y alojamiento.

Día 5: Kawaguchiko - Iyashi no Sato Nenba - Toyota - Kioto

Tras desayunar en el hotel, partiremos hacia Iyashi no Sato Nenba, un museo al aire libre dedicado a la arquitectura típica local. Desde allí, nos dirigiremos a las cataratas de Shiraito (almuerzo incluido en un área de servicio). Retomaremos la marcha hasta alcanzar Nagoya, donde veremos el Museo Toyota. Continuación del viaje, llegada a Kioto, reparto de habitaciones y alojamiento.

Día 6: Kioto

Finalizado el desayuno, llevaremos a cabo una visita por Kioto, incluyendo Arashiyama, el puente de Togetsukyo, el templo conocido como Tenryu-ji, un bosque de bambú, el santuario sintoísta de Fushimi Inari, el Palacio Imperial y el templo de Kinkaku, también llamado Pabellón Dorado, con sus magníficos jardines. Tras ello, daremos un paseo por Gion, el barrio de las geishas. Tiempo libre y alojamiento.

Día 7: Kioto - Tsumago - Matsumoto - Nagano

Después de desayunar, viajaremos a Tsumago, donde habrá tiempo libre para pasear (se incluye el almuerzo en un restaurante). Desde allí, nos dirigiremos a Matsumoto, una ciudad en la que visitaremos su impresionante castillo, conocido como el castillo de los Cuervos. Tiempo libre en esta zona y alojamiento en Nagano.

Día 8: Nagano - Parque de los Monos - Kusatsu - Ikaho Onsen

Tras desayunar en el hotel, saldremos a conocer los Alpes Japoneses. En Nagano, podremos admirar el Zenko-ji, donde asistiremos a una ceremonia para atraer la buena suerte. Después, desde allí, nos dirigiremos al parque de los monos de Jigokudani, en el que almorzaremos antes de dar un paseo. Posteriormente, nos dirigiremos a Kusatsu, una ciudad termal. Asistiremos a una representación teatral y caminaremos por el parque de la ciudad. Continuación hasta alcanzar Ikaho, una ciudad termal que también podremos recorrer. Cena japonesa y alojamiento en un ryokan.

Día 9: Ikaho Onsen - Nikko - Tokio

Desayuno en el hotel y traslado a Nikko para visitar el templo de Nikko-Toshogu y el mausoleo de Taiyuinbyo. Daremos un paseo también junto al río, en Kanmangafuchi. Tiempo libre antes de volver a Tokio, donde llegaremos sobre las 19:00 h. Alojamiento.

Día 10: Tokio - España

Desayuno en el hotel y tiempo libre hasta la hora indicada para el traslado al aeropuerto. Vuelo con destino a la ciudad de origen. Llegada y fin del viaje y de nuestros servicios.

ACUDIR A UNA SUBASTA DE SUSHI EN EL MERCADO DE TSUKIJI DE TOKIO

Una experiencia única para los amantes de la gastronomía japonesa

Si eres fan de la cocina nipona, no puedes dejar de conocer la meca de uno de sus ingredientes más valorados.

Se trata, como no podía ser de otro modo, del mercado de pescado de Tsukiji, en el que se negocia diariamente la compra-venta de casi 3.000 toneladas de este preciado alimento. Esta cifra convierte a este recinto en el mayor mercado mayorista de pescado del planeta.

La subasta propiamente dicha tiene lugar de las 05:30 h a las 10:00 h, siendo el momento de mayor ajetreo la franja que va de las 05:30 h a las 06:15 h, aproximadamente. Durante este lapso, alrededor de 15.000 restauradores y vendedores de comida adquieren 450 tipos de productos del mar en 1.700 puestos de pequeñas dimensiones. Por lo general, los turistas —en su mayoría extranjeros, ya que este lugar no suele ser frecuentado por los propios tokiotas— asisten al espectáculo desde una zona especialmente acondicionada para ello.

Fuera del recinto, abre sus puertas el llamado mercado Exterior, donde también es posible adquirir pescado, algas deshidratadas y otros productos de procedencia marina. Además, en una de las calles adyacentes encontrarás paradas en las que venden sushi de gran calidad a muy buen precio, tempura y curry. Y por supuesto, un buen número de restaurantes y puestos de comida al aire libre en los que podrás desayunar tras haber asistido a la subasta.

¿Sabías que...

…el mercado de Tsukiji está especializado en la venta de maguro (atún) congelado, originario de lugares tan remotos como Nueva Zelanda o el Atlántico Norte?

En cualquier caso, no hay que perder de vista la difícil situación que atraviesa el atún rojo en el Pacífico: a pesar de los esfuerzos de las autoridades por mantener estable el número de ejemplares, la cifra ha ido disminuyendo progresivamente. De ahí que muchos Gobiernos estén presionando a Japón para que intensifique los controles sobre la industria pesquera.

Actualmente, en el país del Sol Naciente se consume cerca del 30% de los 1,7 millones de toneladas de atún que se pescan anualmente en todo el mundo. Asimismo, allí es donde se come el 80% de este producto crudo, servido como shashimi y aprovechando siempre las mejores piezas capturadas. Su calidad es tal que los proveedores suelen exigir precios muy altos.

