Ir a la home de Logitravel.com

Escapada Mercadillo de Navidad en Milán con tour

Milan Navidad

Mercadillo de Navidad en Milán recorriendo la cuidad a pie

Milán, Italia

Desde 3 días / 2 noches

Entradas incluidas

La escapada incluye

  1. Escapadas
  2. Mercadillos de Navidad
  3. Mercadillo de Navidad en Milán recorriendo la cuidad a pie
Descripción: Mercadillo de Navidad en Milán con tour

¡Siente unas Navidades únicas en Milán! Si eres un amante de los productos de artesanía, del vino caliente y del olor a canela y chocolate, no puedes perderte sus mercadillos navideños. Te damos unas ideas: el de Piazza Duomo, Piazza Castello o Piazza Dei Mercanti. Una ciudad cosmopolita, conocida como la ciudad de la moda, y verdaderamente cuenta con las boutiques de los mejores diseñadores y marcas de lujo a nivel mundial. Sin embargo, Milán ofrece mucho más al visitante. Numerosos bellos rincones, barrios medievales, un lugar repleto de leyendas, arte, canales, una gastronomía espectacular, en fin… ¿ya te has decidido a descubrir esta encantadora ciudad?, sigue leyendo y verás el planazo que te hemos preparado en esta escapada navideña.

No te puedes perder ...

No puedes irte sin subir al tejado del Duomo y pasear por él mientras observas Milán desde la cima. Podrás ver de cerca los pequeños detalles arquitectónicos, y si hace buen día, podrás divisar los Alpes a lo lejos. Una experiencia realmente espectacular. Además, este tejado no sólo se puede visitar, sino que en ocasiones se realizan conciertos con los oyentes sentados en la bóveda.

La Iglesia de San Bernardino alle Ossa, un templo que cuenta con una extraña y macabra decoración de una de sus estancias, compuesta a base de huesos humanos. Un osario de estilo rococó que contiene cientos de restos humanos y por supuesto repleto de leyendas.

Si eres aficionado al futbol no puedes dejar de visitar el Estadio Giuseppe Meazza, también conocido como San Siro, el estadio de los legendarios y rivales Milán e Inter.

Mercadillo de Navidad en Milán recorriendo la cuidad a pie
día

1

¡Bienvenido a Milán!

Realiza el check-in en el hotel, coge tu cámara de fotos y prepárate para capturar lo mejor de la ciudad.

Conocida como la ciudad de la moda, Milán es una de esas ciudades con un encanto especial. Es moderna a la vez que bohemia, cosmopolita e histórica a partes iguales, y descubrir todos sus puntos es un verdadero placer.

Si dispones de tiempo tras tu llegada, te aconsejamos dirigirte a la Piazza del Duomo, el corazón de la capital y rodearte del bullicio de gente admirando la impresionante catedral y los edificios históricos que la envuelven. Puedes continuar paseando por el Cuadrilátero de la moda, y darte algún que otro capricho en las fabulosas tiendas, o simplemente asombrarte con sus escaparates que son todo un espectáculo.

¿Y te apetece comer algo? Acércate a Luini y anímate a probar los típicos panzerotti, unas empanadas rellenas de tomate y mozzarella. Se encuentra junto al Duomo y es uno de los lugares más frecuentados por los milaneses, ¡te encantará!

día

2

Lo mejor de Milán a pie

Acompáñanos a conocer cada rincón de esta maravillosa ciudad, en una ruta a pie que hemos organizado para ti y sin colas. Comenzaremos el recorrido de la excursión, que incluye tu escapada, visitando el Duomo, una imponente catedral de estilo gótico que se empezó a construir allá por el 1386, y no se terminó hasta 6 siglos después. Exploraremos esta joya descubriendo todos los secretos que guarda en su interior. Nuestra siguiente parada será la Galería Vittorio Emanuele, un centro comercial histórico con una belleza arquitectónica envidiable. Desde el centro de la galería, mirando hacia arriba contemplarás el increíble techo de cristal. Y algo que muy pocos saben, es que se puede pasear por la terraza, ¡imagínate que vistas más espectaculares! Es tan especial que ha servido de inspiración para otras galerías europeas como la de París o Bruselas. Cruzando la Galería encontramos la Plaza de la Scala y uno de los teatros de ópera más importantes del mundo. El Teatro de la Scala de Milán que ha sido testigo de numerosas obras y grandes voces de la música clásica. Además, el teatro posee un museo compuesto por una exquisita colección de retratos, trajes, partituras e instrumentos musicales. También, se puede visitar el vestíbulo y contemplar el teatro desde los pequeños palcos en terciopelo rojo considerados, antiguamente, para la alta sociedad.

Tienes la tarde libre para visitar los mercados navideños de Milán o puedes dirigirte al barrio de los Navigli. El barrio de los canales, el más alternativo de la ciudad, siempre lleno de gente y que no te dejará indiferente. No hay mejor plan que sentarte en unas de las terrazas, tomar algo y disfrutar de las vistas de este maravilloso barrio y sus pintorescos canales, que, como muchas otras cosas, le debemos al genio Leonardo Da Vinci que las inmortalizara. Podrás cenar, tomar alguna copa y porque no, ¡un poco de fiesta!

día

3

Aprovechando hasta el máximo el último día

Tras un reconfortante desayuno, hoy te sugerimos que aproveches hasta que sea la hora de regresar a casa. Te sugerimos que visites uno de los símbolos de la ciudad, El Castillo Sforzesco (entrada no incluida en tu escapada). Una gran fortaleza construida en 1368, que ha servido de residencia a los diferentes duques de Milán, casi destruido en varias ocasiones, y testigo de momentos históricos. En la actualidad, sus muros acogen diferentes museos entre los que podemos encontrar algunas de las mejores piezas del Renacimiento, además, es un lugar abierto al público y sede de importantes celebraciones. Recomendamos visitar todos los museos, pero antes debes contemplar el edificio y sus imponentes torres, y pasear por sus patios que te transportarán a otra época. Y una vez termines la visita, da un paso más y descubre el Parque Sempione, justo detrás del castillo. Un maravilloso jardín de estilo inglés con enormes extensiones de césped. Túmbate bajo el sol, haz un picnic a la sombra de uno de sus cientos de árboles, un paseo al lado de la laguna con patos y cisnes, o adéntrate en el mundo submarino visitando el Acuario Cívico de Milán. Encontrarás también, un anfiteatro en el que se celebran conciertos de música o actividades de deporte y el impresionante Arco della Pace. Un arco de triunfo de 25 m de altura que empezó a construir Napoleón a principios del siglo XIX. ¡Relájate y disfruta de esta gran joya!

Te puede interesar