CONTEMPLAR UN COMBATE DE SUMO EN EL RYOGOKU KOKUGIKAN DE TOKIO

Sé testigo de uno de los deportes más ancestrales de Japón

¿Qué te parecería ver a los corpulentos y legendarios luchadores de sumo enfrentándose sobre el tatami? Si te apetece disfrutar de este espectáculo, no dejes de acercarte hasta el Ryogoku Kokugikan (o Estadio Nacional de Sumo) de Tokio, que abre sus puertas en un edificio inaugurado en 1985 y con capacidad para unos 10.000 espectadores.

Los combates más multitudinarios tienen lugar en domingo y cada luchador se bate una vez al día. Las luchas dan comienzo sobre las 14:30 h con los contrincantes peor clasificados y siguen en orden ascendente. Así, los mejores participantes se miden entre ellos entre las 17:00 h y las 18:00 h. Este duelo final enfrenta a los primeros clasificados, los yokozunas o grandes campeones, que son figuras muy respetadas en todo el país. Por eso, el número de espectadores va in crescendo a medida que avanza la tarde.

Por otro lado, si no eres amante de los grandes acontecimientos, también puedes optar por asistir a los combates que tienen lugar entre semana durante los primeros días del torneo, reservando tu entrada en tu hotel, en agencias de viaje o incluso, en las taquillas del estadio a partir de las 08:00 h del mismo día de la competición. Eso sí: únicamente se ponen a la venta unas 300 entradas económicas, que no se pueden comprar por Internet.

El recinto también da cabida al Museo del Sumo, en el que se exhiben los retratos de los yokozunas de los últimos dos siglos.

Del mismo modo, otra opción no menos interesante es visitar una escuela de sumo o beya. La mayoría están abiertas al público, aunque está terminantemente prohibido comer, hacer ruido o sacar fotos. Por lo general, los entrenamientos se llevan a cabo de las 04:00 h a las 10:00 h.

¿Sabías que...

…los adolescentes que ingresan en una escuela de sumo pueden pasar años sin regresar a sus casas o volver a ver a sus familias?

Asimismo, en el momento de entrar en la beya, los novatos deben de estar dispuestos a convertirse en los sirvientes de los luchadores adultos, hasta el punto de cocinar para ellos o de encargarse de la limpieza de la escuela. Además, se ven obligados a madrugar más que sus compañeros de más edad: mientras que estos últimos inician su entrenamiento a las 06:00 h, los más jóvenes tienen que estar en el tatami a las 04:00 h.

En cualquier caso, tanto los recién llegados como los más veteranos realizan una única comida diaria al mediodía, aunque ésta sea de lo más copioso. Se trata del llamado chanko-nabe, un estofado de vacuno, pescado, repollo, vegetales, tofu y fideos originario del siglo XIX y con un aporte calórico que puede superar las 10.000 kilocalorías. El famoso luchador Takamisugi, de 285 kg de peso, se hizo muy popular por haber ingerido 65 tazones de este estofado en una misma comida.

Una vez más, el chanko-nabe vuelve a ser motivo de discriminación, ya que los aprendices tienen que conformarse con lo que dejan los adultos. Tras la comida, unos y otros vuelven a los entrenamientos.

PRESENCIAR UN ESPECTÁCULO DE GEISHAS EN KIOTO

Conoce el secreto mejor guardado del Japón feudal

¿Has leído el best seller de Arthur Golden Memorias de una geisha? ¿Te emocionaste con la película inspirada en el libro, galardonada con tres Oscar y un Globo de Oro? Independientemente de cuál sea tu respuesta, en tu paso por Kioto no puede faltar una visitar al legendario distrito de Gion o al barrio de Pontocho donde las geishas, refinadas artistas expertas en música y baile, siguen maravillando a propios y extraños con su elegancia y delicadeza.

Aunque Kioto cuenta con cuatro zonas de geishas —Gion-Kobu, Miyagawa-cho, Kamishichi-ken y Pontocho—, te aconsejamos optar por esta última. En este mítico emplazamiento, que empieza a verse salpicado por las luces de neón y el hormigón, aún conserva un buen número de ochaya, casas de té de madera en la que las geishas asombran a los entusiasmados espectadores.

Las verdaderas geishas de Kioto reciben el nombre de geiko, término que podría traducirse como ‘hija de las artes’, y ostentan con orgullo una profesión que se remonta al siglo XVII. De todos modos, existe otro tipo de geishas, las maiko o aprendizas. Normalmente, estas chicas lucen un tocado de pelo especial y una llamativa vestimenta que incluye un obi colgante, zuecos koppori altos y un kimono interior con el cuello bordado. Cuando se conviertan en geiko, el cuello pasará a ser de color blanco, tradición conocida como eri-kae o ‘cambio de cuello’.

En cualquiera de las cuatro áreas que hemos apuntado anteriormente se organizan espectáculos públicos de geishas en primavera y en otoño. Fuera de esta época del año, no obstante, puedes contemplar a estas jóvenes sobre el escenario en ochaya, ryotei (restaurantes) y ryokan (hostales de lujo).

¿Sabías que...

…en contra de lo que muchos creen, las geishas no son prostitutas?

De hecho, esta palabra deriva de la combinación de vocablos kanji: gei (‘arte’) y sha (‘persona’), por lo que la traducción más correcta en castellano sería ‘artista’.

Sin ir más lejos, la labor de las geishas consiste en entretener a sus clientes a través del arte, la danza y la conversación, disciplinas para la que se requieren muchos años de duro aprendizaje. Aunque es cierto que hay chicas que pueden llegar a algo más, esto no es lo más habitual. Generalmente, las jóvenes que ofrecen servicios sexuales reciben el nombre de geishas onsen.

Eso sí: al igual que ocurre en la vecina China, algunas de estas jóvenes buscan a un danna o amante con una situación social acomodada que les costee una vivienda y las mantenga.

BAÑARSE EN UN ONSEN DE LA MONTAÑA SAGRADA DE KURAMA, CERCA DE KIOTO

Sumérgete en un torrente de naturaleza y espiritualidad

Debido a la gran cantidad de volcanes existentes en Japón, la geografía nipona es generosa en onsen, piscinas naturales de agua termal al aire libre que se han consolidado como uno de los mayores reclamos turísticos del país. Además, se han convertido en una válvula de escape para una población constantemente sometida al estrés, pero también en un lugar en el que se diluyen las diferencias sociales, ya que son frecuentados por hombres y mujeres de todas las edades y de cualquier condición. Incluso, hasta hace algunos años, era habitual encontrar a gente de ambos sexos bañándose juntos y desnudos, aunque hoy disponen de zonas separadas.

Por todo ello, ¿qué mejor manera de aprovechar tu estancia en Kioto que escapándote hasta el cercano monte Kurama, situado a tan sólo 12 km del norte de la ciudad? Allí encontrarás magníficos onsen asentados en un paraje natural de gran belleza, salpicado de cipreses y con unas vistas de ensueño. ¡Prepárate para decirle adiós al estrés!

Asimismo, podrás aprovechar tu visita a esta montaña sagrada para conocer el templo de Kurama. Este santuario fue fundado en el año 770 de nuestra era por el monje Gantei, para que protegiera la recién creada ciudad de Heian Kyoo (es decir, la actual Kioto). Actualmente, el lugar pertenece a la secta budista de Kurama Kyoo. Entre los principales atractivos de este grupo de edificios, conviene referirse a la Niomon o puerta de los Guardianes, situada a la entrada del complejo.

Y si tu estancia en Kioto se produce en la segunda quincena de octubre, no dejes de acercarte al monte Kurama para presenciar el festival del Fuego o Hi Matsuri, uno de los grandes acontecimientos anuales de la ciudad. Durante esta festividad, verás cómo los alrededores del templo se llenan de antorchas de más de 3 m de altura y 80 kg de peso.

¿Sabías que...

…Japón cuenta con más de 3.000 onsen?

Además de haber dado pie a una tradición milenaria, basada en el vínculo entre el ser humano y la naturaleza, los japoneses atribuyen a estos baños termales un origen divino. De hecho, según la tradición, los primeros en utilizarlos habrían sido los dioses Oonamuchi y Sukuna-hikona, quienes, compadeciéndose de lo poco que viven las personas, crearon la medicina y los baños termales.

Con el paso de los siglos, el uso de estas piscinas naturales de agua caliente llegó a especializarse. Por ejemplo, fueron muy socorridas para mejorar la salud de los soldados heridos, práctica que se extendió hasta la Segunda Guerra Mundial.

Como curiosidad, cabe destacar que algunos onsen no admiten a clientes con tatuajes, ya que éste es uno de los distintivos de los miembros de la Yakuza, la mafia japonesa. En cualquier caso, esta norma carece de sentido en el caso de los turistas occidentales.

España - Tokio

Estás a punto de descubrir uno de los grandes atractivos de Asia Oriental: Japón, una tierra milenaria que combina como pocas tradición y modernidad, y donde la espiritualidad de los templos se funde sin estridencias con el bullicio de las principales ciudades del país. Todo este torrente de sensaciones está a unos pocos clics distancia, así que no le des más vueltas: haz ya tu reserva y deja en nuestras manos los pormenores de este viaje organizado. Para empezar tus vacaciones por Japón con buen pie, únicamente tendrás que presentarte en el aeropuerto de tu ciudad de origen entre dos y tres horas antes de la salida de tu vuelo a Tokio, la capital japonesa y una de las urbes más pobladas del mundo.

Tras realizar los trámites de facturación y embarque, noche a bordo.
Resumen del día
Tomaremos un vuelo con destino a Tokio, la capital nipona. Noche a bordo.

Tokio

A nuestra llegada al aeropuerto de Tokio, y una vez efectuados los trámites de rigor, iremos en transporte público al hotel, donde nos reuniremos con nuestro guía.

Al final de la tarde, empezaremos a familiarizarnos con este fascinante país, yendo en metro (los billetes están incluidos) a la zona de Shinjuku. Podremos ver las numerosas personas que utilizan el modernísimo y eficaz transporte público. En Shinjuku, nos encontramos en una de las zonas con más vida nocturna de la ciudad. Cena incluida de bienvenida en un restaurante local, regreso al hotel y alojamiento.
Resumen del día
Tras aterrizar, traslado al hotel en transporte colectivo. Concluido el check-in, llevaremos a cabo un tour por Shinjuku en metro (billetes incluidos). Cena de bienvenida en un restaurante, regreso al hotel y alojamiento.

Tokio

Una vez hayamos desayunado en el hotel, haremos con nuestro guía una visita de unas cinco horas por esta impresionante ciudad. Su frenética actividad y sus barrios ultramodernos conviven con zonas cargadas de paz. Comenzamos con una breve parada en el templo de Zojo o Zojo-ji para poder tomar una buena foto de la Torre de Tokio. En este templo, destacan sus numerosos jizos, deidades de piedra guardianas de los niños, a los que se colocan gorritos de lana, baberos y molinillos de viento. Después, iremos al conocido cruce de Shibuya, del que se dice que es el paso de peatones más transitado del planeta.

Visitaremos luego el santuario sintoísta de Meiji, dedicado a los espíritus del emperador Meiji y su esposa. Eso será antes de dirigirnos al animado barrio de Harajuku, donde se pueden encontrar los looks más variopintos de la ciudad, y tiendas y boutiques de lo más singular. Continuaremos en nuestro bus por la elegante calle de Omotesando, un importante eje comercial. Bordearemos el Palacio Imperial y sus jardines y haremos una parada para visitar el famoso puente de Nijubashi.

Seguidamente, atravesaremos el barrio de Akihabara, conocido por ser la meca de la electrónica, así como el centro del manga y del anime japonés. También pasaremos junto al Kokugikan, el estadio de sumo, el deporte rey japonés, y conoceremos el templo budista llamado Senso-ji, el más antiguo e importante de Tokio, con su pagoda de 55 m de altura, y la calle comercial de Nakamise, repleta de pequeños tenderetes ideales para comprar algún recuerdo. Almuerzo incluido en restaurante local, tarde libre y alojamiento.
Resumen del día
Después de desayunar, haremos un recorrido de unas cinco horas por algunos de los lugares más importantes de Tokio (el almuerzo está incluido). Tarde libre y alojamiento.

Tokio - Monte Fuji - Kawaguchiko

Desayunaremos en el hotel y nos montaremos en el autocar para viajar hasta la hermosa zona del monte Fuji, disfrutando de la belleza de los paisajes en nuestra ruta. Conoceremos primero el Arakurayama Sengen Park, con sus hermosas pagodas, desde donde se obtienen las mejores y más conocidas vistas sobre el monte Fuji.

Llegaremos más tarde a Kawaguchiko, una idílica ciudad de pequeñas casas, repleta de flores, con vistas a las montañas y situada a orillas de un lago.

A nuestra llegada, veremos el santuario de Fuji Sengen. En este lugar mágico, entre altos árboles, comenzaba tradicionalmente el camino de peregrinación hacia el monte. Daremos las gracias en el santuario por poder visitar este lugar cargado de magia. Tras ello, realizaremos un paseo en barco en el lago de Kawaguchiko.

Tras la hora del almuerzo emprendemos la subida hacia el monte Fuji por la carretera que conduce a la Quinta Estación, entre espectaculares bosques y vistas y llegaremos a la altura de 2.305 m sobre el nivel del mar.

Regreso a Kawaguchiko, con tiempo para pasear junto a su lago. Nos hospedaremos en un ryokan, un alojamiento japonés típico, y tendremos la opción de bañarnos en un baño termal público u onsen.

Cena tradicional japonesa y alojamiento.
Resumen del día
Concluido el desayuno en el hotel, pondremos rumbo a los alrededores del monte Fuji. Nuestra primera parada será el Arakurayama Sengen Park, antes de detenernos en Kawaguchiko. Visitaremos a continuación el santuario de Fuji Sengen y efectuaremos una travesía por el lago de Kawaguchiko. Tras la hora de almorzar, emprenderemos la subida hacia el monte Fuji por la carretera que conduce a la Quinta Estación. Finalizada la ruta, regresaremos a Kawaguchiko, donde dispondremos de tiempo para pasear junto a su lago. Pasaremos la noche en un ryokan (un alojamiento tradicional japonés) y, quien lo desee, podrá bañarse en su onsen (baño termal público). Cena tradicional japonesa y alojamiento.

Kawaguchiko - Iyashi no Sato Nenba - Toyota - Kioto

Esta quinta jornada de viaje empieza desayunando en el ryokan y recorriendo la hermosa carretera que contornea idílicos lagos. El primer lugar que tendremos ocasión de conocer será Iyashi no Sato Nenba, un pequeño pueblo que fue destruido por un ciclón en 1966, y que fue posteriormente recuperado como un museo al aire libre. Sus casas típicas se han transformado en tiendas de artesanía, restaurantes o museos tradicionales.

Admiramos después las cataratas de Shiraito, con un magnífico salto de agua de 150 m.

Almuerzo incluido en un área de servicio y continuación hasta alcanzar Nagoya, la tercera ciudad de Japón, ubicada junto al océano Pacífico. Una vez allí, incluiremos la entrada al Museo Toyota, un lugar imprescindible para los amantes del mundo de la automoción.

Finalmente, continuación del viaje hasta Kioto, la capital del Japón feudal, llegada al hotel y alojamiento.
Resumen del día
Después de desayunar, partiremos hacia Iyashi no Sato Nenba, un museo al aire libre en el que conocer la arquitectura típica local. Desde allí, pondremos rumbo a las cataratas de Shiraito y almorzaremos en un área de servicio. La siguiente parada será Nagoya, donde accederemos al Museo Toyota. Continuación del viaje, llegada al hotel de Kioto, check-in y alojamiento.

Kioto

Terminado el desayuno en el hotel, saldremos a primera hora y dedicaremos todo el día a conocer la ciudad que fue capital de Japón desde el año 794 hasta 1868, acogiendo durante aquel período la sede de la corte imperial. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue la única gran ciudad japonesa que no fue bombardeada. De ahí que conserve su riquísimo patrimonio artístico. Además, aquí se firmó en 1997 el Protocolo de Kioto, que busca limitar las emisiones contaminantes.

Nuestro recorrido empieza en Arashiyama. Pasaremos por el puente de Togetsukyo, que significa 'puente que cruza la luna', desde donde se puede admirar un panorama maravilloso. Conoceremos luego el templo Tenryu o Tenry-ji, uno de los cinco grandes templos zen de Kioto, y pasearemos por el místico bosque de bambú.

A continuación, disfrutaremos del maravilloso santuario sintoísta de Fushimi Inari, originario de 711 y célebre por sus pórticos o toriis de color rojo; el Palacio Imperial y el templo de Kinkaku o Kinkaku-ji, popularmente conocido como Pabellón Dorado, con sus magníficos jardines. Para poner el broche de oro, daremos un paseo por Gion, el barrio más tradicional de la ciudad, y donde, si tenemos un poco de suerte, quizá podamos ver a alguna geisha escurridiza.

Terminada la visita, tiempo libre y alojamiento.
Resumen del día
Desayunaremos en el hotel y efectuaremos un tour por Kioto, que incluirá Arashiyama, el puente de Togetsukyo, el templo de Tenryu, un bosque de bambú, el santuario de Fushimi Inari, el Palacio Imperial y el Kinkaku-ji, popularmente conocido como Pabellón Dorado, con sus magníficos jardines. Tras ello, daremos un paseo por Gion, el barrio de las geishas. Tiempo libre y alojamiento.

Kioto - Tsumago - Matsumoto - Nagano

Una vez hayamos desayunado en el hotel de Kioto, viajaremos entre hermosos paisajes rurales hasta alcanzar Tsumago, un pequeño pueblo de construcciones de madera y una de las más bellas poblaciones de Japón. Ubicado en el valle de Kiso, destaca por conservar la misma estructura y atmósfera desde hace tres siglos, cuando se consolidó como un lugar muy frecuentado por samuráis, comerciantes y peregrinos. ¡Aprovecha el tiempo libre de que dispondremos para pasear para comprobarlo!

Después de almorzar en un restaurante local (la comida está incluida en el precio del viaje), pondremos rumbo hacia Matsumoto, una ciudad de 250.000 habitantes perteneciente a la la prefectura de Nagano en la que visitaremos su impresionante castillo del siglo XVI, conocido como el Castillo de los Cuervos. En tiempos de la Restauración Meiji, en 1872, el castillo fue subastado y estuvo a punto de ser desmantelado. Por suerte, no fue así, y hoy forma parte del Tesoro Nacional de Japón. Finalmente, tendremos tiempo libre en esta turística ciudad llena de vida, antes de hacer el check-in en nuestro hotel en Nagano.
Resumen del día
Tras desayunar, nos dirigiremos a Tsumago, donde habrá tiempo libre para pasear (almuerzo incluido en un restaurante). Desde allí, nos dirigiremos a Matsumoto, una ciudad en la que visitaremos su castillo, conocido como el castillo de los Cuervos. Tiempo libre en esta zona y alojamiento en Nagano.

Nagano - Parque de los Monos - Kusatsu - Ikaho Onsen

El octavo día de nuestro viaje a Japón empieza adentrándonos en los bellísimos Alpes Japoneses. En Nagano, conoceremos el templo de Zenko o Zenko-ji, un lugar de peregrinación donde se encuentra la primera imagen budista del país. Asistiremos luego a la ceremonia de Gomakuyo para atraer la buena suerte.

Después, entre altas montañas continuaremos hacia el parque de los monos de Jigokudani, donde tendrá lugar el almuerzo y en el que pasearemos entre sus bosques con sus ríos y fuentes de aguas termales en las que viven y se bañan colonias de macacos japoneses. Posteriormente, a través de bellísimos paisajes de alta montaña (llegaremos a los 2.172 m de altitud), pasaremos junto a volcanes semiactivos, hasta llegar a Kusatsu, una atractiva ciudad termal, cuya plaza central está llena de vida. Asistiremos al espectáculo de Yumomi, en el que sus actrices y sus cantos nos hablan del método tradicional que existía para enfriar las aguas termales. Tras el espectáculo, caminaremos por el parque de la ciudad, que alberga un onsen al aire libre.

Continuación del recorrido y llegada a Ikaho, una pintoresca ciudad termal. Pasearemos por su casco antiguo, nos hospedaremos en un ryokan, un alojamiento tradicional japonés, y podremos disfrutar de sus baños termales. Cena tradicional japonesa y alojamiento.
Resumen del día
Después de desayunar en el hotel, dedicaremos la jornada a conocer los Alpes Japoneses. En Nagano, veremos el templo de Zenko, donde asistiremos a una ceremonia para atraer la buena suerte. Eso será antes de poner rumbo al parque de los monos de Jigokudani, en el que almorzaremos y daremos un paseo. A continuación, nos trasladaremos a la ciudad termal de Kusatsu, asistiremos a una representación teatral y caminaremos por el parque de la ciudad. El día concluirá en Ikaho, una ciudad termal que podremos descubrir. Cena japonesa y alojamiento en un ryokan.

Ikaho Onsen - Nikko - Tokio

Una vez hayamos desayuno en el hotel, nos trasladaremos a Nikko. En esta fantástica población visitaremos el impresionante templo de Nikko-Toshogu, donde destaca el espacio conocido como sala del Sonido del Dragón. Tampoco nos perderemos el mausoleo de Taiyuinbyo, un paraje cargado de paz. Como no podía ser de otro modo, daremos un paseo junto al río, en Kanmangafuchi, donde cientos de jizos nos observan. Tendremos tiempo libre en el centro de la ciudad antes de salir de regreso hacia Tokio, donde llegaremos sobre las 19:00.

Tras hacer el check-in en el hotel, te aconsejamos apurar tu última noche en Tokio, ya sea probando el mítico pez fugu, asistiendo a una representación de espectáculo de teatro kabuki en el Kabuki-za, inaugurado en 1889, o tomándote algo en uno de los pintorescos Maid Cafés de Tokio, llenos de clientes disfrazados.

Alojamiento.

Resumen del día
Después de desayunar, visitaremos el templo de Nikko-Toshogu y el mausoleo de Taiyuinbyo. Luego, pasearemos junto al río, en Kanmangafuchi. Tiempo libre antes de regresar a Tokio, donde llegaremos sobre las 19:00 h. Alojamiento.

Tokio - España

Después del desayuno, y dependiendo de la hora de salida de tu vuelo de regreso a España, todavía habrá tiempo para apurar tu estancia en Tokio.

Si no te importa madrugar, te recomendamos conocer el mercado de pescado de Tsukiji, donde podrás asistir a la subasta de sushi más famosa del mundo (consulta la sección de “Experiencias” para obtener más información).

Otra magnífica eleccion pasa por visitar el santuario de Hanazono, situado al oeste de Tokio, en la zona este del barrio de Shinjuku, y que data de mediados del siglo XVII, en plena época feudal. También vale la pena acercarse hasta el templo de Tenno o Tenno-ji, en el distrito de Yanaka, y que cuenta con un bello buda de 1690.

A la hora fijada, nos desplazaremos al aeropuerto internacional, donde llevaremos a cabo los trámites de facturación y embarque antes de subir al avión.

Con la llegada al aeropuerto de tu ciudad de origen, ponemos punto final a nuestros servicios. Esperamos que el viaje haya sido de tu agrado y que, en lo sucesivo, las imágenes que nos habrá brindado este viaje te acompañen siempre.

¡No te olvides de compartir tus vivencias con nosotros y con futuros viajeros en foros online y redes sociales! Tu experiencia puede ayudarles a pasar unas vacaciones tan especiales como las tuyas.
Resumen del día
Desayunaremos en el hotel y tendremos tiempo libre hasta la hora convenida, momento en que nos trasladaremos al aeropuerto para tomar un vuelo de regreso a España. Llegada y fin de nuestros servicios.

Hoteles

Elige categoría:
Hoteles previstos (o similares) en Kyoto
Hoteles previstos (o similares) en Tokio
Hoteles previstos (o similares) en Nagano
Hoteles previstos (o similares) en Fujiyoshida
Hoteles previstos (o similares) en Shibukawa

Guía de
Japón

Sus habitantes mueven la cabeza como si dijeran que sí, pero en realidad están negando algo; las huelgas en las fábricas consisten en jornadas de trabajo maratonianas, cuyo objetivo es crear problemas en los almacenes y en la cadena de distribución; los taxis libres llevan una luz roja… Aunque estas circunstancias parecen sacadas del mundo al revés, lo cierto es que hacen referencia a la tercera economía mundial y a uno de los países que han adoptado con más éxito las formas de vida occidentales: Japón.

Situado en Asia oriental, este territorio reúne un total de 6.852 islas, aunque cuatro de ellas ocupan el 98% de su superficie: éstas son, de norte a sur, Hokkaido, Honshu —la mayor y más densamente poblada, y en la que se halla la capital nacional, Tokio—, Shikoku y Kyushu. Cada una de ellas está formada por una zona montañosa interior de origen volcánico —las montañas representan el 80% del suelo nipón— y rodeadas de angostas llanuras que se amplían a medida que se acercan al litoral. El techo del país se halla en Honshu, donde se eleva el majestuoso y emblemático Fujiyama, de

3.776 m de altitud.

De raíces milenarias, la historia de este país empieza a forjarse con la llegada, a partir del año 2500 a.C., de sucesivas oleadas de pueblos mongoles, que se establecieron en Hokkaido y Kyushu. La situación social del archipiélago no experimentaría grandes cambios hasta que, en el siglo V de nuestra era, la aparición del clan Yamato, que decía descender de la diosa Amaterasu, impuso su hegemonía imperial y adoptó la escritura china en el año 405. La irrupción del budismo en el ecuador del siglo VI daría paso a la aparición de diversas sectas y a enfrentamientos de los defensores de religión autóctona, el sintoísmo, con los partidarios de abrazar la religión de Buda.

Tras sucederse en el poder diversas dinastías imperiales, los shogunes —gobernantes de facto— controlaron el país desde los albores del siglo XVII hasta la caída del régimen feudal o bakufu en 1868, episodio que dio el pistoletazo de salida de la era Meiji o de la restauración imperial.

Sumida en una vorágine de modernización y de importantes victorias militares entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Japón acometió ambiciosos planes de expansión por el Pacífico, que le llevaron a participar en la Segunda Guerra Mundial, en la que caerían derrotados. Tras ser ocupados por las tropas estadounidenses, los japoneses emprendieron su particular milagro económico, que consagraría a su patrio como uno de los países más punteros del mundo en tecnología y a nivel financiero.

Sin embargo, este sorprendente logro no se les ha subido a la cabeza a los 127 millones de japoneses, un pueblo que sigue caracterizándose por su comedimiento y su espiritualidad (el 86% practica el budismo o el sintoísmo).

Si a todo esto le sumamos una de las tradiciones culinarias más admiradas del mundo y un imaginario heterogéneo que aúna los ecos de geishas y samuráis y la estética del manga, no queda otro remedio que rendirse al innegable magnetismo único del país del Sol Naciente.

¿A qué esperas para descubrirlo por ti mismo/a?

Cerámica japonesa
¿Sabías que...

…la cerámica japonesa raku, cada vez más popular en los países occidentales, responde en realidad a fines rituales y encierra un significado religioso?

De hecho, los boles creados mediante esta técnica, de formas irregulares y asimétricas —fruto de su peculiar proceso de producción—, van mucho más allá de su función práctica, ya que condensan los valores propios de la ceremonia del té, conocida como wabicha o chanoyu. El motivo es claro: para un budista, cualquier objeto de la vida cotidiana es capaz de conducirnos a la iluminación.

A pesar el uso ritual de la cerámica en las ceremonias budistas fue un hábito importado de China, el raku es una invención puramente japonesa. Nacido hacia 1580 en Kioto de la mano del maestro Sen-no Rikyu, esta primera escuela de artesanos se ocupaba de la elaboración de objetos destinados a la ceremonia del té, especialmente los cuencos o chawan.

Estos recipientes se modelaban artesanalmente y se caracterizaban por sus formas austeras y simples. La asimetría de cada pieza, derivada de su fabricación manual, busca transmitir sensaciones táctiles a través del contacto de los dedos con la rugosa superficie del bol. Esto sirve para preparar los sentidos para la meditación. Además, la suavidad de la pasta empleada y su forma, que se adapta perfectamente a la palma de la mano, son dos de las razones por las que la cerámica raku ha gozado siempre de una gran aceptación.

Información útil

Preparando el viaje
Documentación necesaria

Para viajar a Japón, sólo necesitas presentar un pasaporte en regla. Si tu estancia es inferior a 90 días y no es por motivos laborales, no necesitarás tramitar ningún visado.

A tu llegada al país, te tomarán una fotografía y las huellas dactilares en el aeropuerto, como ocurre en otros países como Estados Unidos. No obstante, los menores de 16 años, los miembros del cuerpo diplomático o residentes con una acreditación oficial y las personas que visiten Japón invitados por el responsable principal de una institución oficial estarán exentas de realizar dicho trámite.

En caso de pérdida o robo del pasaporte, debes ponerte en contacto con la embajada española en Tokio, situada en 1-3-29 Roppongi, Minato-ku, Tokio 106-0032.

Vacunas y salud

No se exige ninguna vacuna para entrar en Japón.

En cuanto a las condiciones sanitarias, éstas son similares a las que hay en Europa, aunque en ocasiones se producen casos de intoxicación por la ingesta de alimentos crudos, especialmente en verano. Por eso, para estancias cortas, es recomendable contratar un seguro de viaje, ya que la atención médica en Japón es excelente, aunque bastante cara.

Por otro lado, las autoridades niponas han adoptado medidas para impedir el acceso al mercado de alimentos que puedan contener niveles de radiación por encima de los permitidos (puedes consultar sus mediciones en la página web del Ministerio de Educación, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón: http://www.mext.go.jp/english/). Sin embargo, recientemente se han detectado partidas de carne de vacuno contaminadas por forraje de las zonas afectadas. A pesar de que se han retirado del mercado inmediatamente, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de nuestro país aconseja no consumir ese tipo de carne por el momento.

Ropa y material recomendados

Dado que el clima que encontrarás en Japón variará notablemente en función de la zona que visites, debes tener muy presente las regiones que vas a recorrer a la hora de hacer la maleta. Si te diriges al centro de la isla de Honshu o al sur del país, te recomendamos que cojas de tu armario ropa ligera (camisetas de manga corta y shorts) y, en el caso de que tu estancia coincida con el invierno, prendas de abrigo. En cambio, si tienes intención de desplazarte al norte de Honshu o a la isla de Hokkaido, deberás optar por ropa gruesa, incluso si tus vacaciones son en verano.

Asimismo, aunque tu destino sean las áreas más meridionales del archipiélago, como Okinawa, no dejes de llevar contigo una chaqueta fina o un suéter si tu viaje tiene lugar entre marzo y mayo o entre septiembre y noviembre, ya que por las noches puede refrescar.

Por otro lado, también es recomendable tener a mano un impermeable o un paraguas plegable, sobre todo si vas a realizar tu visita entre mayo y octubre, la época más lluviosa del año.

Por otro lado, como en cualquier otro desplazamiento de larga distancia, no está de más incluir en tu equipaje un botiquín de primeros auxilios, o al menos, los medicamentos sin receta más habituales: antipiréticos, analgésicos, pastillas contra el mareo, etc., ya que adquirirlos en Japón puede resultar costoso y, para un extranjero, problemático.

Diferencia horaria

La hora oficial en Japón a lo largo de todo el año es GMT+9. Por lo tanto, son ocho horas más que en la España peninsular y Baleares durante el horario de invierno (de finales de octubre a finales de marzo) y siete horas más durante los meses restantes.

En el destino
Moneda

La moneda oficial de Japón es el yen (¥). Aproximadamente, un euro equivale a 144,35 yenes. En la actualidad, existen billetes en circulación de 1.000, 2.000 (aunque difíciles de ver), 5.000 y 10.000 yenes, y monedas de 1, 5, 10, 50, 100 y 500 yenes. Las monedas de 1 yen son de aluminio, mientras que las de 5 y 50 yenes tienen un agujero en el medio.

Por otro lado, las tarjetas de crédito más habituales se pueden utilizar como forma de pago en la mayoría de establecimientos del país. Además, su uso es muy común en las grandes ciudades, como Tokio, Kioto u Osaka. No obstante, ten en cuenta que la mayoría de los cajeros automáticos no aceptan tarjetas de crédito extranjeras. Para saber dónde puedes obtener efectivo, busca los logos de Cirrus y Plus en las entidades financieras y pide asesoramiento a tu banco antes de realizar tu viaje.

En cualquier caso, dado que la tasa de criminalidad en Japón es muy baja, llevar encima dinero en metálico es mucho menos arriesgado que en Europa o América.

Finalmente, por lo que respecta a los cheques de viaje, éstos pueden canjearse en las entidades bancarias autorizadas, en las oficinas de correos y en los grandes hoteles y centros comerciales.

Idioma

El japonés es el idioma oficial y, en general, la única lengua hablada en Japón. En algunas ciudades como Kioto y Osaka se utiliza una variante del mismo, aunque el estándar japonés (el que se emplea en la capital, Tokio) se ha popularizado en todo el país gracias a la televisión, la radio y el cine.

A pesar de que, fuera de los hoteles, son muy pocos los japoneses que dominan el inglés o alguna otra lengua extranjera, la población suele mostrar una gran disposición para ayudar y orientar a los turistas, por lo que, con un poco de buena voluntad (y gestualidad), se puede salvar la barrera idiomática. En cualquier caso, te aconsejamos que lleves contigo unas tarjetas con las preguntas más frecuentes.

Electricidad

En Japón, la corriente eléctrica es de 100 voltios, una tensión que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Asimismo, en Tokio y en el este del país la frecuencia es de 50 Hz, mientras que en las ciudades situadas en la parte occidental (como Kioto u Osaka) es a 60 Hz. Por lo que respecta a los enchufes japoneses, éstos son planos y con dos clavijas, como en Norteamérica. Por eso deberás llevar contigo un adaptador, o bien adquirir uno en cualquiera de las muchas tiendas de electrónica que hay en el país.

Tasas del país

No hay que abonar ninguna tasa para salir de Japón.

Compras

Sin duda, los artículos más típicos son los gadgets: teléfonos móviles de última generación, tabletas, ordenadores portátiles, cámaras fotográficas, reproductores de MP3 o MP4, etc. A su vez, también son muy populares los productos de artesanía lacados y esmaltados, así como las perlas. También puedes llevarte a casa uno de los tradicionales kimonos de seda a medida con su correspondiente obi, a pesar de que no resultan precisamente económicos. Igualmente, merece la pena hacerse con una ningyo, las hermosas muñecas japonesas tradicionales, o con una máscara teatral. Si pasas por Hakone, no dejes de adquirir las yosegi-zaiku o cajas mágicas, elaboradas siguiendo una técnica de marquetería única. Y si lo tuyo son los samuráis, puedes comprar una katana, aunque debes tener en cuenta que no te permitirán viajar con ella como equipaje de mano. Por descontado, los aficionados al manga tienen a su disposición un amplio abanico de cómics, libros, objetos y muñecos relacionados con este singular universo. No obstante, para los que busquen obras pictóricas más tradicionales, lo mejor es decantarse por los coloridos ukiyo-e, grabados que representan a actores teatrales o geishas.

Aduanas

Se pueden sacar del país sin recargo 500 gramos de tabaco (o 400 cigarros o 100 puros), tres botellas de 760 ml de alcohol, perfume (hasta 60 ml) y regalos y recuerdos por un valor máximo de 200.000 yenes (equivalentes a unos 1.385 euros). Sin embargo, debes de ser mayor de 20 años para poder llevarte a casa estos artículos.

Por otro lado, en Japón se aplica la libre circulación de divisas.

Logitravel.com

Más de 2 millones de pasajeros nos confiaron sus vacaciones en 2023. ¿Los motivos?

  • Amplia gama de productos
  • Navegación rápida, sencilla y amena
  • Confirmación online de tu reserva
  • Importantes descuentos por Venta Anticipada
  • Los mejores Chollos de Última Hora
  • El mejor servicio de atención al cliente